El gusto y el diseño

Se dice que el gusto es subjetivo y que depende de los factores culturales que nos determinan y caracterizan. ¿Y si el cliente me dice que no le gusta mi trabajo?

Jorge Luis García Fabela Guanajuato
Followers:
120
Comments:
104
Votes:
127
Compartir:

Cuando el diseñador trabaja intervienen dos factores indispensables: el intelecto y la sensibilidad. Por intelecto entendemos, el ejercicio reflexivo que el diseñador realiza para diseñar, tomando en cuenta una investigación previa, las necesidades del cliente, del usuario... Digamos que es la parte que corresponde a la cabeza, es la parte cognitiva y lógica que se relaciona al conocimiento y al juicio. Esta parte mental es fría y calculadora.

El segundo factor corresponde al gusto; es decir, a la parte sensible de agrado o desagrado, cuya respuesta, al encontrarse con el objeto es inmediata: «me gusta» o «no me gusta». La intuición es más rápida que la reflexión. Es la parte sensible y estética. Vemos el objeto de manera intuitiva y lo apreciamos de manera más rápida que el intelecto. Pongamos un ejemplo para entenderlo mejor: vemos «de golpe» a una mujer, o una mujer ve a un hombre y de inmediato se emite un juicio de valor del gusto. Si es un «me gusta» es porque en su mente ya tiene todo un complejo de experiencias, de valoraciones asimiladas, probadas. Si decimos «me gusta», la calificación será más rápida que la razón. La razón analiza después el objeto con más detalle y pone atención en el rostro, proporciones, vestimenta, color de piel, ojos, etc. Son cuestiones formales, externas. Después del gusto y del juicio se dan otras valoraciones: la manera de ser del sujeto, gestos, intereses, conversación, sentimientos, etc.

Se dice que el gusto es subjetivo y que depende de los factores culturales que nos determinan y caracterizan. Cuando se discute sobre el gusto se ponen en común esas subjetividades para intentar llegar a definir el objeto de discusión. Muchas veces no se llega a un acuerdo, cada observador del objeto emite su propia valoración determinada por su propio apetito.

En diseño, cuando se analiza un objeto intervienen varias opiniones, varios sujetos que, independientemente de sus propios gustos y cultura, emiten juicios de valor estético y formal. Juicios que deben acompañarse de contenido válido, de utilidad, funcionalidad, pertinencia, lectura, seducción, persuasión y su posible éxito.

Dentro de un grupo determinado existen tendencias, preferencias de época. Cuando los trabajos son revisados en un grupo de clase, pensamos que el grupo de alumnos que lo conforman tienen ciertos aspectos en común: la edad, el ser estudiantes de diseño y por lo mismo suponemos que tienen los mismos conocimientos adquiridos acerca de su profesión. Han tenido los mismos maestros y por lo mismo forman un común denominador. Sin embargo sabemos que los estudiantes no son iguales, que son individuos únicos e irrepetibles. Cada uno tiene sus propios juicios y gustos.

Sabemos que en cuestiones de gusto no es fácil convencer al otro y tampoco se trata de imponer nuestra idea, aunque pensemos que tenemos muy buen gusto. Una cosa es pensarlo y otra cosa es tenerlo. Finalmente cada quien se queda con lo que prefiere y le agrada. No se nace con buen gusto, el gusto se educa y se educa en base al ejemplo, observando, siendo flexibles, interesados en novedades, analizando despacio, dudando, desmenuzando el objeto para finalmente, con cuidado, emitir juicios. El gusto colectivo tiene relación con las modas y éstas continuamente se transforman. El gusto es una aproximación superficial y exterior pero es fundamental para juzgar objetos de diseño. El cliente puede decir «me gusta» o «no me gusta», y ese puede ser un posible problema para el diseñador.

Es difícil explicar en primer instancia en qué consiste el buen gusto, sin embargo se puede deducir. Para acercarnos, intentemos definir qué es el mal gusto o el llamado kitsch; así, el buen gusto será el que no siga los principios del kitsch. El mal gusto, dicen, tiene origen en la palabra falsear. Es decir que lo falso es de mal gusto. Una réplica del David de Miguel Ángel sobre una mesa en nuestra sala sería de mal gusto, ya que sería falsa por su reproducción en serie, por su tamaño, por su material y proporciones. Sería producto de un deseo de las masas de consumir arte, y un mal intento para obtener estatus. Se trataría de una mala copia.

Para reconocer el kitsch hay que entender que no se trata de realizar un buen trabajo, lo que importa es crear un bonito efecto visual. De acuerdo al Diccionario UNESCO (1988, p. 1213) al kistch se le reconoce por algunos principios:

  1. Principio de inadecuación: cuando se aumenta o disminuye el tamaño; se falsifican los materiales o se crean funciones secundarias que suplantan la función original de los objetos, como la copia del David o una pluma para escribir con forma de tallo verde y flor rosa. Un ejemplo en diseño gráfico es cuando no hay relaciones apropiadas entre tipografías, imágenes, colores y tamaños. Un ejemplo en arte es el Puppy con flores de Jeff Koons. En interiorismo: decorando con huacales o combinaciones de estilos sin relación.
  2. Principio de acumulación: Es el intento de acumular objetos diversos con carencia de unidad y claridad, como los trabajos tipográficos de David Carson. En interiorismo se le suele llamar estilo ecléctico con maximalismo: atiborrar de elementos diversos los espacios gráficos o físicos.
  3. Principio de percepción cinestésica: Cuando se confunden los diversos canales de percepción. Por ejemplo: una tarjeta de felicitación en tercera dimensión y con olor. Tarjetas de presentación con el nombre en relieve junto a otras letras. Times Square con sus múltiples anuncios lumínicos. En interiorismo tenemos el llamado diseño sensorial.
  4. Principio de mediocridad: Cuando desemboca en la vulgaridad, la redundancia o la obsolescencia. En cierta forma lo retro es un rescate de lo obsoleto. Con respecto a la vulgaridad tenemos trabajos de Art Chantry; es decir, lo que es impropio para las personas cultas o educadas.
  5. El principio del confort: Lo que no causa problema, que agrada y causa bienestar. Una aplicación en el celular para tocar acordeón. Un jacuzzi junto a la cama.

La recomendación es que, ante todo, hay que conocer lo que no debe hacerse para saber que es lo que debe hacerse. En nuestros días parece que todo puede hacerse y que el único limitante es nuestra propia imaginación. En nuestros tiempos el kitsch circula con facilidad pero hay categorías en lo kitsch. Phillipe Starck en ocasiones es kitsch, Jeff Koons es un artista destacadamente kitsch. David Carson, Art Chantry también lo son, pero sin dejar de ser excelentes diseñadores con trabajos extraordinarios. Aunque suene extraño, para ser intencionalmente kitsch hay que tener buen gusto. Hay diversas calidades dentro del kitsch. Cuando un artista, diseñador, arquitecto, decorador, diseñador de ropa, de joyas, conoce los principios del mal gusto y, por consiguiente, los del buen gusto, puede darse el lujo de crear su propio estilo kitsch de manera intencional, agradar estéticamente, ser funcional, y no confundir o desagradar por ignorancia como sucede a menudo.

Followers:
120
Comments:
104
Votes:
127
Compartir:

104 Comments

Comment

Bibliografía:

  • Diccionario UNESCO de las Ciencias Sociales. Ed. Planeta Agostini. España, 1988.
  • Souriau, Étienne. Diccionario de Estética. Ed. Akal. Madrid, 2010.

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 20/03/2017.

Jorge Luis García Fabela

More articles by Jorge Luis García Fabela in Spanish

Idioma:
ES
Title:

Debate: ¿Existen genios en el diseño?

Synopsis:

Hemos leído y escuchado sobre personajes que se consideran genios de la ciencia o del arte, pero poco sabemos sobre lo que representa la genialidad.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Arte + Diseño: nueva multi e interdisciplinariedad

Synopsis:

Algunos ejemplos de la manera en que las artes y los diseños trabajan de manera conjunta y producen objetos y espacios artísticos utilitarios.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Contra la resistencia a los cambios en diseño

Synopsis:

En ocasiones los diseñadores se oponen a los cambios, probablemente por temor a perder la comodidad, por temor a enfrentarse a lo nuevo.

Share:
Idioma:
ES
Title:

El diseño gráfico como arte visual

Synopsis:

El diseño gráfico se inserta en el contexto mucho más amplio de las «artes visuales» y, aunque no en todos los casos, produce obras de arte.

Share:

You may be interested

Gabriel Simón
Idioma:
ES
Author:

Gabriel Simón

Title:

Los designios del diseño

Share:
Interactions:
Votes:
47
Comments:
30
Followers:
204
Jorge Rojas
Idioma:
ES
Author:

Jorge Rojas

Title:

La analogía del iceberg

Share:
Interactions:
Votes:
32
Comments:
20
Followers:
8
Jesús Mª Pineda-Patrón
Idioma:
ES
Author:

Jesús Mª Pineda-Patrón

Title:

Usuario vs. diseñador

Share:
Interactions:
Votes:
44
Comments:
24
Followers:
18
FOROALFA
Idioma:
ES
Author:

FOROALFA

Title:

Debate: Arte callejero, ¿manifestación genuina o negocio?

Share:
Interactions:
Votes:
70
Comments:
73
Followers:
556
Irene Maldini
Idioma:
ES
Author:

Irene Maldini

Title:

El papel del diseño y la artesanía en el proceso de globalización

Share:
Interactions:
Votes:
73
Comments:
20
Followers:
18
Israel Martinez López
Idioma:
ES
Author:

Israel Martinez López

Title:

¿Cuál es el papel del diseño en la era de la información?

Share:
Interactions:
Votes:
13
Comments:
1
Followers:
37
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Claudia Ayala
8 months ago

Excelente aporte! Me parece muy importante conocer la diferencia entre el kitsch accidental al conceptual y sumamente artístico que nos pueden presentar diseñadores como David Carson o Art Chantry. Pues es algo que muchos desconocen y donde considero que reside el problema del mal gusto.

0
Reply
0
Sheyla Torres
8 months ago

Muy bueno este artículo, me agradó como da a entender los diferentes principios. Es bueno saber los puntos de vistas que tiene cada cliente, empresa ante un producto gráfico. Aunque no todo diseño debería considerarse como algo subjetivo.

0
Reply
0
Camilo Benitez
9 months ago

Siento que en el diseño se debe ver las opiniones negativas como una forma de crecer, de corregir y mejorar ya que coinsido con el autor en cuanto a que en este tiempo todo puede hacerse y la clave es dejar volar nuestra imaginacion.

0
Reply
0
Mauricio Eddy
9 months ago

Pienso que en el diseño, lo mejor es un punto medio entre el intelecto y el gusto. Balancear ambas características, y que una no se quiera imponer sobre la otra. Coincido con el autor en que el "buen gusto" se educa, se aprende, se pone a prueba, se corrige, se fracasa y se pule; y creo que es responsabilidad del diseñador sensibilizar su ojo (y mantenerlo objetivo), así como el del cliente, para así ampliar su visión y su gusto. Creo que el diseñador tiene el compromiso de declararle la guerra al diseño sin intelecto y sin sensibilidad, debe de "pelear contra la fealdad" del mundo para así cambiarlo poco a poco.

0
Reply
0
Juan Perdomo
9 months ago

Siento que dentro del basto mundo del arte un me gusta muchas veces tiene demasiado peso emocional y eso es bueno, pero lo que todos hacen a un lado es que el no me gusta no significa que ese algo esté mal o incorrecto, hay que tener en cuenta que cada uno de nosotros tiene un punto de vista y no siempre es el mismo.

Así que debemos ver ese no me gusta como lo que es, una opinión.

0
Reply
0
Javier Cubillos
9 months ago

El reto de lograr un equilibrio en el gusto por algo es demasiado grande, pero como seres humanos nunca lograremos este equilibrio ya que somos insaciables, siempre tendremos necesidad de mas o de querer otra cosa u otro punto de vista, entonces yo pienso que el lograr acercarnos a este equilibrio ya es mas que suficiente, de pronto sonara conformista pero al ser consciente de que soy un ser humano así mismo acepto que lo que me gusta en este momento luego pasa a ser olvidado por algo mejor o diferente.

0
Reply
0
Andrea Rodriguez
9 months ago

Los diseñadores hoy en día creemos que siempre tenemos la razón respecto al gusto, ya que la mayoría de diseñadoras consideramos tener un buen gusto, claro esta para nosotros, pero debemos diferenciar en el gusto y lo que esta bien hecho, en la estética y en lo que sera utilizado, si hacemos un zapato que para nosotros es hermoso pero este no sirve para proteger nuestros pies, ¿de que sirve ?, para mi el buen gusto no radica en que si es lindo o no, sino que ademas de ser lindo, su función sea la mejor para el cliente también.

Los gustos son diferentes para cada persona por eso yo creo que cada uno debe respetar la opinión y diseños de los demás y si algún día queremos criticar algún diseño, debemos hacerlo con argumentos claros y sostenibles no solo por que a nosotros no nos gusta y ya.

0
Reply
0
Emily Sepulveda
9 months ago

el parámetro princincipal de un diseñador es que debe

saber las necesidades del usuario, y sabes que hacer

para solucionar esas nesecidades,el diseñador debe saber innovar, cautivar,

generar una emoción visual se debe analizar y tener en cuenta que

cada persona piensa de una manera distinta todos manejamos diversas exigencias,

propósitos distintos, puntos de vista diferentes.

0
Reply
0
Gabriela Contreras Suarez
9 months ago

Considero que los dos factores indispensables, el intelecto y lo sensible, pienso que se deben manejar de manera equitativa, la sensibilidad es la que nos permite la primer percepción de algo, sea por su forma estética o por jerarquías que atrapa nuestra atención, pero aun así el intelecto es importante ya que es el paso fundamental de muchas de nuestras acciones, y tiene como punto de partida la observación, el analizar la historia o el propósito por el cual se crea, pienso que estos factores son de igual de importancia a la hora de elaborar un buen diseño, que nos lleve a tener una idea organizada, coherente y armónica, de lo que tenemos en frente a la vez que nos de bases para presentar nuestras propias ideas con un sentido lógico y atractivo.

0
Reply
0
Ana Maria Sepulveda Valderrama
9 months ago

El "me gusta" o "no me gusta" son términos que vemos a diario, mas si somos personas que creamos contenido audiovisual para los demás, muchas veces es decepcionante escuchar un "no me gusta" porque pensamos que lo que hemos echo a sido bueno, entonces esto es a lo que nos debemos enfrentar cada día, siempre habrán personas que les guste o no las creaciones que tenemos, pero pienso que serán cosas que nos refuercen y nos llenaran de mas experiencia.

0
Reply
0
Mariana Cuervo
9 months ago

Buen articulo, el trabajo como diseñador no es sencillo pues satisfacer a una sociedad donde los gustos de cada individuo son diferentes no es tarea fácil, sin embargo los principios que enumera facilita la manera en que se vaya a crear un diseño pues es primordial satisfacer al cliente.

0
Reply
0
Jose Alejandro Valencia
9 months ago

Es duro, difícil y agotador, tratar de comprender que es buen o mal gusto. Para ser un buen diseñador tenemos que acoplarnos a todo lo creado, a todo lo visto, llenarnos de información para desembocar en un buen proyecto. El buen gusto se cultiva con el conocimiento, si tengo un amplio saber es fácil acoplarme a las ideas del cliente, y justificar mi buen trabajo.

La sociedad de hoy es consumista total, no ve más a ya de lo que todo el mundo lleva, y se sobresaltan al ver algo nuevo, algo extraño. ¿Qué sería de las vanguardias sin el rompimiento causado por los artistas de inicio de siglo xx? Hoy aprecio le Fountain de Marcel Duchamp y a pesar del poco conocimiento que tengo aun no logro comprender como el importante significado de esta extraordinaria obra y su trasfondo a pesar de su sencillez.

Diseñadores, cultivemos nuestra cultura, nuestro conocimiento e intelecto para alcanzar un grado critico de buen gusto.

Alejandro Valencia

0
Reply
0
Angelica Ramirez
9 months ago

"El gusto colectivo tiene relación con las modas y éstas continuamente se transforman." estoy de acuerdo con Luis Fabela, ya que si miramos a nuestro alrededor, estamos en un mundo de modas efímeras y pasajeras, las cuales continuamente se transforman por influencias exteriores. Un diseñador, no debe caminar detrás de lo que hacen sus colegas, además deben tener un sentido del gusto altamente desarrollado, sin dejar a un lado la funcionalidad, ya que las dos se complementan una a la otra.

Pienso que el gusto cualificado de un diseñador, se genera a través de un estudio del mercado al cual se va a dirigir, ya que si diseñamos un juguete de color completamente negro o gris, para una niña de 4 años, este gusto se vuelve disgusto, ya que si el diseñador analiza la población de niñas de 4 años en la actualidad, sólo juegan con Barbies de tonos rosa y morado.

Se puede concluir que más allá del gusto subjetivo y la moda efímera, hay una serie de sucesos que el diseñador debe conocer.

0
Reply
0
Gabriel Mauricio Castellanos Carvajal
9 months ago

Muy buen articulo, veo bastante acertado el énfasis que hace el autor acerca de conocer "lo que no se debe hacer en un diseño" y de esta manera no herrar por ignorancia. Hablar de gustos no es cosa fácil, creo que debe existir una muy buena comunicación entre el cliente y el diseñador para así lograr un buen diseño.

Estoy de acuerdo acerca de que el buen gusto se educa, en el sentido que es producto de la observación y el análisis.

0
Reply
0
Nicolas Ferro
9 months ago

Un producto de diseño necesita tener un balance optimo entre el aspecto sensible y el aspecto intelectual, necesitamos dar un peso reflexivo e intelectual a nuestro diseño para que no caiga en la categoría de algo vacío y carente de sentido, por otra parte, el aspecto sensible también es fundamental, ya que es lo primero en percibirse, lo que hace a un potencial cliente emitir un juicio superficial que lo llevara a interesarse en dicho producto, para posteriormente conocer su trasfondo y finalmente tener una percepción completa del objeto en cuestión.

0
Reply
0
Adriana Murillo
9 months ago

Excelente artículo, el autor nos aclara la diferencia fundamental que existe entre el intelecto y la parte sensible o sea el gusto. Me hace reflexionar que no todo lo que brilla es oro y que lo que para unos es bello para otros puede ser feo, dependiendo del nivel educativo, de las costumbres, lo que esté de moda ,la preparación y otros muchos factores, en que cada uno de nosotros se desenvuelve en el diario vivir. Creo yo que todo esto es lo que hace más fascinante nuestro trabajo de diseñadores, pues para lograr el éxito, se deben sortear una gran cantidad de variables, que al conjugarlas correctamente nos llevaran a quedar satisfechos tanto a nosotros como nuestros clientes, alcanzando una buena comunicación y creando un ambiente propicio para obtener un buen diseño.

0
Reply
0
William Giraldo
9 months ago

Ciertamente hay que conocer tanto lo estéticamente bueno como su opuesto para no caer en hábitos que a la vista de quienes conocen generen un concepto pobre y poco llamativo de nuestro trabajo, aprender sobre ello nos lleva a ser autocríticos y a fijar horizontes manejables cada tanto de mayor calidad y armonía que además de estar enfocados en satisfacción de nuestros clientes genere en nosotros tranquilidad y agrado, que no se haga por hacer. Hay que ser muy inteligentes y académicos para crecer en conocimientos que sean aplicables objetivamente en nuestros proyectos, que tengan un por qué, un fondo y un peso lógico y no por el contrario sean proyectos carentes de toda lógica y argumentación.

2
Reply
0
Manuel Ruiz
9 months ago

Cuando un cliente nos aborda, para nosotros como profesionales debemos ser observadores, para que en cierto modo podamos predecir y entender lo que él quiere como producto final, eso nos ayudaría a nosotros como diseñadores a poder desarrollar un mejor servicio y buscar la satisfacción y suplir esa necesidad que como cliente necesita.

Así que debemos tener una conexión para que con nuestro conocimiento y habilidades los dos quedemos con la satisfacción de haber logrado el objetivo.

0
Reply
0
Kmilo Navarro Ariza
9 months ago

Opino que el diseñador tiene que adecuarse a lo que el cliente pida, ya que para eso estamos para satisfacer las necesidades de los demás, y que no directamente lo que nos gusta a nosotros les va a gustar a los demás. Me parece muy valioso y muy interesante este articulo ya que me aporta mucho en mi carrera como diseñador grafico por que nos da entender y nos explica lo que el kitsch que claramente es muy importante para no caer en lo que llamamos "el mal gusto"

0
Reply
0
Miguel Camayo
9 months ago

Me gustan bastante las ideas que tiene el texto, por la razón de que lo veo como una contra-cultura. Esa idea de usar el conocimiento de "el buen gusto" para crear algo diferente me agrada, y me hace dar cuenta que a veces lo "bien visto" tiende a ser tedioso, y existe una gran magia detrás de lo que pocos se atreven a hacer. El diseñador es alguien que corre muchos riesgos, y por eso esa escencia de querer más hace que sus trabajos resalten mucho más

1
Reply
0
Esteban Galvan Rojas
9 months ago

Hablar de gustos es demasiado difícil, ya que cada uno de nosotros tenemos varios puntos de vista generando diversas opiniones. Aunque en nuestra labor como diseñadores es crear productos que estén acorde con lo que allá pedido un cliente. Es decir, realizamos un proceso en el que hay que estar acorde con el gusto de nuestro cliente.

0
Reply
0
Yuri Paola Tenjo
9 months ago

El articulo llamo mi atención, el autor hace referencia a el gusto y el disgusto, habiendo una gran diferencia entre lo que es de agrado y desagrado.

Todo diseño puede no llegar a satisfacer a todo el público pero es de respetar el tipo de gusto de cada individuo, a todos nos agradan cosas diferentes.

0
Reply
0
Alejandra Orrego
9 months ago

Es un articulo muy completo, y permite entender diferentes puntos de vista los cuales pueden llegar a tener las personas, cada persona tiene una percepción diferente en cuanto a su entorno y gustos.

Aun cuando las personas son cercanas y tienen gustos similares; en el momento de apreciar cualquier tipo de arte tienen ciertas diferencias ya que perciben los objetos y los entornos de otras formas.

0
Reply
0
Maria Fernanda Borbon
9 months ago

Es un buen articulo, pero la definicion que se da sobre el buen y el mal gusto es algo muy arbitrario definido desde el punto de vista de la gente que es demasiado culta y posee muchos conicimientos. El hecho de que una persona sepa o no acerca de un tema no hace menos valido el gusto de otra persona o de otro grupo de personas. El diseñado tiene que captar las necesidades y el gusto que el cliente posea y trabajar apartir de ahi, el mismo es su propia barrera.

0
Reply
0
Daniela Andrea Vargas Mur
9 months ago

Este articulo me parecio muy interesante , ya que nos dice que el gusto depende de factores culturales que nos caracterizan , lo cual nos indica que lo que para mi como diseñador esta bien ,puede que para el cliente no , ya que como bien dice el texto podemos tener factores culturales diferentes , pero esto no interfiere para que diseñador y cliente trabajen juntos , todo lo contrario si se tiene en cuenta lo que las dos partes proponen de esto ,puede salir un gran trabajo , el cual le guste tanto a diseñador como al cliente .

Buen articulo.

0
Reply
0
Ana María Clavijo González
9 months ago

Muy buen artículo, dar a entender los diferentes puntos de vista que pueden tener las personas respecto a cualquier producto, mostrando diferentes ejemplos tan claros.

Teniendo en cuenta que en cualquier situación en la vida se pueden presentar casos de este tipo, es un artículo que ayuda a comprender, aceptar y trabajar con las diferentes visiones de gusto que tienen las personas, hablando en términos laborales, un cliente.

0
Reply
0
Sara Franco Leyva
9 months ago

Para mi cada persona tiene una percepción del mundo que difiere a la de las demás, se puede tener un mismo gusto, pero al tratarse de como se ve el mundo me atrevería a decir que todos vemos las cosas de manera diferente; sin importar si tenemos la misma edad o si nos educamos en la misma escuela. En el arte es donde probablemente se pueda apreciar más estas diferencias de pensamiento o de sensaciones.

0
Reply
0
Natalia Segura Mendez
9 months ago

Es un artículo muy interesante ya que nos presenta como el diseño puede ser algo muy relativo, que dependerá de la percepción de cada individuo basado en sus conocimientos. En términos generales el diseñador debe tener un punto de vista claro y objetivo con el único fin de satisfacer una necesidad, el éxito o aprobación de esta satisfacción lo proporcionara el índice de aceptación o negación que tenga.

0
Reply
0
Felipe Garzon
9 months ago

Considero que este articulo es muy completo y conciso en cuanto a su información; pues nos muestra dos puntos de vista partiendo desde el gusto y el disgusto propio y lo subjetivo de estos. El gusto intuitivo es para todos relativo y subjetivo, ya que lo que se podría considerar feo o malo en algun lugar del mundo, en otro lugar podría ser algo agradable a la vista y bueno.

Nos dice que el diseño no debe ser del total agrado a todo el publico, sino que de este diseño salgan y se generen diferentes opiniones y de que dichas opiniones se generen mejoras, avances o inclinaciones hacia otro tipo de publico o clientes dependiendo de la aceptación intuitiva u reflexiva y las criticas positivas y negativas que se generen pasando por el filtro visual, hasta el formal y conceptual, ya que todo para un diseñador depende los gustos e inclinaciones que vea en su cliente sin querer cambiar o transformar sus gustos.

0
Reply
0
Diego Arévalo
9 months ago

El diseñador debe ser observador, analizar enjuiciar, tener buen gusto, poner a trabajar la imaginación, buscar nuestro propio estilo , cuando diseñamos siempre queremos agradar a alguien que le guste nuestro trabajo si para uno NO es importante lo que diseñamos, para otro puede ser un gran proyecto, luego lo que hacemos, debemos valorarlo y presentarlo con altura creyendo siempre en lo que hacemos y dejando buena imagen y satisfacción de nuestros clientes , buscando la perfección en lo que hacemos.

0
Reply
0
Germán Rodriguez
9 months ago

Muy buen artículo. Cómo diseñadores, debemos tener un punto de vista objetivo, y dejar de lado el pensamiento que se basa en que ese diseño solo debe gustarme a mí. Al diseñar, tenemos que tener en cuenta que las características del objeto que hemos creado son agradables tanto para mí como para el cliente y si tenemos la oportunidad de saber que es lo que definitivamente NO debemos hacer al empezar a diseñar, es mejor elegir la opción en qué ambas partes queden satisfechas. Bien dicen que no se puede tener a todo el mundo contento, pero el hecho de tener una perspectiva que no se base en la subjetividad, hace que el impacto de esa celebre frase pierda la fuerza que nosotros mismos le hemos dado.

0
Reply
0
Daniel Romero
9 months ago

Un articulo muy importante para cualquier persona por que demuestra como cada individuo tiene gustos diferentes en una sociedad en la cual estamos en constante contacto con imagenes y productos, en la cual es muy dificil sobresalir si no se sigue una moda la cual es puesta por la sociedad y cultura de la misma.

Demuestra la importancia de tener la creatividad para sobresalir con un estilo unico y diferente al de las demas personas, sin importar si les gusta o no. Desde el punto de vista de un diseñador lo ideal es sobresalir con su propio estilo e ideas sin dejarse influenciar por el resto, permitiendo innovar en muchos aspectos, saliendo de la zona de confort a explorar nuevos ambitos sin tener miedo a ser juzgado.

0
Reply
0
Jhon Eduard Lozano Reyes
9 months ago

Este artículo para mí describe un primer paso para buscar un estilo propio que agrade a ambas partes, tomando en cuenta los gustos de ambos (diseñador y cliente en este caso) se puede llegar a un producto interesante.

Y aunque esto conlleve malos ratos, llegará un momento en que uno ya ha encontrado su propio estilo y éste agrade a la mayoría de las partes involucradas.

0
Reply
1
Santiago Cepeda
9 months ago

Es algo importante a tener en cuenta para así tener siempre un estilo propio que te reconozca frente a otros, pero es muy cierto que los gustos son algo muy difícil de ver desde la perspectiva de otros, ya que aunque se comparta con otra persona el mismo espacio y se hallan formado de una manera similar siempre serán diferentes en varios aspectos, debemos seguir nuestros propios gustos, sin caer en cosas como el kitsch.

0
Reply
0
Tania Moreno
9 months ago

Llamo mi atención este articulo, ya que para todo aquel diseñador que desee realizar un proyecto no solo debe basarse en el gusto personal, sino debe tener en cuenta la percepción que tendrá el otro sobre su diseño, puesto que todos tenemos una percepción diferente de lo que es estético al ojo.Finalmente para que un diseño sea concreto y objetivo se debe conocer todo aquello que no se debe hacer y así generar un diseño que se adapte a mi gusto y al del otro, a pesar de los inconvenientes que se generen siempre abra una solución equitativa.

0
Reply
0
David Herrera
9 months ago

Interesante artículo. Considero pertinente resaltar ese carácter ambiguo del buen gusto; Toda vez, que resulta bastante inquietante traerlo a las discusiones en los escenarios formativos. Muchas veces los estudiantes cohíben su propia intensión artística buscando crear trabajos que "gusten" a sus docentes. Dicho dialogo deberá repercutir en nuestro quehacer diario reconociendo en el otro un ser diverso, incluyendo, por su puesto, un ser con gustos diferentes a los nuestros.

0
Reply
1
Camila Mejía
9 months ago

Un excelente artículo ya que da una enseñanza de algo cotidiano, que como estudiante de diseño no lo notaba pero uno quiere forzar a que su opinión sea la única, todos como personas tenemos gustos diferentes ya que al nacer uno se educa al ejemplo que ve, pero es claro decir que entre los kitsch siempre habrá algo de gusto. Es importante decir que el cliente es el que toma la decisión y da su respuesta un si o un no al trabajo realizado y es trascendente que el trabajo tenga un buen aspecto visual. Cada principio da una enseñanza clara y se debe tener muy presente lo que se quiere lograr.

0
Reply
0
Nathaly Martínez Castañeda
9 months ago

En el artículo anterior, entiendo lo importante que es no dar por sentado el gusto al momento de diseñar. Bien sea propio o del cliente. Puesto a que ambas opiniones unidas adecuadamente pueden dar paso a la creación de un buen producto u objeto. Además, me parece interesante que el autor apunte a la practica del gusto, sea bueno o malo, pues ambos son importantes y decisivos para otorgar una buena estética y funcionalidad a la obra del diseñador.

0
Reply
0
Marcela Prada
9 months ago

Este artículo es muy interesante ya que me da a entender que el diseñador tiene muchos enfoques, pero su trabajo se ve dividido en dos factores puntuales.

Lo intelectual : Donde el diseñador tiene que tener unas bases de investigación, para crear productos acorde a las necesidades de las personas.

La sensibilidad: que va más acorde con lo estético, va acompañado de los factores culturales, la funcionalidad, lectura y el éxito de su producto. Para lograr esto se tiene que encontrar una armonía entre lo intelectual y la belleza, para no saturar y lograr un diseño exitoso.

0
Reply
0
Fani Gamboa
9 months ago

El diseño, para ser entendido depende mucho de la percepción de cada uno, pues a pesar de que tiene un publico especifico siempre se encontrará con distintas interpretaciones, ya sea porque las personas tienen una edad determinada o porque la cultura y/o tradiciones son diversas; sin embargo siempre habrá algo en lo que muy probablemente siempre estén de acuerdo, y es en si es "bonito" o simplemente no lo es, un diseñador tiene un ojo entrenado, pues en una imagen puede ver cientos de elementos que la conforman (esquemas de color, formas, estructuras, etc.) , y que por consecuencia es buen conjunto, sin embargo algunas veces a pesar de contener dichos elementos no es visiblemente agradable, por ello es que se debe de tener un equilibrio en lo atractivo y lo intelectual (mencionado al principio del articulo) para lograr un "buen diseño".

0
Reply
2
Sarahi Muñoz Gómez
10 months ago

Es muy bueno este articulo ya que habla de los gustos,que ese es un tema un poco difícil de hablar ya que existen muchas personas que saben identificar con facilidad que es lo que realmente les gusta y que es lo que realmente no les gusta, por ejemplo: en mi caso yo soy una persona muy indecisa y a la vez muy sensible ya que si en dado caso yo llegue a presentar algún producto tendría que tener demasiado valor para poder presentarlo y ademas saber escuchar si mi cliente me dice que no le gusta mi producto o de lo contrario que si le llegue a llamar la atención del producto que le estoy mostrando, pero ademas de que me tome ese valor al mostrar mi producto y ser fuerte para escuchar las respuestas que me den también me hacer ser aun mas fuerte que lo que me digan es para mejorar mi productor y hasta poder mejorar mi persona.

0
Reply
1
Marlene Ahnert
10 months ago

En lo largo de mi vida y en el transcurso de mi carrera, me he preguntado el porque unos diseños son mejores y porque unos gustan más a la gente que otros, si ambos están "bien elaborados". Creó que tienes mucha razón respecto a las variantes del buen o mal gusto y de como podemos ponerlo en práctica respecto a nuestro juicio e información de lo que no debemos de hacer, en nuestros trabajos, ya que para buscar el gusto y darle al agrado de los demás es algo un poco complejo. Pero después de esta información se han aclarado muchas dudas respecto a esta gran controversia. Creó que esto es lo más importante y es la base de todo para no perder más tiempo haciendo diseños de mal gusto y explotar al máximo nuestra creatividad e imaginación bajo estos parámetros del gusto.

Sin duda un artículo muy bueno e interesante.

0
Reply
0
José Eduardo Espinosa Romo
One year ago

Es un muy buen artículo, ya que apenas estoy empezando la carrera en diseño industrial. Mas que nada cuando se va a diseñar, a parte de hacer algo funcional, se trata de darle un arte, el cual pueda embellecer y que no sólo funcione. En estos tiempos se logra tal arte con los materiales, ya no se trata de hacer un diseño tan complicado, siendo mínimalistas y usando un material de buena calidad se logra un producto bello.

0
Reply
0
Daniel Martinez Garza
One year ago

Es muy buen articulo ya que habla sobre una de las etapas más importantes en la carrera de un diseñador al termino de cada trabajo realizado ya que para evitar un "no me gusta" se tiene que ver los diferentes gustos, culturas, etc, para poder dar un diseño bien elaborado hasta en detalles más minimos y que le pueda agradar al cliente.

Gracias por el aporte :)

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Con gusto.

0
Reply
0
Marla Prado
One year ago

Este articulo nos orienta a darnos cuenta que el "no me gusta" de alguien más no tiene porque afectarnos negativamente. Diversas personas tanto como yo podemos ser un poco sensibles en cuestiones de que piensan los demás sobre nuestros trabajos. Nos cuesta trabajo tomar un "no me gusta". Pero hay que aprender de ello y darnos cuenta que de ese "no me gusta" podemos mejorar tanto como diseñador y persona.

0
Reply
0
Ivy Salas
One year ago

Pienso que es muy interesante este artículo aunque al hablar de gustos es muy difícil que lleguen todos a las mismas conclusiones; en la manera en la que yo lo interpreto, creo que al diseñar se debe pensar primeramente en las necesidades del cliente y se bede buscar satisfacerlo por medio de un analisis de este, valorando la moda y tradiciones de la zona en la que vive y lo que se ve mal/bien en esta misma, asi mismo, el diseñador puede adecuar esto a sus gustos y al conocer lo que "no se debe hacer" podrá y sabrá usar sus conocimientos de tal forma que sea del agrado de la mayoria. Aunque para gustos, colores; si conocemos el area en la que trabajamos y todas las teorias, se puede crear arte que agrade.

0
Reply
0
Marie Cocoton
One year ago

Quizás también haya maneras de combatir el "no me gusta" de un cliente como captar los detalles de lo que él espera; ser específicos desde la primera negociación y también ser pacientes y entender que un "no me gusta" no siempre se trata de un total rechazo.

1
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Así es

0
Reply
0
Brayan Vargas
One year ago

Este articulo nos orienta a los diseñadores a encaminarnos en fijar nuestro juicio de valor e intelecto, a observar cuidadosa y detalladamente cada objeto para sacar cualquier deduccion, ya que nuestro trabajo es dar solucion a los problemas del cliente de la manera mas idonea y sencilla, tambien el gusto es algo muy superficial, pero a la ves es escencial. Sin embargo el gusto solo mira y juzga lo que ve no la escencia del objeto al detalle, solo los detalles finales.

0
Reply
0
Andres Afcal
One year ago

el articulo abarca un proceso muy importante en los inicios de un diseñador por lo cual es muy simbólico por lo cual me llama la atención, con el inicio departe del análisis del cliente y del usuario ya que es un proceso el cual se puede conseguir una propuesta muy creativa pero el gusto es algo que se debe educar en un proceso adecuado como se puede observar en la lectura, pero debemos no solo quedarnos con nuestra cultura si no también, aprender de otras que nos aporten una forma de ver muy diferente nuestras propias ideas y poderlas diseñar de formas que no confunda al cliente ni al usuario si no que provoque un me gusta que clasifique nuestro gusto en un buen nivel.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Así lo pienso. El diseñador debe conocer culturas y subculturas. Cultura es todo y abarca todas las clases sociales y se debe diseñar acorde a cada una. No podemos hacer un cartel para una pelea de box con colores pasteles, Times New Roman y minimalista por decir algún ejemplo inmediato. Debemos conocer las necesidades del cliente, sus características, necesidades como clase y como se identifican con ellas y con el objeto gráfico.

3
Reply
0
Natalia Lara
One year ago

Este articulo me parece interesante y a la vez importante, como lo explica en el texto cada persona es un mundo diferente y los gustos varían tanto del diseñador como el cliente y debemos tener en cuenta tanto eso como la cultura y así poder darle un sentido mas allá a nuestros diseños

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Así es.

0
Reply
0
Vannesa Paez
One year ago

Este articulo me ayudo a complementar muchas cosas de las que por lo general se creen, que no se trata de hacer las cosas partiendo del gusto del diseñador, se debe tener en cuenta el gusto del cliente, por diferente,raro, o extraño que sea, sin perder el punto clave y primordial que tiene el diseñador y es el de comunicar de la forma mas clara posible, siendo así un instrumento de cambios he innovaciones.

causando un impacto en la sociedad,como lo dice jorge en este articulo que una persona con el conocimiento claro sobre el mal gusto, y el buen gusto puede realizar algo nuevo. donde su estética agrade y sean ante todo funcional.

esta claro que cada diseñador tiene su estilo pero se presenta a menudo que nosotros los diseñadores carecemos de organización a la hora de realizar un trabajo donde usamos bastantes elementos buscando solo el lado estético y perdemos el foco, volviéndonos incluso mediocres. entonces se debe tener un debido proceso para causar el impacto que se quiere.

1
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Vanessa, veo que se ha entendido bien el propósito del artículo. Saludos

0
Reply
0
Camila Vargas
One year ago

En mi opinión este articulo nos dio a conocer un orden al observar ciertas cosas a partir de la experiencia con el fin de saber para obtener una buena trabajo con el fin de no cometer errores para así no malgastar el tiempo sin embargo teniendo en cuenta de que la creatividad no se improvisa se imagina y se plantea a base de hechos y observaciones que tiene un proyecto para un mejora dispuesto a ser modificado.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Saludos Camila

1
Reply
0
Valeria Coronel
One year ago

En mi opinión como estudiante de diseño gráfico, este artículo me favorece. Ya que un diseñador debe tener en cuenta la necesidad del usuario, después de esto se debe estudiar el problema y buscar una solución, debe analizar ¿cómo puede cautivar a las personas con el impacto visual? Está claro que los diseños no llegan a todo el público, por eso la tarea del diseñador día a día es innovar y no tener limite frente a su imaginación, debe tener en cuenta la estética y el «gusto» ya que esto es subjetivo y cambia con cada persona, entonces nuestro trabajo como diseñadores es buscar un punto de equilibrio para que el diseño sea agradable para dar un impacto al público.

1
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Cierto. Saludos Valeria

0
Reply
0
W Fabian Gb
One year ago

Inicialmente pienso que este articulo lo deben leer todos aquellos que nos estemos encaminando por el mundo del diseño.Personalmente puedo decir que me llevo a encontrarme con mi propio ser, el ser, tanto de artista como de persona, donde me ha dejado claro que ante cualquier elaboración de proyectos siempre hay que tener un a priori desde un punto de vista objetivo y subjetivo,siempre partiendo con el fin de satisfacer una necesidad,con un valor estético y funcional.El hacer una investigación previa nos lleva a ser cada día más íntegros y no siempre cayendo en lo tradicional, sino que por el contrario llevándonos a encontrar nuestro propio estilo,el cual es de suma importancia en este medio como lo es el diseño. "Muy buen artículo"

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Que gusto que te sirva Fabián.

0
Reply
0
Andrea Ortiz
One year ago

En mi opinión, este artículo nos ayuda a entender que los diseñadores tienen que pensar, no solo en lo funcional sino también en lo estético para generar un gran impacto a la hora de presentárselo al cliente, teniendo en cuenta la frase «El gusto es una aproximación superficial y exterior pero es fundamental para juzgar objetos de diseño», siendo yo, una estudiante de diseño de modas, este es un factor importante ya que no solo nos regimos por la funcionalidad de la prenda a diseñar, también por el gusto del cliente al que se está dirigiendo el diseño, por lo que entender la kistch es fundamental, debido a que no podemos caer en lo denominado "mal gusto".

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Andrea: tremenda carrera la del diseño de modas. Nunca me canso de ver tantas propuestas tan creativas y cambiantes en tu profesión. Saludos

0
Reply
0
Julian Rueda
One year ago

En mi opiniòn es un articulo muy informativo de manera positiva, nos informa acerca del gusto o disgusto que tiene un cliente hacia mi como diseñador gràfico, este articulo me ayuda mucho puesto que entiendo la forma en como debemos desenvolvernos a la hora que un cliente no le guste la propuesta que se esta realizando aun asi cuando se llego a una propuesta concreta para ser plasmada, asi que como diseñador debo satisfacer al cliente con relacion a una necesidad, el diseño siempre esta acompañado de una necesidad por lo tanto nosotros debemos tener muy en cuenta el llamado Kitch, en realidad me gusta mucho como este articulo nos da pautas como lo es en el intelecto y la sensibilidad, puedo aplicarlos a mi contexto como diseñador grafico.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Gracias Julián

0
Reply
0
Lorena Díaz
One year ago

En mi opinión el articulo es atrayente ya que habla sobre el intelecto , la sensibilidad y el gusto del diseñador , pero sin olvidar que existen unos parámetros , como lo es la necesidad del usuario (Principal parámetro )

Como estudiante de diseño de modas me beneficia , ya que puedo comprende, que en el caso de que al cliente no le agrade el trabajo que esta en proceso se debe hallar la satisfacción del cliente y del diseñador ya que el gusto de todos no es similar ni se ve desde el mismo punto de vista

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

De acuerdo. Saludos Lorena

0
Reply
0
Lady Natalia Navas Ballen
One year ago

Este articulo me parece muy acertado a la hora de informarnos y dejar claro que factores influyen en el hecho de que un cliente acepte o no nuestro diseño y porque lo hace, es muy claro y como estudiante de Diseño Gratifico me es muy útil ya que trabajamos satisfaciendo una necesidad y con esto un gusto, ya que a la hora de hacer un diseño como lo dice el articulo hay un proceso previo y hay que tener muy encenta el gusto de nuestro cliente.

1
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Bien Lady Natalia

0
Reply
0
Jose Mauricio Carrillo Pedrza
One year ago

El artículo me pareció muy interesante, lo que tiene que ver con la relación directa que tiene el diseño y el gusto; más los parámetro que se dan para evitar el kitsch son muy importantes y todos debemos tener en cuenta. El intelecto y la sensibilidad me gusta como se explican.

Como estudiante de diseño gráfico el artículo me sirvo mucho para entender que antes de diseñar una composición debemos pensar con lógica de los objeto y el gusto que le puede dar el cliente o uno mismo claro sin perder la funcionabilidad de esté.

finalmente ya para concluir pienso que el diseño va muy ligado del gusto; debemos tener en cuenta que existen como unas reglas o parámetro para crear estas composiciones aunque no las utilicemos nos atenemos a perderle el sentido o la forma a esté; muchas gracias por el articulo, ahora tendré en cuenta la importancia que es conocer lo que estoy haciendo para no caer en el Kitsch.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

José, al contrario, gracias a ti

0
Reply
0
Liz Karol Molano Cely
One year ago

Como estudiante de diseño de modas me intereso el articulo, debido a que puede comprender y reconocer el proceso del diseño en sus dos principales factores: el intelecto(lógica y cognitiva) y la sensibilidad (agrado y desagrado),en el cual Pude darme cuenta que el diseño siempre esta ligado a lo estético, donde tenemos que pensar que tanto los diseñadores y los clientes poseen gustos diferentes no podemos cuestionarnos de que debemos ¿hacer? si no buscar una solución a este caso, donde el diseñador pueda conocer los gustos de sus clientes para poder así adquirir el diseño que ellos desean.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Liz, lo mismo pienso. Muchos diseñadores gráficos, en la teoría dicen que el diseño debe defenderse lo más posible y qué hay que educar al cliente. Esa es la teoría, la vida real es otra cosa y debes darle gusto al cliente.

0
Reply
0
Amanda Sanchez
One year ago

Como estudiante de diseño de modas este articulo me sirvió para reconocer que antes de empezar el proceso de diseño se debe tener en cuenta 1) la parte lógica y cognitiva de los objetos como por ejemplo la utilidad y funcionalidad , 2) se debe tener en cuenta la razón del gusto, o sea, la que analiza los objetos con más detalles.

Finalmente, opino que el gusto es subjetivo ,al igual que los referentes estéticos del diseño , cada diseñador tiene juicios y gustos distintos.

1
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Amanda: Que gusto que te sirva

0
Reply
0
Marco Trellez
One year ago

interesante articulo , el gusto es relativo . buena informacion no lo había pensado

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Bien, parece que el artículo está siendo útil. La intención es informar y formar

0
Reply
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Joaquín: Para sostener una discusión no basta con refutar y refutar lo que se dice. La reflexión y los conocimientos son necesarios. También se requiere formación y este caso me refiero principalmente a la académica. El artículo se refiere a un problema de gusto y en ese sentido se conecta con la Estética que veo con claridad que desconoces el tema.

Dentro de las discusiones se requiere referirse al tema que se comenta y no desviar el tema con ejemplos que no vienen al caso. Un académico no puede conformarse con consultar Wikipedia y ese es un asunto bien conocido. Ni siquiera es correcto consultarlo para un trabajo escolar.

Los comentarios y las respuestas pueden ser simples pero llevar la contraria para debatir es gastar el tiempo en vano.

Neceaste en tu artículo sobre el diseño "de" la naturaleza y ahora vienes a hacer lo mismo.

Si invertimos tiempo en dialogar debemos hacerlo racionalmente.

Comenzar una discusión diciendo que el gusto se aplica a la funcionalidad es equivocado.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

Nada en esta vida es confiable 100% por si mismo, ni siquiera el Diccionario UNESCO, lo que vale son las referencias comprobatorias. Ya expliqué las inconsistencias que encuentro en tu artículo, la primera es que nunca respondes a tu propia pregunta: ¿Y si el cliente me dice que no le gusta mi trabajo? ni defines para qué nos sirve el kistch como respuesta a un imaginario cliente, mucho menos tiene sustento desde el punto de vista académico o pedagógico. Mencionas que "Se dice que el gusto es subjetivo y que depende de los factores culturales que nos determinan y caracterizan" pero también el kistch adolece del mismo defecto, también es algo subjetivo y de factor cultural, por lo que es falso que sea una ciencia. No se puede estar respondiendo toda la vida a cuestiones que son redundantes. Saludos

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

La pregunta no es para que yo la conteste, es para los demás. Ya inventas: no dije que el kitsch es ciencia. Me parece que abusas del discutir.

0
Reply
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

Quizá quepa aquí lo dicho por Bill Bernbach «No permitimos a ningún cliente que nos diga cómo tenemos que hacer el anuncio. Creemos que sería malo para él. Sabemos que nunca sabremos tanto sobre el producto como el anunciante, pero también creemos firmemente que él no sabe tanto sobre publicidad como nosotros» No todos son (somos) reales profesionales del diseño, sino simples "tomapedidos" cumpliendo caprichos. Al diseñador le toca concebir, realizar lo que el cliente no ve ni puede hacer. Y convencerlo, claro está. Saludos

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Bill Bernbach era una autoridad en publicidad, tenía su agencia de publicidad. Pero el asunto no se trata de decirle al diseñador como debe hacer su diseño. El enfoque claro está en la pregunta: ¿Y si el cliente me dice que no le gusta mi trabajo? En lo estético referente al gusto.

Le preguntamos la razón y pude decirnos que es lo que no le agrada por x motivos.

Pongamos un ejemplo: pego el vínculo para revisar el contenido:

https://www.presidentiallimolv.com

Es de Presidential Limousine. Tiene un logo, tiene una limousine H2 Hummer y en el encabezado de la página visitamos "night packages" y aparece la Ultra Pack Escalade.

¿Se te hubiera ocurrido eso? Vamos a pensar que originalmente te encargan los trabajos y entregas algo que llamas "formal" algo aceptable y el dueño del servicio de limousines te dice que no le gusta tu propuesta, que quiere algo verdaderamente "elegante" como lo que vemos ahora y que sabemos es funcional. ¿Qué haces?

(Luciano corrió...)

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

Te lo explicaré de esta manera: A un arquitecto de excelente fama (familiar mío), un médico le planteó el proyecto de una clínica hospital, se trataba de construir un edificio de varios pisos, proyecto que implicaba una inversión considerable, pero la idea del médico era hacer un penthouse en el último piso para habitarlo junto con su familia. El arquitecto se negó totalmente a construirlo conforme a la idea del cliente, le respondió que definitivamente no haría una aberración de ese tamaño, le hizo imaginar los muchos inconvenientes que tendría el habitar en un hospital, desde entrar, subir al elevador, tener a su familia en un lugar tan problemático y lo explicó tan bien que lo convenció, si bien no sin mucho esfuerzo y después de días, de que construyera su casa aparte. Si el cliente se hubiese empeñado en su idea, ten por seguro que ese arquitecto no hubiera aceptado el proyecto por más lucrativo que fuese, la principal razón es que su prestigio iba de por medio.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Pero el ejemplo que pones no se realizó. No se puede analizar estéticamente lo que no se ha realizado. La estética es estudio de lo que es, no de lo que debe ser

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

Sí se puede. Además el ejemplo no es una cuestión de estética, gusto no remite exclusivamente a la estética

Gusto. RAE Del lat. gustus.

m. Sentido corporal con el que se perciben sustancias químicas disueltas, como las de los alimentos.

m. Sabor que tienen las cosas.

m. Placer o deleite que se experimenta con algún motivo, o se recibe de cualquier cosa.

m. Propia voluntad, determinación o arbitrio.

m. Facultad de sentir o apreciar lo bello o lo feo. Diego tiene buen gusto.

m. Buen gusto (facultad de sentir). Vicente tiene gusto, o es hombre de gusto.

m. Cualidad, forma o manera que hace bello o feo algo. Obra, traje de buen gusto. Adorno de mal gusto.

m. Buen gusto (cualidad). Traje de gusto.

m. Manera de sentirse o ejecutarse la obra artística o literaria en país o tiempo determinado. El gusto griego, francés. El gusto moderno, antiguo.

m. Manera de apreciar las cosas cada persona. Los hombres tienen gustos diferentes.

m. Capricho, antojo, diversión.

m. Afición o inclinación por algo.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Estimado Joaquín, el ejemplo de tu pariente se enfoca a un consejo de habitabilidad y comodidad pero no se realizó el penthouse

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

No veo problema con eso ¿es que habría que hacer el edificio completo para probar si es errado o no? es una aseveración falsa.

0
Reply
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Se perdió un enlace de una imagen que pegué en el post anterior. Era una limosine Hummer de Las Vegas con letras doradas y que decía Presidential. La Hummer puede ser muy funcional, hasta puede incluir en su interior percepción cinestésica con aditamentos cursis, luces de colores, principios de confort y no deja de ser de mal gusto , pero otros la usan, les gusta y por eso la alquilan.

El hombre no es exclusivamente racional y lógico. El diseño es lógico, funcional y estético. Si el objeto de diseño no es de mi agrado puedo manifestarlo abiertamente y la palabra gusto se aplica a las cuestiones estéticas. Si la palabra gusto se aplica para juzgar la funcionalidad es que se está haciendo equivocadamente y ese es otro asunto. A eso se le llama desvío de situación y funciona como falacia. Es un equívoco de principio.

Todos podemos decir no me gusta o me gusta el diseño estéticamente con total libertad.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

El problema aquí es que no hay una sola respuesta para la pregunta que haces ¿Y si el cliente me dice que no le gusta mi trabajo? como ya lo mencionamos anteriormente. La palabra gusto tampoco implica belleza necesariamente, ejem. "me gusta nadar en el mar" no es una cuestión puramente de belleza. Suponer que el cliente se refiere solo a lo bello a lo feo, puede no ser real. Tampoco se puede suponer que tenga que ver con lo kistch, ni que este sea la única alternativa y la que usa el cliente para juzgar un diseño. La mayoría de las veces es la diferencia entre lo que el cliente deseaba y lo que se entrega, suele suceder que tenía algo en mente, como lo que vio en una revista, o en un producto de la competencia y lo que obtiene no concuerda con lo esperado. Puede que no sea apropiado por el tamaño, porque la letra es pequeña y se pierde a la distancia, por cuestiones funcionales, porque resulta grosero, demasiado atrevido, o hasta por cuestiones subjetivas o miedos. No todo es belleza.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Joaquín. La Estética no solamente se relaciona con lo bello. También estudia la fealdad.

El artículo se enfoca a la opción de que el cliente pueda decirte que no le gusta ESTÉTICAMENTE el diseño y lo que busco es respuestas de los foristas, maestros, profesionistas y alumnos sobre qué hacer frente a esa declaración. El asunto del gusto ya está explicado en el artículo. No todo es funcionalidad, también en el diseño se incluye la sensibilidad y los apetitos.

Pongamos un ejemplo: ¿Y si el cliente te dice que el diseño está horrible, cursi, obsoleto o vulgar? O que no le gustan los colores ni la tipografía. ¿Lo arreglas o no?

No hay que atribuirle a las palabras otros significados distintos.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

A mi modo de ver kistch es sólo un estilo ¿qué le dirás al cliente? mi diseño debe gustarte, es kistch, o no te gusta porque es kistch, o tienes un gusto kistch, o cursi, al menos a mi no me servirían esas definiciones, las que me sirven son las de simetría, geometría, proporción, armonía, legibilidad, contraste, tono, composición, perfección, contenido, mensaje, concepto, propiedad, ergonomía, practicidad, color, tono, predominio, tema, percepción, psicología, investigación, neuromarketing, etc. La belleza depende de las relaciones entre distintos elementos de un diseño, o cualquier cosa a la que llamemos feo o bello, no todo queda en la percepción o educación de la persona, hay cosas en las que la mayoría coincidimos. Puedo vestirme por repetición, ejemplo traje azul, camisa azul, zapatos azules; puedo vestirme por armonía, un pantalón azul marino, una camisa azul cielo y unos tenis azul cerúleo; puedo vestirme por contraste, un pantalón negro, una camisa roja y una corbata blanca.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

El kitsch no es un estilo, es un término para distinguir las cosas u objetos de mal gusto. El gusto (pego) es: "Capacidad que permite distinguir o saber elegir algo por su calidad, belleza o valor". Los fundamentos del diseño, color, las técnicas visuales, tipografía, la retórica y más conocimientos del diseño son cuestiones que el diseñador elige cuando planea y desarrolla su diseño, son cuestiones reflexivas y lógicas, y se dirigen a la función y utilidad del objeto. De eso no hay duda.

El gusto es elegir o distinguir objetos por su belleza (o fealdad), por su calidad o valor.

Lo que suponemos (suponemos) es que el diseñador es el experto o profesional que sabe lo que debe hacer para un cliente, pero el cliente puede decir de nuestro diseño que simplemente no le gusta (hablando de cuestiones estéticas) no le gusta un color o el papel o una imagen, etc. puede decirnos por ejemplo que no le gusta el morado de la tipografía. ¿Qué debe hacer el diseñador?

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

Wikipedia: El kitsch es un estilo artístico considerado «cursi» o «trillado». El estudio del kitsch se hizo casi exclusivamente en Alemania hasta los años setenta. ¿Qué debe hacer el diseñador? No todos actuamos igual ante un mismo problema de diseño, cada uno tendrá distinta manera de darle solución y de responder ante un cliente que esté en desacuerdo. Yo diría que lo primero es ver si lo que argumenta tiene base o no, si el diseño cumple sus expectativas, si cumple con su función. También hay que tener idea de porqué nos buscó y que es exactamente lo que esperaba, tal vez quería solo la materialización de "su idea", o tal vez que el diseñador aportara su creatividad, la idea y la realización de un buen diseño cuya utilidad y profesionalismo fuese evidente. Si el cambio que requiere es nimio, no veo porqué no se pueda ceder un poco, pero si implica darle al traste a la integridad del diseño, rechazarlo, pero con mucho tacto y explicaciones con base. La estética también tiene bases.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Wikipedia no es confiable. Por eso puse como fuente el Diccionario de Ciencias Sociales UNESCO. Los libros de Estética no lo definen como un estilo, es originalmente "Ciencia del conocimiento sensible cuyo objeto es determinar la esencia de lo bello». Pero también ahora incluye lo feo. El estudio del Kitsch comienza en el siglo XIX y su causa viene de la Revolución Industrial.

Comentas algo importante: "si el cambio es nimio" no le ves problema, y me parece bien, pero imagina a un recién egresado que le he han hechado abajo su diseño por cuestiones de gusto. ¿Cómo debería de actuar? ¿Y si el problema de mal gusto viene de parte del diseñador? ¿Y si el problema de mal gusto viene del cliente?

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

Wikipedia pone sus fuentes que son verificables. Tampoco kistch es ciencia, ni la ciencia puede determinar porqué es bello algo o por qué no, en realidad la ciencia puede decir únicamente el cómo, nunca el porqué. Hay quien quiere imponer conceptos a capricho, la estética existe desde milenios y no veo la necesidad del kistch. en cuanto a las preguntas que haces, ya las he respondido ampliamente. Cada quién que actúe como guste, no hay una sola respuesta a esas preguntas. De todos modos no quedarás satisfecho con las respuestas. Luciano Cassisi hizo bien en no seguir comentando algo que ha quedado tan claro.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Falta conococimiento acerca de la Estética, sobre el uso de fuentes confiables, sobre la importancia del gusto en el diseño. La Estética no existe desde milenios (es desde 1750). Parece que no nos ponemos de acuerdo en las discusiones pero a mí me sirven de mucho. Confirmo que la palabra Estética se usa con frecuencia pero no se sabe que es y me parece un tema fundamental en el diseño. Todo diseño es Estético.

Si Luciano se retiró me parece que puede ser por alguna o varias razones: para encender un poco la discusión, o para cerrarla sin considerar el trabajo que implica escribir artículos académicos, pero cierra de inmediato la importancia de la discusión en su comentario. Su argumento siento fue autoritario (es dueño del foro), o también se fue porque no le interesó el tema, pero hay maneras de comentar...

Si a ti y a Luciano no les queda claro la importancia del asunto no están obligados a continuarlo.

Leo en los artículos anteriores ya escasa y casi nula falta de participación.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

"El término estética proviene del griego αἴσθησις (aísthêsis), «sensación». Fue introducido por el filósofo alemán Alexander Gottlieb Baumgarten en su obra Reflexiones filosóficas acerca de la poesía (1735), y más tarde en su Aesthetica (1750). Así pues, la historia de la estética, rigurosamente hablando, comenzaría con Baumgarten en el siglo XVIII, sobre todo con la sistematización de esta disciplina realizada por Immanuel Kant. Sin embargo, el concepto es aplicable a los estudios sobre el tema efectuados por los filósofos anteriores, especialmente desde la Grecia clásica. Cabe señalar, por ejemplo, que los antiguos griegos tenían un vocablo equiparable al actual concepto de estética, que era φιλοκαλία (filocalía), «amor a la belleza». Se podría decir que en Grecia nació la estética como concepto, mientras que con Baumgarten se convirtió en una rama de la filosofía". Luciano es más lúcido que nosotros, nos explicó su punto de vista muy claramente, no hizo falta más.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

No coincido con el comentario de Luciano ni su lucidez. Que las personas usen la palabra gusto para referirse a cualquier cosa quiere decir que no la usan correctamente. Si se puede analizar el gusto pero ya no sigo la discusión de Luciano. Una cosa es el análisis de la funcionalidad del diseño pero el gusto va implícito también en el análisis.

0
Reply
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

Por experiencia personal he visto que el cliente y las personas en general, suelen decir me gusta o no me gusta no nada más a lo puramente estético sino también a lo funcional o a lo no funcional, incluso puede haber razones subjetivas, o miedos incluso. Una técnica de ventas bien conocida, es presentar al primero a un posible cliente un auto superdeportivo que luce de maravilla, pero al final sabemos que el cliente comprará un auto más amplio y convencional debido a que cabe en él toda la familia, vemos ahí que la compra se definió no por lo estético, sino por motivos de otra índole. Profundizando más en las razones del cliente vemos que ese me gusta o no me gusta iban más allá de lo puramente estético, ahí es donde hay que llegar. El diseño de un menú puede ser demasiado bueno para la fonda de la esquina y no es que esté mal, pero da la idea de que es un lugar muy caro y los clientes de esa zona son de un estatus menor. De nuevo no es la estética la que falla, hay que llegar al fondo

1
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Estimado Joaquín, en parte tienes razón, se compra según lo que pensamos que son nuestras necesidades, pero en este caso me refiero al aspecto etético del gusto. En cuestión de necesidad pueden mostrarme un auto deportivo pero compraré lo que necesito y lo que puedo adquirir monetariamente sin problemas (no todos lo hacen).

En la fonda de la esquina puedo equivocarme al hacer el menú de alimentos que se considere "correcta", pero ¿correcta para quien? ¿Para el diseñador o el dueño y los clientes que asisten? Pienso que si se diseña el menú para la fonda se debe tener en cuenta las características de sus necesidades y sus gustos y dejar lo "correcto" de lado, y entonces hacer algo que les funcione y agrade a pesar de que para mí sea de mal gusto.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
One year ago

Me parece que lo expliqué suficientemente bien, como sabemos un diseño no se mide solamente en términos de estética, salvo algunos casos y es necesario saber si el cliente se refiere solo a lo estético, decir no me gusta puede ser por muchas otras razones, como decir: "no me gusta ese auto porque gasta mucha gasolina" o "no me gusta ir al centro de la ciudad porque siempre hay mucha gente y no se puede caminar tranquilamente" o "no me gusta el anuncio porque la redacción es mala y no se entiende". En fin, creo que queda claro que un "me gusta" no siempre refiere a lo estético y lo expongo aquí como una de las posibles respuestas a la pregunta que nos haces ¿Y si el cliente me dice que no le gusta mi trabajo? Creo que lo primero sería averiguar si ese me gusta es motivado por la estética solamente o por otros factores. Saludos.

0
1170
Luciano Cassisi
One year ago

¿Por qué estamos hablando del gusto? ¿Para qué nos serviría ahondar en este tema? ¿Será porque «el cliente puede decir me gusta o no me gusta, y ese puede ser un posible problema para el diseñador»? Salvo que haya otra razón, la aclaración de Joaquín resulta muy atinada, y cierra el caso. Técnicamente no hay otro aspecto del gusto que no sea el estético, pero así y todo, el cliente, la gente, usa esa palabra para referirse a otras cosas. El gusto individual, caprichoso, aleatorio, no es un problema que se pueda abordar analíticamente, ni antes ni después de diseñar.

0
120
Jorge Luis García Fabela
One year ago

Estimado Luciano, Joaquín tiene su explicación. Es cierto que la palabra gusto se utiliza para aplicarse de manera indistinta pero esa no es razón suficiente para cerrar la discusión. Tu opinión me parece un tanto tajante al iniciar con la pregunta: "¿Por qué estamos hablando del gusto?... etc". Puedo como cliente decir que no me gusta estéticamente un trabajo y que no es de mi agrado independientemente de su función.

Llego a un extremo en diseño: independientemente de su funcionalidad no me gusta esta camioneta:

https://encrypted-tbn1.gstatic.com/image... :ANd9GcS0HW-mDFwYA0jNTsd15dXz36ABlsCCblXm1gFjD6u6xOeP0fH5SXx-grO3

Hay que pensar que el diseñador tiene sus propios gustos y que el cliente los suyos y que el diseñador debe de alguna manera conocerlos observando, preguntando, analizando antes de trabajar para así coincidir. ¿Te gusta ésto?

http://mlv-s1-p.mlstatic.com/imagen-de-i...

Imágenes para análisis

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019