¿Se deben mantener los escudos coloniales de las ciudades?

¿Tiene sentido identificar a una ciudad con un escudo que simboliza cuestiones ajenas a la sociedad y la cultura que la habita? ¿Cuál es el sentido y la misión que debe cumplir el escudo de una ciudad?

Juan Gagliano, autor AutorJuan Gagliano Seguidores: 13

Ilustración principal del artículo ¿Se deben mantener los escudos coloniales de las ciudades?

Leyendo los excelentes artículos de dos grandes comunicadores publicados previamente en FOROALFA (el artículo «El nuevo escudo de Buenos Aires», de Norberto Chaves, y el artículo «No es un logo, es un escudo» de Fransisco Yatorno), me encontré con la grata sorpresa de presenciar la apertura de un debate sobre la identidad visual de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es muy saludable poner en debate las decisiones de nuestros gobiernos, y coincido con la calificación que Chaves hace de la actual gestión de la ciudad. Más allá de este hecho anecdótico, resulta importante que los diseñadores también tengan la posibilidad de discutir política, visiones de la vida, posturas, opiniones y formar parte de la construcción del discurso colectivo y las realidades de la sociedad, sin dejar de respetar a quienes prefieran exclusivamente ser operadores estéticos de discursos ajenos. No considero que la política venga a «manchar» o «ensuciar» nada. Quizá algunos políticos o empresarios lo hagan, pero la política, es una herramienta fundamental para cambiar la realidad, nuestro día a día, en un contexto democrático.

Sumo al debate una inquietud sobre la que aún no tengo clara la respuesta: las ciudades y sus sociedades cambian, la identidad se construye a lo largo del tiempo. ¿No está esto en contradicción con el carácter estático de un escudo cuyos simbolismos están atados a un origen e identidad lejana y distinta a la actual? Más allá de los cambios culturales lógicos del paso del tiempo y cambio de los contextos y situaciones externas, ¿acaso la independencia de América respecto de España, no marcó un nuevo origen que amerite un cambio en la identidad visual del escudo de la ciudad? ¿No es este escudo un residuo de la cultura colonial, tan distinta y opuesta a la identidad independentista, revolucionaria que construyeron los padres de la patria?

El escudo de la ciudad redunda en elementos relacionados a la conquista, la religión, pertinentes a el origen colonial de la ciudad, las carabelas (o navíos), el espíritu santo y la iglesia católica. ¿Esos símbolos son representantes de la identidad cultural de la ciudad? ¿No es hora de que el escudo represente el cambio de paradigma que significó dejar de ser colonia? ¿Hasta dónde el respetar las tradiciones es defender el patrimonio cultural e histórico, y hasta dónde es alimentar el espíritu colonialista y la versión europea de la historia? ¿Para tener una visión latinoamericanista e independentista, hace falta cambiar el escudo?, ¿es realmente tan importante?, ¿hay que abolirlo?, ¿hay que dejarlo como está?

Queda abierto el debate.

¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
40
Votos:
46

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo ¿Se deben mantener los escudos coloniales de las ciudades?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 31/07/2012

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Fabio Ares
69
Ago. 2012

Buenos Aires, a lo largo de su historia, cambió muchas veces la fisonomía de su escudo.

El cambio más radical se produjo el 5 de noviembre de 1649 cuando los cabildantes aprobaron el escudo de armas, desconociendo la existencia del escudo de Garay, que estaba vigente por resolución del Consejo de Indias del 20 de setiembre de 1591 (el que hoy está presente en la bandera de la Ciudad).

A partir de allí se hicieron infinidad de representaciones a partir de los mismos elementos. El de la imagen, por ejemplo, fue aprobado por Ordenanza del 3 de diciembre 1923.

0
Retrato de Alfredo Yantorno
49
Ago. 2012

Tu comentario no podría haber sido más acertado. No consigo entender por qué -invariablemente- todo político que llega a la gestión de gobierno se pretende fundador. Cuántas veces habremos escuchado que «...es la primera vez» de cualquier cosa. Y lamentablemente lo traduce su comunicación. Pintémoslo de amarillo, pintémoslo de naranja. Parecen emular a Luis XV: Après moi le delúge. Hasta que yo llegué nada existía, todo viene después de mí y se irá conmigo. Probablemente ese espíritu fundacional ya existía, seguramente larvado, en su ánimo, cuando el político aún estaba en el llano.

1
Responder
Retrato de Alfredo Yantorno
49
Ago. 2012

No es atinado poner en juicio el valor simbólico del escudo de Buenos Aires, por creerlo ajeno a la ciudad y la cultura que la habita hoy, basándose en que las ciudades y sus comunidades cambian y ese devenir construye la identidad de la ciudad. Eso implica aceptar que la vigencia de los símbolos se reduzca a la duración de una gestión de gobierno, como lo denuncian las insólitas actualizaciones que los símbolos padecieron en los últimos tiempos. Predico con el ejemplo: Criticaron la actualización de la «Gorda» de la UBA -trabajo que dirigí- porque casi no se nota. No era para que se notara.

2
Retrato de Rubén Morales
8
Ago. 2012

De acuerdo Alfredo, hay suficientes productos perecederos en el mercado como para que la identidad también lo sea. Y es de buen profesional hacer rediseños «que casi ni se noten» respetando identidades consolidadas en el tiempo. También discrepo con los que piensan que hay que renovar escudos y logotipos cada dos o tres años, como si fueran alfombras que se gastaron.

0
Responder
Retrato de Juan Manuel Portilla Cardozo
0
Ene. 2015

Si la cultura de una ciudad es un agente en evolución y constante cambio, re diseñar y tratar de afianzar un nuevo símbolo que represente los valores actuales de su contexto terminara por ser eventualmente una tarea efímera e inútil.

Mas en una ciudad contemporánea y cosmopolita como Buenos Aires en la cual convergen, y mutan cada vez mas sus valores identitarios y nacen nuevas formas de interacción y agentes culturales externos debido a la migración.

Es esto lo mismo que pasa con la mayoría de las identidades creadas como marca país, las cuales terminan por ser Incapaces de representar o crear un sentido de pertenencia verdaderamente arraigado en la población, y mueren como símbolo.

Por lo cual, pienso yo; la tarea de cambiar un escudo colonial, acabaría por ser nada menos que la perdida de un emblema de la ciudad, que ha tenido un simbolismo arraigado ya hace muchos años en el gobierno y por que no, en la población de la misma, casi desde sus orígenes.

Mi opinion personal.

0
Retrato de Gabi Lubiano
0
May. 2014

Aún mejor que quede reducida allí aquella colonización y no sea reproducida en la bandera o en los cuadernos de los chicos cada 12 de Octubre.

0
Retrato de Zulema Santana
1
Abr. 2014

Un escudo. Por bueno o malo que sea su diseño y justificación forma parte de la historia de un lugar. Este expresa el contexto en el que se habitaba en los años en los que se creó. Es necesario para la educación y conciencia de nuevas generaciones que existan estos símbolos patrios. Que mantienen viva la historia a travez de los años.

0
Retrato de Fabio Ares
69
Nov. 2012

El tema pasa por la Legislatura porteña y se eco en los medios... Saludos

Enlace

0
Retrato de Hugo Daniel Becerra
0
Ago. 2012

Me parece que tu pregunta se responde fácilmente: la ciudad vive, crece, respira y aveces se ahoga. Algunos años empalidece otras no. Por varia razones migran y otras emigran. También cambian de color político. y la función del municipio es reflejar una realidad. Por lo tanto hay que obtener el fundamento: El briefing es el elemento motor de cualquier acción de comunicación, y también tan importante como la imagen misma. Si está mal enfocado, todo lo que se derive de él también estará mal. Publicistas o nosotros que logremos un buen brief y manos a la obra.

0
Retrato de Luis Ernesto Guerrero
28
Ago. 2012

Saludos! buen aporte el que colocas en tu observación, personalmente creo que los escudos en mucho son histora por su longevidad que por su iconocidad, y es por ello que la mayoria de las personas «representadas» en ellos no son capaces de decodificarlos y mucho menos de sentirse identificados por los mismos, razón la que creo pertinente nuestro rol en la comunicación visual para evaluar si debemos o no proponer nuevas alternativas visuales dentro de lo que en este caso los escudos buscan, que no es mas que «proteger» nuestra identidad. El tema es si la tenemos identificada.

1
Retrato de Pepe Vch
1
Pepe Vch
Ago. 2012

Pues creo que los escudos son parte de la identidad, cada persona para conocerse completamente debe saber su origen y creo que el escudo es el símbolo del mismo. Aunque yo siempre he estado de acuerdo con estar actualizando todo, creo que en este caso es mejor dejarlos así, si cambiamos el escudo una vez, se podrá cambiar luego miles de veces, y ya nuestros hijos verán un escudo distinto al que nosotros conocíamos, será muy difícil de ligar uno con el otro y por lo mismo la identidad de origen se perdería y cada uno tendría una referencia distinta.

0
Retrato de Mario González
24
Ago. 2012

Si alegremente nos ponemos a modificar identidades, nunca tendremos una.

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 agosto

Tipología de Marcas

Tipología de Marcas

Criterios y herramientas para seleccionar el tipo adecuado al diseñar marcas

15 horas (aprox.)
1 agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 septiembre