Etimología de la marca de producto

Una manera de comprender la denominación de productos, servicios o compañías, fundamentada en el caso Volkswagen.

Lucas Nikitczuk, autor AutorLucas Nikitczuk Seguidores: 54

Martín Comoglio, editor EdiciónMartín Comoglio Seguidores: 38

A la hora de pensar un nombre para un producto, un servicio o una compañía, hay varios recursos a los que se puede recurrir. Desde la simple diferenciación con respecto a la competencia, hasta uno que sea descriptivo, o de fantasía —que ya veremos que no suele ser tan aleatorio como parece—, entre tantos otros recursos.

Es curioso ver cómo nombres que en primera instancia son atractivos y parecen únicamente creados con el fin de identificar a un determinado servicio, producto o compañía, tienen un trasfondo conceptual muy fuerte que está directa o indirectamente relacionado con lo que se intenta identificar.

Ahora bien, como ya fue expresado, los caminos para dar con estos nombres son muy variados. Se puede arribar a ellos desde brainstormings, metáforas, procesos internos, focus groups, hasta grandes mesas de debate. Particularmente quiero detenerme en el caso que la empresa Volkswagen ha desarrollado para sus productos Vento, Sirocco, y Bora, por un lado, y luego el Fox y Amarok, por otro.

Los vehículos Volkswagen, y más genéricamente los vehículos, son productos que apuntan a un segmento hoy en día en constante crecimiento, brindando movilidad con distintas características de confort, pero todas apuntando a la seguridad con el componente de velocidad y agilidad en conducción intrínsecos. Es decir, como una característica que no pueden dejar de lado. La velocidad y agilidad se puede transmitir desde varios puntos, siendo estos los que hacen particular a cada producto, dependiendo de qué manera se comunique. A partir de cómo se transmitan los conceptos de velocidad y agilidad se va a poder definir si ese producto tiene características propias respecto de otros de la competencia, del mismo modo que el producto resultará más atractivo para un tipo específico de consumidores. Me atrevo decir que Volskwagen consideró especialmente los conceptos de «velocidad» y «agilidad» a la hora de definir los nombres de los productos mencionados.

El primer grupo de productos —Vento, Sirocco y Bora—, son los que se definieron alineados al concepto de velocidad. «Vento», por ejemplo, coincide con la palabra «viento» en italiano. Por otro lado, el Siroco es un viento del sudeste, propio del mediterráneo, que viene desde el Sáhara y llega a velocidades de huracán en el norte de África y el sur de Europa. Y finalizando la terna, «Bora» es otro viento que se siente en Dalmacia, Istría, Trieste y el resto de la costa oriental del Adriático. Sopla con frecuencia, sobre todo en el invierno, llegando a producir ráfagas de 235 km/h.

En el segundo grupo —Fox y Amarok—, se utiliza la agilidad como atributo a destacar del producto. El Fox, un vehículo de ciudad, es la traducción literal de «zorro» en inglés, que habla de las características de un animal aguerrido, feroz y ágil. «Amarok» es el nombre que se utiliza en la mitología inuitel para referirse a un «lobo gigantesco» que caza y devora de manera solitaria —a diferencia de los lobos tradicionales que lo hacen en manada— a cualquier cazador que encuentra en la noche.

Es muy claro el proceso y selección que se usó para estos productos que, parecen simples nombres comerciales, pero cuentan con un origen etimológico que se adapta perfectamente al concepto del producto. Podemos concluir en que el uso de la etimología original de los nombres es una buena herramienta a la hora de tener que definir marcas, productos o servicios. Sin duda, es un criterio más que interesante a considerar en todo proceso de naming de producto.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
7
Votos:
28

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Etimología de la marca de producto

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 03/02/2014

Ilustración principal del artículo Qué vendemos los diseñadores
Qué vendemos los diseñadores Una anécdota profesional con un cliente que me ayudó a comprender qué es lo que los diseñadores tenemos para ofrecer realmente.
Ilustración principal del artículo Pensar más, diseñar menos
Pensar más, diseñar menos El diseño es un conjunto de tareas analíticas, de investigación y relevamiento, que sumadas a la experiencia del diseñador decantan en decisiones fundamentadas.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Edgar Hernandez Garcia
3
Mar. 2014

Siempre me ha parecido muy interesante el descubrir el origen de los nombres que en primer lugar me parecieron completamente arbitrarios, creo que es un proceso muy complejo pero que da muy buenos resultados, sobre todo cuando las personas encuentran el origen y con ello atributos que se hacen más evidentes en el producto o servicio.

Excelentes ejemplos.

0
Retrato de Lucas Nikitczuk
54
Abr. 2014

Gracias Edgar por comentar!

0
Responder
Retrato de Ana Pita
3
Feb. 2014

Es cierto que al momento de considerar o no un nombre para tu producto debe seguir una misma línea con los conceptos de los otros productos e imagen de la marca, que siempre guarden relación. Esto generará esa imagen integrada que busca una empresa como, en este caso, Volkswagen. También se debe considerar la pronunciación en diferente idiomas ya que marcas a nivel mundial se enfrentan a esto, como se escribe, si los consumidores verán reflejado ese concepto que se busca dar con ese nombre escogido, etc.

0
Retrato de Lucas Nikitczuk
54
Abr. 2014

Muy cierto lo que mencionas, siguiendo con la linea de VW, el que en Argentina se llama BORA en USA lo denominan GETTA, sera porque aquí la fonética de GETTA esta relacionado con la "mala suerte". Sea como sea siempre hay que ir mas allá.

0
Responder
Retrato de Camila Yanez Robayo
2
Abr. 2014

Muchas veces no nos damos cuenta de este tipo de cosas ya que estamos bastante acostumbrados a escuchar un sin número de nombres y marcas nuevas debido al acelerado mundo publicitario en el que vivimos. Sin embrago, es bastante gratificante conocer y detenernos un momento a pensar en el trasfondo y los procesos por los que pasan todos estos productos ya que hay miles de personas involucradas dentro de los procesos, ya sean de construcción y de difusión.

1
Retrato de Marimar García Vivas
1
Feb. 2014

Definitivamente el nombre en una empresa o producto es importante como identidad, podemos ver el caso de mismos productos de diferentes compañías y como porque una compañía al ser mas conocida en automático el producto de la otra línea lo llaman por el otro, en fin, existen muchos ejemplos.

Elegir el nombre en lo personal siento que es uno de los pasos mas complejos ya que como mencioné buscamos identidad, que las personas recuerden, presentación, etc.

1
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Feb. 2014

Hay otros argumentos a considerar en este tipo de empresas cuyos productos deben ser o parecer distintos cada año, o cada número de años. No se puede poner hoy en día el nombre que se te antoje, hay investigar que la competencia no tenga o haya tenido un vehículo con el mismo nombre. Año con año elegir un nombre se hace más dificil. Igual el diseño de autos, o tipografías, incluso logos, se ha hecho mucho más complejo y las demandas están a la orden del día. El otro problema es la internacionalización, la pronunciación en cada país y su significado en sociedades muy distintas. Claro es obvio.

1

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
1 julio

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología...

20 horas (aprox.)
1 julio