El porqué de los nuevos objetos

Las preguntas van generando los avances de la técnica y la cultura. Una trayectoria espiralada cuyo motor es el deseo.

Retrato de Alejandro Katkownik Alejandro Katkownik Buenos Aires Seguidores: 16

Opiniones:
10
Votos:
33
Compartir:

Cuando era pequeño, utilizaba algunas reglas mnemotécnicas algo fantasiosas para mejorar la ortografía. Una de estas era la que utilizaba para recordar que: «¿Por qué?», lleva acento y «porque» no lo lleva. La regla era: en el «¿qué?», el acento representaba un pequeño silbato que servía para alertar, señalando que algo se desconocía y debía responderse (obviamente la misma regla funcionaba para: ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿dónde?, etc). Un agregado, que sustentaba aún más este esquema ilusorio, eran unas herramientas piratescas: los signos de interrogación. Esos garfios, me permitirían alcanzar mejor las respuestas. Es así, que hasta el día de hoy, mi regla funciona.

La regla para el «porque», era obviamente opuesta. El «porque» no necesitaba de alarma, era transitar ya por un escenario mucho más relajado: el de las respuestas. Sin sobresaltos entre las dos palabras, sin alertas ni acento, sin incertidumbres, casi un final feliz. El ansia de saber yacía aplacado y aliado a una respuesta. Los garfios habrían logrado una vez más el tesoro anhelado.

Esta regla resultó ser, luego de muchos años, mi teoría acerca del deseo, que por su puesto ya había sido descripta previamente, de modos más decorosos, por muchísimos especialistas y estudiosos; pero mi «porque», o mejor dicho, mi respuesta, no era tan desacertada.

La abstracción que logré de aquellas aventuras, provocadas por abrumadoras incógnitas y sucedidas por apasionantes búsquedas, no eran mas que un juego sistemático, que funcionaba con preguntas y respuestas, con deseos y objetos, comprendiendo también que nunca se transitaría la misma aventura, siempre sucedería una nueva: nuevas preguntas, seguidas de nuevas respuestas. Este juego de alerta y relajación, iban describiendo los arcos de cierto espiral de conocimiento.

El deseo es el motor que promueve la búsqueda, y la respuesta brinda una sensación de satisfacción, que siempre es transitoria, ya que una vez consumada debe dejar el espacio de goce para una nueva búsqueda. Al no tener sentido desear lo ya obtenido, el nuevo objeto a desear se fija necesariamente dentro de un terreno intangible de objetos aún no poseídos.

Solo puede ser deseado aquello que no se posee, del mismo modo que una respuesta no es una incógnita posible.
Así es que los seres humanos resultamos cíclicamente insatisfechos. Al parecer, el placer se hallaría en el deseo y no en el objeto en sí. Dicho placer es lo que provoca la búsqueda incesante de nuevas respuestas, de nuevos objetos.

La técnica yace en el deseo y constituye el origen creativo del hombre. Es un juego perverso, donde el objeto anhelado funciona como un espejismo, «es agua, que cuando se la alcanza, se transforma en la misma arena que nos rodea».

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Alejandro Katkownik Alejandro Katkownik Buenos Aires Seguidores: 16

Opiniones:
10
Votos:
33
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo El porqué de los nuevos objetos

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Manuel Carrión
0
Manuel Carrión
Sep 2012

Muy interesante. Creo primordial cuestionarse sobre la génesis de este deseo. Pues incluso el conocimiento puede estar administrado o gestionado bajo la lógica única del capital (capitalismo cognitivo). Creo que hay diferentes estrategias del deseo, algunas que son utilizadas solo para hacer funcionar un motor de valores y atributos de mercado, que son construcciones culturales, y por lo general están vacíos, solo buscando la articulación del consumo. Sin embargo creo que el deseo es capaz de movilizar también la conciencia individual y colectiva hacia otros lugares, con más posibilidades.

0
Responder
Retrato de Juanjo Gana
6
Juanjo Gana
Sep 2012

Buena redacción!

0
Responder
Retrato de Blanca Cruz
0
Blanca Cruz
Sep 2012

Me ha gustado este articulo, a pesar de ser un poco poético...

1
Responder
Retrato de Jorge Hernández Rentería
0
Jorge Hernández Rentería
Sep 2012

El deseo es el motor y la satisfacción es el boceto... buen artículo

2
Responder
Retrato de Raul Jimenez
0
Raul Jimenez
Sep 2012

Personalmente me encuentro mas de acuerdo con lo que Joaquín Sánchez nos ha dicho mas abajo, y pienso que parte de esos deseos ocultos, manifestación de las cuestiones psicológicas, le son insertadas a las personas mediante los medios masivos.

0
Responder
Retrato de Alfredo Texis Michicol
6
Alfredo Texis Michicol
Sep 2012

Muy bueno articulos e interesante felicdades

0
Responder
Retrato de Demian Domenech
1
Demian Domenech
Sep 2012

Siempre pensé que si me encontrase con un genio y me concediera tan sólo un deseo, este sería: «Deseo no desear». Fuck yeah! Problem frustraciones?

0
Responder
Retrato de Fabiola Godoy
1
Fabiola Godoy
Sep 2012

Que interesante, es una mirada que aplica a otros diversos campos en donde la exploración alimenta a la disciplina de manera placentera. Interesante tambien estar alertas de las posibilidades de exploracion en cada ambito.

0
Responder
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
558
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Sep 2012

Yo creo que la carencia es el motor que promueve la busqueda, de la cual nace el deseo. El problema es que dichas carencias pueden no ser tan facil de satisfacer. Tendemos entonces a llenarlas con otras cosas que no son las que ansiamos pero que aligeran esa necesidad imposible de satisfacer. Comemos cuando tenemos hambre, pero aunque ya se satisfizo esa necesidad, en ocasiones continuamos comiendo por otro tipo de frustraciones, deseos ocultos o problemas psicológicos, o emociones reprimidas, etc., lo que resulta en una compensación superficial, parcial, compulsiva y de corto plazo.

2
Responder
Retrato de Jonas Mostacho
2
Jonas Mostacho
Sep 2012

El mejor método que el hombre pueda tener, es y será por mucho la lucubración, y en mi percepción es el camino para llegar al país del razonamiento; me agrado mucho el punto de vista de tu articulo.

0
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Tlahuitoltepec: diseño y arte de los pueblos originarios
Autor:
César Leal
Título:
Tlahuitoltepec: diseño y arte de los pueblos originarios
Sinopsis:
Los peligros que entraña la intromisión del diseño en el arte de los pueblos originarios.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
122
Opiniones:
49
Seguidores:
67
Retrato de Cecilia Vega
Autor:
Cecilia Vega
Título:
Diseñador: una especie apta para el cambio
Sinopsis:
La invitación es a verse a sí mismo como aprendiz de diseño y valorarse como profesional único, importante, generador de realidades.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
135
Opiniones:
74
Seguidores:
139
Retrato de Erick Bojorque
Autor:
Erick Bojorque
Título:
Arquitectura energética consciente
Sinopsis:
Comunión del conocimiento arquitectónico con el conocimiento energético dimensional.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
16
Opiniones:
7
Seguidores:
17
Retrato de Carolyn Aldana Kukiel
Autor:
Carolyn Aldana Kukiel
Título:
Las mañas del venezolano en la moda
Sinopsis:
Venezuela se considera un mosaico cultural debido a la gran mezcla de razas que integran su población. ¿Como se refleja esto en sus hábitos del vestir?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
34
Opiniones:
11
Seguidores:
63
Ilustración principal del artículo El Juicy Salif: ¿producto, arte o diseño?
Autor:
Ariana Bekerman
Título:
El Juicy Salif: ¿producto, arte o diseño?
Sinopsis:
El diseño de Philippe Starck, un ícono de la década de los 90, bajo la lupa.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
74
Opiniones:
49
Seguidores:
19
Retrato de Ignacio Aravena
Autor:
Ignacio Aravena
Título:
Por qué preocuparse por la enseñanza del diseño gráfico
Sinopsis:
El diseño propone realidades que impactan directamente en las personas que componen el contexto social en que se aplica. De ahí que el factor ético adquiera gran relevancia en la educación.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
23
Opiniones:
13
Seguidores:
11

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
2 Marzo

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril