FOROALFA

Debate: Nueva Scoopy de Honda: ¿mejor o peor?

La nueva versión del famoso scooter de Honda es polémica. Vinçon ha seleccionado la plataforma de FOROALFA para debatir el nuevo diseño. ¿Usted qué opina?

Ausipiciantes del debate
Debate promovido por Vinçon con el aval de Honda.

Las primeras Honda Scoopy empezaron a circular por las calles de Barcelona en 1984 y rápidamente despertaron las simpatías y la adhesión del público,  especialmente por ser un scooter con rueda alta. La segunda generación tomó el relevo en 1996 con algunas mejoras, como el freno de disco. Con el tiempo, este vehículo ágil y eficaz se convirtió en un verdadero icono de la ciudad.

Primera Scoopy (1994)
Primera Scoopy (1994)
Scoopy de 1996
Scoopy 1996.

 

A partir de 2001 y hasta hoy se produjeron cambios importantes en el aspecto tecnológico: se pasó a un motor de 4 tiempos, con inyección electrónica y un sistema de catalizador que reduce los efectos contaminantes. Además, hay versiones opcionales con frenos ABS.

Los avances tecnológicos vinieron acompañados de un cambio importante en los aspectos formales y estéticos de la Scoopy. Como siempre que se altera el diseño de un producto con gran arraigo emocional, la polémica y las controversias se instalan entre defensores y detractores, dejando poco espacio para los indiferentes.

Scoopy 2009
Scoopy 2009.

FOROALFA agradece a la empresa Vinçon, dedicada a la venta de artículos y equipamiento de diseño con tiendas en Barcelona y Madrid, que haya confiado en esta plataforma para conocer qué opina sobre la nueva Scoopy la comunidad de diseñadores.

A este debate  puede accederse también desde la página web de Vinçon y se encuentra anunciado en los escaparates de exhibición de productos de sus tiendas, y en el newsletter que le llega a 40.000 suscriptores.

Javier Mariscal, diseñador industrial, gráfico e historietista de amplísima trayectoria y reconocimiento internacional ha sido uno de los primeros en dar su punto de vista, que aquí reproducimos para dejar inaugurada esta polémica:

Hace 25 años, cuando tenía 35, Barcelona era una fiesta, como ahora pero con muchos más coches y bastantes motos. Siempre para moverse por Barcelona la moto ha sido para mí la mejor opción. Puedes colarte entre los coches, aparcas fácilmente, molestas poco, utilizas poco espacio, el viento te hace cosquillas, sales el primero en los semáforos, puedes hacer carreras con otras motos y puedes putear a los taxistas.

Todo esto, es más fácil, más cómodo y más divertido si además la moto no es una moto de verdad sino una scooter. Javier Mariscal  En aquel año apareció una nueva scooter en el mercado que además era barata, rápida, sencilla, de plástico, humilde, simpática, cómoda y sonaba bien. Era una honda y se llamaba Scoopy, como Snoopy, el fantástico perro de Charlie Brown.

Lo mejor de la Scoopy era su agilidad, su tamaño minúsculo y su manera de estar. Quiero decir, las motos, sobre todo las motos «motos», eran y son potentes, grandes, muy masculinas. En aquella época estaban muy de moda las motos de moto-cross, motos para saltar por las dunas y correr detrás de las cabras.

La Scoopy sin embargo siempre me ha parecido como de juguete, un poco frágil, poco pesada y muy funcional. El asiento corrido y plano era perfecto para compartirlo con una novia o con un amigo, con tu hija y llevarla al cole, podías cargar con bolsas y llevarlas entre las piernas, los intermitentes te ayudaban a girar con mucha confianza, tenía ruedas grandes y era más fácil de conducir, muy buenos frenos, arrancaba a la primera apretando un botón y tenía mucho reprise. Además, muy de vez en cuando  se encendía una luz, parabas en la gasolinera y con cinco duros tenías una semana más para recorrer Barcelona de arriba abajo.

El motor nunca fallaba y tenía todas las cosas buenas de las antiguas scooters pero mejorado por este aspecto frágil, simpático y de colores alegres del plástico de la carrocería, con un motor sencillo y muy fiable.

Esto es la Scoopy de hace 25 años, luego poco a poco la han ido estropeando los rediseños de los modelos posteriores y hoy cuando veo una Scoopy no sé si es Scoopy o es otra de tantas marcas. Todas son igual de feas y convencionales. Parecen todas diseñadas por diseñadores de video juegos.

Eso sí, mecánicamente han mejorado mucho, el motor es más sofisticado y toda la mecánica es quizás demasiado perfecta.

Han perdido la frescura y la ingenuidad, el clasicismo juvenil de la primera y han ganado en seguridad. Me quedo con la Scoopy antigua más simple y no tan predecible.
 
Javier Mariscal

 

Author
FOROALFA Buenos Aires

Published on 12/03/2010

Related

Illustration:
Legaria D&E
Author:

Legaria D&E

Title:

Incubadora de terapia intensiva

Synopsis:

Un proyecto de diseño de producto de clase mundial, de muy alto nivel técnico, que responde tanto a normas internacionales como a necesidades funcionales y de mercado.

Votes:
4
Followers:
7
Idioma:
ES
Illustration:
Marcelo Rodriguez Milesi
Author:

Marcelo Rodriguez Milesi

Title:

Debate: ¿Aplaudir o condenar los concursos de diseño?

Synopsis:

No todos los concursos son iguales. La clave para distinguirlos está en determinar quién se beneficia en cada caso.

Votes:
49
Comments:
41
Followers:
51
Idioma:
ES
Illustration:
Jorge Montaña
Author:

Jorge Montaña

Title:

La primavera del diseño uruguayo

Synopsis:

Una formación con énfasis empresarial y un sector bien articulado, con un decidido apoyo estatal, proyecta el diseño uruguayo al mundo.

Votes:
21
Comments:
5
Followers:
125
Idioma:
ES
FOROALFA ISSN 1851-5606 | Contactar | Publicidad | ©Luciano Cassisi 2005~2016