Todo se confundió cuando dejamos de hablar de sexología

Se acude al sexólogo para que nos estudie y genere estrategias apropiadas para vivir el sexo placenteramente. ¿Los diseñadores, cómo nos vinculamos con nuestros «pacientes»?

Retrato de Ramiro Pérez Ramiro Pérez Buenos Aires Seguidores: 21

Opiniones:
10
Votos:
9
Compartir:

Me gusta esa frase que dice que «las líneas se trazan paralelas». Si yo quiero comunicarme con otro y encuentro dificultades a la hora de hacerlo, seguramente conseguiré algún especialista que pueda ayudarme, con quien estableceré una relación de respeto y confianza. De lo contrario no podría desnudar mis problemas tan fácilmente.

¿Sucede lo mismo en la relación entre un diseñador y su cliente? Uno se encuentra con el cliente y la construcción de la relación hoy no está muy clara. Si bien es comprensible que el diseño es una actividad bastante subjetiva, podría afirmarse que, en este tipo de relaciones, el diseñador está ahí por su pericia para comunicar por cuenta y orden del cliente y por la confianza que en él se deposita.

Pero hagamos una mirada hacia nosotros mismos. No nos sentimos el Rolling Stone de esta escena ni nos creemos la frutilla de la torta. Sumemos a las escuelas de diseño que nos hablan —por absoluta necesidad de sostener la tensión— más de sexo que de sexología: «practícalo, disfruta de hacer lo que te gusta, expresa tus ideas, haz realidad tu sueño, bla bla bla...»; y miles de eslóganes que buscan capturar más estudiantes al inicio de cada temporada, pero que cada vez crean más confusión en relación a la palabra diseño.

Si somos un instrumento que ayuda a la solución de un problema, si somos el marco que garantiza la buena resolución a una necesidad de comunicación, será muy difícil que podamos hacer lo que se nos antoje. En tal caso haremos lo que debamos hacer para el objetivo que se nos plantee. Seamos sinceros, ¿nunca pecamos de hacer diseño para diseñadores? ¿Nunca nos tentamos de aplicar un estilo de moda al trabajo que nos encargaron para un centro geriátrico? ¿Nunca hicimos gala de una bohemia propia del artista parisino del siglo XIX?

Entiendo que nuestro diálogo con el cliente no goza de respeto: él habla de la font, nos indica y pone las cosas en el plano antes que nosotros, osa muchas veces marcarnos con algún programa de autoedición «la idea» utilizando partes del primer PDF que le pasamos, y hasta en una foto familiar pide que le hagan un «photoshop». Las charlas entre cliente y diseñador pueden ser muy mediocres. Un diálogo bastante chato cuyo resultado no mata a nadie, pero que seguramente poco a poco erosiona la cultura. En definitiva, no seremos nosotros quienes no encontraremos la forma de abrir bien un envase, quienes no veremos la señal en la puerta del baño. No somos solo los diseñadores los culpables de esto, pero sí somos los responsables de gran parte de la confusión, de la desilusión, del maltrato, del egoísmo y la vulgarización de este oficio.

Brindo por la democratización y la practicidad del hacer, pero esa es apenas la pequeña punta visible de nuestra labor. Hoy un ordenador es, primero que nada, un electrodoméstico; segundo, una herramienta de trabajo. Que mi cliente se sorprenda porque yo no uso Mac, habla mal de mi. ¿Acaso alguien se sorprende al ver a un carpintero usar su taladro marca tal? ¡Por Dios!, si hasta el gasista (con absoluto respeto por todos los gasistas) goza de más respeto al agarrar el destornillador. Ante todo, ¡debe ser matriculado!

Entiendo nuestra labor como un servicio, una profesión para solucionar necesidades de otros. Las expresiones personales cuasi artísticas, los instagrams y demás, le ponen onda a lo nuestro: son una válvula de escape para hacer, divertirnos, expresarnos libres, ejercitar, probar y practicar sexo. Sería cruel y poco sano pasar tantas horas diciéndole a otros cómo hacerlo y nunca divertirnos nosotros.

Detengámonos... cerremos los ojos y ¡pensemos por un segundo! Si no hubiera un cliente con una necesidad y dispuesto pagar por nuestro servicio, ¿nos llamaríamos «diseñadores»? Toda elección implica una negociación, y en toda negociación se cede algo. Si queremos ser diseñadores no podemos evitar sentarnos a negociar con el mercado. Quizás sea tiempo de dejar de hablar tanto de sexo y hablar más de sexología.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Ramiro Pérez Ramiro Pérez Buenos Aires Seguidores: 21

EdiciónErika Valenzuela Ciudad Juárez Seguidores: 53

Opiniones:
10
Votos:
9
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués

 

 

 

Código QR de acceso al artículo Todo se confundió cuando dejamos de hablar de sexología

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Nadia Jael Ramirez Pareja
0
Nadia Jael Ramirez Pareja
Oct 2013

"Que mi cliente se sorprenda porque yo no uso Mac, habla mal de mi" odio este estereotipo de diseñador = mac

1
Retrato de Ramiro Perez
1
Ramiro Perez
Oct 2013

Nadia, gracias por tu comentario.

MAC, PC, etc son plataformas o herramientas.

Saludos, Ramiro

0
Responder
Retrato de Tita Wong Argenzio
3
Tita Wong Argenzio
Oct 2013

Interesante artículo. Si no hubieran clientes para un panadero, dejaría de ser panedero? Considero que el panadero buscaría formas de vender su pan, ya sea armando una mejor estratégia o mejorando la actual; pero no por eso deja de ser panadero.

Somos comunicadores netos, encontramos soluciones. Somos buenos en eso. En lo personal, me encanta tener una buena relación con mis clientes y eso implica comunicarles, o enseñarles porqué tomo las decisiones que tomo, explicarles el proceso, a veces sobre cromáticas, formas. Hacerlos entender que ninguna decisión fue tomada sólo porque si.

2
Retrato de Ramiro Pérez
21
Ramiro Pérez
Oct 2013

Gracias Tita por tu comentario. Es un muy buen camino tener con tu cliente un dialogo y un aprendisaje conjunto, pero si el no está, no hay diálogo y para ser diseñadores los necesitamos si o si.

Saludos, Ramiro.

0
Responder
Retrato de Julia Michlig
3
Julia Michlig
Oct 2013

Por ahí algunos se horrorizan ante clientes que mandan un Power Point, tan simple y efectivo, con indicaciones para ajustes de diseño. Pero bueno muchachos, no todo gira en torno a los vicios del diseñador. Aunque más de una vez nos toca ser el último orejón del tarro, luego todo se equilibra compensando con grandes satisfacciones.

El problema es cuando más que diálogo diseñador-cliente, tenemos un griterío entre muchos intermediarios, se genera un teléfono descompuesto o surgen las contradicciones y no se sabe bien para dónde encarar.

0
Retrato de Ramiro Perez
1
Ramiro Perez
Oct 2013

Gracias Julia por tu comentario.

La falta de cultura es reinante en la sociedad y por ende en nuestro cliente y en nosotros los diseñadores. Ninguno es ajeno e inocente.

Saludos, Ramiro

0
Responder
Retrato de Miguel Campos
3
Miguel Campos
Oct 2013

Saludos Ramiro, interesante artículo, aunque resumir lo que somos en lo que hacemos es un poco limitante, como diseñadores ayudamos al cliente a comunicar de la manera más efectiva, eso nos mantiene en una simbiosis perfecta, sin embargo decir que sin cliente no existimos como diseñador me parece una preciación puramente comercial; Comunicar en una forma de expresión y la expresión una necesidad inherente en el ser humano, pienso que si no existiera tal cliente me inventaría uno (yo mismo)....después de todo Guliberth también se expresaría. Saludos desde El Salvador.

0
Retrato de Ramiro Perez
1
Ramiro Perez
Oct 2013

Miguel, gracias por tu comentario. Nuestro trabajo es un servicio y como tal existe dentro de una transacción y eso es un acto COMERCIAL. Si me invento un cliente soy algo parecido a un artista si lo vendo bien, si no lo vendo no tengo costo y seguramente alguien financiará tu llegada a la caja del supermercado. Mi padre es artista y entiendo muy bien las diferencias.

Saludos, Ramiro

0
Responder
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
559
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Oct 2013

Si no hubiera cliente seguiría siendo y llamándome diseñador. El diseñador no le toca "educar al cliente" solamente brindarle información y apoyo, de la misma manera que el médico ayuda pero no te enseña medicina. Informa de métodos de higiene, alimentación, etc. Tampoco te presume la marca del bisturí. Creo que eso es uno de los problemas, le damos más importancia a los "electrodomésticos", las manzanas y los adobes, creemos que ya con eso "somos" genios. Tampoco podemos quedarnos en lo objetivo. El sexo no depende sólo del tamaño o de ciertas posiciones, los subjetivo cuenta en realidad más.

3
Retrato de Ramiro Pérez
21
Ramiro Pérez
Oct 2013

Gracias Joaquín por tu comentario. Tengo mis dudas si seguirías siendo y llamándote diseñador, creo sí, que le agregaría el termino desocupado. Diseñador desocupado. Lo que implica ser algo así como un montón de nada.

Saludos, Ramiro

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Claudia Pérez Ramírez
Autor:
Claudia Pérez Ramírez
Título:
Orgullo: mal compañero para al crecimiento profesional
Sinopsis:
Todo proyecto de diseño debe de tener su planeación y respetar el proceso de trabajo para obtener un buen resultado.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
54
Opiniones:
42
Seguidores:
4
Retrato de Josefina Ramirez
Autor:
Josefina Ramirez
Título:
Hablar el idioma de los clientes
Sinopsis:
Se está revalorizando la idea del diseño como herramienta estratégica para el desarrollo económico. Los diseñadores necesitan aprender a comunicarse en el lenguaje empresarial.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
86
Opiniones:
23
Seguidores:
23
Retrato de Carlos Sánchez
Autor:
Carlos Sánchez
Título:
La forma más fácil de vender diseño
Sinopsis:
¿Cómo vendes tus servicios como diseñador? ¿De qué le hablas a tu cliente? ¿Cómo haces para convencerlo de que te contrate?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
156
Opiniones:
65
Seguidores:
34
Retrato de Ricardo Acosta García
Autor:
Ricardo Acosta García
Título:
La sonrisa de Don Gómez
Sinopsis:
El diseño no sólo es para las grandes corporaciones multinacionales. Concentrados sólo en esa categoría de clientes, los diseñadores olvidamos la esencia de nuestra profesión.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
32
Opiniones:
13
Seguidores:
67
Retrato de Maria Cevallos Jimenez
Autor:
Maria Cevallos Jimenez
Título:
Cómo crear una relación sólida con los clientes desde el inicio
Sinopsis:
Este artículo te ayudará a comprender cómo relacionarte con tus clientes, lograr recomendaciones y contrataciones futuras con una primera buena impresión.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
47
Opiniones:
34
Seguidores:
12
Retrato de Julián Verna
Autor:
Julián Verna
Título:
Regular la profesión
Sinopsis:
La falta de reconocimiento y de valoración del trabajo del diseñador es una realidad que nos alcanza y que podemos comenzar a revertir.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
22
Opiniones:
14
Seguidores:
12

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
¡Ya mismo!

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril