De barro, Dios y nostalgia

El nacimiento mexicano. Herencia de diseño, tradicion y raices.

Retrato de Néstor Damián Ortega Néstor Damián Ortega Ciudad de México Seguidores: 289

Opiniones:
12
Votos:
22
Compartir:
Ilustración principal del artículo De barro, Dios y nostalgia

Leía en un artículo (bastante interesante, que no cito para que no haga usted comparaciones en las que pueda salir desfavorecido) que las experiencias de la infancia, en su etapa más temprana, marcan indudablemente nuestra vocación por el trabajo. Decidir tal o cual oficio, carrera o profesión, si me voy con Chana o me voy con Juana. A partir de ahí traté infructuosamente de auto-psicoanalizarme, con claros resultados negativos. Lo único que me dejo el experimento fue el recuerdo lejano de mi perro, el chacho, y la primera vez que coloque un nacimiento mexicano. ¿Vendrá de ahí mi gusto por los objetos? ¿De esa experiencia temprana vendrá mi pasión por la arcilla, el barro, la cerámica, la madera, el vidrio y demás? ¿Eso de montar piezas, acomodar casitas, construir puentes, acomodar ovejas en musgo, peces en lagos de vidrio y mulas en papel celofán, acaso me habrá influenciado para dedicarme al diseño.

Ahora que lo pienso bien, creo que mi primera experiencia con el color, el orden, la armonía, las escalas, el equilibrio, el contraste, la policromía y cuanta cosa —es decir, Fundamentos del Diseño de Wucius Wong— lo experimente prácticamente con mi abuela a los cuatro años.

«Pon el musgo más verde acá, cerca del pesebre», «pinta los reyes magos», «acomoda al camello, al elefante y al caballo». Mi abuela ejercía una logística milimétrica de composición, y creo que le herede eso para diseñar. Cada uno de esos objetos que me pasaba con sus manos cansadas y arrugadas, eran novedades sensoriales para mí. Sentir las figurillas de burros, ranas, conejos, vacas de barro de Metepec o San Bartolo Coyotepec, los angelitos de Tzintzuntzan, las esferas de vidrio reluciente de Chignahuapan, el niño de Tlaquepaque, los pastores de cerámica de San Miguel de Allende y el pesebre de madera de pino de algún maestro artesano de cualquier hermoso rincón de México.

Figuras de barro, de ceramica, de madera pintadas a mano.
La tradicional piñata mexicana hecha de barro y papel de colores, con siete picos que representan los pecados capitales, romperla con un palo de madera es combatirlos y ante ello una recompensa de dulces y frutas.

Y tal vez —solo por suponer— cada figura, cada pieza, cada objeto en su acomodo y en su justo lugar, cada material con su particular textura, colorido, temperatura, me llevo desde ahí, de golpe y porrazo, sin saberlo, a diseñar, a crear, a sentir. Porque el diseñador debe considerar al mundo como una realidad que debe ser interpretada.

El diseño debe ser un puente de actividad creativa, de búsqueda de raíces, de orígenes, de colores y formas, de aromas y texturas. El diseño en última instancia crea y desarrolla conceptos, así como el artesano y mi abuela en su pesebre. Me asusto muy poco ya de mi alejamiento industrial y mi reconocimiento en dimensiones artísticas y culturales, a replicar, a aprender humildemente, a sentir las tradiciones de esta tierra mía, sus materiales, sus hechuras, a valorar profundamente al artesano, porque cada día creo menos en las fronteras y las definiciones ortodoxas de cualquier tipo. Si se es diseñador, artesano o artista, me importa «una pura y dos con sal». El artesano es un hermano en el camino de la creación. La academia no me hace legítimo y al él bastardo, compartimos la placenta de escrudiñar materiales, moldear formas, experimentar estéticas y funciones, sentir esos objetos y dejarlos rodar en el mundo. El artesano, al igual que el diseñador, es un innovador que salta como un niño en su imaginación, hilvanando ideas, construyendo pesebres.

Al crecer me hicieron visitarlo ortodoxamente en edificaciones y palacios, lejos, muy lejos de aquellos materiales del pesebre de mi abuela. Verlo ahí así, de nuevo desnudo, de nuevo tan frágil, pero ahora lacerado, crucificado con una corona de espinas y también hecho de barro, ¿será que es doloroso crecer? Tal vez por ello no le he podido volver a mirar a los ojos.

La tradición de los nacimientos da comienzo con la evangelización de los españoles a los pueblos y civilizaciones originarias.

Será que ese nacimiento —con nopales, magueyes, palmas cocoteras, oyameles y pirules, entre los que pululaban animales de la más diversa índole y animales de carga que pastaban imaginariamente el paixtle, la paja o el cartón, entre aserrín pintado y tierra hecha a base de polvo rojo de ladrillo o adobe— me insertó tan de chamaco una herencia cultural insoslayable, un diferenciador de mi origen, mi cultura, mi suelo. Será que ahora a mi conveniencia veo el nacimiento mexicano como una forma de resistencia cultural, resistencia autóctona, originaria, contra la avasallante navidad occidental (más bien gringa).

Y en ese imaginario de resistencia aparece diseñado un universo ya lejano ahora, pero tan nuestro, que extendía sus posadas en donde la chiquillería le pega bien duro a esa piñata de siete picos hecha de barro y adornada con papel mache y serpentinas sostenida de un mecate y balanceándose al ritmo de los palazos hasta que, de pronto, un estruendo se escuchaba quebrando la olla y dejando caer una lluvia de colaciones, cacahuates, jícamas, caña de azúcar, naranjas, limas y tejocotes; después mi botín era custodiado por mi abuela en su canastilla de palma tejida para asistir a las pastorela debajo de los faroles de papel y reír tan limpiamente con las ocurrencias de Bartolo. Acto seguido, iluminando el camino con velas de parafina —haber chamuscado los cabellos de una niña y jalón de orejas—, la abuela me habrá llevado de su mano detrás de los santos peregrinos sosteniendo el libro de letanías y cantado: «os pido posada». Una vez recibidos habremos merendado tamalitos con atole, chocolatito caliente, buñuelos con polvo de canela y miel de piloncillo acompañado de romeritos, para posteriormente liberarme de sus largas enaguas y correr a tronar chinampinas, buscapiés y cebollitas que estallaban felizmente dejando olor a pólvora y sonido a risas.

Un nacimiento mexicano tradicional puede constar hasta de mas de 2,000 piezas.

Trato de dar vueltas y recordar más si aquí fue mi momento fundacional para ser diseñador, pero no es me es posible. Dudo que en realidad esto pasara, dudo de ese pequeño niño —cuando no quería oro, ni quería plata, yo solo añoraba romper la piñata—, pienso en esa pequeña figura central del pesebre hecha de barro, arropada, desnuda, frágil, humilde, sobrellevando el frió con el calor de un asno, el amor de sus padres y la precariedad de su nacimiento al cual podía tocar, ver a los ojos sin el más mínimo pudor.

Dulces tradicionales llamados colaciones, de los mas diversos sabores son repartidos en las festividades decembrinas llamadas posadas.

Dale, dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino, ya le diste una, ya le diste dos, ya le diste tres y tu cuenta se acabó.

Retrato de Néstor Damián Ortega Néstor Damián Ortega Ciudad de México Seguidores: 289

Opiniones:
12
Votos:
22
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués

Fotografías de Ariana Soto.

Código QR de acceso al artículo De barro, Dios y nostalgia

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Néstor Damián Ortega

Más artículos de Néstor Damián Ortega

Título:
Lucha libre mexicana
Sinopsis:
Un pilar cultural en el imaginario popular del diseño mexicano: si no has visto una lucha en vivo, no has vivido.
Compartir:
Título:
Cien años de La Catrina
Sinopsis:
La creación de José Guadalupe Posada, signo de la cultura mexicana.
Compartir:
Título:
El diseño explicado para niños
Sinopsis:
Definición universal y definitiva de «diseño» (posmodernismo puro).
Compartir:
Título:
Mierda y diseño
Sinopsis:
Mi sentir sobre algo de lo que ocurre en Mexico, algo que también en el Diseño se siente y se expresa.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Oscar Walter Zambrana
0
Oscar Walter Zambrana
Hace 6 semanas

Con sólo leer el título del artículo me dio una sensación de piel de gallina e identificación sin siquiera leerlo en sí, me identifico mucho con su artículo Nestor, me recordó a los tiempos de mi infancia donde básicamente me crió y enseño todo mi bisabuela, que vivía conmigo y mis padres... siempre la observaba a hacer bordados en manteles y solía ayudarla a hacer sombreros de saó, siempre me acompañaba a los cumpleaños de mis amiguitos y me ayudaba a acarrear dulces de las piñatas, discutíamos a veces pero siempre nos reconciliábamos con un abrazo y un beso en la mejilla, con la que siempre me reía y jugaba en los atardeceres naranjas, entre muchísimas experiencias hermosas que me voy a llevar a la tumba, la mayoría de las veces sin darme cuenta de lo que significaba pensaba e imaginaba muchas cosas abstractas relacionadas con todas las formas y colores que se manifestaban en los entornos de los que me encontraba, para después dibujar edificios y relacionarlas una vez en mi casa, me hiciste recordar que gracias a ella soy la persona que sabe que es lo quiere ser, lleno de muchas amistades con las personas que crecí mental y físicamente que están dispuestas a brindarme su apoyo en todo lo que haga y con unos padres que también lo hacen. Gracias Nestor!

0
Responder
Retrato de Giulliana Laborde
4
Giulliana Laborde
Hace 7 meses

Este artículo es muy emotivo. Coincido en que nuestra etapa de infancia vamos palpando nuestro terreno, estimulando nuestras capacidades y adquiriendo destrezas las cuales forman la parte más importante de nuestro desarrollo; asimismo nos concede una herencia cultural, que es un diferenciador, al que debemos muchos de nuestros gustos, creencias e inclinaciones, la predisposición y vocación hacia una futura profesión. ¡Lindo relato!

0
Responder
Retrato de Doménica Pedreros
0
Doménica Pedreros
Hace 7 meses

Este artículo me hizo retroceder algunos años atrás, donde jugaba con la plastilina, dibujaba en las esquinas de mi cuaderno lo que mi imaginación dictaba, pintaba las paredes con las acuarelas de mis hermanos, estas situaciones me ayudaron a afirmar mi profesión. Considero que la infancia es parte del desarrollo profesional ya que en esta etapa nuestras destrezas se van desarrollando y vamos conociendo que hay más allá de un simple cuaderno o día de escuela. A medida que vamos creciendo las situaciones nos dejan aprendizajes que de grandes las entendemos.

0
Responder
Retrato de Cariño Stephanie
2
Cariño Stephanie
Nov 2015

Hola, este articulo es muy conmovedor la verdad me hizo recordar mi infancia, de una manera positiva claro esta, en mi opinión de cierta manera nuestra infancia es una etapa super importancima tanto en el desarrollo spicologico, social, etc. De hay se derivan mucho de nuestros gustos, creencias y demás, por cierto felicidades excelente articulo me encanta las fotos que haz anexado.

0
Responder
Retrato de Cinthia Aguilar
2
Cinthia Aguilar
Nov 2015

Me parece que nuestra infancia es una etapa importante para el desarrollo de nuestra vida futura. Coincido con tu articulo ya que me paso algo similar de niña pero en relación con las cámaras fotográficas.

También me recordó esas épocas de navidad como las describes tú, con los mercados y tianguis nocturnos llenos de gente comprando para su nacimiento y con todos esos colores. Nuestra cultura y tradiciones son únicas y debemos preservarlas.

0
Responder
Retrato de Jesus Sanchez Morales
0
Jesus Sanchez Morales
Sep 2015

coincido en ello , de niño me gusto el diseño y ahora hago diseño web en Mexico

Enlace

0
Responder
Retrato de Carlos Juan
0
Carlos Juan
Sep 2015

Siempre he estado orgulloso de los artesanos mexicanos, me parece que hacen un trabajo con la mejor calidad y dedicación. Me gustaría que estas artesanías estuvieran mejor valoradas.

0
Responder
Retrato de Silvia Sol
0
Silvia Sol
Jul 2015

Me ha encantado!!!!!! http://nccextremadura.net

0
Responder
Retrato de Yaelita Flo Go
0
Yaelita Flo Go
May 2015

Recientemente fui a Casart IIFAEM (Instituto de Investigación y fomento a las artesanías del Estado de México), esto debido a un trabajo escolar, al momento de entrar lo primero que vi fue un maravilloso árbol de la vida (artesanos de Metepec) me quede pasmada al ver la majestuosidad de dicho árbol, continué caminando por los pasillos del lugar, a cada paso que daba me encontraba con algo bello, es increíble lo que estos artesanos logran, su capacidad creativa les permite hacer cosas fenomenales, la calidad y la técnica que emplean es digna de reconocimiento, aquí encontré objetos muy bellos y bueno con una manufactura de primera, y entonces me pregunto ¿Porque si nuestros artesanos elaboran cosas muy buenas y con mucha calidad, por qué compramos productos de fuera que no cuentan con la calidad que nos ofrecen los artesanos mexicanos?

0
Responder
Retrato de Agustín Azuela
51
Agustín Azuela
Jun 2014

Gracias Damián, no hay nada más reconfortante que descubrirse uno ya crecido, ejerciendo el gozo que vivíamos de niños con tales motivaciones gráficas y sensoriales... Nada como un chocolatito caliente y hacer cosas de colores con nuestras propias manos, eso si es diseñar feliz.

0
Responder
Retrato de Dolores Rojas
0
Dolores Rojas
Jun 2014

me encanto su articulo ya que recorde esa infancia donde solo queria romper la piñata y el diseño que tiene me gusto mucho los felicito espero aprender mucho de ustedes

[url=Enlace]diseño de paginas web[/url]

0
Responder
Retrato de Paola Chavez Davila
0
Paola Chavez Davila
Feb 2014

hola Damian, muy buen artículo y respecto de algunos otros temas relevantes para mí y que requiero conversar contigo, ojala te pudieras poner e contacto ya sea por correo o twitter (pao_secundaria4@hotmail.com)

0
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Tlahuitoltepec: diseño y arte de los pueblos originarios
Autor:
César Leal
Título:
Tlahuitoltepec: diseño y arte de los pueblos originarios
Sinopsis:
Los peligros que entraña la intromisión del diseño en el arte de los pueblos originarios.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
120
Opiniones:
49
Seguidores:
67
Ilustración principal del artículo Diseño es Arte y Técnica
Autor:
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Título:
Diseño es Arte y Técnica
Sinopsis:
La unión entre Arte y Técnica dieron origen a lo que hoy conocemos como diseño.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
31
Opiniones:
55
Seguidores:
549
Retrato de Johana Andrea Granados Coca
Autor:
Johana Andrea Granados Coca
Título:
La perpetuidad de las letras
Sinopsis:
La escritura, el medio de comunicación más antiguo y permanente, marca la trascendencia del diseño.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
9
Opiniones:
4
Seguidores:
7
Retrato de Remi Vásquez
Autor:
Remi Vásquez
Título:
Qué es ser latinoamericano
Sinopsis:
Una reflexión sobre lo que tratan de decir las instituciones y sus teóricos sobre el tema de la identidad latinoamericana.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
68
Opiniones:
61
Seguidores:
3
Ilustración principal del artículo Sellos prehispánicos: patrimonio nacional
Autor:
Miguel Angel Aguilera Aguilar
Título:
Sellos prehispánicos: patrimonio nacional
Sinopsis:
Una manera para estudiar a un pueblo, es por los signos culturales que han sido plasmados en sus objetos de uso, en sus objetos diseñados, en la evolución de su diseño.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
138
Opiniones:
110
Seguidores:
68
Ilustración principal del artículo ¿El fin de I Love New York?
Autor:
Rodolfo Álvarez
Título:
¿El fin de I Love New York?
Sinopsis:
El gobernador de Nueva York propone cambiar la imagen de la ciudad creada por Milton Glaser.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
81
Opiniones:
82
Seguidores:
83
Retrato de Adrián Pierini
Autor:
Adrián Pierini
Título:
0% glamour, 100% eficacia
Sinopsis:
Aunque son menospreciadas en ocasiones por clientes y creativos, las marcas gráficas de productos masivos cumplen una función vital para el éxito comercial.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
104
Opiniones:
42
Seguidores:
460
Retrato de Pablo Cosgaya
Autor:
Pablo Cosgaya
Título:
Adiós, querida tipoGráfica
Sinopsis:
En diciembre del 2006 se publicó el último número de la revista argentina tipoGráfica. Propongo un repaso del camino recorrido, recordando los hechos relevantes de su trayectoria.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
23
Opiniones:
6
Seguidores:
217

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
29 Julio

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
2 Septiembre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre