Pero, doctor... usted no entiende

Traumas de un diseñador ante la espasmódica visión que suelen tener los médicos acerca del diseño gráfico y su utilidad.

Retrato de Guillermo Jaramillo Guillermo Jaramillo Tulcán Seguidores: 13

Opiniones:
32
Votos:
35
Compartir:

No es nada fácil que un comunicador visual y un médico se entiendan. Peor aún en nuestro medio, donde el diseñador es visto como un «chico loco» que dibuja bacán y que, difícilmente, sería tomado en cuenta por un «profesional» de la medicina si se atreve a decirle que el loguito que hizo en Powerpoint para su consultorio privado es basura.

Aquí en Ecuador nadie se toma la molestia. El doctor va a alguna imprenta de precio módico y encarga 1000 tarjetas de presentación. El señor o señora de la imprenta tiene un pequeño catálogo de plantillas y el doctor escoge el modelo que más le gusta. Se observará que casi todos tienen ese símbolo antiguo con las culebritas entrelazadas y los más osados, lucirán un estetoscopio o cualquier otro icono relacionado. Si son dentistas tendrán un diente y si son pediatras posiblemente, un osito o conejito con mandil. Es hermoso que esas imprentas nos ahorren a los diseñadores el trabajo de buscar y rebuscar signos para fundamentar nuestras propuestas. Gracias a ellos, los galenos se van felices a sus consultorios a engordar sus tarjeteros donde los pacientes toman las tarjetas para recordar los datos del doctor. Lo que los señores de mandil no ven es que ellos, en la billetera de sus pacientes, son opciones. Y su tarjeta será la clave para ser diferenciados de los otros doctores que, según la facilidad que hayan tenido para conectar con el usuario, serán recomendados o visitados nuevamente.

Eso con la papelería. Pero antes de avanzar tanto hay otra cosa mucho más visible: ese gran letrero luminoso que adorna las clínicas, centros médicos y demás casas de salud; ese gran soporte de comunicación que las personas verán al andar del otro lado de la calle o en su carro y que en fracciones de segundo les transmitirá una impresión vital para sentirse totalmente seguros de ser atendidos allí. Ese letrero contiene la marca del servicio ofrecido: atención médica.

Sucede que mi hermana —optometrista en expansión— se ha asociado con un modesto centro médico de la capital para instalar una óptica. Los servicios que prestará son los de siempre: exámenes visuales y venta de lentes. El primer contratiempo es que la óptica, al estar asociada con este centro médico, va a compartir el mismo nombre, por lo que el logo debe resignarse a ser una derivación del logo original de la clínica (cambiando «medical» por «optical»). Risas por favor.

Al llegar a las instalaciones, mi hermana me pasa algo de la papelería actual. El logo, donde el nombre de la clínica está con tipografía Bauhaus y un efecto WordArt de película, se ve complementado por una hermosa ecografía de un feto adornado con una aureola de angelito. La ecografía goza de completo detalle figurativo y el dueño de la clínica la puso ahí para homenajear al hijo que su esposa aún esperaba al momento de inaugurar el centro médico.

La broma inevitable con mi hermana fue: ¿quieres que para la óptica te ponga al mismo feto pero con gafas? Ante tan oscuro panorama, mi idea fue proponer una identidad corporativa no solo para la óptica, sino para todo el centro médico, considerando señalética (que actualmente no existe) y tratando de no llenar las paredes de demasiadas cosas para que la gente no se altere más de lo que ya está al tener que esperar turno y sentir dolores. Sin embargo, ¿cómo decirle al amable dueño de la clínica que su angelito con aureola no es la mejor manera de demostrar credibilidad? ¿Cómo plantearle al consejo directivo que es casi un crimen tener un centro médico sin señalética? ¿Cómo venderle unidad gráfica a personas que no consideran en absoluto necesario este elemento?

Se dice que el diseñador resuelve problemas. En otro contexto, se dice también que el diseñador crea productos que satisfacen necesidades. Hablando así, ¿cuál es el problema aquí? ¿Qué el centro médico no tiene identidad corporativa y que sus soportes gráficos no transmiten confianza? Mi hermana dice algo clave: «Pero si la gente solo quiere hacerse atender, no está mirando esas cosas». Conversando más, veo que la gente que se hace exámenes en la clínica llega recomendada de colegas de los hospitales públicos u otros centros de salud. Los precios son más económicos que en otros lugares especializados, lo que determina que su mercado meta sean las personas de medianos y bajos recursos monetarios. Claro, «la María ¡¿qué va a saber de marcas y esas cosas?!, ¿no?».

Al final, mi hermana me mira con pena porque me ha hecho viajar a la capital por gusto. El centro médico no siente que tenga un problema comunicacional porque no le interesa comunicar gran cosa. Se siente conforme con posicionarse entre los doctores de la ciudad para que ellos les envíen pacientes a hacerse exámenes allí. A lo mucho les interesa que el letrero luminoso sea grande para que nadie se pierda. Esa es su necesidad. «¿Qué les va a a venir a decir un muchacho que necesitan tanta vaina?». La óptica de mi hermana tendrá que sumarse al mismo ambiente y a la misma visión de su host: vender barato y conseguirse panitas que les envíen pacientes; a menos que se encuentren con un diseñador mesiánico que los convenza de lo contrario. Yo soy más bien aburrido.

Retrato de Guillermo Jaramillo Guillermo Jaramillo Tulcán Seguidores: 13

Opiniones:
32
Votos:
35
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Pero, doctor... usted no entiende

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Karen Vargas Ramírez
3
Karen Vargas Ramírez
Dic 2013

Muchas personas no consideran relevante el que su empresa cuente con una identidad corporativa ya que creen que a los usuarios solo les interesa hacer uso del servicio que venden. Además creo que el trabajo del diseñador gráfico es subestimado por muchos, hay quienes creen que diseñar es abrir el programa y usar imágenes de google o Word Art. También es muy cierto lo que menciona el autor, es común que empresas pequeñas recurran a imprentas para que les «diseñen» su logotipo, el cual siempre apunta a los lugares comunes, por ejemplo: si es un dentista el isotipo es un diente.

1
Responder
Retrato de Samuel Cruz
0
Samuel Cruz
May 2012

Es verdad que algunas personas no valoran o no ven la importancia del trabajo del diseñador, ya que la mayoria de las personas conceptualizan al diseñador como alguien que se encarga de hacer bonitas las cosas y es cierto se encarga de acerlas agradables o esteticas a la vista pero lo mas importante se encarga de acerlas funcionales para un obejtivo, en el caso de la clinica atraer muchos mas clientes, sin embargo coincido que el diseñador debe contar con un sentido de persucacion bastante desarrollado para lograr convencer o vender su idea excelente articulo.

0
Responder
Retrato de Juan Carlos Garcia
0
Juan Carlos Garcia
Abr 2012

La palabra clave es «Persuasión» y es bidireccional, el diseñador debe ser un maestro en este arte y lease bien, persuadir, no engañar. Sabemos los beneficios de implementar comunicación visual efectiva y su rentabilidad para el cliente ¿o nO? bueno los que lo hacen bien lo saben, pero el proceso incluye convencer a nuestro «paciente» de que necesita desesperadamente esa «cirugía visual» si no puedes convencer al paciente, es por que probablemente no sepas como curarlo.

1
Responder
Retrato de Jose Luis D ´amato
0
Jose Luis D ´amato
Abr 2012

EXCELENTE . BUENA DESCRIPCIÓN DE LO QUE SUELE OCURRIR.

ADEMAS LOS GALENOS EN GENERAL SON MUY SOBERBIOS, POR

SU TAREA. AL ESTAR TAN CERCA DE LA VIDA Y LA MUERTE ES

COMO SABEN TODO.

2
Retrato de Jose Marinelli
0
Jose Marinelli
Abr 2012

Lo resumo: el que este libre de pecado que tire la primera piedra!!!. Que levante la mano el diseñador grafico que nunca se automedico, que nunca pidió a un conocido medico que le diagnostique algo por teléfono, que le mangueó a un medico amigo una receta o un estudio que otro medico le receto otrora o aún peor que nunca le recetaron o solicitaron, que diseñador nunca pidió un certificado medico para justificar falsamente un ausentismo laboral o la admisión a un gimnasio por ejemplo. la realidad todos pensamos que lo que hacen los demás es una «COSITA DE NADA«

2
Retrato de Eme Jota
0
Eme Jota
Abr 2012

Toda la razón. Finalmente todos nos automedicamos, en diseño, en periodismo, en medicina, en leyes. En lo que venga.

0
Responder
Retrato de Gerardo Ramones
0
Gerardo Ramones
Abr 2012

y al final... ¿quedó el bebe con sus gafas?

1
Responder
Retrato de Soledad Daniele
0
Soledad Daniele
Mar 2012

Hay clientes que para «llegarles», necesitan ver y no escuchar tanto. El cliente está enamorado de su logo, más aún si lo hizo él, el sobrino, o si en el mismo se encuentra su bebé por nacer. Me parece que una opción para convencerlo sería llevar un boceto de la imagen que le propones y allí explicar todos los beneficios que puede tener con el nuevo isologotipo.

Dependiendo de la reacción del cliente, puedes seguir enumerando los beneficios. También se corre el riesgo de haber trabajado en un boceto que no se lleva a cabo, pero me parece la mejor manera para llegar a estos clientes.

1
Responder
Retrato de Diego Ordoñez
13
Diego Ordoñez
Mar 2012

Realmente es difícil vender una imagen corporativa nueva a alguien que no parece apreciarla. Pero el error más grande que podemos cometer es subestimar al cliente potencial. ¿Porque tiene esa imagen? ¿Quién lo asesoró antes de nosotros llegar? ¿Cuanto desea realmente cambiar la imagen y percepción que tienen sus clientes? He tenido clientes a los cuales les diseñó su imagen corporativa el «sobrino que estudia diseño», y ahora desconfían. Lo primero que debemos entender (y el cliente) es: «No contratan un diseñador (publicista, mercaderista,...), contratan (y requieren) una solución.«

1
Retrato de Daniel Bericua
1
Daniel Bericua
Abr 2012

Diego: Coincido totalmente con vos, las empresas contratan soluciones y generalmente son multidisciplinarias y abarcan mas de lo que un diseñador suele ofrecer.

0
Responder
Retrato de Yuriko Bustamante
6
Yuriko Bustamante
Mar 2012

Hay que ser ingeniosos en este caso. Un buen trabajo se vende por sí solo.

Cuando tu hermana goze de una excelente identidad, el dueño de la clinica te pedirá solito que renueves la imagen de la misma. No creo que una persona en sus cabales se resista a seguir con ése logo, después de apreciar la mejoría que podría adquerir la clinica completa.

No hay que subestimar a los clientes y, ahora, sí ya no desea el señor MEJORAR lo evidente... Pues un punto menos para el mundo de la buena comunicación...

2
Retrato de Daniel Altamirano Altamirano
0
Daniel Altamirano Altamirano
Mar 2012

Ten por seguro que en el Ecuador cuando se de cuenta el doctor que necesita cambiar su identidad, en ves de ir con el diseñador que hará valer el trabajo de su nueva identidad (precio), ira con el mismo quien le puso al bebe con la aureola... LOS DISEÑADORES EN EL ECUADOR ANTES DE VENDER IMAGEN AL CLIENTE DEBEMOS VENDER UNA VERDADERA IMAGEN DE DISEÑADOR...

0
Retrato de Yuriko Bustamante
6
Yuriko Bustamante
Mar 2012

Por experiencia propia, digo que no hay que subestimar a los clientes y/o potenciales clientes.

Es verdad que en el Ecuador hay el problema que mencionas, pero de nada sirve gritarlo a los 4 vientos realzando una situación que podemos cambiarlo empezando por nosotros mismos, para erradicarlo.

Sabemos que no todo es una utopía llena de felicidad, pero cambiar YA esa mentalidad en las personas depende de nosotros, es un reto. Hazlo o únete al grupo que desea quedarse en la mediocridad.

2
Responder
Retrato de Guillermo Jaramillo
13
Guillermo Jaramillo
Mar 2012

Justamente esa es la conclusión final de esta experiencia: más allá del deseo de lucirse que un creativo pueda tener, lo fundamental es crear propuestas acordes al entorno. Pero en ese mismo sentido, se necesita influenciar al entorno para que haya un despertar en las necesidades de comunicación de cualquier área profesional, no solo de los médicos. Este no fue el caso, pero seguro que algún rato nos encontraremos con esa posibilidad y el sabor al final será más agradable.

2
Responder
Retrato de Enrique Goldes
1
Enrique Goldes
Mar 2012

es muy gracioso el artículo.

Creo, que se puede trabajar con esos clientes, (obviamente me dirán), pero me refiero a que si el público meta es de modestos recursos, hay que realizar gráfica acorde a su nivel cultural, deseos e imaginarios. No significa que no pueda usar gráfica, sino que tenemos que amoldarla a ellos. Me imagino una virgencita con gafas, (sólo para ejemplificar lo que digo). Si fuera en Argentina la podría a Gilda con gafas, cuidando de elevar el nivel de diseño (ordenar), pero haciéndolo atractivo para su público.

1
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo FOROALFA llega a Santa Fe
Autor:
FOROALFA
Título:
FOROALFA llega a Santa Fe
Sinopsis:
Un encuentro temático sobre la identidad institucional y corporativa, de interés para profesionales de la comunicación y el diseño.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
29
Opiniones:
27
Seguidores:
589
Ilustración principal del artículo Gráfica para un ciclo cultural en Oaxaca
Autor:
Grupo Abracadabra
Título:
Gráfica para un ciclo cultural en Oaxaca
Sinopsis:
Un desarrollo gráfico para el Ciclo de Vino, Jazz y Música en vivo organizado por el Museo del Ferrocarril Mexicano del Sur.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
36
Opiniones:
23
Seguidores:
33
Retrato de Raúl Belluccia
Autor:
Raúl Belluccia
Título:
Diseño y estrategia de marca
Sinopsis:
Dos recomendaciones para programar el diseño de marcas de alto rendimiento.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
76
Opiniones:
12
Seguidores:
781
Ilustración principal del artículo No es un logo, ¡es un escudo!
Autor:
Francisco Yantorno
Título:
No es un logo, ¡es un escudo!
Sinopsis:
El nuevo escudo de la Ciudad de Buenos Aires motiva una reflexión respecto a los diseñadores y el respeto por el patrimonio cultural e histórico.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
195
Opiniones:
165
Seguidores:
34
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Más sobre el logotipo corporativo
Sinopsis:
Precisiones sobre las funciones universales de este signo identificador.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
250
Opiniones:
50
Seguidores:
3325
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Verbal/no verbal como polaridad identificatoria
Sinopsis:
El papel de lo tipológico en la referencia a la identidad.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
122
Opiniones:
24
Seguidores:
3325

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero