Sobre competitividad y competencia en diseño

No competimos por diseño y en todo el mercado: la competitividad es del estudio y competimos por niveles o categorías.

Fernando Del Vecchio, autor AutorFernando Del Vecchio Seguidores: 824

Cristian Petit De Murat, editor EdiciónCristian Petit De Murat Seguidores: 20

Es lógico que pienses que todos los diseñadores compiten entre sí, si consideras que el diseño es el factor crítico de éxito. Pero debería ser evidente, como lo es para aquellos con algunos años de experiencia, que la competitividad es del estudio y no del producto (o servicio), y que se compite por niveles en diversos espacios de mercado.

Para conseguir mejores resultados, es necesario tomar mejores decisiones. Pero para tomarlas, es necesario primero evaluarlas, y evaluar la situación a partir de la cual se toman esas decisiones. Revisemos el tema de la competitividad y de la competencia entre empresas diseño-intensivas.

En todo evento donde se plantea el tema de la gestión de diseño, el punto de partida es la llegada del cliente y su pedido al diseñador. Lo que allí se trata es la gestión del proyecto, no la gestión del estudio o empresa creativa. Esto no es extraño, ya que —por su formación— quienes se dedican a la gestión del diseño se han formado y preparado (y hasta trabajan) en ello, no en gestión de empresas.

Todo el proceso anterior a la llegada del cliente y posterior encargo, es propio del rol que asume quien dirige su propio estudio o empresa. Lo interesante es que la gestión orientada a conseguir que el cliente llegue y realice el encargo ocupa una enorme mayoría del tiempo y esfuerzo del director. El trabajo operativo, o gestión operativa, si bien ocupa la mayor parte del tiempo del diseñador, tiene una incidencia menor en quien dirige.

Teniendo esto en cuenta, podemos ahora evaluar el tema de la competitividad y la competencia.

¿Qué es la competitividad y qué significa ser competitivo?

Competitividad es la capacidad de competir. Ser competitivo significa estar en condiciones de competir en el espacio que elegimos (o, en la mayoría de los casos, aquel al que nos llevan los clientes). Si no elegimos el espacio en el que queremos competir (a partir de la determinación de nuestro negocio), son los clientes quienes lo definen (por el tipo de trabajo que nos solicitan).

¿Quién compite?

Compite el estudio (o empresa), no el producto (o servicio). Pensamos en que compite el producto o servicio que ofrecemos, porque es lo que vemos (lo evidente). Ello nos lleva a intentar perfeccionar el producto o servicio (por la creencia de «el mejor producto gana»), independientemente de las condiciones en las cuales participamos en ese espacio, con los clientes que lo conforman. Podemos ofrecer el mejor producto en un mercado al que no podemos acceder por imposibilidad técnica, comercial y/o logística (por ejemplo, una excelente silla de la que nos solicitan una cantidad muy superior a la que podemos entregar), lo que determina nuestra falta de competitividad. El producto gusta y «gana», pero la empresa no es competitiva (no gana).

¿Con quienes competimos?

La competencia ocurre en rangos o niveles. Muchos estudios recién creados creen estar en condiciones de competir con cualquier estudio o empresa constituida, por pensar que es el producto o servicio el que compite (competir a partir del diseño). Pero en todos los órdenes, la competencia se plantea de acuerdo a niveles. Una empresa de primera línea, para proyectos complejos o sensibles, no contrata a un freelance. El freelance puede ser un excelente creativo, pero está fuera del mapa (del rango de empresas) en el que la empresa realiza la búsqueda de proveedor. Podemos observar esto en cualquier competencia deportiva, donde también existen rangos, niveles o categorías. En el fútbol, por ejemplo, existen categorías regionales, nacionales e internacionales. Para ganar una competencia internacional, es necesario ganar el torneo nacional (o estar entre los primeros puestos). Para participar del torneo nacional, hay que ascender desde los regionales. Aunque existe la posibilidad de acceder a un torneo internacional siendo un equipo regional (en Argentina, ganando la «Copa Argentina», donde compiten todos los equipos), esto –si bien es posible– es improbable.

Con todo esto, deberías poder entender por qué hay excelentes diseñadores y creativos que no obtienen el reconocimiento del mercado que dicen merecer, mientras que otros —no tan buenos diseñadores (según el propio gremio)— tienen un éxito incomprensible (pero absolutamente entendible desde el paradigma de la gestión de empresas).

La lógica del diseño es diferente a la lógica de la gestión de empresas. Debes comprender ambas para poder integrarlas y lograr lo que deseas.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
16
Votos:
69

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Sobre competitividad y competencia en diseño

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 27/08/2013

Ilustración principal del artículo Rechazos positivos
Rechazos positivos Si no trabajamos en la comunicación de lo que somos y lo que hacemos, serán los clientes quienes lo definan de acuerdo a su mejor entender.
Ilustración principal del artículo Cobrar antes, cobrar mejor
Cobrar antes, cobrar mejor En un contexto inflacionario, dirigir un estudio de diseño requiere mayores habilidades administrativas de las que muchos reconocen.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Mar Toshelini
0
Dic. 2013

para Destacar necesitas sobresalir ,, y la Competitividad es la Clave .. ¡ saludo Especial !

0
Retrato de Katherine Cardozo
0
Hace un año

Comparto la idea.

0
Responder
Retrato de Areli Paola Tagliapietra
0
Oct. 2013

Pues desde mi punto de vista estoy muy de acuerdo con lo que dice el autor, ya que como en todo ámbito laboral del diseño hay un nivel de competencia de acuerdo a otros servicios o empresas los cuales tambien compiten, cabe destacar que no siempre se tiene que estar compitiendo en todos lados pero si es importante como afecta el hecho de con quien y de que manera compites con otros para ganar en el ámbito social.

0
Retrato de Katherine Cardozo
0
Hace un año

Concuerdo con lo que mencionas, que en "todo ámbito laboral del diseño hay niveles", debido que dentro del diseño, existe distintas ramas a seguir.

0
Responder
Retrato de Carlos Mata
3
Ago. 2013

Gracias Fernando, ¿Existe la posibilidad que un diseñador independiente evolucione y se convierta en un estudio que le permita ser competitivo a ese nivel? ¿Qué consejos podría recibir un diseñador con esta proyección? ¿Su estudio debe tener su mismo nombre de marca o también evolucionar?

0
Retrato de Fabrizio Sotelo
27
Ago. 2014

Me comentaron hace ya tiempo que la mejor identidad corporativa que uno tiene es su nombre, por lo que tradicionalmente los estudios suelen tener el nombre del diseñador. Soy de la idea que esto es cierto, en tanto seas estable en el trabajo. Evidentemente si te vas, dificilmente el negocio podría seguir. Uno de los mejores ejemplos es Estudio Mariscal, que gracias a un equilibrado manejo administrativo y de imagen, sobrevive ya por más de 30 años.

0
Responder
Retrato de Graciela Cristina Laplagne
0
Ago. 2013

Muy bueno tu aporte Fernando, me sirve mucho para mis alumnos de las carreras de Diseño industrial y Gráfico en la materia de Gestión Empresarial y Mercadotecnia.

1
Retrato de Claudia Mena
25
Ago. 2013

De acuerdo contigo, el aporte es un buen material de apoyo y análisis para y con los alumnos.

0
Responder
Retrato de Katherine Cardozo
0
Hace un año

No comparto la idea en donde indica lo siguiente, "que la competitividad es del estudio y no del producto o servicio", no comparto la idea debido a que tanto el estudio, como el producto van de la mano, es decir, que teniendo el conocimiento (estudio) se logra generar un buen producto.

0
Retrato de Hugo Colin
0
Hugo Colin
Oct. 2013

Raro encontrarse con artículos que midan los potenciales y los niveles en los que puedes o no estar como profesionista. ¡Excelente aporte!

0
Retrato de Catalina Galarreta
0
Catalina Galarreta
Sept. 2013

Muy bueno el artículo! Sobre todo para los que trabajamos como freelance o recién estamos arrancando con nstra empresita. Saludos!

0
Retrato de Pier Alessi
26
Sept. 2013

Es difícil asimilar que quien diseña no siempre puede gestionar y si lo hace será en poca envergadura como en el caso de los freelance. Es importante que gerentes de negocios y diseñadores se entiendan indiferentemente de quien tenga la mayor acción dentro de la empresa.

0
Retrato de Marco Augusto
1
Marco Augusto
Sept. 2013

Siempre interesantes tus intervenciones.

Como freelance es bueno leer estos artículos. Saludos.

0
Retrato de Alfredo Texis Michicol
6
Ago. 2013

Gracias a hora ya estoy mas claro de lo competividad gracias y saludos

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo