Diseñador vs. cliente

El cliente perfecto parece ser aquel dispuesto a realizar un «acto de fe» hacia nuestras propuestas, pero ¿cómo pedirle tal cosa sin parecer arrogantes?

Retrato de José Joaquín Domínguez José Joaquín Domínguez Getafe Seguidores: 22

Opiniones:
52
Votos:
53
Compartir:

«No me siento ofendido, podéis estar tranquilos».

Eso es lo que tuve que decirle a un cliente que creyó que mi negativa a seguir trabajando con ellos obedecía a algún tipo de ofensa personal. Nada más lejos de lo que debe ser una relación comercial-profesional sana. Las discrepancias con el cliente son algo habitual y previsible, dado que, lo que los profesionales de la comunicación esperamos del «cliente perfecto» es prácticamente un acto de fe.

Comprendo que es muy duro asumir por parte del cliente el hecho de que los argumentos a su alcance —del tipo «me gusta-no me gusta», «bonito-feo» o «lo entiendo-no lo entiendo»—, son en la mayoría de los casos irrelevantes a efectos de eficacia y éxito de la pieza de comunicación gráfica. Sé que puede sonar muy soberbio, pero así es. Tal es el origen de la eterna dialéctica entre cliente y profesional del diseño.

¿Imagináis a un paciente haciéndole sugerencias al cirujano que tiene que operarle? Sin embargo, todos nos creemos capacitados para juzgar una pieza visual, por el simple hecho de que podemos verla. Verla, no es más que una función fisiológica, como defecar; no significa comprenderla. Y no me refiero sólo a la comunicación visual. En el fondo, reconozcámoslo, todos nos hemos sentido tentados en alguna ocasión a pensar que «podríamos haber escrito una letra mejor para esa canción», «yo hubiera escrito un guión más ingenioso para tal capítulo», «ese edificio tiene demasiadas plantas y pocas ventanas».

Afortunadamente, una buena marca gráfica será un comunicador eficaz independientemente del grado de conformidad del cliente, de la misma manera que una cebolla te alimentará, a ti y a cualquier otro «usuario», aunque tú detestes la cebolla; ésta hace su función y no importa si es bonita, fea, sabrosa o desagradable, porque forma parte de un fin último superior: alimentar el cuerpo. Un signo marcario no es un fin en sí mismo ni tampoco la guinda (como afirma Enric Satué1) que corona el pastel; es tan solo parte de un plan (ni siquiera la parte más importante), de un sistema, de un objetivo superior que, en el caso particular que me afectaba, era vender un producto.

Por más pedagógicos y transparentes que los diseñadores seamos durante el proceso creativo, no podremos superar la barrera de aquellos clientes que confían en su propio, respetable e insuficiente criterio. Ese cliente obtiene la marca gráfica que quería —y está muy satisfecho, especialmente por que ha participado en su creación— pero no es óptima. Como mencionaba al principio, el «cliente perfecto», capaz de realizar el acto de fe, es aquel que forma parte de una consolidada cultura del diseño. Ese cliente es raro de encontrar.

«Las antiguas leyendas hablan de ellos, seres sobrenaturales que suelen reunirse en noches de luna llena, en magníficos templos diseñados por Norman Foster, templos cuyo presupuesto de edificación fue respetado hasta el último céntimo. Realizan ritos secretos de culto a al eficiencia, celebran orgías con vino español, sacrifican algún que otro unicornio pero no hay noticia de que jamas hayan sacrificado a un diseñador experimentado».

Esto último es ficción, claro, me he dejado llevar por la imaginación. Admito que en determinados momentos, la minuciosidad y exigencia del cliente pueden ser claves para avanzar en el proyecto. El peligro reside en pasarse de frenada, en no saber parar a tiempo.

Por lo tanto, y para sosegar a aquel cliente, estas fueron mis palabras: «Tranquilos, nuestra dinámica de trabajo ha sido la habitual, vuestra marca gráfica será efectiva (aunque yo no esté muy satisfecho del resultado final) y vuestra obligación ahora será, como en los matrimonios, honrarla, amarla y respetarla».

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de José Joaquín Domínguez José Joaquín Domínguez Getafe Seguidores: 22

Opiniones:
52
Votos:
53
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
  1. «El diseño no es una guinda», Manuel Estrada. Ed. Aldeasa, 2003.
Código QR de acceso al artículo Diseñador vs. cliente

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Raul Dario Granoble Lino
0
Raul Dario Granoble Lino
Mar 2016

Pues opino que al cliente hay que educarlo.. pero la mayoría no quiere entenderlo ya que a veces su ego los ciega o se basan a sus propios bocetos en power point.

Y a veces el cliente por no tener una base en diseño, optan por elegir la propuesta menos elaborada y es ahí cuando el diseñador no queda satisfecho y se basa al la idea de "mientras me paguen, allá ellos"

0
Responder
Retrato de Willy Zepeda
0
Willy Zepeda
Ago 2012

Respeto y humildad son palabras claves en este asunto... Definitivamente el cliente en cai todos los aspectos siente que l ser quien paga tiene derecho a hacer sus caprichos, por otro lado, los diseñadores pretendemos ser artistas vanidosos y poco tolerantes ( recuerden que no somos artistas, somos comunicadores gráficos)

Mediar y convencer con ideas es basici

0
Responder
Retrato de José Joaquín Domínguez
22
José Joaquín Domínguez
May 2012

Acabo de Leer un extraordinario artículo (traducido) de Milton Glaser en este mismo foro. (Enlace) Entre otras muchas cosas, dice:

»...nuestro trabajo consiste en lograr ponerse de acuerdo...«

Me parecería una conclusión excelente para este debate. Va en la línea de lo que muchos de vosotros habéis apuntado.

0
Retrato de Alejandro Arrojo
77
Alejandro Arrojo
May 2012

Sí, ese artículo de Milton Glaser es uno de los mejores artículos que leí en el foro. Plasma toda su experiencia en pocas líneas.

0
Responder
Retrato de Rodrigo Chavez
0
Rodrigo Chavez
May 2012

Yo creo que si criticas al cliente, estas fallando tu como diseñador. Así como un doctor te da los suficientes motivos por los cuales no dudas de el, el diseñador debe de tener una variedad de argumentos fuertes por los cuales el cliente no pueda dudar de que tiene enfrente a alguien que sabe y que puede darle lo mejor para su empresa.

Muchas veces nos enfrentamos a clientes necios, testarudos, etc. Pero esta en nosotros poder vernos lo suficientemente fuertes pra que no nos puedan debatir, No podemos defendernos con estetica, pero si en funcionalidad y trabajo efectivo.

0
Retrato de José Joaquín Domínguez
22
José Joaquín Domínguez
May 2012

Subestimas el nivel de obstinación que pueden alcanzar determinados clientes. Claro que puedo criticarle ¿o se trata de un ente sagrado?. Eso no me convierte en un mal profesional, ni siquiera en un tipo irrespetuoso. Mi crítica es constructiva y las respuestas que he hayado en este foro me han resultado muy útiles para revisar mi postura.

Además... ¡somos diseñadores, no oradores ni psicólogos ni vendedores de seguros! ¡A veces es agotador el esfuerzo que dedicamos a defender una idea, cuando sospechamos que ni siquiera nos estan escuchado! Por favor, no tendría que ser tan dificil...

0
Responder
Retrato de Gracia Araujo de Ocon
0
Gracia Araujo de Ocon
May 2012

Me gusta mucho el artículo y he vivido esa realidad en mi vida profesional, es difícil comunicarle a un cliente que es imposible realizarle el trabajo pero a veces es lo mejor, «cortar por lo sano» aunque necesitemos a ese cliente por motivos económicos o puramente profesionales, pero desde hace unos años todos fuera del círculo de verdaderos profesionales se consideran diseñadores, fotógrafos y copys, no puedes hacer que tu opinión como colegiado sea válida, si el don de ser creativo ya es de el dominio público, gracias a las cámaras digitales, las computadoras y los office.

0
Responder
Retrato de Marco Antonio Silva Guevara
1
Marco Antonio Silva Guevara
May 2012

EL ARTICULO ESTA MUY INTERESANTE Y LO QUE PIENSO ACERCA DEL CLIENTE ES QUE DEBEMOS PRIMERO INSTRUIRLE EXPLICARLE COMO ES EL PROCESO DE DISEÑO Y QUE OBJETIVOS CUMPLE UN BUEN DISEÑO, PERO PARA ESTO DEBEMOS TENER EN CUENTA LA PERSUACION AL MOMENTO DE CONVERSAR CON EL CLIENTE Y AYUDARLE A ENTENDER EN VISTA QUE LA MAYOR PARTE DE NUESTROS CLIENTES PIENSAN TENER LA RAZON Y CASI SIEMPRE SIN TENERLA....... ES POR ELLO QUE LOS DISEÑADORES ESTAMOS ENCARGADOS EN LA ARDUA LABOR DE TRANSFORMAR EL PEDIDO DEL CLEINTE Y SU IDEOLOGIA EN EXCELENTES PIEZAS COMUNICACIONALES.

0
Responder
Retrato de Jorge Del Toro
24
Jorge Del Toro
May 2012

Algunos tienen respeto de la profesión del diseñador considerando que a veces ni idea tiene el cliente de lo que quiere y osa decir sus ideas, a veces tan sencillo como decirle «tu opinión y aportación son válidas yo te diré hasta donde», persuadir al cliente es una labor también de nosotros. El cliente puede opinar sobre gusto lo cual es subjetivo, pero el mercado «no es solo el cliente» los gustos son heterogeneos, y hay que decirle que lo que no le guste a él a otros sí. El cliente puede escoger el piso, el color de su casa, la escalera, pero el diseño? Es otra cosa.

Buena aportación :)

0
Responder
Retrato de Valeria Ponce
0
Valeria Ponce
May 2012

Parte de nuestro trabajo es aprender y lidiar y escuchar al cliente, para sacar provecho de la situación, crear un equilibrio ya que le va a dar vida al proyecto o lo que el cliente nos esta diciendo.

Me parece muy bueno este articulo,

0
Responder
Retrato de Miguel Angel Galeano
0
Miguel Angel Galeano
May 2012

El abogado no es infalible, al medico se le mueren pacientes, los arquitectos realizan sus sueños con el bolsillo de otros, los pilotos de formula 1 se matan por un error y como si todo esto no fuera suficiente el ARTE es subjetivo, el diseño es arte con lo cual hay un porcentaje importante de subjetividad. Como todo en la vida hay que razonar y comprender las opiniones del otro, así y solo así se podrán lograr resultados efectivos y que satisfagan a las partes.

1
Retrato de José Joaquín Domínguez
22
José Joaquín Domínguez
May 2012

Clap, clap, clap...! Muy bueno.

0
Responder
Retrato de Willy Zepeda
0
Willy Zepeda
May 2012

Considero que finalmente el cliente puede, tambien, retroalimentar en el proceso de diseño.

Por lo que, pienso, nos sirve como diseñadores a complementar tanto la informacion como estilistica que el clente necesite o le guste

1
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Rafael Juárez
Autor:
Rafael Juárez
Título:
Carta del diseñador al cliente
Sinopsis:
Lo que todo diseñador quisiera decirle a sus clientes pero no lo hace por temor a perder la cuenta.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
246
Opiniones:
268
Seguidores:
74
Ilustración principal del artículo Vivir del diseño es más fácil de lo que parece
Autor:
Eduardo Espinoza
Título:
Vivir del diseño es más fácil de lo que parece
Sinopsis:
Cómo definir tu oferta de servicios, cómo encontrar y conseguir clientes para que tu proyecto creativo pueda prosperar.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
209
Opiniones:
71
Seguidores:
90
Retrato de Leonardo Correa
Autor:
Leonardo Correa
Título:
Diseño gráfico y web para la posteridad
Sinopsis:
Muchos clientes nos piden diseños «modernos». ¿Cuan sano es para la billetera del cliente, o para la nuestra, seguir las modas impuestas?
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
63
Opiniones:
52
Seguidores:
15
Ilustración principal del artículo Manifiesto de diseño
Autor:
Pablo Zarate
Título:
Manifiesto de diseño
Sinopsis:
Los 10 principios que guían mi práctica diaria de diseño.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
41
Opiniones:
9
Seguidores:
9
Ilustración principal del artículo El cliente siempre miente
Autor:
Carlos Maraver
Título:
El cliente siempre miente
Sinopsis:
La famosa frase del Doctor House, «Everybody lies» (todos mienten), se puede aplicar al diseño y la creatividad.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
91
Opiniones:
76
Seguidores:
112
Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Pasión por el diseño
Sinopsis:
¿Quién no quiere sentir pasión por lo que le gusta, por aquello que ama?
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
137
Opiniones:
48
Seguidores:
741

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
18 Noviembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
¡Ya mismo!

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril