Erick Bojorque

Arquitectura por la Identidad

La búsqueda de la identidad arquitectónica no es algo nuevo. En todos los países del mundo en, sus desarrollos históricos, los arquitectos han buscado una identidad propia.

A finales del siglo XIX, Víctor Horta fue uno de los primeros arquitectos de la modernidad en proponer una arquitectura que sea propia para Bélgica, que destacara de sus contrapartes inglesas y americanas. De esta manera convirtió el pensamiento estructuralista en forma constructiva para viviendas. Horta definiendo la identidad de todo un pueblo a través de un material, el hierro forjado. El orgullo comprometido con grandes ideales somete cualquier voluntad consciente.

En aquellos tiempos el mundo es un gran crisol, y ya no se podía hablar de una forma, de un espacio, ni de una tecnología como determinantes de identidad. Lo hicieron por un momento histórico los arquitectos modernos brasileños que vieron nacer y crecer su prestigiada «arquitectura carioca» —gracias a combinar los elementos racionales con la naturaleza selvática—; pero no tuvieron la trascendencia que una cultura espera. Trascendencia comprendida como la verdadera apropiación de una argumento que se solidifique en el devenir de ese pueblo.

Solamente existe identidad personal, una arquitectura con identidad. La arquitectura con identidad es propia de su tiempo y se desvanece al repetirse. El funcionalismo y todos sus descendientes hasta el estilo internacional son arquitectura con identidad. Son fácilmente apreciables en todo el mundo pero no representan a nadie, y nadie hace suyos sus principios. No es arquitectura por la identidad.

La Arquitectura por la identidad es distinta. En ella se someten las pretensiones personales y se busca encontrar aquello que se resalta en una cultura, en un medio, en un colectivo, en una familia. En la Arquitectura por la identidad existe conciencia. En ella no se pretende identificar una forma, una función, un medio tecnológico que exacerbe el ego de un creativo. La función y la forma salen sobrando, cuando la identidad la ponen los valores, el carácter y la costumbre. Por tanto, lo que hacemos y dónde vivimos, es nuestra identidad. No se trata de figuras geométricas, de rellenos o de revestimientos, sino de tener la conciencia de mirar el mundo descubriendo y resaltando aquello que «hace» a un grupo lo que «es».

La identidad se destaca destacando una cualidad. Por ejemplo: existe una maravillosa comunidad en Ecuador cuyos comuneros viven de la pesca de langostas a profundidad. Realizan esta actividad desde el ancestro de sus genes y hasta enseñan a extranjeros el oficio. Viven y lo hacen maravillosamente pero sin darse cuenta de que eso es lo que les distingue de los demás seres humanos, lo que les hace particulares y excelentes. Si se practicara una intervención buscando arquitectura con identidad en la comuna, lo que se lograría es edificaciones sin compromiso trascendente, sino objetos dechados de egolatría y mitomanía. Al contrario si uno es sensible como profesional y deja el embobamiento de «lograr» para convertirlo en «dar», entonces al llegar a un pueblo como Salango, vería inmediatamente que su cualidad es el buceo y todas las condiciones excepcionales que los miembros de esta comunidad poseen, y propondría un edificio que destaque este valor. Eso sería Arquitectura por la identidad.

Muy distinta sería una intervención profesional en este mismo pueblo procurando una arquitectura con identidad. A los arquitectos que hacen esa clase de Arquitectura, lo que les interesar es construir edificios que destaquen los elementos formales y/o materiales. No sería de extrañarse que propusieran un edifico con uso diverso divagante, comprometido con la estadística o como una fórmula urbana, que asimile el muy empleado argumento zoomórfico de una langosta o, peor todavía, con revestimientos que simularan al tan preciado animal. ¡Cosa de locos! Pero eso es lo que se suele hacer y, peor aún, lo que se aplaude. Y al final el laureado edificio, quedará sin uso y abandonado.

Lograr Arquitectura por la identidad es lo consciente. Existe la manifestación de la conciencia al destacar el valor ajeno.

Author
Erick Bojorque Manta

Published on 30/11/2015

IMPORTANT: This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Instead, we suggest and value a partial reproduction, also including the name of the author, the title and the source (FOROALFA), a link to this page (https://foroalfa.org/articulos/arquitectura-por-la-identidad) in a clear and visible place, inviting to complete the reading.

Related

Illustration:
Cecilia Salinas
Author:

Cecilia Salinas

Title:

Paul Ricoeur y la búsqueda creativa

Synopsis:

El origen del acto creativo bajo la mirada de un filósofo.

Translations:
Read in english
Votes:
19
Comments:
15
Followers:
20
Idioma:
ES
Illustration:
Joan Costa
Author:

Joan Costa

Title:

A inutilidade da Arte

Synopsis:

Ainda que se possam confundir facilmente, a obra de arte e o produto para o mercado da arte tem sentidos e objetivos muito diferentes.

Translations:
Read in spanish
Votes:
1
Followers:
2035
Idioma:
PT
Illustration:
Norberto Chaves
Author:

Norberto Chaves

Title:

Los efectos de la especulación urbana

Synopsis:

Vías para neutralizar los efectos negativos de la especulación urbana en los cascos históricos.

Votes:
39
Comments:
69
Followers:
2845
Idioma:
ES
FOROALFA ISSN 1851-5606 | Contactar | Publicidad | ©Luciano Cassisi 2005~2017