La estética en función de la comunicación

El diseño, como un acto comunicativo, requiere de la estética para articular su discurso al contexto.

Retrato de Juan Suárez Juan Suárez Medellín Seguidores: 17

Opiniones:
16
Votos:
47
Compartir:

Comprender el término estética en su sentido amplio, aparte del aparato legitimador del arte y del discurso de la belleza, y acercarlo a la idea pura de la percepción, condicionada culturalmente, nos permite comprender la importancia de este campo de estudio de lo social. En diseño es común pensar la estética como la parte externa del objeto, eso que recubre el mecanismo, la carcasa. Se asume lo estético como una cualidad del objeto, una potencia del mismo independiente del sujeto. Herederos de una tradición en la que la estética es la disciplina encargada de estudiar la belleza, adjetivo sustantivado, y en la que a esta se le han otorgado tintes universales y condición de verdad. Más aún ahora con la globalización y el aparente triunfo del proyecto moderno. Pero si se comprende que la estética abarca un terreno mayor de fenómenos sociales, colectivos e individuales —que permite la inserción del individuo a una comunidad, con una particular manera de relacionarse y comprender el mundo (Leroi-Gourhan, 1971)—, el estudio de esta se convierte entonces en el insumo fundamental para abordar las dimensiones del diseño: productos viables morfo-productivamente, usables y comprensibles.

I

Bien dice Mandoki: «La relación sujeto-objeto es siempre una relación social en la medida en que el sujeto se constituye como tal desde lo social y desde ahí constituye también a su objeto» (Mandoki, 2006, pág. 70).  Entonces para comprender el objeto hay que comprender al sujeto, pero con una consideración inicial: el objeto carece de capacidades, «Las cosas no son capaces de actuar; un medicamento no cura ni un texto place. Es el enfermo el que se cura al tomar el medicamento y el lector el que se complace al leer un texto» (Mandoki, 2006, pág. 22). Y, por ende, el objeto no comunica: «el lenguaje es solamente una aptitud del sujeto, no de los objetos. Es el sujeto quien, a través del texto, un enunciado o una obra plástica, produce ciertos significados por su actividad neuronal» (Mandoki, 2006, pág. 21). Es el sujeto quien tiene intenciones comunicativas y que carga emotivamente los objetos, el objeto es el vehículo en el que viaja el mensaje, no el mensaje. Para mayor claridad hay que diferenciar, con Barthes, comunicación de significación: «significar quiere decir que los objetos no trasmiten solamente información, sino también sistemas estructurados de signos, es decir, esencialmente sistemas de diferencias, oposiciones y contrastes» (Barthes, 2009, pág. 322).

Entonces, ¿qué es lo que significan los objetos?, ¿significan los objetos más allá de su función? Un lapicero sirve para escribir, una escoba para barrer y automóvil para transportar, pero hay en el objeto algo más allá de su función. Lo que está en juego es la idea de sistema que hace que el objeto no pueda escapar al sentido, que no está en su función sino en la peculiar manera en que culturalmente se percibe. Es el «valor lingüístico» propuesto por Saussure (Saussure, 1983).

En esta línea de pensamiento es la cultura la que da soporte al objeto, la que lo hace real. Por transitividad el objeto solo es en el sujeto y el sujeto solo es en la cultura, por lo tanto el objeto solo es en la cultura.

II

El problema es de definición. La Estética presenta problemas de forma y de fondo al definir su campo de estudio y su método. ¿Qué estudia la estética?: ¿el Arte? ¿la belleza? ¿el objeto estético? ¿la experiencia estética? ¿la sensibilidad como oposición a lo lógico? (Kant, 1961). Dice Mandoki: «Igualmente habrá de entenderse a la Estética como el estudio de la condición de estesis. Entiendo por estesis a la sensibilidad o condición de abertura, permeabilidad o porosidad del sujeto al contexto en que está inmerso» (Mandoki, 2006, pág. 67). Condición que le permite al sujeto insertarse en lo social, principio de adaptación al entorno físico y cultural de los seres humanos y condición de vida de todos los seres vivientes. Es la estesis la que permite la vida como la conocemos. En este orden de ideas Mandoki propone una «estesiología filosófico-antropológica en cuanto aborda los sentidos ya mediados por la cultura» (Mandoki, 2006, pág. 68). Esta propuesta aborda el problema completo y no una de sus partes, situando la discusión en el sujeto que pleno en su facultad de la sensibilidad se abre al mundo. Un sujeto intersubjetivo, propone, «constituido por la espesa objetividad de lo social» (Mandoki, 2006, pág. 69), en donde lo tangible objetivo del entramado cultural da forma a la mirada y moldea al sujeto condicionando su existencia, la forma como se relaciona con lo otro y la forma como comprende el mundo, haciendo bello lo que en esencia carece de cualquier atributo. Y un objeto subjetivado, «constituido por la percepción del sujeto» (Mandoki, 2006, pág. 69). Objeto re-semantizado permanentemente, como propone Barthes, en su ejemplo del calzado de vagabundo: «puede imaginarse, por ejemplo, que un vagabundo, improvisando calzados con papel de diario, produce un objeto perfectamente libre; pero tampoco eso sucede; muy pronto, ese diario se convertirá precisamente en el signo del vagabundo» (Barthes, 2009, pág. 326).

Se hace necesario entonces comprender la cultura, como condicionante de la mirada, para comprender la mirada y de esta manera al objeto.

III

Hacer productos viables morfo productivamente, usables y comprensibles significa comprender la cultura. Punto de partida y de llegada de cualquier discurso. Entre estos el diseño. De tal forma que si comprendemos el diseño como un acto comunicativo entonces es la estética (o estesiología filosófica-antropológica) la que permite conectar el mensaje con el receptor. Es insumo para encriptar el mensaje, la intensión comunicativa. Pero este ejercicio comunicativo va más allá del incompleto Modelo Comunicativo Elemental (EMR) y se instaura en las instancias de emisión y de recepción. Dice Sexe «no se puede pensar en emisores y receptores neutros o puros sino en instancias de emisión y de recepción que son condiciones de producción y de reconocimiento» (Sexe, 2001). Estas instancias modifican la forma del discurso y de su interpretación. Entonces, para construirlo en diseño se debe tener claro primero cómo comprende el otro el mundo, esto determina la forma del contenido, de tal manera que se hable siempre en los términos del otro, haciendo los productos concretos, efectivos y consumibles. El contenido del discurso es lo segundo.

Para comprender (y descomponer) el objeto, en su texto —«Semántica del objeto» (Barthes, 2009, pág. 321)—, Barthes propone 3 tiempos o momentos. En el primero el objeto se presenta como útil, desde su función pura, una cosa que sirve para alguna cosa. En el segundo queda claro que lo que hace la función es sustentar el sentido y este último está determinado por el miramiento, condicionado por la cultura. El tercero es que independientemente del sentido aun vemos su función. La función de un automóvil es transportar, pero el automóvil mismo entrega información sobre el poseedor, le da un estatus, sugiere gustos, intenciones, aun así queda claro que la función del automóvil es transportar. Es el sentido, entonces, lo que hace visible la función del objeto. Y es el sentido, entonces, lo que condiciona el discurso, la forma en que las palabras son pronunciadas, el tono en el que se enuncia la función. El objeto del diseño es, en efecto, la construcción de sentido. Y la herramienta, la Estética.

IV

Esto es la estética en función de la comunicación. Ahora bien ¿en dónde se encuentra esta información sobre las maneras como comprende el mundo el otro y que nos permite la comunicación en diseño? Está inmersa en el registro inagotable y tangible de la Cultura Material, entendida esta como la materialización de sus comportamientos, el reflejo de sus peculiares formas de ver y vivir el mundo (Sanín Santamaría, 2008). Esta información se halla en la cotidianidad de las culturas. Y es, entonces, el análisis semiológico lo que permite comprenderla y sistematizarla, usarla en el discurso disenal.

Retrato de Juan Suárez Juan Suárez Medellín Seguidores: 17

Opiniones:
16
Votos:
47
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués

Bibliografía:

  • Barthes, R. (2009). La aventura semiológica. Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica, S.A.
  • Kant, I. (1961). Crítica a la razón pura. Buenos Aires: Losada.
  • Leroi-Gourhan, A. (1971). El gesto y la palabra. Caracas: Universidad Central de Venezuela.
  • Mandoki, K. (2006). Estética cotidiana y juegos de la cultura: prosáica I. México: Siglo XXI.
  • Sanín Santamaría, J. D. (2008). Estéticas del consumo: configuraciones de la cultura material. Medellín: Universidad Pontificia Bolivariana.
  • Saussure, F. (1983). Cours de linguistique générale. París: Payot. Sexe, N. (2001). Diseño.com. Buenos Aires: Paidós.
Código QR de acceso al artículo La estética en función de la comunicación

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Juan Suárez

Más artículos de Juan Suárez

Título:
El problema de la función
Sinopsis:
Más allá de la función operativa queda el objeto. La función es solo un pequeña parte de los problemas a los que se enfrentan los diseñadores en su labor proyectual.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Paula Torres
41
Paula Torres
May 2012

Creo que es subjetivo, el desarrollo estético puede llevarse como elemento mediador para organizar el pensamiento, los sentimientos y las percepciones en una forma de expresión que sirva para comunicar a otros estos pensamientos y sentimientos. lo que quiero decir con esto es que la estetica a mi forma de ver siempre estara intimamente ligada sin excepcion alguna con la personalidad y en el caso del diseñador las herramientas necesarias para comunicar.

0
Responder
Retrato de Juan Suárez
17
Juan Suárez
Feb 2012

y esas coincidencias son más de las que creemos. La belleza al igual que lo sucio o lo alto o lo grandioso o lo grotesco son convenciones culturales y por lo tanto objetivas, materiales y son insumo para el trabajo del diseñador

0
Responder
Retrato de Ariadna Gallegos
0
Ariadna Gallegos
Feb 2012

Me encanta la filosofía que emana este artículo , y esa es en efecto la raíz de la estética, la percepción; porque al fin y al cabo las cosas son para nosotros como las percibimos, tanto si coincide nuestra percepción con la realidad, como si no. Pero no se detiene ahí la estética, puesto que se ve obligada a estudiar y definir qué formas han de tener las cosas para que sean percibidas como bellas por la mayoría así como la sensación que percibe cada uno, tiene tanto más altas garantías de objetividad y cuantos más son los que coinciden en una misma forma de percepción.

0
Responder
Retrato de Carlos Padilla
0
Carlos Padilla
Nov 2011

Muy buen artículo. Sin embargo cabe resaltar que en la actualidad la mayoría de la personas que apenas se estan formando como diseñadores no ven la estética como una herramienta para comunicar, si no mas bien como algo tedioso y aburrido. Por lo tanto creo que es demasiado necesario que desde la formación académica se enseñe que la estética también puede ser funcional, aún a pesar de ser muy subjetiva y diferir de una cultura a otra.

1
Responder
Retrato de Juan Suárez
17
Juan Suárez
Nov 2011

siendo escueto podría decirse que el diseñador construye una unidad semántica con la cual el usuario hace y transforma el texto de su vida. Para esto el diseñador debe tener claro el contexto socio-estético en el que está inmerso el producto y el usuario, de tal forma que esa unidad semántica responda al tipo de lenguaje usado por este último. Viviana dialoguemos: @paralelojuan.

0
Responder
Retrato de Viviana Polo
0
Viviana Polo
Nov 2011

Y el sujeto que diseña: ¿como apropia y transforma los significados, para que otros por medio del uso apropien y transformen el significado original?. Se prodrian hablar de dimensiones transversales desde lo simbolico?

Pd. Estuve en tu conferencia de Icesi, la semana pasada me interesa un dialogo.

0
Responder
Retrato de Martin Uanini
3
Martin Uanini
Nov 2011

coincido con el comentario #5 (Martínez Meave)

0
Responder
Retrato de Alberto Trejo Pietri
0
Alberto Trejo Pietri
Nov 2011

El mensaje es lo importante lograr, la estetica es relativa, subjetiva, se puede ver de varias maneras y formas, depende del momento y la cultura en la que es expresada, manifestada......muchas gracias Juan por tu aporte.

1
Responder
Retrato de Juan Suárez
17
Juan Suárez
Oct 2011

Exactamente lo que plantea Mandoki sobre estética es todo lo contrario, no es para nada subjetivo, cuando por subjetivo comprendemos una apreciación personal. Es más, la idea de «personal» solo es una manifestación cultural

1
Responder
Retrato de Luis Moreno
7
Luis Moreno
Oct 2011

Coincido con Melina, la estética tal cual como la entendemos es algo subjetivo y con una gran carga cultural. Podemos coincidir con la estética morfológica, podemos sentir repulsión cuando vemos personas con malformaciones, o tener ciertos reparos para las personas que le faltan las piernas o brazos, esto está más sujeto a una repulsión evolutiva. Sin embargo podemos encontrar que en ciertas culturas tener los labios deformados es estéticamente bello. Cuando agregamos elementos culturales mayor es la diferencia; el color negro es muerte o vida según la cultura que lo use.

0
Responder
Retrato de Katia Esqueda Berumen
0
Katia Esqueda Berumen
Oct 2011

... «de la vista, nace el AMOR». La estética es pues, el discurso y al mismo tiempo el argumento perfecto de la CULTURA GLOBAL. Es el ingrediente «secreto» para darle ROSTRO a los procesos de diseño; los que la conocen adquieren un PODER (la persuasión), los que no... morirán en el intento.

0
Responder
Retrato de Gabriel Meave
207
Gabriel Meave
Oct 2011

Interesante artículo, si bien redactado desde la típica óptica academicista con su compleja nomenclatura.

Yo lo veo más simple: la belleza no necesita explicaciones. Al menos, no para quien la experimenta. Es una herramienta poderosísima para el diseñador, que curiosamente, en éste y otros foros, resulta vapuleada y menospreciada, siempre denostada en favor de la sacrosanta Función.

Y la Belleza también incluye el Misterio. No todo es explícito. La misma ambigüedad sobre lo que es estético es parte de su encanto. Lograr la belleza sigue siendo uno de los más altos retos del diseñador.

2
Responder
Retrato de Melina Mateo
0
Melina Mateo
Oct 2011

Es complicado hablar sobre estetica, porque considero que es algo subjetivo, tal vez lo que es estetico para alguien, no lo es para otros

0
Responder
Retrato de Sandra Souza
0
Sandra Souza
Oct 2011

É cada vez mais interessante ver o termo «comunicação» associado ao design, à estética e à linguagem visual. A alteridade - ou simplesmente o outro - sempre foi o ponto de partida da construção de estratégias de comunicação persuasivas, institucionais ou marcárias, incluindo-se aí as estratégias de criação e de direção de arte. Agora aparece com frequência em discursos sobre design, sobretudo design social e centrado no usuário, e esta perspectiva coloca a comunicação como objetivo e a estética como expressão eapropriação do que é comum. Parabéns pelo artigo.

0
Responder
Retrato de Martin Alvarado
0
Martin Alvarado
Oct 2011

Muy buena aportación.

Sere breve. Creo que la estética como parte intrínseca y a la vez subjetiva de cada una de las culturas, influye en el diseño del mensaje, ya que ésta, la estética, es el catalizador de la creatividad.

0
Responder
Retrato de Carolina Cádiz
13
Carolina Cádiz
Oct 2011

Interesante y bien explicado artículo sobre comunicación; personalmente me apasiona mucho el mundo de la significación lingüística y la forma de comprensión de las personas para construir sentido dentro de un espacio socio-cultural, creo también que al estudio del espacio estético y antropológico se puede sumar la neurociencia para proponer una perspectiva más global al entendimiento de los signos y sus paradigmas constituidos también por la biología del cerebro.

Muy buen aporte,

¡Saludos!

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Vanessa Lerner
Autor:
Vanessa Lerner
Título:
¿Sabemos realmente lo que una marca gráfica transmite?
Sinopsis:
¿Si conocemos realmente el significado de una marca gráfica, podremos aproximarnos a conocer lo que probablemente se esté creando en la mente del público?
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
47
Opiniones:
15
Seguidores:
60
Ilustración principal del artículo La elocuencia muda
Autor:
Fernando Alemán
Título:
La elocuencia muda
Sinopsis:
El mayor peligro que puede presentarse en el desarrollo de una aproximación a la alfabetidad visual, es intentar sobre-definirla.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
15
Seguidores:
8
Retrato de Rodolfo Fuentes
Autor:
Rodolfo Fuentes
Título:
El ícono ideal
Sinopsis:
No siempre somos los diseñadores los que «creamos» un símbolo. A veces esos símbolos nacen, crecen y se instalan en el imaginario casi que por generación espontánea.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
30
Opiniones:
14
Seguidores:
33
Ilustración principal del artículo Zootype: un safari tipográfico en territorio «bloguero»
Autor:
Victor Garcia
Título:
Zootype: un safari tipográfico en territorio «bloguero»
Sinopsis:
Vicisitudes, curiosidades y aspiraciones de un insólito blog dedicado exclusivamente a una sola tipografía.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
10
Opiniones:
4
Seguidores:
190
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
La voz de su amo
Sinopsis:
El diseñador gráfico como intérprete de su cliente y redactor de su mensaje.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
184
Opiniones:
45
Seguidores:
3292
Retrato de Luciano Cassisi
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
El diseño no es comunicación
Sinopsis:
Aunque el tiempo vaya legitimando las máximas y muletillas que usamos, vale la pena revisar la idea tan instalada de que el diseño es comunicación, para ganar precisión y no perder el rumbo.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
93
Opiniones:
81
Seguidores:
1429
Retrato de Joan Costa
Autor:
Joan Costa
Título:
Cambio de paradigma: la Comunicación Visual
Sinopsis:
Tres puntualizaciones y doce principios para transitar del grafismo y el diseño gráfico hacia el futuro de la comunicación visual.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
730
Opiniones:
158
Seguidores:
2267
Ilustración principal del artículo Un grito en el muro
Autor:
Ingrid Alicia Fugellie Gezan
Título:
Un grito en el muro
Sinopsis:
La hiperproductividad visual que caracteriza nuestro presente.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
13
Seguidores:
21

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
2 Septiembre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre