Educar diseñadores integrales

La formación académica de los diseñadores debe contemplar el entramado complejo de la comunicación.

Zalma Jalluf Buenos Aires
Followers:
18
Comments:
50
Votes:
77
Compartir:

La definición de la competencias del diseño, la delimitación de lo que significa proyectar, cíclicamente nos sumerge en un debate tal vez un poco sobredimensionado. Sin ánimo de polemizar entonces propongo empezar por preguntarnos qué es lo que proyectamos, y, en ese contexto, analizar el perfil de la formación del diseñador en nuestro tiempo reflexionando acerca de la conveniencia de «desespecializar».

No se trata de promover la falta de excelencia en el conocimiento de las materias estructurales que hacen al dominio del oficio del diseñador, sean estas instrumentales, conceptuales, humanísticas o retóricas, muy por el contrario lo que se pretende es cualificar su enseñanza para relativizar y hasta desconfiar de las respuestas dadas desde la individualidad y la segmentación de cada enfoque.

Veamos una escena cotidiana en un escenario real en el que concurren múltiples intereses y actores. Analicemos el aporte de nuestro oficio al contexto de las llamadas vías rápidas o autopistas urbanas. Por la forma en que están diseñados los sistemas de señalización de muchas autopistas latinoamericanas se deduce que los mismo especularn con el criterio de que el conductor conoce la ruta y el recorrido. Como si las señales estuvieran allí sólo para recrear la escenografía visual de una autopista, para reproducir pictóricamente el código. Es posible que cuando el usuario decida cambiar la rutina de su viaje tenga más posibilidades de no llegar a ningún lado.

Pero la mayoría de los accidentes de tránsito sobre estas vías ocurren por indecisión en bifurcaciones, por causas meteorológicas como lluvia o niebla, o por falta de visualización a tiempo de las advertencias o señales. A esta última razón la llamamos por lo común exceso de velocidad. En la Argentina, los accidentes por estos motivos constituyen una de las primeras causas de muerte. Como especialistas en diseño comunicacional, estudiosos de la legibilidad y la tipografía, sabemos lo mucho que podemos hacer para mejorar la seguridad de las autopistas. Pero cierta inercia hacia las soluciones gráficas nos impide ver, en ocasiones, los límites de las acciones gráficas. Como diseñadores debemos poder proyectar soluciones que incidan de manera inteligente en otros eslabones del sistema que llamamos contexto.

Por ejemplo, desde la misma noción de legibilidad, sería muy útil incidir en la determinación de la velocidad máxima en las autopistas y, posteriormente, en el diseño de una señalización acorde con ese parámetro de velocidad. En general, para diseñar un cartel se analizan soluciones a partir de las velocidades que pueden alcanzar los diversos tipos de vehículos en relación con la superficie del terreno, pero este mecanismo nos conduce a una ecuación peligrosa: ¿hasta qué punto el tamaño y la forma de las letras de los carteles podrán adaptarse a las posibilidades de autos cada vez más veloces? El sentido común indicaría que también la velocidad de los vehículos debería poder ser diseñada sobre la base del límite de la legibilidad humana a distancia. Siguiendo el mismo patrón de razonamiento, desde hace algunos años el diseño de los cd Discman contempla un límite de sonido que tiene que ver con la preservación de la audición del usuario y no con las posibilidades tecnológicas del objeto.

¿Qué implica la acción de proyectar?

Entonces, no se trata de embellecer los objetos basándose en un código, ni de ordenarlos de manera armónica en el paisaje; lo que debemos proyectar es la consecuencia que las posibilidades y características de cada objeto o comunicación desencadena en el funcionamiento del todo. Lo que debemos proyectar en espacio y tiempo son las consecuencias que ocasiona cada parte en la supervivencia del todo. La comunicación no puede ser utilizada para paliar o encubrir la peligrosidad intrínseca en el diseño de ciertos objetos o contextos.

Siguiendo esta línea de pensamiento, hacia 1980 los fabricantes de aviones Fokker le requirieron a la Universidad Tecnológica de Delft el rediseño de las instrucciones para el uso de las puertas de emergencia, porque la tripulación no lograba comprenderlas. Luego de varios ensayos y estudios, el equipo de la Universidad recomendó que para hacer comprensible y eficiente la comunicación del mecanismo era necesario... rediseñar las puertas. A veces no alcanza con responder a la funcionalidad (abrirse y cerrarse a tiempo) a través de una forma adecuada (mecanismo de las puertas). Lo que resulta esencial es prever las posibilidades de comunicación que se proyectan en el diseño de los objetos. Cuando se concibe un objeto lo que se proyecta es la comunicación del objeto. Y cualquiera que sea la especialización del diseño, lo que proyectamos es siempre comunicación.

Pero volvamos al diseño y a nuestra autopista. Diseñar implica en este caso aplicar un conocimiento visual o no visual para crear una solución que genere una mayor calidad (seguridad) en el contexto del transporte personal. Diseñar es inmiscuirse en todas y cada una de las nociones que intervienen en la caracterización de un contexto. Pese a la tan promocionada interdisciplina entre todas las áreas del diseño y la comunicación, la realidad es que la mayoría de las veces cada una se limita a aportar, en capas superpuestas o simultáneas, soluciones específicas y parciales a cuestiones que extrañamente hacen al funcionamiento sistémico.

El diseñador: ¿especialista o integral?

El tipógrafo Rubén Fontana sostiene que con cada letra que se diseña, el tipógrafo proyecta el paisaje de la página. Del mismo modo, con cada edificio que proyecta el arquitecto está rediseñando la fisonomía de una ciudad. Cada marca afecta la escena del mercado, de una casa o una calle. Aunque nuestro campo de acción es limitado, nuestra visión no puede dejar de percibir la totalidad.

Durante mucho tiempo las cosas se proyectaron de una manera más integral. Por ejemplo, los llamados oficios de la construcción, un conglomerado de saberes articulados para proyectar los más bellos espacios habitables, entendían que el nombre o la localización de un edificio formaba parte de su todo morfológico, era parte de la misma previsión que generaba proporciones entre superficies y alturas, entre personas y necesidades de ventilación. Estructura, ornamento, identificación y funcionalidad hacían a la identidad de cada espacio. No había en las partes traición al objeto y no había en el objeto traición al contexto.

La mirada personal del arquitecto no anulaba la pertenencia a un contexto. Lo mismo ocurría con la edición renacentista cuando los artesanos se inmiscuían en todas las etapas del oficio de hacer libros, desde la corrección de las palabras hasta el diseño tipográfico, desde la impresión hasta la fabricación del papel y la encuadernación. No eran especialistas en cada una de todas esas artesanías, eran expertos en libros, y a partir de allí podían intervenir de manera diversa en los aspectos para producir o comercializar un libro. En este sentido, la visión integral es deseable en nuestra profesión; en este sentido, se añora cierto grado de desespecialización.

¿Cómo podremos hacer intervenir esa noción integral en la formación del actual diseñador? ¿Es deseable y eficiente la formación de diseñadores especializados en gráfica? ¿O en diseño industrial? ¿O en cartografía multimediática?

La escuela y el lugar desde donde se diseña

Es interesante analizar los escenarios y objetos de la comunicación como contextos en los que se encuentran y entraman una multiplicidad de audiencias con capacidades, posibilidades e intereses diferentes. Por eso, el primer paso de cualquier planteo de comunicación implica reconocer el contexto, relevarlo, analizar el origen de cada uno de los códigos que lo caracterizan y confrontar todo ello... pero poniéndose en lugar de los otros.

Podemos imaginar una casa perfectamente ambientada de acuerdo con las necesidades de un no vidente o un discapacitado. Lo difícil es imaginar el grado en que sus capacidades serán articuladas en los escenarios comunes con las necesidades de una mayoría que por lo general estandariza el límite y con ello, el alcance de la comunicación.

Diseñar es siempre ponerse en el lugar de los otros para resolver comunicaciones desde la perspectiva adecuada. Si tuviera que relacionar el diseño con alguna de las ramas del arte, diría que nuestro oficio se asemeja al del actor. Interpretamos roles para, desde esos roles, proponer acciones a través de nuestro conocimiento.

El alfabeto fue inventado por gente sin más oficio que el de ser comerciantes. Sin embargo, durante muchos siglos los especialistas desarrollaron las formas, las metodologías de reproducción, los modos de uso de ese alfabeto, para optimizar la cualidad y calidad de la comunicación visual entre los hombres. Cualquier docente suele encontrarse con dificultades para transmitir esta noción del diseño. En el curso de Tipografía 3, de la carrera de Diseño Gráfico de la Universidad de Buenos Aires, se trabajó este concepto sobre la base de una doble experiencia. Los docentes propusieron a un primer grupo el diseño de una pequeña guía de uso del edificio de la Universidad, destinada a los alumnos recién llegados. Todos disponían entonces de la mejor herramienta para hacer comprensible el uso de ese espacio: la experiencia del uso cotidiano. Un segundo grupo trabajó en el diseño de los formularios para obtener la jubilación pública a través de los cuales personas de tercera edad acceden a prestaciones sociales y de salud. La complejidad que vivieron unos y otros no fue relativa al manejo de las técnicas y soportes apropiados; la complejidad estaba dada por la experiencia de pensar y actuar como lo haría el usuario de la comunicación. No había que interpretar el papel del diseñador; había que «hacer» de usuario.

El gran desafío entonces es proyectar un programa académico más acorde con la realidad del oficio del diseñador. Y viceversa, postular la realidad de la comunicación visual para enseñar el diseño.

Followers:
18
Comments:
50
Votes:
77
Compartir:

50 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 07/07/2010.

You may be interested

Guillermo Dufranc
Idioma:
ES
Author:

Guillermo Dufranc

Title:

Rediseño de packaging: ¿evolución o revolución?

Share:
Interactions:
Votes:
89
Comments:
13
Followers:
400
Claudia Mena
Idioma:
ES
Author:

Claudia Mena

Title:

Diseño y comunicación visual para el desarrollo de las personas

Share:
Interactions:
Votes:
15
Comments:
4
Followers:
18
Guillermo Dufranc
Idioma:
ES
Author:

Guillermo Dufranc

Title:

El poder de la belleza en el diseño de envases

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
69
Comments:
31
Followers:
400
Erika Valenzuela
Idioma:
ES
Author:

Erika Valenzuela

Title:

Una crítica en el diseño

Share:
Interactions:
Votes:
47
Comments:
23
Followers:
41
Israel Martinez López
Idioma:
ES
Author:

Israel Martinez López

Title:

Técnica vs. Concepto en Diseño

Share:
Interactions:
Votes:
132
Comments:
65
Followers:
37
Gabriel Suárez
Idioma:
ES
Author:

Gabriel Suárez

Title:

Sin título igual se puede

Share:
Interactions:
Votes:
128
Comments:
164
Followers:
9
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Oscar Oltra Ramírez Estrategiacreativa
4 months ago

Felicidades!!! ¿Por qué no hay mas personas com tu? Saludos!

0
Reply
0
Fernando Rojas
One year ago

Hola Zalma, muy buen artículo el que escribiste. Pienso que la necesidad que planteas acerca de la integralidad del diseñador se debe también o va de la mano con el desarrollo de las nuevas tecnologías: Contar con tanta información a la mano nos lleva sin duda a tener en cuenta muchas otras cosas que otrora no habríamos tenido en cuenta y es un proceso esencial al momento de desarrollar nuestro concepto de la pieza gráfica.

0
Reply
1
Marcela Natalia Arango Pinzon
Aug 2015

Buen día, primero quisiera agradecer por tan buen aporte al diseño y segundo solicitar muy cordialmente la posibilidad de divulgar este u otro articulo en nuestra revista "LOGOS" revista de índole académica. Comparto con usted los links con mayor informacion esperando una pronta respuesta.

Muchas Gracias

http://www.uniboyaca.edu.co/index.php?op... :logos-recepcion-de-articulos-edicion-21&catid=55:ultimas-noticias&Itemid=190

0
Reply
3
Edgar Alexander Gutiérrez Camacho
Nov 2012

Da un pesar que por algunas personas, nos tilden a los diseñadores de ignorantes de la gramática y redacción. Porque no soy perfecto, yo también me equivoco y no digo que lo importante es lo se intenta expresar, pero sé cuando me equivoque al escribir e intento en lo posible por corregirme o asegurarme de que no vuelva a pasar. Lo digo porque antes de querer hacer aprender hacer varias cosas, aprendan las más fáciles e importantes para una buena comunicación.

0
Reply
0
Marta Biagioli
Nov 2010

Creo que no es una problemática específica del diseño ni de su enseñanza, sino de la cultura toda, se caminó en todos los ámbitos hacia la especificidad y no hacia la visión totalizadora, tanto que también hacia el interior de nuestras propias vidas son antes especialistas que hombres. Tal vez más que un programa académico más acorde a la realidad del diseñador, debería haber más puertas abiertas a la realida circundante.

0
Reply
1
Rafa Viveros
Oct 2010

hola creo que tienes mucha razón me doy cuenta que muchos compañeros de la escuela diseñan según sus gustos y lo q a ellos les gusta y muy pocas veces se fijan en lo que es funcional o en lo que realmente nos pides nunca se ponen o mejor dicho nos ponemos en los pies del cliente

0
Reply
0
Beatriz Ramírez
Aug 2010

Excelente tu artículo. Todos los que estamos en el área del diseño, en cualquiera de los campos (yo soy arquitecta), proyectamos en función del usuario, o deberíamos hacerlo. Nuestra labor es satisfacer todas las necesidades de las personas a quienes va dirigido nuestro producto y nuestro trabajo está fundamentado en ello. Parece que a veces se olvida esto, no?

0
Reply
0
David Contreras
Aug 2010

Me parece excelente. Sólo así podrá evitarse la trivialidad en nuestra profesión.

0
Reply
1
Marcelo Alonso
Jul 2010

Ponerse en el lugar de los otros... hacer de usuario... ser un actor... El entramado complejo de la comunicación va más allá . Nuestra profesión (carrera universitaria), llamémosla así aunque a veces nos pongamos el overol y ganemos menos (o más) que un plomero (oficio), sí requiere de un (re) conocimiento integral del asunto para resolver satisfactoriamente un problema de diseño, un problema de comunicación, un problema de mensaje. Creo que en este articulo cuando se dice integral debería leerse social. O integrador. O conciente de una realidad que lo circunda y con la cual interactúa.

0
Reply
24
Pier Alessi
Jul 2010

Hay que estar claro que esto no significa ponerse en totalidad del lado del cliente sino del usuario final quien de verdad pone a prueba el diseño en si. Con esta opinión no busco menospreciar al cliente pero si guiarlo cuando este está errado en su concepto sobre un producto determinado porque no siempre lo que quiere el cliente es lo que de verdad necesitará el usuario final.

0
Reply
7
Abdénago Yate
Jul 2010

Al parecer, lo que hace a un diseñador integral es la efectividad y calidad en la comunicación, sea con otras disciplinas o profesionales. No obstante, me queda el sinsabor de que aún no se sabe a ciencia ciertas qué es un diseñador integral, qué los caracteríza, si es sólo un problema de comunicación, entonces los mejores en ello son los comunicadores, los escritores, los... Hasta el momento, no creo en el diseñador integral, porque no existe una definición clara sobre el mismo, y lo que se cae es un apasionamiento propio de la defensa de la propia disciplina y no en una racionalización clara

0
Reply
1
Mónica Wittner
Jul 2010

Será solo necesario cuestionar los sistemas educativos? Nuestra institución «Artes Visuales Martín Malharro» cumple 50 años de los cuales llevo la mitad en la docencia pasando por la diversidad del tiempo y sus acciones. Será también necesario preguntarse qué hacemos desde lo cotidiano, con qué docentes cuenta cada institución no solo con un espíritu interdisciplinario sino más solidario. Poder demostrar modelos para sumar mas diseño al compromiso social integrador con equipos inteligentes entre sus formadores para celebrar con «pasión por lo que hacemos» corolario del marco institucional

0
Reply
1
Daniel Bericua
Jul 2010

Para poder educar diseñadores integrales, durante la enseñanza habria que poder interactuar con estudiantes de otras disciplinas, formando equipos multidisciplinarios que proyecten con una mirada integral.

Si voy a hacer diseño de señaletica lo logico es trabajor con un arquitecto y un D. Industrial; si voy a hacer diseño editorial, con un editor, fotografos, ilustrador, etc.

Cuando yo estudié en la Asoc. Arg, Ag. de Publicidad (AAAP), habia una materia que era practica en equipo, y la practica la hacian D. de Arte, Redactor, Ejec. de Cuentas, todos juntos.

0
Reply
0
G. Mauricio Mejía
Jul 2010

Estoy de acuerdo con Daniel Migliorelli. La evaluación de objetos de diseño con personas los usarán en el contexto real es no solo una necesidad si no también una tendencia mundial. Adicionalmente, la información que se puede obtener es un suministro para el diseñador a la hora de argumentar ante el cliente decisiones de diseño. El estudio de personas en el contexto y la evaluación legitima el diseño como profesión.

0
Reply
1
Marco Antonio Morales
Jul 2010

Educar es mejor si se hace des y para el contexto de los sujetos del aprendizaje. Los contextos del diseño son ágiles y en constante cambio. Esto nos obliga a los docentes diseñadores a estaciendo sinapsis entre contexto, sujetos y academia y desde ahí buscar el equilibro entre lo genérico y lo específico. Hay que reconocer que no hay una sola forma de aprender a diseñar y que la academia no tiene por qué darnos todo.

0
Reply
0
Terio Mora
Jul 2010

Completamente de acuerdo con el asunto de lo integral e interdisciplinario del diseño.

En principio, al diseñar nos colocamos en los zapatos del usuario o como decimos en publicidad (consumidor), pero siempre debe investigarse dentro de los usuarios mismos, por eso existen las herramientas de investigación para aplicarlas antes, durante y después del proceso de diseño.

No lo podemos todo, por eso es importante guardar relaciones con todas las ramas del diseño, para poder ofrecer soluciones integrales, sin necesidad de ser expertos en el tema.

0
Reply
0
Maria Laura Garrido
Jul 2010

Rescato de este artículo que el diseño (sea gráfico, industrial, arquitectónica. etc) es ante todo comunicación. Y pareciera que lo que aún se cuestiona es el corpus mismo de la profesión, al menos en términos académicos. Tal vez, como señala el colega Cereceda Meneses la proliferación de tecnicaturas que ostentan la palabra diseño de manera confusa, colabora aún más al descrédito y desconocimiento que aún domina el accionar del diseñador. Pero me quedo con el concepto de «comunicación integral y trabajo interdisciplinar», como labores primarias en la formación académica del diseñador.

0
Reply
0
Heber Cortés
Jul 2010

En México, específicamente en el DF, en la Escuela de Diseño del INBA (EDINBA) nos educan de tal manera, el diseño y la comunicación desde diversas perspectivas para dar soluciones o proyecciones acordes al contexto. Sin embargo en la vida real, fuera de las aulas, osea en las empresas donde se proyecta la educaci{on y/o la teoría las cosas se manejan de distinta manera que en mucho no se acercan la la integridad de las soluciones.

0
Reply
7
Abdénago Yate
Jul 2010

En consecuencia con el comentario de Daniel Migliorelli: «Hora de admitir que no somos dioses», con lo que me encuentro en completo acuerdo, es interesante ver que se habla del «diseñador integral», sin embargo el artículo se queda corto, en tanto que permite la especulación de las características que debe tener un «diseñador integral». En ese sentido, siento que es temor de auto imponernos límites, y seguimos inventando, y peor aún creyéndonos el cuento, de que podemos hacer de todo, ya que como todo es comunicación, podemos con todo. Invito a Zalma Jalluf a determinar dichas características.

0
Reply
1
Daniel Migliorelli
Jul 2010

De acuerdo en la formación integral en el diseño 100% y la orientación al trabajo interdisciplinario. Sin embargo me parece que aunque es válida para proyectos pequeños, la intención de tomar el rol de «usuario»; es mucho más eficaz la inclusión de los verdaderos usuarios en el proceso de diseño. Ellos siempre detectan mucho mejor sus propios problemas que el diseñador, concentrándonos nosotros sólo en resolverlos. Hora de admitir que no somos dioses: No hace falta actuar o pensar como usuario, solo hace falta escucharlos, testear prototipos, documentar y rediseñar en base a los resultados.

0
Reply
7
Abdénago Yate
Jul 2010

Aunque la postura de Zalma Jalluf no es una idea nueva, aún se mantiene de actualidad, ya que todos buscamos la integralidad: la persona integral, el profesional integral, la empresa integral, el pan integral... y no habría de faltar el diseñador integral. No obstante, lo que vislumbro en el artículo, es que desconoce el trabajo en equipo, ya que plantea al ʼdiseñadorʼ integral, y no el ʼdiseñoʼ, tal vez integral. Pero algo que si es cierto, es que el pilar del diseño es la comunicación. Así, el ʼdiseñador integralʼ desconoce el diálogo con otros profesionales que hacen parte de todo diseño

0
Reply
0
Javier Lorca
Jul 2010

Patrick Withney (Director del Dep. de Diseño de IIT) en una charla en Chile hace algunos años, indicaba, que ellos primero se preocupaban de que el alumno aprendiera a Diseñar.

En nuestra Escuela, desde su fundación, nos preocupamos del que el alumno aprenda a desarrollar «Proyectos de Diseño», independiente de su naturaleza.

Optamos por esta visión, debido a las implicancias sitémicas de cada proyecto y en función del rol que debe asumir una Universidad en este contexto. Cada proyecto plantea tal nivel de complegidades, que el formar diseñadores específicos no hace más que limitarlos.

0
Reply
1
Luis Arturo Palomino Beltrán
Jul 2010

Diseñador que se ve como sólo diseñador tendrá problemas con sus clientes. Es importante que los formemos pensando en su relación comercial.

Deben de conocer de otras especialidades para poder interactuar con las exigencias del mercado: PO, MKT Directo, Góndola, CRM, programación básica (si se inclina por web), etc.

0
Reply
0
Cecilia Garcia
Jul 2010

Por supuesto que NO educamos diseñadores integrales. Diseñamos para diseñadores, no hay clientes «reales», los hipotéticos clientes son arquitectos o diseñadores gráficos, por eso luego nos cuesta establecer una empatía con el cliente «real». Por otro lado, ¿Cómo vamos a formarnos como diseñadores integrales si salimos de la FADU sin conocer una máquina off set?. ¿Cómo puede ser que la facultad de Ciencias Económicas tenga una imprenta y la FADU no?.

Tampoco se genera conciencia de la influencia del trabajo del diseñador en el entorno. Ni las influencias socio-políticas, ni las ecológicas. Para pensar....

0
Reply
0
Jorge Calzada
Jul 2010

El diseñador integral lo entiendo en estos tiempos de desarrollo como un comunicólogo y tecnólogo de la comunicación visual, que investiga transdisciplina para configurar un producto de diseño con sus aplicaciones correspondientes. La educacion de diseñadores integrales ya se maneja en México desde hace 20 años, lo que el se nacesita es que el profesional lo adopte y lo muestre como emisor vocero.

0
Reply
0
Juan Guillermo Cereceda Meneses
Jul 2010

Estoy de acuerdo con la formación de Diseñadores Integrales, sin embargo en Chile, sobre todo en regiones (vivo en Coquimbo) se ha desvalorizado la profesión. En nuestro país existe la carrera de Técnico de Nivel Superior en Diseño (los apellidos varían según la institución que da la carrera) Publicitario Digital, Gráfico Publicitario, etc. carreras que duran 2 años y donde se tratan materias que no son atribuibles a un nivel técnico. léase Marketing, Campañas Publicitarias, Promociones, Fotografía Publicitaria entre otras, contenidos que los alumnos no usarán ni se les exigirán en el medio.

0
Reply
1
Lucia Zurita
Jul 2010

Más allá de las falencias de la universidad, el diseñador debe comprender cómo ser «integral», teniendo en cuenta, como criticando, la educación «base» que recibió: Leyendo, mirando, tocando, aprendiendo del mundo que lo rodea,criticándolo, para poder ser conciente y así poder «transformarlo positivamente». A mi entender, la integridad «ideal» no existiría, pero si la correcta compresión y profundización hacia la cuestión que le compete en un momento, lugar y situación dados, y no una mera desición por recuerdos, bases, conceptos insertados sin ser criticados y pensados.

0
Reply
0
Valentina Camacho
Jul 2010

Muy bueno el artículo, les comentó que soy estudiante de Diseño Integral en la UNEY, en el Estado Yaracuy, Venezuela. Nuestros docentes plantean lo mismo que este artículo y de ahí sale la carrera, tenemos un pensum pensado en la integralidad y a pesar de sus altibajos por ser muy nueva la carrera, sé que vamos por buen camino.

0
Reply
281
Sebastián Vivarelli
Jul 2010

Muy interesante el artículo Zalma. Justamente estoy leyendo el libro «El diseño como experiencia», en el cual se hace foco en el rol activo que debería tomar el diseñador, ubicándose en el lugar de los receptores de cada diseño específico.

0
Reply
0
Diego Chicaiza
Jul 2010

Buen artículo para nuestra reflexión. El desconocimiento de la interdisciplina en nuestros enfoques académicos puede tergiversar un proyecto integral como cambio de pensamiento en nosotros los diseñadores. Inter, multi y trans disciplina son conceptos que deberíamos tener en claro los docentes en diseño para preguntarnos el para qué y el por qué de nuestra profesión en relación con la sociedad, y puede ser ahí donde la investigación, la comunicación y la visión integral, tengan un soporte epistemológico que propongan cambios mentales reales a nivel contextual.

0
Reply
0
Mauricio Isaac Pino Montoya
Jul 2010

No solo es que el diseñador contenga dentro de su conocimiento la integralidad a la hora de diseñar, tambièn la capacidad de poder realizar esa idea, a travès del conocimiento de los metodos practicos para realizarlo y de una forma mas popular se ensucie a la hora de realizar ese concepto, como se deseaba, asi podra saber a cabalidad que el proceso de idea y producto, es un camino lleno de contratiempos y saber como solucionarlos o en el mejor de los casos poder mejorar el producto que se deseaba y todo esto con la integralidad del conocimiento del hacer diseño

0
Reply
3
Luis Enrique Cuéllar Peredo
Jul 2010

Voy muy de acuerdo en muchas cosas, el diseñador debe tener una visión más integral y ser capaz de tener una visión total del problema, como se dice ponerse en los zapatos del otro para poder ver cual es el problema y entonces si ofrecer una solución.

Pero creo también que hay que plantear ciertas especializaciones, pero de un modo más profesional, un poco como en la carrera de medicina, que primero estudias y te preparas para ser un buen doctor, que puede resolver varias situaciones y solo entonces estudiar una especialidad de manera concreta.

0
Reply
7
Nei Zuzek
Jul 2010

«El alfabeto fue inventado por gente sin más oficio que el de ser comerciantes». Zalma, cuidado: el comercio es mucho más que un oficio,es una actividad fundamental de la sociedad. Gracias al comercio, desde la prehistoria, los pueblos se comunicaron entre sí. El diseño y la comunicación son herramientas del comercio. Usamos el comercio y la comunicación con un objetivo común: la comunión. Yo creo que debemos enseñar diseño como una forma de pensamiento que ayuda a entender el mundo, como algo que simplifica las cosas, que las articula, que tiende puentes y que, en definitiva, nos une.

1
Reply
0
Xavier Jiménez
Jul 2010

La especialización de las tareas y la división del trabajo como paradigmas modernos hegemónicos son dificiles de superar sin un cambio reflexivo de modelos mentales y la estructura del sistema laboral. El gran deterioro social, cultural y mediambiental tiene como uno de los complices a la universidad quien anacrónicamente sigue formando profesionales fuera de la realidad. Para que un diseñador sea actor, debe ser un investigador, con capacidad creativa, sensibilidad y uso del pensamiento complejo. Lástima que seguimos enseñando a resolver reduccionismos e hipótesis de la realidad.

0
Reply
0
I. Matamoros
Jul 2010

Excelente reflexión. Merece toda mi atención y reconocimiento. Definitivamente mucha Escuelas de Diseño han dejado atrás la naturaleza del diseño, en algún modo nacido de la empatía, para anteponer toda clase de intere$e$ en su nombre.

0
Reply
0
Ramiro Gonzalez
Jul 2010

Aplaudo su ponencia. En México (y supongo que en otros países también) la extrema especialización del diseñador ha llevado justamente a una crisis de identidad por parte de los profesionistas y a una desvalorización de la disciplina por parte de los empleadores. La integridad como un enfoque para aprender diseño (es decir, como oficio de proyectar) lograría colocar de nuevo a nuestra disciplina en el justo lugar que le corresponde: el de los estrategas y no el de los operadores.

0
Reply
0
Efraín Pastor González Escalona
Jul 2010

Eso es bueno, si queremos tener mañana.

Efrain

0
Reply
0
Víctor Quelca
Jul 2010

Comunicación, Semiótica y Diseño

Lo integral y lo estratégico, los valores y la filosofía hasta concretarlos en colores, lineas, puntos, e imágenes, es decir desde el diseño integral hasta el diseño especifico.

Para su consideración:

http://redalyc.uaemex.mx/pdf/310/3100430...

Atte:

Víctor QUELCA

0
Reply
0
Jorge Cadena
Jul 2010

No recuerdo en que libro leí: «... el Diseño Gráfico es la relación del Arte con la Comunicación.«

0
Reply
1
Antonio Quintero
Jul 2010

Hola Zalma, están buenas tus ideas y ejemplos para hacer ver las deficiencias que tenemos en algunos temas, por demás especializados, es importantísima la idea de ubicarse como usuario-receptor (a quién va dirigido) para tener soluciones eficientes en la comunicación, siguiendo tus planteamientos se me ocurre el tema de los libros de texto para la educación escolar. Ahí están todos los puntos que explicas, como simplificar y ayudar a comprender lo que significa una oración, con sus verbos sustantivos adjetivos pronombres etc. no solo para citadinos sino para alguna tribu indígena. Con mis 600.

0
Reply
22
Fernando Casas
Jul 2010

En el tema estoy de acuerdo, pero no en la forma de presentarlo... el artículo es un galimatías de conceptos tenuemente hilados. Ante esto, hago 2 comentarios:

El diseñador debe buscar complementar sus habilidades, aptitudes y competencias lo más que pueda, y por lo tanto, debe especializarse y desespecializarse a mismo tiempo: debe conocer de otros campos pero no sólo superificialmente, y no debe dejar de profundizar en lo que es su área principal de desarrollo.

La enseñanza siempre es una base, pero la carga no se puede poner por completo en la escuela, sino en la responsabilidad personal

0
Reply
1
Marco Antonio Morales
Jul 2010

Educar es mejor si se hace desde y para el contexto de los sujetos del aprendizaje. Los contextos del diseño son ágiles y en constante cambio. Esto nos obliga a los docentes diseñadores a estar haciendo sinapsis entre academia-sujetos-contexto y desde ahí buscar el equilibrio entre lo genérico y lo específico. Reconozcamos que no hay una sola forma de enseñar diseño, tampoco solos podemos hacerlo todo.

0
Reply
0
Natalia Izquierdo
Jul 2010

Estimada Zalma, estoy muy de acuerdo con la discusión de la enseñanza del diseño, pero creo que hace mucho tiempo que el diseño ya no es un oficio, pienso que a lo largo del tiempo ha tomado un rol muy importante en la comunicación corporativa, y es más hoy con el tema de la tecnología nos esta dando un giro paradigmático sobre los nuevos soportes en donde este diseñador tiene que aplicar su profesión.

Hay mucho que analizar para poder dar claras directrices y competencias de este diseñador Integral que sirva para esta sociedad

Saludos

0
Reply
6
Alfredo Texis Michicol
Jul 2010

entoy de acurdo con Zalm, que hay que enseñarle alos estudiantes la realidad d elo que es el diseñador.

saludos

0
Reply
0
Juan Manuel Pavía Calderón
Jul 2010

Me parece sugestivo el artículo. Importante la idea de centrar

la discusión en el análisis de la situación de comunicación en la que interviene el diseñador. El desconocimiento del contexto no sólo comunicativo, hace de la labor proyectual una tarea de especialistas poco dispuestos a involucrarse en «problemas sociales» de fondo tan evidentes, como la convivencia ciudadadana o la discriminación social.

0
Reply
0
Nubardo Elias Coy Quintanillo
Jul 2010

Sigo pensando, que, para formar diseñadores integrales hay que formarlos como tal, seria mejor que los institutos y universidades deberían de ofrecer especialidades, maestrías o posgrados. Para cuando el diseñador termine sus estudios, pueda desarrollar las competencias proyéctales que se le presentan. Hay muchos diseñadores hacedores de todo, y seguiremos escuchando o viendo las fallas que se cometen por no tener los conocimientos de comunicación y lenguaje.

0
Reply
0
Marcos Esquef
Jul 2010

Concordo. Os homens para se comunicarem entre si, utilizam do processo da linguagem. Isto nos leva a certificar o Design também como uma forma de comunicação, e, portanto, uma linguagem. O processo de projetar comporta vários fatores, dentre eles, focar-se nas reais necessidades socioeconômicas e culturais do público-alvo, bem como sua melhor interface com o mundo artificial. Ademais, devemos, como docentes e profissionais da área, cultivar o caráter inter e multidisciplinar do processo de projetar em Design. Portanto, pelo exposto no artigo, temos um grande desafio no ensino do Design.

0
Reply
135
Luis Antonio Rivera Díaz
Jul 2010

Estoy de acuerdo con Zalma con respecto a que la idea de proyectar como anticipar las implicaciones de los objetos que se diseñaran conlleva a la vez la necesidad de pensar en el contexto y en los usuarios previamente a las acciones de construcción del mensaje o de los objetos.

La pregunta que me viene a la mente de forma inmediata es la siguiente:

¿Están construidas las experiencias educativas de los diversos planes de estudio para favorecer el desarrollo de las competencias proyectuales tal y como nos las presenta la profesora Zalma?

Antonio Rivera

1
Reply
0
Andrés Ferrero
Jul 2010

Como formador de diseñadores industriales de la FADU - UBA, reconozco que ante la necesidad de comunicar el diseño industrial, los alumnos recurren a fortalecerse en el conocimiento de otras disciplinas que están implícitas en lo comunicacional. Es así que para hacer paneles de presentación, presentaciones dinámicas y participación en la web, los estudiantes de diseño industrial se introducen de modo autodidacta en estas disciplinas, sin formación alguna en los aspectos teóricos, pero sí con una capacidad «en desarrollo», de proyectar el momento de la comunicación.

0
Reply
5
Alejandro Merones
Jul 2010

Lo único que me queda claro es que no solo en sudamerica, sino en todas o muchas partes del mundo la educación y formación del futuro diseñador gráfico tiene agujeros por donde se la mire.

Antes cuando cursaba ya existia la diferencia de aquellos que tenían por ejemplo tipografía y otros no.

Hoy por ejemplo es inimaginable un egresado de diseño gráfico sin conocimientos de diseño web, flash y lenguajes como php. Siempre me dió la impresión que buenos aires y su tan querida UBA estos incovenientes no los tenía y para mi asombro su alumnos padecían lo mismo que yo o peor.

El tema da para mucho.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019