Política, imagen y diseño

Cómo influye el diseño en la elaboración de una imagen de campaña política.

Andrés Gustavo Muglia Berazategui
Followers:
79
Comments:
62
Votes:
82
Compartir:

En Argentina estamos en época electoral. Celebrado desde el punto de vista de momento culmine de la liturgia democrática —sobre todo en países de Latinoamérica, donde este ejercicio fue impedido por largos años—, el acto electoral pone de manifiesto más que nunca el grado de relación «carnal» existente entre la política y la imagen.

Si miramos retrospectivamente el fenómeno no es nuevo. Indica Pierre Francastel que ya Augusto (63 a.C. - 14 d.C.), emperador de Roma, impulsó la difusión de su imagen por todos sus dominios, incluidas las provincias. Todo notable romano que se preciara tenía un busto de Augusto en su residencia. Asesorado o iluminado, Augusto comprendió que la reiteración de su imagen, su presencia simbólica en todos sus dominios, reforzaba su poder.

Hoy, en plena campaña electoral, los medios masivos, los clásicos carteles y «pintadas», las gigantografías en las autopistas, repiten el nombre y la imagen de personas que quieren obtener su porción de uno de los tres poderes que ya enunció Montesquieu. El diseño está implicado en este juego como responsable de llevar a la práctica buena parte de este mensaje destinado a ganar votos, pues en esta batalla el arma principal es la imagen. Lo importante en un político no es ya el contenido de su discurso o su plataforma, sino la imagen que proyecte hacia el electorado. En esta construcción interviene un grupo de profesionales que palpa constantemente, a través de encuestas y sondeos de opinión, el impacto de esa imagen. Así, de acuerdo a estas mediciones se hacen modificaciones para agradar a la opinión pública y acercar votos a las urnas.

En 1932 Franklin D. Roosevelt accedió a la presidencia de los EE.UU. Adelantado a su época, su campaña se basó en una difusión de sus discursos a través de la creciente radiofonía americana. Del mismo modo Roosevelt ocultó su condición de inválido. Afectado por la poliomielitis en el año 1921, había quedado impedido de caminar. Para sus actos, un complicado armazón oculto bajo sus ropas lo mantenía en pie. En las fotografías y limitados registros fílmicos nunca se mostró a Roosevelt en silla de ruedas o con muletas; lo que hubiese dado en su época una imagen «débil» que no le convenía al político en campaña.

Del otro lado del Atlántico Adolf Hitler también había comprendido el poder de la imagen. Meses atrás fue descubierto un archivo privado de fotografías que se hacía tomar Hitler mientras practicaba sus discursos (en una habitación vacía). El futuro genocida estudiaba sus gestos para corregir sus posturas y dar mayor efecto teatral a sus palabras. En este sentido el nazismo entendió que la política era además un espectáculo. Como la Roma del «pan y circo» (de la que tanta imaginería birlaría el nazismo) Hitler impulsó grandes representaciones escenográficas: concentraciones, desfiles, discursos, juegos olímpicos; que luego eran documentadas en fílmico (para lo que reclutó a la talentosa cineasta Leni Riefenstahl), con destino a entusiasmar a las masas y contagiarles el fanatismo. A la sombra de ese espectáculo se llevaba a cabo el peor holocausto de la historia.

En la actualidad la imagen le ha ganado al discurso. Los políticos en campaña se parecen más a estrellas de TV que a los viejos moradores de los mítines. El diseño se entremezcla en toda esa parafernalia y da un marco que de ningún modo es secundario. Basta con considerar la importancia del color en una campaña política. Durante meses la vía pública y los mass media se verán invadidos de un asalto cromático que, como los ejércitos que se identificaban en el campo de batalla para no ser abatidos por «fuego amigo», vestirán a cada contendiente de tal modo que el electorado identifique automáticamente un color con un candidato. La difusa simbología del color tendrá una importancia fundamental para su elección. Colores «modernos», «jóvenes», «proactivos», «esperanzados», teñirán con su siempre ambigua interpretación a un sector político. Sumado a esto, la sistematización de todos los mensajes bajo una misma imagen bombardeará al votante hasta saturarlo. Las plataformas políticas son secundarias, la percepción que se tenga del candidato es lo importante.

Sin embargo concluida la campaña electoral y asumido el cargo al cual el candidato se postulaba, la campaña no cesa. En lugar de eso el político ya electo continúa en una suerte de campaña permanente. No se transforma en un administrador absorbido por la formidable infraestructura del estado, sino que cada acto que realice llevará una intencionalidad dirigida hacia esos mass media que lo ayudaron a llegar a su cargo. En lugar de reducir la visibilidad el ejercicio del poder la potencia.

Allí también interviene el diseño. En los últimos años el estado —nacional, provincial, municipal— ha venido impulsando una tendencia devenida del mundo empresarial. Tomar al estado como empresa y pensar su imagen en sus diversas y múltiples aplicaciones como un todo. Como Coca Cola, como Sony o como Kodak, el estado pasará a tener un color que lo identifique, un logotipo, un manual de uso y aplicación, que regirá los materiales visuales que produzca. Esto se da también a nivel internacional, en el caso de la «marca país». Esta tendencia que vista de un modo global es positiva —poner bajo un mismo código la enorme cantidad de materiales que el estado utiliza para comunicarse con la población; algo así como unificar la voz con la que ese estado habla—, se ve invalidada a veces por el hecho de que una determinada imagen queda identificada con el administrador de turno. De este modo cuando el político entrante llega, la imagen del saliente se va con él.

Pero el monstruoso aparato estatal, que no en vano Hobbes identificaba con el Leviatán, hace que por sus dimensiones y por su heterogeneidad sea casi imposible realizar este cambio de imagen de forma sincronizada. En los capilares de este organismo formidable (lejanas oficinas municipales, perdidos despachos y secretarías ministeriales) permanecerán todavía folletos y materiales con imágenes de pasadas administraciones. Así, y al menos durante un tiempo, el estado contará con una imagen múltiple y contradictoria, suma de los materiales nuevos y de los antiguos aún no agotados o sacados de circulación. El esfuerzo de dar una imagen unificada y sus implicancias simbólicas —un estado coordinado, moderno, etc.—, se diluirá y perderá fuerza por este fenómeno.

La problemática es de fondo y no un mero problema administrativo. La tradición latinoamericana basada en una política que rinde culto a la personalidad de los dirigentes, que se podría contrastar con la de algunos países europeos donde los gobernantes son vistos como meros administradores, conspira contra la idea de disociar la imagen del estado de la de quien gobierna. Gobernante, estado e imagen estatal forman un todo que se traduce indivisible cuando se produce el cambio de dirigencia; que es sinónimo de cambio de imagen. Curiosamente esta búsqueda del dirigente carismático no se origina en la propia política, sino en un electorado que todavía sigue analizando a sus dirigentes en términos intuitivos —«tiene cara de honesto», «parece un buen tipo», «es joven y viene a renovar», etc.—, en lugar de enfocar la mirada sobre las plataformas políticas. Mientras esto ocurra (y va a seguir ocurriendo) los diseñadores tendrán mucho trabajo.

Followers:
79
Comments:
62
Votes:
82
Compartir:

62 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 08/08/2013.

Andrés Gustavo Muglia

More articles by Andrés Gustavo Muglia in Spanish

Idioma:
ES
Title:

El medio no es neutro

Synopsis:

Comentarios sobre la problemática del medio en la construcción de la comunicación y la información.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Santos mensajes

Synopsis:

Francisco I y los medios de comunicación.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Diseño y sentimientos

Synopsis:

Cuánto tiene que ver el diseño interior de una casa con lo que siente el que la habita. Qué agrega la intervención profesional en un ámbito donde se expresa la intimidad personal.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Un ombligo demasiado grande

Synopsis:

¿No es demasiado pedirle al diseño que «mejore al mundo»? ¿No hay en ese pedido una inflación de sus objetivos (y de los diseñadores) por encima de sus posibilidades y competencias?

Share:

You may be interested

Arturo Elenes
Idioma:
ES
Author:

Arturo Elenes

Title:

Debate: USA Today: ¿un proyecto gráfico viable?

Share:
Interactions:
Votes:
101
Comments:
130
Followers:
10
Grupo Abracadabra
Idioma:
ES
Author:

Grupo Abracadabra

Title:

Gráfica para un ciclo cultural en Oaxaca

Share:
Interactions:
Votes:
36
Comments:
23
Followers:
34
Sebastián Vivarelli
Idioma:
ES
Author:

Sebastián Vivarelli

Title:

Identidad a puro gol

Share:
Interactions:
Votes:
68
Comments:
27
Followers:
281
Carlos Ávalos
Idioma:
ES
Author:

Carlos Ávalos

Title:

¿El diseño está perdiendo valor?

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
156
Comments:
67
Followers:
44
Norberto Chaves
Idioma:
PT
Author:

Norberto Chaves

Title:

As receitas no design de marca

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
10
Comments:
2
Followers:
3042
Ricardo Moreira
Idioma:
PT
Author:

Ricardo Moreira

Title:

O projeto Petrobrax

Share:
Interactions:
Votes:
51
Comments:
40
Followers:
4
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

13
Nicole Villegas
Dec 2013

Vivimos en un mundo moldeado profundamente por la obra de artistas gráficos por lo que el diseño gráfico, está incrustado intrincado en la cultura general, lo que refleja sus patrones característicos, así como sus ambigüedades,nunca es una variable totalmente independiente, no importa lo tentador que es pensar en él como tal. Los políticos, los comerciantes, los industriales y los líderes de opinión han entendido desde hace tiempo la potencia de los dispositivos gráficos, felices de invertir grandes sumas de dinero en su creación.

0
Reply
0
Pablo G. Bemón
Oct 2013

La despolitización de los ʼ90 trajo aparejada la necesidad de suplir las ideologías con algo lo suficientemente atractivo, como para "distraer". El diseño (como asesoría de imagen) le dió la excusa y un lustre único a la década y sus actores y lo siguió haciendo en los ʼ00. Ahora usan colores y formas simples (triángulos, iniciales...) para identificarse, de una manera que para mi humilde opinión es sólo otro bocado light, para no pensar... Creo que el diseño está asistiendo, cual cura que da la extremaunción, a un final de ciclo de una manera de hacer política, por lo menos en Argentina.

1
Reply
0
Andrea Virginia García Mendoza
Aug 2013

Muy interesante tu artículo. Por desgracia todavía nos vamos por lo físico más que la acción de los candidatos. El hecho de no querer informarse uno de la trayectoria de cada candidato hace que las campañas con mucho brillito (efectos de After Effects) y efecto de Photoshop engañen. Al menos aquí en el Municipio de Querétaro, México, la administración pasada, no contrato gente especializada. Su imagen fue dirigida a jóvenes, pero «en el municipio no solo viven jóvenes», el gráfico que predominaba era un tache (cruz) y su resultado, un desastre en la administración. Internamente era un caos.

0
Reply
0
Paola Andrea Pardo
Aug 2013

Es muy bueno, pero lo más interesante es que a partir de la temática de la imagen y el diseño, se deslumbró un implante social que enmarca el grave estilo latinoamericano de rendir culto a los dirigentes y no de entender que son nuestros empleados administrativos... bien!

0
Reply
0
Jose Daniel Chicatti Villalobos
Aug 2013

comparto la opinion de Ximena sobre todo por aquellos diseñadores que dicen que el diseño no tiene nada que ver con politica saludos desde el istmo de Oaxaca amigo

0
Reply
0
Ximena Alexandra Pérez Männig
Aug 2013

Me gusto mucho el articulo, muy interesante y mas la forma en como lo vas redactando para dar secuencia e hilar la política junto con imagen. Gracias,saludos desde Oaxaca,Mexico.

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Gracias Ximena por tus comentarios. Saludos.

0
Reply
6
Alfredo Texis Michicol
Aug 2013

saludos buen tema gracias

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Gracias Alfredo por tu comentario. Saludos

0
Reply
3
Victor Espinoza
Aug 2013

primero quisiera decir, que los discursos tambien pueden ser visuales, Aclarado eso, que es muy cierto lo q planteas la imagen y la percepcion q tienes los votantes de esa imagen es mas importante que que sus propuestas o plataformas politicas. Un profesor nos dijo una vez «conlas mismas tecnicas que se usa para vender a un chupetin se puede vender a un politico, lo unico q cambia es el producto que se quiere vender». Escribo esto recein salido de las urnas

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Hola Victor. El tema es que no es un chupetín, es una persona! Si la técnica para «venderlos» es la misma, si le damos crédito a lo que dice tu profesor, hay algo que, por lo menos a mi, me hace ruido.

0
3
Victor Espinoza
Aug 2013

aclaro antes, no son palabras de mi porfesor, el citaba a publicistas diciendo lo q escribi, en parte creo q es verdad lo q escribi, con todo respeto a los colegas publicistas. A veces algunos pueden ser «crueles» por decirlo de algna forma.

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Sí, no dudo que sea cierto pero... es por lo menos sorprendente (o preocupante) que sean las mismas técnicas.

0
Reply
0
Noriaki Anzai
Aug 2013

Muy bueno el artículo y además con un tema bien diferente que aunque conocido porque lo vivimos en cada país y región, yo no lo había analizado a esa profundidad.

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Gracias Noriaki por tu comentario.

0
Reply
1
Leonardo Mora
Aug 2013

Andrés: Qué gusto me da leer un artículo tan bien estructurado, sensato y de impecable manufactura. Vamos, has hilado fino con las sogas rudas de la política e imagen. Ahora bien, en cuanto al fondo, concretas en pocas palabras un fenómeno de años. Te felicito, ha valido la pena este texto tanto para paladearlo como para generar un intenso diálogo por acá. Recibe un cordial saludo desde Guadalajara, México.

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Hola Leonardo. Muchas Gracias por tus comentarios tan halagadores. La verdad que cuando escribo un artículo siempre pienso en disparar una discución o en abrir un debate más que en dar una solución o una conclusión al tema; a lo sumo expongo mi punto de vista sin pretención de verdad. Lo que voz me contás del diálogo que se entabló en Guadalajara es el mejor premio que puedo esperar.

0
Reply
0
Vicky Lizz
Aug 2013

Muy bueno el artículo! Lamentable quizás, pero real

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Gracias Vicky por tu comentario.

0
Reply
0
Livia Faraudello
Aug 2013

Hola Andres, es real lo que contas, el ejemplo mas cercano es (el gobierno provincial) cambia reiteradamente su marca; retoques, rediseños, reformas... re re re, la gente se pierde y ni te digo la administración pública.

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Hola Livia, gracias por tu comentario. Hay ejemplos en todos los ámbitos, y estamos viendo que en todos los países pasa algo similar.

0
0
Livia Faraudello
Aug 2013

si Andrés es verdad, hablé de este porque trabajo en un organismo del estado y lo veo cotidianamente.

0
Reply
281
Sebastián Vivarelli
Aug 2013

Hola Andrés. Muy interesante el tema, necesario para debatir y pensar. Hace un tiempo escribí algo al respecto: Enlace Volviendo al artículo, «intenté» ver el film «El triunfo de la voluntad», y me impactó la puesta en escena de los discursos nocturnos de Hitler. Escenografía, iluminación, banderas, actuación (¿identidad corporativa?). Junto con ese impacto sobrevino un rechazo -mezclado con temor- por lo que no pude finalizar el film. En cuanto a lo que pasa en nuestro país, pienso que las campañas generan contaminación visual y slogans vacíos.

1
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Hola Sebastían. Lei tu artículo y vi muchos ejemplos que me recordaron candidatos que en un momento saturaron la via pública para después ser olvidados. Esa es una de las más grandes paradojas, nada más olvidado que un candidato que perdió. En cuanto a la obra de Riefenstahl ver sus films trae, además de estupor por el tema, un problema repetido en la historia: qué se hace con los grandes artistas o pensadores que respondieron a regimenes nefastos. Dicen que la obra Riefenstahl era genial; lo mismo ocurrió con Wagner y con Heidegger; qué se hace? se descartan por su ideología? Dificil

0
Reply
12
Julián Verna
Aug 2013

Muy candente el artículo, son temas que generan un gran debate. Sin duda que este tipo de circunstancias «aumenta» el trabajo de los diseñadores y otros profesionales, pero lamentablemente muchas veces no van de la mano del la calidad. En la política y más aún en las funciones públicas hay que romper con el paradigma de que la gestión es promoción/propaganda. Sin duda que la comunicación, información y promoción son necesarias, pero estas no deben esta por encima de las propias políticas públicas.

Te invito a leer:

Enlace

1
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Hola Julián lei tu artículo. Comparto buena parte del mismo, pero por otro lado pienso cuando busco un motivo de este fenómeno y encuentro la misma conclusión a la que llegué en el último párrafo de mi artículo: la sociedad es la que confunde estado y estadista y de ahí se precipita todo el resto. Y eso si lo tomás en un contexto más amplio te lleva a considerar que vivimos en el culto a la personalidad de: deportistas, artistas, actores, cantantes; no es extraño que se pida lo mismo a los políticos y que ellos sigan el juego.

1
Reply
3
Silvina Perez
Aug 2013

Muy buen artículo.

¡Es penosa la situación, pero real!

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Gracias Silvina por tu comentario!

0
Reply
0
Miguel Angel Macias
Aug 2013

Muy cierto, y vaya que en México es muy triste ver toda esa propaganda política de la que habla Andrés, tirada en lotes valdios o en la calle contribuyendo a la contaminación de una ciudad cualquiera, deberíamos potenciar el uso de materiales que se puedan recoger y reutilizar de campañas pasadas y usarlas en las nuevas, es decir entregar material reciclado a los partidos políticos para que plasmen parte de sus campañas.

1
0
Manuel Calderon De La Barca Romero
Aug 2013

Aparte, Miguel, la autoridad electoral en México (el millonario IFE) debería ser más responsable en la asignación de prerrogativas a los Partidos. Es un insulto, una burla, lo que gastan los políticos. Y qué decir de las ridículas sanciones a los partidos que no retiran la basura electoral luego de los comicios. Una realidad en México. Tenemos libros de texto que se reparten educación básica, de pésima calidad y poca durabilidad y para colmo de males, con errores ortográficos y gramaticales. Lo pongo sobre la mesa porque nos estamos moviendo en esa dimensión en nuestro país. Mucho qué hacer.

1
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Manuel Leo tu anterior mensaje y el de Miguel y veo de nuevo situaciones que se repiten, modus operandi que son las mismas en todos los contextos. La discusión me parece riquísima y de algún modo inagotable. Gracias a los dos.

0
Reply
0
Manuel Calderon De La Barca Romero
Aug 2013

Es muy inteligente cómo abordas el tema. Yo aportaría la consideración de los presupuestos destinados a la impresión de los materiales gráficos de cada administración, de cada dependencia de gobierno, de cada Ministerio. Es de proporciones astronómicas el gasto de reimprimir cada que cambia el rostro de quien dirige las oficinas e imprime su sello con los colores partidistas que le llevaron al poder. Creo que quien se precie de ser servidor público debe legislar para crear un Manual de Identidad único e irrevocable, para evitar esos dispendios que bien pudieran destinarse al beneficio social.

0
Reply
0
Roman Sovrano
Aug 2013

Muy bueno! Especialmente el ultimo parrafo, es realmente lo que pasa en latinoameirca. Un capitulo aparte, es ver cada spot publicidario y cada publicidad en la calle, hay muchas cosas para analizar. Es interesante. Tambien como los gobiernos de turno hace propaganda de sus obras y logros, en cierto modo hemos avanzado tanto, pero a la vez tan poco.

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Gracias Roman. El que proponés es el paso que sigue, un trabajo de campo, una recopilación, una análisis de impacto y de calidad. Da para una tesis doctoral! Y sigue: un pensar que fue del devenir de cada propuesta y de cada partido que estaba detrás... etc, etc

0
Reply
22
Victor Leyva
Aug 2013

Bueno, interesante tema, esta frase «para agradar a la opinión pública y acercar votos a las urnas», no sería del todo cierto en Colombia, un país con unos altos niveles de corrupción, donde el político años enquistado en el poder ya no gasta dinero en publicidad, su inversión se basa en negociar por debajo de cuerda, se aprovechan de la ignorancia del pueblo, hay senadores que no invierten en un cartel y en los resultados sacan una votación alta. Así que para un político en Colombia invertir en publicidad no es lo primero, de nada sirve una excelente campaña sino tiene un maquinaría montada.

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Hola Victor. Me asombra cuátos comentarios disparó este artículo en relación a que todos tenemos inquitudes al respecto y todos aportan comentarios en relación a su contexto particular; coincidencias y contrastes para pensar un fenómeno que se reitera.

0
22
Victor Leyva
Aug 2013

Así es, desafortunadamente en Colombia estos señores ya poco invierten en campañas publicitaria, para ellos no es relevante, pues los votos los consiguen de otra manera no tan transparente. Saludos

0
Reply
1
Victor Hugo Gallardo
Aug 2013

Excelente!!!

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Gracias Victor Hugo por tu comentario.

0
Reply
0
Claudio Acuña
Aug 2013

muy buena reflexión: por dos motivos: trabajo en imagen de marca en el municpio de venado tuerto, santa fe, desde hace 8 años y sé lo que significa imponer una marca además del condimento carismático de nuestro intendente, 75% de los votos. Ahora bien, no solo es eso. Debe analizarse cada punto, incorporarse en todas las situaciones posibles. Agradezco tu artículo de este hermoso viernes!

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Gracias Claudio por tu aporte y por tu comentario. Desde cada lugar va surgiendo la historia de cada uno con respecto a esto, todos tenemos algo que contar! Saludos!

0
Reply
115
Fernando Navia Meyer
Aug 2013

Un ejemplo notable a lo dicho en este relevante artículo es Evo Morales. Para sus seguidores ha trascendido su propia imagen, (es imago, es eikón simultáneamente) está más allá de lo terrenal y en proceso de idolización. El culto a Evo es una operación constante y sistemática compuesta de acciones y mensajes masivos y ubicuos, cuyo contenidos son puestos en valor asociados a la persona para afianzar su idolización.

Tomar decisiones políticas que atañen al bienestar de la gente centrado en el YO, (EGO SUPREMO) es peligroso y desliza las decisiones hacia sí mismo.

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

El tema que traés a colación, y que se relaciona con el de este artículo, me parece muy interesante y merece un estudio profundo (que seguramente ya esté hecho y yo ignore); el de analizar de qué modo las personas públicas que han muerto son utilizadas en términos simbólicos como: ejemplos, ídolos, recursos para reforzar el poder, generar ganancias, etc. Y no necesariamente tenemos que hablar solamente de políticos.

1
115
Fernando Navia Meyer
Aug 2013

Estimado Andrés: En la revista Enlace, de mes pasado, publiqué una extensa nota que titula: «El peligro del líder: Evo Morales real vs. Evo Morales mito», ahí puedes encontrar fuentes valiosas. Se utilizan artefactos históricos para construir parafernalias e idolizar a los líderes políticos, religiosos, empresarios y empresas de una forma tal, que se diluye y ancla en el imaginario de la gente y ahí, el diseño de los mensajes y las imágenes sirven para «traer» los artefactos pasados al presente, atados a la persona, producto, servicio o empresa y seducir a la gente con un fin.

1
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Hola Fernando. La quise leer pero me pide ser suscriptor. Una lástima, me hubiera gustado leerla. Un saludo.

0
115
Fernando Navia Meyer
Aug 2013

Estimado Andrés: En las siguientes semanas me comprometo a mandar el arículo a este foro.

1
Reply
44
Ivan Abbadie
Aug 2013

sin duda un tema polémico y reincidente, al menos en gran parte de latinoamérica, justo el año pasado comentábamos acerca de este tema en méxico ya que fue un año electoral, e independientemente de nuestras ideologías políticas, el punto de vista en cuestión de marketing es similar.

les comparto un pequeño texto que escribí entonces donde planteo el tema «publicidad política, dos términos controladores» (Enlace), ¡saludos!

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Hola Ivan. Muy interesante tu artículo. Manifiesta bastante bien que muchos compartimos una misma inquietud por este fenómeno, y esto se da en diferentes países. Yo no me puse analizar la calidad del sieño que se produce en las campañas, cosa que vos sí hiciste: proponiendo aprovechar la oportunidad para generar mejores formas de diseño y comunicación, creo que es un punto de vista interesante.

1
44
Ivan Abbadie
Aug 2013

andrés, gracias por tus comentarios y felicidades por tu artículo, es tiempo de profundizar en temas como estos que muchas veces no son tomados en cuenta pero que afectan directamente a la calidad de vida de las sociedades, ¡saludos!

0
Reply
4
Jeronimo Sanchez
Aug 2013

Hola,

Me da gusto y susto pues aqui en México sucede la misma situación, cada administracion cambia a su gusto la imagen, y lo penoso no es la falta de unidad de concepto o idea de estado-nacion permanente, lo penoso son los millones que gastan justificados, y lo que dejan de hacer con ellos y la basura que generan, en un afán de descontinuar la identidad del estado al cual representan. El despacho dira lo contrario pero a mi juicio este devenir de logotipos me parece una interesada vanidad y en todo caso siempre hay un negocio de por medio. saludos.

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Hola Jerónimo. Una de las consecuencias deseables de publicar este artículo en un medio como FORO ALFA, era la de constatar si este era un fenómeno que, con los contrastes lógicos, se daba en otros países. Tu mensaje viene a confirmar mis sospecha (la cual no era nada del otro mundo!).

0
4
Jeronimo Sanchez
Aug 2013

Hola Andrés, en efecto puedes confirmar tu sospecha, Saludos

0
Reply
0
Sandro Jaurena
Aug 2013

Muy buena descripción de la descontrolada y desesperada manera que tienen los politicos entrantes de querer borrar lo que hizo el anterior. Eso demuestra claramente la concepción que tienen del Estado: «El Estado es mio». Muy buena nota Andres, te felicito.

1
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Hola Sandro. Gracias por tu comentario! Es una humilde mirada sobre un tema que en campaña se pone de manifiesto más que nunca.

0
Reply
0
Lucas Fernández Canedo
Aug 2013

interesante tema para quien ve su disciplina con alcance politico social...

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Y sí, en este caso es inegable el influjo que tiene el diseño sobre la elaboración de la imagen política, y claro el impacto social que viene detrás de eso.

0
Reply
0
Alejandro Barbeito
Aug 2013

La imagen suplantando al discurso. Receptores de mensajes que no pueden ver, ni escuchar, ni comprender más allá de la imagen?

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Supongo que pueden ver, interpretar y escuchar, seguramente; pero hay una percepción masiva del fenómeno político de la distribución de esda imagen del candidato que entiendo ya supera a lo discursivo y hasta lo ideológico.

0
3
Bernardo Zabala
Aug 2013

Humildemente.

El discurso es parte de la imagen, muchas veces hasta es la única imagen donde además vemos la imagen es todo y lo único.

Los «receptores» estamos enfermos (socialmente) de pereza intelectual, y el grueso de los candidatos, de pobreza de ideas, los publicistas y no los ideólogos manejan las campañas.

Se repiten las promesas de lo que nunca fueron cuando puedieron ser (o hacer) algo.

Se declama eficientismo y con solo eso los «receptores» acuerdan que es real.

Los medios manejan todavía buena parte del rebaño, aunque esto está cambiando y afortunadamente, es global.

Soy optimista!

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Hola Bernardo, no coincido en que los receptores estamos enfermos, vos mismo demostrás una mirada crítica hacia el fenómeno que estamos debatiendo, y hay muchos otros aquí que sin coincir en un 100% en todo, con sus contrastes, realizamos una lectura que percibo lejos de la «pereza intelectual». Aquí sí coincido con vos en el optimismo, todo lo que disparó este humilde artículo me hace ser optimista. Un Gran saludo.

0
3
Bernardo Zabala
Aug 2013

Sos un «receptor» experto Andrés, intentá moverte un poco de ese lugar, del que ocupamos acá.

0
79
Andrés Gustavo Muglia
Aug 2013

Si entiendo tu comentario, en parte lo comparto cuando digo en el artículo de la mirada de la gentes hacia sus líderes en Latinoamérica, pero aca claro la mirada es otra, de gente que se especializa, cada cual en su respectiva especialidad en elaborar y analizar discursos visuales. Igual no creo ser un experto, pero sigo sin creer en que sea «pereza intelectual», por ahí lo veo más como falta de preparación para analizar un discurso.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019