¿Que se aprende en la Universidad?

Los recien egresados se quejan de que entran a la vida laboral apenas a aprender lo necesario para desempeñar sus funciones. ¿De qué sirven entonces los años de estudios?

Retrato de Oscar Ramirez Franco Oscar Ramirez Franco Monterrey Seguidores: 20

Opiniones:
16
Votos:
76
Compartir:

Lo que se sabe

En mis años de experiencia profesional he aprendido que la diferencia entre un operario o un técnico y un «licenciado» (egresado de la universidad) no es el talento ni los conocimientos sobre un tema; no es la información (educación) con la que se cuenta, ni la cultura que se tiene.

El talento es innato a la persona: conocí operarios que dibujaban de manera natural mucho mejor que yo después de las «clases de dibujo» de la escuela. También conozco personas que han decorado su casa con un gusto exquisito y con ideas que a mí no se me hubieran ocurrido, aun cuando sean contadores o administradores. Mi padre diseñó un hospital y propuso un mobiliario para mejorar el flujo del personal y ayudar a mantener las áreas estériles... y no es arquitecto ni diseñador, es médico.

Tampoco es el conocimiento, porque cuando uno es recién graduado y empieza apenas en una empresa, los operarios y técnicos veteranos saben mucho más que uno sobre el tema... uno aprende de ellos. No es la información ni la educación, porque la información que uno adquiere es muy superficial, muy general, sabe uno muy poco de muchas cosas. Además, la información ahora está disponible para todo el mundo: en un momento, un operario puede obtener cualquier dato que necesite de muchas fuentes.

Un compañero de la Universidad trabajó en una empresa cartonera, ahí aprendió muchas cosas que yo nunca aprendí. En cambio, yo fui empleado de una fábrica vidriera y aprendí —más de los operarios que de mi jefe— muchos procesos que mi colega nunca conoció. Lo que se aprende en la vida profesional es mucho más que lo que se adquiere en la escuela.

En cuanto a la cultura, todos conocemos personas de escasos recursos cuyos padres no tuvieron mucha suerte y no evidencian una cultura refinada y sin embargo llegan a ser grandes empresarios o profesionistas. También abundan los estudiantes y licenciados cuya cultura deja mucho que desear... Entonces, ¿cuál es la diferencia?

En mi experiencia profesional la diferencia está en la manera de pensar. Y no me refiero solamente a tener opiniones o ideas propias, sino a los procesos de pensamiento; a la manera de razonar o racionalizar; a la capacidad de observación, de hacer un análisis crítico y de entender un problema; a la creatividad para enfrentar una situación (resolver un problema) desde distintas perspectivas.

También incluyo la apertura para recibir información, la disposición para aprender cosas nuevas y de aceptar nuevos puntos de vista. Así mismo, la capacidad de asombro que viene del conocimiento de que siempre hay una larga historia detrás de cada cosa; de saber o imaginar el desarrollo que hay en un teléfono celular, por ejemplo. De saber que si uno ignora algo, puede estudiarlo, entenderlo y mejorarlo.

En la universidad uno aprende a aprender. Así de simple y con eso, es más que suficiente.

Aprender a aprender

La teoría sobre la calidad que aprendí en la escuela era obsoleta para cuando me gradué y conocí una nueva teoría cuando entré a trabajar. Pero, ¿de nada  sirvió haber aprendido esa teoría que me dio el maestro? En mi trabajo, esa calidad la pude entender completamente porque en la escuela había aprendido cómo estudiar el tema; había aprendido a «hablar el idioma» y eso fue más importante que saber la definición del libro, que memoricé literalmente.

Yo no sabía nada de vidrio, pero pude aprender más porque sabía qué era exactamente lo que necesitaba saber del tema para desarrollar mi trabajo. Y pude obtener la información precisa de los operarios, de mis jefes y compañeros; como de otros libros y de la experiencia propia (no tenía internet en esa época), porque en la escuela había aprendido cómo obtener esa información; porque sabía cómo descartar datos inútiles y creencias falsas; porque durante la carrera había adquirido una manera de pensar diferente, una manera de procesar la información mucho más compleja y útil.

En la escuela aprendí a observar y sobre todo a saber qué y con qué perspectiva observar. También aprendí que no existe una sola forma de hacer las cosas, pero que generalmente existe un procedimiento más adecuado según el objetivo a lograr. Y supe valorar y calificar datos y variables para encontrar esa forma óptima de hacerlo.

Aprendí a usar las fórmulas, a encontrar valores y considerar variables u opciones y relacionarlas adecuadamente para encontrar las respuestas. No importa si ahora no recuerdo la fórmula para calcular la fuerza (Fuerza = masa por aceleración) lo que importa es cómo cambió mi mentalidad y cómo aprendí a usar esa fórmula. También entendí los procesos (biológicos, químicos y físicos según la clase) que luego me ayudaron a entender los industriales. Supe leer de verdad. Aprendí a disfrutar la lectura recreativa, a imaginar los objetos, a transportarme a otros lugares y épocas. También aproveché la lectura informativa para entender mejor las cosas, para involucrarme con lo que pasaba a mi alrededor.

Conocí nuevas culturas, sobre todo aquellas diferentes a la propia, porque ellas se desarrollaron con otras variables para entender su mundo y lo hicieron de manera incomparable. O dicho desde otra perspectiva, conocí un mundo diferente al suyo; y esto lo aprendí de la Historia, en la Literatura y hasta en la Biología.

En Filosofía comprendí que el ser humano siempre busca el bien mayor, pero que ese «bien mayor» significa algo diferente para cada quien, según se conozca del mundo. Con eso pude valorar la visión de un operario sobre su herramienta y su relación con ella.

Nuestra visión, por otra parte, abarca el proceso productivo general y después incorpora la misión de la empresa y su influencia sobre la comunidad. Por eso nuestra toma de decisiones es diferente. Eso no lo vi en una clase en particular, lo viví en toda la carrera universitaria. Lo aprendí porque pienso diferente. Supe cómo apreciar el conocimiento y tener entusiasmo al obtener un resultado. En suma: aprendí a aprender.

La diferencia

Ésa es la única diferencia, los universitarios estamos en el canal del entendimiento, en un aprendizaje constante y con una visión amplia, porque utilizamos cada vez más datos o los aplicamos correctamente, cada vez que es necesario. Toda experiencia es una fuente de aprendizaje, así sea ir al cine o dar una clase (en verdad aprendo mucho cada vez que preparo una clase y más aún cuando es un alumno quien la imparte).

Pero revise lo que he escrito arriba e imagine en cuántos ejemplos mencionados usted podría aplicar el «saber indagar», «saber preguntar», «saber buscar», «saber concluir» o cuando menos... entender que existen diversas formas de investigar y es necesario saber encontrarlas cuando nos hacen falta...

Esto es tener un pensamiento científico. Usar el cerebro metódicamente, para obtener un mejor provecho y aprender de todo lo que nos rodea. Si se hace esto de participar en las clases, si en la universidad se aprende a aprender... no se tendrá ningún problema para lograr lo que se quiera en el futuro.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Oscar Ramirez Franco Oscar Ramirez Franco Monterrey Seguidores: 20

EdiciónFernando Rodríguez Álvarez Ciudad de México Seguidores: 215

Opiniones:
16
Votos:
76
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo ¿Que se aprende en la Universidad?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Gustavo Canales G
0
Gustavo Canales G
Hace 11 meses

Me gusta este articulo pues intenta explicar con que nos podriamos topar dentro de la facultad, asimismo las diversas cosas acerca de la facultad da un poco de ese "sabor" que quizá también llega a plantear cuestiones como seria: ¿se aprender?, ¿como puedo aprender a aprender?, ¿qué es usar el cerebro metodicamente?, etc.

Esta redactado de una forma que se puede comprender el mensaje y también resulta agradable de leer, es un buen mensaje y lo que yo concluyo es que si bien ya tienes tu titulo y ya te graduaste, no debes de dejar ese apetito o esa sed por conocimiento y experiencia pues siempre debes estar aprendiendo sobre lo nuevo y "actualizarte"

0
Responder
Retrato de Eugenio Gpe Hernandez Hernandez
0
Eugenio Gpe Hernandez Hernandez
Hace 11 meses

En mi opinión estés articulo trata de explicar que nosotros aprendemos muchas cosas en el ambiente de la facultad sin embargo nos quedan muchas cosas por aprender afuera de este. Muchas personas pueden aprender cosas distintas dependiendo de su área de trabajo como explico el artículo y necesitamos "Aprender a Aprender" como podemos llevar a acabo esta acción con la experiencia que uno va juntando en sus estudios y en su área de trabajo

0
Responder
Retrato de Melissa Ramos
0
Melissa Ramos
Hace 11 meses

En mi opinión este articulo esta muy bien realizado ya que tiene razón, que en la universidad puedes ver alguna materia y preguntarte a ti mismo si eso lo aplicaras en algún momento de tu vida y tal vez no pase, pero tu mentalidad estará mas preparada para resolver los distintos problemas que se te presenten,gracias a que la universidad te prepara para como dice el articulo "aprender a aprender",no importa que tan bueno seas si no sabes como manejar la situación .

2
Responder
Retrato de Emilio Tadeo Carrizales Villarreal
0
Emilio Tadeo Carrizales Villarreal
Hace 11 meses

Entonces, vale más aquel que aprendió a reconocer aquello que no conoce o que no domina, pero que sin embargo entiende como solucionar esa duda o entrenar esa habilidad, que aquel que recuerda y aplica perfectamente todo lo que se le enseñó, pero que sin indicaciones o revisiones no puede críticamente juzgar sus ideas o capacidades.

Yo concluyo de esto que en la universidad no solo se debe conseguir un titulo y graduarse y ya está, si no empaparse de la actitud de querer saber, de no conformarse con lo que el maestro debe enseñar y preguntarle de más de lo que uno no ha vivido y el sí, de saber que si en un examen uno no recuerda las formulas, pero que sabe aplicarlas, en un trabajo no le cuestionaran los medios si el resultado es lo que se espera.

0
Responder
Retrato de Mauricio Flores
0
Mauricio Flores
Hace 11 meses

Me gustó el mensaje optimista para seguir estudiando y aprendiendo a aprender

Posdata:exelente punto de vista

0
Responder
Retrato de Angel Perez
0
Angel Perez
Hace 11 meses

me gusto mucho la frase que dijo "Esto es tener un pensamiento científico. Usar el cerebro metódicamente, para obtener un mejor provecho y aprender de todo lo que nos rodea" por que en parte tiene mucha razon muchos de los universitarios ya no piensan como si estuvieramos en la prepa o en la secundaria por que se supone que escojemos la carrera que nos gusta y no es como antes que teniamos que aprender lo que nos enseñan afuerzas ahora es aprender por que nos gusta y por eso utilizamos el cerebro y tenemos ese pensamiento cientifico o asi lo interprete yo

0
Responder
Retrato de Gabriela Hernandez
0
Gabriela Hernandez
Hace 11 meses

Aprender a aprender

la teoría sobre "la calidad" me pareció un tema informativo y me agrado porque resalta que en su punto de vista la educación que recibió es obsoleta pero yo pienso que no es del todo cierto ya que en el momento en que se gradué y empiece a emprender o realizar un trabajo para alguien va estar en constante aprendizaje con el entorno de su trabajo. Y recalca que no importa si se te olvida una formula lo importante es "Un cambio de mentalidad",

0
Responder
Retrato de Paco Nájera
0
Paco Nájera
Hace 11 meses

La frase "el ser humano siempre busca el bien mayor, pero que ese «bien mayor» significa algo diferente para cada quien" ya la había escuchado en la prepa, y me hizo recordar, que mi maestra de Filosofía trataba de cambiar nuestra forma de pensar, siempre lo vimos como algo incorrecto, al final del año, ella nos demostró que sí cambiamos nuestra manera de pensar. Tal vez aprendimos muy poco sobre Filosofía ese año, a lo mejor Descartes y Platón quedaron en nuestras memorias, pero lo que nos dejó fue "aprender a aprender" justo como lo redacta en su texto. Más que llenar la memoria de párrafos y líneas de un libro, "aprender a aprender" es lo que deberíamos, me incluyo, hacer todos.

0
Responder
Retrato de Joanna Torres
0
Joanna Torres
Hace 11 meses

Se quedó muy adentro de mi la frase de « aprender a aprender» justamente es lo que estamos haciendo los de nuevo ingreso y claro también cualquier estudiante y profesionista, esta frase y lo que significa siempre estará presente en nosotros, pues nunca dejamos de hacerlo.

Creo que en cualquier carrera que estudies, sales con las bases y todo lo demás lo aprendes de la experiencia laboral, cada quien tiene un potencial diferente y será reconocido por eso, cada quien es bueno en algo y si aún no es bueno en algo es porque no ha buscado por el lado correcto.

0
Responder
Retrato de Doménica Pedreros
0
Doménica Pedreros
Hace 11 meses

Es cierto que en la universidad nos enseñan la parte teórica de nuestra profesión ya que en la práctica todo es diferente, si tomamos malas decisiones nuestras consecuencias serían fatales y si son acertadas alcanzaremos el éxito. Debemos de aprovechar las 2 etapas: ámbito estudiantil y profesional. Si bien es cierto la universidad nos da las herramientas para ejecutarlas en el trabajo con mayor responsabilidad, siempre tendremos un aprendizaje el área operativa ya que estamos en la parte crítica de la empresa, como dicen: todo se aprende donde las papas queman.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Guillermo Dufranc
Autor:
Guillermo Dufranc
Título:
Packaging 4D: la cuarta dimensión
Sinopsis:
Los empaques tienen tres dimensiones, pero hay una cuarta dimensión que nos conecta con ellos: la emoción; un fenómeno que desafía la relación entre lo que es y lo que significa.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
133
Opiniones:
22
Seguidores:
479
Retrato de Stuart Roldán Castro
Autor:
Stuart Roldán Castro
Título:
La delgada línea entre querer aprender y aprender
Sinopsis:
Si esperamos a que las cosas lleguen solas para aprender, nos convertiremos en piedra. Hay que moverse y buscar.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
27
Opiniones:
10
Seguidores:
4
Retrato de Ana María Lagos
Autor:
Ana María Lagos
Título:
Paro agropecuario y Diseño Industrial en Colombia
Sinopsis:
Una mirada desde la profesión a un conflicto actual en Colombia: el paro agropecuario.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
74
Opiniones:
35
Seguidores:
24
Ilustración principal del artículo Design Thinking: Creatividad para los negocios
Autor:
Diego Rodriguez
Título:
Design Thinking: Creatividad para los negocios
Sinopsis:
Presentación del primer libro de design thinking escrito en español. ¿Qué es la innovación, porqué se debe llevar a cabo y cómo se implementa a través del diseño?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
36
Opiniones:
15
Seguidores:
43
Retrato de Samuel Villazana
Autor:
Samuel Villazana
Título:
Emprendedores en las escuelas de diseño
Sinopsis:
Nuestros alumnos parten al campo queriendo hacer de las palabras ilusiones visuales, luchando entre arte y trabajo, haciendo un dilema entre costos, entregas, proyectos y negocios.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
40
Opiniones:
24
Seguidores:
3
Ilustración principal del artículo Para ser más innovador, cámbiate los zapatos
Autor:
Mara Montañes
Título:
Para ser más innovador, cámbiate los zapatos
Sinopsis:
Cada vez más la innovación está siendo un requisito en las empresas y, por lo tanto, una competencia bien valorada en los individuos. Sin embargo nadie nos enseñó a ser innovadores.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
109
Opiniones:
77
Seguidores:
76

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
18 Noviembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
¡Ya mismo!

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril