Al marketing le falta un tornillo

Los diseñadores —en ocasiones ignorados y subestimados por los equipos de marketing, catalogados como simples proveedores de estéticas atractivas— pueden convertirse en aliados estratégicos.

Retrato de Adrián Pierini Adrián Pierini Buenos Aires Seguidores: 460

Opiniones:
39
Votos:
83
Compartir:

Es preciso comprender que el marketing, aquella máquina generadora de ideas de comercialización, no podrá funcionar nunca correctamente si no incorpora a su mecanismo racional ese importante tornillo que permitirá activar eficazmente la atracción en el punto de venta. Es por esa razón planteo dos puntos claves de esta situación: por un lado, la necesidad real de aumentar el nivel de coparticipación de los diseñadores durante todas las etapas previas al lanzamiento y, por el otro, la necesidad de que el conocimiento técnico básico que subyace en la práctica proyectual sea dominado con mayor precisión por parte de los mercadólogos.

Una maquinaria funciona por la correcta interacción de todos sus componentes

Si tomamos esta verdad y la trasladamos al mundo del marketing, deberíamos sostener que para lograr triunfar en las estrategias comerciales es precisa una absoluta sinergia entre sus protagonistas. Ahora bien, ¿el diseño o, mejor dicho, el diseñador, es considerado relevante para quienes tienen a su cargo el destino de una marca? Es condición de aquellos que ocupan puestos de liderazgo dentro de las compañías conocer mínimamente la función que desempeñará cada integrante de su equipo. Esto es fundamental si se pretende poder mancomunar sus conocimientos y conducirlos con idoneidad hacia resultados exitosos. Si esta afirmación es correcta, y si consideramos cómo se manejan actualmente los procesos de diseño, entonces podríamos inferir que el diseñador jamás será visto como una parte importante del grupo, ya que no hay un interés concreto por saber de sus limitaciones técnicas, ni sobre sus necesidades de tiempos creativos, y ni siquiera resulta relevante la opinión que cuestione el encargo concreto.

Para que esta situación se revierta, para que los diseñadores obtengan la integración tan deseada y los marketineros sean capaces de ejercer sobre ellos una dirección criteriosa y eficaz, deberán poner énfasis en la capacitación. ¿Aprender a diseñar? No. ¿Comprender lo que subyace al mundo del diseño? Sí.

¿Para qué preocuparse por un simple tornillo si la maquina anda igual?

El inconveniente más grande que tiene esta propuesta es que nadie quiere formarse en aquello que considera irrelevante. Es por ello que en el mundo racional de los negocios, todo lo vinculado a lo estético es tildado muchas veces de superficial. Todos pueden opinar sobre diseño, todos conocen lo que es lindo o feo. Entonces, ¿para que saber más?Los números estimados de rentabilidad, los análisis de procesos y tantos otros pasos mantienen tan ocupado al profesional de marketing, que opaca y hasta anula cualquier discusión seria vinculada a equilibrios compositivos, paletas cromáticas, capacidad de reproducción, etc, etc. Para ser totalmente sincero, debería decir que esas discusiones no desaparecen por completo, sino que afloran como opiniones informales entre un selecto grupo de personas (entre las cuales no se encuentra el diseñador) y que son conducidas bajo un absoluto desconocimiento técnico y práctico.

Si bien es cierto que el marketing recurre cada vez más a los diseñadores y expresa una genuina alegría cuando la pieza logra cumplir su objetivo comercial, la realidad es que el método utilizado para alcanzar ese fin es azaroso y puede resultar hasta contraproducente. El escueto diálogo que hoy mantienen gran parte de los mercadólogos con los diseñadores podría sintetizarse, tristemente, en algunas de las siguientes frases: «Poné verde», «Sacá la placa», «Mové el texto», «Cambiá la letra», «Juntá el logo de la opción 2 y unilo al de la opción 4», etc, etc. ¿Surge en esa cantidad de solicitudes un espacio para el intercambio de opiniones? Por supuesto que no. En efecto, al marketing le falta un tornillo y es, en esa ausencia, en esa desconsideración cotidiana, como se desarrollan hoy en día gran parte de los diseños que pretenden conducir a una marca hacia su liderazgo.

Sólo basta un tornillo dañado o ausente para que todo el equipo falle

Uno solo, ni más ni menos. Si consideramos que el diseño será, en definitiva, la cara visible de la estrategia comercial, entonces podríamos acordar que estamos frente a uno de sus componentes más importantes, cuya falla podría representar un ejemplo de inoperancia desastroso. En otras palabras… ¿cuántos profesionales del marketing estarían capacitados para comprender los riesgos de una fotocromía en una tirada masiva o contarían con el conocimiento suficiente como para exigir que los artes contengan demasía a la hora de imprimir? Sin dudas muy pocos. Y lo grave de estos ejemplos es que, aunque los conocimientos mencionados parezcan ser simples cuestiones técnicas plausibles de ser ignoradas, en realidad, el desconocimiento de estos «tornillos» podría desencadenar en situaciones lamentables que conduzcan a grandes perjuicios económicos para las grandes compañías. (El uso de fotocromía puede afectar negativamente la estabilidad cromática de una «gran tirada», y la no aplicación de demasía podría generar, desde  zonas carentes de impresión, hasta la eliminación de texto legal valioso que daría por tierra cualquier posibilidad de incursión del producto en el mercado).

La importancia de ubicar el tornillo en el lugar correcto

Como dije, el saber posibilita el control. Pero para que esa afirmación sea totalmente realista, es imprescindible que ese conocimiento sea encausado, es decir, que el proceso de diseño se sostenga mediante una metodología organizada basada en pasos concatenados que conduzcan al objetivo final establecido. Esta dirección, este establecimiento de orden del trabajo creativo, debe ser una responsabilidad ineludible del marketing. Un ejemplo de proceso ideal, a mi juicio, podría resumirse del siguiente modo:

  • Lectura y análisis conjunto del Brief.
  • Debate entre diseñador y mercadólogo de las propuestas presentadas.
  • Exposición de los conceptos y evaluación racional, basada en el nivel de eficacia frente a los objetivos iniciales planteados originalmente.  
  • Consenso mutuo de las alternativas elegidas y avance en el pulido de las mismas. Idas y vueltas en donde el cliente deje clara la razón estratégica de cada cambio solicitado, y el diseñador entienda el enfoque de los mismos.
  • Establecimiento de, al menos, una reunión de alineación a mitad del proceso que permita hacer un balance de los avances logrados, que cristalice las distintas visiones (comerciales y estéticas) y que prepare el terreno para que la fase final sea una conclusión lógica y mancomunada, avalada por todos los protagonistas del futuro lanzamiento.

Saber cómo colocar un tornillo es bueno, pero sólo aquel que conozca cuál es el adecuado logrará hacer la auténtica diferencia

Como expresé anteriormente, las etapas enunciadas se enriquecerán mucho más cuando las solicitudes, argumentaciones y decisiones expresadas por los profesionales del marketing estén en sintonía con el saber proyectual. Vuelvo, entonces, a poner énfasis en la incorporación de conocimientos técnicos y estéticos básicos que aumenten su capacidad de comprensión y mejoren su «calidad» de juicio cuando se hallen frente a un diseñador y a su propuesta de diseño. Para ilustrar esta falencia cognitiva, responderé a continuación habituales cuestionamientos vinculados a nuestro «metié», y cuya ignorancia provoca en los mercadólogos desde un importante estado de crisis, hasta la inmovilidad más absoluta. Todo esto, precisamente, en un marco en donde la inmediatez de acción resulta fundamental.

  1. ¿Qué tipo de archivos necesita un diseñador para comenzar a trabajar? Depende. No es lo mismo un archivo Corel que uno Photoshop, que uno Ilustrator. Algunos son compatibles y sirven como base, y otros no.
  2. ¿Me pueden enviar los Ilustrators en alta? Es una frase ridícula. Los archivos Ilustrators son vectoriales, pesan generalmente poco cuando carecen de imágenes o las mismas se encuentran linkeadas.
  3. ¿Pueden corregir rápidamente el texto que figura sobre una foto? No es simple. Si la tipografía está pegada a la imagen, implicará un retoque digital complejo y el tiempo para hacerlo será extenso.
  4. El proveedor dice que el Ilustrator recibido no tiene imágenes. En ocasiones, cuando se le envía a una imprenta un archivo AI con imágenes adjuntas, el programa solicitará relinkearlas. Hacerlo es simple, sólo requiere de voluntad.
  5. ¿Todas las fotos sirven para un original de impresión? Las fotos que deseen aplicarse a una pieza gráfica deberán tener una resolución adecuada para su reproducción. No todas las imágenes sirven para un arte. La calidad de impresión de una foto se mide en DPI. Sólo una imagen a 300 DPI y a tamaño 1 en 1, posee la medida exacta.
  6. ¿Puedo utilizar los pdf como originales de impresión? Los archivos en extensión PDF pueden ser abiertos e intervenidos cuando se han salvado como editables. En ese caso no es necesario reclamar su equivalente en formato Ilustrator.
  7. ¿Por qué no recibo el original si ya acabo de dar el OK a la propuesta de diseño? Los bocetos no son artes cerradas, son maquetas realizadas con el fin de exponer las ideas creativas. Una vez elegida la alternativa, recién ahí se procederá a confeccionar el arte definitivo, el cual requerirá para arribar a un resultado óptimo, de tiempo, cuidado y prolijidad.
  8. ¿Por qué si estuvimos viendo el boceto con una determinada intensidad en los colores ahora, que me entregan el original, esa paleta cambió? Cuando se reemplazan los colores bocetados por sus correspondientes «Pantones», la paleta cromática experimenta un cambio de tonalidades. Esa alteración no afectará el resultado final.

Abarcar todos los «yeites» de nuestra profesión en este artículo sería imposible y tampoco es mi objetivo. Lo verdaderamente relevante es que los términos que encierran estos saberes («Resolución», «EPS», «Editables», «Channels», «Layers», «PDF»), deben ser incorporados por los equipos de marketing para poder acompañar de manera idónea el proceso de pensamiento de los diseñadores, desde el inicio (cuando se le provee al profesional con los materiales adecuados para emprender un diseño) hasta el final (cuando se revisan las pruebas color provistas por la imprenta y el posterior control en el pie de máquina).

Una política de capacitación pueden recuperar los tornillos faltantes

Afortunadamente, las empresas van descubriendo que sus equipos de marketing requieren de una mayor formación para potenciar su capacidad comercial. Desgraciadamente, sus políticas de capacitación no ponen las temáticas gráficas en lo alto de sus preferencias. Insto a través de estas líneas a que las grandes compañías revean tamaño error. Dependerá de ellas entender el estrecho vínculo existente entre marketing y diseño, y mejorar su interacción a través de la organización de cursos impartidos por comunicadores visuales idóneos, combinados con la visión de muchos otros integrantes de la cadena proyectual (imprentas, proveedores de insumos, envasadoras, etc).

Todos los tornillos, toda la eficacia: Conclusión

Máquinas generadoras de materias primas azarosas, mecanismos sin tornillos, así se comporta el marketing en muchas ocasiones, al ignorar a un partner cuya influencia puede resultar vital en la imagen de un producto o servicio. Si bien es entendible que marketing y diseño son profesiones separadas con terminologías propias y funciones específicas, también es verdad que ambas poseen un objetivo común, que es lograr lanzar del mejor modo posible un producto. Para ello, resulta indispensable rever la metodología aplicada hasta hoy. Y, si lo expuesto en esta líneas resultara verdadero, entonces poner en práctica una sinergia básica, es decir, un interés creciente de ambas partes por funcionar de modo integral en pos de resultados exitosos. Por último, destaco el rol de las empresas en este objetivo, las cuales deben emitir una bajada «desde arriba» que estimule más intensamente a sus equipos de marketing a empaparse de la terminología proyectual y a crear espacios de diálogo con sus proveedores de comunicación.

Tres palabras pueden hacer la diferencia: «Hacer sentir parte». Esa visión, sin duda alguna, constituirá la materia prima con la que, juntos, podremos dar origen a una nueva generación de máquinas, más funcionales, más eficaces… y sin ningún tornillo faltante.

Retrato de Adrián Pierini Adrián Pierini Buenos Aires Seguidores: 460

Opiniones:
39
Votos:
83
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Al marketing le falta un tornillo

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Adrián Pierini

Más artículos de Adrián Pierini

Título:
La inseguridad social y su influencia en el packaging
Sinopsis:
El aumento de la inseguridad da origen a cambios sociales, actitudinales y de consumo.
Compartir:
Título:
La importancia de la marca de producto
Sinopsis:
Contra la sobrevaloración de las marcas corporativas por sobre de las que identifican a los productos de consumo masivo.
Compartir:
Título:
Cuando el packaging discrimina
Sinopsis:
El empaque, muchas veces considerado un simple portador de mensajes funcionales, puede emitir mensajes segregadores, fríos y contradictorios.
Compartir:
Título:
Diez reglas para juzgar diseño gráfico
Sinopsis:
Las opiniones simplistas, emotivas o de gusto personal deben evitarse a la hora de evaluar piezas de diseño comercial y, en su lugar, hay que aplicar criterios más serios y profesionales.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Lucas Tortosa
0
Lucas Tortosa
Dic 2013

El articulo tiene partes interesantes, pero carece de una autocritica como diseñadores. La gran mayoria de diseñadores, no tiene conocimientos de marketing, los cuales son claves a la hora de entender una estrategia y asi poder hablar con los mismos terminos con un equipo de marketing. El diseñador es mucho mas que un armador de originales, tiene una forma de pensar que es distintiva y muy valiosa si se sabe encauzar. Para eso deberia sumar herramientas del marketing para poder defender su opinion.

0
Responder
Retrato de David Motoa
0
David Motoa
Ene 2012

Considerando lo expuesto, sería de lo más recomendable que si bien el Marketing aborde su relación con el diseño de distintas maneras, el Diseño y sobre todo los Diseñadores estén abiertos al trabajo mancomunado y sus aptitudes sean recíprocas. El Marketing nos necesitaría tanto como nosotros lo necesitaríamos a él.

0
Responder
Retrato de Gerardo Ramones
0
Gerardo Ramones
Ene 2012

Creo que son complementarios y no subordinados entre si. Las personas que hacen uso del diseño y/o del marketing son quienes tienen que vislumbrar esa relación para llegar a un objetivo.

0
Responder
Retrato de Sebastián Vivarelli
292
Sebastián Vivarelli
Ene 2012

Excelente metáfora. Lamentablemente, por mas que duela reconocerlo, todavía el Diseño (por lo menos en su relación con el Marketing) es visto como una actividad cosmética y menor. No se la valoran los conocimientos específicos del Diseñador. Y eso que para recibir el título hay que estudiar durante 4, 5 años en una universidad...

1
Responder
Retrato de Sonia Duenas
0
Sonia Duenas
Ene 2012

Para mí, es al revés. El diseñador ahora enfrenta nuevos retos, uno de ellos, es agregarle «ese tornillo» para hacerlo más competitivo y completo profesionalmente.

0
Responder
Retrato de Chávez Heres
0
Chávez Heres
Ene 2012

También creo que en muchos sitios al diseño le falta un tornillo y es justamente el de MKT, digamos que la otra cara de la moneda. Llegan clientes con cosas muy poco definidas y esperando que uno tenga verdades. Las verdades se construyen y para eso se necesita tiempo, información y sobre todo un objetivo. Realmente creo que el trabajo de MKT siempre tiene en cuenta esto, un objetivo, muchas veces económico pero lo suficientemente definido para poder tomar una dirección, cosa que según yo hace falta en muchas propuestas de diseño.

0
Responder
Retrato de Arcenio R Castillo P
0
Arcenio R Castillo P
Ene 2012

Hermano lo felicito; a dado en el clavo, referente al articulo es muy bueno y tiene que existir esa quimica, para que pueda funcionar. en el mercado todo tiene relacion.

0
Responder
Retrato de Gabriel Simón
211
Gabriel Simón
Ene 2012

La frase es buena. Sin embargo ¿podríamos decir que al diseño le falta un tornillo y que éste es el marketing? ¡sería subordinar el marketing al diseño! no lo perdonarían nuestro amigos marketineros. En esta analógía la maquinaría no lo es el marketing, sino la empresa. Pienso que a las empresas les faltan varios tornillos, uno el diseño y otro el marketing. En este artículo se confunde el conjunto por alguna de sus partes. «una máquina funciona por la correcta interacción de todos sus componentes» ¿qué parte es más importante? creo que la interrelación de todos es lo más importante. ¿No creen?

1
Responder
Retrato de Ernesto Contreras
0
Ernesto Contreras
Ene 2012

Es importante diseñar soluciones gráficas eficaces, no cosas bonitas. También desarrollar o aplicar sistemas que ayuden integralmente al proceso de creación, basados en los estudios e información disponible sobre la materia, en este caso existen organizaciones como AIGA(www.aiga.org/) que se encargan de brindar ayuda en ese sentido.

0
Responder
Retrato de Gabriel Simón
211
Gabriel Simón
Dic 2011

Para Bonsiepe el interés central del marketing está fijado en el punto de venta. Es su especialidad. Pero recomienda mantener presente una diferencia no despreciable: una cosa es aceptar el mercado (y la venta) como realidad, y otra cosa es entronizarlo como única realidad, y justamente el diseño se resiste a una interpretación unidimensional o al discurso único. Por otro lado parte de la culpa de que esto ocurra radica también en el hecho de que los diseñadores pecan de cierta autosuficiencia y sobrevaloran su importancia.

0
Responder
Retrato de Alfredo Texis Michicol
6
Alfredo Texis Michicol
Dic 2011

También se puede invertir, si los diseñadores nos capacitamos y conocemos algunas herramientas del marketing también podremos hablar de igual a igual, generar empatía y sinergia con el equipo.

0
Responder
Retrato de Carolina Luque
0
Carolina Luque
Dic 2011

Lei el articulo y todas las opiniones...algunos marketineros se defienden, pero esto es una realidad del día a día en el trabajo del diseñador, no cabe duda que el equipo interdiscipliario trabajando en conjunto siempre traerá mejores resultados, a las compañías y sus marcas.

0
Responder
Retrato de Pedro Antonio Ortiz Laverde
0
Pedro Antonio Ortiz Laverde
Dic 2011

Yo resumiría todo esto en «comunicación profesional», y digo profesional por que no es solo transmitir o recibir información sin mas ni mas. Cualquier equipo de trabajo, independiente del área en que se desempeñe (en este caso mercadeo, diseño y publicidad), requiere de una adecuada comunicación, donde todo sea expuesto de forma clara y con caracter conciliatorio. Esto ayuda a obtener el mejor resultado en cualquier proyecto y por ende, la total satisfacción del cliente. En fin, tanto para diseñadores y publicistas, no es el que se dice, sino como se dice y que tan claro es.

0
Responder
Retrato de Gabriel Pardo
0
Gabriel Pardo
Dic 2011

Hola, soy publicista de carrera, sé algo de marketing y la vida me ha llevado a estar en el bando de los diseñadores. El artículo aparte de encontrarlo genial (desde la visión de un diseñador) resume lo que al menos acá ocurre muchas veces (sin generalizar), y no lo tomo como crítica a los marketeros sino como creo la intención que ha tenido Adrián, que es hacer una reflexión sobre la importancia del trabajo colaborativo (rescatado en muchos comentarios) que es lo que debe primar ante todo. Entendernos y ayudarnos unos a otros es clave. Rescato eso para diseñadores, marketeros y publicistas.

0
Responder
Retrato de Xavier Jiménez
0
Xavier Jiménez
Dic 2011

Interesante artículo. Muy interesante para ser publicado en un foro de marketing! Saludos

0
Responder
Retrato de Roberto Flores
0
Roberto Flores
Dic 2011

Hola! Qué tal? Este tema me llamó mucho la atención debido a la polémica que genera, he leído todas las opiniones que por cierto son geniales y me dí cuenta de algo en lo cual todos están de acuerdo tanto marketer@s, como publicistas y diseñadores «hay que trabajar en equipo», si bien es cierto que el texto apoya un poco más al diseñador, creo que el verdadero sentido es sentarnos toooodas las áreas inmiscuidas en «X» proyecto para comunicarnos internamente y así saber comunicar el mensaje de nuestros clientes de una manera eficaz y que venda, que ese es el verdadero objetivo. Saludos!

0
Responder
Retrato de Leonardo Angel
0
Leonardo Angel
Dic 2011

Hola soy diseñador gráfico creo que este es un tema muy amplio, en lo particular me eh topado con Mercadologos en mi trabajo, y creo que muchos (si no la gran mayoria de ellos) desmerita el trabajo del diseñador gráfico, sin embargo no se dan cuenta que todos vamos de la mano, tenemos que entender que el publicista, mercadologo o diseñador, no puede realizar el trabajo por separado, todos somos un equipo y como tal tenemos que trabajar así para logra mejores resultados.

0
Responder
Retrato de Rodrigo Riffo Parra
0
Rodrigo Riffo Parra
Dic 2011

que sería de nosotros los publicistas sin un equipo de diseñadores y viceversa para generar campañas efectivas. La esfera del diseño gráfico, otrora llamado publicitario y con licenciatura en comunicación visual, es un tema bastante especial para los equipos de marketing, ya que como profesionales gráficos velar siempre por lo estético y perder de vista parámetros comerciales, que no hacen otra cosa que indicar un camino probado, el cual es ser minimalista y reducir por ejemplo la cantidad de elementos e información que algunos diseños conllevan. Este punto en particular es duro de comprender.

0
Responder
Retrato de Fernando Descotte
0
Fernando Descotte
Dic 2011

Hola a todos, soy licenciado en marketing (especializado en comunicación) y muchos de los comentarios que leo, son míopes, es la mirada de una parte (subjetiva) y no del todo (universo).

Buenas y malos profesionales hay en todas las carreras, tanto en marketing como en diseño, no tiene que ver con la carrera, tiene que ver con la vocación de cada individuo, generalizar es cómodo, pero no es real.

El área de marketing existe para (o su función es) «crear/ generar valor de marca». Todos las disciplinas que colaboren con esto, son contempladas por el marketing.

Gracias!

Saludos.

0
Responder
Retrato de Luis Moreno
7
Luis Moreno
Dic 2011

En la Universidad donde soy docente, dentro de la carrera de marketing se desarrolla lenguaje y técnicas de diseño. A puntando a la importancia de la estética de la Marca (identidad e imagen). Esto es un paso previo para la comprensión del Branding, ese valor intangible y tan poderoso que tiene la marca.

0
Responder
Retrato de E. Asael Hernández
0
E. Asael Hernández
Dic 2011

Debemos recordar una cosa simple, el mercadólogo es un vendedor, por ende vende mejor su carrera que nosotros, al conocer casos de colegas en distintos países las problemáticas locales al respecto son muy distintas.

En el caso de México se nos olvida el aspecto del nepotismo, la mayoría del empleo es dado a personas cercanas, recomendación y se evita trabajar con desconocidos a menos que sea sumamente necesario, realmente la calidad del trabajo en la mayoría de los casos no importa siempre y cuando se entregue a tiempo, de allí que sean pocos despachos los creativos y exista este sectarismo.

0
Responder
Retrato de Nelson Enrique Salcedo Sierra
0
Nelson Enrique Salcedo Sierra
Dic 2011

Importante aporte a la eterna y poco funcional piramide entre marketeros, publicistas y diseñadores. Al final todos deben apostar por el bien de cada cliente. Un saludo ;)

0
Responder
Retrato de Miriam Leon
0
Miriam Leon
Dic 2011

Verdadero !!!

0
Responder
Retrato de Gonzalo Chacon
0
Gonzalo Chacon
Dic 2011

Excelente! No pudiste describir la discriminación del equipo de mercadeo en cuanto al diseño. Existe en Colombia otro caso interesante y es el de la publicidad. Los publicista en Colombia desmeritan el trabajo del diseñador a tal punto que no haya un excelente trabajo en equipo. El exito esta en la unión del equipo de mercadeo, publicidad y diseño con un mismo objetivo: Comunicar!

0
Responder
Logotipo de Pepe
4
Pepe
Dic 2011

ESPECTACULAR, LA REALIDAD PAN DE CADA DÍA, sobre todo por que los marketeros backofice, desconocen el proceso, pero mas delicado aun, el pensamiento y proceso de desarrollo de una pieza q finalmente debe responder a una solicitud de comunicación y ser en los finales de los finales el rostro visible de toda estrategia y objetivo comercial.

Muy bien Adrian P. Felicitaciones.

0
Responder
Retrato de Sebastian Murra
0
Sebastian Murra
Dic 2011

Muy bien Adrián, resumiste lo que nos ha sucedido a muchos. A riesgo de sonar un poco fascista, creo que muchos marketinian@s (y en especial ellas) toman ventaja de su posición privilegiada, no para hacer mejores productos sino para ell@s quedar mejor, sentirse grandes «ejecutiv@s» y escalar de posición en su empresa.

0
Responder
Retrato de Alejandro Grosse
1
Alejandro Grosse
Dic 2011

Me parece Gabriel que tu comentario «quejoso» del tema además de injusto es muy poco constructivo. Tanto diseñadores como marketineros tienen sus limitaciones y sesgos, el marketinero con su soberbia y postura «yo se lo que realmente importa, que es como ganar dinero $$» y el diseñador en su rol de artista incomprendido, muchas veces también subestimando al resto.

Como dice Gisela la clave está en pensar en equipos multidisciplinarios y con esto no digo nada nuevo, es totalmente posible y hay sobrados casos de éxito. Pensemos en como lograrlo, no en lo complicado que podría ser.

0
Responder
Retrato de Carlos Antonio Rodríguez Ramos
3
Carlos Antonio Rodríguez Ramos
Dic 2011

Si bien es cierto poco a poco el diseño gráfico cobra el verdadero valor y reconocimiento que debería tener implícito, como diseñador creo que todos necesitamos de todos y dentro de nuestra rama los mercadologos, publicitas y nosotros diseñadores gráficos tenemos que trabajar de la mano y ver que juntos logramos más. Cada uno desempeñando la función correspondiente sin menospreciar el trabajo del otro. El resultado final no es para satisfacer nuestros gustos, es proyectar o comunicar de manera funcinal lo que cada marca, empresa o producto requiere.

0
Responder
Retrato de Gabriel Benatar
0
Gabriel Benatar
Dic 2011

El gran problema que tiene el marketing es ese deseo de «ir por todo», de creer que un curso de un par de años te da título para opinar y decidir en cualquier ámbito profesional (publicidad, diseño, etc). Otro problema es que desconocen la diferencia entre mera comunicación y diseño. Si consideramos que el diseño es la «intencionalidad poética de la función», creo que el rol del diseñador es el de concebir lo funcional dentro de un marco «poético»: todo auto funciona pero me compro el que me gusta. Por eso el rol del diseñador es fundamental en lo que respecta a lo atractivo del producto.

0
Responder
Retrato de Gisela Giardino
9
Gisela Giardino
Dic 2011

Hay un problema de base y es el grado de compromiso que tienen o no los diseñadores en el proyecto del que forman parte. Creo que en ningún equipo se puede obviar la presencia y colaboración de un «tornillo» que aporta y que da una visión desde la globalidad de la realidad y la meta del proyecto, sea este de lo que sea. Digamos que nadie que se considere un mero tornillo puede ser pasado por alto. Ahora, darle al diseñador un status per se distinto al que tiene como elemento del equipo, no me parece. Creo que el enfoque multidisciplinario es crucial y ya se entiende cada vez más en los grupos.

0
Responder
Retrato de Edward Pearson
0
Edward Pearson
Dic 2011

Gracias Adrián muy buen artículo. Hace varios años atrás estudie marketing y diseño ya que siempre sostuve que iban de la mano. Hoy me dedico al diseño y saber de marketing me hace mucho mas fácil el trabajo. Siempre recuerdo la frase GOOD DESIGN IS GOOD BUSINESS. Nunca dejo de hacer enfasis en la estética ya que la belleza es un lenguaje universal y un diseño bien resuelto comunica universalmente y el marketing se convierte en una herramienta de logistica y estrategia.

0
Responder
Retrato de Alejandro Grosse
1
Alejandro Grosse
Dic 2011

Más allá que es cierto el planteo de la nota (inclusive bastante obvio) hay también que reconocer que en los últimos años ha habido una gran integración y valorización del DISEÑO en muchas empresas líderes, y no solo del diseño gráfico sino del diseño y la estética en general.

Hay muchas marcas donde el DISEÑO resulta clave en su estrategia comercial, como es el caso de APPLE, NIKE, BMW por citar sólo algunas. Por eso me parece un poco ingenuo pensar que para los «no diseñadores» el diseño se limita a feo o lindo, y que tiene poco valor en los negocios.

Aclaro, yo hago marketing.

0
Responder
Retrato de Pilar Perdoménico
1
Pilar Perdoménico
Dic 2011

También se puede invertir, si los diseñadores nos capacitamos y conocemos algunas herramientas del marketing también podremos hablar de igual a igual, generar empatía y sinergia con el equipo.

0
Responder
Retrato de Adrián Pierini
460
Adrián Pierini
Dic 2011

Les deseo unas felices fiestas a todos y gracias Foro Alfa por brindar este necesario espacio de dabate y opinión.

Que bueno saber de vos Sebastian!!! Un abrazo grande!!!

0
Responder
Retrato de Alfredo Gallego
1
Alfredo Gallego
Dic 2011

Yo pongo énfasis en la frase - «Todos pueden opinar sobre diseño, todos conocen lo que es lindo o feo.«- Creo que resume eficazmente una problemática, que NO solo ocurre en la relación DG-MKT, sino que es mucho más abarcativa y tiene que ver con la relación DG- resto del mundo (tanto profesional como informal). « Todos son diseñadores». Años que el diseñador viene bregando (trabajar con entrega, esfuerzo e interés) por un lugar respetado como profesional y creo que pasarán muchos años más para lograrlo.

Un abrazo a todos los colegas, Adrián en particular y a todos los marketineros.

0
Responder
Retrato de Sebastian Guerrini
150
Sebastian Guerrini
Dic 2011

Grande Adrián! un abrazo

0
Responder
Retrato de Horacio Ramírez
0
Horacio Ramírez
Dic 2011

Las posturas antagónicas entre disciplinas no ayudan en este caso, la deinformación acerca de la profesión de al lado y los juicios a priori, caracterizan equivocadamente los tramos de responsabilidad en un proceso eminentemente colaborativo, y finalmente la poca claridad de los objetivos perseguidos en dicho proceso. han permitido la situación descrita en el articulo ( siendo el agravio en cualquiera de los dos sentidos ) Desafortunadamente esta situación se deriva de enfoques individualistas y expectativas lejanas a la realidad originadas en la educacional profesional y previa

0
Responder
Retrato de Pablo Alberto Diaz
0
Pablo Alberto Diaz
Dic 2011

Estimados, yo hice la inversa.... siendo diseñador me busqué laburo como Responsable de Marketing y chau pinola... ahora que los marketineros trabajen para un diseñador y no a la inversa! Enttre nos: a los genios del MKTG nos se les cae una idea... así que tranquilos, ninguno de estos es más que un designer.....

0
Responder
Retrato de Santiago Trevisan
1
Santiago Trevisan
Dic 2011

Lo mismo digo «alreve» ... que creo que es el principal problema:

A los diseñadores les falta (mucho) marketing. Tomando el texto de arriba, la «contracara» sería la siguiente:

«Los marketineros —en ocasiones ignorados y subestimados por los diseñadores— pueden convertirse en aliados estratégicos». Y agregaría:

«En el diseño, todo nace en la identidad, en la marca ... por lo que es imprescindible que el diseñador trabaje en equipo con marketing.«

Es sorprendente lo mal que se aborda el marketing en la educación de diseño.

Propongo: Multidisciplina 1 + 1 = EQUIPO (Service Design Thinking)

0
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Diseño y producción gráfica
Autor:
Mario Gabriel Merlo
Título:
Diseño y producción gráfica
Sinopsis:
No se puede diseñar si no se sabe sobre qué material, qué cantidad y utilizando qué proceso se va a producir una pieza. Cada dato condiciona al diseño final.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
61
Opiniones:
25
Seguidores:
4
Logotipo de FOROALFA
Autor:
FOROALFA
Título:
¿Existe una ética del diseño?
Sinopsis:
¿Está bien que los diseñadores acepten trabajos cuyos fines son socialmente nocivos? ¿Es hora de formular una serie de criterios que regulen la ética profesional del diseño?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
166
Opiniones:
171
Seguidores:
584
Retrato de Carlos Ley
Autor:
Carlos Ley
Título:
Buen diseño para todo el mundo
Sinopsis:
En las ciudades pequeñas resulta difícil la inserción del diseño gráfico en el mundo empresario.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
4
Seguidores:
0
Retrato de Fabricio Victores
Autor:
Fabricio Victores
Título:
Diseñadores de la nueva era
Sinopsis:
El mercado educativo del diseño ofrece alternativas que, a la larga, terminan degradando la profesión.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
15
Opiniones:
6
Seguidores:
3
Retrato de Jaime Vega
Autor:
Jaime Vega
Título:
De frente, al lado y hasta en contra del diseño social
Sinopsis:
El diseño industrial, como todas las disciplinas, se ha visto influenciado por numerosas tendencias que lo permean. Ahora, parido por la misma Pacha Mama, aparece el diseño social.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
36
Opiniones:
34
Seguidores:
9
Retrato de Emanuel Longo
Autor:
Emanuel Longo
Título:
Mea Culpa
Sinopsis:
Los diseñadores tenemos que estar más preparados para ganar la confianza del cliente.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
55
Opiniones:
33
Seguidores:
6
Retrato de Sebastián Vivarelli
Autor:
Sebastián Vivarelli
Título:
Vivir del diseño
Sinopsis:
¿Porqué sigue siendo mala la remuneración del diseñador gráfico? Una pregunta aún hoy difícil de responder.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
131
Opiniones:
153
Seguidores:
292
Retrato de Alejandro Zapico
Autor:
Alejandro Zapico
Título:
Redefiniendo el perfil profesional del diseñador
Sinopsis:
Reinterpretar el sentido de nuestra profesión conlleva un cambio de actitud, no sólo frente a nuestros clientes, sino también y de manera vital frente a nosotros mismos.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
26
Opiniones:
19
Seguidores:
3

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
2 Septiembre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre