El dise√Īo: la m√°s pr√°ctica de las teor√≠as

Es por su naturaleza te√≥rica que el dise√Īo se diferencia de los tradicionales procesos productivos, pero debe encararse a√ļn la formulaci√≥n de su teor√≠a en un corpus integral.

Retrato de Fernando Martinez Agustoni Fernando Martinez Agustoni Montevideo Seguidores: 10

Opiniones:
9
Votos:
48
Compartir:

Es una tendencia generalizada, tanto en el √°mbito profesional como en el educativo, concebir al  dise√Īo como una pr√°ctica, mientras el ejercicio te√≥rico es en general denostado y no se le reconoce una incidencia importante, ni en el desarrollo del ejercicio profesional, ni en la materializaci√≥n de otras expectativas de desarrollo del dise√Īo en la regi√≥n. M√°s bien parece atribuirse a la teor√≠a un fin ornamental, en los planes de estudio de dise√Īo.

Uno de los aspectos que resultan de interés al abordar cualquier cuestión teórica, es el estatus de la teoría misma; como ésta ha sido desplazada del enfoque de interés del profesional y del estudiante, y al mismo tiempo, se da más relevancia a lo que se ha dado en llamar el quehacer concreto: la práctica.

Nos abocaremos en este art√≠culo, a sugerir que esta cuesti√≥n de la teor√≠a, y particularmente su incorporaci√≥n seria en los planes de estudio, proyectos de investigaci√≥n y extensi√≥n, es medular en el desarrollo del dise√Īo en esta parte del mundo, y que en tal sentido, necesitamos reconsiderar varias cosas, para poder luego reconsiderar el dise√Īo.

Teor√≠a y dise√Īo

A√ļn cuando objetos y mensajes gr√°ficos se han producido desde siempre en la historia de la humanidad, el dise√Īo, como lo conocemos, data del siglo XX, por lo que no es muy dif√≠cil inferir que ese plus, que hace a la distancia entre producto fabricado y producto dise√Īado, es de naturaleza te√≥rica.

El hecho de que los enunciados y las formas de representación del proyecto, sean formas de abstracción diversas, que recurren a imágenes, trascendiendo el uso del lenguaje, no hacen este proceso menos teórico.

La emergencia de eso que llamamos dise√Īo, tiene lugar precisamente en el abordaje te√≥rico, en la propia racionalizaci√≥n del proceso de concepci√≥n y producci√≥n. En dicha racionalizaci√≥n, la teor√≠a del dise√Īo, se manifiesta en el reconocimiento de las distintas dimensiones que concurren a √©l (est√©tica, comunicacional, funcional, tecnol√≥gica). A partir de ello, comienza a ser posible la sistematizaci√≥n met√≥dica de soluciones espec√≠ficas, para las distintas configuraciones problem√°ticas, que en el proceso de su corta historia, fueron sucesivamente constituyendo su eventual horizonte.

De alg√ļn modo, el dise√Īo es paradigm√°tico en la confirmaci√≥n de aquel enunciado de Kurt Lewin: ¬ę‚Ķno hay nada m√°s pr√°ctico que una buena teor√≠a‚Ķ¬Ľ.

Cuando hablamos de teor√≠a, nos referimos, b√°sicamente, a un conjunto de hip√≥tesis que se relacionan y sostienen entre s√≠. A su vez, una hip√≥tesis, constituye una afirmaci√≥n de car√°cter provisional que puede ser corroborada o refutada. En consideraci√≥n de lo anteriormente dicho, es f√°cil comprender que todo dise√Īador, en el ejercicio de su actividad profesional, en su actividad pr√°ctica, siempre est√° suscribiendo una teor√≠a, en tanto siempre est√° fundada su acci√≥n en alg√ļn tipo de afirmaci√≥n aprior√≠stica (y tal vez no tan provisional como quisi√©ramos), afirmaci√≥n la cual, entonces, opera como hip√≥tesis sobre el dise√Īo.

Ante esta cuesti√≥n, y en virtud del car√°cter estrat√©gico que se confiere globalmente al dise√Īo, se hace recomendable y necesario, saber, o bien tomar conciencia de los preceptos te√≥ricos que respecto del dise√Īo suscribimos habitualmente en nuestro accionar.

Esto es de importancia meridiana en el campo educativo relacionado con las disciplinas del proyecto. Como es sabido, los conocimientos susceptibles de ser adquiridos por el educando, pueden ser de tres tipos: procedimentales, conceptuales y actitudinales. A nuestro entender, son los actitudinales los que se constituyen en cr√≠ticos, cuando las disciplinas en cuesti√≥n, son √©stas conocidas como disciplinas del proyecto. Este es entonces un asunto fundamental a la hora de trabajar en el dise√Īo curricular y los planes de estudio de las referidas disciplinas.

Teoría, contexto y tipologías de hipótesis en las disciplinas proyectuales.

El desarrollo de una teor√≠a del dise√Īo contextualizada, es decir adaptada al contexto de nuestra regi√≥n, es una de las cuestiones necesarias, fundamentales, para una mejor cultura, profesionalizaci√≥n y gesti√≥n del dise√Īo. Una teor√≠a del dise√Īo contextualizada, es posible, en la medida en que una comunidad epist√©mica, comience a manejarse con un conjunto de hip√≥tesis emergentes de la observaci√≥n de las caracter√≠sticas espec√≠ficas y diferenciales de ese contexto regional.

Es importante aclarar a esta altura, la necesidad de reconocer que la primera hip√≥tesis que debe asumirse, es una hip√≥tesis tal que cuestione la pretensi√≥n de una validez universal, de preceptos te√≥ricos sobre el dise√Īo, que han sido incorporados a trav√©s de la importaci√≥n de planes de estudio o simplemente por tomar como referencia una concepci√≥n del dise√Īo, fundada en hip√≥tesis v√°lidas u operantes para otros contextos, e inherentes a realidades diferentes a las de nuestra regi√≥n.

Esto no implica desestimar otras experiencias o conocimientos sobre dise√Īos hist√≥ricos o provenientes de otras realidades, pero en todo caso, su consideraci√≥n debe estar mediada por una valoraci√≥n cr√≠tica, m√°s bien la propia de un √°mbito acad√©mico universitario. El proceso de incorporaci√≥n del dise√Īo a las universidades en nuestra regi√≥n, es algo que con dificultad se viene dando en los √ļltimos a√Īos del siglo pasado y principios del XXI. As√≠ tambi√©n cabe hacer la salvedad, de que el √°mbito universitario, c√≥mo d√°bamos a entender anteriormente, no est√° exento de una tendencia a denostar la teor√≠a en determinadas √°reas profesionales, o entender que est√° destinada a ser un mero ejercicio especulativo, de poca o relativa incidencia, en la excelencia del desarrollo de una disciplina. Podr√≠amos afirmar, que estas apreciaciones pueden hacerse extensivas a todas las denominadas disciplinas del proyecto, entre las cuales el dise√Īo se incluye.

A trav√©s del an√°lisis de un universo de formulaciones hipot√©ticas sobre las disciplinas del proyecto, podr√≠amos afirmar que estas se pueden tipificar seg√ļn cuatro clases de hip√≥tesis. Podr√≠amos en un primer t√©rmino, se√Īalar una clase de hip√≥tesis que denominar√≠amos ¬ęontol√≥gicas¬Ľ, orientadas a aproximarnos a la esencia del dise√Īo; se√Īalan directamente lo que el dise√Īo es.

Seguidamente, una segunda clase de hip√≥tesis, podr√≠amos decir que la configuran las que constituyen afirmaciones relacionadas a c√≥mo se hace el dise√Īo. Esta clase es la que podr√≠amos llamar la de las hip√≥tesis ¬ęmetodol√≥gicas¬Ľ.

En tercer lugar, nos encontramos con una clase de hip√≥tesis de gran relevancia para todo desarrollo te√≥rico. Estas son las que se refieren a el c√≥mo debe hacerse el dise√Īo. Es decir, aquellas afirmaciones que surgen de la especulaci√≥n entorno a lo que est√° bien o lo que est√° mal en la concepci√≥n y pr√°ctica del dise√Īo, desde una perspectiva √©tica. Esta ser√≠a la clase de las hip√≥tesis ¬ędeontol√≥gicas¬Ľ.

Finalmente podemos agrupar en una √ļltima clase, aquellas hip√≥tesis que surgen de las observaci√≥n de lo hecho por lo dise√Īadores en la historia, o bien, y tal vez m√°s propiamente aquellas hip√≥tesis que se enuncian a partir del propio acontecimiento del dise√Īo, en el lenguaje de la acci√≥n, del proceso o del producto dise√Īado. Estas son las hip√≥tesis que podr√≠amos denominar ¬ęde campo¬Ľ.

De igual modo entonces, a partir de estas hip√≥tesis, las disciplinas de proyecto, el dise√Īo incluido, son susceptibles de abordajes te√≥ricos diversos, pudi√©ndose agrupar, tambi√©n estas teor√≠as, en cuatro grupos que se corresponden con estas cuatro dimensiones te√≥ricas posibles: ontol√≥gicas, deontol√≥gicas, metodol√≥gicas y de campo.

El objeto del dise√Īo no es el objeto. Una hip√≥tesis paradigm√°tica.

Gui Bonsiepe, autor que reconocemos como muy influyente en el dise√Īo de nuestra regi√≥n, es quien afirma, de alg√ļn modo, que el dise√Īo debe de tener su g√©nesis en el lugar donde se vive para as√≠ ser debidamente contextualizado. √Čl es quien afirma tambi√©n que no existe una teor√≠a del dise√Īo sino un discurso a prop√≥sito del mismo, o bien que se subsidia de recursos te√≥ricos de otras disciplinas. Establece como aspiraci√≥n que el dise√Īo, mediante el desarrollo de un corpus te√≥rico propio sustentable, se ponga a nivel de otras ciencias. Cuando introduce el concepto de interfase, Bonsiepe observa la obsesi√≥n de los dise√Īadores por el objeto, y afirma que en realidad la atenci√≥n debe de estar puesta en la acci√≥n, el usuario y el objeto se conjuntan. Esta hip√≥tesis de Bonsiepe, conlleva un giro metodol√≥gico fundamental, que ratifica la condici√≥n te√≥rica del dise√Īo, resultando paradigm√°tica. Resulta paradigm√°tica respecto a lo que venimos afirmando, puesto que, redefiniendo el objeto del dise√Īo, redefinimos su metodolog√≠a, ampliamos o redefinimos el espacio de las consideraciones √©ticas, y ejercemos una valoraci√≥n cr√≠tica diferente de la producci√≥n hist√≥rica. Por lo pronto, el concepto de dise√Īo centrado en el usuario, es testimonial, en lo que se refiere a este giro metodol√≥gico. Solamente la relaci√≥n acci√≥n-usuario, que se desprende de la consideraci√≥n de Bonsiepe, constituye un espacio que demanda un ejercicio exploratorio digno de un nivel de investigaci√≥n, constituyente de una eventual estructura teor√©tica, de la cual, el dise√Īo podr√≠a formar parte, en su definici√≥n como disciplina.

Conclusión

Cuando el dise√Īador le llama dise√Īo a la pr√°ctica que est√° desarrollando, despejando sus dudas al respecto, pudiendo discernir lo que dise√Īar es, a√ļn cuando se est√© moviendo en los l√≠mites de la tradicional trilog√≠a: arte, dise√Īo, artesan√≠a, o bien de aquella, no menos tradicional, tecnolog√≠a, dise√Īo, ingenier√≠a, lo asisten preceptos te√≥ricos de car√°cter ontol√≥gico.

Cuando puede reconocer el alcance que tiene la actividad de dise√Īar, m√°s all√° de proporcionar valor agregado a los productos, de poner de manifiesto su potencial de acci√≥n social o su valor cultural, haciendo mejor la calidad de vida de los ciudadanos en un marco de sostenibilidad socioecon√≥mica y ambiental, es asistido por criterios que se sustentan en un ejercicio te√≥rico de car√°cter deontol√≥gico. Cuando establece la manera en que llegar√° a dise√Īar, el reconocimiento del camino que conduce al resultado, a la soluci√≥n, al producto, lo asisten enunciados te√≥ricos de tipo metodol√≥gicos.

Cuando puede corroborar todo ello en los c√≥digos y experiencias acumuladas en el transcurso de la historia, en el legado de los objetos y soluciones que muchos dise√Īadores nos han dejado, el recurso te√≥rico que lo asiste pude tipificarse, de acuerdo a lo que hemos venido proponiendo, como de campo.

Entonces, cuando se afirma que no existe una teor√≠a del dise√Īo, podr√≠a decirse que se est√° en lo cierto, que m√°s bien lo que existe es un sinn√ļmero de formulaciones te√≥ricas, que deben corporizarse (configurar un corpus) y desarrollarse en un proceso de selecci√≥n de las hip√≥tesis apropiadas para la realidad de nuestra regi√≥n. Un proceso de selecci√≥n que deber√≠a estar ce√Īido a elementos contextuales estrat√©gicos y coherentes con la expresi√≥n de nuestra matriz cultural y no estar subsumido a formas de pensamiento provenientes de otras realidades y formas de pensamiento inadaptadas.

En definitiva, el horizonte de desarrollo de nuestra regi√≥n, requiere del establecimiento de un ser del dise√Īo singular, de un igualmente particular deber ser y un c√≥mo hacer espec√≠fico, que permitan una asimilaci√≥n cr√≠tica del dise√Īo hist√≥rico, y por lo tanto una adaptaci√≥n apropiada del conocimiento en √©l atesorado.

La conciencia de que aquello que se materializa a trav√©s del proceso de dise√Īo es teor√≠a es el principio del anhelado encuentro de lo identitario; de un proceso de emancipaci√≥n cultural que redefine nuestro rol en la mundializaci√≥n y la resistencia a la globalizaci√≥n en aquello entendamos que √©sta deba ser resistida.

La peor hip√≥tesis que puede haberse formulado para el dise√Īo, es que este se define como pr√°ctica, y que se debe ense√Īar y aprender como tal, porque esta afirmaci√≥n clausura el proceso te√≥rico que conduce a realizar el dise√Īo plenamente. Clausura este proceso, porque nos impide participar de la concepci√≥n fundamental de cualquier teor√≠a del dise√Īo, y ella es, que el dise√Īo es teor√≠a: es la m√°s pr√°ctica de las teor√≠as.

Preguntas

¬ŅPuede explicar por qu√© considera que la distancia entre producto fabricado y producto dise√Īado es de naturaleza te√≥rica?

Objetos se han fabricado desde siempre, pero este plus al que denominamos dise√Īo surge como tal, de acuerdo a la concepci√≥n que suscribimos, en el siglo XX. Y este plus que se incorpora a la elaboraci√≥n de productos, constituye un proceso de abstracci√≥n sustentado sobre diversas hip√≥tesis, lo que determina su naturaleza teor√©tica.

¬ŅPuede ampliar el concepto de comunidad ep√≠st√©mica y su relaci√≥n con la elaboraci√≥n te√≥rica?

Una comunidad epist√©mica, es un grupo de personas que comparte un conjunto de definiciones, conceptos, dispositivos y vocabularios respecto de una disciplina o √°rea del conocimiento. EL t√©rmino episteme, justamente nos remite al conocimiento. Cuando en torno a una disciplina, como es el caso del dise√Īo, un grupo de personas crea, maneja y comparte un vocabulario com√ļn, basado en determinados conceptos y nociones inherentes a la misma, estamos ante una comunidad epist√©mica. En esto que comparten, hay factores contextuales, geopol√≠ticos, socioecon√≥micos y de otros √≥rdenes, que est√°n incidiendo. Esto se relaciona con la elaboraci√≥n te√≥rica, en tanto esta √ļltima consiste, en una fase primaria, en la enunciaci√≥n de hip√≥tesis (afirmaciones de car√°cter provisional que se deben corroborar o refutar). Estas hip√≥tesis se enuncian, a partir de aquellos recursos conceptuales, que la comunidad epist√©mica genera y comparte.

¬ŅConsidera usted que el giro metodol√≥gico que conlleva la hip√≥tesis de Bonsiepe implica que tambi√©n hay que hacer un giro equivalente en el dise√Īo concreto de mensajes y productos? De ser afirmativa la respuesta, ¬Ņpodr√≠a mencionar alg√ļn caso conocido donde deba darse ese giro?

Este giro metodol√≥gico, entendemos que se constata justamente en la observaci√≥n de los acontecimientos inherentes al dise√Īo, concretamente, concepciones tales como la de dise√Īo participativo o dise√Īo centrado en el usuario. Puedo ejemplificar casos hist√≥ricos en los que se pone de manifiesto esta manera de concebir el dise√Īo, como el caso del plano del subterr√°neo de Londres hasta las sugerencias sobre el futuro de Microsoft que se presentan en el siguiente video:

¬ŅPodr√≠a ampliar su afirmaci√≥n de que la conciencia sobre la naturaleza te√≥rica del dise√Īo es lo que puede derivar en un proceso de emancipaci√≥n cultural?

Podemos creer que toda hip√≥tesis sobre el dise√Īo es de car√°cter universal, que sirve para cualquier contexto independientemente de la situaci√≥n geogr√°fica, cultural, social, econ√≥mica, tecnol√≥gica etc. O por el contrario podemos creer que lo que afirmamos sobre el dise√Īo, es dependiente del referido contexto. El dise√Īo incide en la construcci√≥n de la subjetividad, en la noci√≥n de habitar y por ende en la tan mentada identidad cultural. EL dise√Īo es la materializaci√≥n de la manera en que una sociedad ¬ęse piensa¬Ľ. En materia de dise√Īo, como en otros √°mbitos, el fortalecimiento de la reflexi√≥n te√≥rica, nos da conciencia de quienes somos en la regi√≥n y cual es nuestro horizonte. Encuentro que es algo as√≠ como la diferencia entre, ¬ęque nos pensemos¬Ľ y ¬ęque nos piensen¬Ľ.

Retrato de Fernando Martinez Agustoni Fernando Martinez Agustoni Montevideo Seguidores: 10

Opiniones:
9
Votos:
48
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
C√≥digo QR de acceso al art√≠culo El dise√Īo: la m√°s pr√°ctica de las teor√≠as

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Vicente Sandoval
30
Vicente Sandoval
Sep 2015

Increíble artículo, breve pero revelador. Gracias Fernando por esta reflexión.

0
Responder
Retrato de Alejandro Valencia
26
Alejandro Valencia
Sep 2015

La peor hip√≥tesis que puede haberse formulado para el dise√Īo, es que este se define como pr√°ctica, y que se debe ense√Īar y aprender como tal, porque esta afirmaci√≥n clausura el proceso te√≥rico que conduce a realizar el dise√Īo plenamente.

0
Responder
Retrato de Julio Carreón
0
Julio Carreón
Aug 2010

Excelente el leer los comentarios y aportaciones; considero que es √ļtil el emplear todas estas herramientas que fortalecen una comunidad epist√©mica. Hoy es la primera vez que entro a ForoAlfa y me llevo un buen sabor de boca y ganas de seguir participando. Gracias.

0
Responder
Retrato de Alfredo Texis Michicol
6
Alfredo Texis Michicol
Aug 2010

Es muy interesante lo que anota sobre la sociedad o comunidad epist√©mica en cuanto a la interrelaci√≥n entre mienmbros de una comunidad que se comunican entre s√≠. es por eso que es interesante saber que es el dise√Īo.

0
Responder
Retrato de Fernando Martinez Agustoni
10
Fernando Martinez Agustoni
Aug 2010

Gracias por los comentarios. Sobre el particular de Joel Olivares, dir√≠a que desde mi entendimiento, en primer lugar , no adjudicamos al proyecto la condici√≥n de hip√≥tesis, sino que decimos que este se funda en supuestos hipot√©ticos, y a los efectos de reconocer la naturaleza te√≥rica, no nos preocupa que sean corroborados o no en la pr√°ctica. Y en segundo lugar, que el supuesto pasaje abrupto, ¬ęde lo particular a lo general¬Ľ, har√≠a cuestionable un car√°cter cient√≠fico de la generalizaci√≥n, pero no as√≠, la naturaleza te√≥rica que adjudic√°ramos a las hip√≥tesis, impl√≠citas en la acci√≥n proyectada

0
Responder
Retrato de Manolo Luis Escutia
12
Manolo Luis Escutia
Aug 2010

Es muy interesante lo que anota sobre la sociedad o comunidad epist√©mica en cuanto a la interrelaci√≥n entre mienmbros de una comunidad que se comunican entre s√≠. Ahora bien, en el dise√Īo hay dos percepciones. Una la del √°mbito global y la otra la del √°mbito local. Un buen dise√Īo desarrollado por una transnacional est√° en funci√≥n de las sociedades a las que sirve, un dise√Īo local solo servir√° para la sociedad a la que atiende. La teorizaci√≥n entre estos dos campos tendr√°n variantes seg√ļn la percepci√≥n de cada uno.

0
Responder
Retrato de Joel Olivares
0
Joel Olivares
Aug 2010

Solo que abr√≠a que considerar dos situaciones la primera en la formulaci√≥n de los silogismos no se puede pasar del particular al general porque esto rompe la estructura l√≥gica fundamentada. Cuando expresa que todo dise√Īador en su quehacer, por el hecho que el proyecto se puede plantear como una hip√≥tesis y comprobarlo con la pr√°ctica, no se puede inferir que esto sea ni por casualidad un acci√≥n te√≥rica. Solo es teor√≠a cuando se escribe y comunica un descubrimiento sobre causas y efectos que produce el acto de hacer que implica el estado de conciencia.

0
Responder
Retrato de Efraín Pastor González Escalona
0
Efraín Pastor González Escalona
Aug 2010

sin concepto pol√≠tico no hay no hay proyecto, sin proyecto no hay dise√Īo.

Cracias por su aporte

0
Responder
Retrato de Cecilia Salinas
22
Cecilia Salinas
Aug 2010

Es de nodal importancia reconocer que la actividad de de dise√Īar y el dise√Īo per se poseen un sin n√ļmero de implicaciones que al contextualizarse redimensionan no solo aspectos metodol√≥gicos, sino √©ticos, culturales, est√©ticos y por ende sociales. Quiz√°s como dice el autor no existe una teor√≠a del dise√Īo, sino formulaciones te√≥ricas.

Es justo por la apertura de nuevas formulaciones teóricas que las ciencias y las disciplinas están en constante cambio, de ahí su valor epistémico.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Javier Alexander Calderón Rivas
Autor:
Javier Alexander Calderón Rivas
Título:
El individuo como unidad creativa
Sinopsis:
El encuentro con la producci√≥n de car√°cter original comienza con la visi√≥n intersubjetiva de sus modos de interpretaci√≥n desde dispositivos creativos como el dise√Īo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
10
Opiniones:
34
Seguidores:
7
Ilustraci√≥n principal del art√≠culo Aportes de Charles Darwin al Dise√Īo
Autor:
Fernando García
Título:
Aportes de Charles Darwin al Dise√Īo
Sinopsis:
Darwin expuso importantes conceptos de dise√Īo en muchas de sus investigaciones, analog√≠as que se captan directamente al releer desde otra perspectiva la esencia de sus ideas.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
40
Seguidores:
24
Retrato de Jorge Monta√Īa
Autor:
Jorge Monta√Īa
Título:
¡Qué bueno que nos copien!
Sinopsis:
En la epoca del conocimiento, no existe nada m√°s arcaico que defender dise√Īos de la copia, ni nada m√°s patetico que dise√Īadores angustiados por ser copiados.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
130
Opiniones:
132
Seguidores:
211
Retrato de Alejandro Tapia
Autor:
Alejandro Tapia
Título:
Para persuadir hay que saber argumentar
Sinopsis:
La teor√≠a de la argumentaci√≥n es √ļtil para entender y ejercer el dise√Īo gr√°fico, debido a que los temas que estudia resultan relevantes en el proceso proyectual de la comunicaci√≥n.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
98
Opiniones:
37
Seguidores:
50
Ilustraci√≥n principal del art√≠culo El disenso en el dise√Īo
Autor:
FOROALFA
Título:
El disenso en el dise√Īo
Sinopsis:
Javier Gonz√°lez Solas, autor de FOROALFA, acaba de publicar un extenso libro electr√≥nico que recopila sus art√≠culos y reflexiones sobre el dise√Īo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
17
Opiniones:
4
Seguidores:
581
Ilustraci√≥n principal del art√≠culo El otro dise√Īo
Autor:
César Leal
Título:
El otro dise√Īo
Sinopsis:
Reflexiones acerca del dise√Īo como disciplina cient√≠fica.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
215
Opiniones:
107
Seguidores:
66
Logotipo de FOROALFA
Autor:
FOROALFA
Título:
¬ŅCu√°l es tu m√©todo de dise√Īo?
Sinopsis:
Cuando ya conoces todos los datos del caso y debes modelar o bocetar la soluci√≥n, ¬Ņapelas a alg√ļn m√©todo? ¬ŅPodr√≠as describir c√≥mo resuelves esa etapa en pocas palabras?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
180
Opiniones:
182
Seguidores:
581
Retrato de Vicente Sandoval
Autor:
Vicente Sandoval
Título:
Dise√Īo en los circuitos globales de generaci√≥n del conocimiento
Sinopsis:
La generación del conocimiento, especialmente el científico, resulta clave para el desarrollo humano y el de las naciones.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
24
Opiniones:
11
Seguidores:
30

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
20 Mayo

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el dise√Īo de s√≠mbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio

Branding: Dise√Īador y Cliente

Branding: Dise√Īador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
2 Septiembre

Relecturas del Dise√Īo

Relecturas del Dise√Īo

Una inmersi√≥n en el discurso sobre el dise√Īo para despejar sus nociones m√°s controvertidas: creatividad, innovaci√≥n, arte, tecnolog√≠a, funci√≥n social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre