Fernando Navia Meyer

Imágenes, palabras y números

El antes, ahora y siempre de la trilogía de la comunicación visual.

Presionando y desplazando los dedos en las pantallas táctiles de los dispositivos fijos y móviles, se despliegan una serie de signos diversos por forma, tamaño y color, entre otros. Se «abre» el programa elegido mostrando signos, letras y números que representan hojas de papel, archivadores, lápices, carpetas, borradores, documentos, fotografías y un catálogo infinito de instrumentos, objetos e ideas.

En la cocina del hogar hay una variedad de empaques de diversas formas, tamaños, materiales, colores, textos y números, que contienen productos alimenticios. En la biblioteca familiar, portadas de CDs, libros, revistas, periódicos y otros documentos conteniendo textos, números e imágenes. En la calle, vehículos del transporte público con formas, colores, cifras y textos adheridos. Camino al trabajo se observan innumerables letreros con nombres de calles y flechas, letreros gigantes con imágenes y textos que cuelgan en algunos edificios, luces de color rojo, amarillo y verde, líneas blancas y amarillas pintadas en las calzadas, letreros de madera escritos con tiza, letreros metálicos dispuestos en la vereda en forma de «v» invertida con letras y cifras. Una marcha numerosa de obreros pasa por la calle llevando telas y pancartas con palabras y dibujos de varios colores, además de coloridas banderas.

Se paga el valor del viaje con un papel que contiene cifras, imágenes y palabras. Caminando por la calle, más letreros de diversos materiales, colores, letras anunciando que ahí se vende comida, al lado helados, ropa, una peluquería.

En el gigantesco aeropuerto de Amsterdam circula una impresionante cantidad de personas de diversos tamaños, colores y formas de vestirse, se ven letreros por todas partes en idioma holandés e ingles, con flechas, signos y cifras. Otra vez letreros de tiendas, cafeterías, restaurantes, librerías, perfumerías, llenas de objetos con letras, colores, formas, tamaños, estilos y materiales diversos.

En el mostrador de la línea aérea una amable asistente indica con gestos a la gente que obtenga de una máquina su pase a bordo. Pantalla con signos, letras y cifras que entrega un papel con signos, palabras y cifras. Pasaporte que contiene textos, cifras y fotografías. Ya en el avión se ven números y letras que representan las sillas de cada pasajero, y detrás de ellas pantallas con imágenes, cifras y palabras. En Estrasburgo otra vez letreros, cifras, palabras en francés y signos, lo mismo en París, Barcelona, San Pablo; cifras, palabras, signos, imágenes, formas, colores, tamaños, estilos, en lenguaje catalán, ingles, portugués y español.

En cualquier hogar, espacio público o privado de cualquier parte del mundo se encuentran signos, cifras y palabras. No existe un espacio, por más pequeño que sea, donde no se encuentre lo mismo. Cada ser humano lleva signos, cifras y palabras en su ropa y en su piel. Lo que es común a cada uno de los espacios descritos es eso: signos, números y palabras, sin los cuales, estos espacios carecerían de sentido para la gente. Los espacios virtuales de las pantallas funcionan de forma análoga a través de números, imágenes y palabras.

La función esencial de esta trilogía de signos es comunicar. Son creaciones culturales para que la gente se comunique y logre algo a través de esa comunicación específicamente visual. Segunda característica esencial de la trilogía: fueron hechos para mirar (con el cerebro) y cumplir unos fines: informar, nombrar, educar, orientar, identificar, reconocer, diferenciar, advertir, prevenir, seducir, persuadir, entre otros. Las palabras y los números también se pueden decir y escuchar, pero los signos e imágenes no se dicen ni se escuchan; solo se ven, están hechos para el ojo.

Un comerciante cuelga una pizarra en la entrada de su comercio anunciando la venta de comida, con signos manuscritos a tiza.

Los ciudadanos se identifican con su pasaporte o cédula de identidad a través signos: retrato, nombre y apellido, número de identificación, nacionalidad, fecha de nacimiento y firma, entre otros. Esta identificación, además de diferenciar el país de procedencia, sirve para cumplir responsabilidades administrativas y jurídicas.

Billetes y monedas o tarjetas plásticas, sirven para realizar transacciones económicas como comprar o vender. Las señales de tráfico prohíben, previenen, informan, reglamentan o advierten en las calzadas y vías, para que conductores y peatones circulen en orden; la señalética en aeropuertos, centros hospitalarios y supermercados son útiles para orientar e informar a la gente, con imágenes, signos, números y palabras.

Libros, revistas, periódicos, vallas publicitarias, páginas de Internet, folletos, manuales, catálogos, letreros, pantallas, etc., contienen palabras, imágenes y cifras, comunicando visualmente con diversos fines.

Las empresas e instituciones, productos y servicios no podrían identificarse, diferenciarse, ser reconocidos y memorizados sin un nombre y una marca gráfica que las represente. Todos los países del mundo utilizan banderas, himnos y escudos para identificarse e identificar a sus ciudadanos.

Los hombres de todas las culturas siempre se ha guiado por signos, y así seguirá siendo mientras nuestra comunicación dependa de números, palabra y signos. Desde los trazos rituales y utilitarios de las cavernas, hasta las piedras convertidas en apachetas en los caminos, después sustituidas por cruces cristianas e imágenes de adoración, hasta las actuales señales viales digitales luminosas en las autopistas o, los íconos de escritorio de dispositivos móviles y computadoras, el ser humano ha utilizado signos para comunicarse.

Lo que es común a todos ellos, pese a sus diferentes usos, denominaciones, formas, colores, materiales, soportes, tecnología, situaciones, entornos y contextos, es la necesidad de comunicar visualmente algo a alguien. Sin la comunicación visual la sociedad no podría existir. De ésta experiencia histórica ha nacido la comunicación visual, campo de conocimientos que ha evolucionado con y por el ser humano.

Author
Fernando Navia Meyer Ciudad La Paz

Published on 08/03/2017

IMPORTANT: This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Instead, we suggest and value a partial reproduction, also including the name of the author, the title and the source (FOROALFA), a link to this page (https://foroalfa.org/articulos/imagenes-palabras-y-numeros) in a clear and visible place, inviting to complete the reading.

Related

Illustration:
Joan Costa
Author:

Joan Costa

Title:

Los zapatos, Picasso y la TV

Synopsis:

La metáfora, sacada de contexto, puede dar lugar a grandes confusiones. Por ejemplo: que no se distinga claramente la diferencia entre coste y valor o entre medio y mensaje.

Votes:
17
Comments:
1
Followers:
2024
Idioma:
ES
Illustration:
Sebastián Vivarelli
Author:

Sebastián Vivarelli

Title:

Recuerdos del futuro

Synopsis:

Mundos imaginados por el cine de ciencia ficción, fantasías devenidas cartel.

Votes:
53
Comments:
20
Followers:
273
Idioma:
ES
Illustration:
Norberto Chaves
Author:

Norberto Chaves

Title:

Verbal/no verbal como polaridad identificatoria

Synopsis:

El papel de lo tipológico en la referencia a la identidad.

Translations:
Read in english Read in portuguese
Votes:
116
Comments:
23
Followers:
2835
Idioma:
ES
FOROALFA ISSN 1851-5606 | Contactar | Publicidad | ©Luciano Cassisi 2005~2017