Los porqués de la innovación

¿Para qué sirve la innovación?, ¿cuál es su verdadero fin? ¿Qué relación guarda el aporte del diseño con la innovación?

Retrato de Alejandro Katkownik Alejandro Katkownik Buenos Aires Seguidores: 16

Opiniones:
38
Votos:
68
Compartir:

La innovación y la eternidad

El marketing nos demostró que la palabra «nuevo» es uno de los términos más efectistas al momento de promover la venta de un determinado producto. En otro sentido, los diseñadores justificamos nuestro trabajo a partir de esta seductora palabra, convertida convenientemente en concepto y valiéndonos de uno de nuestros mejores recursos: «la creatividad», cuya administración resulta a veces un tanto mística, pero siempre se dispone a crear alguna innovación.

Esa búsqueda tan ferviente y constante de aquello que no existe, por algunas razones, ha logrado que el concepto de innovación adopte un grado de valor tan alto y tan deseado como lo es el de la belleza o el de la inteligencia.

La novedad solo es posible si logra dejar de lado el universo de lo conocido, teniendo que eludirlo y contraponerse. En términos relativos, lo existente se constituye en lo estático y lo nuevo en aquello que debe alcanzarse, aquello que el mercado establecerá como «lo deseado».

Así como la belleza se constituye en un valor casi funcional dentro de la naturaleza, ya que es un parámetro de selección, utilizando por ejemplo la morfología de la simetría y determinadas proporciones, quizás también el acto de innovar sea el resultado de un instinto de supervivencia o de cierta pulsión de vida, en oposición a la propia entropía. El movimiento, la evolución y la acumulación surgen como respuesta a la muerte, dado que lo que no se mueve, lo que no nace, o lo que no evoluciona, es aquello que no posee vida.

Una de las prácticas históricas que justifican cruelmente a la innovación es la guerra. Muchas estrategias y tecnologías son desarrolladas, con la intención de asegurar los recursos que resulten más eficaces para vencer al enemigo. Una supervivencia en una lucha establecida con un opositor, una perversa puja por lo deseado. Estos recursos ya desarrollados y comprobados, luego de un tiempo migran a la sociedad civil, con un asombroso cambio de contexto, aunque en la mayoría de los casos, su origen se diluye u olvida.

Desde un punto de vista temporal, crear lo es siempre para un tiempo futuro: el pasado y el presente, solo se encargan de contener o desechar los objetos ya existentes. Proyectar es un mecanismo, algunas veces complejo y otras veces sencillo, que los humanos disponemos para incluir dicho futuro en nuestro presente y que nos permite hacer tangible lo que aún no ha ocurrido: simularlo. Quizás de un modo más inconsciente, proyectar facilitaría también que dicho futuro nos incluya: «si hay proyecto habrá futuro», fórmula que nos proporcionaría cierta fantasía de eternidad, un peligroso juego que muchas veces el ego experimenta, sin tener en cuenta un sistema real de necesidades.

Patología de la Neofilia

Con la gran inercia que la innovación conlleva y constituyéndose en un valor de carácter consensuado e históricamente constante, resulta retrógrada, o por lo menos inoportuna, la pregunta: «¿para qué y por qué seguir innovando?».

Me pregunto si a esta altura de los acontecimientos, nuestros cerebros no se han transformado en adictos a lo nuevo, una neofilia instalada con las formas de un nuevo arte, con valores equivalentes y con similar inmunidad. Es interesante y develador destacar su antónimo: «neofobia», que se define como temer a lo nuevo y a la evolución, sosteniendo estos términos casi como sinónimos.

El círculo actuario denominado «innovación», devenido en consumo, provocó además que el tiempo que separa el «concebir» del «desechar» sea cada vez menor, a lo que un matemático concluiría en que el ciclo de vida de los productos tendería a no existir.

En términos de sanidad individual, se ha transformado el desechar en una buena acción: «lo descartable es higiénico y por lo tanto clínicamente sano», otorgando así a la descartabilidad, un valor tan ponderable como el del buen vivir. Esta asociación peligrosa relaciona de una manera casi perversa, el desecho como parte de una buena práctica de vida. De este modo se fue creando un nuevo contexto, que fue dando lugar al «necesitar algo cíclicamente» casi como un alimento, un goce en el reemplazo por objetos concebidos de modo tales, que aseguren que también deban ser reemplazados.

La innovación infinita

¿Cuál es el límite que vulnera a la innovación? Siempre parece haber lugar para algo nuevo, aunque en otro sentido tendería a pensar, que cuanto más cosas nuevas surgen, menos espacio van dejando a las existentes y menos aún a las que están por crearse. Quizás esto es lo que provoque que el carácter innovativo de un producto sea un tanto efímero ya que cuando una innovación se masifica, esta se diluye; la aparición de otras innovaciones va desterrando de aquella gloria de novedad a la anterior.

El mecanismo compulsivo de la búsqueda de lo nuevo, de aquello anhelado, funciona basado en que no se puede desear aquello que se posee, ya que si se posee, no es necesario desearlo, pero la propiedad del deseo es lo que le permite a la humanidad mantener su género ya que las necesidades primarias de supervivencia están asociadas a él: el deseo sexual, el deseo de comer, el deseo de vivir, etc.

Por momentos la innovación en términos relativos pareciera estar en crisis, los objetos existentes parecen tener comparativamente cada vez menos distancia entre sí, pero abstrayéndonos de la realidad inmediata, la creatividad como técnica de innovación, es un ejercicio constante, al parecer producto de un instinto permanente.

Si bien en la actualidad podemos determinar a la innovación dentro del marco de la cultura, ésta pudo haber sido la reelaboración de un comportamiento natural o corporal, que gracias a la evolución, desencadenó en un complejo sistema virtual, basado en el deseo.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Alejandro Katkownik Alejandro Katkownik Buenos Aires Seguidores: 16

Opiniones:
38
Votos:
68
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Los porqués de la innovación

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Juan Ramirez
0
Juan Ramirez
May 2012

La innovación debe ser utilizada como herramienta de crecimiento y progreso , no debemos caer en el error del consumismo hedonista absurdo en el que viven nuestras sociedades.

1
Responder
Retrato de Anto Berti
0
Anto Berti
Dic 2011

Exelente!!

0
Responder
Retrato de José Ernesto Rivera Pérez
0
José Ernesto Rivera Pérez
Nov 2011

¿Cuánto de esta hambre de novedad está siendo provocada por la falta de flexibilidad en los diseños?

Esta «innovación» programada ¿No es en gran medida un estimulador del consumo?

Si es siempre algo nuevo, ¿Cuál es la relación entre esta presencia de revivalismo y la innovación?

¿No debe ser la innovación el resultado de investigación? Y si es asi, ¿Por qué tan poco estímulo del sector público y privado?

Si el deseo por lo nuevo es un factor residual del hombre evolutivo ¿Qué ha pasado con el perfeccionamiento de ese deseo? ¿No responde este deseo (en la mayoría de los casos) y más bien a una profunda insatisfacción natural?

0
Responder
Retrato de Elisa Delgado
0
Elisa Delgado
Nov 2011

Excelente reflexión!!!

0
Responder
Retrato de Diana Pepetes
0
Diana Pepetes
Nov 2011

Si bien todo es una re inveción de lo inventado, considero que nosotros como diseñadores, aún podemos concivir elementos inexistentes, el problema viene de los referentes que tomamos como musos de inspiración. Muy de acuerdo a lo dicho en el artículo, el problema que tenemos es esa busqueda insesante de innovar cuando en verdad deberíamos trabajar para optimizar lo que ya tenemos para reducir no solo la utilización y explotación de recursos, sino también mejorar la calidad de vida de todos. Creo que esta evolución repentina y veloz nos lleva a caer en ese círculo.

2
Responder
Retrato de Gonzalo Emanuel Diaz
0
Gonzalo Emanuel Diaz
Nov 2011

Vivimos en un mundo donde estamos acostumbrados a los objetos ya inventados, por eso se innova lo que alguna vez ya fue innovación y se lo camufla para poder venderse. Estoy absolutamente de acuerdo en que hay que empezar a tomar conciencia en que al mundo se le están acabando sus recursos, por eso hay que darle mas oportunidad a la sustentabilidad .

Es una pena que realmente las cosas que utilizamos día a día allá sido innovación para ganar una guerra tal como lo fue Internet.

0
Responder
Retrato de Alberto Trejo Pietri
0
Alberto Trejo Pietri
Nov 2011

Muchas gracias Alejandro, tu reflexion me recuerda que todo tiene un comienzo y un fin, que alegria ya que nos permite estar en contacto permanente con el proceso creativo y el deleite que se vive en llevarlo acabo. Saludos.

0
Responder
Retrato de Marybel Lara
0
Marybel Lara
Nov 2011

Encuentro toda la razón la Innovación ha sido idealizada en el proceso de diseño, ya no se puede trabajar sin este concepto; por eso considero que hoy el reto del diseñador está en la Innovación en conjunto con una conciencia ecológica; tomando en cuenta el papel importante que jugamos en la forma en que se utilizan los productos. Tenemos la posibilidad de aportar a una menor eliminación de productos o ʼcrearʼ otros que serán rápidamente desechados.

La innovación como proceso y no como reglamento para ser novedosos sin importar donde van a dar nuestros diseños cuando queden obsoletos.

0
Responder
Retrato de Nadia Alonso
0
Nadia Alonso
Nov 2011

Es mi primera vez y afortunadamente me encontre con una buena reflexión que tal vez como estudiante me ayudará a abrir mi panorama y ver una perspectiva diferente de lo que es innovar, no es simplemente en pensar hacer algo atractivo sino debemos meternos en las mentes de cada ser, que ahora es mucho mas compleja, es decir, cada vez nos encontramos con distintas necesidades completamente de carácter tecnológico, buscamos un camino fugaz desprendiéndonos de una realidad cruda. todo lo que consumimos nos define como seres y estamos en una época en la que la tecnología nos esta gobernando.

0
Responder
Retrato de Santiago Eastman
0
Santiago Eastman
Nov 2011

Digamos que día a día con la llegada de nuevos productos innovadores que llegan al mercado para suplir una necesidad primaria o incluso una neceaidad propiamente creada por el consumo humano nos hace pensar que en poco tiempo ya no se veran productos diferentes sino que pasaremos a una etapa donde se reinveta lo ya inventado.

0
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Qué es una marca optimizada, cuándo y para qué sirve
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
Qué es una marca optimizada, cuándo y para qué sirve
Sinopsis:
La especialización en diseño de marca en contraste con las necesidades reales del alto rendimiento marcario.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
58
Opiniones:
10
Seguidores:
1481
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Diseño y credibilidad del mensaje
Sinopsis:
El diseño de comunicados como medio de conquista de su verosimilitud: transparencia del referente y del emisor.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
213
Opiniones:
34
Seguidores:
3335
Retrato de Luis Ahumada
Autor:
Luis Ahumada
Título:
El diseño como herramienta de competitividad
Sinopsis:
Las diferentes especialidades del diseño pueden considerarse desde el grado de competitividad que aportan a las empresas y organizaciones.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
12
Opiniones:
1
Seguidores:
8
Ilustración principal del artículo Una silla con patas y pies
Autor:
Designo Patagonia
Título:
Una silla con patas y pies
Sinopsis:
Una curiosa silla de madera maciza con tres patas propias y dos más que aporta la persona que se sienta.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
74
Opiniones:
59
Seguidores:
7
Retrato de Iliana Soriano
Autor:
Iliana Soriano
Título:
La delgada línea entre la creatividad y la publicidad “facilona”
Sinopsis:
El publicista que no está dispuesto a desarrollar creatividad, es como el mercadólogo que no conoce los hábitos del consumidor.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
11
Opiniones:
4
Seguidores:
16
Retrato de Jesus Salazar
Autor:
Jesus Salazar
Título:
Las criaturas de la noche
Sinopsis:
Los diseñadores hemos llegado a abrazar las jornadas inhumanas de trabajo como parte esencial de nuestra profesión. Intentemos dilucidar algunos porqués.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
55
Opiniones:
13
Seguidores:
46

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
2 Marzo

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril