Arquitectura energética consciente

Comunión del conocimiento arquitectónico con el conocimiento energético dimensional.

Retrato de Erick Bojorque Erick Bojorque Manta Seguidores: 17

Opiniones:
7
Votos:
16
Compartir:

Manifiesto

Buscar el conocimiento es una noble tarea, pero como toda búsqueda denota la falencia. Nunca veríamos a una persona hidratada buscar con ahínco agua; es algo que no ocurre con quién la tiene en suficiencia en su interior. El conocimiento es inalcanzable por mera teoricidad y empirismo. Más sencillo es conseguir un dolor de cabeza, que el conocimiento a través de sofismas. Fácil es entender cómo se da y en dónde se genera el conocimiento, pero muy distinto es hacerlo para sí; es decir, si quiero conocer un nuevo lugar, el conocimiento se da visitándolo, y se genera con todos los empachos que la travesía nos puede dar, pero no necesariamente eso implica que he generado un conocimiento tal del sitio en mi. Haría falta no solamente visitarlo, sino también vivir por un tiempo razonable en él, haciendo rutina y explorando sus nimiedades. Y aún así no alcanzaría un conocimiento cabal, sino el conocimiento con la medida que quiera para mi, el conocimiento que me sea pertinente y que en otro instante podría querer retomar. Ese conocimiento sería la expresión de mi inquietud satisfecha, aceptada.

En la investigación científica, por ejemplo, se parte equivocadamente del hecho de que el conocimiento tiene un fin en sí mismo, el de conocer por conocer. La expresión es el «más»: más conocimiento, más investigación. Un uroboro sin fin que no termina de satisfacer una inquietud sino que derrocha preguntas. Podríamos semejarlo a una raíz que se engorda a expensas de una fuente de agua que la mantiene así. Esa fuente en la actualidad es el mercado y el consumo global. Mientras la fuente está, no hay problema, no hay reflexión, no existe sino el derroche del engrosamiento; pero cuando la fuente se seca, entonces las otras raíces que en algún momento de la orgía se echaron a perder, se elevan al punto de necesarias y tal vez de indispensables, pues su avance estaba direccionado hacia mejores fuentes. No existe conciencia en conocimiento, sino la inconsciencia del avance, de la producción, del mercado.

Conciencia en el conocimiento es indispensable si se quiere comprender a cabalidad cómo se genera, dónde se genera y cuál es el beneficio de tal generación de conocimiento. El conocimiento usado para lo dañino es inaceptable. El conocimiento que hiere el libre albedrío del prójimo es a todas luces falta de consciencia, con lo que podríamos decir que el conocimiento está por fuera de los valores morales y éticos, simplemente es. Es el investigador quién hará consciencia del conocimiento para extraer su verdad o para extraer de él su error.

El conocimiento no es dádiva de un misterioso ser, sino la libre expresión de la vivencia exquisita del instante y de la observación con atención, tanto del exterior o del mundo como del interior o de los juicios de la propia alma, del ánima personal, que compromete o vivifica un conocimiento de manera particular, siendo la medida del mismo y la única posibilidad de su cristalización. El conocimiento no es el resultado de una búsqueda sino el libre emponderamiento del intuitivo investigador. Harían mal los cientistas entonces en querer medir, catalogar, instrumentar el conocimiento. Se les escurriría de entre los dedos como el agua, ya que no hay fórmula matemática cuya suma nos dé como resultado tal o cual conocimiento. La mano de la observación atenta y la copa de la intuición hacen posible beber del conocimiento.

Si el investigador es la causa a priori del conocimiento, variados serían los senderos del mismo. No se podría hablar entonces de un único sendero, de un único camino, de una única técnica magnífica para aprehender el conocimiento. Es más, es completamente saludable entender que cada investigador ha de encontrar su forma de conectarse y extraer conocimiento —digamos así— de una fuente universal, que también sería una entre muchas. Tal tarea dependería de las inquietudes personales.

En el caso de los arquitectos y su amada arquitectura, el conocimiento también se extrae a través de la observación directa, atenta y dirigida de las edificaciones; de sus patologías; de sus beneficios; de los conglomerados de edificaciones, como son las urbes y las ciudades y pueblos, sectores y barrios; y del auto conocimiento constante por parte del arquitecto para tomar uno u otro camino. Esto se vive a diario en la profesión. Grandes arquitectos han tomado su saber de instantes de su vida y han sabido expresarlo con genialidad. Pero esa genialidad no ha sido tomada por los cientistas como conocimiento sino como creatividad estética. Para el mundo académico el conocimiento ha de ser tal mientras existan seguidores, mientras existan leyes matemáticas que lo regulen, pero en arquitectura tal hecho es tan inadecuado como lo es el plagio. Dicha observación se logra viviendo cada instante, cada momento, sin prenderse de los prejuicios y preconceptos que el alma del observador dicta a voz en cuello de forma naturalmente dañina. Esta observación llevada a cabo en la arquitectura, determina que existe en los edificios una vida interior, una vida energética que se fundamenta en el aura de la edificación; una energía propia que embebe a los usuarios de aquel y que se deja ver en la empatía manifiesta hacia sus componentes estructurales, superestructurales, de instalaciones, de flujos. Muy común es que las personas tilden a un edificio de bonito o feo, pero también —mucho más perverso— de invivible o de magnífico.

Cuando a una persona le llenan sus congéneres de pensamientos maravillosos, esta incrementa su aura energética y, al contrario, cuando la vituperan su aura interna se reduce, su energía pierde fuerza, la fuerza de vida que el colectivo entrega. En el primer caso la persona es reluciente, buen semblante, adecuada presencia y lúcido comportamiento. En el segundo caso la persona tiende a esuciarse, a desgarbarse y a contemplarse a sí mismo en menos. Hagamos un símil con una edificación, con un espacio público. Una edificación saludable y hermosa tiene la capacidad de levantar la moral de todo un sector, una ciudad, un país. De igual manera edificios de interés social hechos con la delicadeza de un toro y la sapiencia de un necio, convierten hermosas praderas en sitios de guerra y combate. Las edificaciones tienen vida energética y su manifestación una importancia que trasciende fronteras. Una edificación sana puede sanar un colectivo. Un edificación enferma puede destruir toda una comunidad. No depende de las personas. Las personas viven en él. Las personas reciben de él energía. Un edifico transmite energía, esta vivo.

En Arquitectura energética consciente se toma el conocimiento para lograr la sanidad de las edificaciones y los lugares, a través de tres entradas, de tres vórtices que son:

  1. la arquitectura académica-profesional, que mira los eventos edilicios desde la óptica de lo creativo-técnico-profesional, para establecer los componentes metacognitivos-geométricos-dispocionales-morfológicos-concretos-tecnológicos-sensibles-valorativos;

  2. la ciencia de la medida energética para establecer las condiciones de sanidad o enfermedad del hecho arquitectónico-urbano a través de determinar sus condiciones de aura-salud; y

  3. la milenaria sabiduría esotérica gnóstica que canaliza el rigor de la observación dirigida y la intuición para concienciar lo conocido.

Esta Arquitectura enerfética consciente tiene tres principios:

  1. Todo edificio es un ser viviente

  2. Toda ciudad es la extensión del edificio

  3. Todo edificio es susceptible de enfermar y ser sanado

Retrato de Erick Bojorque Erick Bojorque Manta Seguidores: 17

Opiniones:
7
Votos:
16
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Arquitectura energética consciente

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Erick Bojorque

Más artículos de Erick Bojorque

Título:
¡Los sismos no hacen caer las casas!
Sinopsis:
El profano califica de «desastre» al evento natural. Una mirada de los hechos permite comprender que son las acciones humanas las que convierten un sismo en catástrofe.
Compartir:
Título:
La burbuja del arte: ¿realidad o ficción?
Sinopsis:
Las obras de arte contemporáneo tienen una extravagante manera de manifestarse en el mercado. Lo llaman «burbuja», pero un análisis directo descubre la verdad sobre este tema.
Compartir:
Título:
Arquitectura por la Identidad
Sinopsis:
La búsqueda de la identidad arquitectónica no es algo nuevo. En todos los países del mundo en, sus desarrollos históricos, los arquitectos han buscado una identidad propia.
Compartir:
Título:
El arquitecto ¿es un investigador social?
Sinopsis:
Hacer proyectos arquitectónicos que destacan los palafitos, con nuevos conceptos y reinterpretaciones, es una muestra de poca profundidad en el análisis de la necesidad social.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Danile Fernandez
0
Danile Fernandez
Jul 2016

Interesante la mirada respecto al lugar de la arquitectura en una sociedad expresado en términos muy sencillos, de analizar la aprehensión del conocimiento para diseñar aprehendiendo el lugar de la Obra y su energía. Buen artículo.

0
Responder
Retrato de Isabel Amorós
0
Isabel Amorós
Jul 2016

La buena arquitectura debe favorecer los espacios de convivencia. Para ello, saber "ver" es una práctica que requiere unas dotes de análisis y concentración que van más allá de la inspiración puramente artística.

Los lugares vacíos, que no se utilizan, son el mejor testigo para plantear una reflexión sobre la psicología del uso del espacio y de los criterios de construcción sostenible y su importancia a la hora de proyectar.

El crecimiento espontáneo de una ciudad puede generar espacios mucho más habitables que los de las ciudades diseñadas sobre el tablero. ¿Cómo realizar intervenciones «sanadoras» en edificios y ciudades sometidos a las hermosas y no tan hermosas modificaciones del tiempo y el uso?

Me gustaría tener una app en mi móvil que midiera el estado de salubridad de un lugar (de momento es fantasía). Lo que sí ha supuesto un enorme avance para la arquitectura sostenible son los programas de diseño BIM, que evalúan el envejecimiento de un proyecto.

0
Responder
Retrato de Oriana Suarez
5
Oriana Suarez
Jul 2016

la verdad que es un artículo para valorar, sobretodo porque es una reflexión que parte desde un conocimiento profundo de lo que hablas, no veo notas al pie que hablen de otros autores y quizás sea porque manejas muy bien el tema. No soy arquitecta pero el diseño esta relacionado con todo, me deja un poco inquieta porque hay muchas cosas en las que no me había detenido a pensar, sobre la manera como concebimos el conocimiento y la poca valoración científica que se tiene, cuando no puede ser sustentado de manera matemática, pero aún más el compromiso y todo el valor que una edificación genera para una ciudad, población en su forma de vida. Gracias por escribir y brindarnos lo que sabes.

0
Responder
Retrato de Jorge Enrique Arango Mejia
0
Jorge Enrique Arango Mejia
Jul 2016

Excelente. Hay edificios que son concebidos desde condiciones que necesariamente llevan a la enfermedad, desde su diseño, la materialidad, relación con el medio, gasto energético, cultura, etc. En algunos casos veo difícil que puedan sanar, seria mejor demolerlos. Cordial saludo.

0
Responder
Retrato de Víctor Riascos
5
Víctor Riascos
Jul 2016

La arquitectura es válida si alimenta el desarrollo de una mejor humanidad...

0
Responder
Retrato de Juan Avilés Hdhfdhhla
0
Juan Avilés Hdhfdhhla
Jul 2016

Para hacer una arquitectura energetica hay que mirar al cielo y a la tierra. Hay que descolonizar la arquitectura... Busca a Juan José Bautista

0
Responder
Retrato de Manolo Luis Escutia
12
Manolo Luis Escutia
Jul 2016

excelente articulo, reflexico y oportuno. Viuvimos en un mundo copado por grandes nombres cuya pretencion es el exceso, y, a veces rayando en lo antinatural. Estoy de acuerdo en que necesitamos con urgencia revalorar los proyectos arquitectonicos donde el ser humano y no el glamour per se, sean los protagonistas. Buscando las fuentes humnanisitas, sin dejar a un lado los avances tecnologicos, seran el catalizador para mejores proyectos.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Martín Álvarez Comesaña
Autor:
Martín Álvarez Comesaña
Título:
El consumo del signo
Sinopsis:
La adhesión del discurso de la globalización por la cultura obliga a revisar las funciones y valores asumidos por el diseño.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
10
Opiniones:
4
Seguidores:
7
Retrato de Fernando Navia Meyer
Autor:
Fernando Navia Meyer
Título:
Una aproximación a la cultura del diseño en Bolivia
Sinopsis:
Resultados de un estudio de contexto sobre Arte y Diseño, efectuado en 2010 en las principales ciudades bolivianas.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
17
Opiniones:
1
Seguidores:
120
Ilustración principal del artículo Corpo Tipográfico
Autor:
Buggy Costa
Título:
Corpo Tipográfico
Sinopsis:
Presentación del primer libro de la Serie LTA —Laboratorio de Tipografía Agreste— de la editorial brasileña Serifa Fina.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
25
Opiniones:
6
Seguidores:
9
Ilustración principal del artículo En busca del auténtico estar-en-el-mundo
Autor:
Ingrid Alicia Fugellie Gezan
Título:
En busca del auténtico estar-en-el-mundo
Sinopsis:
Crítica al enfoque lineal y restrictivo que asume Adam Sharr respecto al traslado del filósofo en La cabaña de Heidegger.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
2
Opiniones:
3
Seguidores:
21
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
La «Prioridad Peatón»: promesa con trampa
Sinopsis:
Lo que aparenta una «recuperación» de áreas históricas, no es mas que un cambio socio-urbano indudablemente negativo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
30
Opiniones:
15
Seguidores:
3290
Ilustración principal del artículo La primera concepción de una realidad común
Autor:
Yadira Martínez (Le Yad)
Título:
La primera concepción de una realidad común
Sinopsis:
La realidad y su concepción se convierten, sin duda, en materia prima del creador y constructor de contextos y cultura.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
12
Opiniones:
1
Seguidores:
14
Retrato de José María Ribagorda Paniagua
Autor:
José María Ribagorda Paniagua
Título:
Yo diseño
Sinopsis:
¿Qué es diseñar? ¿Qué sentido tiene?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
28
Opiniones:
18
Seguidores:
8
Retrato de Vladimiro Cruz
Autor:
Vladimiro Cruz
Título:
La paradoja de la super modernidad
Sinopsis:
La impecable e insoportable perfección de la Supermodernidad se acaba al olvidar las llaves en la mesa de noche, cuando la crema dental se chorrea sobre el lavamanos en el baño, o la silla tudor de mi abuelita desentona en la sala.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
9
Opiniones:
1
Seguidores:
9

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
2 Septiembre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre