Dicotomía en México: diseñador e industria

¿Cuál es el estado actual de la separación del diseño industrial y la industria misma en México? ¿Es necesaria una reconciliación?

Kassim Vera Guadalajara
Followers:
72
Comments:
27
Votes:
16
Compartir:

Si existe algo notorio en México es la poca relación que la industria tiene con la profesión del Diseño Industrial. Como sucede con las relaciones entre las personas, el amor puede complicar las cosas. Stendhal plantea que dos personas que conforman la pareja pueden «cristalizar» al ser amado; es decir, asignarle cualidades y atributos que aquél no tiene realmente. Eso mismo es lo que le sucede al estudiante de diseño industrial, que también «cristaliza» a la industria mexicana, que la idealiza a partir de su formación como «diseñador de producto», y espera de ella una apertura que no existe y una tecnología que finalmente resulta escasa.

Al mismo tiempo, la industria suele «cristalizar» al diseñador en México al creer que es un individuo cuasi-robot con posibilidad de manejar seis programas diferentes durante ocho horas seguidas; ve en el diseñador a una persona capaz de mejorar/optimizar la producción (en algunos casos, simple maquila) con «sencillos» cambios que no deben alterar la cadena productiva y deben tener un resultado económico inmediato. La industria ve al diseño como un gasto, un lujo que solo empresas de gran capital con mercados de poder adquisitivo alto pagan.

Las dos partes, diseñadores e industra, se «cristalizaron» mutuamente para luego darse cuenta de que en realidad el otro no tenía las cualidades imaginadas, dando lugar a una suerte de separación; que es el tema de este ensayo.

Habría que conocer las causas de esta separación que hoy continúa, pero que a los dos involucrados poco importan, pues han seguido caminos distintos. Arturo Treviño, en Globalización y escuelas de diseño industrial,1 ayuda a comprender el porqué de la ruptura al mencionar que en la década de los sesenta, el gobierno mexicano limitó la importación de productos pero la industria nacional no se desarrolló, al notar que el mercado mexicano tenía los productos nacionales como única opción de compra. La industria vio aquello como oportunidad de negocio a corto plazo y con miras al desarrollo únicamente económico. En el momento en el que el mercado nacional requirió de productos más avanzados y de mejor calidad (como los extranjeros), la industria mexicana se había quedado atrás, lo que obligó al gobierno a abrirse de nuevo a la importación. A los grandes capitales nacionales les resultó más sencillo volverse distribuidores y dejar de ser productores, continuando así con la generación de ganancias fáciles. El diseño industrial, una disciplina que gira en torno a la innovación, se las ha visto difíciles desde entonces en un país con una industria que no ve como negocio la innovación y el desarrollo de nuevos productos.

El diseño industrial nacional actual

El diseñador industrial mexicano se ve forzado prácticamente a elegir entre dos caminos:

  1. Trabajar con la industria siguiendo los lineamientos que se le indican, que la mayoría de las veces no obedecen a los principios que al diseñador le enseñaron en la Universidad.

  2. Generar su propio empleo.

Al elegir generar su propio empleo el diseñador se ubica en el ámbito del diseño independiente. Si bien existen hoy muchos despachos independientes de diseño, el modelo se replica sin tener la misma calidad, alcance o capital, por lo que termina siendo un despacho con poco trabajo y miras a la quiebra. El modelo del diseño independiente, emergente y autónomo es un modelo que por el exceso de su réplica se convierte en obsoleto. El diseñador no está listo para trabajar con la industria productiva de gran escala, pues ha colaborado poco con ella. El modelo de diseño independiente resulta ser conflictivo, porque la producción autónoma de objetos requiere de una inversión sustanciosa que sobrepasa la manufactura y llega hasta la vinculación, la difusión y la venta. A esto se debe agregar que el modelo se replica de tal modo que el diseñador mismo no es partícipe activo de la innovación misma de su profesión, pues sigue atrapado en el diseño y comercialización de bienes materiales que por lo general son: mobiliario doméstico, calzado, accesorios (de vestido) y objetos decorativos.

Debo aceptar que no había tenido preocupación por el diseño independiente hasta que en noviembre tuve la oportunidad de visitar el Distrito Federal. Al caminar por el centro histórico escuché una voz de mujer por un altavoz que invitaba a «comprar, apoyar y consumir diseño independiente y emergente», con música de Pitbull de fondo como si de vender piratería se tratase —el verbo «apoyar» causa conflicto, pues comprar diseño no debe ser una acción de beneficencia del consumidor al diseñador, sino una elección libre que obedezca a un aliciente que debe ofrecer el objeto de diseño—. Al entrar me encontré con un exceso de corte láser aplicado a accesorios, indumentaria, poco mobiliario y de fabricación artesanal. Me resultó curioso ver esa escena a unas cuantas cuadras del MUMEDI (Museo Mexicano de Diseño), que comercializa una propuesta similar (independiente, emergente y autónoma), pero mejor fabricada y de mayor costo, pero sin vocearla.

El diseñador debe darse cuenta que la fabricación de productos no es el único ni el mejor negocio que puede generar si quiere estar fuera de la industria a gran escala, pues la producción es lo más complejo y costoso del proceso de diseño.

La industria nacional actual

Gran parte de la industria de la producción en México se encuentra «en pañales» a nivel tecnológico y mantiene, salvo contadas excepciones, un modelo lineal de trabajo lleno de departamentos (de mercadotecnia, de diseño, de ingeniería) que trabajan en forma aislada. Este modelo es viejo e inútil en pequeñas, medianas y grandes empresas que hoy son exitosas al ofrecer bienes y servicios útiles, inteligentes y asequibles para el mercado al que se enfocan. Lo multidisciplinar, la concurrencia y la comunicación son claves en las estrategias de la nueva industria productiva para generar bienes que satisfagan a un consumidor que dejó de ser pasivo.

¿Reconciliación?

No parece necesaria una reconciliación que convierta a la industria mexicana en la nueva industria del diseño a la Milán o que democratice los bines de uso, a la IKEA. El diseñador industrial mexicano debe buscar la «democratización del diseño», no sólo los objetos. El diseño es una disciplina capaz de aportar más allá del objeto, viendo en su materialidad un medio y no un fin. El diseñador actual debe prescindir de figurar en escenas que no generan beneficio social ni valor cultural (lo mismo que se critica de la industria masiva). Debe ahondar en los alcances y fines del diseño para volver más útil el entorno artificial (bienes y servicios). Debe, más que buscar una reconciliación con la industria, conocer, generar y proponer nuevos esquemas de trabajo con diversos entes —no sólo con la industria de la manufactura—, ampliar el campo de estudio y generar conocimiento, «contextualizar» el diseño para beneficiar a quien de verdad debe servir nuestra actividad: la sociedad.

Followers:
72
Comments:
27
Votes:
16
Compartir:

27 Comments

Comment
  1. TREVIÑO, Arizmendi Arturo. Globalización y escuelas de diseño industrial. Diseño Industrial: formación ropósitos y acciones. Colección Textos FA, Universidad Nacional Autónoma de México-Facultad de Arquitectura, 2013. Ciudad de México.

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 15/03/2014.

Kassim Vera

More articles by Kassim Vera in Spanish

Idioma:
ES
Title:

Diseño mexicano: la emancipación del penacho y el nopal

Synopsis:

¿Qué debe distinguir al diseño industrial mexicano? ¿Por qué es necesario dejar a un lado el nopal y el penacho en el diseño de ciertos objetos?

Share:
Idioma:
ES
Title:

Retomar el rumbo

Synopsis:

El diseño debe concebirse como una actividad intelectual de alto orden, que va más allá de la proyectación y la estilización.

Share:
Idioma:
ES
Title:

La sustentabilidad no se encuentra en el cartón

Synopsis:

Más que en hacer de un neumático en desuso una maceta, lo que debe hacerse es controlar el consumo.

Share:

You may be interested

Gabriel Simón
Idioma:
PT
Author:

Gabriel Simón

Title:

10 Principios do Design

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
24
Comments:
4
Followers:
204
Gabriel Simón
Idioma:
ES
Author:

Gabriel Simón

Title:

Por qué el diseño es indispensable para las empresas

Share:
Interactions:
Votes:
121
Comments:
56
Followers:
204
Camilo A. Angulo
Idioma:
ES
Author:

Camilo A. Angulo

Title:

La naturaleza es la medida

Share:
Interactions:
Votes:
79
Comments:
35
Followers:
197
Camilo A. Angulo
Idioma:
ES
Author:

Camilo A. Angulo

Title:

El cuaderno de bocetos permite liberar espacio de memoria del cerebro

Share:
Interactions:
Votes:
14
Comments:
8
Followers:
197
Marcio Dupont
Author:

Marcio Dupont

Title:

Design Thinking Is Not Design

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
3
Comments:
2
Followers:
53
Ricardo Martins
Idioma:
PT
Author:

Ricardo Martins

Title:

Design thinking: modismo ou método útil?

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
7
Comments:
1
Followers:
78
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Danny Garcia
Aug 2016

Excelente articulo.

Pone en relieve varias situaciones con las que se encuentra un diseñador industrial.

Muy acertada la observación al "apoyar"

0
Reply
1
Estefania Flores
Mar 2014

Excelente artículo, me has ayudado mucho con mi ensayo final para Teoría Social del Diseño

0
72
Kassim Vera
Mar 2014

Me da gusto saber eso, Estefania. Me sería de gran utilidad que citaras el artículo en tu trabajo o lo compartieras.

0
1
Estefania Flores
Mar 2014

De hecho eso fue lo que hice (:

0
Reply
0
Natalia López
Mar 2014

Puedes armar tus propios proyectos, tus propuestas super vanguardistas pero ¿te las van a comprar? ¿cuantas personas? Obviamente está en la balanza: prestigio como diseñador "innovador" o comer de tu trabajo.

Yo no veo malo el hecho de copiar, creo que es sano aceptar su uso como parte de un proceso creativo enfocado a la industria. El tema es saber hacerlo. Por que hasta saber copiar tiene su mérito.

0
72
Kassim Vera
Mar 2014

Creo que el lanzar un proyecto propio tiene intrínseco un análisis serio para saber si funcionará o no: competencia, clientes, mercado para determinar quién y cuánto te van a comprar. El recién egresado sale con la idea del gran despacho independiente sin revisar si podrá tener clientes o no; los despachos reconocidos se afianzaron en el mercado por la estrategia de inicio y mantenimiento, no sólo por la labor de diseñar el producto final. Más que copiar hay que tener referencias y planear antes de invertir/gastar en un proyecto propio para poder tener prestigio y vivir de tu trabajo.

0
0
Natalia López
Mar 2014

Totalmente de acuerdo con eso, una buena investigación sustenta un buen resultado. Saludos!

0
Reply
0
Marisa Lozano
Mar 2014

Me causó mucha gracia lo del "exceso de corte laser" quizá porque me siento identificada con ello. Esta parte del diseño independiente y los diseñadores pidiendo a gritos ser vistos y apoyados como si se tratara de caridad es una situación delicada que habla mucho de la desesperación de nosotros los diseñadores por ser vistos para que alguien más solucione nuestra situación ¿no es así como funciona la caridad? Pero esta forma de hacer las cosas también se ha convertido en una catapulta para los que han sabido aprovechar el vuelo y así desarrollar una marca o encontrar empleadores o clientes

0
72
Kassim Vera
Mar 2014

Claro, pero el problema radica en la réplica de un modelo que hoy se podría considerar como caduco (el del despacho de diseño independiente de gran renombre) que marca la pauta y pone el (mal) "ejemplo" a los estudiantes de hacia dónde dirigirse. Por eso planteo el dejar de perseguir la materialidad del objeto y preocuparse por democratizar el diseño en general; buscar nuevos esquemas de trabajo. Estos esquemas deben ser colaborativos, pues no es secreto la división del gremio: las figuras de siempre; la academia falta de actualización; la industria, etc.

1
Reply
0
Adolfo Navarro
Mar 2014

La industria, esa gran máquina que más que invertir en innovación, en México al parecer siempre luchará contra ella de una u otra manera. Es decepcionante la visión que se tiene del diseñador como "interprete" de objetos ya existentes para facilitar su manufactura con tecnología local, cayendo siempre en la copia y dejando la ética por los suelos. Pero desafortunadamente es así, la industria local actual siempre optara por lo "seguro". Considero que podemos mejorar esto como diseñadores, mostrando que existe una manera diferente y mejor de hacer las cosas. Poco a poco lo estamos haciendo.

0
Reply
0
Fernando Maldonado Torres
Mar 2014

La realidad es que las empresas no buscan diseñadores, buscan dibujantes, gente capaz de copiar hasta el último detalle un producto de una revista, hacer planos técnicos especificados perfectamente para mandarlo a producir a China, es un negocio rentable y así está la cosa, en México no hay diseño industrial, pero eso es tarea de los diseñadores, la culpa está en aceptar esos trabajos en lugar de emprender y generar empresas a las que si les importe el diseño.

1
0
Natalia López
Mar 2014

La realidad es que la industria trabaja con tendencias por que eso es lo que hace dinámico su ciclo. La tendencia vive gracias a la imitación.

En la escuela enaltecen siempre la idea romática del quehacer cre

1
4
Roberto Ortiz
Mar 2014

Muchas veces los diseñadores no tienen de otra más que aceptar los trabajos que les lleguen, quieran hacerlos o no les guste.

0
Reply
0
Josué Davvid
Mar 2014

Joaquín Eduardo, la realidad mexicana no es triste sino para los que se lamentan de las condiciones adversas a cierto tipo de proyectos. En todo caso, si la idea muy precisa de cómo es el país la conoces tú, es porque en algún grado, eres culpable. No comprendo el punto de tu comentario y sí veo una tendencia a señalar "carencias" en los artículos de Kassim.

El obstáculo a superar por nuestra generación es, precisamente generacional. Nuestra visión universal debe disolver las ideas dogmáticas y el patetismo malinchista de profesionistas madurones que asumen papeles paternales.

0
515
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Mar 2014

Si lo repites mil veces lo aceptaré.

0
0
Josué Davvid
Mar 2014

No veo la razón de repetirlo si igual lo comentas, pero bis repetita placent al parecer.

Agradezco tu atención.

0
Reply
515
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Mar 2014

Veo en tus artículos el choque entre lo que estudiaste en la universidad y la triste realidad. Incluso no tienes una idea muy precisa de cómo es el país y porqué no tenemos industria propia, productos propios, diseños industriales o tecnológicos propios. Y la razón es la misma de porqué no se fomenta, la educación tecnológica y el hacer productos propios, somos un país dependiente de tecnología, de productos industriales y maquilador. Pero lo somos por razones políticas impuestas desde fuera. Como dice la canción: "si nos dejan" y tenemos dinero, se puede, si no, haremos sillas y bicicletas.

0
0
Josué Davvid
Mar 2014

Joaquín Eduardo, la realidad mexicana no es triste sino para los que se lamentan de las condiciones adversas a cierto tipo de proyectos. En todo caso, si la idea muy precisa de cómo es el país la conoces tú, es porque en algún grado, eres culpable. No comprendo el punto de tu comentario y sí veo una tendencia a señalar "carencias" en los artículos de Kassim.

El obstáculo a superar por nuestra generación es, precisamente generacional. Nuestra visión universal debe disolver las ideas dogmáticas y el patetismo malinchista de profesionistas madurones que asumen papeles paternales.

2
515
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Mar 2014

Comentar no es sólo dar aplausos. Si eso deseas pues aplaudo y grito: ¡Bravo!, ¡excelente!, ¡eres lo máximo!. Si eso quieren las nuevas generaciones, ahí está.

0
0
Josué Davvid
Mar 2014

Las nuevas generaciones no piden, dan (como la plataforma en la que escribes).

Esperaba más que un irónico ¡bravo!, ¡excelente!. Pero ya que sin pedirlos, recibo aplausos. Gracias.

0
515
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Mar 2014

Las nuevas generaciones dan, pero primero recibieron.

0
0
Adolfo Navarro
Mar 2014

Por lo que leo aquí las generaciones anteriores solo piden que todo se haga y se visualice a su manera, aunque esa manera ya no funcione.

0
515
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Mar 2014

Los libros, los autores, los maestros que les enseñaron, los que fundaron las carreras de diseño, el título que reciben, se los deben a las generaciones anteriores. A ustedes les toca demostrar que pueden cambiar las cosas, no veo quien te pide nada, ni siquiera a razonar. El diseño no se inventó hoy.

0
0
Adolfo Navarro
Mar 2014

De acuerdo ahí. Ese es otro punto, en el cual creo todos coincidimos. Han aportado todo al Diseño que conocemos hoy en día. El punto aquí es la "idea precisa de como es el país". Nadie la tiene, y todos tenemos enfoques diversos y muy variados respecto a eso, por lo cual señalar que otra persona no lo ve de la misma manera que yo lo veo, o lo vi, no es apropiado.

0
515
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Mar 2014

De eso se trata, de opinar, no de que todos pensemos igual, o tengamos que pensar como tú, precisamente estos comentarios son para reflexionar, no para lanzar ataques personales o descalificaciones, eso es lo más tonto que se puede hacer. Simplemente se leen, se reflexiona, si es vale la pena, si no se ignora y se pasa a otra cosa o se aporta alguna otra idea. Demeritar no es un argumento inteligente, son recursos cuando no se tiene cosas más inteligentes que decir. Tampoco dicen en que me equivoco, cuál es la realidad del país según ustedes.

0
0
Marisa Lozano
Mar 2014

No entiendo en que momento se tomaron personal esto mis compañeros y Joaquín, creo que todos podemos aportar algo y abrirle las puertas a ideas diferentes sin juzgar al otro de querer convencernos de lo contrario. A mi me parece super interesante lo que escribe Kassim, su capacidad para observar y ver todo lo que hay detrás de cada escena del diseño es excelente. Sin embargo creo que se quedó en el "este es el problema, estos son los culpables" y faltó el presentar ideas de solución, o lo que si funciona de todas estas cosas que menciona.

0
515
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Mar 2014

Es difícil en un espacio tan breve poder explicar con mayor amplitud. Te voy a poner un ejemplo: En tiempos de Echeverría (en los 70as) se nos obligó a tomar un préstamo del FMI y la condición para ello era que México no podía hacer refinerías, que debíamos vender petróleo crudo y comprar galosina refinada en el exterior. Desde entonces no hemos hecho más refinerías. No cabe más aquí. Eso es a lo que me refiero, porqué no tenemos tecnología e industria propias. No es porque no podamos o no quisieramos. Estoy tratando de decir porqué estamos como estamos. No veo porqué la molestia.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019