Manzanas podridas

En un cajón lleno de prósperos frutos encontramos en las sombras, maneras de ser que atentan a nuestra dignidad como profesionales. Un obstáculo que avergüenza y que debemos enfrentar.

Retrato de Javier Gramajo Javier Gramajo Buenos Aires Seguidores: 0

Opiniones:
113
Votos:
4
Compartir:
Ilustración principal del artículo Manzanas podridas

Desde los —cada vez más comunes y controvertidos— concursos de diseño hasta la chicaneada crónica de las fotocopiadoras que venden una supuesta «comunicación gráfica», vemos un frecuente abuso y manoseo del respeto que merece nuestra profesión.

Las condiciones comerciales y profesionales son impuestas por las organizadores, los clientes, estados nacionales y marcas globales. Ante esto, el diseñador gráfico sólo observa desde afuera cómo se diluye su figura.

En un entorno laboral en el cual diseñadores de espíritu sindicalista1 tratamos de enaltecer nuestros conocimientos específicos, encontramos muchas trabas impuestas por terceros que entienden nuestra labor como «el arte de hacer dibujitos»2. Estos conceptos errados generan la baja cotización de nuestros servicios, contratos que bordean la negligencia (cuando no la expresan o la disfrazan), y una carga de responsabilidades por las cuales no fuimos contratados, ni especializados.

Pareciera ser el diseñador gráfico un profesional solitario que debe padecer los humores de una estructura comercial que sólo acepta respetar la estirpe de carreras históricamente consolidadas (no menos importantes), que han demostrado a las sociedades su imprescindible labor y su contribución al bien colectivo. Muchas veces nos encontramos en la imagen análoga de un desalineado perro que vaga por desoladas calles y que encuentra su lugar a fuerza de la subestimación, condenado por ser el punto inconcluso entre el teórico y el artista.

Los cambios comienzan en casa

En este «apocalíptico» entorno sólo encontramos compasión en nuestros pares que han sufrido, al igual que nosotros, las inclemencias de este despiadado sistema. Ante esto entendemos que nuestros colegas son los únicos capaces de escuchar nuestro padecer, de darnos palabras de aliento que ayuden a afrontar el panorama gris que bloquea la luz sobre nuestro rumbo profesional. Así las agencias de publicidad, los estudios de diseño y algunos profesionales independientes que necesitan de nuestro desempeño, son los verdaderos bastiones sobre los cuales se construye la resistencia (al menos anímica) en la lucha por la valoración del diseño gráfico en Latinoamérica.

Paradójicamente estas PyMEs dirigidas por jefes, socios y dueños han soportado tantos golpes en su andar que decidieron basar sus movimientos empresariales en métodos y estrategias propias del dinamismo de un sistema al que tanto repudian. Haciendo lo mismo que atacaron, lo que dicen aborrecer.

Es así como llenan sus bocas, ante sus empleados, relatando la penosa realidad en la que se encuentra la profesión y al mismo tiempo llenan sus arcas, o intentan hacerlo, ofreciendo condiciones de trabajo indignas3 a los ilusionados nuevos profesionales (muchas veces jóvenes que conservan la mágica fantasía de que el mundo alcanzaría la paz sólo si hay más diseñadores gráficos). Estos últimos se convierten así en las mulas de carga de las aspiraciones de estatus de sus Directores4.

Estos Directores han desarrollado pulidamente una maquinaria intelectual de fábulas desoladoras donde se exponen uno a uno los motivos de las injustas situaciones laborales que están obligados a ofrecer consecuencia del presente que afronta sus empresas (y la crisis económica internacional ha sumado un excelente argumento a este discurso).

Juego deshonesto que se alimenta de las expectativas e ilusiones de los empleados donde se les promete una vida de bonanza a partir de la beneficencia de su trabajo, pero que siempre es a favor de los Directores: crecer dentro de estas organizaciones significa solamente que los empleados podrán acceder mejores herramientas de trabajo (computadoras, oficinas escritorios, sillas, etc.). «Así pueden desarrollar su tarea sin inconveniente ni contratiempos», suelen argumentar los Directores.

La subestimación de las capacidades de los iniciados se hace una tarea obligatoria y estratégica cuyo objetivo apunta a desmoralizar al profesional llevándolo a creer que su labor no tiene mérito. Esta manipulación apuntala la economía de las organizaciones: un profesional que no cree en sus aptitudes es un profesional que no vale.

Reflexiono y creo fundamental la tarea de sacar las manzanas podridas que acompañan verbalmente nuestra proclamada intensión de dignificarnos profesionalmente, pero al mismo tiempo hacen tanto mal a este objetivo común. Este doble discurso no lleva a otra cosa que al desmedro de nuestra tarea, restándole valor a nuestra idoneidad y traicionando nuestro Saber Hacer.

La hipocresía es una de las formas que debemos eliminar en el seno de un movimiento que pretende alcanzar avances en favor de la profesión; derechos colectivos que engrandezcan a todos los que elegimos dedicarnos a esto.

Finalmente comparto el dicho que hace poco me señaló un amigo: «Nunca más voy a creer en las lágrimas de mi jefa». La mujer fundaba su llanto en la imposibilidad de ofrecer mejores condiciones laborales a mi amigo y a sus compañeros… Verdad o mentira, la victimización ganó por Knock Out.

Si realmente queremos lograr progresos debemos saber quiénes somos los que estamos dispuestos a ir hacia adelante y eso sólo lo lograremos cuando muchos se hayan sacado la mascarita. Propongo un pacto con la verdad, con la sinceridad y con el compromiso laboral.

Preguntas

Según Ud. los dueños de estudios de diseño que utilizan su mala situación económica para argumentar las malas condiciones laborales, están mintiendo y se aprovechan de sus empleados. Esto, por supuesto, no puede aplicar a todos los casos. Algunos dirán la verdad. ¿Cómo detecta Ud. a los que mienten?

No niego la posibilidad de que las situaciones globales (internacionales y nacionales) puedan afectar la economía de los estudios y repercutir directamente en la intimidad de las empresas. Desde mi experiencia como fundamento es posible detectar el crecimiento de los estudios a partir del engrosamiento de la cartera de clientes y la incorporación de tecnología e instrumental de trabajo, lo cual es una condición necesaria pero es injusta cuando esto sucede constantemente y la situación de los empleados se mantiene estancada (partiendo de la base que desde un inicio no es la mejor).

El crecimiento del estudio (mayor flujo de trabajos y proyectos más importantes) requiere necesariamente de la sobreexigencia y mayor dedicación de los empleados. Esta situación no es retribuida directamente ni contribuye tampoco a incrementar los derechos adquiridos por ser empleado (blanqueo, aportes previsionales, jubilación).

Estas son las situaciones que deberían extinguirse si pretendemos una mayor valoración de lo que sabemos hacer. Cambiar desde adentro es una de las claves.

Si los estudios de diseño se desempeñan en el mismo mercado que las grandes multinacionales (de hecho éstas son las más buscadas como clientes) con unas reglas de juego determinadas, ¿considera que sería viable para ellos (desde el punto de vista comercial) aplicar unas reglas de juego diferentes respecto a sus empleados?

Cada estudio debe aplicar las estrategias que considere necesarias para sobrellevar el negocio; no olvidemos que lo nuestro no deja de ser una actividad comercial. Sin embargo nunca deben atentar contra la dignidad de sus empleados en la búsqueda de respuestas a las adversidades económicas.

La gran ventaja que tienen los estudios de estructuras pequeñas es la comunicación y la relación directa de los empleados con los dueños o «Directores». A partir de esta intimidad se pueden encontrar respuestas y puntos de encuentro cuando hay buenas intenciones de abordar a esas soluciones.

Son estos entornos los que deberían aportar a la dignificación y el cuidado de la profesión y de los nuevos profesionales.  

Retrato de Javier Gramajo Javier Gramajo Buenos Aires Seguidores: 0

Opiniones:
113
Votos:
4
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
  1. Entendiendo al sindicalismo como una actividad digna en esencia, que defiende realidades laborales específicas y no como un movimiento teñido de muerte por intereses políticos y ambiciones de poder.
  2. Concepción del saber colectivo multinacional que no conoce de fronteras culturales. En muchas naciones se sigue creyendo que los diseñadores gráficos somos profesionales (con años de estudio en carreras de grado y postgrado) especialistas en «hacer dibujitos».
  3. Según Constitución Nacional Argentina:
    ART 14bis: «El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial».
    Según Declaración relativa a los fines y objetivos de la Organización Internacional del Trabajo:
    ANEXO II […] la paz permanente sólo puede basarse en la justicia social […] a) todos los seres humanos, sin distinción de raza, credo o sexo tienen derecho a perseguir su bienestar material y su desarrollo espiritual en condiciones de libertad y dignidad, de seguridad económica y en igualdad de oportunidades; […]
  4. Los Directores son los falsos profetas del diseño que sufren el sistema en carne propia pero a la hora de empatizar con los estratos subsiguientes de la estructura de sus empresas, se olvidan del padecer general en el que naufraga la profesión y ajustan el yugo buscando mayores ingresos que nunca redundan en la valoración de sus empleados.
Código QR de acceso al artículo Manzanas podridas

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Patricio Avellaneda
0
Patricio Avellaneda
Abr 2013

Creo que Fernando Del Vecchio puede brindarles un gran aporte en cuanto a esta problemática común a todos los diseñadores y brindarles un enfoque diferente con una solución basada en el cambio de observador. Espero les sirva mi comentario, no soy diseñador gráfico pero trabajo a diario con diseñadores y me sirvió mucho escuchar a Fernando para poder entender como trabajar con profesionales del diseño.

0
Responder
Retrato de Daniele Marin
65
Daniele Marin
Abr 2012

Gramajo esta patología de las empresas contra los diseñadores esta presente como habla Juárez en este articulo Enlace seguimos lo que nos dicen las empresas o clientes para no perder un trabajo o ingreso,opino que como diseñadoras somos capaces de parametrar y dialogicamente dar a conocer lo que es en realidad diseño: co-crear, trabajo en comunidad, interdisciplinariedad, incidir, recrear, proponer etc..no se trata de dibujitos o hacer algo mas bonito. En ese momento las empresas darán cuenta de la importancia de los diseñadores.

0
Responder
Retrato de Maria Fernanda Capallera Repetto
0
Maria Fernanda Capallera Repetto
Feb 2011

Muy buen artículo. Expresa el sentir de muchos de los que estamos en el medio. Sin embargo ¿cómo podemos educar a la gente que nuestro trabajo no se regala?. La gente no está acostumbrada a pagar por algo que durante mucho tiempo lo han publicitado como «Gratis». No falla el clásico cartelón que alegremente anuncia que: «por 1000 impresiones te regalamos el diseño». Tampoco nos olvidemos de las muchas empresas que quieren un supertrabajo pero que quieren pagar una nada por él. Ni modo a «apechugar» y a seguir luchando por el respeto a nuestra profesión.

0
Responder
Retrato de Kenya Gaona
10
Kenya Gaona
Sep 2010

Me parece que este artículo ha trastocado la opinión que diseñadores de distintas tallas tienen sobre sí mismos y sobre su profesión en general. Sin embargo debemos hacer nuestras «apreciaciones subjetivas» a un lado para darnos cuenta de la abrumadora realidad: millones de diseñadores desempleados, mal pagados, explotados y denigrando su trabajo y profesión por unos cuantos pesos que le permitan la subsistencia. Sólo la reflexión basada en un panorama amplio y plural nos permite darnos cuenta de nuestros errores y actuar en consecuencia. Pulgares arriba para este artículo.

0
Responder
Retrato de Jesús González Barrilero
0
Jesús González Barrilero
Jun 2010

A Javier Gramajo: Estoy muy de acuerdo contigo en todo lo que dices. Quizás te dejaste llevar un poco por la pasión...Pero en esencia creo que es cierto. Los que defienden que esta profesión es muy libre y bla,bla,bla ¿Se han planteado cómo la ejercerán con 40 ó 50 años? ¿Seguirán de autónomos?¿Saldrán a buscar clientes o esperarán a que vengan? ¿Tendrán un piso e hijos? ¿Seguirán en la onda? ¿Les contratarán clientes más jóvenes que ellos? ¿Podrán competir con la mano de obra barata estudiantil recién licenciada que revienta precios pensando que así fidelizarán a los clientes?

0
Responder
Retrato de Fabio Rodríguez
0
Fabio Rodríguez
May 2010

Pues si, yo también estoy en el grupo de los que no están de acuerdo con lo que dice el artículo. Si crees que algo está mal pues a buscar la solución, no a quedarte llorando a ver si alguien te dice pobrecito, que según el artículo serán tus colegas y repito lo que dijo Alejandra en otro comentario «cualquier tonto puede pintar un cuadro, pero sólo un genio es capaz de venderlo». A ti te pagan el valor que tu le pones a tu trabajo y a ti mismo, te pagan por lo que vales, por lo que haces y no por quien dices que eres, es muy justo el diseño...

1
Responder
Retrato de Alfredo Texis Michicol
6
Alfredo Texis Michicol
May 2010

CREO QUE PARA SER UN BUEN DISEÑADOR NECESITA UNA BUENA ESPECIALIDAD Y FORMALIDAD EN TODOS LOS TRABAJO Y NO SER COMO LO DEMAS

0
Responder
Retrato de Dorian Ortiz
2
Dorian Ortiz
Abr 2010

Es una lastima ver que un foro como este se convierta en un espacio para la competencia. Busquemos mejor el dialogo. No se trata de evaluar aqui si en un país se solicita mas calidad que en otros, sino de buscar situaciones y conflictos que requieran de la reflexión y nos lleven a una posible solución basada en el constante cambio de la actitud hacía la mejora de uno y su profesión. Existe también el tema de que el diseñador y el diseño gráfico esta sumergido en la moda y en un contexto de bluff y ego que deberíamos analizar. Y me refiero al hecho de que pareciera que el diseño es solo para...

1
Responder
Retrato de Fabricio Valdiviezo Brito
0
Fabricio Valdiviezo Brito
Abr 2010

Si los Diseñadores somos los intermediarios y muchas veces la fuente no es la mejor, se puede tratar de cambiar la manera de pensar respecto al producto del contratante,argumentando los conocimientos obtenidos por una formacion PROFESIONAL, todos aqui sabemos la diferencia entre saber usar un software y saber Diseñar.

Pero que se va a hacer somos esclavos de la satisfacciòn del cliente es mas siempre esta en el limbo la idea de que el diseñador no debe solo ser una herramienta fria en el proceso de producciòn

No se puede dar ventaja a impostores y a competencia desleal se debe hacer las cosas bien y sentar un precedente

0
Responder
Retrato de Pier Alessi
24
Pier Alessi
Abr 2010

Es patético ver como despues de años de estudio, y desarrollo de convicción, venga un «ignorante con poder» (el dueño del negocio, el cliente, un dirigente político o ¿quien sabe?) y te diga, «quiero el logo más allá, esta línea más grande, y ese color me parece malo, ponle este». Eso da nauceas; mientras nos consideren «embellecedores» o «maquilladores» como me han llamado, los diseñadores siempre tendremos cara de perro rabioso y para los que piensen que un diseñador no hace nada importante pregúntenle si un cartel señalético mal diseñado no puede arriesgar vidas.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Joan Costa
Autor:
Joan Costa
Título:
La gran Fiesta del Dibujo
Sinopsis:
Informe sobre una semana de vértigo en Barcelona.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
174
Opiniones:
65
Seguidores:
2279
Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Cobrar antes, cobrar mejor
Sinopsis:
En un contexto inflacionario, dirigir un estudio de diseño requiere mayores habilidades administrativas de las que muchos reconocen.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
77
Opiniones:
27
Seguidores:
736
Retrato de Pablo Bertero
Autor:
Pablo Bertero
Título:
Miopía creativa
Sinopsis:
La falta de pensamiento estratégico en las propuestas de diseño y creatividad llevan indirectamente a la estandarización de los resultados creativos.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
53
Opiniones:
17
Seguidores:
64
Ilustración principal del artículo Definción, evolución y futuro de las revistas
Autor:
Eduardo Álvarez Del Castillo Sánchez
Título:
Definción, evolución y futuro de las revistas
Sinopsis:
Las revistas crean un lazo de cercanía o familiaridad con los lectores, porque crean vínculos, pertenencia e identidad como ningún otro medio de comunicación.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
28
Opiniones:
8
Seguidores:
3
Retrato de Arturo Pérez-Reverte
Autor:
Arturo Pérez-Reverte
Título:
En la ciudad hostil
Sinopsis:
El famosísimo escritor, creador de las aventuras del capitán Alatriste y miembro de la Real Academia Española, apunta contra el urbanismo oficial de una Madrid que trata sin cariño a sus propios habitantes.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
98
Opiniones:
69
Seguidores:
75
Retrato de Eric Barajas (Snok Daffy)
Autor:
Eric Barajas (Snok Daffy)
Título:
¿Convienen las redes sociales?
Sinopsis:
¿Sirve incorporar las redes sociales como una estrategía publicitaria en México?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
46
Opiniones:
43
Seguidores:
142

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
2 Septiembre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre