El oficio más antiguo del mundo

Ante la persistente tendencia a sobre-valorar al diseño, manifiesta por algunos colaboradores de FOROALFA, acerco mi opinión seguida de un viejo texto de Oriol Pibernat sobre este tema.

Retrato de Norberto Chaves Norberto Chaves Barcelona

Seguidores:
3123
Opiniones:
9
Votos:
62
Compartir:

Un fenómeno ideológico muy interesante, observable en el ambiente del diseño, es esa tenaz tendencia a sobregraduar a la disciplina, mitificándola, con absoluta desatención a su realidad concreta y asociándola —o confundiéndola— con géneros no casualmente considerados «superiores».

Así, se le suele considerar un arte, desatendiendo la amplia producción de objetos y mensajes de gran calidad de diseño, pero modestamente utilitarios.

Se lo suele considerar una ciencia; aunque su función específica no sea la de producir conocimientos sino objetos y su sustento científico no sea mayor que el de cualquier otra profesión técnica.

También se la suele considerar una suerte de panacea de los males sociales asignándole una misión esencialmente redentora; haciendo la vista gorda al volumen altísimo de productos excelentemente diseñados; pero perjudiciales para la humanidad: allí están los automóviles.

Y quizá la distorsión más grande y frecuente sea aquella que confunde al diseño con la milenaria pasión humana por la invención de cosas, y que asigna al diseño el carácter de práctica universal en el tiempo y el espacio de la humanidad, auténtica categoría antropológica.

Esta compulsión al upgrading del diseño desoye, además, la amplia bibliografía teórica que explica el lugar de los oficios, las técnicas y las profesiones en el aparato productivo, muestra el modo en que en ellas se plasman las relaciones de producción y delimita, con precisión, su concepto.

Los profetas de la mistificación del diseño hacen gala, así, de un absoluto desinterés por las aportaciones de las ciencias sociales —la Teoría Económica o la Historia Social— y, mediante la pura especulación verbal, le asignan a la disciplina atributos de fábula, no verificables en su ejercicio real en ningún taller de diseño.

Desnaturalizan así a este oficio, tan modesto como indispensable y efectivamente al servicio de las necesidades del mercado, cualquiera fuera el signo —social o antisocial— de tales necesidades.

En FOROALFA han aparecido varios exabruptos como los que he citado y, meditando sobre ellos, me vino a la memoria una nota de Oriol Pibernat, publicada en el periódico La Vanguardia, de Barcelona, en 1986 (hace veinte años). En ella se critica básicamente la última de aquellas distorsiones en el concepto de Diseño: su universalización. La transcribo para el solaz de los lectores críticos (y para la indignación de los profetas). Se llama «El oficio más antiguo del mundo» y dice así:

Toda disciplina de reciente constitución se ve compelida fatalmente a buscar en el pasado antecedentes que la legitimen como tal. Cuánto más nueva es la disciplina, mayor empeño pone en esta búsqueda. La historia certifica un pasado y, consiguientemente, una identidad. El diseño no obra precisamente con moderación en estas exploraciones y en su afán por recomponer su árbol genealógico se reconoce en el homo faber. La eterna alusión al hacha de sílex y al hombre de las cavernas que introducen sus elocuentes monografías históricas me inclina a sospechar un estado de conciencia aún muy primitivo de esta disciplina. Con ella se «descubre», no sin sobresalto, que el diseño es «el oficio más antiguo del mundo» y se asesta un golpe mortal a las pretensiones de otro conocido oficio que reclama para sí tal privilegio.

Ocurre sin embargo, que la capacidad de concebir y fabricar útiles —lo propio del homo faber— constituye un antecedente común de muchas otras profesiones y el diseñador no siempre se encuentra cómodo compartiendo su historia con el herrero o el carpintero. Para declarar su independencia deberá esperar pacientemente un buen monto de siglos, pues el proyecto sólo se autonomiza de la ejecución —condición sine-qua-non del diseño— en la época del Renacimiento. Y ello resulta todavía insuficiente: la partida de nacimiento no será certificada hasta unos siglos más tarde, cuando se desacople el «aceitoso» engranaje que la une a los ingenieros. Hasta la segunda revolución industrial —ni siquiera la primera—, el diseñador no se sentirá completamente él, sin «molestos» compañeros de viaje.

Ahora bien, por lo dicho anteriormente, el diseño no ceja en su esfuerzo de que la historia de la cultura lo avale como disciplina autónoma «desde siempre». A la zaga de legitimaciones históricas, que son en realidad ideológicas, toda práctica social empieza inevitablemente en Adán; aunque, también inevitablemente, en un padre único se confunden todas las identidades. Sea cual sea el intento de «naturalizar» el diseño, hablando seriamente se puede asegurar que Adán no fue el primer diseñador. Fue, fundamentalmente, un expulsado del paraíso que se exilió en la tierra para cumplir el castigo divino de cultivarla; metáfora bíblica que, aunque no coincida con la historia real, da valor a la voz cultura.

Digresiones aparte, desde los seculares primates faber hasta el diseñador existe una accidentada distancia histórica plagada de transformaciones culturales, sociales y económicas en que las prácticas y oficios se suceden, transforman y redefinen. Aplicando lo que de sapiens tiene el homo se vislumbrarían algunos destellos de lo que constituirá el haz de identidad del diseño; siempre con la suficiente prudencia y rigor para no confundir «historia de las cosas» con «historia de las cosas diseñadas». Aplicando nuestra dimensión sapiens, como propongo, el diseño se percibirá inscrito en la «cultura material» sin que ésta, por extraña prestidigitación o contagio, devenga en su conjunto diseño. Por si esto sabe a poco, aún será posible elaborar, desde la perspectiva actual que nos ofrece la conciencia del diseño, una lectura original de la historia de la cultura poniendo un énfasis especial en una región desmerecida: el desarrollo tecnológico y simbólico de la cotidianeidad a través de los objetos de uso. A cambio de trasnochadas «Historias Universales del Diseño» una buena «antropología de los útiles» sería más que de agradecer para profundizar en las prácticas y oficios relacionados con ellos. Así, los falsos parentescos se substituirán por legítimas herencias.

Desde luego, está claro que atareadísimo como estaba Adán en la labor de inaugurar simultáneamente el homo faber, el homo sapiens, el homo laudens y quién sabe cuántos homos más, difícilmente tuviera tiempo para inaugurar algo tan especializado como el homo diseñans.

Seguidores:
3123
Opiniones:
9
Votos:
62
Compartir:
Código QR de acceso al artículo El oficio más antiguo del mundo

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Norberto Chaves

Más artículos de Norberto Chaves

Título:
La «Prioridad Peatón»: promesa con trampa
Sinopsis:
Lo que aparenta una «recuperación» de áreas históricas, no es mas que un cambio socio-urbano indudablemente negativo.
Compartir:
Título:
Los efectos de la especulación urbana
Sinopsis:
Vías para neutralizar los efectos negativos de la especulación urbana en los cascos históricos.
Compartir:
Título:
Libro: Ser posmoderno
Sinopsis:
Un alegato a favor de la lucidez crítica de los diseñadores.
Compartir:
Título:
Por Rubén Cherny y para que siga
Sinopsis:
El viernes 30 de noviembre falleció Rubén Cherny, destacadísimo arquitecto argentino y uno de los primeros colaboradores de FOROALFA.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Fernando Castle
0
Fernando Castle
Mar 2014

Bueno, no descartaría la primera suposición: Tal vez entre el diseño y prostitución haya más en común de lo que pensemos. Puta y diseñador/a, debemos complacer al cliente.

1
Responder
Retrato de Laura Gariglio
0
Laura Gariglio
Feb 2013

De acuerdo! comparto su opinión como la entendí y compartí en el año 95. Recuerdo que lo escuché darnos una charla en la ciudad de Córdoba, Arg. en unas jornadas de diseño organizadas por la institución donde yo estudiaba quienes justamente promocionaban en esas jornadas de diseño una Licenciatura en Diseño Gráfico. Usted nos dejó bien claro en su conferencia a los alumnos aquel día, que el diseño no era una ciencia, ni un arte ni mucho menos tenía cualidades para convertirse en una licenciatura, que el diseño era un oficio con la misma dignidad y practicidad que el oficio de un zapatero.

0
Responder
Retrato de Pablo Souza
0
Pablo Souza
Feb 2013

Estoy cursando primer año de Diseño Industrial y siento que la inposibilidad de describir de manera universal la función del diseño se basa, no solo en su desarrollo reciente, sino mas bien en todo el campo por el cual se extiende. industrial, textil, gráfico. También existe el diseño escenico; el diseño en las organizaciones, algo así como el diseño administrativo o el diseño de producción. El diseño puede ser considerado transdiciplinar. sin embargo en algo tenemos que especializarnos. Propongo un título Diseñador. especializado en .......

1
Responder
Retrato de Rodolfo Álvarez
81
Rodolfo Álvarez
Dic 2012

Creo haber entendido el mensaje que desde el título a la conclusión final de su referente con quién concuerda preocupa a ambos en su más profundo sentido crítico.

1
Responder
Retrato de Alejandra Schiavoni
0
Alejandra Schiavoni
Feb 2012

Excelente! situarnos en el lugar que debemos estar es el primer paso para ser profesionales. Y me encanta también que liguemos el diseño a la vida cotidiana que frecuentemente olvidamos, porque esa consideración nos permite a los diseñadores de producto ligarnos a la tradicion universal y sus contenidos teóricos que han sido acumulados en siglos de la existencia humana. Con esto quiero decir y con mucho aprecio que los diseñadores no son solo los graficos sino que los diseñadores textiles, de indumentaria, e industriales también formamos parte de la gran fauna de diseñadores.

0
Responder
Retrato de .don Espectro
0
.don Espectro
Oct 2011

Este pensamiento transcendental y utópico del diseño descrito como profesión que sirve para transfigurar y re interpretar el mundo, es común encontrarlo en las diferentes instituciones educativas , pensamiento trasladado de educadores a educandos que produce cierto «chovinismo» con la profesión, limitando la visión del diseñador gráfico, qué enfocada en un solo punto «diseño» elude los diversos componentes que conforman un sistema , sin encontrar asi el ideal del pensamiento holístico, es decir ver el sistema desde todas sus perspectivas. Excelente articulo.

1
Responder
Retrato de César Ochoa
9
César Ochoa
Dic 2010

Bueno pero no es nuevo para nadie que el ego del diseñador lo lleva muchas veces a estos tipos de conceptos inexactos, que a su vez esto dificulta en este la construccion de otras ideas de forma adecuada tanto en su etapa de estudiante como en la de profesional llegando asi a conclusiones erroneas que le llegan a desorientar temporal o eternamente. A veces algunos necesitan de este tipo de posturas bonitas y romanticas como columna y base estructural a fin de sentirse en un lugar seguro y paradisiaco que de sentido a su labor y su vida. Me encanto el articulo.

0
Responder
Retrato de Carlos Andres Ossa
0
Carlos Andres Ossa
Ago 2010

Esto de acuerdo…. son graves y peligrosas las posiciones aventuradas sobre las que han tratado de cimentar ciertas bases del diseño, ya que estas posiciones adolecen de claridad. Confundiendo y en las peores condiciones ideologiza, sacralizando la profesión; alejándola de la realidad.

0
Responder
Retrato de Leopoldo Gatti
0
Leopoldo Gatti
Jun 2010

Excelente. Creo que sobredimensionar cualquier actividad humana es, en parte, desestimarla. Creer que no es suficiente con lo que es; y sobrecargarle atributos, muchas veces, disparatados.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Fredy Chaparro
Autor:
Fredy Chaparro
Título:
El diseño gráfico no ha muerto
Sinopsis:
Si bien el sentido autocrítico es afín con cierto tono pesimista, en las reflexiones recientes sobre el devenir del diseño gráfico, este pesimismo se ha acentuado.
Interacciones:
Votos:
37
Opiniones:
35
Seguidores:
43
Ilustración principal del artículo Y la teoría que no llega...
Autor:
Cecilia Salinas
Título:
Y la teoría que no llega...
Sinopsis:
Vuelve a ponerse sobre el tapete la vieja necesidad de construir una teoría del diseño gráfico y del discurso visual, que se demora en aparecer.
Interacciones:
Votos:
32
Opiniones:
28
Seguidores:
22
Retrato de Vladimir Hernández Botina
Autor:
Vladimir Hernández Botina
Título:
Lo transversal de lo multidisciplinar
Sinopsis:
Lo multidisciplinar parece haber tomado la forma de una bandada de pájaros cuyo rumbo cambia de manera aleatoria y en función del líder del momento.
Interacciones:
Votos:
7
Seguidores:
26
Retrato de Roberto Doberti
Autor:
Roberto Doberti
Título:
La cuarta posición
Sinopsis:
Las disciplinas proyectuales no encuadran en las categorías con que Occidente ha catalogado al hacer y al pensar. No son Arte ni Ciencia ni Tecnología, sino que conforman una cuarta categoría con el mismo rango y valor identificatorio que las otras.
Interacciones:
Votos:
31
Opiniones:
11
Seguidores:
11
Retrato de Alvaro Magaña
Autor:
Alvaro Magaña
Título:
Todas esas cosas que no son diseño
Sinopsis:
Aunque arte y diseño comparten raíces, este eterno debate renueva la definición de qué es o no es el diseño.
Interacciones:
Votos:
12
Opiniones:
5
Seguidores:
97
Retrato de Jorge Luis Muñoz
Autor:
Jorge Luis Muñoz
Título:
Casos de diseño social
Sinopsis:
El diseño social como parte del diseño gráfico no es solo asunto de definiciones; es fundamentalmente la toma de consciencia sobre lo que se diseña y se hace.
Traducciones:
Interacciones:
Votos:
19
Opiniones:
2
Seguidores:
118
Ilustración principal del artículo El diseñador como puente
Autor:
Julio Terán Anciano
Título:
El diseñador como puente
Sinopsis:
Una metáfora para analizar la función del diseñador.
Interacciones:
Votos:
139
Opiniones:
131
Seguidores:
65
Ilustración principal del artículo Mi manifiesto de diseño
Autor:
Pancho Martínez
Título:
Mi manifiesto de diseño
Sinopsis:
Siguiendo la línea de discursos que inauguraron corrientes disciplinares, presento una invitación individual con la intención de colaborar en la definición del diseño.
Interacciones:
Votos:
14
Opiniones:
4
Seguidores:
3

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
4 Febrero 2019

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
4 Marzo 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
8 Abril 2019

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
20 Mayo 2019

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio 2019