Qué hacer con el ego del diseñador

Según cómo canalicemos nuestro ego, este podrá ser una ventaja o desventaja para el desarrollo de nuestro negocio.

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires

Seguidores:
673
Opiniones:
83
Votos:
148
Compartir:
Ilustración principal del artículo Qué hacer con el ego del diseñador

El tema del «ego del diseñador» es muy recurrente en la profesión. Lo curioso es que, siempre que hablamos de ego, nos referimos al ego de otro diseñador, no al propio. ¿Qué sucede si ponemos atención a la forma en que nuestro propio ego funciona, a favor o en contra de nuestro negocio? ¿El llamado «ego del diseñador» es una ventaja o una desventaja? Veamos dos casos que conozco de primera mano en torno a este tema:

Primer caso

Un diseñador exitoso, multipremiado, dice: «mi ego fue una gran ventaja para poder imponer mis ideas por sobre las que traían los clientes. Eran ideas tan pobres que en ningún caso habría continuado en el proyecto si hubiese tenido que trabajar con ellas».

Segundo caso

El director de un estudio creativo, hablando acerca de uno de sus socios, dice: «es un irresponsable; su ego fue el causante de la pérdida de la cuenta. Si no le hubiese dicho al cliente lo que pensaba de la forma como nos tiene acostumbrados, seguramente seguiríamos trabajando con él. Pero claro, él es tan buen diseñador que ahora habría que preguntarle cómo pagar el alquiler».

En ambos casos, y aunque el primero no lo parezca, tenemos dificultades económicas. En el segundo debido a la actitud del creativo que, casi como si se lo propusiera, boicotea todo proyecto que no satisface su necesidad creativa. En el primer caso es la reputación la que empieza a jugar negativamente.

No todos entienden al ego del diseñador de la misma forma, pero si he comprendido más o menos bien lo que mayoritariamente expresan al respecto los propios diseñadores, se trataría de una actitud que denota una posición de superioridad, autosuficiencia y soberbia del otro (nunca propia), respecto a sus colegas, sus clientes y el mundo en general.

Creo que el ego en sí mismo, así expresado, no es ni bueno ni malo. Deberíamos contextualizarlo para comprender qué alcance y consecuencias podría tener en nuestro caso particular, no para otros; porque solo podemos trabajar sobre nosotros, y no sobre terceros. Un martillo, ¿es bueno o es malo? Depende, porque se trata de una herramienta que puede utilizarse tanto para construir como para destruir. Lo mismo sucede con el ego.

Las caracterizaciones del «ego del diseñador» describen a una persona muy segura de sí misma, con actitud soberbia, que manifiesta cierto desprecio por el otro, que impone ideas de forma agresiva, que silencia al otro a través de la burla, etc. Sin embargo el ego también está presente en personas que, teniendo seguridad y confianza en sí mismas, manifiestan un comportamiento diferente: abierto al diálogo, compartiendo conocimientos y experiencias, sinceramente preocupados por la opinión del otro y la construcción con el aporte de todos los involucrados. Pareciera ser que el ego, en estos casos, resulta positivo.

Lo que en realidad nos molesta no es el ego del otro, sino la forma en que lo manifiesta. Nos molesta cuando el ególatra nos maltrata; no nos molesta que nuestro cliente tome una decisión que nosotros no tomaríamos; nos molesta que ni siquiera tomen en cuenta nuestra opinión, que no la valoren o que la desprecien.

¿Qué sucedió con los dos casos mencionados al principio?

En el primer caso el diseñador fue comprendiendo la diferencia entre su seguridad y autoridad profesional y la necesidad de hacer su voluntad por sobre todas las cosas. No desapareció el ego (manifestado como comportamiento de quien es autoridad en la materia); lo que se desvaneció fue la necesidad de imponer una voluntad. La relación con los clientes mejoró, y los ingresos se incrementaron.

En el segundo caso resultó efectivo pedirle al diseñador que «dejara de comportarse como un adolescente caprichoso de quince años», para generar un ambiente de trabajo con los clientes que favoreciera el desarrollo del negocio del estudio. ¿Qué sucedió? El ego no desapareció; el diseñador aceptó el rol donde más aportaba, que no era precisamente en las reuniones con los clientes. Con el tiempo, abandonó el estudio y sus socios contrataron a otro diseñador (ya no como socio sino como empleado), quizás menos talentoso que el primero, pero mucho mejor predispuesto a cumplir con su trabajo (servicio, no arte).

En definitiva, el ego en sí mismo no es un problema, ya en alguna medida todos lo tenemos. El problema real es saber qué hacer con nuestro ego, para que no interfiera en la obtención de los resultados que buscamos.

Seguidores:
673
Opiniones:
83
Votos:
148
Compartir:
Código QR de acceso al artículo Qué hacer con el ego del diseñador

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 24/11/2015.

Fernando Del Vecchio

Más artículos de Fernando Del Vecchio

Título:

Diferenciación puertas adentro

Sinopsis:

¿Por qué no aplicas lo que promueves como servicio para tus clientes en tí mismo y/o en tu propio estudio, despacho o agencia?

Compartir:
Título:

No hace falta un nuevo plan

Sinopsis:

¿De qué sirve un nuevo plan de trabajo para resolver los problemas que tenemos, si todos sabemos que nadie lo cumplirá?

Compartir:
Título:

Mejores preguntas para mejorar los resultados

Sinopsis:

Hacernos mejores preguntas nos permite alcanzar una mejor interpretación de la realidad que experimentamos, para responder con efectividad y obtener mejores resultados.

Compartir:
Título:

El diseñador como factor de competitividad

Sinopsis:

Si desde la formación diseñamos los incentivos adecuados, el diseño como factor competitivo podrá dejar de ser una declaración de deseos y convertirse en una realidad.

Compartir:

Debate sobre Qué hacer con el ego del diseñador

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Nahomy Adalis Madrigal López
0
Nahomy Adalis Madrigal López
Hace 3 meses

Sabemos que el ego es la valoración excesiva de uno mismo, el que plasmas como negativo, pero también plasmas el positivo que yo lo veo como el superego de Sigmund Freud el cual es la parte que alberga todos nuestros valores morales y los aspectos sociales que necesitamos desarrollar para poder seguir las reglas de nuestra sociedad. Pero sabemos que la línea entre ellos es muy delgada y muchos caen en el ego y no el superego, ¿y como evitamos esto? Cuidando estos 2 puntos:

Los maestros diseñadores: olvidan que ellos son nuestra posibilidad de ser, más allá de enseñarnos diseño, nos enseñan valores, ellos deben ser un ejemplo positivo.

Cultura: yo invitaría los diseñadores a mostrar que el diseño es cultura, porque la cultura no solo se trata de costumbres y la evolución del arte, también se trata de conocer las normas y el comportamiento de una persona.

1
Responder
Retrato de Sarahi Muñoz Gómez
2
Sarahi Muñoz Gómez
Hace 8 meses

A los diseñadores yo pienso y creo que tienen demasiado elevado su ego por la forma en como van creciendo, ellos desarrollan su mente un poco mas abierta y yo opino que por esa misma razón es por la que se le llega a subir su ego, por eso mismo esas personas se llegan a sentir aun mas superiores que los demás y hasta llegan a pensar que ellos son los únicos en tener la razón

0
Responder
Retrato de Samuel Solis Escobar
0
Samuel Solis Escobar
Hace un año

En sí los diseñadores tienen el ego un poco alto ya que, en algunos casos no prestan atención a lo que el cliente quiere o simplemente hace lo que él cree que es ʼʼcorrectoʼʼ cuando lo hace sin el consentimiento del cliente. Algunas veces es una herramienta útil ya que, a pesar de lo que puedan decir sobre ʼʼxʼʼ diseño, no llega a importarle y adaptamos un poco el llamado ʼʼartistaʼʼ

0
Responder
Retrato de Paulina Aguilar
0
Paulina Aguilar
Hace un año

Pienso que todos los diseñadores de un u otra manera tenemos el ego un poco alto, pero lo importante esta en saber escuchar lo que el cliente quiere, dedicarle el tiempo necesario para conocerlo y a su producto/servicio. El fin esta en lograr comunicar de la mejor manera un resultado que vaya acorde a lo que espera el cliente y lo que como profesionales podemos hacer por ellos. Podemos en algún punto fallar pero saber reconocerlo y corregirlo es lo que nos va a fortalecer y de seguro no se repetirá ese mismo error nunca mas.

0
Responder
Retrato de Camila Abigail Sopegno Mondal
0
Camila Abigail Sopegno Mondal
Hace un año

Estoy de acuerdo con este articulo, el ego puede ser una gran herramienta para el ser humano siempre y cuando este sujeto al autodominio, de una manera estable. para poder crecer internamente, depende del ser humano evitar que el ego pueda lastimar aquellos que lo rodean o le impida desarrollarse. la humildad es esencial en cada persona.

1
Responder
Retrato de María Paniagua
0
María Paniagua
Hace un año

Totalmente de acuerdo con este artículo. El Ego puede ayudarnos como diseñadores para poder reconocer nuestro trabajo y el esfuerzo que ponemos en cada proyecto. Nos ayuda para no desvalorizar el trabajo que hemos realizado en nuestra trayectoria profesional. Pero es importante que sepamos autoevaluarnos para no llegar al punto de creernos más que los demás y así no saber tomar críticas que nos ayudarán a crecer. Es importante saber quiénes somos, pero siempre con humildad, sabiendo que podemos aprender mucho de personas, trabajos y experiencias laborales.

1
Responder
Retrato de Miguel Tovar Gonzales
1
Miguel Tovar Gonzales
Hace un año

Me gusta este artículo y ayudas a comparar con los dos casos para entenderlo mejor. Pienso que todos empezamos desde abajo, algunos con mucho talento,mucho ego, poca humildad. Otros con poco talento, un ego sano y mucha humildad. Los que empiezan tienen derecho a desarrollarse en lo que creen y en lo que sueñan y a ser encaminados mas que todo. No se debe humillar o ser soberbio con el colega o cliente, no se sabe como puede reaccionar. Acción y reacción.

1
Responder
Retrato de Ana Lucia Paz
0
Ana Lucia Paz
Hace un año

"Se trata de una herramienta que puede utilizarse tanto para construir como para destruir." Asi compara el escritor del articulo el ego con un martillo lo cual es muy acertado, la mayoria de veces o siempre pensamos que el ego es malo cuando no necesariamente lo es ya que es una "cualidad" que tenemos tanto para salir adelante como para estancarnos, esto depende de la persona y como sea manifestado el ego en su vida, cuando se es muy mal intencionado o superficial puede llegar a dañar nuestra carrera y nuestra vida , depende mucho de la persona ya que el ego de un diseñador puede estar creado por varias experiencias de su vida, se ve reflejado en su actitud, es muy facil darse cuenta de quienes tienen el ego elevado y quienes no, depende de su actitud todo diseñador tiene que enfocar su ego para poder obtener los mejores resultados, esto podría mejorar la forma en la que se desarrolla el diseñador sobre su trabajo, aunque desde mi punto de vista es la humildad la que te lleva al exito

1
Responder
Retrato de Fiorella Briz
6
Fiorella Briz
Jul 2016

el ego puede destruir todo proyecto personal o laboral que un diseñador se proponga pues sentirse superior al resto nunca ha terminado bien. La manera en como canalizamos nuestro ego, pone en ventaja o en desventaja nuestro trabajo, pues una vez tachado como un diseñador egocéntrico, muchas puertas se cierran y al quedar marcado como tal, se hará muy difícil para recuperar una buena reputación.

0
Responder
Retrato de Ana Joutteaux Haro
0
Ana Joutteaux Haro
Jul 2016

Creerse es la peor arma que puedes tener, nadie te define pero nadie te la potestad de creerte el mejor, que hayas ganado "premios" no quiere decir que eres el DIOS de todos, hay que tranquilizarse.

0
Responder
Retrato de Ivan Abbadie
44
Ivan Abbadie
Abr 2016

sin duda, hablar de estas instancias y contenidos psicológicos resulta complejo e incluso atrevido, más aún, si no somos expertos en la materia; sin embargo, siendo un tanto coloquiales en ello, sería pertinente comprender que ésta es una característica controladora propia de la persona, no del profesionista (mucho menos de una profesión en particular), por ello atribuirla al ʼdiseñadorʼ ya es en sí un tanto irresponsable, como también es irresponsable decirse ʼdiseñadorʼ si no se tiene claro que el diseño es una acción COLECTIVA y que, por sí misma, no resulta práctica. me parece más un asunto de ʼcomplejo de superioridadʼ en ciertos personajes que atienden más a la parte ʼartísticaʼ y creen que sus aportaciones son imprescindibles para el mundo, pero NO en el diseño, en el diseño siempre hay diálogo, aportación, colaboración, por ello, NO CABE EL EGO. ( http://bit.ly/22DjqIl ) "el diseño es una acción colectiva, por lo que todo ʼegoʼ está de más".

2
Responder
Retrato de Fredy Escobar
0
Fredy Escobar
Abr 2016

En el ámbito de la moda, un diseñador sin ego está destinado al fracaso, ya que se necesita un alto grado de seguridad y confianza en tu propio criterio para imponer a los demás como deben vestirse, y convencerlos de que tu propuesta es la que deben seguir. Los diseñadores tienen el cargo más importante en cualquier empresa de moda, y si no saben defender su criterio, no deberían estar en un puesto tan importante y el cual requiere ser un líder nato. Por otro lado, si el diseñador es malo, su ego solo jugará en su contra, pues por más que defienda su propuesta, si esta es mala, no tendrá éxito.

1
Responder
Retrato de Luis Angel Valderrabano Hernandez
0
Luis Angel Valderrabano Hernandez
Mar 2016

Naturalmente todos los profesionistas de algún área creativa tienen un ego que cuando se ve amenazado es rápidamente defendido con uñas y dientes, sin embargo creo que el problema es en la falta de un ejercicio de reflexión sobre que tanto funciona esa actitud, ya que quizá es más practico convencer a un cliente de nuestras ideas sin que el ego sea algo evidente, es decir convencer al cliente con bases y argumentos solidos, que al final es lo que diferencia a un profesional de un aficionado o practicante de oficio

0
Responder
Retrato de Melanie Espinoza Plaza
0
Melanie Espinoza Plaza
Mar 2016

Es difícil decir de dónde viene o porqué se crea, a veces por no decir siempre por la formación que tuvimos el ego crece en nosotros, no creemos que nadie puede decirnos nada o que en la universidad nuestros proyectos fueron tan buenos que en el mundo laboral nadie puede decirnos nada, puede ser que el ego igual lo tengamos todos, lo importante es saber ubicarnos por así decirlo, lograr saber que rol ocupamos y poder aceptar las opiniones de otros, la comunicación siempre trae mejores resultados especialmente cuando realizamos trabajo en equipo. :)

0
Responder
Retrato de Michelle Alvarez
0
Michelle Alvarez
Mar 2016

Que tanta diferencia existirá entre Ego y Orgullo? o es cuestión de actitudes.

0
Responder
Retrato de Daniela Albán
2
Daniela Albán
Mar 2016

El ego de un diseñador puede estar creado por varias experiencias de su vida. Esto se ve reflejado en su actitud, claramente nos podemos dar cuenta quienes tienen el ego elevado y quienes no, depende de su actitud.

1
Responder
Retrato de Daniel Park
2
Daniel Park
Mar 2016

Puede que me equivoque, pero... ¿Crianza quizás? Hay que admitir que el ego viene de una formación familiar que se ha ido aumentando poco a poco. Si hay algo que mi madre me enseñó es a ser humilde pero no dejarme ver la cara. El ego es como una tipografía popular, te hace atractivo al principio pero eventualmente la gente deja de verte bien.

1
Responder
Retrato de Adriana Suarez
3
Adriana Suarez
Mar 2016

Es cierto, no estoy segura de si tengo este ego o no, ya que siempre estoy a disposición de mis clientes. Lo más importante para mi es satisfacer su necesidad con un diseño que vaya ayudarlo. Me gusta educar a mis clientes en el diseño, para que otros no vayan a aprovecharse de su ignorancia.

0
Retrato de Miguel Tovar Gonzales
1
Miguel Tovar Gonzales
Hace un año

Me gusta tu forma de pensar, el cliente no sabe nada de lo que hacemos y acude a nosotros para ayudarlo. Es importante explicarle lo que vamos a hacer con tu idea y su idea, aunque a veces existe clientes que pensarán " haz mi idea , para eso pago". Si fuera así, para que rayos acude a mí. En fin, tu comentario más puntual que he leído.

0
Responder
Retrato de Adriana Bonifasi
0
Adriana Bonifasi
Feb 2016

Muy cierto, este articulo reflexiona las dos posturas del "ego del diseñador" y en qué situación es bueno y malo. Siempre había pensado del ego como algo negativo, pero este articulo demuestra que tiene un lado positivo cuando no se pierde la humildad. Gracias a Dios no he tenido encuentros cercanos con diseñadores que se han dejado llevar por su ego y es lo que me ha hecho crecer como profesional; tener buenos ejemplos de trabajo. Opino que si alguien es bueno para algo no tiene nada de malo hacerlo saber, pero existen formas para hacerlo en la cual no se ofende o toma de burla a otra(s) persona(s). He tenido experiencias con personas que desconocen lo que es el diseño gráfico y me han dicho que es una profesión que "no aporta a la sociedad." Es por eso que el ego positivo es necesario, porque siempre encontraremos personas que intentará hacernos sentir inferiores por nuestra vocación y se debe ser seguro de nosotros mismos, nuestro talento (y cobrarles muy caro cuando nos contraten)

0
Retrato de Miguel Tovar Gonzales
1
Miguel Tovar Gonzales
Hace un año

Pienso que las personas que te han dicho "no aporta a la sociedad.", es un indicio de que desconocen la profesión. El diseño gráfico aporta a la sociedad, porque aparte de promocionar, ya que nos "agarran" hasta creo que nos obligan para destacar un producto o servicio. Educa, sensibiliza, ayuda y es innovadora. Solucionamos problemas de comunicación visual.

1
Responder
Retrato de Maria Jose Barrios
1
Maria Jose Barrios
Feb 2016

Recientemente tuve la oportunidad de ver un video de Mike Monteiro donde expone 10 cualidades que un diseñador gráfico debe tener, precisamente, una de ellas habla de como este tiene que tener la capacidad de defender sus ideas, siempre y cuando estén basadas en la razón y no porque simplemente sea "bonito"; y por supuesto, debe saber admitir cuando está en un error sin ofenderse y aprender de el. Esto es algo muy necesario ya que la mente de un diseñador siempre tiene que estar dispuesta a otras sugerencias y puntos de vista diferentes para que algo sea realmente funcional. Lastimosamente, muchas veces nuestro ego se puede interponer y no aceptar que algo simplemente no es lo adecuado, pero tenemos que usar nuestra razón y humildad en ciertos momentos para no perjudicar tanto al cliente como a nuestra integridad.

1
Responder
Retrato de Krmenlu Samayoa
0
Krmenlu Samayoa
Feb 2016

Un artículo el cual creo en la actualidad en muchos lugares sucede, pero totalmente de acuerdo todos tenemos cierto ego pero debemos aprender a manejarlo. En cuanto al trabajo creo que el ego se debe basar en la funcionalidad que uno le expresa de manera respetuosa para convencer a un cliente de lo que es mejor, siempre demostrando nuestro conocimiento y profesionalismo. Todas las personas tenemos cierto nivel de ego y de tolerancia, y por esto se debe estar abierto a otras opiniones.

0
Responder
Retrato de Mey Estrada Barrera
0
Mey Estrada Barrera
Feb 2016

Me pareció un artículo muy interesante, ya que día con día he podido ver como disintos diseñadores utilizan su ego de diferente forma, unos mejor que otros. El ego puede ser útil para fomentar la seguridad en una persona, siempre y cuanto este no quiera ejercer su voluntad delante a terceros, siempre es importarte respetar la opinión de cada persona ya que esto nos abre relaciones y para un diseñador es muy importante trabajar en equipo. Al final todos tenemos ego solo se trata de aprender a usarlo en el momento y de la forma adecuada para no afectar nuestra ética profesional.

0
Responder
Retrato de Ian Orozco
0
Ian Orozco
Feb 2016

Me parece muy acertado el artículo. Como diseñador, considero que en efecto el ego es un "arma de doble filo", puede tanto ayudar a construir como destruir al diseñador, todo depende de cómo se exteriorice. Puede ser muy útil para presentar una idea propia con convicción y decisión, pero se vuelve un riesgo una vez el ego nubla el pensamiento limitando al diseñador a pensar que su idea "es la única idea creativa en este lugar y aún así no la quieren tomar en cuenta." Creo que la humildad y el respeto al pensamiento de otras personas son factores claves para poder controlar el ego y volverse un diseñador exitoso e integral.

0
Responder
Retrato de Alonso Cabrera
0
Alonso Cabrera
Feb 2016

El ego es una fuerza, como lo mencionas. Todo esta en la manera de como se canaliza, puede servir para hacerte ver como el capaz de dicha labor, pero elevando un poco el tono se convierte en soberbia.

Hay que medirle el agua a los tamales.

0
Responder
Retrato de Mely Cg
1
Mely Cg
Ene 2016

Es un tema muy interesante, yo opino que las personas se refieren a "el ego del diseñador" como respuesta a envidias del éxito obtenido, porque tiene razón, nadie habla del ego propio.

Yo pienso que el ego es positivo siempre y cuando no dañemos a un tercero con nuestras palabras o acciones.

0
Responder
Retrato de Pilu Galindo
0
Pilu Galindo
Ene 2016

El Ego es una forma de acrecentar el YO de las personas. Aunque es difícil de aceptar, el ego puede destruir la integridad de una persona, pensando que todo lo que dice y hace es lo correcto. En varias oportunidades he escuchado decir a los diseñadores que una forma de hacer valer las propias obras de arte es no decirle complementos a las otras personas de su trabajo, ni degradarse diciendo que alguien lo hace mejor que uno. Sin embargo, yo creo que en todo ámbito debe de existir humildad. ACEPTAR lo que uno no puede hacer y felicitar a aquella persona que lo logran. Es difícil, siempre lo va ser. Sin embargo, es el primer paso para poder estar tranquilo con uno mismo y con los demás. Esto no quiere decir que no se le dede dar valor al trabajo que uno hace, en los momentos convenientes uno puede engrandecerse. Pero el YO repetitivo puede dar paso a la desesperación y odio de las personas que están en el alrededor. Hay que saber como y cuando usarlo.

0
Responder
Retrato de José Gabriel Paredes
1
José Gabriel Paredes
Ene 2016

El ego puede alimentar el diseño de un producto, siempre y cuando la dirección y la ejecución se realice en la medida y medio apropiados. Uno de los ejemplos más claros de ego en la industria de la moda era el de Coco Chanel. Su espíritu rebelde al inicio de su carrera y su introducción al mercado de una nueva moda alejada de la estética de la Belle Epoque significó un punto de pivote en la historia de la moda; también, en su regreso en una contraposición al New Look de Christian Dior: es claro que su visión opuesta a lo que los franceses llaman ʼlʼair du tempsʼ. El éxito de Chanel recae en una postura fuerte (un claro ejemplo de una enfant terrible para ambos de sus ápices), mas sin embargo direccionada, concisa, enfocada a un ideal de vestuario que en esencia capturaba un aspecto antes no descubierto de la mujer. Y luego, claro, esta la otra cara de la moneda, con ejemplos como John Galliano, Dolce & Gabbana y hasta cierto punto, Alexander McQueen. Como dicen, todo, pero con medida.

0
Responder
Retrato de Samir Romero
0
Samir Romero
Ene 2016

En nuestro caso, el EGO es casi como una sombra y difícilmente nos desprendemos de él. Esto realmente no es problema, pues depende de la forma en que lo manifestemos: como herramienta pedante o como herramienta de argumentos. Basta ver foros como Brandemia donde el 99% de las opiniones comienzan con "...no me gusta" o "...yo le hubiera hecho", aburridores comentarios subjetivos por doquier basados más en la idealización personal que en el análisis integral del tema expuesto. Al final, creo que todo radica en que el diseño es un conocimiento muy específico del cual "los pocos" que lo ejercemos -por ser aún una profesión joven en latam- nos llenamos de absolutismos que nos hacen sentir amenazados ante una opinión contraria a nuestro conocimiento y/o experiencia. El asunto es: contestar con pedancia o con argumentos.

1
Retrato de Ivan Abbadie
44
Ivan Abbadie
Abr 2016

coincido, samir, ¡un abrazo!

0
Responder
Retrato de Paulo Hell
0
Paulo Hell
Ene 2016

El ego bajo mi criterio tiene que manejarse por niveles y siempre priorizar el respeto por sobre todas las cosas. Solo así el ego se puede manejar como una llama de fuego que da calor pero que en su demasía convierte todo en cenizas.

0
Responder
Retrato de Renzo Vargas Bejarano
1
Renzo Vargas Bejarano
Ene 2016

Interesante artículo, creo que cada profesional en general debe aprender a manejar su ego en la medida a la materia que se dedica o trabaja, en el caso de nosotros los diseñadores aveces es difícil entender a los clientes y diversas opiniones. Pero creo que hay que tener la suficiente seriedad para abrir la mente a otro tipo de ideas.

0
Responder
Retrato de Viviana Albarracín
0
Viviana Albarracín
Ene 2016

Creo que como persona o diseñador es bueno tener ego o autoestima pero sobreponer éste ante la profesión de diseñador o sobre cualquier profesión me parece una actitud negativa dentro del trabajo porque creo que con humildad, sencillez y buenos trabajos se puede demostrar quienes somos sin necesidad de faltar al respeto a otras personas ya que hoy en día el trabajar en equipo te permite aceptar opiniones y aprender de otras personas.

0
Responder
Retrato de Jimena Dgo
0
Jimena Dgo
Dic 2015

Interesante articulo, pero hay que saber manejarlo cuando, donde y como, la humilda te lleva al exito.

0
Responder
Retrato de Marco Flores
0
Marco Flores
Dic 2015

Creo que todo diseñador debe de saber en que enfocar su ego para poder obtener los mejores resultados, esto podría mejorar la forma en la que se desarrolla el diseñador sobre su trabajo.

1
Responder
Retrato de Miguel Campoverde
0
Miguel Campoverde
Dic 2015

Muy interesante, en lo personal creo que el ego de un diseñador debe estar siempre latente en todos y cada uno de nosotros si queremos aplicar en nuestro dia a dia pero ojo; no debemos confundir el ego con la ¨superioridad ¨ ya que muchas personas toman criterios que no tienen que ver con ego.

Saludos

0
Responder
Retrato de Johana Pico
0
Johana Pico
Dic 2015

El ego hace que muchos profesionales se caractericen por egoístas y los clientes no tomen el valor necesario al trabajo de artes gráficas. En otras situaciones se hace factible al trabajo que se realiza, mientras se sepa generar diálogos y estrategias para que el cliente asocie nuestras ideas para un mejor producto.

0
Responder
Retrato de Karina Bastidas Fuentes
0
Karina Bastidas Fuentes
Dic 2015

Estoy de acuerdo con que el ego es un arma de doble filo, la cuestión es no llegar a convertirse en ególatra sino más bien demostrar nuestro conocimiento con humildad de una manera profesional al saber tratar con clientes y manejar de la manera correcta las situaciones que se nos presentan como diseñadores. Hay que saber reconocer el límite entre una sugerencia y un decreto en el proceso de un proyecto, sobre todo cuando trabajamos siendo parte de un equipo, donde la opinión de todos vale y en donde siempre se puede aprender de los demás.

0
Responder
Retrato de Julio Cesar Serrano Caballero
6
Julio Cesar Serrano Caballero
Dic 2015

el EGO esa inmensa preocupacion del ser humano, el diseñador debe ser parte de un equipo para trabajar codo a codo sin que esas preocupaciones "mundanas" sobre el quien es mas importante quedan a un lado, solo asi se responde eficientemente a la necesidad de quien te contrate, la humildad es el mayor desafio de la actividad creativa

1
Responder
Retrato de Sebitaz Theluxe
0
Sebitaz Theluxe
Dic 2015

Un tema realmente muy interesante "el ego de un diseñador". Sin duda alguna muchas veces como diseñadores o futuros diseñadores tenemos la manera de criticar sobre el ego de los demás. En la mayoría de los casos por no decir casi siempre nos fijamos en las falencias que muestra el resto, quizás en gran manera o quizás de una manera mínima pero mostramos nuestra crítica con soberbia y superioridad dando como resultado el menospreciar el talento que otras personas han creado. Debemos primero fijarnos en las falencias que tenemos nosotros para poder hacer una corrección al resto sin ningún tipo de superioridad, sino con humildad y experiencia laboral. En definitiva, el ego en sí mismo no es un problema, ya en alguna medida todos tanto como personas y a su vez como profesionales en la materia lo tenemos. En definitiva, el ego en sí mismo no es un problema.El problema real es saber qué hacer con nuestro ego, para que no interfiera en la obtención de los resultados que buscamos.

0
Responder
Retrato de Michelle Mendez
0
Michelle Mendez
Dic 2015

Tema realmente interesante ya que es cierto criticar el «ego» de los demás es más fácil que criticarnos a nosotros mismos, pero gracias a nuestro propio ego es como logramos nuestro propio éxito, ya que si bien este es una parte crucial e importante de nuestra personalidad, es lo que nos hace únicos en lo que hacemos. Gracias este mismo es como logramos sobresalir de entre la competencia que existe en el campo laboral.

Sin embargo considero, que es importante observar cuáles son nuestras debilidades, y por otra parte aceptar las críticas constructivas que nos hagan, ya que si bien esto nos permitirá superarnos día con día para así lograr ser mejores.

0
Responder
Retrato de Rodrigo Tellechea
0
Rodrigo Tellechea
Dic 2015

Me parece que una cosa es el ego y otra cosa la sana autoestima. Lo nocivo es el ego, porque es la necesidad de imponer las propias condiciones con el objeto de reafirmar una seguridad que internamente no existe como tal. De ahí la actitud reactiva y en muchos casos violenta hacia afuera. Porque como bien dice el artículo, lo que se siente cuando no existe una sana estima es que se pone en juego la valía de la persona, no su labor profesional. Una persona en ese estado siente que cualquier cosa que se le critique a su trabajo, en algún punto tiene que ver con con su persona. Ahí está la deformación en la interpretación y por eso la reacción violenta.

1
Responder
Retrato de Jonathan Zegarra Zegarra
0
Jonathan Zegarra Zegarra
Dic 2015

Por ejemplo en el Perú a los diseñadores se les ve como personas que no hay que confiar mucho, que somos la ultima rueda del coche en cualquier empresa, a no ser que seas un egresado de universidad del extranjero, seas "director Creativo", si hay estudiado en instituto o hayas hecho pequeños diplomados, pues no es suficiente, en fin, hablando sobre el artículo, estoy de acuerdo contigo, ya que también el cliente nos ve como lobos solitarios al cual das" información preciosa", el ego es relativo en cada individuo, pero muchas veces nos llenamos la cabeza de pajaritos por nuestro "Nobel ganado".El ego es normal en cada persona y si se canaliza positiva mente nos puede ayudar mucho en nuestro día a día. Me quedo con este párrafo:

"Con el tiempo, abandonó el estudio y sus socios contrataron a otro diseñador (ya no como socio sino como empleado), quizás menos talentoso que el primero, pero mucho mejor predispuesto a cumplir con su trabajo (servicio, no arte)." eso pasa mucho en mi País.

0
Retrato de Ivan Abbadie
44
Ivan Abbadie
Abr 2016

esa última frase, connota a los socios del estudio en cuestión, un tanto débiles de carácter y que debido a ello han preferido contratar a un títere a quien podrán manejar a su antojo, un ʼchofer de mouseʼ (como dicen en sudamérica), lo cuál no creo haya sido lo más sensato. ¿arte? ¿quién habló de arte?

0
Responder
Retrato de Giorgio Giovanni
0
Giorgio Giovanni
Nov 2015

Un tema muy importante, ya que este tipo de actitudes se muestran desde la universidad, los alumnos con ideas sobresalientes tratan de imponerlas cuando trabajan en equipo y entonces se genera la idea de que el diseñador es una persona que trabaja sola, cuando necesita de los demás, y más importante del cliente, ya que no todos pueden estar abiertos a diferentes opiniones.No persuadir, sino sugerir.

1
Responder
Retrato de Alexiz Muenala Tjs
0
Alexiz Muenala Tjs
Nov 2015

Un martillo, ¿es bueno o es malo? Depende, porque se trata de una herramienta que puede utilizarse tanto para construir como para destruir, lo mismo pasa con el ego.

El ego puede destruirnos o hacernos mejores diseñadores

2
Responder
Retrato de Pablo Franco
0
Pablo Franco
Nov 2015

Es un tema muy profundo y muy real, muy buen artículo!

0
Responder
Retrato de Jorge Luis García Fabela
119
Jorge Luis García Fabela
Nov 2015

Interesante tema. Me lleva un momento a la introspección como profesionista, profesor, y más como persona. Es como si nos pusieras un espejo.

Me gusta el comentario sobre la toxicidad en las personas. Yo me veo tóxico en la manera en que me expreso en ocasiones, en querer pensar que siempre tengo la razón, y en que quisiera que todo se hiciera como yo pienso que debieran ser las cosas (debo corregirme).

Regresando al diseñador, debemos entender los asuntos del ego (como lo ponen) ya que el diseñador se relaciona con clientes, con consumidores y parece que estamos más dispuestos a considerar los comportamientos del consumidor e ignorar los nuestros. Podemos ser tímidos, seguros, ofensivos, positivos, negativos, caprichosos, egocéntricos, etc.

No somos capaces de vernos pero si tenemos "mucha capacidad" para ver a los otros.

Soy un convencido de que el diseñador, debe revisar un poco más los temas relacionados con la psicología, sociología, filosofía, y si se puede, ontología.

3
Retrato de Fernando Del Vecchio
673
Fernando Del Vecchio
Nov 2015

Hola Jorge Luis. Como profesor, creo en la idea de poner un espejo. No juzgo, sólo trato de manifestar lo que el sector habitualmente comenta sobre sí mismo, desde una posición distinta (no soy diseñador). Saludos!

0
Retrato de Jorge Luis García Fabela
119
Jorge Luis García Fabela
Nov 2015

Me parece muy acertado tu artículo y el tema. Saludos.

0
Responder
Retrato de Jorge Montaña
166
Jorge Montaña
Nov 2015

Fernando, me parece que confundes el EGO, que es un problema , pues te pone por encima del otro, con la seguridad y confianza que el diseñador puede tener en si mismo y en sus capacidades.

La palabra EGO implica un concepto se superioridad, que, delante de un cliente es supremamente complicada de manejar. Quien deja que el ego lo maneje, no es un buen profesional además porque llegamos a resolver problemas y no a crear otros. Las " ideas pobres" del primer caso, siempre son pistas para un trabajo superior, por representar la problemática que se debe resolver.

Pero tienes razón, al final, al ego toca domesticarlo

2
Retrato de Fernando Del Vecchio
673
Fernando Del Vecchio
Nov 2015

Hola Jorge, entiendo la diferencia entre ambos conceptos. La superioridad como manifestación del ego es habitualmente negativa (en términos de construcción de vínculos de confianza). Con la seguridad ocurre todo lo contrario, porque puede proyectar credibilidad y es habitualmente positiva (en términos de construcción de vínculos de confianza). Saludos!

0
Responder
Retrato de Mauro Ramon
2
Mauro Ramon
Nov 2015

Fernando, bien la posición y el tono del artículo. Lo que (secretamente) creo, es que ambos casos son sacados de la realidad, por el corolario que ponés al final. Es así?

Personalmente me he curzado varias veces con egos crecidos, pero van de la mano de la personalidad también. Algunos son llevables, otros son francamente como dice Stamateas "gente tóxica". Aparte de ver el ego propio, - una tarea titánica que nos acompaña a la tumba, casi - me parece sumamente útil "leer" a los compañeros de laburo diseñadores, y salir, diplomáticamente y en buenos términos, si es posible, del radio de acción de los últimos. Lástima tome tanto tiempo dar ese paso en muchos casos. Saludos.

0
Retrato de Fernando Del Vecchio
673
Fernando Del Vecchio
Nov 2015

Hola Mauro, son casos reales. Todos los días me enfrento a esas situaciones, y no únicamente con diseñadores. Pero para mí no es un problema, porque no puedo controlar ni trabajar sobre el ego de la otra persona. Lo que sí puedo hacer es tomar decisiones respecto al vínculo que tengo con esa persona. Por ejemplo, puedo tomar la decisión de contratar (o no) a un diseñador, o recomendarle a un cliente contratar (o no) a ese diseñador. Lo que ocurre es que dentro del sector se toman muchas decisiones en función del talento creativo, pero fuera del sector (es decir, quienes no somos diseñadores) tomamos decisiones por muchos otros factores (y el talento creativo no es el más importante). Saludos!

1
Retrato de Ivan Abbadie
44
Ivan Abbadie
Abr 2016

fernando, creo que has tenido muy mala suerte al tratar o enterarte ʼtodos los díasʼ de estos casos, no sé, creo que atiende a malas experiencias propias, considero que no es válido generalizar y exagerar dicha postura. te comento, el diseñador profesional, comprometido y productivo generalmente entiende que ésta disciplina existe cuando se conecta a la resolución de una necesidad (de muchos tipos) y que por sí misma no resulta rentable, fuera de ello, el ʼegoʼ de ciertos personajes que se hacen llamar ʼdiseñadoresʼ, es asunto aparte. ( http://bit.ly/22DjqIl )

0
Responder
Retrato de Emilse Santillan
0
Emilse Santillan
Nov 2015

Me pareció muy bueno este articulo. Es muy cierto que el ego forma parte del ser humano y se traslada a cualquier actividad. Esta nota nos ayuda a recordar cuál es mejor camino. En mi experiencia, algunos proyectos se han dificultado por este tema. Mientras antes se identifique y se solucione mejor será para el negocio y la convivencia entre compañeros.

0
Responder
Retrato de Mariela Ratto
0
Mariela Ratto
Nov 2015

Buen articulo...el Ego extremo no es sano...hay que tener los pies sobre la tierra de vez en cuando y saber volar en el momento creativo propiamente dicho....

0
Responder
Retrato de Alberto Gonzalez
0
Alberto Gonzalez
Nov 2015

Si hay algo que sobra en esta profesión son egos. Quizás por eso es tan difícil cualquier intento de agremiar o poner en equipo a los colegas de oficio. Pero igual es un tanto inevitable; para mí todo artista es por definición egocéntrico, en tanto que persona que busca destacar y hacerse un nombre a través de su trabajo. Caso contrario daría lo mismo que trabajara en un despacho burócrata o algo parecido. La diferencia está en cómo canalizamos el ego, y en eso me gusta la analogía del martillo. Ya que no lo podemos eliminar, que entonces lo utilicemos de una forma constructiva y consciente para que todas las partes involucradas obtengan lo que quieren.

0
Responder
Retrato de Eduardo Garces
0
Eduardo Garces
Nov 2015

Este articulo es tan egocéntrico, que se apropia del ego como si fuera una cosa exclusiva de diseñadores y no una caracteristica de la raza humana. Por otro lado pero no muy lejano, creo que hay temas mas importantes o interesantes a tratar en foro alfa, ¿que seguira despues, terapia para diseñadores frustrados que quieren matar a su cliente? ¿10 tips que haran que tu pareja diseñador te preste mas atencion que a su mac?

3
Retrato de Alejandra Gamundi
0
Alejandra Gamundi
Nov 2015

Estoy de acuerdo. Resulta bastante egocéntrico (e irónico) decirte que ser egocéntrico puede ser bueno.

0
Retrato de Jorge Luis García Fabela
119
Jorge Luis García Fabela
Nov 2015

Eduardo, tu respuesta me resulta extraña. El autor está tratando asuntos sobre personalidad y comportamientos del diseñador que son más importantes que los conocimientos sobre el comportamiento y costumbres de los consumidores. Lo que decimos, la manera en que lo decimos y nos comportamos nos delata. El artículo en mí provoca introspección y no salgo bien librado.

0
Retrato de Eduardo Garces
0
Eduardo Garces
Nov 2015

Si fuera un foro de psicologia estaria muy bien hablar del egocentrismo y no del ego (que segun freud es una cosa muy distinta a la expuesta en el artículo). Esto es un foro de diseño que medianamente siempre se ha destacado por tratar con cierta seriedad los temas relacionado con la disciplina, pero cuando empezamos a hablar de cosas como "el ego del diseñador" que es un termino surgido de la frivola opinologia de aula, sin ninguna base o criterio serio, terminamos convirtiendo el foro en una cosmopolitan para diseñadores.

1
Retrato de Jorge Luis García Fabela
119
Jorge Luis García Fabela
Nov 2015

Coincido en que el ego en sí, es otro asunto, distinto a presunción. El ego es la propia concepción de uno mismo y no equivale a un sentimiento de superioridad. Pero entendiendo lo que se suele nombrar y entender como ego en el artículo, me parece necesario estimarlo, ya que uno se topa con diseñadores, estudiantes de diseño, académicos que se sobre estiman y eso no suele verlo el afectado. No es lo mismo sentirse logrado que ser y estar logrado. Yo entiendo el sentido del artículo en ser cuidadosos con la presunción o la soberbia. Generalmente, el que sabe es sencillo y modesto, natural. Hace poco me sentaron en una comida con unos 15 diseñadores y arquitectos con una soberbia desbordante. Después supe que eran hipsters. El que "tomó el micrófono" no dejó de hablar de él y sus múltiples logros: éxitos en París, Hong Kong, la Condesa, NY. Insoportable y agotador. Su saco parecía de cartón y el pañuelo un kleenex, un reloj pasado de moda y barato. Camiseta con agujero, lentes retro..

0
Retrato de Ivan Abbadie
44
Ivan Abbadie
Abr 2016

el ego no es un asunto del diseñador, sino de la persona, está de más tratarlo como un tema de profesión.

0
Responder
Retrato de Paula Cano
1
Paula Cano
Nov 2015

Muy bueno. El ego hay que ir silenciándolo según vas creciendo como diseñador. A mi entender un buen diseñador carece de ego, o por lo menos lo usa de una manera constructiva.

0
Responder
Retrato de Ana Laura Juricich
2
Ana Laura Juricich
Nov 2015

"...Lo que en realidad nos molesta no es el ego del otro, sino la forma en que lo manifiesta. Nos molesta cuando el ególatra nos maltrata; no nos molesta que nuestro cliente tome una decisión que nosotros no tomaríamos; nos molesta que ni siquiera tomen en cuenta nuestra opinión, que no la valoren o que la desprecien..." Estoy totalmente de acuerdo con estas frases y considero que el ego no es algo propio de los diseñadores sino que es algo presente en cada ser humano. Ser conscientes de esto creo que es una herramienta para saber cómo manejarlo a favor. Me parece que el problema de las personas "egocéntricas" pasa por la no aceptación de la diferencia, la falta de tolerancia al "otro" y estoy totalmente de acuerdo que está relacionado con la inseguridad personal. El ego se torna un problema cuando empieza a actuar como una nube a través de la cual vemos y que incluso puede limitar nuestra creatividad y la aceptación de aportes valiosos por parte de otros.

1
Responder
Retrato de Eduardo Huerta
0
Eduardo Huerta
Nov 2015

Para mí es muy simple: si el "diseñador" es egocéntrico significa que no entiende nada de diseño.

1
Retrato de Ivan Abbadie
44
Ivan Abbadie
Abr 2016

coincido contigo, eduardo, así de simple (y hablar del ʼegoʼ del diseñador sin ser diseñador también es no entender la profesión, creo).

0
Responder
Retrato de Pedro Zamudio
0
Pedro Zamudio
Nov 2015

Excelente artículo, a veces el ego te da seguridad, pero muchas veces esa seguridad te da un exceso de confianza que no es buena para ti ni para el cliente. Hay que saber encaminarla y aprovecharla para bien, saber ser humilde y autocritico, no siempre tenemos la razón.

0
Responder
Retrato de Claudio Gaitan
0
Claudio Gaitan
Nov 2015

el mal uso del ego nos ha hecho mala fama como diseñadores y algunos clientes nos temen, antes de encarar un proyecto le advierto al cliente que no soy un sabelotodo y que trabajemos en equipo.

3
Retrato de Fernando Del Vecchio
673
Fernando Del Vecchio
Nov 2015

Claudio, compruebo casi a diario lo que dices. Muchos de mis clientes - que no son diseñadores pero necesitan sus servicios - prefieren no trabajar con diseñadores. Resuelven sus pedidos con otros proveedores de servicios.

1
Retrato de Claudio Gaitan
0
Claudio Gaitan
Nov 2015

Hay mucho por revisarnos como diseñadores, también hay que ponerse en la piel del cliente.

0
Retrato de Ivan Abbadie
44
Ivan Abbadie
Abr 2016

¡cuánto dramatismo!, mira que preferir no trabajar con ʼdiseñadoresʼ y solicitar el servicio de diseño a ʼotrosʼ proveedores es también un asunto de ʼegoʼ (desconocimiento, arrogancia o falta de carácter) de parte del cliente, considero que este tema se exagera, se generaliza y eso, crea una errónea concepción de la profesión, ¡no es necesario tanto drama!

0
Retrato de Claudio Gaitan
0
Claudio Gaitan
Abr 2016

si, es dramatico, hay que respetar al cliente, y muchos diseñadores no hacen eso.

0
Retrato de Fabrizio Sotelo
26
Fabrizio Sotelo
Sep 2016

Ivan, si te dedicas a leer los comentarios de este foro o de otros foros de diseño verás que el ego del diseñador se impone siempre, negativamente. Estoy cansado de escuchar reiteradamente que el cliente no sabe nada, o cosas por el estilo. Esto se trata de una profesión que ofrece un servicio, así de simple, sin embargo solemos imponer nuestras ideas sin tomar en cuenta a los demás (cliente). Siempre ellos son los brutos, desconsiderados o tarados. Concuerdo totalmente con el comentario de Fernando y Claudio. El dramatismo surge cuando la acción de nos cuantos perjudica a la profesión... eso no es dramatismo, es una realidad, y muy perjudicial.

0
Responder
Retrato de Luis Quiló
0
Luis Quiló
Nov 2015

Excelente! la verdad sea dicha.

0
Responder
Retrato de Federico Monroy
4
Federico Monroy
Nov 2015

Tendrán problemas de ego los dentistas, los contadores, los veterinarios, mi peluquero, mi abogado. Será tema de análisis en tantas otras disciplinas y servicios, o solo en profesiones " creativas"

Mis mejores referentes en diseño son austeros, silenciosos y generosos en dar crédito a todos los involucrados de un proyecto exitoso. Incluyendo al cliente.

1
Responder
Retrato de Luis Navarro
0
Luis Navarro
Nov 2015

Totalmente de acuerdo con Juan Carlos

0
Responder
Retrato de José Luis García
2
José Luis García
Nov 2015

Excelente articulo Fernando, Saludos desde el CUTonalá Guadalajara. Mexico.

0
Responder
Retrato de Juan Carlos Rodolfo Coronel
9
Juan Carlos Rodolfo Coronel
Nov 2015

El ego nunca es inofensivo y no tiene nada que ver con la competencia, mas bien, con la incompetencia y la inseguridad, no es exclusivo de los diseñadores...

1
Retrato de Fernando Del Vecchio
673
Fernando Del Vecchio
Nov 2015

No es exclusivo de los diseñadores, es cierto. Pero parece que cualquier tema debe ser trabajado únicamente haciendo referencia al diseño y a los diseñadores. La prueba es que el título original de este artículo era "¿Es el ego realmente un problema?". Y así otros artículos también fueron modificados en la edición (el artículo "El significado de la competitividad en diseño", fue enviado con el título "Ser competitivos").

2
Responder
Retrato de Víctor Riascos
5
Víctor Riascos
Nov 2015

El ego es inofensivo mientras aporte resultados excelentes en el mercado, porque equivale a gran competencia. De lo contrario, es una bomba kamikaze.

0
Responder

Estos artículos te podrían interesar

Retrato de Edgardo López
Autor:
Edgardo López
Título:

El desempeño de los graduados en diseño gráfico

Sinopsis:
Las instituciones educativas de diseño han creado falsas expectativas. Existe una desarticulación entre los discursos oficiales y la realidad profesional.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
56
Opiniones:
9
Seguidores:
43
Retrato de Claudia Pérez Ramírez
Autor:
Claudia Pérez Ramírez
Título:

Orgullo: mal compañero para al crecimiento profesional

Sinopsis:
Todo proyecto de diseño debe de tener su planeación y respetar el proceso de trabajo para obtener un buen resultado.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
54
Opiniones:
41
Seguidores:
4
Retrato de Israel Ortega
Autor:
Israel Ortega
Título:

El cliente sabe lo que necesita

Sinopsis:
Muchas veces las críticas basadas en gustos personales nos desvían del verdadero objetivo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
53
Opiniones:
47
Seguidores:
26
Retrato de Diego Rodriguez
Autor:
Diego Rodriguez
Título:

Cómo implementar el Design Thinking

Sinopsis:
Muchos empresarios entienden al Design Thinking como una simple receta para innovar.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
89
Opiniones:
44
Seguidores:
41
Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:

Te aman, te odian o no les importas

Sinopsis:
Enfoca tus decisiones hacia quienes te valoran y están dispuestos a que les aportes valor.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
84
Opiniones:
31
Seguidores:
673
Retrato de Jorge Montaña
Autor:
Jorge Montaña
Título:

¿Y usted vive de eso…?

Sinopsis:
Soy diseñador industrial. Con frecuencia personas incrédulas me preguntan con cierto dejo de compasión, cómo es que me gano la vida haciendo eso.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
57
Opiniones:
18
Seguidores:
166

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
22 Junio 2019