El diseñador, el médico y el cliente

Para que la profesión del diseño deje de ser sub-valorada, los diseñadores tenemos que hacer un cambio en lugar de esperar a que cambie el comitente.

Retrato de Javier Lede Javier Lede La Plata

Seguidores:
3
Opiniones:
29
Votos:
50
Compartir:

Este artículo surge como respuesta al texto de Claudio Molina, «El médico y el diseñador». No podemos pretender compararnos con otras disciplinas que tienen una reputación consolidada a través de siglos de trayectoria, avalada por prácticas profesionales con resultados concretos, difícilmente discutibles. Tenemos que rever nuestra posición como profesionales para tratar de entender por qué aún no conseguimos la fe del cliente y así revertir la situación.

El panorama

En nuestra área existe un gran abanico de profesionales que responden a problemáticas similares con metodologías y resultados diferentes. No existiendo garantías de calidad en los resultados de un diseñador «X», y ante la imposibilidad de diferenciar a priori al «profesional» del «improvisado», es lógico que el cliente promedio dude de la efectividad de las propuestas de los diseñadores.

La relación diseñador-cliente

Esperar que el cliente acepte a ojos cerrados la propuesta de trabajo del diseñador es un acto de soberbia. La práctica de diseño es un trabajo de diálogo. Nuestro desafío como diseñadores está en interpretar el mensaje y los intereses del comitente para traducirlo de la mejor manera al público objetivo. Dado que todos —y me refiero a TODOS los seres humanos— somos decodificadores de mensajes, todo producto diseñado (codificado) llama a ser opinado. Los diseñadores debemos asumirlo de una vez y encontrar la manera de lidiar con ello.

Aún así, la opinión del cliente es simplemente un punto de partida. Resignarse a hacer sólo lo que este pida es una falta del diseñador. Tampoco se puede decir que tratar con un cliente sea sencillo, pero esto no solo sucede en el campo del diseño.

Cuando un comitente propone una idea inviable o inadecuada, el decir simplemente «no», no nos ayuda en nada. En mi experiencia como diseñador fui entendiendo que mejor que un «no» es un «sería mejor si…»; en lugar de negar una propuesta, brindar otra que al criterio profesional sea más oportuna. Cuando el cliente ve una solución alternativa, que se hace evidentemente más efectiva, en la mayoría de los casos la recibe de buen agrado. Ahora... cuando no se logra explicar por qué la propuesta es mejor, el problema no es el cliente sino el vacío conceptual del diseñador.

De mis experiencias profesionales, las más gratificantes han sido aquellas en que el cliente se sintió parte del proyecto como co-autor, aportando perspectivas fundadas en la experiencia concreta de su actividad al tiempo que se resolvían piezas de calidad gráfica y eficiencia en la comunicación. 

En resumen, la relación vertical diseñador-cliente no funciona, ya sea que arriba se posicione uno u otro. Hay que lograr una relación horizontal, donde el trabajo en equipo encuentre la conformidad de todas las partes.

La formación profesional de los diseñadores

Otra situación que afecta la legitimidad profesional de nuestro área es la crisis en la educación del diseño. La educación formal que se da en las universidades brinda un capital cultural institucionalizado. Todo «título» debería certificar una cantidad de conocimientos mínimos adquiridos que den acceso a la oferta laboral. Pero, lamentablemente, en las carreras de diseño estos conocimientos mínimos están desdibujados, y de una misma universidad pueden salir profesionales con muy distinto grado de aptitud. Â¿Cómo esperamos que el cliente confíe en nuestra profesión, si nuestro título no brinda garantía en la práctica profesional?

Conclusión

No sirve de nada que los diseñadores nos paremos en un pedestal y desestimemos la opinión del cliente. Es más fructífera una relación horizontal, completando y rediseñando las ideas del comitente para lograr que ambas partes quedemos conformes. 

Tampoco se puede esperar respeto solo por tener un «título», aunque esto suceda con otras profesiones consolidadas. Para lograrlo, los diseñadores debemos aprender a mostrar idoneidad en nuestras prácticas, porque el respeto no se impone, se gana.

Seguidores:
3
Opiniones:
29
Votos:
50
Compartir:
Código QR de acceso al artículo El diseñador, el médico y el cliente

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Mariana Altmann
5
Mariana Altmann
Abr 2013

Muy acertado todo lo que mencionas en tu artículo, el trabajo en equipo con el cliente ayuda al diseñador a expandir su visión del proyecto y al permitirle al cliente aportar siempre lo dejará más satisfecho. Una de las habilidades más importantes en el diseñador es la capacidad de diálogo, es nuestro trabajo explicar, hacer entender, convencer y llegar a un acuerdo con el cliente. Tal vez debería haber una formación previa (relacionada con el diseño/ preparatoria) que permita «filtrar» a los alumnos que ingresan a la carrera por medio de una evaluación de sus aptitudes. Saludos

0
Responder
Retrato de Moisés Torrescano
0
Moisés Torrescano
Feb 2012

Más que denominarse «clientes», tratas con personas, de lo contrario, se envilece el preámbulo, pero cada quién en su ética. Por otra parte, no es coautor, es partícipe directo, hasta hoy, no conozco a nadie que se derive de la nada. Aprendiendo nos educamos. El problema inicial del diseñador es no saber escuchar, no llevar una cronología o línea de tiempo, peor aún, dar por hecho que lo sabe. Para comprender las demandas sociales, es necesario diversificarse, no sólo en pantones, cursos web y otros, sino también en sociología, antropología, historia, en suma: humanidades.

0
Retrato de Javier Lede
3
Javier Lede
Jul 2012

Moisés, los diseñadores también somos personas.

El punto es que en este vínculo entre humanos uno toma el rol de diseñador y el otro de cliente. No entiendo la diferencia entre ser co-autor y ser «partícipe directo».

Estamos de acuerdo que uno de nuestros mayores problemas es no saber escuchar y que tenemos que aprender a ser más «psicoanalistas» de nuestros comitentes.

Gracias por el comentario.

2
Responder
Retrato de Rafa Viveros
1
Rafa Viveros
Feb 2012

muy buen artículo, creo que el diseñador que sobresale en el ámbito laboral es aquel que no solo entiende al cliente si no el que hace que el cliente se sienta identificado y logre hacer equipo con el cliente para lograr un mejor trabajo y volviendo a la analogía medico-diseñador creo que no tenemos por que compararnos, pero no siempre el mejor medico es el que tiene mas pacientes si no el que se gana la confianza de ellos al igual que un diseñador y sus clientes , el respeto t lo ganas y te lo da tu trabajo

0
Responder
Retrato de Diego Diaz
0
Diego Diaz
Feb 2012

Bastante acertado el articulo, así como nosotros como diseñadores aportamos toda la teoria y elementos apropiados para las piezas gráficas nuestros clientes aportan su experiencia con sus clientes, y con el aporte de los dos se llega un mejor resultado donde el diseñador demuestra sus capacidades.

0
Responder
Retrato de Alirio García
9
Alirio García
Ene 2012

Ambos aportes tanto de Javier como de Claudio me parecen excelentes, realistas, y muy puntuales. Estoy tan de acuerdo con la analogía del médico-diseñador como con la afirmación de ser decodificadores del mensaje y que un no es siempre la última opción ante la propuestas o sugerencias de un cliente.

0
Responder
Retrato de Juan Gagliano
13
Juan Gagliano
Ene 2012

Esta semana escribí un artículo en la misma línea... Es importante que cada parte (cliente / diseñador) tenga claro su rol en este equipo. Saber preguntar y escuchar es fundamental para aprovechar la experiencia que el cliente tiene de su producto o servicio. Es función del diseñador poder decodificar los pedidos del cliente: «A veces un cliente pide un puente, cuando lo que en realidad necesita es cruzar un río». Knut Yran.

0
Responder
Retrato de Gabriel Simón
206
Gabriel Simón
Ene 2012

Hay que dejar claro que un diseñador trabaja con y para otra gente y que se preocupa más de los problemas de los demás que de los propios. En este sentido habría que verlo como si fuera un médico, con la responsabilidad que tiene un doctor para realizar un diagnóstico acertado (análisis del problema) y el tratamiento adecuado (propuestas de diseño), aunque esta comparación no pueda ir mucho más allá. Por otro lado, medicina y diseño son tan antiguas como el propio hombre, no así el reconocimiento profesional obtenido antes por la primera que por la segunda. El diseño sigue siendo «brujería».

1
Responder
Retrato de Augusto Bernard
0
Augusto Bernard
Ene 2012

Estudie medicina un tiempo y es todo un tema la relación medico-paciente, creo que en todas las profesiones es un punto de discusión, no existe el pacientes (o cliente) perfecto.

Estoy estudiando LDCV, no tengo mucha experiencia con clientes, pero creo justamente estos roces son los que separan a profesionales mediocres de los buenos profesionales. En medicina aprendí que al paciente hay que escucharlo, saber que le pasa para poder llegar al diagnostico, si lo vemos desde el diseño opino que exactamente lo mismo se debería hacer.

Excelente Javier, gracias por el aporte!

0
Responder
Retrato de María Elena Romano
0
María Elena Romano
Ene 2012

Soy médica. Y luego de años de dedicarme a esta profesión (tan amada por mi), decidi estudiar diseño. Y aqui estoy como diseñadora multimedial. La relación vertical médico-paciente tampoco existe. He logrado mejores resultados cuando el paciente se involucra con su tratamiento y sus tiempos diagnósticos. Coincido con el punto de vista del autor Javier Lede. No puedo coincidir cn la experiencia en esta profesión porque soy nueva en este ejercicio. Sin embargo, me animaría a imaginar que no es diferente a otras relaciones profesionales de servicio. «Decodificadores de mensajes»:EXCELENTE!

0
Responder
Retrato de Fernando Casas
22
Fernando Casas
Ene 2012

En respuesta a Claudio Molina: No, el diseño no es tan antiguo como la medicina; no al menos como profesión. El concepto de niñez es muy reciente (siglo XIX) aunque niños haya habido siempre; por eso hay que tener cuidado con las analogías.

La desconfianza en las instituciones (iglesia, estado, familia, etc.) afecta también a las profesiones; este efecto del posmodernismo no deja intocado al diseño, del que se desconfía porque «todo mundo es creativo», además de que padecemos la lacra de muchas otras profesiones: gente sin escrúpulos ni ética que devalúa a los demás.

0
Responder
Retrato de Diana Zuleta
0
Diana Zuleta
Ene 2012

Creo que es el mejor artículo que he leído sobre el tema. La frase: «Dado que todos —y me refiero a TODOS los seres humanos— somos decodificadores de mensajes, todo producto diseñado (codificado) llama a ser opinado». deja el asunto mas que claro y explica por qué en el fondo todos nuestros amigos, familiares y clientes se sienten un poco «diseñadores». En mi corta experiencia he aprendido a escuchar y a complacer al Cliente ya que el producto final es para él o para su negocio que muchas veces es el centro de su vida. Nunca por esto he dejado de lado mi profesión ni la calidad del trabajo.

0
Responder
Retrato de Leandro Hernández
0
Leandro Hernández
Ene 2012

El cliente no siempre tiene la razón, pero hay que escucharlo y muchas veces no dan un punto de vista que no habíamos tenido en cuenta. A veces las sugerencias o los «caprichos» no hacen rabiar y nos dan ganas de tirar todo, pero un esfuerzo más, una vuelta de tuerca adicional nos lleva resultados que hasta uno mismo se sorprende. Hay que tener paciencia y aprender a escuchar. Y cuando creemos que el cliente se equivoca o que ignora ciertos aspectos del diseño, hay que explicárselo y justificar lo que uno hace. Muy buen artículo! Saludos!

1
Responder
Retrato de Julián Verna
12
Julián Verna
Ene 2012

Muy bueno tu artículo Javier! Muchas veces es más fácil cargar las culpas en el cliente y no hacernos cargo de lo que «nos toca».

El formarse continuamente ( y no me refiero solo al manejo de programas), saber interpretar, dialogar y realizar trabajos de campo, son aptitudes comúnmente no muy desarrolladas.

La nuestra no es una ciencia exacta, y para muchos es una profesión relativamente nueva, está en nosotros el capitalizar respeto y valoración. Creo que transversal a esto es la creación de colegiaturas, asociaciones, etc....

0
Responder
Retrato de Daniel Guajardo
1
Daniel Guajardo
Ene 2012

Exelente Javier!! Por fin alguien que dice las cosas como son. Lo más común (y cansador) es escuchar siempre la misma letanía de parte de los diseñadores, criticando la falta de respeto que sufren de parte de los clientes. Si hay algún problema, en todo caso, es en todo lo que has expuesto...

0
Responder
Retrato de Adrian Daniel Mingarini Chenu
1
Adrian Daniel Mingarini Chenu
Ene 2012

el artículo es correcto, es bueno, mi experiencia es similar, sobretodo la parte del no absoluto, es de profesional decir que hay otras opciones, demostrar que se sabe, y porque recurren a nosotros. Es importante que con los conocimientos obtenidos en la carrera y la profesión se consigua el respeto que tanto esperamos, que sean solo dibujitos.

La participacion de cliente en el proyecto debe ser como la de un alumno en la tarea, para que se sienta satisfecho de ayudar y aprender, logar que comprenda que el proceso es largo y trabajoso. Muy buen articulo

0
Responder
Retrato de Florencia Biacchi
0
Florencia Biacchi
Ene 2012

Hola Javier! Debo decir, que desde mi profesión, la arquitectura, también me siento identificada con tus palabras. Considero que es un área en donde aún hoy debemos conseguir una mayor reputación dentro del abanico de profesionales y que, por supuesto, tal como ustedes, tenemos un gran desafío en el trato diario con nuestros clientes. Felicitaciones por tu artículo!

0
Responder
Retrato de Matias Zannini
1
Matias Zannini
Ene 2012

Es perfecto el articulo, pienso exactamente igual, quizas parece que estuviera hablando yo.... te felicito, siempre digo al cliente que el trabajo es de ambos, de ellos aportando su idea, sus opiniones, correcciones y mia como profesional de la comunicacion visual de corregirlo, darle otras propuestas alternativas, para llegar a un trabajo juntos donde se juntan la profesionalidad y el gusto del cliente (GENTE NOSOTROS TAMBIEN APRENDEMOS DE LOS CLIENTES.. Y MUCHO!! ESCUCHENLOS Y ENTIENDANLOS ES IMPORTANTISIMO) a veces nos creemos saber todo pero no es asi, en la calle te das cuenta estas cosas

0
Responder
Retrato de María Jimena Martinez
0
María Jimena Martinez
Ene 2012

Muy buen articulo, la verdad es que te lo agradezco porque soy estudiante y esto no te lo enseñan, esto lo aprendes cuando empezas a tratar con el cliente, y es un punto a favor que me llevo para el resto de mi carrera y ojala asi sea tmb para mi practica profesional.

0
Responder
Retrato de Eric Porras
0
Eric Porras
Ene 2012

Buen artículo, lo primero un cliente«consiente»contratar a un profesional en el campo, para obtener los resultados óptimos, esto no se da… la gran mayoría los clientes siempre buscan bueno, bonito, barato. Aunque se «certifique los conocimientos mínimos» es muy subjetivo cada quien ve los conceptos y va a descifrar e interpretar los procesos de diferente manera en diferentes situaciones, por lo tanto nadie va a desarrollar ideas idénticas. El diseño no es una enfermedad, no es una operación, La respuesta está en un diseñador comprometido y un cliente anuente a buscar los resultados correctos.

0
Responder
Retrato de Guillermo Torres
7
Guillermo Torres
Ene 2012

Totalmente de acuerdo contigo Javier, slds!

0
Responder
Retrato de Martín Chiquito
0
Martín Chiquito
Ene 2012

Excelente artículo. El rechazo de la opinión del cliente por su supuesta «ignorancia» en campos del diseño es, creo, uno de los grandes errores de la práctica profesional. Hay que bajarse del pedestal, indudablemente. 100% de acuerdo.

0
Responder
Retrato de Javier Lede
3
Javier Lede
Ene 2012

Gracias Claudio!

Creo que desde la pintura rupestre tenemos una comunicación visual incipiente, pero la realidad es que el oficio del diseñador se independiza de otras tareas recién después de mitad de siglo XX. Hay un artículo de Chaves al respecto Enlace.

Desde ya que valoro nuestra disciplina, y espero que alcance el prestigio que gozan otras, porque lo merece, pero creo que si pretendemos consolidarnos, los diseñadores debemos asumirnos como responsables del asunto, demostrando que somos los más idóneos para la comunicación visual.

0
Responder
Retrato de Abel Solis
0
Abel Solis
Ene 2012

Tambien quiero agregar como experiencia profesional que en la ciudad de México, que es la capital de México, aún así siendo un «monstruo» de ciudad, y donde se concentran la mayoría de las agencias más importantes del país, no se le valora lo mismo que otras profesiones tradicionales o consolidadas, y esto empeora en ciudades del interior del país, donde he notado como en ciudades como Puebla o Guadalajara que no se le valora lo suficiente a nuestra profesión.

Vuelvo a repetir, luchemos por hacer que se valore nuestra profesión.

0
Responder
Retrato de Juan Carlos Molina Moral
5
Juan Carlos Molina Moral
Ene 2012

gracias por tu respuesta, y me gusta tu articulo pero no has entendido la esencia del mismo, del valor que el diseñador tiene en todo ese proceso y recordarte que el diseño es tan antiguo como la medicina, acoso los comerciantes romanos no lo usaban para sus anforas de vino o lo sellos de los patricios. Creo que debemos de pensar en nuestra autoestima como profesionales y no dejar que otros profesionales anticipen nuestros trabajo con opiniones sin sentido que siempre afectarán a nuestro trbajo de manera negativa.

1
Responder
Retrato de Abel Solis
0
Abel Solis
Ene 2012

Buen articulo, efectivamente hay que hacer valer nuestra profesión, ya que es tan importante como la de un arquitecto, ingeniero o contador

0
Responder
Retrato de Gerardo Ramones
0
Gerardo Ramones
Ene 2012

Excelente aporte, coincido contigo en la parte que no hay que pecar de soberbia cuando el trabajo del diseñador es, al fin de cuentas, satisfacer al cliente. Buenas propuestas y buena argumentación ayudan a guiar al cliente -y al diseñador- a obtener el mejor resultado. Claro, hay casos donde no media la razón, pero no son la mayoría y al tratarse de temas de subjetividad -apreciación- cada uno tendrá su particular manejo.

0
Responder
Retrato de Fabrizio Sotelo
26
Fabrizio Sotelo
Ene 2012

Concuerdo en todo. Esta clarisimo. Volviendo a la analogía del medico y del diseñador, buscaba la mejor forma de generar la diferencia y creo que esta diferencia es evidente en el diagnóstico. Si alguien tiene una alergia, de 100 medicos, el 99% llegará a la misma conclusión y a la misma receta (antihistamínico) sea de la marca que sea. En el caso del diseñador puedo asegurar que habrá propuestas opuestas, con resultados opuestos en la mayoría de los casos (si no miren los famosos concursos). No podemos buscar la comparación, debemos sobresalir justamente por nuestras diferencias.

0
Responder
Retrato de Sofía Martina
1
Sofía Martina
Ene 2012

Coincido con que en el diseño como en la vida todo es un diálogo poreso mismo no creo que sólo el diseñador deba cambiar, confío en que la relación cliente-diseñador vaya creciendo y madurando. Y opino como vos, que el ego es siempre un arma de doble filo.

Saludos!

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Kenya Gaona
Autor:
Kenya Gaona
Título:
Las pymes necesitan un diseñador distinto
Sinopsis:
Los diseñadores deben adecuar sus análisis y sus propuestas a la realidad de los clientes medianos y pequeños y dejar de aplicarles pautas preconcebidas.
Interacciones:
Votos:
88
Opiniones:
47
Seguidores:
9
Ilustración principal del artículo Gráfica para un ciclo cultural en Oaxaca
Autor:
Grupo Abracadabra
Título:
Gráfica para un ciclo cultural en Oaxaca
Sinopsis:
Un desarrollo gráfico para el Ciclo de Vino, Jazz y Música en vivo organizado por el Museo del Ferrocarril Mexicano del Sur.
Interacciones:
Votos:
36
Opiniones:
23
Seguidores:
33
Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
No hace falta un nuevo plan
Sinopsis:
¿De qué sirve un nuevo plan de trabajo para resolver los problemas que tenemos, si todos sabemos que nadie lo cumplirá?
Interacciones:
Votos:
25
Opiniones:
10
Seguidores:
711
Retrato de Aura Mª Vega Stavro
Autor:
Aura Mª Vega Stavro
Título:
Identidad de género en las redes sociales
Sinopsis:
Los avatares y los modos en que se construye la identidad de los usuarios en Internet.
Interacciones:
Votos:
53
Opiniones:
47
Seguidores:
35
Ilustración principal del artículo Fortalezas y oportunidades de negocio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Fortalezas y oportunidades de negocio
Sinopsis:
Explicar nuestra falta de éxito por la existencia de «competencia desleal» es engañarnos. Aquí como en el fútbol, «los goles no se merecen, se hacen».
Interacciones:
Votos:
93
Opiniones:
28
Seguidores:
711
Logotipo de FOROALFA
Autor:
FOROALFA
Título:
Debate: Me gradué: ¿y ahora qué?
Sinopsis:
¿Cuáles son las principales dudas de los recién graduados? ¿Qué consejos les pueden dar los que ya pasaron por eso?
Interacciones:
Votos:
148
Opiniones:
118
Seguidores:
568
Retrato de Sebastian Guerrini
Autor:
Sebastian Guerrini
Título:
Soy diseñador antropólogo
Sinopsis:
Mi trabajo, diseñar marcas para clientes que se proyectan internacionalmente, me llevó a realizar una actividad diferente a la del diseñador tradicional.
Traducciones:
Interacciones:
Votos:
49
Opiniones:
16
Seguidores:
144
Ilustración principal del artículo El lado inútil de la distracción
Autor:
Gabo Carabes
Título:
El lado inútil de la distracción
Sinopsis:
Llega un punto en que el tiempo que pasamos en el chat se vuelve contra nuestra eficacia profesional.
Interacciones:
Votos:
75
Opiniones:
48
Seguidores:
91

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
4 Febrero 2019

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
4 Marzo 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
8 Abril 2019

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
20 Mayo 2019

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio 2019