Diseñar para las personas dando realidad a las marcas

El diseño crea valor de marca a organizaciones, productos y servicios; suma investigación, gestión, talento creativo, compromiso y acción a sus interacciones con las personas.

Retrato de Alvaro Magaña Alvaro Magaña Santiago

Seguidores:
97
Opiniones:
11
Votos:
46
Compartir:

El diseño es esencial para construir interacciones con sentido entre las organizaciones y las personas, las que poseen diferentes tipos de expectativas tanto explícitas como implícitas (mayormente no verbalizables), sobre lo que esperan unas de otras. Naturalmente la mirada reduccionista sugiere que la relación entre personas y empresas se agota en aspectos transaccionales (intercambio racional de bienes, información y servicios al mejor valor), sin embargo cada día tenemos más claridad sobre la complejidad que esto encubre y lo insuficiente que es fundar dicha relación solo en intercambios y funcionalidades.

Mente, cuerpo y corazón

La emocionalidad y la sensorialidad no pueden excluirse en ningún tipo de relación, la calidad de estas variables influye profundamente en el éxito de una oferta y dada su influencia, ha comenzado a ser investigado y medido con resultados interesantes (ver Emotional Branding Pays Off, de John Rossiter y Steve Bellman).

Esta circunstancia obliga a diseñar interacciones que produzcan sensaciones, emociones y certezas. A todos nosotros nos «ocurren cosas» en nuestros lugares de trabajo, en los espacios de esparcimiento, al tomar contacto con empresas de servicio y tener que permanecer en sus áreas de espera, etcétera. El solo hecho de vivenciar una relación con el entorno artificial despierta en nuestro cuerpo y mente una reacción de agrado, alerta, desconfianza o seguridad; lo que ha empujado a las empresas más conectadas con sus clientes a destinar recursos específicos para la entrega de vivencias alineadas con sus objetivos comerciales y de posicionamiento (basta pensar en el Red Bull Stratos o toda la campaña de marcas en torno a Skyfall con Sony, Coca-Cola Zero y Heineken entre otras), en la forma de personas, sistemas de información, espacios y comunicaciones. Este brutal incremento en las calidad de las interacciones de las marcas y las personas, ha traído como consecuencia que las personas esperen cada vez más de las marcas, pues el umbral de su satisfacción ha crecido en directa relación con los esfuerzos de las marcas. Las personas comparan hoy la atención de un banco con los servicios médicos, el arribo a un aeropuerto con los servicios de un centro comercial, el transporte público de un país con el de otro, entre otros.

Por ejemplo, la creación de entornos con significado se ha vuelto un imperativo muy visible en el mundo del retail. La necesidad de las empresas por atraer clientes y satisfacer sus expectativas, ha permitido el desarrollo de puntos de contacto cada vez más ricos en términos de información aplicada sobre hábitos y conductas de las personas, lo que ha significado mayor complejidad y diferenciación en tanto percepción de sus estándares de producto, servicio o de oportunidad (por ejemplo, las empresas buscan crear interacciones y espacios que comuniquen ahorro, relajo, lujo, entretención, vanguardia tecnológica, etcétera).

Pero como ya hemos dicho, esto no acaba en el mundo de los centros comerciales, tiendas y supermercados, pues se extiende a los espacios de trabajo, los servicios públicos, el transporte… «al infinito y más allá». Ya que toda institución interactúa con clientes, proveedores, usuarios, colaboradores y consumidores, y está siendo escrutada permanentemente por ellas a través del modo en que se relacionan y hacen entrega de su oferta, por tanto, es fundamental tener la capacidad de construir percepciones, modificarlas positivamente y finalmente sostenerlas en el tiempo.

Muchas experiencia un mismo enfoque flexible

Hay eventos experienciales que duran lo que permite la vivencia ofrecida, como pueden ser un viaje en avión, los servicios de salud, un mirador turístico en altura, la espera en un banco o los medios de transporte terrestre urbano (microbuses, metro o taxi). La necesidad o el deseo de repetir esa clase de experiencias se relaciona con la dependencia específica a un servicio (sin auto debo viajar en taxi, pero sin dinero preferiré el metro, pero si este no llega a mi barrio tendré que tomar un microbús), su novedad y luego con la calidad de todos los servicios asociados que la complementan.

Toda vivencia se gasta en sí misma (tiene un antes, durante y después) y se asocia a estados íntimos e intransferibles de cada persona, por lo que ofrecer experiencias inmersivas convincentes y relevantes contribuye a modificar la narrativa personal de un individuo respecto a una marca, tarea que toda organización debe plantearse si desea alcanzar un sentido específico en la vida de la gente. Diseñar experiencias inmersivas requiere articular interacciones que impacten distintos niveles de involucramiento entre marcas y personas, niveles que se establecen de acuerdo con las necesidades y expectativas de los clientes, usuarios y consumidores respecto a una marca u organización. Por ejemplo: entre lo que es esperable de un banco (rapidez, comodidad, seguridad), un hospital (higiene, orden, eficiencia), un aeropuerto (orientación, flujo) o un supermercado (novedad, oportunidades, navegación expedita) hay demandas transversales y otras que difieren esencialmente. Por lo tanto los recursos necesarios para responder adecuadamente a dichas aspiraciones deben ser orquestados en torno a un propósito único e inspirador, recursos organizacionales adecuados, comunicaciones externas e internas coherentes y una gestión que sea capaz de evaluar, aprender y socializar tanto logros y quiebres como la necesidad permanente de diseñar y rediseñar las interacciones.

Cada organización vive una realidad diferente, por lo tanto es necesario abordar las experiencias de marca de manera metódica:

  • Entendiendo a clientes, usuarios y consumidores (CUC) y empatizando con ellos. Qué clase de relación establecen con la oferta disponible, el viaje o recorrido real y el viaje soñado de diferentes perfiles de CUC en torno a la oferta disponible, así como su disposición al cambio (plasmado en un «Customer Journey Map»).
  • Entendiendo a la organización, sus recursos y el «ecosistema» de iniciativas existentes en su interior y sentando acuerdos respecto a los estándares que la organización desea alcanzar con las intervenciones de diseño en cada punto de contacto.
  • Entendiendo la categoría en que compite o actúa el producto o servicio que ofrecerá la marca.
  • Definiendo colaborativamente los estándares que se desea alcanzar y las métricas que permitirán identificar el éxito o no de cada iniciativa.
  • Diseñando, prototipando y testeando las soluciones e intervenciones ideadas.

Estos ingredientes configuran un proceso de creación que sólo puede ser abordado colaborativamente, de hecho cualquier intervención sobre la experiencia de marca involucra a varios niveles de la organización, por tanto hay que prepararla para alinear las diferentes personas, áreas y departamentos que toman decisiones sobre los recursos con que se hace entrega de la experiencia (lo que Berndt Schmidt llama Expros o proveedores de experiencia).

Orquestar personas, orquestar recursos

Es un gran desafío avanzar con una organización y sus responsables hacia una mirada centrada en las personas (CUC), pues las tareas expuestas no avanzan por sí mismas sino mediante una orquestación intencionada, liderazgo, objetivos claros, acciones precisas y resultados medibles.

El enfoque expuesto busca poner en relieve que el rol del diseño, como concepto y como práctica, se complejiza y demanda conocimientos complementarios que enriquecen la mirada creativa e innovadora. El diseño de experiencias de marca es un territorio fértil que se alimenta de la vivencia de las personas. No se trata de una parcela de diseñadores, de ingenieros o businessmen, sino de una actividad que contempla aspectos tangibles e intangibles interconectados, que permite proponer, desde una mirada etnográfica, creativa y sistémica, un relato de marca que se hace tangible como interacciones humanas, arquitectura, espacios físicos y digitales, mobiliario, diseño gráfico, publicidad y servicios; es decir, relatos que modelan la vivencia de las personas con las organizaciones.

Es el camino lógico, sensible —y no sólo transaccional— de construir relaciones significativas entre esos constructos intangibles llamados marcas y estas entidades complejas y emocionales llamadas personas.

Editor: Mario Balcázar Ciudad de México

Seguidores:
97
Opiniones:
11
Votos:
46
Compartir:
Código QR de acceso al artículo Diseñar para las personas dando realidad a las marcas

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Alvaro Magaña

Más artículos de Alvaro Magaña

Título:
El diseño en el negocio de la identidad
Sinopsis:
El diseño es una herramienta valiosa para la creación de valor funcional y emocional, que redunda en mejor retorno sobre la inversión de nuestros clientes.
Compartir:
Título:
Teoría, práctica e innovación
Sinopsis:
La innovación se ha convertido en un imperativo social y político. Hace falta un discurso acerca del papel del diseño como agente de esa anhelada innovación.
Compartir:
Título:
¿Teoría para el diseño o para los diseñadores?
Sinopsis:
Hacer para la innovación no significa abandonar el saber académico, más bien hay que asumir que las urgencias, el mundo del trabajo nos obliga a operativizar las teorías conocidas y las por conocer.
Compartir:
Título:
Educación creativa y estratégica del diseño
Sinopsis:
Las complejas demandas que hoy enfrenta la profesión, obligan a redefinir el rol de la creatividad en la didáctica y en el ejercicio profesional de los diseñadores.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Hector Bruguera
30
Hector Bruguera
Jul 2013

Muy agradable leer tu articulo Alvaro, las necesidades han cambiado definitivamente y estamos viendo como las organizaciones se estan montando en ese tren para estar donde el consumidor este, siento que vivimos en una onda senoidal, venimos en directo hacia los origenes, el ser humano necesita contenido de verdad, contacto real, por ello concuerdo con este post, creo que el consumidor se esta dando cuenta que no puede reemplazar sentimientos con productos y servicios.

1
Responder
Retrato de Jesus Alderete
0
Jesus Alderete
Jul 2013

Excelente texto!! Comparto tu opinión y además hacía un buen tiempo que no sabía nada de Rossiter. Lástima que no pude encontrar su artículo pero con el tuyo me quedo con una idea muy completa. Espero que todos los que nos dedicamos al diseño para consumo sepamos comprender y adoptar este gran reto en nuestro ejercicio propositivo.

1
Retrato de Alvaro Magaña
97
Alvaro Magaña
Jul 2013

Yo creo que la relación de las organizaciones y las personas dejó de ser algo que debía entenderse a través de una planilla excel solamente o de un gráfico de torta. Cuando se baja a la selva y hay que abrir senda por los montes se vive la verdad que las elites y las gerencias (directorios y académicos) no alcanzan a ver.

0
Retrato de Alfredo Texis Michicol
6
Alfredo Texis Michicol
Jul 2013

jajajajja perdon me equivoque y sano jajjajajaa saludos y disculpas

1
Responder
Retrato de Alfredo Texis Michicol
6
Alfredo Texis Michicol
Jul 2013

Muy bueno y santo el articulo saludos y felicitaciones

1
Retrato de Alvaro Magaña
97
Alvaro Magaña
Jul 2013

Gracias, lo de santo no lo entiendo. Pero imagino que va por el lado de que tenemos un apostolado por delante... jaja no se. Saludos.

0
Responder
Retrato de Mauricio Hoyuelos
0
Mauricio Hoyuelos
Jul 2013

Gran aporte como siempre estimado Alvaro. Algo me dice, sin embargo, que este nuevo modo de comprender y «crear «la realidad de marcas, productos y servicios, se queda principalmente en la capa superficisl (visible) de cada microcosmos. Estaré siendo demasiado pesimista o realista amigo mío?

1
Retrato de Alvaro Magaña
97
Alvaro Magaña
Jul 2013

Amigo mio, siempre se empieza por un lado y las intervenciones de diseño hasta ahora sólo calan aspectos superficiales como tú dices, pero yo veo en las start-up y en algunas empresas (pocas) que la necesidad de innovar y diferenciarse las ha llevado a volver al origen y a mirar con más atención a la gente (cosa que no debiera ocurrir sólo en el comercio sino además en la política y la educación). Esto implica un cambio casi ontológico en las personas de las organizaciones, y eso siempre toma tiempo.

3
Retrato de Alejandro Mena Soto
2
Alejandro Mena Soto
Jul 2013

»las intervenciones de diseño hasta ahora sólo calan aspectos superficiales»... a ver, a eso se le llama estilismo, y está motivado sobre todo por el ansie de vender de las marcas... el diseño sabemos todos que es una respuesta a un uso, no dar una bonita forma.

1
Retrato de Bernardo Roggio
0
Bernardo Roggio
Jul 2013

Un excelente artículo, que comparto plenamente. Como mencionas en Respuesta a Mauricio, no se trata de otra cosa más que «Volver al origen y a mirar con más atención a la gente», que parece la gran olvidada; felicitaciones Álvaro...

1
Retrato de Alvaro Magaña
97
Alvaro Magaña
Jul 2013

Gracias por los comentarios. Quizás hay que agregar que la única forma de abordar con éxito proyectos con este enfoque es con una actitud vital y un interés real por las personas, no sólo teórico ni encubiertamente interesado sólo por los resultados.

0
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo ¿El fin de I Love New York?
Autor:
Rodolfo Álvarez
Título:
¿El fin de I Love New York?
Sinopsis:
El gobernador de Nueva York propone cambiar la imagen de la ciudad creada por Milton Glaser.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
81
Opiniones:
82
Seguidores:
80
Retrato de Eréndida Mancilla
Autor:
Eréndida Mancilla
Título:
Construcción de la Marca Ciudad
Sinopsis:
Actualmente las ciudades compiten por atraer un mayor número de visitantes. Esto genera una nueva manera de ver a la ciudad, contemplando su identidad como una la de una marca.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
36
Seguidores:
87
Retrato de Boris Alexander Greiff Tovar
Autor:
Boris Alexander Greiff Tovar
Título:
Información, comunicación y diseño
Sinopsis:
¿Por qué cada vez hay mayor interes en la información? De repente las personas se sienten más atraidas por la informacion tratada de manera llana y gráfica.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
16
Seguidores:
45
Retrato de Vanessa Lerner
Autor:
Vanessa Lerner
Título:
¿Sabemos realmente lo que una marca gráfica transmite?
Sinopsis:
¿Si conocemos realmente el significado de una marca gráfica, podremos aproximarnos a conocer lo que probablemente se esté creando en la mente del público?
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
45
Opiniones:
15
Seguidores:
60
Retrato de Carlos Venancio
Autor:
Carlos Venancio
Título:
Las marcas tienen sus propios enemigos íntimos
Sinopsis:
La saturación psicológica de quienes gestionan la comunicación institucional es uno de los mayores obstáculos en la construcción de marcas eficaces.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
82
Opiniones:
42
Seguidores:
79
Retrato de Teo González
Autor:
Teo González
Título:
Ventajas de los despachos pequeños
Sinopsis:
Las agencias locales y los despachos pequeños tienen muchas ventajas competitivas: conocen el entorno, el mercado, las necesidades, la historia y las tradiciones del lugar.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
8
Opiniones:
2
Seguidores:
3
Retrato de Alejandro Rodríguez Musso
Autor:
Alejandro Rodríguez Musso
Título:
El diseño como estrategia cultural
Sinopsis:
Los diseñadores, a través de los objetos y las comunicaciones, creamos realidades culturales y modos de relacionarse entre las personas, contribuyendo a su bienestar e identidad.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
52
Opiniones:
8
Seguidores:
39
Retrato de Alvaro Magaña
Autor:
Alvaro Magaña
Título:
El diseño en el negocio de la identidad
Sinopsis:
El diseño es una herramienta valiosa para la creación de valor funcional y emocional, que redunda en mejor retorno sobre la inversión de nuestros clientes.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
39
Opiniones:
24
Seguidores:
97

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
28 Enero 2019

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
15 Abril 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
22 Junio 2019