El proceso de diseño, por sobre el objeto de diseño

La oposición «procesos» versus «resultados» en la enseñanza del diseño es solo aparente.

Retrato de Jorge Gaitto Jorge Gaitto Buenos Aires

Seguidores:
18
Opiniones:
44
Votos:
95
Compartir:

La cultura histórica de la enseñanza del diseño no es sino el emergente de una forma de pensar y hacer diseño. Resulta —por lo menos— antigua la concepción de una propuesta pedagógica para la enseñanza del diseño, que centre su mirada en el producto, considerando el erotismo formal como el propio contenido de una imagen.

«centrar la mirada solo en el producto, es no reconocer que existimos». (John C. Jones)

La calidad estética del producto es un atributo cultural que le es propio, pero no su función primordial. Es entonces significativo que se articulen erróneamente los ejes de los contenidos programáticos conceptuales con las experiencias prácticas de resolución de configuraciones visuales. La reflexión teórica a partir del hacer en el aula-taller se constituye en la formulación de una propuesta pedagógica que basa su metodología didáctica a partir de una aproximación consensuada a los principios esenciales del diseño.

El diseño como proceso

El enfoque comunicacional del diseño contiene un principio esencial: el «diseño» no es el producto, es el mensaje. No es la manifestación material de formas visuales sino el proceso que conduce a la obtención del producto o del mensaje. El principio postula que el diseño (design) no es exclusivamente la expresión final de la forma visible, sino la planificación y el proceso de creación y elaboración por medio del cual el diseñador traduce un propósito en un producto o un mensaje, en tanto resultado de dicho proceso.

Tradicionalmente se consideran «diseños» los apuntes, los esbozos y bocetos, los dibujos, y también los objetos caracterizados por una cierta componente estética. Pero un dibujo no es diseño, sino un dibujo, y una silla no es el diseño sino una silla. Se hace necesario recordar aquí a René Magritte (Bélgica 1898-1967)  y su fantástica y sintética declaración gráfico-textual: «Ceci n’est pas une pipe».

Lo que introduce la idea moderna de design es el hecho de que, ya se trate de un dibujo o un objeto, estos nacen de un proceso, un plan mental, un «programa» o «proyecto» que incluye una performance, una estrategia del mismo hacer. El design es el proceso, desde que se inicia la concepción del trabajo hasta su formulación final pasando por las hipótesis tentativas del diseñador —mentales y energéticas— que sucesivamente marcan los pasos internos y el desarrollo del proceso. O sea que «diseño» es lo que podemos concebir como una ingeniería interna de la elaboración y puesta en forma de mensaje o de producto.

Al poner así especialmente de relieve el proceso productivo, el design sobrepasa la acepción tradicional de dibujo, imagen, figura u objeto. El concepto moderno de «diseño» trasciende lo que es exclusivamente gráfico, visual y hasta objetual. Así se diseñan «cosas» que nada tiene que ver con los «objetos» del diseño industrial o con los «mensajes» del diseño gráfico.

Lo que define pues al diseño —y a la comunicación misma— es: 

la existencia de un propósito; el conocimiento de los datos de base y la posesión de las técnicas para realizarlo; la disposición de los medios materiales necesarios; el proceso temporal de planificación, creación y ejecución por el cual se materializará finalmente el «propósito» en una forma. 

Diseño es pues, la expresión planificada de un propósito, poniendo el acento de esta definición, tanto en la idea de «planificación» y de proceso, como en la de «expresión» material y el «sentido» resultante de lo anterior. El proceso de diseño no es un proceso lineal, sino interactivo. Es un constante regresar al principio, o alternativamente a las etapas intermedias, hasta conseguir la certidumbre, la consistencia de la solución que se está desarrollando.

La enseñanza del proceso en el proceso de enseñanza

Si no se reformulan y actualizan las metodologías de enseñanza del diseño, si finalmente no se debate sobre las cuestiones inherentes a los procesos de enseñanza-aprendizaje, que partan de un acuerdo en tanto objetivos de conocimiento, no se podrá avanzar en la modernización de la educación del diseño. Hoy, la enseñanza del diseño es una actividad  que padece de ausencia de reflexión sobre si misma. Constituye un hacer carente de teoría, una praxis sin conocimiento.

Se deberá tomar como estrategia aquello que enuncia la Teoría de la Comunicación, que podría adaptarse al medio de esta manera: en primer lugar, reconocer su público objetivo y se planteará con rigor cuál es el conjunto de conocimientos y cuál es la capacidad de esfuerzo que pueden poseer los individuos que forman parte de ese público objetivo.

El docente deberá traducir el mensaje (programa-objetivo-conocimiento) de tal forma que el mensaje global y cada una de sus partes en sí misma queden dentro del nivel de inteligibilidad de su público objetivo (alumnos), pero también dentro de su capacidad de esfuerzo.

Entonces no basta simplemente con »hablar», sino que es preciso que el número global de elementos originales transmitidos sea compatible con la capacidad de atención de los destinatarios. Resulta habitual el error de sobreestimar la capacidad de atención del individuo, aún cuando el mensaje proporcionado sea de sustancia simple. Esta situación no deberá confundir y confluir en la subestimación del receptor, sino en precisar la real estimación de sus capacidades.

Se hace necesaria la clarificación precisa de los conceptos y una exposición metodológica y técnica acompañada de ejemplos y análisis de casos que faciliten la comprensión correcta y estimulen el potencial creativo individual y colectivo.

La didáctica moderna parte del postulado fundamental de que hay diversas maneras de realizar cualquier tarea, una de las cuales será siempre la mejor y la más eficiente. En la enseñanza, la determinación de esa «mejor manera» dependerá de la capacidad docente para concebir los objetivos educacionales y, sobreponiéndose a la rutina, transformarlos en la cosa viva, actuante, dinámica, esencialmente formativa, que sirva al desarrollo integral del alumno. Ese cometido es viable si hay una correcta adecuación entre los medios y los fines, esto es entre los procedimientos y recursos adoptados, y los objetivos previstos.

La didáctica es la disciplina pedagógica de carácter práctico que tiene por objetivo específico la técnica de la enseñanza, esto es la técnica de dirigir y orientar eficazmente a los alumnos en su proceso de aprendizaje. Definida la relación con su contenido, la didáctica es el conjunto sistemático de principios, normas, recursos y procedimientos específicos para orientar con seguridad en el aprendizaje de los contenidos de los programas, teniendo en vista sus objetivos educativos.

No existe una «mejor técnica de enseñanza» en términos absolutos y determinables a priori; pero, dentro de las circunstancias inmediatas de la realidad, es siempre posible determinar cuál es, en cada caso, la técnica de enseñanza más factible y aconsejable; para eso se exige comprender y discernir todos los datos de la situación real inmediata sobre lo que se va actuar.

Didáctica no es sinónimo de metodología. La metodología estudia «el método en si», y como tal, es sólo una parte de la didáctica. El estudio del método disociado de la configuración didáctica, es una investigación abstracta y poco profunda que fragmenta la complicada realidad vital que caracteriza la enseñanza del diseño.

No es la asignatura en sí la que ocupa el foco de atención del profesor, sino los alumnos como aprendices de esa asignatura; ellos deben ser estimulados, orientados y guiados en el proceso de aprendizaje. La asignatura es sólo el reactivo cultural utilizado. El interés deberá estar entonces centrado en los alumnos y no en el reactivo cultural, que no es más que uno de los medios empleados.

La técnica docente no puede consistir en una mecánica rígida e invariable. Tiene que ser más bien una técnica directiva, flexible, alerta y ajustable a todas las circunstancias, avances y retrocesos, titubeos y fracasos, impulsos, entusiasmos y depresiones, revelados por los alumnos durante su experiencia de aprendizaje. Esto significa dejar de lado métodos antiguos, rígidos y estereotipados.

La enseñanza para ser eficaz, debe configurarse como actividad inteligente, metódica y orientada por propósitos definidos. Los grandes males que debilitan la enseñanza y restringen su rendimiento son  la rutina, sin inspiración ni objetivos, y la improvisación, dispersa, confusa y sin orden. La mejor herramienta frente a ello es la planificación, que garantiza la mejora continua y el progreso metódico hacia los objetivos definidos.

«El objetivo, significa la previsión del término o del resultado probable de nuestra acción. Actuar con un objetivo previsto es actuar inteligentemente; redunda siempre en actividades dispuestas y ordenadas para alcanzarlo. El objetivo es, pues, el principio que gobierna y dirige nuestra actividad e influye en cada uno de los pasos que damos para llegar a él».
(John Dewey, Democracia y educación)

Se hace necesario establecer, que el proceso en términos de la enseñanza-aprendizaje del diseño, será cubierto por el progreso del programa hacia sus objetivos y no del avance, si solo se entiende por avance el «ir hacia adelante».

El método de análisis de casos, en la enseñanza del diseño, contribuye al análisis crítico y al acercamiento a las teorías. Partiendo de hechos reales y concretos existentes en el ambiente inmediato, para llegar desde allí, junto con los alumnos, a la abstracción, a la generalización y a la formulación teórica, a través de la reflexión y el raciocinio.

De las evaluaciones

Ante la falta de claridad y control sobre los parámetros de evaluación, interviene la arbitrariedad, y esto es irresponsabilidad. En  los siglos pasados prevalecía el régimen heredado de la Edad Media, de hacer un solo examen final oral para verificar el rendimiento de los alumnos. Denominaban a tal examen oral periculum, porque en esa media hora de peligro se decidía la suerte del alumno: promoción o reprobación. Lo llamaban también dies irae, porque el final de cada prueba era seguido de merecidos elogios o de severas y rencorosas reprimendas dadas por los profesores al alumno deficiente. Era su veredicto final.

Si se trata de evaluar conocimientos, entonces se hace necesario definir «conocimientos» en su exacto sentido de dominio reflexivo de conjuntos conceptuales y de su aplicación en el desenvolvimiento de raciocinios y en la solución de problemas teóricos o prácticos. Queda claro en este sentido, que si en un acto de evaluación solo se pone en juicio la resolución de problemas prácticos de diseño, entonces el acto evaluatorio es parcial y por tanto no refleja el resultado del progreso del alumno a lo largo del programa de la asignatura.

El resultado final de un acto de evaluación se traduce concretamente como aprobación o reprobación. Los alumnos considerados aptos para continuar sus estudios en estadios más avanzados son aprobados y pasan a una instancia superior donde deberán resolver problemáticas de diseño de mayor complejidad o tomarán asignaturas del Plan de Estudios, en las que se darán por superados instancias anteriores. Teniendo presente además, el carácter vinculante de los conocimientos adquiridos en cada una de las asignaturas, se hace necesario tener nociones bien definidas de las consecuencias prácticas del juicio emitido por los profesores sobre los exámenes realizados por los alumnos. La aprobación otorgada con justicia y fundada en evidencias objetivas y múltiples del aprovechamiento real efectuado por el alumno, acredita su aptitud para proseguir. 

Pero cuando la aprobación es fruto de la benevolencia e inmerecida, se vuelve perjudicial para el alumno y desmoralizante para el grupo. Es perjudicial, porque el alumno avanza sin la base necesaria y encontrará dificultades generalmente insuperables en la resolución de problemas de mayor complejidad. Es desmoralizante para el propio profesor, porque cuando se distingue por su benevolencia, pierde su prestigio y su autoridad.  Se instala la imagen complaciente y consecuentemente lleva la productividad a niveles ínfimos, la desidia se vuelve denominador común.

La solución para este problema no será ciertamente que el profesor se vuelva transigente y apruebe indiscriminadamente a todos sus alumnos para ocultar el fracaso de la enseñanza. Consiste, eso sí, en revisar y mejorar su técnica didáctica a fin de capacitar a sus alumnos para afrontar los exámenes con perspectivas de éxito. La manipulación de las evaluaciones con propósitos de retención o como metodología de encubrimiento del bajo rendimiento, no hace otra cosa que desacreditar a la totalidad del plantel de educación.

No será la solución, la atadura a una modalidad de enseñanza, la desaprobación injusta, el desaliento, ni el centrar tozudamente el eje en el producto dejando de lado la riqueza del proceso como se modificarán los logros, de hecho sólo se cortará a legiones de alumnos la posibilidad de desarrollar estudios y no se cumplirá la misión de la educación en el campo de diseño.

La aprobación honesta, justa y conciente es y debe ser la resultante normal del trabajo realizado  con objetivos definidos y con propósitos educativos. La observancia y la búsqueda de nuevas alternativas en la enseñanza de diseño, con normas didácticas, seguidas con inteligencia y sentido de la oportunidad, asegurará  la eficiencia y por tanto mejorará el índice de rendimiento.

Seguidores:
18
Opiniones:
44
Votos:
95
Compartir:
Código QR de acceso al artículo El proceso de diseño, por sobre el objeto de diseño

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Jorge Gaitto

Más artículos de Jorge Gaitto

Título:
Contra las justificaciones forzadas
Sinopsis:
Propongo una reflexión sobre cierto tipo de argumentos que muchos diseñadores gráficos utilizan para justificar sus trabajos.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Genesis Galvao
0
Genesis Galvao
Hace un año

Naguara me encantó

0
Responder
Retrato de Andrea Prado
0
Andrea Prado
Jun 2011

Profesor Gaitto, como ud dice, no existen parametros evaluativos universales y por tal razon, la mayoria de proyectos de diseño, por no decir todos, se ven sometidos a juicios «evaluativos» arbitrarios por parte del evaluador, en otras palabras, solo cuenta el angulo de vision desde el cual el evaluador observa el proyecto. Como estudiante de diseño de noveno semestre de la universidad Jorge Tadeo Lozano veo que esto pasa a menudo; el angulo de vision del estudiante, aunque este en el «mismo» punto focal que el del evaluador, el evaluador siempre vera cosas diferentes.

0
Responder
Retrato de Carolina Bello
1
Carolina Bello
Jun 2011

Me parece muy interesante la forma como ve y se apropia de el diseño , como un conjunto de procesos y planificaciones. En este sentido veo el diseño mas allá de un objeto como representación tangible, se trata de generar procesos «diferentes e innovadores», que tengan la «fortuna» de llegar a los corazones de los seres humanos, y de esta manera logren cambiar o transformar pensamientos, costumbres, experiencias o sensaciones, a traves de acciones de diseño, de forma participativa, donde todos estan dispuestos y comprometidos, hay acuerdos colectivos y por lo tanto un aprendizaje colectivo.

0
Responder
Retrato de Carlos Diaz
0
Carlos Diaz
Jun 2011

soy estudiante universitario de ultimo año y no estoy de acuerdo con ud cuando dice que el dibujo no es diseño, todo empieza como una idea y por lo tanto, concidero que el dibujo es un medio de expresion y visualizacion de la misma, por lo tanto, esto lo convierte automaticamente en parte del proceso, claro esta que no es el unico medio de representacion existente y segun lo que comprendi (y es muy posibemente pueda equivocarme) segun ud el proceso es sumamente importante, pero de que sirve un proceso si no se llega a un resultado???

0
Responder
Retrato de Daniel Mosquera
0
Daniel Mosquera
Jun 2011

El sistema educativo está mal. cada vez segmenta el proceso de aprendizaje, lo hace más competitivo en vez de «vinculativo» (integral). el proceso de designar lo hacemos desde el momento mismo en que pensamos, objetualizando(acción).

El proceso es la transformacion del entorno a nuestro favor. la meta del diseñador ahora es crear objetos que nos alejan cada vez más de la escencia de las cosas, en vez de devolvernos lo humano, tanto criticamos los estates y se nos cae la baba viendo sus productos en escaparates. ahi está reflejado la enseñanza «objetiva» del diseño. el verdadero objeto une.

0
Responder
Retrato de Miguel Angel Gonzalez R.
45
Miguel Angel Gonzalez R.
Jun 2011

Me quedo complacido de leer es valioso artículo, considero de mucha importancia la constante evaluación que debe realizar el docente sobre sí mismo, es decir, una vez concluida la clase, es importante que el docente tome un tiempo para analizar como se desarrolló la misma, cuales fueron los aspectos relevantes y cuales tal vez no estuvieron en el nivel esperado. A la final el proceso enseñanza - aprendizaje se desarrolla entre seres humanos y como tal, la reflexión y la auto-evaluación constante, es vital para ajustar continuamente.

0
Responder
Retrato de Juliana Madrid-Malo
0
Juliana Madrid-Malo
May 2011

Pienso es importante darle una visión nueva al diseño en nuestro país Colombia, ya que para muchos éste todavía no es algo que genere gran impacto, como diría anteriormente Ximena Rometo existe un distanciamiento entre el diseño y lo industrial, y no se ha logrado generar un solo aspecto en cuanto a lo que llamaríamos diseño industrial. Sería importante generar entre todos nosotros, estudiantes y profesores del diseño de forma colectiva, lograr un nuevo punto de vista sobre lo que es el mismo. Para mí sería grato y de enorme felicidad lograr que el diseño se extendiera a nuevas fronteras.

0
Responder
Retrato de Maria Fernanda Perilla Buitrago
1
Maria Fernanda Perilla Buitrago
May 2011

Bueno entonces me preguntaria ¿cuales son los paradigmas del diseño?, los mas fuertes, de los que se derivan el resto y si son convenientes romperlos todos, a demás si para todos el concepto paradigma es el mismo, unificar conceptos nos hace fuertes como comunidad, recordando lo que mi compañera Lina Ma Rodriguez leyó en la relatoria a cerca de la historia de la torre de Babel, por hablar la misma lengua podían hacer lo que quisieran... para empezar a pensar en conceptos unificados hay que dejar de pensar el definiciones como absolutos y empezar a ver complementarios en nuestro conocimiento.

0
Responder
Retrato de Diego Blanco
0
Diego Blanco
May 2011

De acuerdo con lo que dice mi compañero Francisco Sanchez es indispensable que desde la vida universitaria se fomente la creacion de comunidades que ayuden a llegar a la industria ya que el trabajo en equipo esta siendo indispensable en estos momentos. De otra parte el diseñador debe atreverse a explorar nuevos caminos y no quedarse solamente en lo que conoce y maneja es decir romper el paradigma y atreverse a entrar en donde los otros no lo han hecho.

0
Responder
Retrato de Francisco Sánchez
0
Francisco Sánchez
May 2011

Seria bueno entonces crear un lineamiento que partiera desde el inicio de la vida universitaria, creando comunidades creativas donde se logre interactuar entre todos teniendo como objetivo poder lograr llegar a la industria, para que todo este trabajo se pueda poner a prueba en los que en teoría deberían ser nuestros evaluadores del trabajo. Aunque no estaría demás tener el acompañamiento de la industria dentro del proceso creativo, podrían aportar mucho mas para el desarrollo de nuestro trabajo

0
Responder
Retrato de Ximena Romero
0
Ximena Romero
May 2011

Soy compañera de Andres Wilches, y estoy de acuerdo en que el diseño industrial, en nuestro país, se encuentra estancado por esa distancia que existe entre la industria y el diseño, que como bien dice usted, que al no modificar la educación del diseño desde el replanteamiento de las metodologías de enseñanza, se crea el puente con Michael Montaigen, al decir que la educación debe ser el conocimimento visto desde la experiencia, no desde el cumulo de conocimiento abstracto sin objeción alguna, que en la practica dentro de la academia es la razón de ejecutar resultados muy poco factibles

0
Responder
Retrato de Julian Castro
0
Julian Castro
May 2011

Profesor Gaitto acerca de su posición en cuanto al diseño y el aprendizaje, considero, ya que estoy en la universidad aún; es muy cierto; ahora quienes (con excepcione) se concentran en la enseñanza del diseño se detienen en la búsqueda afanada de un resultado un poco vacío y muchas veces no tienen en cuenta el proceso que conlleva la búsqueda de ese producto.

0
Responder
Retrato de Andrés Wilches Velásquez
0
Andrés Wilches Velásquez
May 2011

Mientras academia e industria no interactúen constantemente en pro de las comunidades, los resultados de talleres y tesis de grado seguirán quedando en su mayoría en estantes bibliotecarios. Desde la preparación profesional se debe interactuar con las personas, buscar y/o mejorar canales comunicativos eficientes entre los actores implicados (profesores, alumnos, usuarios). Como podemos lograr que los resultados de los procesos de diseño impacten de manera positiva y a gran escala en las comunidades trabajando desde la academia?

0
Responder
Retrato de Fernando Urroz
0
Fernando Urroz
Abr 2011

estimado jorge, realmente es un precioso articulo que ha publicado y estoy de acuerdo que a lo que se le conoce como diseño, es al proceso y desarrollo de soluciones mediante las técnicas y herramientas que conocemos, al buscar una solución de un problema, es ahí donde esta el verdadero sazón del diseño y no en el resultado, es algo que tenemos que tener conciencia todos los diseñadores..

0
Responder
Retrato de Daniela Arévalo Camargo
0
Daniela Arévalo Camargo
Abr 2011

Maria Fernanda me parece super interesante lo que planteas, sobre todo, lo del cambio, seria bueno especificar que el cambio es fundamental para poder avanzar en nuestros pensamientos y la construcción de éstos, pero una buena pregunta es; ¿Como vamos a lograr ese cambio?, ya que hay gente que se aferra a lo que conoce y le da miedo experimentar caminos nuevos y desconocidos. Con respecto a lo que dice Andres, es cierto que el profesor ya hace clase persona a persona, pero;¿Como se da esa relación, por imposición o por una participación mutua?ya que esto afecta el comportamiento de la persona.

0
Responder
Retrato de Maria Fernanda Perilla Buitrago
1
Maria Fernanda Perilla Buitrago
Abr 2011

Acerca de lo que hablan Andrés, Julián, Laura, Valeria entre otros yo creo que lo que como diseñadores hemos empolvado un poco ha sido el SENTIDO COMUN, de COMUNidad, de COMUNicación, que nos llevan a no embelesarnos y ostentar como terminado de desarrollar el titulo que tenemos sino saber que toda cambia y se adapta, porque el aferrarnos a lo «seguro» es lo que hace que detengamos un proceso natural independientemente de los roles que tengamos, por ejemplo hay muchos estudiantes opinando aquí, pero ahora es nuestra responsabilidad el cómo actuemos para cambiar nuestro entorno próximo, para aportar a la construcción de un futuro probable y deseables

0
Responder
Retrato de Andrés Ricardo Rodríguez Dallos
1
Andrés Ricardo Rodríguez Dallos
Abr 2011

En cuanto a lo que dice julián pienso que la mayoria de profesor ya hace clase persona a persona, sin embargo es el estudiante quien no opta por participar activamente en esa relacion, muchos estudiantes esperan recibir todo del maestro sin questionar el porque, para que o como, existen alumnos que de verdad quieren crecer como profesionales y discuten aquello que les interesa, el punto de vista del alumno es tan valioso como el del maestro pero pocos estudiantes se lanzan a una discusion por el miedo de la figura autoritaria del maestro.

0
Responder
Retrato de Julian Brau
0
Julian Brau
Abr 2011

El rol del diseñador ha cambiado últimamente en cuanto a las nuevas metodologías de enseñanza pero observo que en la universidad solo es hasta el final el trabajo colectivo que hacemos a la hora de realizar un proyecto, y por lo que he hecho últimamente con la elaboración de mi proyecto de grado he observado que es de gran efectividad a la hora de ver los resultados, el trabajo en conjunto, porque no empezar desde el principio? Si se han visto buenos resultados, porque la mayoría de profesores realizan la clase de profesor-alumno, pero no se discute? el punto de vista del alumno no es valioso?

0
Responder
Retrato de Laura Zea
0
Laura Zea
Abr 2011

Comparto lo expuesto en este articulo, ya que actualmente vivo un experiencia similar en cuanto a metodología grupal, evidenciando efectos notorios que tiene el trabajo colectivo, permitiendo a los estudiantes tomar decisiones y acciones independientes en el proceso de diseño, teniendo en cuenta no solo una perspectiva que generalmente es la del profesor (actuando el profesor como un facilitador motivador y tutor) si no 14 perspectivas diferentes que proporcionan diversas formas e ideas de plantear 14 diferentes proyectos por medio de procesos de reflexión grupal.

0
Responder
Retrato de Alfredo Gutiérrez Borrero
281
Alfredo Gutiérrez Borrero
Abr 2011

Valeria, tu comentario llama mucho mi atención, soy profesor de Diseño Industrial en Bogotá, Colombia y pienso como el colega Jorge Gaitto, que «no es la asignatura en sí la que ocupa el foco de atención del profesor, sino los alumnos como aprendices de esa asignatura»... señalas tú que «ves bien aplicado en clase con el profesor Gaitto lo que el artículo plantea», por eso te invito a que tú, u otros de tus compañeros o el propio profesor Gaitto nos compartan, en este foro, más de sus experiencias en esas clases, podríamos cruzar mutuos puntos de vista sobre dinámicas comunes. ¡Gran aporte!

0
Responder
Retrato de Valeria Cantaluppi
0
Valeria Cantaluppi
Abr 2011

Es una sorpresa encontrar esta web y aún más encontrar este artículo, porque estoy cursando en su cátedra de tipografía los sabados. Me parece muy interesante lo que plantea y lo veo bien aplicado en las clases, realmente es un ejemplo el grupo de ayudantes que tiene la cátedra, tienen mucho entusiasmo y se esfuerzan en enseñar y en que no queden dudas, nos siguen en los procesos y tambien hacen incapié en las correciones y realmente se ve el progreso. Espero encontrar más docentes como estos a lo largo de la carrera. Felíz día diseñadores gráficos!

0
Responder
Retrato de Ximena Romero
0
Ximena Romero
Abr 2011

El diseño como resultado concreto entre la adquisición de conocimientos y la experimentación entre diseñador y sus usuarios directos, tan solo llega a darse cuando en verdad se reconocen los puntos específicos a trabajar y solucionar, y de la mano de la construcción en colectivo se deja de lado la evaluación en el diseño, basada solo en el proceso de escalar peldaños de asignaturas con «aprobación» de un conocimiento, ya que estoy de acuerdo con usted, al decir que es perjudicial para el estudiante porque al tener metodologías rígidas se pierde la educación, el aprendizaje en el diseño.

0
Responder
Retrato de Diego Blanco
0
Diego Blanco
Abr 2011

Estoy de acuerdo con usted profesor Gaitto en el planteamiento que hace en este articulo en el que el diseño no es solamente el producto final al que se llega, sino todo el proceso que se realiza para llegar al mismo. De otra parte es interesante trabajar en equipo ya que el rol del diseñador y el diseño han cambiado significativamente asi como las formas de enseñanza y la manera en como abordamos el conocimiento. En mi caso en particular estoy terminando diseño industrial y con nuestro asesor de proyectos se estan llevando a cabo dinamicas de trabajo en grupo para retrroalimentar los proyectos.

0
Responder
Retrato de Juliana Madrid-Malo
0
Juliana Madrid-Malo
Abr 2011

Es interesante plantear metodologías de estudio para hacer diseño y poder definirlo. El trabajo colectivo en diseño es grato al mismo tiempo funcional, varios puntos de vista generan más conocimiento y apreciación para los proyectos. Pero me pregunto, ¿Estarán la academia, los estudiantes y profesores, preparados para el trabajo colectivo y el pensamiento en conjunto? Es un punto fuerte, debería darse en los primeros ciclos, es una dinámica clave que ayuda al mejoramiento de proyectos, y a los estudiantes y profesores a crear lazos de estudio.

0
Responder
Retrato de Diana Molina Robles
0
Diana Molina Robles
Abr 2011

Untarnos de diseño al diseñar. Como estudiantes estamos acostumbrados a planchas impecables que realmente no reflejan el modo en que se interiorizaron conceptos importantes para el futuro diseñador durante el proceso de creación. Es común escuchar que en la academia no se da una carta de instrucciones para que alguien aprenda a diseñar, que se dan herramientas, pero dichas herramientas suelen quedar sin un contexto en donde ser útiles porque el estudiante desconoce su aplicación más allá de una materia específica como el autor lo explica y entre materias suele faltar un elemento articulador.

0
Responder
Retrato de Francisco Sánchez
0
Francisco Sánchez
Abr 2011

Comparto gratamente el pensamiento el cual usted expone, creo que es de gran importancia pensar en colectivo cual es el camino que debe recorrer el Diseño, porque así los resultados obtenidos logran ser mejor estructurados, de hecho para realizar nuestros proyectos de grado, conjunto a mis compañeros en workshops exponemos nuestros proyectos buscando mejorarlos cada vez más. Para que al final los profesores evalúen el resultado, pero me surge una pregunta, son los profesores los que deben evaluar el resultado del proceso? o acompañarlo y dejar que los directamente implicados lo hagan? usuarios

0
Responder
Retrato de Julian Castro
0
Julian Castro
Abr 2011

Me parece muy interesante la conceptualización que hace en este articulo, ya que focaliza el diseño como un proceso y no solo como un resultado (concepto que durante mi carrera pensé era lo contrario), es mas, usted se concentra en la experiencia del diseñador como un conteo de esfuerzos que tienen un fin pero realmente exalta el proceso por su tarea y sacrificio para llegar a ese fin y no solo como el resultado de una secuencia que no es reconocida sino como una cadena de esfuerzos que tienen más valor que el mismo producto.

0
Responder
Retrato de Christian Valencia
0
Christian Valencia
Abr 2011

Actualmente me encuentro finalizando D.I. y con mi grupo y asesor de grado se esta empleando un método de diseño colectivo que procura que los proyectos individuales sean moldeados conjuntamente, esto logra romper la dinámica profesor-alumno, además, genera en el estudiante un enfoque holístico sobre su proceso de diseño que lo llevan a considerar al diseño como un conjunto creativo, teórico, argumentativo y propósito que llevan a un fin, no obstante, la estructura académica presente es algo ajena a este método, y es aquí donde surge una inquietud, como lograr diseñar un proceso de enseñanza y aprendizaje colectivo por sobre la enseñanza conservadora profesor/alumno?.

0
Responder
Retrato de Paola Sánchez Torres
0
Paola Sánchez Torres
Abr 2011

Me parece relevante la perspectiva comunicacional del diseño, donde lo que hacemos como diseñadores es ser emisores de un mensaje que cobra sentido, cuando el receptor personalizado por el usuario lo apropia y le otrorga un significado. Debido a la intermedicación y códigos formales que permiten que el receptor comprenda mediante canales comunciativos ( el medio es el diseño), valiendose de la estética y resignificación del uso, por medio de esos modelos de comportamiento que reflejan su cultura. Es por esto, que el ¡diseño debe tener enfoques antropocentristas!

0
Responder
Retrato de Lina Mª Rodríguez Gómez
1
Lina Mª Rodríguez Gómez
Abr 2011

Estoy de acuerdo con los puntos que plantea usted en este artículo, pero así mismo me surgen una gran cantidad de inquietudes de cómo deben ser estos modelos integrados a la academia, teniendo en cuenta contextos externos a ella. Por ejemplo en la industria se hace especial énfasis en el resultado y en los objetivos que se plantearon alrededor del resultado, pero todo el proceso que fue implicado en ese posible resultado es olvidado frente a la efectividad que la empresa pueda generar.

0
Responder
Retrato de Leda María Muñoz Henríquez
0
Leda María Muñoz Henríquez
Abr 2011

Excelente!! Yo, no obstante, centraría el proceso más en el aprendizaje que en la enseñanza. Si bien prevalece la arraigada idea de que la enseñanza del diseño debe evaluar el producto o resultado como único objeto y fin, el proceso de diseño es imprescindible, y debe ser evaluado como la parte más importante de la enseñanza, porque se relaciona, precisamente, con el proceso de aprendizaje de alumno cuando, mediante una actitud crítica frente a lo que se le enseñanza, se forja sus propias estrategias y métodos de trabajo más allá de las que aprende en el aula, como el recurso que se lleva y lleva consigo para ejercer la profesión con excelencia y diferenciación.

0
Responder
Retrato de José Benites Urbina
0
José Benites Urbina
Abr 2011

Un buen tema para la enseñanza, felicitaciones!. el proceso de analizar, organizar, integrar y presentar rutas, ha sido, es, y será la metodología que dará más opciones para un diseño que funcione. El tener niveles medibles de logro en el área académica, creo que justifica la evaluación, la hace más honesta y conciente para el alumno y cuando expone su trabajo, se da cuenta de sus logros y falencias.

0
Responder
Retrato de Victor Rivera
0
Victor Rivera
Abr 2011

me parece, importante la posicion que se tiene acerca del diseño, y es algo que se evidencia en todas las escuelas, en su mayoria.

el tratar de sincronizar las tres funciones del diseño en su praxis academica, es una labor que tiene que ser objetiva, para hacer mas claro el ejercicio en cuanto a la emision del mensaje iconologico y iconografico segun lo que se quiera

0
Responder
Retrato de Candelaria Moreno
5
Candelaria Moreno
Abr 2011

Felicitaciones, muy bueno el articulo. Comparto las preocupaciones por la evaluacion justa y es por eso q considero imprescindible establecerniveles minimos de logro, asi como criterios de evaluacion claros y facilmente medibles, con rubricas que permitan al profesor evaluar con eficiencia y al alumno tener la claridad de sus logros o lo que le falto para alcanzarlos.

De esa manera, todos felices!

0
Responder
Retrato de Sebastián Trapolini
0
Sebastián Trapolini
Abr 2011

Excelente!

Siendo alumno me frustraba que los docentes improvisen y lleven sus clases según el humor diario, sin visualizar un objetivo y una planificación por detrás.

Ahora que estoy frente a un grupo de alumnos, planifico las clases tal como a mí me hubiese gustado recibirlas. Soy bastante exigente para conmigo y siempre busco fomentar la investigación y el proceso por sobre lo que es un resultado gráfico.

Gracias por el artículo, me es de mucha ayuda.

0
Responder
Retrato de Alfredo Gutiérrez Borrero
281
Alfredo Gutiérrez Borrero
Abr 2011

Profesor Gaitto: grato encontrar su prosa robusta plena de meditación práctica que propicia reflexión en quienes leemos (y acaso invita en un futuro de mediano plazo a hacer eco o a plantear algún contraste desde la propia experiencia docente). Cuando observo cómo ha ido floreciendo un diálogo bien elaborado, bien planeado y bien proyectado, validado en textos de calidad, comienzo a creer que el ejercicio propiciado por este foro está estructurando una comunidad sólida que posicionara el diseño con mayor fuerza en grandes grupos humanos. Escribir es existir. Leer es vivir.

0
Responder
Retrato de Claudio Medin
1
Claudio Medin
Abr 2011

Me preocupa el silencio de algunos profesores argentinos (solo vienen posteando desde el exterior). Esto, más la necesidad del colega de expresarse en este artículo quizás sea un reflejo de que algo está en crisis dentro de la educación de diseño en varios puntos de nuestro país. Comparto totalmente la visión de Gaitto, que es con la que me formé como alumno en la Facultad de Bellas Artes de la Plata en los ´80 y es la que transmito a mis alumnos en la misma unidad académica. Los 50 años de formación universitraria en diseño de la FBA-UNLP parecen no ser en vano... Gracias Gaitto por un poco de «aire fresco» en la web.

0
Responder
Retrato de Mario Aldrey
0
Mario Aldrey
Abr 2011

Comparto lo planteado en este interesante artículo solo en un entorno educativo del diseño, no así en la vida real, donde el contraste de la comunicación real a la esperada es lo que importa.

0
Responder
Retrato de Jorge Cruz
0
Jorge Cruz
Abr 2011

Bravo!!, es un excelente y muy preciso ensayo acerca del proceso de enseñanza del diseño. Me parece necesario ademas y para fortalecer su artículo, comentar la importancia de formar a los docentes de Diseño en el arte de educar, pues no siempre los buenos diseñadores son buenos maestros. esto es una labor compartida con la institución y no solo del diseñador/docente.

0
Responder
Retrato de Jonathan Pedraza
8
Jonathan Pedraza
Abr 2011

El diseño es el proceso, o procesos, a través del cual se desarrollan artefactos. Decir que el diseño es la planeación, es tan equivocado como decir que solo es el producto. Los diseños son conceptos, los cuales siempre están cambiando, adaptandose a diferentes necesidades. Por eso la palabra latina «DE+SIGNARE» es un infinitivo, por que los procesos que lo componen no terminan ni cuando el artefacto es usado o estudiado.

Por eso no se puede enseñar diseño a menos que se entienda, que procesos componen al diseño. El único método funcional en la enseñanza del diseño es el método genealógico.

0
Responder
Retrato de Suzana Dias
0
Suzana Dias
Abr 2011

Durante muitos anos ensinei design de comunicação através de um forte enfoque no processo e nos conceitos. Ensino agora teoria do design e importo para a sala de aula o mesmo sentido - a aprendizagem tem de ser feita através de uma participação activa do aluno. Contudo reconheço que no sistema de bolonha e no mercado de trabalho actual este tipo de ensino se encontra DESAJUSTADO. Existe o deslumbre pelo ʼerotismo formalʼ e pelo imediato porque dá uma ilusão de qualidade e realização de objectivos. A prática sai a ganhar à teoria. O que fazer mais para mostrar que ambas são complementares?

0
Responder
Retrato de Mayra Ruiz
0
Mayra Ruiz
Abr 2011

Después de 6 semestres en la carrera de DIN, me he dado cuenta que el concepto «diseño» lo concebía erróneamente, pues se hizo costumbre que al momento de hablar sobre aspectos técnicos del proyecto desarrollado, terminaba expresando la palabra diseño, como si fuera el producto final. No culpo a los maestros, y tampoco critico su método de ensañanza, pero sí estoy de acuerdo en que hoy en día ya no reflexionamos sobre los conceptos que manejamos coloquialmente; tristemente se dá por hecho que los alumnos ya conocemos y sabemos distinguir un producto de diseño y el diseño del producto.

0
Responder
Retrato de Fausto Zuleta
6
Fausto Zuleta
Abr 2011

«O sea que «diseño» es lo que podemos concebir como una ingeniería interna de la elaboración y puesta en forma de mensaje o de producto». Simplemente genial.

Este artículo, me deja una buena sensación y creo que plantea excelentemente el «rediseño» de las academias actuales iberoamericanas, lo que resulta necesario y con lo que estoy completamente de acuerdo. Además, creo profundamente en el «rediseño» de las competencias finales de los alumnos, profesores y de nuestra disciplina. Felicitaciones al autor.

0
Responder
Retrato de Jonathan Pedraza
8
Jonathan Pedraza
Mar 2011

«Diseño gráfico» no es una palabra redundante, sino la descripción de «el acto de diseñar + la especialización en desarrollar artefactos gráficos». Un método no es más que la mecanización del acto de diseñar. Por tanto no es conveniente enseñar un método, pues sería la generalización de un acto que nunca es igual.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de José Manuel Carrión
Autor:
José Manuel Carrión
Título:
Consumismo y asombro
Sinopsis:
El influjo que ejerce el consumismo audiovisual de los jóvenes actuales limita su capacidad de asombro.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
69
Opiniones:
41
Seguidores:
9
Logotipo de FOROALFA
Autor:
FOROALFA
Título:
Debate: ¿Cuáles son las teorías propias del diseño?
Sinopsis:
Son muchos los diseñadores que reconocen la existencia de teorías del diseño. ¿Cuáles son esas teorías desarrolladas en el seno de la disciplina?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
77
Opiniones:
99
Seguidores:
566
Ilustración principal del artículo ¿Cómo piensa el diseñador para crear?
Autor:
Mara Serrano
Título:
¿Cómo piensa el diseñador para crear?
Sinopsis:
Existen diferentes expertos que analizan el proceso creativo al diseñar; inspirada en ellos y como resultado de todo un año de investigación aquí presento mi propuesta.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
58
Opiniones:
21
Seguidores:
36
Retrato de Jesus Gaytan
Autor:
Jesus Gaytan
Título:
Docente a tiempo completo: modelo en crisis
Sinopsis:
Resulta necesario que las universidades revisen el actual perfil de sus planteles de docentes de diseño para no repetir un error pedagógico evidente.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
123
Opiniones:
84
Seguidores:
53
Ilustración principal del artículo Qué competencias debe tener un diseñador gráfico
Autor:
Isaac Castillo Vilchis
Título:
Qué competencias debe tener un diseñador gráfico
Sinopsis:
Un modelo que propone una formación profesional balanceada entre la interdisciplinariedad y la especialización.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
50
Opiniones:
13
Seguidores:
8
Retrato de Alvaro Magaña
Autor:
Alvaro Magaña
Título:
Educación creativa y estratégica del diseño
Sinopsis:
Las complejas demandas que hoy enfrenta la profesión, obligan a redefinir el rol de la creatividad en la didáctica y en el ejercicio profesional de los diseñadores.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
21
Opiniones:
8
Seguidores:
97
Retrato de Daniel Silverman
Autor:
Daniel Silverman
Título:
Rara avis: el diseñador que no diseña sus presentaciones
Sinopsis:
Las presentaciones pobremente diseñadas son habituales y poco efectivas. Pero si además las ofrece un diseñador o profesor de diseño, son imperdonables.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
105
Opiniones:
47
Seguidores:
51
Retrato de Javier Rico Sesé
Autor:
Javier Rico Sesé
Título:
A vueltas con la docencia
Sinopsis:
¿Es importante ser diseñador para enseñar a diseñar?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
36
Opiniones:
35
Seguidores:
17

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
4 Febrero 2019

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
4 Marzo 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
8 Abril 2019

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
20 Mayo 2019

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio 2019