Eréndida Mancilla

Tipografía y Arquitectura: espacios compartidos

La relación entre las formas constructivas de la arquitectura y la tipografía a través del tiempo.

La relación entre la forma de la tipografía y las formas arquitectónicas se da en sentido natural, al ser disciplinas que presentan elementos constructivos que pueden relacionarse mediante analogías y estando marcadas ambas, además, por la expresión del espíritu de la época a la que corresponden y evidenciada en los estilos que presentan: «La historia de la evolución de la escritura representa en cierto sentido una –grafología– de las culturas pretéritas que, no obstante, sólo es posible cuando se contempla desde una distancia cronológica considerable».1 Con la finalidad de clarificar este punto, se hace un recorrido comparativo entre la producción tipográfica y arquitectónica en diferentes épocas.

A. El espacio en la construcción de la arquitectura y la tipografía en el Renacimiento

En el Renacimiento, se da el resurgimiento del arte grecorromano y de la escritura de mayúsculas romanas y minúsculas carolingias.2 Hacia esa época, los Humanistas se liberaron de las rígidas ataduras dogmáticas y religiosas y, por ello, la producción arquitectónica y tipográfica se ligó más a los principios de la ciencia: las matemáticas, la geometría, la óptica, la perspectiva, la mecánica, la anatomía y la fisiología.3 «En este periodo hay que señalar el surgimiento de los tratados de leyes y normas teórico-matemáticos de composición, proporción y metodología aplicados al diseño tipográfico».4

En las construcciones arquitectónicas del Renacimiento (A y B), los cánones se vuelven a las culturas Clásicas de la Antigüedad (la griega y la romana). En el caso de la tipografía diseñada por Durero (C), ésta se basa en la construcción de la Escritura Mayúscula Romana.

B. El espacio en la construcción de la arquitectura y la tipografía en el Barroco

El Barroco prefirió lo libre, lo lleno de vida, la disposición rítmica, el agrupamiento accidental, la asimetría, el juego de claro-oscuro y el espacio expansivo exagerado por las ilusiones ópticas y las variaciones de la luz y de la atmósfera. Las artes quisieron representar por medio de estas ilusiones arquitectónicas, escultóricas y pictóricas (inclusive tipográficas), los cinco sentidos y a la vez la gloria celestial a la cual el hombre llegaría si practicaba las virtudes evangélicas, lo que trajo consigo la complicada geometría de la arquitectura barroca, basada en el movimiento y en la que se sustituye a la línea recta por la espiral movible.5

La concepción del espacio tiende a la saturación en la columna salomónica y los frontones sobrecargados (A y C); en el caso de la tipografía, coexiste la geometría del tipo con lo sobrecargado de la estética barroca (B).

 

C. El espacio en la construcción de la arquitectura y la tipografía en el Neoclásico

A mediados del siglo XVIII, el compromiso con el orden clásico se impuso sobre la misma naturaleza. Surge la búsqueda de la simplicidad, del reposo y del equilibrio. Todo lo que se hace está basado en el canon. «El cansancio de la exuberancia ornamental del rococó produjo también la reacción clasicista… el arte griego y romano no habían sido tan rigurosos como se había imaginado en el Barroco».6 Los arquitectos suprimen los elementos superfluos, volviendo a la sencillez constructiva y a la simplicidad del volumen, la simetría y la ornamentación sobria.7


En el caso de la arquitectura, la limpieza y el orden del espacio vuelve a concebirse bajo la geometría, la matemática y la razón (A); en el caso de la tipografía, los trazos se contrastan, las astas son gruesas y los remates son filiformes y horizontales.

D. El espacio en la construcción de la arquitectura y la tipografía en el Siglo XIX
En este siglo se da la ruptura de los órdenes espaciales establecidos; los arquitectos plantean un retorno a la estética del pasado; estilísticamente, la primera mitad de siglo vio un cierto eclecticismo de las formas; se habla de revival, porque se construye a imitación de las antiguas arquitecturas egipcia, india, china, romántica o gótica. La arquitectura también sufrió una gran evolución debido a los avances técnicos a partir de la Revolución Industrial, con la incorporación de nuevos materiales como el hierro, el acero y el hormigón. En la tipografía se diseñaron letras gruesas y los tipos se volvieron más pesados, tenían un sentido mecánico, caracterizado por el uso de patines rectangulares gruesos «Muy posiblemente se encontraron similitudes de diseño entre los alfabetos geométricos gruesos y las cualidades visuales de algunos artefactos egipcios».8


En el siglo XIX, el espacio se vuelve ecléctico, copiando referentes históricos situados en otras épocas, en el ejemplo arquitectónico (A), se tendió al Estilo Gótico; en el caso de la tipografía (B), los referentes se encontraban en la estética de la máquina y en los descubrimientos realizados en Egipto.

E. El espacio en la construcción de la arquitectura y la tipografía en el Siglo XX

Los primeros años del siglo XX se sitúan en un ambiente agitado y complejo. La búsqueda de lo nuevo convive con el pasado y a pesar de su rechazo, la máquina se va a imponer, se genera un nuevo concepto constructivo basado en una idea más racional del espacio, estructurado de forma más depurada y funcional. Se abre una ilimitada indagación sobre la propia materialidad y posibilidades de desmaterialización: el plano y la composición, las líneas y los colores, las estructuras, los elementos y las formas geométricas puras.9 La arquitectura y la escritura vivieron conjuntamente un movimiento hacia la llamada Nueva Objetividad. «La Geometría pura se superpone al estilo libre: todas las rectas trazadas con la regla; todas las curvas, con el compás».10


En el caso de la arquitectura las formas son puras y el espacio se vuelve geométrico y funcional (A). En el caso de la tipografía (B), su diseño se basa en las formas geométricas puras: el círculo, el triángulo y el cuadrado. Su construcción es geométrica lineal, es decir de grosor continuo y sin patines (Sans-serif).

Author
Eréndida Mancilla San Luis Potosí
Edition
Juan Miguel Lorite Fonta Madrid
  1. Adrian Frutiger. Signos, símbolos, marcas y señales. Editorial Gustavo Gili, Barcelona, 2006. p.122
  2. Ibid, p. 123
  3. Dolores Múñez Marcos. Hablando de orden. Universidad Complutense. Madrid, 2005. p. 944
  4. Satué, Enric. El diseño gráfico desde los orígenes hasta nuestros días. Editorial Alianza, Madrid, 1999. p. 44
  5. José Manuel Lozano Fuentes. Historia del Arte. Editorial CECSA, México. 1976. p. 388
  6. Ibid, p. 466
  7. ibid.
  8. Philip B. Meggs. Historia del diseño gráfico. México, McGraw Hill, 2000. p.129
  9. Montaner, Josep Maria. La modernidad superada: Arquitectura, arte y pensamiento del siglo XX. Editorial Gustavo Gili. Barcelona, 1997. p. 10
  10. Adrian Frutiger. Op. Cit. p. 123

Bibliografía

  • Baines, Phil. Haslam, Andrew. Tipografía, función, forma y diseño. Ed. Gustavo Gili, Barcelona, 2002.
  • Frutiger, Adrian. Signos, símbolos, marcas y señales. Editorial Gustavo Gili, Barcelona, 2006.
  • Lozano Fuentes, José Manuel. Historia del Arte. Editorial CECSA, México, 1976.
  • Meggs, Philip B. Historia del diseño gráfico. México, McGraw Hill, 2000.
  • Montaner, Josep Maria. La modernidad superada: Arquitectura, arte y pensamiento del siglo XX. Editorial Gustavo Gili. Barcelona, 1997.
  • Satué, Enric. El diseño gráfico desde los orígenes hasta nuestros días. Editorial Alianza, Madrid, 1999.

Published on 30/01/2014

IMPORTANT: This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Instead, we suggest and value a partial reproduction, also including the name of the author, the title and the source (FOROALFA), a link to this page (https://foroalfa.org/articulos/tipografia-y-arquitectura-espacios-compartidos) in a clear and visible place, inviting to complete the reading.

FOROALFA ISSN 1851-5606 | Contactar | Publicidad | ©Luciano Cassisi 2005~2016