No se queje, resuelva

Quejarse es fácil, resolver es difícil. Resolver es para profesionales.

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires Seguidores: 741

Opiniones:
69
Votos:
180
Compartir:
Ilustración principal del artículo No se queje, resuelva

Hay personas que se quejan de todo. Para ellos cada situación representa un problema y nunca una solución. La queja es una manifestación de impotencia. Sin embargo, la queja es una conducta aprendida, un hábito que, como tal, puede desactivarse y modificarse. Al referirse a la cultura de las excusas, Julio Velasco –entrenador de la selección argentina de vóley– dice lo siguiente:

[Durante el transcurso de un partido] «el atacante pega afuera porque la pelota está mal armada. Entonces le reclama al armador, diciéndole que quiere la pelota más alto y más cerca de la red. [...] El armador gira y, al ser un juego de equipo, reclama a los receptores que le pasen la pelota en forma precisa. Porque si el armador no recibe correctamente, no puede armar la pelota para que el atacante la reciba como pretende. El armador dice: el atacante la tira afuera porque yo no se la doy como él quiere y eso sucede porque ustedes reciben mal. [...] En ese momento los receptores giran para ver en quiénes pueden descargar la culpa… pero no hay nadie a quien culpar. Los receptores reciben el saque adversario. Por consiguiente, no pueden decirle al rival que saque despacio para que ellos puedan recibir bien».

Para conseguir un mejor resultado, la queja no sirve. Esto hay que resolverlo. Velasco continúa:

«Los atacantes no hablan del armado, sino que lo resuelven. No juzgan el armado, lo resuelven. [...] Si no eliminamos la queja, los atacantes hablan del armado y no del ataque. Se convierten en expertos del armado, hablan del armado en el bar, en el vestuario, en todos lados. Pero el problema es que ellos atacan, no arman»

Y finaliza:

«Yo quiero atacantes que le peguen bien a pelotas mal armadas. Para que luego puedan pegar excelente, pelotas bien armadas. Entonces, no hablemos. Resolvamos. [...] Si la realidad es como es y no como yo quiero que sea, entonces cuando reciba una pelota mal armada, la resolveré bien. No resuelvo una pelota mal armada de la forma en que resolvería una pelota bien armada. Porque si así lo hiciera, no sería un buen jugador. Resuelvo la pelota mal armada como debo hacerlo y resuelvo una pelota bien armada como debo hacerlo… y ambas formas son distintas».

Interpretar la situación de juego, elaborar una respuesta para esa situación y luego responder bien, técnicamente, es lo que representa el «jugar bien». Esto aplica a todas las circunstancias de la vida. Interpretar la situación, elaborar una respuesta para esa situación y responder correctamente, es lo que identifica a un buen jugador, a un buen profesional, a un buen ciudadano.

Dado que la realidad habitualmente difiere de cómo queremos que sea y dado que por lo general nos encontramos con personas y profesionales que «juegan mal» —es decir, que interpretan y/o responden incorrectamente a lo que se les pide— lo más fácil es quejarse. Pero la queja no sirve, es inútil, es comportamiento de bajo desempeño. Y si su comportamiento manifiesta bajo desempeño, usted no puede decir que es una persona de alto desempeño.

Cuando cambiamos la queja por la acción, modificamos nuestro enfoque. Convertimos la sensación de impotencia en capacidad de resolver, mediante la toma de control de la situación. Convertimos aquello que no controlamos en controlable. Y al convertirlo en controlable, podemos actuar. Dejamos de lado la creencia en impotencia para empoderarnos.

No se queje, resuelva. Quejarse es fácil, resolver es difícil. Por eso, resolver es para profesionales.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires Seguidores: 741

Opiniones:
69
Votos:
180
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo No se queje, resuelva

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Fernando Del Vecchio

Más artículos de Fernando Del Vecchio

Título:
Rechazos positivos
Sinopsis:
Si no trabajamos en la comunicación de lo que somos y lo que hacemos, serán los clientes quienes lo definan de acuerdo a su mejor entender.
Compartir:
Título:
¿Cuál es el problema detrás del pedido del cliente?
Sinopsis:
El diseñador debe comprender el problema detrás del pedido del cliente, para poder presentarle una propuesta técnica y económica acorde al nivel profesional que desea proyectar.
Compartir:
Título:
Mis clientes no me valoran, ¿qué puedo hacer?
Sinopsis:
Una excelente excusa para no hacernos cargo de una situación que exige nuestra atención: el perfil de diseñador debe transformarse.
Compartir:
Título:
¿Cómo vender diseño?
Sinopsis:
Cuando el concepto de cliente no está claro, surgen dificultades para desarrollar habilidades de gestión que orienten adecuadamente el proyecto profesional.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Elvira Dominguez
0
Elvira Dominguez
Hace 11 meses

Quejarse de todo es muy fácil. Ahora uno debe asumir con responsabilidad las cosas, Quejarse no solucionará nada, tomar riendas al asunto y decidirse a hacer lo que sea necesario para lograr un objetivo. Cambiar uno mismo para lograr lo propuesto.

Me gustó bastante este artículo.

Felicidades Fernando!

1
Responder
Retrato de Sebastian Pulla
1
Sebastian Pulla
Hace 11 meses

Las quejas son el camino mas facil de ir cuando no sabemos que hacer, en mi experiencia como diseñador si he caído en la queja, sin embargo lo que a mi me funciona es pensar como salir de ese problema de otra manera y también pensar que lo que esta pasando va a terminar en algún momentos. Quejarse es malo, en especial en el mundo creativo porque te llenas de trabas y no tratas de solucionar problemas, sino generando mas. Es importante siempre mantener la calma de las cosas y trata de ver mas allá el problema y no hacerlo mas grande.

0
Responder
Retrato de Camila Mera
1
Camila Mera
Hace 11 meses

"Quejarse es fácil, resolver es difícil. Por eso, resolver es para profesionales."

Para que decir que no, cuando es verdad, es más fácil quejarse cuando las cosas no suceden como uno prefiere o como se espera, para tener una mejor posibilidad de resolver hay que planificar con la boca cerrada antes que todos los pensamientos negativos salgan de ahí y te demores más de un día para resolver.

0
Responder
Retrato de Ana Gabriela Cornejo
1
Ana Gabriela Cornejo
Hace 11 meses

Muchas veces cuando tenemos un problema la solución más fácil es quejarnos. Cuando a uno no le interesa resolver piensa que más fácil es quejarse y echarle la culpa a alguien más o a la situación que buscar la manera de establecer una solución. Pienso que la queja se da muchas veces como una manera de expresar la frustración o el estrés, y para ser sincera quejarse no aporta nada, no suma sino que resta y hace que el problema sea más difícil. Creo que debemos dejar de ver las cosas negativas, dejar de quedarnos y buscar soluciones para poder avanzar. Como tu mismo lo dices, no se queje, resuelva.

0
Responder
Retrato de Daniela Zea
1
Daniela Zea
Hace un año

Muy cierto que cuando hay problemas, hasta inconscientemente, intentamos echarle la culpa a los demás o a las circunstancias antes que reconocer cuando nos equivocamos. Lo que dijo el entrenador de la selección de vóley se aplica a los problemas que encontramos en vida diaria.

Pero no hay que confundir estar conscientes con meras excusas. Digamos, está bien querer entender por qué las cosas no salen como esperamos, pero hay que controlarnos de no usar eso como excusas para no actuar. Por ejemplo, cuando se trabaja en equipo, no todo está bajo nuestro control. Y si una persona es impuntual, no sirve solo quejarse porque nos hace quedar mal al resto. Sino también hay que tratar de hacerle acuerdo para que esté a tiempo, o no confiarle a esa persona responsabilidades que requieran puntualidad. Puede que esa misma persona tenga fortalezas que otros en el mismo equipo de trabajo no tienen. Y así conocer cuáles son sus debilidades y fortalezas, lo que no es quejarse. En resumen, como dices, buscar soluciones no problemas.

0
Responder
Retrato de Nicole Crespo
0
Nicole Crespo
Hace un año

Me pareció muy buena la analogía empleada, ya que es verdad que cada uno tiende a quejarse cuando no le interesa resolver.

Efectivamente la queja es la forma más fácil para evadir los problemas que no intentas solucionar.

A veces le echamos la culpa a los demás por no haber realizado su trabajo correctamente, y nos quejamos de ellos constantemente, sin haber buscado una solución. Claramente demuestra su falta de desempeño y motivación.

Hay que cambiar la queja por la búsqueda de la solución, y así buscar cuales son los verdaderos problemas para resolverlos de la mejor forma posible.

0
Responder
Retrato de Ana Martínez
0
Ana Martínez
Hace un año

Me gustó el artículo ya que su contenido es cierto para una persona es más fácil criticar que hacer un cambio, actualmente no todos quieren dar lo mejor de sí mismos para cambiar la situación por egoístas, por flojera ;ya que es más fácil quejarse de otros que de nosotros mismos.

Al enfrentarnos ante una situación deberíamos ver que tan grande es el problema y entender que si es muy grande o pequeño tenemos la capacidad de cambiar el rumbo ante cualquier situación.

0
Responder
Retrato de Mariana Marichi
1
Mariana Marichi
Hace un año

En estos días, creo que la queja es algo muy característico de nosotros los jóvenes. Nos parece sencillo echarle la culpa a alguien más, que hacernos responsables de nuestras acciones y sus consecuencias; y ésto solo nos lleva a la falta de compromiso que también nos caracteriza. Pero si los diseñadores se dedican a resolver, entonces podríamos los jóvenes llegar a ser buenos diseñadores? Claro que podemos, es cuestión de cambiar nuestra actitud, ser optimistas y humildes, aceptar que no siempre tendremos la razón y que todo tiene una solución. Esto se trata de sumar y no restar, de opinar pero también aportar para que así logremos llegar a ser profesionistas exitosos.

0
Responder
Retrato de Romer Velasco
0
Romer Velasco
Hace un año

Resulta bastante cierto el hecho de que el poner excusa, esta mas a la mano que resolver un problema.

El ejemplo del armador de volei es interesante, por el hecho de que no todo el trabajo te va a llegar solucionado.

Lo interesante esta en como lo tomas y de que manera logras afrontarlo.

0
Responder
Retrato de Daniela Gil
0
Daniela Gil
Hace un año

Muy interesante el articulo, estoy de acuerdo muchas veces preferimos culpar a los demás y no vemos nuestros errores, nos quejamos por todo y nunca buscamos soluciones. Me gusto mucho tu aporte.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Diseñar para el mercado: privilegio y conflicto
Sinopsis:
La actitud profesional ante la sociedad de mercado y su cultura del consumo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
51
Opiniones:
6
Seguidores:
3346
Ilustración principal del artículo No le discutas a tu jefe
Autor:
Fernando Laurenti
Título:
No le discutas a tu jefe
Sinopsis:
Los consejos para domesticar a los diseñadores recién recibidos que brinda Chris Arnold, director creativo de Saatchi & Saatchi.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
107
Opiniones:
55
Seguidores:
1
Retrato de Ramiro Pérez
Autor:
Ramiro Pérez
Título:
Yo trabajo por el pancho y la Coca
Sinopsis:
Alguna vez debimos tropezar y caer para aprender a caminar. El mundo animal es claro y cruel: si no te pones de pié al nacer, no estás apto para ser de la especie. Tu, ¿estás apto?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
129
Opiniones:
177
Seguidores:
21
Ilustración principal del artículo Qué es una marca optimizada, cuándo y para qué sirve
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
Qué es una marca optimizada, cuándo y para qué sirve
Sinopsis:
La especialización en diseño de marca en contraste con las necesidades reales del alto rendimiento marcario.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
61
Opiniones:
12
Seguidores:
1497
Retrato de Adrián Pierini
Autor:
Adrián Pierini
Título:
Al marketing le falta un tornillo
Sinopsis:
Los diseñadores —en ocasiones ignorados y subestimados por los equipos de marketing, catalogados como simples proveedores de estéticas atractivas— pueden convertirse en aliados estratégicos.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
83
Opiniones:
39
Seguidores:
461
Retrato de Maria del Pilar Rovira Serrano
Autor:
Maria del Pilar Rovira Serrano
Título:
El «Plan P.O.N.S.»
Sinopsis:
Cómo dosificar nuestras fuerzas y alcanzar nuestros objetivos a través de la gestión.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
21
Opiniones:
3
Seguidores:
338

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
18 Noviembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
¡Ya mismo!

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril