Cosas que me molestan del diseño y los diseñadores

A ratos es bueno hacer un ejercicio de sincera liberación que permita precisar críticamente cuales son las definiciones fundamentales de nuestras trincheras cotidianas.

Retrato de Alvaro Magaña Alvaro Magaña Santiago Seguidores: 99

Opiniones:
136
Votos:
149
Compartir:

Tras mucho trabajar en diseño y con diseñadores, tanto en el ámbito académico y gremial como en la práctica profesional, se me aparecen algunos descargos que quisiera hacer a través de este medio, leído y comentado por tantos buenos y respetables diseñadores.

¿Qué me resulta insoportable del diseño?

Primero, una dimensión de este oficio que me parece crítica son los espacios de relación que se crean en torno a la educación, discusión y ejercicio del diseño. Estos me parecen generalmente insustanciales, excluyentes, innecesariamente retóricos o artificiales, inconducentes a ninguna acción o reflexión de peso, lo que me parece bastante grave considerando que se trataría de la fuente de las conversaciones clave de esta disciplina. Prueba palmaria de esta ligereza conceptual es que la pregunta sobre ¿cuál es el mejor modelo educativo para la formación profesional de los diseñadores? en nuestra modesta cultura hispanoamericana sigue sin una respuesta modélica desde los días de la Bauhaus (y que nos perdone Ulm y todos sus epígonos).

Además gran parte de la aplicación y el objetivo por el que se le da lugar al diseño en el mercado, es como un instrumento modelizador, o funcional a necesidades comerciales e industriales, por lo que la mirada profesional académica, que se pretende humanista o vagamente científica padece disonancias profundas con su expresión material concreta. Nada más artificial que el «racional» redactado torpemente por un diseñador para justificar tal o cuál aplicación, producto, marca, etc. o las interminables discusiones y los análisis semiótico-sociológico-antropológicos pseudo marketineros que se desprenden del uso usualmente caprichoso dado a un color, una tipografía, un material, estilo o eslogan.

Segundo, los diseñadores exitosos muchas veces carecen de una formación teórica o metodológica significativa o sistemática y viceversa, muchos diseñadores con un discurso o una reflexión teórica o metodológica más sólida no son demasiado exitosos como profesionales, lo cual es una paradoja estimulante. ¿Podríamos decir que el éxito profesional y la carrera académica son condiciones excluyentes en el mundo del diseño? La pregunta es válida quizás porque el diseño se manifiesta precisamente con obras de diseño, es decir, el diseño existe a través del proyecto implementado, producido y vivenciado por la gente, no en su formulación ideal o en sus procesos, y mucho menos en sus intenciones y experimentaciones.

Tercero, me resulta particularmente insoportable la expresión «el rol del diseñador», esa eterna e incontestable pregunta acerca de nuestra misión como profesionales, si acaso somos un oficio, una técnica o si somos ciencia o poética. La frase tiene, para mí, el sabor de una muletilla o de un lugar común casi sin contenido, simplemente otro flatus vocis… ¿quién no ha intentado inocentemente responderla sin éxito aparente?

Siento, al aproximarme a los diseñadores y al diseño, que desandamos caminos trillados, repetidos ad nauseam y que vamos tras una validación cuyo mérito se nos escapa y cuyo fin no somos capaces de reconocer. Nos sentimos (¡tu quoque fili!) tantas veces artistas sin mecenas o poseedores de una visión tan única, irrepetible, inefable e inexpugnable que perdemos toda perspectiva y toda capacidad de escuchar y vernos desde fuera de nuestras «termas profesionales» (la publicidad, la academia, el diseño de marcas, el diseño de muebles, etc.).

Al mismo tiempo me molesta cada vez más la resistencia profesional a todo modelo de productivización o estandarización de los conocimientos y procesos. Resistencia que se manifiesta tanto en los pequeños artistas de Illustrator, o los genios del render, cómodos en sus restricciones, condicionantes y requerimientos mecánicos, como en los artistas «creativos» sin reglas, estilistas y decoradores sin presupuestos válidos ni sentido de la realidad de sus clientes. Me desagradan todos quienes piensan que los clientes o los consumidores son unos idiotas que no saben nada de diseño.

En suma, me molesta nuestra incapacidad de interpretar la información divergente y la crítica con un espíritu constructivo. Me incomodan los egos desbordados, el academicismo extemporáneo, las teorías sin expresión tangible, los doctorados y los master sobre el serif o acerca del yeso muerto, así como también el cultivo acrítico del «esoterismo», de la «magia», de la dimensión «lúdica», «poética», «semiótica» de las cosas como únicas respuestas «adecuadas» ante la ruda y prosaica realidad de la mayoría de nuestros clientes.

No obstante…

Aunque mi objetivo no es plantear un final feliz para este descargo (muy personal y visceral por lo demás), creo que es necesario —metodológicamente hablando— dejar abierto un flanco para la discusión de estos tópicos.

Me gustan dos expresiones aplicadas al diseño, una usada por el profesor Miquel Mallol, quién hablaba del diseño como «actividad indeterminada» y otra usada por Norberto Chaves en la Conferencia FOROALFA 2009, quien definía al diseño como un oficio «heterónomo». En ambas expresiones creo que está la semilla de un entendimiento holístico y sistémico del diseño que nos puede guiar a discusiones menos arbitrarias, menos autorreferentes y a cultivar una dosis mayor de curiosidad y aceptación del otro, ese otro que se manifiesta en todas las personas, profesiones, oficios, conocimientos y perspectivas existentes que tienen algo que decir sobre nuestras prácticas y creencias, por muy desagradable que nos resulte escucharlo.

Un diseño indeterminado y heterónomo, es finalmente un diseño abierto a la discusión, no excluyente, un diseño hospitalario con la duda y el cuestionamiento. Además la capacidad de reconocer la ignorancia propia exige desarrollar la habilidad de mantener diálogos transdisciplinares, integradores y perder la característica endogamia académico-profesional en la que solemos perdernos los diseñadores en nuestra pelea por ganarnos un espacio en el mundo.

¿Es que realmente apestan los diseñadores?

Hace un par de años Bruce Nussbaum aseveró, a través de la revista Business Week, que los diseñadores éramos los principales enemigos del diseño y en su artículo lanzaba dardos venenosos contra la profesión. Dichos dardos fueron rápidamente contestados por varios representantes de la comunidad del diseño aludiendo a una cantidad considerable de pequeños o secretos emprendimientos que estaban ayudando a mejorar las condiciones de vida de muchas personas o sencillamente se hacían cargo de temas álgidos, como el aprovechamiento de energías renovables, la reutilización de recursos, la educación, etc.

Me cabe la duda, acaso en nuestra modesta cultura de diseño hispanoparlante tenemos los recursos suficientes y la masa crítica necesaria para acallar hoy ataques cómo los que disparó Nussbaum en 2007.

Mi esperanza es que este tipo de rabieta de hombre grande tenga realmente respuestas sólidas (que desconozco), suficientemente documentadas y cuyo correlato tenga expresión académica y gremial, política y educativa, un proyecto y una estrategia, o diversos proyectos y estrategias que señalen de verdad, no cuál es «el rol del diseño en la sociedad», sino cuál será nuestro aporte efectivo al mundo del futuro.

Retrato de Alvaro Magaña Alvaro Magaña Santiago Seguidores: 99

Opiniones:
136
Votos:
149
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano
Código QR de acceso al artículo Cosas que me molestan del diseño y los diseñadores

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Alvaro Magaña

Más artículos de Alvaro Magaña

Título:
Diseñar para las personas dando realidad a las marcas
Sinopsis:
El diseño crea valor de marca a organizaciones, productos y servicios; suma investigación, gestión, talento creativo, compromiso y acción a sus interacciones con las personas.
Compartir:
Título:
El diseño en el negocio de la identidad
Sinopsis:
El diseño es una herramienta valiosa para la creación de valor funcional y emocional, que redunda en mejor retorno sobre la inversión de nuestros clientes.
Compartir:
Título:
Diseño y dinero
Sinopsis:
¿Para qué se estudia la carrera de diseño? ¿Por lucro o altruismo? Lo que nos pasa con el dinero subyace a la respuesta de estas preguntas.
Compartir:
Título:
Educación creativa y estratégica del diseño
Sinopsis:
Las complejas demandas que hoy enfrenta la profesión, obligan a redefinir el rol de la creatividad en la didáctica y en el ejercicio profesional de los diseñadores.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Luis Juárez García
1
Luis Juárez García
Hace un año

Coincido con algunas partes del articulo

-La desconexión del academicismo con la realidad laboral

-La pomposidad del académico que "nunca" a hecho diseño en mucho de los casos

-La falta de ejercicio y el aumento de teorías huecas.

¿Pero en realidad solo los diseñadores "líricos" son tan exitosos?

¿La cultura del ego se limita a la academia? ¿Los diseñadores que se sienten artistas no son los mas peligrosos tanto para la enseñanza como para el medio?

Más que aclararme el panorama el articulo me creo mas preguntas

Recomiendo este articulo de Fernando Del Vecchio

https://foroalfa.org/articulos...

0
Responder
Retrato de Victor Espinoza
3
Victor Espinoza
Feb 2016

respeto mucho su opinión, es cierto que el diseño es "eso" que esta ahí concretamente, estudiar en la universidad nunca asegura nada en ninguna profesion.Estudiar diseño de forma academica, lo repito, no garantiza nada, solo seria eso, estudiar desde la ciencia, así como se puede estudiar la música (sin embargo los doctores en música no son en su mayoría músicos, así como los doctores en diseño no son necesariamente diseñadores) estudiar de forma científica o semiotica el diseño puede ayudar o no en la capacidad de diseñar, lo unico que se logra segun mi paracer es conocer teorias de por que puede llegar a funcionar una comunicacion visual o que ayudaria a mejorarla. Pero no basta con conocer sino aplicar, de todos modos ese conocimiento lo podria llegar a adquirir de la practica y análisis de mi trabajo a lo largo del tiempo. Por ultimo terminando mi carrera en diseño gráfico mi profesora dijo "no hace falta estudiar en la universidad" lo cual comprendi despues

1
Responder
Retrato de Ivan Abbadie
44
Ivan Abbadie
Abr 2015

¡maravilloso!, excelente ejercicio de catarsis donde seguramente muchos nos vemos reflejados, lectura que lejos de enfadarme me hace reflexionar. sin duda coincido con nussbaum en que los principales enemigos del diseño somos los diseñadores, para bien o para mal, así es. agregaría sin duda la constante, repugnante e infundada victimización de la profesión, esos que se quejan de su infortunada situación laboral, contextual, aquellos que señalan a los clientes como su peor enemigo o como un ignorante en la profesión, aquellos que creen que diseñar es sentarse a la ʼcompuʼ y tener la última versión de la ʼcreative suiteʼ, la carencia de argumentos diseñísticos, en fin, y es que, irónicamente, ʼel diseño del diseño está inconclusoʼ.

0
Responder
Retrato de Juan Manuel Portilla Cardozo
0
Juan Manuel Portilla Cardozo
Sep 2014

Me encanto el articulo. y estoy de acuerdo en casi todo. Soy diseñador grafico y he percibido que tener este tipo de reflexiones, o crisis; es bastante común. Y para aquellos inmersos en el medio y que no se hayan cuestionado sobre la verdadera relevancia de su profesión o de cómo esta misma hace un aporte realmente positivo en la sociedad, es momento de darse cuenta que nuestra profesión en gran medida es realmente inútil. Mucho peor… es la perpetradora de practicas aborrecibles por parte del mercado al que abalamos constantemente con nuestro trabajo.

0
Retrato de Alvaro Magaña
99
Alvaro Magaña
Sep 2014

El artículo tiene bastante tiempo, yo creo que estaba bastante enojado entonces con la profesión. pero hoy entiendo que este no es un problema del diseño, es un mal que ha modificado el sentido de muchas profesiones y oficios. Ojalá las nuevas generaciones no sean perturbadas por estas contradicciones y cuestionamientos. Sería deseable que los nuevos profesionales (dentro y fuera del diseño) en su sentido ético consideraran como valor la construcción y cuidado tanto de sus comunidades, los recursos naturales como del conocimiento histórico de la humanidad... un saludo, gracias por leerme.

2
Retrato de Juan Manuel Portilla Cardozo
0
Juan Manuel Portilla Cardozo
Sep 2014

A pesar de lo que digo, rescato sin embargo, esos proyectos que reivindican nuestra practica profesional por simple conciencia social, ojalá nos encontráramos mas seguido con estos.

Creo firmemente que son este tipo de proyectos los que validan realmente ese cuestionado Rol del diseño…

Al final de cuentas de lo único que estoy totalmente seguro, y que rescato sin duda de toda esta auto reflexión; es la firme creencia de hacer en la vida lo que realmente te gusta; y esa es la razón verdadera por la que a pesar de todo, sigo en esta profesión. Amo lo que hago.

Gran texto!!! Saludos!

0
Responder
Retrato de Ibar Federico Anderson
10
Ibar Federico Anderson
Feb 2014

Soy Diseñador Industrial, Facultad de Bellas Artes (FBA), Universidad Nacional de La Plata (UNLP), egresado en 1999. Master en Estética (FBA-UNLP, 2008) y Doctor en Arte (FBA-UNLP, 2014) y siento repulsión por el diseño. A pesar de la historia que tiene mi país con Tomás Maldonado, Arquitecto Argentino, Director de la ULM (heredera de la Escuela Bauhaus).

Me da asco el pedanterismo académico y los pragmáticos (analfabetos sin títulos).

0
Responder
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
555
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Ene 2014

Me molesta que te moleste.

0
Responder
Retrato de Sebastian Urrea Suarez
21
Sebastian Urrea Suarez
May 2012

creo que no estar aterrizados en nuestra realidad hispanoamericana, el trabajar con supuestos, el ataque de diseñador a diseñador, la falta de interdisciplinariedad y el ego como disciplina, son aspectos que no permiten la evolución y categorización de la disciplina, la falta de diálogo entre diseñadores y la no conformación de comunidad ni colectividad nos hace muy débiles antes las otras disciplinas, que bien podrían necesitar del diseño a modo de enlace o herramienta, creo que foroalfa es un punto de partida para ayudar a buscar esta identidad y construcción del diseño hispanoamericano.

1
Responder
Retrato de Daniele Marin
65
Daniele Marin
Abr 2012

Magaña interesante el articulo pienso que la idea que las diseñadoras somos enemigas del diseño tiene que ver mucho la academia y profesores que se mofan de sus saberes pero creyendo en verdades absolutas, he descubierto como es en realidad el diseño: trabajo con y no para,humanizar, dar sentido,gracias a mi clase de ipg y donde nos han hecho interactuar como grupo. escuelas como los kaos pilot, e ideas jóvenes trabajan ya con un modelo en el que trabajan en comunidad y enfrentando la realidad. como dices la teoría no aplicada no sirve de nada hay que enfrentarnos y trabajar con gente real.

0
Retrato de Sebastian Urrea Suarez
21
Sebastian Urrea Suarez
May 2012

Es importante entender, que el diseño está en constante diseño, por esta razón no hay verdades absolutas, estos profesores que nombras, son pensamientos estáticos, poco flexibles que no aportan a la profesión, por el contrario.

0
Responder
Retrato de Alejandro Valencia
27
Alejandro Valencia
Mar 2012

Hola, yo tuve pensamientos similares y me puse a tratar de tapar el hueco, es decir a crear una teoría, a esto he llegado:

Enlace

Me gustaría saber tus observaciones.

0
Responder
Retrato de Paula López Granados
0
Paula López Granados
Ene 2012

En mi opinión, el problema no radica en la falta de teoría, esta en el procedimiento; antes que un estudiante o diseñador profesional conozca de autores, debe tener amor por esto y reconocerse a si mismo como diseñador, no réplicas de los ya existentes.

0
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo La elocuencia muda
Autor:
Fernando Alemán
Título:
La elocuencia muda
Sinopsis:
El mayor peligro que puede presentarse en el desarrollo de una aproximación a la alfabetidad visual, es intentar sobre-definirla.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
15
Seguidores:
8
Retrato de Maria del Pilar Rovira Serrano
Autor:
Maria del Pilar Rovira Serrano
Título:
La «otra» gestión del diseño
Sinopsis:
Las empresas gestionan sus recursos de diseño, pero los diseñadores suelen olvidar la gestión de su propia actividad profesional.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
82
Opiniones:
37
Seguidores:
336
Ilustración principal del artículo #Quédiseñenellos!
Autor:
Jesús Ángel Pardo Álvarez
Título:
#Quédiseñenellos!
Sinopsis:
El Colegio Oficial de Diseño Gráfico de Cataluña celebra su 10º aniversario en 2014 e invita a encontrar trabajos de diseño memorables para conmemorarlo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
7
Opiniones:
15
Seguidores:
0
Retrato de Erika Valenzuela
Autor:
Erika Valenzuela
Título:
Una crítica en el diseño
Sinopsis:
El oficio recae en problemas por el escaso interés teórico en relación con la praxis del diseño y por una ausencia de argumentación crítica que sustente y revalore la profesión.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
50
Opiniones:
23
Seguidores:
53
Retrato de Manuel Guerrero
Autor:
Manuel Guerrero
Título:
Nuevos campos para el diseño
Sinopsis:
Macro-tendencias y patrones de comportamiento que permiten visualizar nuevos campos de acción para el diseño gráfico en un futuro.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
65
Opiniones:
6
Seguidores:
72
Logotipo de FOROALFA
Autor:
FOROALFA
Título:
¿Cuál es tu método de diseño?
Sinopsis:
Cuando ya conoces todos los datos del caso y debes modelar o bocetar la solución, ¿apelas a algún método? ¿Podrías describir cómo resuelves esa etapa en pocas palabras?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
180
Opiniones:
182
Seguidores:
589

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero