Orgullo: mal compañero para al crecimiento profesional

Todo proyecto de diseño debe de tener su planeación y respetar el proceso de trabajo para obtener un buen resultado.

Claudia Pérez Ramírez Ciudad de México
Followers:
4
Comments:
41
Votes:
54
Compartir:

Hace poco me tope con una situación de presión en mi trabajo. Debíamos entregar un video corporativo con una duración de más o menos 20 minutos de grabación en apenas una semana. Para poder realizarlo tuvimos que ir a tres empresas diferentes para realizar tomas de cada una de ellas, tuvimos que conseguir a una presentadora y también un set de grabación sobre pantalla green. En la primera reunión con el cliente definimos la forma de trabajo y los permisos de grabación para cada una de las empresas; es decir, empezamos a medir tiempos y establecer un calendario. Todo parecía muy bien, pero ¡oh sorpresa!, el primer día que llegamos a grabar no estaban los permisos correspondientes. Fue en vano, simplemente perdimos un día de trabajo.

Después de algunas quejas y llamados resolvimos el problema y empezamos a realizar las tomas. En tres días tratamos de recolectar todo el material posible para la posproducción, y aún faltaba grabar a la presentadora. El tiempo seguía corriendo. Llegó el sábado y comenzamos con el trabajo de posproducción. Esa tarea quedó en mis manos y las de un compañero freelance que se encargó de las animaciones. Aquí viene lo bueno: parecía que todo iba bien hasta que el cliente envió una persona para que supervisara nuestro trabajo de edición. En un rato ya teníamos a más de cinco personas a nuestro alrededor. Eso me puso muy nerviosa, estaba trabajando contra reloj con 10 ojos controladores sobre mi…

Me decían qué efectos estaban mal y cuáles estaba bien, opinaban sobre los cortes, las transiciones, etc., y lo único que podía hacer era escuchar a todos y a nadie, sentía que entorpecían mi trabajo. Sabía que mi trabajo estaba bien, sabía que la edición era buena. En ese momento escuché una voz interior que me decía: «¡tu eres la experta!, ¡tú eres la que sabe!». Para poder pensar mejor salí un momento a tomar aire. Era mi orgullo el que me estaba controlando, no me dejaba ir más allá de lo que yo pensaba, no aceptaba otras opiniones más que las mías. Pero rápidamente me di cuenta de que lo único importante era sacar el trabajo adelante.

Mi «orgullo profesional» me impedía precisamente «ser profesional». Los cambios que ellos pedían eran justificables. Dado que estábamos trabajando «en equipo», lo más profesional era escuchar al equipo para seguir adelante, y crecer conociendo y analizando sus puntos de vista. Debía escuchar a todos, pero al mismo tiempo debía saber a quién hacerle caso.

El tiempo transcurrió muy deprisa y se hizo lo que se pudo. Hicimos una prueba de proyección, pero ahí surgió otro filtro y nos pidieron detenerla. Después de un tiempo de conversar con los clientes, se les hizo notar que para entregar un trabajo bien terminado era necesario respetar los tiempos de realización, dedicar lo necesario a cada etapa del proceso. En ese momento las personas que estuvieron con nosotros supervisando el video se dieron cuenta que el hacer una producción de video no es como hacer «enchiladas».

Finalmente no se proyecto el video, pero tampoco se dejo de lado. Al contrario, se realizó un nuevo calendario en forma para cada etapa, para su revisión y cambios, con el fin de obtener un buen producto que dejara satisfechos tanto al cliente como a los realizadores. Es difícil decir si lo correcto hubiera sido no aceptar el proyecto. Lo cierto es que durante esta experiencia todos aprendimos a respetar los tiempos que merece cada etapa del proceso de trabajo. En cuanto a mi, aprendí que el orgullo no es un buen compañero para el crecimiento profesional.

Followers:
4
Comments:
41
Votes:
54
Compartir:

41 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 12/02/2013.

You may be interested

Jorge Montaña
Idioma:
ES
Author:

Jorge Montaña

Title:

¿Doctores o maestros?

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
91
Comments:
107
Followers:
164
Milton Glaser
Idioma:
ES
Author:

Milton Glaser

Title:

Diez cosas que aprendí

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
233
Comments:
52
Followers:
539
Claudio Ruizvelasco Riveramelo
Idioma:
ES
Author:

Claudio Ruizvelasco Riveramelo

Title:

¿Según el sapo es la pedrada?

Share:
Interactions:
Votes:
97
Comments:
44
Followers:
28
Ramiro Pérez
Idioma:
ES
Author:

Ramiro Pérez

Title:

Yo trabajo por el pancho y la Coca

Share:
Interactions:
Votes:
129
Comments:
177
Followers:
21
Juan Gagliano
Idioma:
ES
Author:

Juan Gagliano

Title:

El cliente muchas veces tiene la razón

Share:
Interactions:
Votes:
38
Comments:
69
Followers:
13
César Ochoa
Idioma:
ES
Author:

César Ochoa

Title:

El valor no reconocido del diseño

Share:
Interactions:
Votes:
44
Comments:
15
Followers:
9
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

2
Aleyta Sosa
Dec 2013

Es increíble como tuviste esa gran presión para llevar a cabo tu trabajo, nada es imposible muchas veces nos tocará trabajar bajo la misma presión que tu. No tengo mucha experiencia pero creo que se debería hacer cumplir al pie de la letra con lo establecido a cerca de las grabaciones. Por otra parte en cualquier proyecto creo que es pertinente hacer a un lado el orgullo y hacer un balance entre tus conocimientos profesionales y lo que pide el cliente para poder desarrollar tu proyecto con éxito.

0
Reply
0
Julio Sanchez
Nov 2013

me parece muy apreciable la forma en la que resuelves una situación de estrés injustificado ya que sí bien el cliente puede participar del proceso y apoyar con la visión clara del resultado final, no me parece sano ni para el diseñador ni para el proyecto el que el cliente invada tu espacio de trabajo.

0
Reply
0
Alejandra Lara
Nov 2013

Muy humilde de tu parte reconocer este "orgullo profesional" creo que muchos de nosotros algunas veces sin tener todo el conocimiento pecamos de orgullosos y es que el orgullo no es bueno porque es como la niebla que ciega tus ojos, no siempre que nosotros pensemos que estamos en lo correcto y nada más lo que nosotros decimos es valido, menos cuando lo hacemos en equipo... Gracias por compartir tu experiencia y hacernos ver que el orgullo profesional, es un mal compañero para nuestro crecimiento profesional.

0
Reply
1
Cristina Cuesta
Aug 2013

Todos caemos alguna vez en el orgullo profesional, no es lindo, ni cómodo tener a alguien en la nuca diciéndote que algo está mal cuando no tiene conocimiento en el área. Yo creo que cierto nivel de orgullo es necesario, pero siempre hay que estar abierto a críticas, eso te hará crecer y evitar errores en siguientes trabajos, pero como mencionaste, hay que saber a quién escuchar.

0
Reply
0
Nairi Erupi
Jun 2013

Tal vez yo no tengo demasiada experiencia en el campo aún, pero es cierto que tengo muchos amigos que van mas avanzados en el medio y que se han subido mucho en su nube, dan por un hecho que ellos son los únicos que tienen razón de decir las cosas y no se les puede contradecir.. En lo personal me molesta esa actitud, porque si bien no es agradable que se la pasen buscando defectos a tu trabajo, tampoco esta bien creerse perfectos, y mucho menos estando en un equipo de trabajo. Si se quiere avanzar y llegar a un buen resultado hay que tratar de ser mas humilde y aceptar la opinión de otros.

0
Reply
0
Abby Colin
May 2013

pienso que había demasiada premura en tu proyecto, pero claro que estoy de acuerdo contigo, cuando reconoces tu error definitivamente es reconfortante y hasta en cierto punto te alivia...

0
Reply
0
Lissette Carol Ochochoque Pariño
Apr 2013

Me gusto mucho tu articulo, me sentí identificada creo que a veces pecamos de orgullosos y de pensar que lo hacemos mejor y que las personas que no están metidas en el tema no saben nada, que bueno es utilizar la inteligencia emocional debería ser nuestro propio filtro para no causarnos problemas a veces. Gracias por lo ultimo que lo tendré presente: ¡El orgullo no es un buen compañero para el crecimiento profesional!

0
Reply
4
Andrés Antonio Morales Guerrero
Mar 2013

Vaya experiencia. Aunque creo que es algo común en varios proyectos realizados en México, en particular con los tiempos. Me pregunto, ¿qué hubiera pasado si las cinco personas que te vigilaban y supervisaban, tenían conocimientos errados los cuales más que mejorar el proyecto, lo hubieran echado a perder?

1
Reply
7
Jorge Reares
Mar 2013

Buen relato de experiencia. Hay que revisar que se comprende por «orgullo», yo rescato mucho el «orgullo personal», es la autoestima necesaria para enfrentar desafíos, disfrutar logros y para vivir . Muchas veces no se tiene claro el objetivo final y por ello se toman decisiones incorrectas en los procesos, sobre todo en la comprensión de quienes deben intervenir y como, para lograr el objetivo. Limitada formación y desinformación de contextos atentan contra ello

0
Reply
9
Alirio García
Feb 2013

Pues Claudia mis más sinceras felicitaciones por tu autocontrol y capacidad para trabajar bajo presión. Asusta leer tu descripción de la situación tan absurda y común, y más absurda aun por lo segundo. Eso que tu llamas orgullo, es también la protesta enérgica contra condiciones cada vez más frecuentes para el ejercicio de la profesión. Lo que empezó como «Se solicita diseñador dispuesto a»… ya va por «con capacidad de trabajar bajo presión». Preocupante.

0
Reply
0
Carolina Kittler
Feb 2013

Muy bueno tu articulo, habla desde la experiencia con honestidad, y es útil, me recordo algo que habia olvidado un poco. Los tiempos que medimos mal y el ego torpe. Uno es el que tiene que decir no al cliente, no se llega o se llega mal. Ahora con respecto a lo otro, es muy importante distinguir en tu propio juicio que se juega pero tambien es importante respetar la etapa del trabajo del otro. Ante una entrega próxima yo resolvería sin entrar en demasiadas discusiones . Luego se puede hacer otro video pero ahi no hay tiempo de tanta opinión

Gracias por compartirlo

0
Reply
42
Annika Maya
Feb 2013

Claudia, lo importante (en mi opinión) es definir los límites de ese «llamado orgullo profesional» algunas veces es bueno estar seguros de lo que queremos lograr en X proyecto y no dejarnos llevar por ciertos comentarios, otras veces es bueno escuchar, creo que hay que encontrar el justo medio. No enfrascarnos en que somos los «mejores» pero no permitir que nos rebasen en ciertos criterios. Todos cedemos.

Saludos!

0
Reply
4
Claudia Pérez Ramírez
Feb 2013

Muchas gracias a todos por sus comentarios, todos en algún momento de nuestra vida profesional nos hemos topado con experiencias similares, el punto a mi parecer es realizar el trabajo con los mejores resultados posibles, pero sobre todo, el comunicar lo que se quiere comunicar, motivo por el cual nos han contratado. Debemos de trabajar en equipo, porque cada parte es esencial, cada uno aporta ideas que pueden alimentar el trabajo y así obtener un mejor resultado, y sobre todo seguir aprendiendo. Les envío un saludo afectuoso.

1
Reply
0
Maria Insuasti
Feb 2013

Todo trabajo por simple que sea, demanda compromiso y entrega, parte de estas condiciones es saber reconocer cuando nos equivocamos y cuando es recomendable escuchar sugerencias de otros, también hace parte de este compromiso, saber cuándo imponer nuestro criterio y ejercer con eficacia y eficiencia un liderazgo positivo, que permita llevar a feliz término cualquier trabajo que se nos encomiende sin importar el nivel de presión, el grado de exigencia o el grupo de trabajo.

Si sabemos reconocer nuestra valía y la de nuestros congéneres aflora siempre lo correcto.

0
Reply
0
Angela Jurado
Feb 2013

creería que si bien, el poder contar con etapas donde el reconocimiento de mi labor esta pautado con experiencias anteriores, mi proceder sera mas consecuente de tal manera que mi seguridad ayude a un mejor proceso en el desarrollo de mi rol participativo en el contexto laboral que me encuentre , el ser perceptivo y acatar opiniones brindadas en oportunidades pasadas contribuyen a una mejora personal, ser receptor de un todo y discernir de la mejor manera siempre ayudara.

0
Reply
0
Samuel Rojas
Feb 2013

Pensemos que antes de hacernos cargo de un proyecto o un trabajo debemos ser responsables, éticos y saber trabajar en equipo ya que las opiniones de varias personas a la ves hacen una gran idea sensata y precisa para el cliente; y a veces, saber renunciar a un trabajo muriendo al mismo orgullo para aceptar cualquier tipo de opiniones, para mejorar así lo que estemos llevando acabo, debemos también estar conscientes de que en un momento determinado de nuestra carrera tendremos clientes a los cuales les agrade nuestra propuesta como también es todo lo contrario y debemos ser acreedores de todo.

0
Reply
0
Isis Lunaroja
Feb 2013

sin experiencias no creceríamos profesionalmente, así que como comunicadores que somos debemos ver las cosas de diferentes puntos de vista, ademas de que debemos ser flexibles para aceptar las criticas constructivas de los demás para trabajar en equipo y rápidos, para solucionar cualquier problema que se nos presente en cualquier proyecto, ante esto no debemos ser orgullos así podemos crecer como personas y profesionales.

0
Reply
0
David Botina Benavides
Feb 2013

En el desarrollo de los trabajos de índole profesional o trabajos en grupo, debemos tener muy en cuenta las observaciones o sugerencias que hagan nuestros superiores inmediatos, en el caso de jefes o profesionales con más experiencias y conocimientos que los nuestros, el orgullo en ninguna situación es buen consejero, pues se recubre de una caparazón que no deja ver ni mucho menos oír, generando en nosotros situaciones de inmadurez, pues las opiniones y sugerencias con llevan a mejorar y sacar adelante una tarea, un trabajo ,etc. Y importante aprender y crecer como profesionales.

1
Reply
0
Lorena De La Cruz
Feb 2013

La experiencia nos hace profesionales ante cualquier proyecto, para mi trabajar bajo presión siempre será la manera mas grata de realizarlo, de este modo es como se aprenden a tomar decisiones que den una solución rápida, a la dificultades que se presentan en nuestra vida laboral, la exaltación del «Yo» como objeto de razón, no es el mejor colega, cuando trabajamos en grupo es por que sabemos que aportaran ideas que mejoren la calidad del producto final, por que le apuntamos a la satisfacción del cliente, es por eso que siempre he concertado que el tiempo mide la calidad de tu sabiduría.

0
Reply
0
Santiago Rivera
Feb 2013

Muy buena experiencia, pero a mi parecer el crecimiento profesional depende tanto de las opiniones de tu equipo de trabajo tanto como los clientes, asi puedes aprender muchas cosas mas de los que te imaginas, tu equipo de trabajo ademas quería ver como tu producto o tu diseño sin perder la se viera de una mejor forma y poder sacar el proyecto adelante para lograr así una buena «COMUNIACION«

0
Reply
0
Camilo Esteban Burbano Sandoval
Feb 2013

Todo extremo es malo, así como poner el orgullo por delante y no aceptar ninguna sugerencia se convierte en una barrera para ese ʼtrabajo en equipoʼ entre el empleador y el empleado, el hacerlo en exceso le quita un poco de valor a la profesión, todo debe darse en su justa medida y concuerdo en que todo proyecto debe respetarse en sus procesos de planeación y producción para que se logre un trabajo/producto optimo.

1
Reply
0
Gabriel Vallejo
Feb 2013

¡Excelente experiencia! Sin ella no podríamos obtener la perla sagrada de la sabiduría y el conocimiento. Considero que luego de haber reconocido el orgullo, es conveniente traer a colación el siguiente paso para el éxito profesional, y ese es: LA DISPONIBILIDAD; es decir, que debemos estar siempre atentos a cualquier cosa que pueda suceder y en la cual podamos ser de utilidad, ya que de la óptima interacción entre -servidor y cliente-, es que se puede obtener un excelente resultado. -Todo buen profesional debe tener en cuenta que la calidad de su actitud, determinará la calidad de su hacer-.

1
Reply
13
Diego Ordoñez
Feb 2013

Carajo !! Cuando aprenderemos que nuestro trabajo ha cambiado, y el ideal es hacer un proyecto con profesionalismo pero también con el ideal de nuestro cliente. No digo que hacerlo todo sin la «observación» del cliente sea malo, pues para algo estudiamos, pero se debe entregar los proyectos a satisfacción, y si el cliente no ve reflejada su imagen y la de su empresa en el proyecto, no estará satisfecho y no volverá a contratar.

Por otra parte, sí es muy importante cumplir con los cronogramas, ya que al no cumplirlos, atrasaremos los proyectos de otros clientes, y pocas veces pagan sobrecostos.

0
5
Juan Carlos Rangel
Feb 2013

De acuerdo con tu observación, pero recuerda que no necesariamente el ideal del cliente, es el concepto ideal que él debera presentar ante sus propios clientes.

0
13
Diego Ordoñez
Feb 2013

Claro que debemos tener en cuenta los clientes de nuestro cliente, pero mas de una ocasión me ha tocado el cliente que piensa: «Si hice tanta plata sin saber de diseño ni contratar a alguien, es porque lo que pienso está muy bien», y es cuando no dejan trabajar al diseñador/publicista.

Es por eso que debemos valorarnos aún más, levantar la profesión, y hacer entender que lo nuestro no es solo hacer «muñequitos», sino, hacer una «sinergia» colectiva entre los gustos y pensamientos de todos los interesados en un proyecto.

1
Reply
0
Hedblody Pinales
Feb 2013

este orgullo también, se presta mucho no solo entre, clientes-diseñadores, si no también entre colegas diseñadores.

creo yo que todos tenemos algo que aprender de todos, y efectivamente la apariencia, los niveles de mando, y niveles sociales, están a la orden del día.

primero somos humanos, después profecionistas, y vivimos en una sociedad donde, todos somos una pieza del engrane

0
Reply
5
Juan Carlos Rangel
Feb 2013

Concuerdo con algunas de las observaciones de los colegas y tengo la impresión que la mayoría de nosotros hemos tenido experiencias similares, especialmente en lo relacionado a la pobre planeación y al exceso de intervención del cliente. El caso que presenta la autora se puede definir usando una metáfora futbolera, la cual nos dice que no por meter más delanteros, vamos a meter mas goles y a lo que quiero llegar, es que debe existir un proceso de trabajo, donde cada actor ponga su experiencia y talento en el momento y lugar planeado, para obtener un resultado óptimo y menos improvisado.

0
4
Jeronimo Sanchez
Feb 2013

estimado juan carlos, imposible responderte desde el otro articulo, con respecto a los mensajes autoejecutables yo me referia al momento de ser observado, de tal manera que se explique a si mismo ante el espectador(automaticamente sin explicaciones, a un nivel sensible)no que se cree a si mismo creo que no me supe explicar, sin embargo esa posibilidad que dices esta lejos, existe, ya alguien dijo que el medio es el mensaje, si no dime tu que son las modas? y como en la musica, un silencio puede decir mas que mil palabras. saludos

0
5
Juan Carlos Rangel
Feb 2013

Entiendo mejor lo que quisiste decir, gracias.

0
Reply
511
Mario Balcázar
Feb 2013

Concuerdo que el orgullo es pésimo consejero, en cuanto sentimos que el cliente cree saber más montamos una barrera que nos impide crecer y ampliar nuestro conocimiento y criterio. Lamentablemente nuestra forma de ser en los latinos nos dificulta separar lo personal de lo profesional y cualquier comentario lo tomamos por ambos lados. Creo que nos quejamos demasiado de los clientes y muchas veces los vemos más como enemigos que como socios, quizá estamos muy viciados y nos cuesta trabajo ver que cuando el cliente cree saber más que nosotros terminamos haciendo lo mismo a la inversa.

1
Reply
0
Felipe Iles Arias
Feb 2013

Más que orgullo, me parece que se debería tener «HUMILDAD».

Es verdad que se tiene el conocimiento y la experiencia en el tema,

pero, no se puede olvidar que el objetivo principal es «COMUNICAR»,

por lo tanto, recibir sugerencias de personas sin previo conocimiento es bueno,

así se obtiene una previa apreciación sobre el impacto que tendrá el resultado final en la comunidad y/o publico especifico,

¿Sera bueno?

¿Sera malo?

Son ellos quienes tienen la última palabra.

0
Reply
66
Miguel Angel Aguilera Aguilar
Feb 2013

Interesante relato, te felicito por tu temple y profesionalismo, creo que todos hemos pasado por alguna situación similar, una recomendación, cuida tu salud ya que el tiempo pasa factura y orgullo de acuerdo contigo si «Tu eres la especialista» Gracias.

0
Reply
3
Luis Torres
Feb 2013

Buen tema.

Aveces no es un tema de orgullo

Con frecuencia he visto que es un tema De competencias, de destrezas y habilidades para acometer un encargo,

El ego tiende a ser el yang del diseñador sobretodo los jóvenes

Que caen en la tentación de decir que si a proyectos que no son capataces de abordar.

A los mayores tambien les pasa, se sobrevaloran y se los come el orgullo.

El diseño en su plano subjetivo bordea la frontera del ego, el orgullo y la autocomplacencia que son malos Consejeros al tomar Trabajos y encargos.

El tiempo no es problema

Se han ejecutado obras maestra en una toma.

0
Reply
2
Bety Jimenez
Feb 2013

Y otra situación es que nunca o casi nunca trabajaremos solos entonces se deben considerar las opiniones de los demás, que esas opiniones formarán un mejor resultado, es como dicen que dos cabezas piensan mejor que una, haciendo referencia que no solo lo que tu digas es o será siempre.

0
Reply
2
Bety Jimenez
Feb 2013

Una variable importante en cuanto al «orgullo» se manifiesta a que solo nosotros tenemos la razón de nuestro trabajo o «diseño» porque nosotros lo estamos creando y nadie más sabe o pasa por los mismos procesos de solución puesto que difiere siempre pero una opinión no está demás, me refiero a que siempre en toda nuestras vidas ya sea personal o de trabajo habrán criticas que te hagan sentir destacado o que no es muy adecuado tu resultado el cual te formarán como profesional además de experiencias adquiridas.

0
Reply
205
Gabriel Meave
Feb 2013

Sería interesante saber porqué de entrada se ejecutó el proyecto con tanta premura, urgencia y tensión. Me da la impresión de que ni el cliente ni el equipo conocía bien los alcances del proyecto y «se hizo lo que se pudo». ¿Realmente eran necesarias cinco personas para supervisar a dos diseñadores? No sé si es un caso de orgullo, pero sí es uno de tiempos, revisiones y espacios mal calculados y respetados. Para trabajar bien es necesario tener el espacio y tiempos adecuados, y la premura tiene sus riesgos, además de que el cliente debe pagar un sobreprecio por ella.

1
511
Mario Balcázar
Feb 2013

Gabriel, tienes toda la razón, lamentablemente en México las empresas que se organizan y tienen una buena estructura en sus proyectos con diseñadores son las menos. Deberíamos más bien, empujar para que en las escuelas se enseñe gestión de diseño a mercadólogos, publicistas, administradores y gente que finalmente acabará requiriendo los servicios de despachos y agencias.

0
Reply
188
Victor Garcia
Feb 2013

No se trata de orgullo o su ausencia, sino de tener las ideas claras antes de «pasar a los hechos» y defenderlas criteriosamente, transigiendo cuando es necesario y razonable, pero sin resignar el timón. Cualquier trabajo creativo requiere ejercer la dirección del proyecto. Si el diseñadore no se hace cargo de ese «detalle», siempre habrá otro que lo haga, en este cxaso, el cliente. Y si, además, esa «dirección» así delegada es colectiva, es muy difícil establecer un criterio rector, luego no habrá idea que resista. El ,resultado suele ser el caballo diseñado por un comité.

2
Reply
0
Juan David Medina
Feb 2013

+Buena historia. (cuidado con las Acentuaciones)

0
Reply
0
Ana Cruz
Feb 2013

buen articulo

0
Reply
0
Sebastián Martínez Franco
Feb 2013

Sólo dos observaciones. La primera: dos errores que ni el corrector ortográfico detectó -«presentdora» y «segía «.

La segunda: es curioso cómo, a pesar de la experiencia y el conocimiento, un profesional en ocasiones accede y obedece a realizar trabajos bajo presión, sin tener un presupuesto de tiempo, dinero y requerimientos, un plan de desarrollo y evaluación.

Lo difícil no es decir si lo correcto era negarse al trabajo, lo difícil es que el cliente acepte el sobre costo de reiniciar el proceso con el mismo servidor que fue incapaz de plantear lo indispensable desde el comienzo. Saludos.

1
Reply

Upcoming online courses

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
6 Agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019