Procesos creativo: ¿inspiración o transpiración?

Cómo instaurar procesos creativos: el destierro de la inspiración veleidosa

Se considera que la creatividad es ajena a la gente, una posesión de unos cuantos elegidos que reposa en manos sobrenaturales. No hay idea más equivocada.

Eduardo Álvarez Del Castillo Sánchez, autor AutorEduardo Álvarez Del Castillo Sánchez Seguidores: 15

Luciano Cassisi, editor EdiciónLuciano Cassisi Seguidores: 2014

Ilustración principal del artículo Cómo instaurar procesos creativos: el destierro de la inspiración veleidosa
Ilustración de Katia Jiménez Cadena.

Siempre hay una mejor forma de hacer las cosas. Encuéntrala.

Thomas Alva Edison

En el siglo XXI prevalecen adelantos descomunales, como dispositivos digitales, redes sociales, realidad virtual, comercio electrónico, enlaces globales... En este contexto de inmediatez llama enérgicamente la atención que, en algunos sectores, se siga considerando la intervención de la inspiración como un evento primordial, con rasgos identificados con «lo inexplicable», «lo imprevisto» y «lo aleatorio».

Por contraste, permitámonos voltear la mirada hacia atrás para identificar los orígenes de este fenómeno: miremos a la cultura Helénica, muy distante de nuestra cotidianidad. Dentro de su extendido espectro cultural reconoceremos a dioses y semidioses, entre ellos a las musas, las hijas de Zeus y Mnemósine, nacidas al pie del monte Olimpo, quienes formaban parte del séquito de Apolo y se presentaban como cantantes en las fiestas de los dioses.1 Se debe señalar que ellas fueron las encargadas de acompañar a los reyes, señalándoles las palabras exactas y las actitudes necesarias para gobernar. Por extensión, tradicionalmente se ha considerado que las musas inspiran y conducen de la mano tanto a los filósofos como a los artistas. Las nueve2 musas del Olimpo protegían, de tal suerte, a las artes y las ciencias.

En ese mismo tono se concibió la expresión «alumno de las musas» utilizada para referirse a los poetas, puesto que se creía que las musas les revelaban eventos y, con esas «visiones», ellos posteriormente serían capaces de tejer sus versos. Por ello no dudaban en implorar el auxilio de las musas, porque consideraban que su poder divino les inspiraría y asistiría en la creación de su tarea literaria.

Hagamos una pausa en este punto para reflexionar en torno a una situación particular que se asoma en este pasaje de la mitología griega: la contundente participación de agentes externos –las musas– en la actividad creadora vinculada con las artes literarias, y por extensión la dilatada creencia de la misma injerencia en las demás actividades artísticas o creativas.

Hoy por hoy, en la apertura de este apresurado siglo XXI, mientras presenciamos las nuevas formas de la mediación tecnológica, dar por hecho la intervención de entidades inmateriales en la creación artística –y asimismo en otras actividades humanas– resulta asombroso, por no decir ingenuo.

El concepto de inspiración, utilizado de manera irreflexiva e indiscriminada, es una idea que nos llega desde la antigüedad. Pero tiene diversas acepciones: en primer término la aspiración del aire exterior (u otra sustancia gaseosa) hacia los pulmones, para inhalar o respirar. Su etimología procede del latín inspirāre (del prefijo «in» en, dentro o sobre, y «spirāre» que significa soplar). Infundir o inculcar desde afuera hacia adentro algo que con lo que no se cuenta, algo de lo que se carece, en alguna forma, se infiere la contribución de algún agente que otorga o concede un bien. Del exterior hacia nuestro interior, supongamos que de igual manera alcanza a nuestro entendimiento.

Por extensión, existen otras acepciones o interpretaciones en donde lo externo ejerce autoridad sobre la conciencia interna y la modifica en un sentido u otro. Por ejemplo: la capacidad de causar o producir un sentimiento en una persona; en el campo de las artes se dice que es concebir ideas para la creación de una obra tomando algún referente; en términos teológicos se expresa la influencia divina (conocida como iluminación: dar luz) sobre el entendimiento de una persona para determinar su comportamiento. En resumen, es la sensación de sentirse motivado3 por alguna persona o algún evento para impulsar a la propia creación. De nuevo el mismo influjo de lo externo, con la aceptación sumisa de la soberanía de aquellos agentes sobre la voluntad propia, como un aliento irremisible. De esa forma es posible entender la recurrencia de las musas inmateriales en la creación artística.

Bajo tales premisas, las musas –se afirma– promueven la creación artística pues impulsan pensamientos en la mente. Ese pensamiento prodigioso también señala que «la inspiración es una “chispa”, un torrente de ideas que brotan de forma espontánea y natural» (sic). Me pregunto por lo anterior, si acaso existe alguna forma del pensamiento que sea deliberada y artificial. Con igual ligereza se enuncia que la inspiración «es imprevisible y no surge de una planificación previa porque la mente no es una máquina» (sic).

Esta concepción ingenua da por sentado que las musas o la inspiración estarían estrechamente ceñidas al concepto romántico de «artista» y no estarían disponibles para los demás seres humanos. ¡Qué segregacionista!

Por lo tanto –expresan los defensores de la fantasía– que «la inspiración está vinculada al estímulo espontáneo que surge en el interior de un artista o creativo… y no aparece por esfuerzo o voluntad» (sic). ¡Qué conveniente resulta ser holgazán!

En pocas palabras, esta visión reduccionista nos dice que la creatividad sería ajena, veleidosa e imprevisible, que sólo unos cuantos «iluminados» cuentan con sus favores y los demás seres humanos sólo somos espectadores distantes de la esporádica visita de las musas y su venerable inspiración. Por lo anterior, considerando que las musas griegas son sólo unas pocas, se forja la impresión de que agendar una sesión de trabajo con alguna debe ser francamente esporádico, un evento único en la vida.

Me sorprenden los timadores por oficio, coaches de vida y los «conferencistas» de stand up que inician su presentación comiendo uvas, cierran los ojos, e invocan a lo sobrenatural para convencer a incautos carentes de disciplina y autogestión de que la inspiración es la única solución. Me hacen recordar a Melquiades el Gitano –entrañable amigo de José Arcadio Buendía– cuando efectúa sus fantásticas visitas a Macondo, con la diferencia de que Melquiades sí era un hombre honrado.4 En el siglo de la mediación digital sobreviven esos merolicos.

Mejor invoquemos a la creatividad como aliada, desterremos a la inspiración de estos territorios y confinemos a las musas al reducto del Olimpo. Hay que afrontar la diferencia: la creatividad es activa y participativa, es compromiso y responsabilidad, es madurez del individuo que ha decidido practicarla. En resumen, afirmamos que será mejor ser creativo que estar inspirado.

Los procesos creativos requieren de la puesta en práctica, del ensayo y el error, y posteriormente del hallazgo que posibilite relacionar aquello que no había sido relacionado antes, definiendo posibilidades aún inadvertidas. Consideremos a la creatividad como una posesión inherente del ser humano, con la aclaración de que es una suerte de músculo, pues mientras más se ejercita mejores resultados se obtendrán.

La creatividad es una vía de abordar una situación determinada. Por ello una persona creativa no requiere consultar la agenda de las musas, simplemente entrega resultados creativos: la creatividad es una búsqueda sistemática. Sabe que la rutina no es una buena compañera y que la curiosidad es una gran aliada, conoce e indaga y sobre todo se abastece de diversos temas e ideas. La creatividad es la exploración de lo inédito e incluso de lo inexistente. En referencia a ello, Albert Einstein5 dijo: «los resultados se obtienen con 5% de inspiración y 95% de transpiración».

Una ruta para «volvernos» creativos es alimentarnos de información de toda índole. Nuestro subconsciente está procesando constantemente ideas y estímulos que recibimos de manera inconsciente. Por eso cuando la gente dice haber sentido un «chispazo» no es del todo descabellado: es el subconsciente correlacionando información y pareciera que hallamos la respuesta de forma súbita. Pablo Picasso6 afirmó que: «la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando». La creatividad no es un regalo o una casualidad, es un modo de enfrentar una situación.

¿Es fácil ser creativo? No. ¿Por qué? Por el miedo al error o al juicio. No estamos dispuestos a los cambios o a experimentar diferentes rutas. En ocasiones no conocemos los resultados que obtendremos de cierta práctica, eso nos da miedo, pero no hay mayor enemigo de la creatividad que la rutina o la falta de imaginación. En contra nuestra, obra el hecho de haber sido educados bajo la premisa de que solo hay una respuesta para cada problema. Nada más peligroso. Eso nos lleva a perder la imaginación. La sociedad otorga preponderancia al pensamiento lógico, pero destruye el pensamiento creativo. Como ya se mencionó, la creatividad es una capacidad puede ser estimulada y desarrollada. En verdad, es una forma de ejercer la libertad.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
37
Votos:
42

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
  1. Cuenta la tradición que el primero de sus cantos fue el que entonaron cuando los dioses del Olimpo vencieron a los Titanes.
  2. El número de musas no es preciso, aunque existen nueve musas canónicas: Clío, musa de la Historia; Euterpe, musa de la Música; Polimnia, musa de los cantos sagrados; Terpsícore, musa de la Danza y la Poesía Coral; Calíope, musa de la belleza; Erato, musa de la canción amatoria; Melpómene, musa de la Tragedia; Talía, musa de la Comedia y Urania, musa de la Astronomía.
  3. [Motivación.- 1) Acción de motivar a una persona. 2) Cosa que anima a una persona a actuar o realizar algo. 3) Causa que determina la existencia de una cosa o la manera de actuar de una persona. La palabra motivación deriva del latín motivus o motus, que significa «causa del movimiento». La motivación puede dividirse en dos teorías diferentes conocidas como motivación intrínseca (interna) o motivación extrínseca (externa). La primera viene del entendimiento personal del mundo y no depende de ningún incentivo externo, ya que no necesita ningún tipo de reforzamiento pues son motivadas por sí mismas desde la persona; y la segunda depende de incentivos externos, y se enfoca principalmente en ayudar a la realización de una tarea como un medio para alcanzar un fin.
  4. García Márquez, G. (1967) Cien años de soledad. Alfaguara, México.
  5. Albert Einstein (Ulm 1879 – Princeton 1955). Físico alemán, nacionalizado suizo y estadounidense. Considerado el científico más famoso del siglo XX, conocido por desarrollar la Teoría de la relatividad.
  6. Pablo Ruiz Picasso (Málaga, 1881 – Mougins, 1973). Pintor, dibujante y escultor español.
Código QR de acceso al artículo Cómo instaurar procesos creativos: el destierro de la inspiración veleidosa

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 03/02/2023

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Vanessa Macias
0
Hace 3 meses

Amé: "suerte de músculo" concuerdo totalmente contigo, la mejor forma de hacer algo creativo es soltar el control y permitirnos explorar opciones para ejercitar la creatividad y llevarla al límite. Prueba y error, aunque en realidad no hay error, sino formas diferentes de hacerlo. Gracias por tu artículo.

1
Retrato de Eduardo Álvarez Del Castillo Sánchez
15
Hace 3 meses

Agradezco mucho tus palabras, Vanesa

0
Responder
Retrato de Alan Roberto Ruiz Barros
0
Hace 4 meses

Es interesante cómo se cuestiona la idea de que la inspiración sea algo divino o misterioso, relacionándolo con la creencia en las musas de la mitología griega. En lugar de depender de la inspiración, es indispensable utilizar la creatividad como una habilidad activa y participativa en la que se pueda desarrollar practicando, cometiendo errores y aprendiendo. Aunque nos parezca increíble hay mucha importancia en ser curioso, explorar ideas y trabajar constantemente porque esto nos ayuda a estimular la creatividad. Concuerdo en que los obstáculos para ser creativo, tienden a ser el miedo al error, y comparto la opinión de que en la mayoría de los casos la educación tradicional es capaz de limitar la imaginación.

2
Retrato de Eduardo Álvarez Del Castillo Sánchez
15
Hace 4 meses

Agradezco tus palabras, Alan

0
Responder
Retrato de Isabella Moncayo
0
Hace 4 meses

Considero que el artículo responde de forma clara que ser una persona creativa no solo tiene que ver con la inspiración o profesión a la que te dedicas ya que todos en cualquier área pueden serlo, pero siempre teniendo un previo proceso creativo basado en la experiencia, en los errores, la indagación, la búsqueda, en la práctica, etc. Por lo tanto, la inspiración no es el todo para llegar a crear un objeto o mensaje, mas bien la creatividad a través de la exploración dará mejores resultados, puesto que conlleva una retroalimentación personal de diversos temas e ideas sin recaer en algo rutinario.

Sin embargo, se debe tomar en cuenta que puede ser un proceso largo que tomara esfuerzo personal y dedicación, esto se debe a que el entorno y la sociedad en si desde la educación básica, reprimen de cierta forma el desarrollo y estímulo de la creatividad e imaginación al imponer de cierta forma la aplicación de procesos lógicos. Es por eso que es necesario salirse de esa burbuja que busca una sola vía para solucionar un problema y dejarnos llevar por los cambios que permiten tener diferentes posibilidades y opciones innovadoras gracias a una búsqueda sistemática.

1
Retrato de Paola Alejandra Noboa
0
Hace 4 meses

Estoy de acuerdo con tu respuesta, en especial considerando que el diseño se trata tanto del proceso creativo al que se da mucho énfasis, pero también al resultado que se obtiene al seguirlo. Al igual que los cambios influyen de manera muy significativa para lograr una verdadera innovación.

1
Responder
Retrato de Francesco Geovanny Intriago Giler
0
Hace 6 meses

La vison que tenia con respecto a la creatividad, yo pensaba que era un don innato, reservado para unos pocos con talento natural, pero he aprendido que no es así. Desarrollar la creatividad es un proceso accesible para todos, y no deberíamos menospreciar nuestros esfuerzos en este sentido. El artículo celebra la capacidad humana para crear y reinventarse, desafiando la idea de que la inspiración es un momento fugaz de genialidad. Se enfoca en la importancia de trabajar constantemente en nuestro proceso creativo, superando las limitaciones impuestas por la sociedad y el miedo al fracaso, permitiéndonos cometer errores en la búsqueda de soluciones innovadoras.

1
Retrato de Eduardo Álvarez Del Castillo Sánchez
15
Hace 6 meses

Totalmente de acuerdo. Agradezco tus palabras Francesco

0
Responder
Retrato de Katty Yamilet Burgos Cox
0
Hace 6 meses

Anteriormente consideraba que la creatividad es un don, algo con lo que pocos nacen o adquieren, por los cumplidos o elogios que obtiene al iniciar, sin embargo, al equivocarme y poner en práctica el desarrollar y trabajar en mis intereses puedo comprobar y valorar que está no es una inspiración divina, pues todo el mundo tiene la capacidad de desarrollar la creatividad.

Además, que de cierta forma estaríamos desvalorizando nuestro esfuerzo.

Por lo que me resulto interesante la mención de los orígenes del fenómeno, de las musas y de cómo estas eran representadas como momentos fugaces de genialidad, ya que también tenía esa percepción. Considero que su artículo es una celebración de la capacidad humana para crear y reinventarse, tiene un enfoque novedoso sobre el seguir trabajando en nuestro proceso creativo, el ir más allá, no solo por lo dictaminado por la sociedad, si no por el miedo al fracaso que muchas veces nos estanca y no nos permite salir de la zona de confort y estar dispuesto a cometer errores en busca de soluciones innovadoras.

3
Retrato de Eduardo Álvarez Del Castillo Sánchez
15
Hace 6 meses

Agradezco mucho tus palabras, Katty. Justamente ése es el sentido: la capacidad que todos tenemos de ser creativos y que por diversas razones no ejercemos.

0
Responder
Retrato de Jhoan Saavedra
0
Hace un año

Gran articulo el que aporta mucha información acerca de lo que buscaba, la manera en la que el Autor interpreta la creatividad desde su punto de vista me parece muy interesante e izo que mi mente este mas abierta a crear nuevas ideas o nuevas formas para poder entender la creatividad y poder mejorarla con actividades que pueden ser inusuales o cotidianas teniendo nuevos resultados novedosos y llenos de creatividad. agradecerle al Autor del articulo por la información brindada y muchas gracias por aportar en mi personalmente tengo nuevos conceptos sobre la creatividad luego de leer el articulo.

gracias .

1
Retrato de Eduardo Álvarez Del Castillo Sánchez
15
Hace un año

Agradezco mucho tus palabras

0
Responder
Retrato de Sara Alvear
0
Hace un año

La inspiración es una palabra polisémica muy agradable, habamos de ella como la acción de introducir aire a nuetros pulmones y de como es un estímulo que sentimos para favorecer nuetra creativida y busqueda soluciones. De igual forma se entiende muy bien el dicho ¨eres mi musa¨ haciendo referencia a que alguien lo inspiro a crear algo. La inspiración no viene por si sola, hay que aliementarla, hay que ser más curiosos con el mundo que nos rodea.

Gracias.

1
Retrato de Eduardo Álvarez Del Castillo Sánchez
15
Hace un año

Muchas gracias por tus palabras Sara.

0
Responder
Retrato de Paul Martínez
0
Hace un año

Excelente artículo, conciso y preciso, la "inspiración" es recurrente cuando se trabaja en ella, no llega "por sí sola", hay que alimentarse "visualmente", de todo, de la naturaleza, de la sociedad, de cultura, etc pero hay que alimentarla para que sea presente.

Gracias.

1
Retrato de Eduardo Álvarez Del Castillo Sánchez
15
Hace un año

Muchas gracias por tus palabras Paul

0
Responder
Retrato de Adriana Patricia Castelmezzano
0
Hace un año

Genial 👌

1
Retrato de Eduardo Álvarez Del Castillo Sánchez
15
Hace un año

Muchas gracias Adriana

0
Responder
Retrato de Elvia Yolanda Campuzano Figueroa
0
Hace un año

Consideramos maestros iluminados a aquéllos que nos maravillan con su arte, pero definitivamente no es unailuminación sobrenatural si no un constante estar en el mundo con los sentidos activos, ejecutando una y otra vez en la búsqueda día a día de ese trazo fluido, objeto impecable, palabra envolvente...

En fin, paradójicamente es una dicha errar, porque cada hacer es mejor que lo anterior realizado.

Un fuerte abrazo.

Excelente ensayo.

Gracias y que vengan más.

2
Retrato de Eduardo Álvarez Del Castillo Sánchez
15
Hace un año

Muchas gracias por tus palabras Elvia.

0
Responder

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 mayo

Tipología de Marcas

Tipología de Marcas

Criterios y herramientas para seleccionar el tipo adecuado al diseñar marcas

15 horas (aprox.)
1 mayo

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 junio