No se queje, resuelva

Quejarse es fácil, resolver es difícil. Resolver es para profesionales.

Fernando Del Vecchio, autor AutorFernando Del Vecchio Seguidores: 825

Ilustración principal del artículo No se queje, resuelva

Hay personas que se quejan de todo. Para ellos cada situación representa un problema y nunca una solución. La queja es una manifestación de impotencia. Sin embargo, la queja es una conducta aprendida, un hábito que, como tal, puede desactivarse y modificarse. Al referirse a la cultura de las excusas, Julio Velasco –entrenador de la selección argentina de vóley– dice lo siguiente:

[Durante el transcurso de un partido] «el atacante pega afuera porque la pelota está mal armada. Entonces le reclama al armador, diciéndole que quiere la pelota más alto y más cerca de la red. [...] El armador gira y, al ser un juego de equipo, reclama a los receptores que le pasen la pelota en forma precisa. Porque si el armador no recibe correctamente, no puede armar la pelota para que el atacante la reciba como pretende. El armador dice: el atacante la tira afuera porque yo no se la doy como él quiere y eso sucede porque ustedes reciben mal. [...] En ese momento los receptores giran para ver en quiénes pueden descargar la culpa… pero no hay nadie a quien culpar. Los receptores reciben el saque adversario. Por consiguiente, no pueden decirle al rival que saque despacio para que ellos puedan recibir bien».

Para conseguir un mejor resultado, la queja no sirve. Esto hay que resolverlo. Velasco continúa:

«Los atacantes no hablan del armado, sino que lo resuelven. No juzgan el armado, lo resuelven. [...] Si no eliminamos la queja, los atacantes hablan del armado y no del ataque. Se convierten en expertos del armado, hablan del armado en el bar, en el vestuario, en todos lados. Pero el problema es que ellos atacan, no arman»

Y finaliza:

«Yo quiero atacantes que le peguen bien a pelotas mal armadas. Para que luego puedan pegar excelente, pelotas bien armadas. Entonces, no hablemos. Resolvamos. [...] Si la realidad es como es y no como yo quiero que sea, entonces cuando reciba una pelota mal armada, la resolveré bien. No resuelvo una pelota mal armada de la forma en que resolvería una pelota bien armada. Porque si así lo hiciera, no sería un buen jugador. Resuelvo la pelota mal armada como debo hacerlo y resuelvo una pelota bien armada como debo hacerlo… y ambas formas son distintas».

Interpretar la situación de juego, elaborar una respuesta para esa situación y luego responder bien, técnicamente, es lo que representa el «jugar bien». Esto aplica a todas las circunstancias de la vida. Interpretar la situación, elaborar una respuesta para esa situación y responder correctamente, es lo que identifica a un buen jugador, a un buen profesional, a un buen ciudadano.

Dado que la realidad habitualmente difiere de cómo queremos que sea y dado que por lo general nos encontramos con personas y profesionales que «juegan mal» —es decir, que interpretan y/o responden incorrectamente a lo que se les pide— lo más fácil es quejarse. Pero la queja no sirve, es inútil, es comportamiento de bajo desempeño. Y si su comportamiento manifiesta bajo desempeño, usted no puede decir que es una persona de alto desempeño.

Cuando cambiamos la queja por la acción, modificamos nuestro enfoque. Convertimos la sensación de impotencia en capacidad de resolver, mediante la toma de control de la situación. Convertimos aquello que no controlamos en controlable. Y al convertirlo en controlable, podemos actuar. Dejamos de lado la creencia en impotencia para empoderarnos.

No se queje, resuelva. Quejarse es fácil, resolver es difícil. Por eso, resolver es para profesionales.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
76
Votos:
185

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo No se queje, resuelva

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 20/09/2017

Descargar PDF

Ilustración principal del artículo Cobrar antes, cobrar mejor
Cobrar antes, cobrar mejor En un contexto inflacionario, dirigir un estudio de diseño requiere mayores habilidades administrativas de las que muchos reconocen.
Ilustración principal del artículo ¿Cómo vender diseño?
¿Cómo vender diseño? Cuando el concepto de cliente no está claro, surgen dificultades para desarrollar habilidades de gestión que orienten adecuadamente el proyecto profesional.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Serge Herbiet
36
Sept. 2017

Parece que no voy a entender muy bien este artículo, yo no sé ni resolver ni armar pelotas, no sé nada de voleyball.

Extrapolando la posible o probable intención del artículo, me imagino que hace una analogía con el diseño, aunque tampoco estoy seguro porque tampoco lo dice.

Es un extraño artículo que se centra en resolver un problema deportivo y de filosofía grupal, lo cual me parece muy interesante, pero, ¿cual es el objetivo de este artículo en este foro?...

Parafraseando el autor: escribir es fácil, decir algo es difícil...

2
Retrato de Serge Herbiet
36
Sept. 2017

Los arquitectos y los diseñadores somos por naturaleza individualistas aunque siempre, o casi siempre, hemos tenido que trabajar para colectividades, sean empresas o entidades públicas como ministerios, alcaldías, fundaciones, etc. pero nuestras labores solían ser respetadas por parte de nuestros clientes, es decir que teníamos un amplio margen para sustentar nuestro trabajo.

Venimos de un mundo artesanal que empezó a desmoronarse lentamente desde la industrialización y sobre todo desde la mecanización de la producción a principios del s.XX.

Para los arquitectos este impacto se fue dando después de la primera guerra mundial (Bauhaus vs Van de Velde) y con mucha fuerza a finales del siglo.

Para nosotros los diseñadores gráficos se dio en un plazo de tiempo muy corto desde los años 90.

En estas estamos, yo por lo pronto solamente me dedico a pintar y a la hora de la verdad me siento mucho mejor y sobre todo menos angustiado...

0
Responder
Retrato de Jorge De la Garza
0
Sept. 2017

Interesante, pero no entiendo si es fútbol o qué...

0
Retrato de María Gabriela Medawar
1
Sept. 2017

Sí, trata de Vóley, de cómo se siguen las reglas para pasar al adversario la pelota de tal manera que el equipo ataque de manera armónica y efectiva. "Ataque" suena feo.

0
Responder
Retrato de Ashley Nivelo
0
May. 2020

En mi opinión nos quejamos para evitar reconocer que nos falta algo, obviamente ese algo es la habilidad de poder solucionar el problema en cuestión, el cual se debe de resolver de manera creativa y eficiente. En otras palabras, nos quejamos porque sabemos que nos hace falta algo más de creatividad e ingenio para dar una solución efectiva a un problema.

Claro que esta habilidad de solucionar problemas de manera creativa no la tiene cualquiera, no es algo específico que aprendimos en la universidad o en algún libro, para mi es más como una forma única de hacer uso tus saberes y experiencias según la necesidad a la mano, experiencias que varían de persona a persona.

¿Es posible desarrollarla?, claro. ¿La he desarrollado yo? No del todo, pero lo importante es no quedarse de brazos cruzados, dada la redundancia, quejándose, sino aprender de nuestro errores, del no haber podido resolverlo antes, para que la próxima vez podamos estar mas cerca de la solución.

0
Retrato de Milena Costales Pinchevsky
1
Milena Costales Pinchevsky
May. 2020

La queja siento que proviene de un pensamiento mediocre, de alguien muy acostumbrado a su zona comfort, de alguien que tiene mucha pereza de realizar las cosas por su cuenta y prefiere simplemente no hacer nada o dejarle esa carga a alguien mas, la queja nos puede consumir, nos hunde definitivamente. Por lo tanto, tomar la iniciativa de resolver los problemas que se nos planten enfrente demostraran que somos profesionales, que no nos conformamos, que somos responsables con nuestro, ya que nuestro a pesar de que nos pagara en si el nos esta entregando algo valioso para el, que en si es su marca y desea poder mejorarla, tanto visual como en lo que desea transmitir, por este motivo nosotros debemos ser responsables y todo problema que se nos presente debemos resolverlo, mas no quejarnos, eso creara una gran diferencia de nosotros con la competencia.

0
Retrato de Valeria Nicola
0
Dic. 2019

La queja no deja avanzar. La queja solo conlleva a más quejas, como un círculo vicioso. Aunque no parezca, es otra forma de limitarse. Como dice el artículo, solucionar es para profesionales. Como diseñadores, deberíamos tener eso muy claro. Al estar inmersos en el mundo de la creatividad, podemos encontrar ideas u otros caminos para encontrar una solución, siendo recursivos.

0
Retrato de Camila Mendoza
0
Dic. 2019

Siempre que me encuentro en una situación difícil, me repito a mí misma, ¨empieza donde estas, con lo que tienes y haz lo que puedas¨. Por eso el nombre de este articulo me llamo mucho la atención, porque es verdad, considero que las quejas son barreras que hacen que lo posible se vea imposible y que se vuelva el entorno negativo, y cuando el entorno es negativo, difícilmente podrás tener buenas ideas y crear cosas auténticas.

0
Retrato de Mili Sigcho
0
Mili Sigcho
Dic. 2019

Pasar la responsabilidad a otros es muy sencillo, pretender que somos ajenos a un problema que nos afecte, es sencillo. Es mas fácil lavarse las manos que intentar llegar a una solución que no caerá del cielo. Muy pocos entienden esto y empiezan a trabajar en la solución del problema, de eso se trata se profesional. Si fuera fácil todos lo harían.

0
Retrato de Mariana Hidalgo
0
Dic. 2019

Muy acertado este artículo, quejarse no lleva a nada. Cuando se nos presenta un problema es difícil encontrar una solución y verle el lado positivo, por eso nuestro instinto es quejarnos, pero nosotros tenemos que tomar el control de la situación y no dejar que lo negativo nos controle. Es cierto que hay momentos que una persona no se siente con el animo de solucionar todos sus problemas y se empiece a quejar de ello, pero hay que encontrar una manera de no hacerlo notar frente a todos, y en cuanto antes tomar el control de la situación para dejar de quejarse!

0
Retrato de Valentina Juez
0
Dic. 2019

Es verdad que la queja es una conducta aprendida y a veces nos empezamos a quejar sin darnos cuenta. También es verdad que en momentos en que nos encontramos estresados o cuando algo sale mal, enseguida buscamos al culpable y en ocasiones nos cuesta asumir la culpa. Este artículo es muy interesante, y creo que todos deberían leerlo para analizar que es lo que hacen más: solucionar problemas o crearlos; y en el caso que estén creando más problemas de lo que solucionan deberían hacerse cargo y empezar a resolverlos, porque no llegaran a nada.

0
Retrato de Elvira Dominguez
0
Dic. 2018

Quejarse de todo es muy fácil. Ahora uno debe asumir con responsabilidad las cosas, Quejarse no solucionará nada, tomar riendas al asunto y decidirse a hacer lo que sea necesario para lograr un objetivo. Cambiar uno mismo para lograr lo propuesto.

Me gustó bastante este artículo.

Felicidades Fernando!

1

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 agosto

Tipología de Marcas

Tipología de Marcas

Criterios y herramientas para seleccionar el tipo adecuado al diseñar marcas

15 horas (aprox.)
1 agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 septiembre