Hacer respetar la profesión

La percepción de la profesión del diseño por parte del público es responsabilidad de los diseñadores. Somos nosotros mismos quienes tenemos un respeto muy «relajado» hacia ella.

Ingrid Gutiérrez, autor AutorIngrid Gutiérrez Seguidores: 11

Sergio Carlos Spinelli, editor EdiciónSergio Carlos Spinelli Seguidores: 11

Usualmente cuando una persona pregunta «¿a que te dedicas?» o «¿cual es su ocupación?», respondemos orgullosos «soy ilustrador» o «soy diseñador», y nos enfrentamos a las preguntas obligadas ante cualquier persona que no se desenvuelva en el medio de la comunicación visual: «¿Me lo puede repetir?... no le entendí. ¿Dijo ilustrador?, ¿qué hace un diseñador?» y «¿esos qué hacen?». Comenzamos nuestra explicación lo más sencillo que podemos y rápidamente concluyen en que hacemos «monitos», dibujamos bien o sabemos usar Photoshop.

En un problema parecido se encuentra nuestra actividad profesional en general, el diseño gráfico (la ilustración es parte de ese rubro y el de las artes). No hace mucho leía una publicación similar a la idea que planteo en ese artículo respecto a los diseñadores gráficos. Decía la autora Cecilia Vega en su artículo «Invisibilidad profesional»:

«¿Cómo podemos pretender ser valorados si la gente no sabe quienes somos y qué podemos hacer? [...] Claramente hay un problema entre nuestra identidad y nuestra imagen, de la cual no nos estamos haciendo cargo».

Estas afirmaciones y la situación antes planteada invitan a recapacitar acerca de qué estamos haciendo mal. ¿Cómo es que esto rara vez ocurre en otras profesiones? La respuesta no es simple pero es clara. ¿Qué hacen otros profesionales que nosotros no? La gente no pregunta dos veces a un abogado o a un doctor a qué se dedican, ya que son profesiones más reconocidas. ¿Pero qué las hace más reconocidas?

La imagen y el profesionalismo

Veamos el caso de un abogado. Su profesión es altamente respetada pues es bien conocido que en su ámbito se saben desenvolver cual serpiente sobre la presa: son eficaces, y esta característica la emplean con sus colegas, empleadores y clientes por igual. Generalmente andan por lo menos presentables y generalmente de traje, responden cuando los llamas con respeto licenciado como si se tratara de sinónimo de abogado.

Lo mismo ocurre con el mal denominado doctor —quien es en realidad un médico, ¿pero quien se lo refuta?—. Esto responde a otra característica que poseen estos profesionales. Parte de su estrategia, además de saber hacer su trabajo como fieras, venderse bien o su pulcritud, consiste en el respeto que inclusive entre ellos se profesan. En las facultades los alumnos son especialmente respetuosos con sus profesores y una falta de respeto de cualquier índole por parte de un estudiante es castigada dentro de la sociedad escolar, los mejores profesores son tratados como «vacas sagradas», es un honor ser adjunto de alguna de estas eminencias o ser considerado para trabajar con ellos. Todo esto en el terreno laboral se traduce en un amplio respeto generalizado entre colegas y hacia la profesión. Si se llega a dar una crítica profesional entre médicos, no será ante un paciente.

Mejorar nuestro ámbito profesional

  • Saber presentarse. En los ámbitos creativos es muy común cruzarse con profesionales, sean pasantes o licenciados. Maestros o doctores que igual pasan por limpia-parabrisas. Los abogados saben muy bien por qué se visten como se visten, decía mi abuelo, «como te ven, te tratan», y por más que nos duela, es verdad. No digo que vistas tu mejor traje, si lo quieres adelante, pero a tu propio estilo has sentir tu presencia: unos jeans con Converse y saco, una perfumada a tus rastas, un retoque a tu tinte rosa, un piercing nuevo, somos creativos y conocemos el valor de la marca. Tú eres tu propia marca, sácale provecho.

  • Saber venderse. A muchos de nosotros no nos vendría mal un curso de ventas, saber cómo promocionar nuestros servicios y cómo cobrarlos. No viene de más ver algún que otro vídeo de cómo llevar negocios, finanzas, emprendedores, trabajo por nuestra cuenta o búsqueda exitosa de empleo, etc. A final de cuentas, por distintos que seamos respecto a los demás, siempre buscamos las mismas cosas al adquirir un servicio o contratar a alguien: ganar/ganar. Hazle ver al mundo lo que tienes para ofrecer a través de tu lenguaje, tu presencia en medios electrónicos, tu CV y tu Book o Demo Reel.

  • Respetar a los colegas. Muchas veces, en nuestra necesidad de vendernos, nos saltamos el respeto hacia nuestros colegas. Si un médico no posee el conocimiento para tratar una enfermedad, no dirá que lo sabe o que él es a quien necesitas, ni regresará corriendo a casa para revisar sus apuntes o verá el tutorial de como curar el Lupus en tres sencillos pasos, ni buscará el modo de quedarse con el trabajo. Respetuosamente te enviará con un profesional especializado en el tema. Hay que decirlo como es: «yo no sé de diseño web», «yo hago 3D pero no animación», «yo no me especializo en ilustración», pero puedo recomendarle a un especialista en el tema. Así respetas la profesión, quedas bien con tu cliente y le das la oportunidad a un colega con talento. ¿Qué que ganas haciendo esto? A la larga el reconocimiento de tu profesión, a corto plazo alguien puede hacer lo mismo por ti.

  • Respetar la profesión. Últimamente he escuchado una queja muy común entre diseñadores, respecto a las oportunidades de trabajo profesional. Lo cierto es que ya no son escasas, al contrario, abundan. El problema es que «quieren que sepas hacer de todo y te pagan una miseria». Al aceptar un trabajo con miles de requisitos, en el cual te contratan por que eres el que más se acercaba al perfil de 150 requerimientos, entre los cuales se destacan vender tu alma al diablo, olvidarte de tu vida personal, trabajar 24 horas al día, ser una enciclopedia andante de programas de diseño y 5 años de experiencia en puesto similar, ¡le estás faltando el respeto a tu profesión y a ti mismo! Si el puesto no es lo que tú y tu profesión merecen, sencillamente no lo tomes ¿De qué otro modo comprenderán los empleadores que están abusando? Del mismo modo si eres freelance y el cliente no quiere pagar lo que cuesta tu trabajo, no lo aceptes. Recuerda que una de las delicias de trabajar por tu cuenta es decidir con quién trabajas y con quién no.

Debemos meditar acerca de esta cuestión. Deja tu opinión ya que esa es la mejor conclusión que podemos dar a estos temas.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
31
Votos:
97

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Hacer respetar la profesión

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 23/10/2013

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Jenny Rodriguez
0
Oct. 2013

Me parece que no se deben crear estereotipos con el asunto de como vestirse:-unos jeans con Converse y saco, una perfumada a tus rastas, un retoque a tu tinte rosa, un piercing nuevo, somos creativos y conocemos el valor de la marca. Tú eres tu propia marca, sácale provecho-

veo la fiel imagen que tiene en la mente la gente del diseñador y no me parece que se juzgue porque no "vistas como diseñador" No hay "estilo" para un abogado o un doctor, no debemos dejarnos llevar por cuestiones de estereotipos y parecer "creativos" por la forma de vestir.

0
Retrato de Ingrid Gutiérrez
11
Oct. 2013

Hola Jenny gracias por tu opinión, es solo un ejemplo lo de la ropa o las rastas una bromita de como nos ven, lo importante es que si no nos respetamos como diseñadores nadie va a venir a darnos ese respeto, muchos de mis amigos son diseñadores de muchas escuelas especializados en muchas cosas y con muchas personalidades distintas, hay algo en comun entre nosotros no estamos de acuerdo con como nos ven el diseñador es siempre "el diseñador" se sorpernden cuando les dices que tienes tu titulo, así como en lo personal si no te das a respetar el respeto no llegará a ti solo.

2
Retrato de Pier Alessi
26
Oct. 2013

Trabajo en una institución donde se usa flux e igual no respetan tu profesión

0
Responder
Retrato de Alejandro De Althaus
2
Dic. 2013

Pienso que esta problemática existe hace mucho tiempo, sin embargo, con el pasar de los años ha comenzado a ser valorada aunque sea de poco a poco. Por lo menos en la ciudad de Guayaquil, la cual no tiene como característica ser una ciudad con un alto nivel cultural, suelen ocurrir estas interrogantes sobre nuestra profesión, en comparación a otras profesiones.

0
Retrato de Andrea Gutierrez
1
Feb. 2014

en eso tienes mucha razon.. tenemos el mismo problema. en la ciudad de Quito... pero .. poco aun hay q hacer respetar. la hora de trabajo .. como freelance.. con tus clientes.. asi uno se gana el respeto.. poco a poco

0
Responder
Retrato de Diego Martínez
0
Oct. 2013

Cordial saludo, muy interesante el artículo, pero en mi caso el respeto me lo gane en una compañía multinacional durante 23 años de entrega a ella, en la cual pasaron muchos diseñadores con supuesta mente las últimas tendencias, pero no aguantaron la carga de estar realizando un sin número de piezas y diseños encaminadas a diferentes tipos de negocios, lo que para una Compañía no es hacer dibujitos sino es ser multidiseño. La experiencia en el campo y la AUTORETROALIMENTACIÓN CONSTANTE fueron mi gran escudo.

2
Retrato de Ingrid Gutiérrez
11
Nov. 2013

Hola Diego, es muy admirable que te hayas ganado ese respeto, pero parte del mismo es no tener que ser un todologo o como dices multidiseño para recibir el sueldo que otros profesionistas reciben solo por el título y esa es una batalla que se gana cuando no se aceptan esas condiciones, que en mi opinion son extremas, pero si eso no es una generalidad tendremos que seguir haciendo de todo, teniendo disponibilidad de 24/7 para recibir el respeto que por el hecho de ser profesionales titulados con experiencia y talento ya hemos ganado, slaudos!

0
Responder
Retrato de Nancy Burelo
0
Oct. 2013

Todo inicia en respetarnos a nosotros mismos, de ahí todo se da más fácilmente, el valor que le damos a lo que hacemos se ve reflejado en lo que la gente puede llegar a valorarla. Me gustó mucho el artículo. ¡Saludos!

1
Retrato de Maria Paula Valarezo
3
Dic. 2013

Concuerdo contingo Nancy, respetarnos a nosotros mismos para que nos respeten y así comenzar a reflejar lo que queremos lograr

0
Responder
Retrato de Pier Alessi
26
Oct. 2013

Excelente tema, es curioso como hay mucha ignorancia en el ambiente sobre los "dibujitos" que hacemos, he estado en reuniones de proyectos con profesionales de otras áreas y es triste como te presentan como "Embellecedor" o "Maquillador" del proyecto y cuando exiges datos para el briefing te miran como: ¿y a este que le incumbe? si él sólo pone esto "mas bonito y ya", ¿por qué se preocupa si la rayita está más acá o allá?, Es como si les costara entender que somos comunicadores visuales, que vendemos un valor, un concepto.

3
Retrato de Yoahim Castellanos
0
Yoahim Castellanos
Oct. 2013

Estoy completamente de acuerdo !

1
Responder
Retrato de Roberto Martínez Garza
18
Jul. 2016

Ingrid: Estupendo artículo, la piedra angular de cualquier tertulia entre diseñadores quejosos, ¡qué los habemos! Es un error pensar que el perfil de diseñador que detallas acertadamente se da sólo en México, no, el mundo está lleno de estos diseñadores todólogos. En España similares quejas tienen de estos profesionales; y en cuanto al aspecto de ellos no podría estar más de acuerdo. Nuestra característica creativa no está peleada con un buen perfume, una buena loción y unos zapatos bien lustraditos. Compartiré tu artículo entre mis colegas, a ver a qué conclusiones llegamos. Saludos.

0
Retrato de Ai-Lin Lama
6
Dic. 2013

Estoy de acuerdo contigo, debemos hacer respetar nuestro trabajo y darlo a conocer de buena manera, no por estereotipos que ha creado la sociedad. Muchas personas piensan de los diseñadores que son uno hippies o rebeldes y realmente no es así. O lo que suelen pensar cuando dices que eres un diseñador es: "AH! entonces sabes dibujar!", muchas personas no saben TODO el proceso y el trabajo que es ser un diseñador, no solo dibujar o hacer cosas "bonitas". Hay que empezar a darle una buena imagen al diseño.

1
Retrato de Maria Paula Valarezo
3
Dic. 2013

Concuerdo contigo, algunas veces por caer en el cliché de que estamos dentro de una profesión «creativa», puedes ver en la sala de espera para una entrevista, a algunas personas prácticamente disfrazadas de hippies. Cómo queremos que traten nuestro trabajo con seriedad si ni nuestra apariencia lo evoca? . Seamos respetuosos, con nuestro trabajo, con nuestra profesión, clientes y con nosotros mismo. Ya paremos de tantas quejas sobre que nuestra profesión es desvalorizada y no pagan bien y comencemos a actuar, pensar e incluso vestirnos como quisiéramos que sea.

0
Retrato de Emilie Bibliowicz
0
Dic. 2013

Parte de nuestro trabajo es hacerlos valorar y respetar. Si uno de nosotros deja que el cliente o los demás no lo respeten, esa persona va a seguir haciendolo con los demás, es una cadena que tenemos que cortar. Debería de ser parte de nuestra ética de trabajo no sólo por nosotros, sino por nuestros colegas, nuestros futuro laboral y nuestra dignidad.

0
Retrato de Luis Javier García Rodríguez
0
Dic. 2013

Considero que tienes toda la razón, a veces los diseñadores creemos que somos todólogos, ya que en nuestra formación no enseñan los diferentes programas y herramientas para desempeñarnos en el ámbito profesional, pero esto no quiere decir que tenemos que hacer todo, tenemos que ver que nos gusta, para que tenesmo más facilidad y aptitudes, si es ilustrar, páginas web, etc. Debemos recordar que el que mucho abarca poco aprieta, calidad no cantidad.

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo