Tradición oral y cultura digital

La cultura impresa podría ser un bello paréntesis entre la oralidad y nuestro futuro próximo.

Juan Miguel Lorite Fonta Madrid
Followers:
16
Comments:
31
Votes:
55
Compartir:

La tradición oral se encuentra muy cerca de las premisas tecnológicas que animan el futuro del texto y lectura digitales, cambios que podrían hacer ver a la cultura impresa como un eficaz y bello paréntesis y no como el dogma por el que el texto o incluso la obra literaria deben expresarse para ser definidos como tales.

¿Por qué? Porque vivimos justo en los tiempos prometéicos en los que texto y cultura digital andan configurándose, fundiéndose y reorganizándose… este artículo es un motivo más para la reflexión de nuestro más cercano e incierto futuro.

A raíz de distintas consideraciones (considerar, es decir, observar las estrellas) sobre si el libro, ese artefacto constituido por decenas de páginas cosidas o pegadas a un lomo y protegidas por una cubierta, desaparecería o no en un futuro cercano desplazado por las tecnologías emergentes, mi amiga Marian especulaba sobre lo que la obra literaria podría llegar a significar en la cultura digital, desvirtuada en un texto blando, plegado e interactivo:

«cómo desencuadernar y garabatear la totémica plenitud de una obra como El Quijote... la misma esencia de la obra literaria escrita se opondría así a la volatilidad interactiva de la futura obra digital, de autoría múltiple, actualizable, modificable y glosable».

Para ser conscientes de lo que cada uno de los soportes de confinamiento y transmisión de nuestra memoria aporta y limita, debemos tener en cuenta al que antecedió al libro: nuestra propia memoria física, trasmitida y almacenada en la práctica de la tradición oral, que acabaría depositada más tarde con el desarrollo de la escritura en tablillas, pizarras y rollos de papiro.

La aparición de un nuevo invento: el libro

El libro desplazó al rollo y contribuyó a la paulatina marginación de la tradición oral. Frente a ella, el códice ofrecía una mayor densidad de información además de poseer la propiedad de mantener inalterable el contenido de lo escrito; esta última característica más la unión del concepto de obra a su propio soporte (un libro es el artefacto escrito para ser leído y es la propia obra en él contenida) es lo que Marian sospecha se rompería en el texto digital.

Pero la información contenida en el códice tuvo que pagar un precio por esas innegables mejoras: por un lado, perdía la capacidad de abstracción que practicaba la tradición oral; con los recursos que nuestra psique le aportaba, no era necesario recordar cada uno de los detalles de la narración para que esta pudiera ser de nuevo reproducida; bastaba con haber entendido el hilo argumental y el concepto del asunto para volver a describir, por ejemplo, la narración mitológica, o un chiste...

Nombres, lugares, incluso el idioma o las anécdotas podían cambiar con el paso del tiempo o con el discurrir geográfico si así lo requería el mensaje en pos de su mejor entendimiento. Y esto precisamente se perdía también con el libro, la maleabilidad de una información que adaptaba su mensaje a la situación del que escuchaba o dialogaba, de sus expectativas, formación, idioma y experiencias.

La última moneda que pagó la información, al ser fijada sobre el pergamino o el papel, fue la de su capacidad infinita de pliegue. El narrador, al transmitir oralmente su información, podía decidir insertar según qué explicaciones, omitir otras, hacer más extenso un suceso con todo tipo de detalles y nuevas noticias o reservarse aquellos datos que estima no son necesarios en ese momento. Es cierto, con la escritura depositada en el libro nace un concepto de obra plena, redonda, fijada en el tiempo y las formas (por más que revisiones, traducciones o adaptaciones vayan poco a poco transformándola). Pero esto no significa que no pueda existir esa otra obra maleable, que deja parte de su valor en manos del «lector», convertido también en «autor» de la misma.

El escenario digital

Estos peajes que la obra pagó para fijarse al papel: abstracción, maleabilidad y pliegue, los vuelve a recuperar el texto en el escenario digital, añadiendo otros recursos y alguna problemática.

Como nuestra memoria, la información contenida en el medio digital no se encuentra confinada en un único almacén ni en un único lugar; el texto que podremos explorar nacerá de la unión sin solución de continuidad de fragmentos recogidos de distintas fuentes y proveedores a través de cualquiera de los nodos que tejen la red global. Y al igual que la narración en la tradición oral, la información podrá verse modificada según el contexto de lectura o consulta, según el filtro que la haya hecho aparecer... y será plegable: un mismo texto podrá irse desdoblando dejando ver u ocultando información complementaria, videos, gráficas, locuciones y música, definiciones, indexaciones, resúmenes y comentarios.

A estas características de la tradición oral, la cultura digital añade la de una densidad de información casi infinita y en constante crecimiento por el progreso tecnológico, progreso que obliga sin embargo a que esta información sea traspasada cada vez que las aplicaciones con las que fueron realizadas quedan obsoletas y que plantea uno de los mayores problemas en cuanto a su conservación (¿tienen algún archivo de Word Perfect, Qbasic o Page Maker que puedan aún abrir sin problemas?).

El último regalo de la cultura digital frente a la escrita es su capacidad de comunicación multilateral: el autor, los coautores, los lectores, todos los implicados en fin en ese texto digital se comunican, enriquecen, comentan y añaden, complementan y mejoran la información... también hay más ruido, pero no todo es perfecto.

Conclusión

Sí, no tengo dudas de que llegaremos a ver al libro de «El Quijote» como uno de los mejores exponentes de lo que significó el concepto de obra en la cultura impresa, ese paréntesis que alcanzó su madurez  superponiéndose a la tradición oral y que cayó en desuso cuando el texto informativo y literario no pudieron ser ya sustentados por el espacio tan bello como limitado del papel.

Followers:
16
Comments:
31
Votes:
55
Compartir:

31 Comments

See comments

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 03/05/2010.

Juan Miguel Lorite Fonta

More articles by Juan Miguel Lorite Fonta in Spanish

Idioma:
ES
Title:

La obra de arte como objeto diseñado

Synopsis:

Más allá de las formas, estructuras, fines y preguntas a las que la obra de arte y el objeto diseñado responden y presentan, se encuentra la participación de un mismo aliento: el proceso de creación, desarrollo y producción que hemos convenido en llamar diseño.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Where's Shakespeare?

Synopsis:

Un nuevo modelo de aprendizaje por medio de la creación de itinerarios en la Red, animados por la superación de retos.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Texto red

Synopsis:

De la revolución que supone el paradigma tecnológico informacional emerge una sociedad estructurada ya por un nuevo modelo de texto: el texto red.

Share:

You may be interested

Valpirio Monteiro
Idioma:
PT
Author:

Valpirio Monteiro

Title:

O design como instrumento de transformação cultural

Share:
Interactions:
Votes:
24
Comments:
8
Followers:
3
Guillermo Flores
Idioma:
ES
Author:

Guillermo Flores

Title:

El diseño como herramienta económica y social

Share:
Interactions:
Votes:
35
Comments:
15
Followers:
19
Grupo Abracadabra
Idioma:
ES
Author:

Grupo Abracadabra

Title:

Gráfica para un ciclo cultural en Oaxaca

Share:
Interactions:
Votes:
36
Comments:
23
Followers:
34
Marcos Beccari
Idioma:
PT
Author:

Marcos Beccari

Title:

Autêntico design

Share:
Interactions:
Votes:
14
Comments:
5
Followers:
42
Faride Mereb
Idioma:
ES
Author:

Faride Mereb

Title:

Diseño gráfico y poesía: el texto como generador de imágenes

Share:
Interactions:
Votes:
73
Followers:
25
Fernando Navia Meyer
Idioma:
ES
Author:

Fernando Navia Meyer

Title:

Descolonización del Jamuña

Share:
Interactions:
Votes:
63
Comments:
7
Followers:
114
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Raúl París
11 months ago

Con esta lectura, me quedé pensando en algo que me ocurre con algunos libros clásicos que, por ignorancia de otros idioma, me toca leer como traducción. Ocurre que esas traducciones, en casi la mayoría de los casos son hechas por españoles, y sus giros lingüísticos son extraños en muchas regiones de América y para mí también. Ahora, si tengo un libro en formato electrónico (epub, mobi, etc.), podría editarlo según mi gusto. Es más, podría añadir comentarios también, y luego ponerlo a circular por la red, sin mencionar mi intervención. Esto se me asemeja un poco a un regreso a esa oralidad definida por el Juan Miguel, por supuesto en una dimensión diferente.

1
Reply
0
Janeth Lesmes Castañeda
4/2016

Aunque es notorio el avance y constante cambio en las herramientas tecnológicas, es indiscutible la trascendencia que enmarca a la comunicación; ya que transformo la manera de establecer contacto y acceso a la información utilizando los medios digitales. Pienso que esto facilita las formas de obtener información de interés particular y general, ofreciendo diversas formas de interactuar a la hora de documentarse , aprender y entender las percepciones que ofrecen diversos referentes de un mismo tema.

1
Reply
0
Natalia Talavera Román
6/2010

creo que es importante adaptarnos a la evolucion que nos ofrecen las tecnologias, no solo beneficiaria de forma practica a estudiantes, docentes, y toda aquella persona que realice lectura. creo que los costos bajarian indudablemente, su accesibilidad aumentaria, y la ecologia se beria sumamente beneficiada con esto.

el contenido es el mismo.

1
Reply
204
Gabriel Meave
5/2010

Buen artículo; reflexivo. Anoto algunos hechos para complementar:

1) No por ser orales, las narraciones son abiertas o menos precisas. Algunos pueblos mesoamericanos sin escritura reproducían línea por línea, rima por rima, historias ancestrales, sin cambios, por siglos. Obras totalmente redondas, totales... y orales.

2) El formato de libro, además de ser muy anterior a la imprenta, siempre permitió interacción, sobre todo en tradiciones orientales donde las obras las han enriquecido sus comentadores.

3) Hay ciertos contenidos, como la poesía, que exigen una forma fija, no maleable, del texto.

2
Reply
0
Daniel Haro
5/2010

Hace un año inicié el hobby de coleccionar discos de acetato. He encontrado lo gratificante de vincular la música con un objeto tangible, grande, con varios centímetros dedicados a una buena ilustración o fotografía... y la necesidad (y gusto al mismo tiempo) de protegerlos de polvo y rayaduras. De modo que, no va solo de música, sino de un verdadero deleite para los sentidos. Pero... LO HUBIERA VALORADO IGUAL SI NUNCA HUBIERA EXISTIDO EL MP3 ?

Con el ibro pasará algo similar= será mas facil y accesible leer, pero los goces de un libro amarillento y grueso quedarán solo para unos cuantos.

1
Reply
0
Diego Castro
5/2010

No sé qué pensar...nos hacen ver el libro como la democratización de la información, hoy en día los mejores libros son inasequibles para el común de la gente, el libro de diseño tipo Taschen es una maravilla que todos quisieran tener, pero por lo menos para el estudiante promedio se le sale de las manos...las tabletas digitales, vuelven a plantearnos limitantes para abarcar más sectores y en cambio sí, seguen la línea de limitación para volver a los círculos cerrados de información del libro ilustrado manuscrito. Buen artículo para debatir sobre estos avances editoriales.

0
Reply
0
José Barrientos
5/2010

Estoy facinado sobre este artículo, de verdad, es excelente.

1
Reply
0
María Gibaut
5/2010

... Es, quizás, una gran oportunidad de sacudirnos el polvo de lo cotidiano y monótono para que nuestras cabezas comiencen a funcionar y den a luz –desde los contenidos hasta situaciones materialmente novedosas– material que, como usuarios/consumidores de libros nos hagan vivir nuevas experiencias. No está todo dicho, todavía falta mucho por escribir, leer y diseñar.

1
Reply
1
Salvador Valdovinos
5/2010

Me gustó mucho y más porque trabajo en la conservación de mitos y leyendas a través del comic y esto me motiva a emplear además este medio digital. Lo interesante es lo lejos que puede llegar, y leer las opiniones y así sentir viva una narración que estuvo a punto de extinguirse. Lo digital tiene repercusiones difíciles de medir e imaginar.

1
Reply
0
Alexandra Aco
5/2010

Muy buen articulo, deja mucho en que pensar. Pero hay que ver que cada avance responde a una epoca en especifico, la imprenta remplazo al papiro, ayudando asi a la reproduccion, en este caso de muchas obras importantes como el Quijote, etc. El soporte va cambiando a medida de las exigencias del momento, pero en una opinion muy personal el tener el libro fisico, y vivir la experiencia de sentirlo, crea como cierta «aura» a su alrededor, que permite a este objeto tener «vida propia».

1
Reply
0
Tito Graffe
5/2010

Me parece muy interesante lo dicho en este articulo, yo hago una reflexión , sobre la cultura oral, pasando al libro impreso, que la impreta revoluciono, del libro escrito a mano que limitaba el numero de copias, limitaba la informaciones a unos cuantos, pienso que el nuevo escenario digital va mas alla que la revolución de la impreta porque mas gentes tienen la posibilidad de obtener informaciones y a la velocidad de la luz, estamos cambiando de habitos, ya leemos diferente por este nuevo medio digital, ahora pienso si leer el Quijote por este nuevo medio seria mas fácil o mas dificil.

0
Reply
0
Sergio Roca Figueroa
5/2010

Termine de leer y me imagine abriendo una tienda de IPAD Japoneses.

0
Reply
0
Ernesto Galdeano
5/2010

A lo largo de la historia cada avance tecnologico provoca sorpresa, rechazos o aceptaciones. Transcurrido el tiempo es aceptado con normalidad, a veces con entusiasmo. De modo que el asunto que nos ocupa, la vigencia del libro impreso o su reemplazo por via digital no es de preocupar. Desde las tabillas ceramicas de los sumerios, pasando por los papiros egipcios, los rollos de Alejandria, los codices romanos o los manuscritos iluminados, hasta la Biblia de 42 lineas de Gutenberg, todo ha sido receptado y habilitado para registrar la comunicacion escrita.Hasta Leonor Acevedo, leyendo a Borges encaja.

1
Reply
0
María Gibaut
5/2010

La vida está formada por ciclos. El comienzo de uno no invalida o anula otro y menos cuando se trata de legados culturales.

La nueva forma necesita apoyarse en la anterior para crecer con solidez, construir su individualidad y regalarnos nuevas posibilidades.

Estamos en el umbral de una nueva etapa, al igual que el cambio en la industria musical y en la cinematográfica, llegó la hora de que la industria editorial dé un paso más en la construcción de su historia...

1
Reply
0
Lucas Mourelle
5/2010

Pienso que este tipo de artículos se enriquecería con una investigación tecnológica previa.

Los formatos digitales caducos (e.g. PageMaker, etc) son de difícil acceso hoy en día dado que se trataba de archivos binarios.

En los últimos años, se ha hecho un gran esfuerzo por garantizar la «apertura» de los formatos, utilizando meta-lenguajes basados en texto simple, como el XML. Un archivo XHTML, o RSS, podrá ser interpretado a futuro sin problemas, por cualquier software.

Hago este comentario con respecto a la idea de que la información deba ser «traspasada» con el cambio tecnológico.

1
Reply
0
Cristian Reyes
5/2010

Sin duda alguna creo que nunca dejara de existir el material impreso. Así como las enseñanzas de la tradición oral en colegios y Universidades. Nosotros nos adecuaremos a este gran cambio tecnológico, haciendo los filtros necesarios para desarrollar una idea a partir de estas tres grandes formas de recibir, entender, observar y concluir información.

Muy interesante tema. (el nuevo dispositivo tecnológico book esta buenisimo)

1
Reply
3
Graciela Baeza
5/2010

Pienso que estos nuevos soportes digitales además de prácticos vienen a mejorar el medio ambiente pues no se necesitará cortar más árboles para fabricar las hojas donde se imprimirá el texto, además que no ocupan espacio, no contaminan el medio ambiente, y son de fácil acceso para todos. Estoy a favor de adaptarnos a estos nuevos soportes que no creo que le resten importancia alguna a los clásicos como el quijote o la república cuyo contenido es lo que importa y no su formato.

1
Reply
0
Cerro Mijares
5/2010

En estos nuevos medios o no tan nuevos, surgirán conceptos literarios o mejor dicho o nuevas formas de involucrarse en la cultura literaria, que ya no será impresa.

Estas formas de expresiones culturales por desarrollarse, no solo están involucrado el autor, el diseñador y los programadores, si no muchos otros profesionales más como en la cultura impresa.

Se le llama eBook como primer paso, pero como lo llamemos o como se exprese le doy ya la bienvenida, para los diseñadores es un campo enorme que se esta abriendo.

0
Reply
1
Hugo Sosa
5/2010

Creo que las respuestas varían de acuerdo al uso que le demos al contenido de un libro. Una Ferrari es un vehículo inservible si yo quiero ir a cazar jabalíes.El soporte que usemos va de acuerdo con lo que nosotros deseemos. Tuve la oportunidad de tener en mis manos el Manuale Tipografico - Bodoni y la sensación al tacto y a la vista son indescriptibles. Son plus que se agregan a una obra excepcionalmente bella. Por supuesto que si no tienes la oportunidad, una buena copia digital es importante, te puede llevar hasta el borde del monte donde cazas los jabalíes.De hecho, ninguno de los sistemas anula a los demás.

0
Reply
0
Soledad Scala
5/2010

Francamente este artículo llama a la reflexión. Vivimos inmersos en avances y cambios tan acelerados que no nos detenemos a pensar.

«Quiero cuentos, historietas y novelas pero no las que andan a botón. Yo las quiero de la mano de una abuela que me las lea en camisón. ...» María Elena Walsh

Es una realidad, hay una tendencia a dejar de comprar bibliografía de consulta, información y estudio pero me cuesta imaginar que vamos a dejar de comprar cuentos, novelas o esos libros que a cada uno da gusto «tener» en la biblioteca.

0
Reply
0
Javier Díaz
5/2010

Les dejo este video para que les sirva a su interesantísimo articulo. Vale la pena.

1
Reply
16
Juan Miguel Lorite Fonta
5/2010

Creo que pueden ser de interés algunos de los enlaces que fueron fuente y profundizan más en el tema. Gracias por unos comentarios tan instructivos y correctos.

Antonio Rodríguez de las Heras. e-textos

Ana Nistal (2009). DEL PERGAMINO AL BIT. Revista ARBOR.

El libro electrónico, Abril 2010. Informe del Observatorio de la Lectura y el Libro del Ministerio de Cultura de España.

1
Reply
0
Alirio Sánchez Ortiz
5/2010

Sin duda alguna! La mejor opinión está en el artículo. A veces es bueno hacernos la pregunta bien para obtener una buena respuesta. En aras de un buen debate tal vez sea pertinente saber de quién es la culpa si de la flecha o del indio? Creo que el hombre siempre va a encontrar un mejor soporte para expresarse, una herramienta de acuerdo a la época en que esté viviendo, luego lo que nos debe preocupar es si lo expresado es creativo. Mozart, Kandinsky, Hawking y Jesús, con o sin, hubiesen hecho lo mismo, causando el mismo impacto sobre la humanidad con sus ideas y producciones. Es cuestión de...

1
Reply
5
Alfredo Texis Michicol
5/2010

Es un buen articulo en donde se muestra el pro y el contra, pero lo principal y lo nuevo de hoy es lo digital endonde podemos obtener mayor rapidez en los trabajo pero siempre hay que tomar en cuenta los historico que es el pakemaker ya que desde hay se funda los digital..

1
Reply
0
Cristian Cena
5/2010

cito=«¿tienen algún archivo de Word Perfect, Qbasic o Page Maker que puedan aún abrir sin problemas?«

me parece que esta comparacion está interesante pero peca en su tono. Los esfuerzos por estandarizar el texto en la cultura digital fueron enormes, tanto así que hoy disponemos de un formato universal cuya extensión es .html.

Ahora: ¿porque se utilizan softwares cuando se pueden crear documentos digitales y accesibles «a mano»? es otro tema.

1
Reply
0
Miguel Angel Gallego Pardo
5/2010

Excelente artículo, con algún matiz en las conclusiones. Si el contenido es realmente «líquido», el problema del pagemaker o lo que sea desaparece. La verdadera plenitud del contenido digital llegará cuando cada uno decida cómo quiere la información (esto es, que «objeto de contenido» desea, sea este un ebook, un libro en papel o una sucesión de entradas en un blog) y que tipo de información quiere (sólo texto, texto e imagen estática, + video, + audio, +3d). El papel SEGUIRÁ siendo un formato. Pero no el único. Excelente la apreciación un cierto retorno al concepto de oralidad...

1
Reply
0
Juan Carlos Bedoya
5/2010

Definitivamente estamos en el momento histórico en el que se presenta la fusión que menciona el autor del artículo, entre texto y medio digital, por tratarse precisamente de una fusión, el texto estará presente de manera permanente en los productos que hagan parte de ese resultado, circunstancia que no lo invalida para actuar y ser protagonista en los momentos que así lo ameriten.

1
Reply
0
Esteban Lussich
5/2010

Muy interesante el artículo, y muy bien planteado y expresado el debate. Le encuentro varios puntos de contacto con la música, ésta como forma artística, que ha encontrado similares caminos de evolución tecnológica pagando los precios de su mutación. Así como la obra de Cervantes, se me viene a la cabeza qué puede haber pasado si Mozart hubiera dispuesto de un ProTools en su momento...

1
Reply
0
Magdalena Monsalve
5/2010

Los soportes, las herramientas y las tintas: la mano como primera herramienta para comunicar visualmente, para representar, la mano en el libro digital vuelve sobre una mediación del material, metáfora de los manuscritos iluminados, despojado, casi reprográfico, la tinta como soporte luz, mas lejana a la relación entre ojo y tacto, más conceptual, suerte de interactividad versus versatilidad. Por otro lado el libro impreso, para anotar, acariciar, coleccionar o incluso dormir!, el fetiche, algo más seguro que el cargador olvidado y lejos camino a la playa!. Una contradicción.

1
Reply
0
Iván Temahuaya
5/2010

El cambio o la evolución en el paradigma de la transmisión cultural no es tan radical como pudiera parecer, dado que la cultura digital sigue sirviendose de la palabra escrita, añadiendo posiblemente la ventaja de la ilustración audiovisual (video entre otras cosas). Con todo, es de considerar también los efectos corporales: personalmente soy incapaz de leer un documento en pantalla por más de 30 minutos sin que los ojos me comiencen a arder. Son muchas las ventajas y desventajas de uno y otro medio, pero la extinción del medio impreso me parece improbable.

0
Reply
1
Sergio Arcíbar
5/2010

Es cierto que lo digital ya condensa y tiene más capacidad a largo plazo de contener información, pero aún no dejo de ver quien imprime una fotografía que tomó con su cámara digital, para poder tenerla en su realidad física; asi con los libros y los periódicos.

Considero que tanto lo impreso como lo digital tienen sus pros y sus contras. Y aunque lo digital parece el futuro y rumbo, no creo que lo impreso desaparezca como medio mayoritario muy pronto.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo se planifica, construye y gestiona la marca de empresas e instituciones

4 weeks
21 Mayo

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
25 Junio

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
6 Agosto

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero