Mea Culpa

Los diseñadores tenemos que estar más preparados para ganar la confianza del cliente.

Emanuel Longo Córdoba
Followers:
6
Comments:
33
Votes:
55
Compartir:

En prácticamente todos los espacios de reflexión acerca del diseño, siempre queda implícita la idea de que la culpa de que la profesión no sea reconocida como quisiéramos, es de la sociedad; la culpa de que los productos diseñados no sean del nivel que uno esta dispuesto a dar es que el cliente es caprichoso y no nos respeta; la culpa... parece ser del resto.

Y si bien soy uno de los que comparte esa visión, siempre me pregunto, y más en estos días: ¿cuánta de la culpa es de los demás y cuánta nuestra como profesionales frente a nuestra propia profesión? o, en dicho de otro modo: ¿cuánta responsabilidad tenemos nosotros mismos con respecto a nuestra profesión y su inserción en la sociedad?

Constantemente oigo a diversos colegas (ya sea en charlas informales como en debates concretos) que si el problema no se radicó en la incompetencia-capricho-desinterés del impresor, se originó en el capricho-ignorancia-abuso del cliente, o la invasión-omnipotencia de la persona que encarga el trabajo (sea del departamento de comunicación o de marketing).

Y claro que sería necio no aceptar que esas cosas pasan. A veces el cliente dice: «vos hacé como yo quiero, total yo te pago», «vos no opines que solamente te llamé para que hagas lindos dibujos», «vos sos diseñador por lo que tenés un rango menor a mi titulo de grado». Tal vez todo esto tenga que ver con que el diseño es una profesión relativamente nueva y el público desconoce su alcance, impacto y desarollo en la sociedad. Soy de los que piensan que obtenemos lo que buscamos.

¿Cuántas veces nos hemos encontrado sin ningún tipo de argumento válido y contundente frente a un cliente caprichoso que quiere utilizar algún color, alguna tipografia o algún estilo que no le conviene? ¿Cuántas veces nos hemos quedado balbuceando palabras sin sentido, con la esperanza de que por obra y acción divina el cliente se ilumine y haga caso a nuestro «instinto», totalmente incomprobado y vacío de hechos concretos (que la mayoría de las veces se confunde con capricho)?

¿Cuántas veces nos hemos enojado por el resultado obtenido en la imprenta o en la casa de ploteos, cuando internamente sabemos que ese resultado podria haberse evitado, de haber tenido más cuidado con la pieza que hemos diseñado?

La frase «el cliente siempre tiene la razón» no es más que una vil falacia, que lo único que hace es acentuar este tipo de situaciones en las que el diseñador, sin quererlo o sin saberlo, se va formando un despecho profesional hacia el entorno que lo rodea, terminando agotado y definitivamente resentido.

Si bien no ha asumido totalmente la necesidad del diseño, nosotros los profesionales somos responsables de ello en un 50%. Lo cierto es que no tenemos suficiente background para sustentar nuestras decisiones profesionales. Muchas de las «teorías» del diseño hoy han quedado obsoletas, escuetas o inaplicables a la práctica cotidiana. Necesitamos más investigación, de casuística formal y documentada, de números, de datos tangibles que nos ayuden a ganar la confianza del cliente.

El «está lindo» o «te va a quedar más lindo así» es una mera pelea subjetiva entre el diseñador y el cliente. El dominio del software de diseño dejó de ser meritorio para el profesional, porque están al alcance de cualquiera. Como profesionales del diseño y la comunicación, necesitamos implementar estrategias de marketing para enaltecer nuestra profesión y marcar la diferencia de nuestras habilidades frente resto de los mortales. El único diferencial posible debe sustentarse en el saber, en el conocimiento. Los diseñadores debemos despegarnos del resto de los «idóneos» y posicionarnos como verdaderos profesionales dominantes de nuestra área de trabajo (no únicamente de estar muy capacitados).

Quienes no sabemos justificar nuestras decisiones en las diversas piezas que gestamos (la gran mayoría de las veces porque no podemos o no tenemos con qué), generamos una brecha muy grande con el cliente que nos debilita en nuestro lugar de proveedor idóneo de servicios.

Sin llegar a convertirnos en «matemáticos del diseño», sin llegar a tener siempre los números que sustenten nuestras propuestas: ¿no sería bueno, para nosotros, para la profesión y el desempeño de la misma, una base formal de conocimiento constante, actualizado, medible y tangible donde podamos apoyarnos para plantarnos frente al cliente y poder convencerlo de qué es lo que más le conviene?.

Followers:
6
Comments:
33
Votes:
55
Compartir:

33 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 15/03/2010.

You may be interested

Andrés Gustavo Muglia
Idioma:
ES
Author:

Andrés Gustavo Muglia

Title:

No me des lo que te pido, dame lo que quiero

Share:
Interactions:
Votes:
107
Comments:
80
Followers:
78
Hector Bruguera
Author:

Hector Bruguera

Title:

Being a new rockstar of design

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
3
Comments:
2
Followers:
30
Julio Cesar Serrano Caballero
Idioma:
ES
Author:

Julio Cesar Serrano Caballero

Title:

Publicidad informal en Cuba

Share:
Interactions:
Votes:
51
Comments:
32
Followers:
6
Guillermo Brea
Idioma:
PT
Author:

Guillermo Brea

Title:

O muro das lamentações

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
4
Comments:
1
Followers:
173
Mario Balcázar
Idioma:
ES
Author:

Mario Balcázar

Title:

El diseñador no sabe de negocios

Share:
Interactions:
Votes:
185
Comments:
155
Followers:
511
Fernando Del Vecchio
Idioma:
ES
Author:

Fernando Del Vecchio

Title:

¿Y dónde están las oportunidades?

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
29
Comments:
15
Followers:
662
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Yeferson Tovar
Mar 2014

En mi caso, yo siempre incluyo en la conversación con el cliente la frase " Muchas veces lo que se quiere no es lo que se necesita", dando al cliente algo en que pensar y abriendome paso para poder asesorar al cliente.

0
Reply
0
Aide Adriana Díaz
Feb 2011

El cliente paga el proyecto de diseño. Pero no es el diseño su profesión, tan es así que, necesita al diseñador para desarrollar una materialización del discurso que desea comunicar. Y por el cual, el diseñador debe fundamentar la propuesta de diseño con base en su conocimiento del diseño; y tomando en cuenta que el cliente compra lo que le gusta, sin olvidar que la solución debe satisfacer a una necesidad del cliente, no a su gusto. Debe responder a una necesidad específica, de la cual el cliente no es el consumidor final, es la fuente del mensaje. El diseño debe estar pensado en un mercado.

0
Reply
0
José Manuel Oubiña
Apr 2010

Adriana, el cliente sabe casi siempre qué es lo que quiere, por lo general no sabe como llegar a la solución de su problema y al acudir a nosotros, y aunque esté pagando, no conoce los códigos a seguir para lograr el éxito de una buena comunicación. En los pocos años como diseñador gráfico, he tenido que intercambiar opiniones con algunos clientes, unos con mayor, otros con menor o ninguna madurez en la comunicación visual y siempre he llegado a la misma conclusión «El cliente nunca tiene la razón» Debemos estudialo bien primero, después mejor el objeto de su producto. Es la clave del éxito.

0
Reply
0
Adriana Soto
Apr 2010

El cliente exige las cosas exactamente como las necesita y está en todo su derecho por que él paga y eso es irrebatible sin embargo lo que nos corresponde hacer a los diseñadores es defender la esencia que nos caracteriza de darle nuestro estilo a todas y cada una de las cosas que realizamos por que finalmente es nuestro trabajo el que se deja en ello.

Cuando se está refutando con el cliente, necesitamos un poco de tacto para hacerle saber desde el principio que somos profesionales del diseño con sustento teórico-empírico. De ese modo se comprende que no es egolatría sino conocimiento.

0
Reply
0
Juan Pablo Conti
Apr 2010

Estoy de acuerdo en general con el tema... Creo que sería importante diferenciar «el diseño» de un mero trabajo de encargue... Un puntapie sería firmar cada pieza, en cualquier tipología. Identificarnos con nuestro propio trabajo y dejarlo explicito.

0
Reply
0
Viviana Paola Escobar Segura
Apr 2010

Muy interesante, en mi experiencia particular para evitar una batalla con el cliente prefiero ponerme a su nivel de conocimiento al momento de explicar, puesto que ellos no son diseñadores.

Sin embargo esto no significa que desacredite mi trabajo. Simplemente trato de conducir al cliente a un buen trabajo sin obligarlo a cambiar su idea general en su totalidad ni trabajar solo por el hecho de entregar y que me paguen.

Creo que deberiamos pensar como el cliente en ciertas ocasiones sobre todo en las mas dificiles.

0
Reply
0
Beryâver Fega
Apr 2010

Creo que para no tener este tipo de friccion con el cliente, es necesario plantearte como el diseñador, es decir, hacerle entender que todas las desiciones creativas tienen una base (metodologia) y por lo tanto le corresponden al diseñador.

Tambien es importante tener en cuenta que la reputacion del diseñador grafico se va creando por el trabajo que estos mismos muestran y hacer darle peso, asi como en las demas profesiones.

0
Reply
0
Juan Vargas
Apr 2010

Si, no es facil.

Siempre vamos a tener que luchar hasta el cansancio sino es que aparecen herramientas que nos ayuden a verificar, no tan solo con palabras sino con echos lo que nuestro cliente necesita y no lo quiere ver por que esta encaprichado.

Algo se puede hacer, como grandes inventivos que somos, pensemos! Nos va a ayudar muchisimo!

0
Reply
1
Juan Carlos Urrea
Apr 2010

El valor agregado tiene que ver mucho con la investigación constante, un profundo sentido de observación, analisis y sintesis de cada proyecto, desarrollo estetico basado en un porque funcional y argumentado desde lo que desea el cliente; en ocasiones «diseñamos buscando solo belleza», y se nos olvida lo funcional de lo que hacemos, en definitiva la intencion que en un trabajo serio y reponsable conlleva, estos argumentos ademas de una comunicación clara y sincera con el cliente genera confianza y por ende credibilidad para sostener nuestro criterio ante cualquier capricho que nunca faltan.

0
Reply
1
Aldo Tonelli
Apr 2010

Estoy de acuerdo con el autor, tenemos que generar un valor agregado a lo que hacemos, posicionarnos como conocedores de nuestra profesión. Actualización constante, curiosidad y muchas ganas. En lo personal leer las notas de ForoAlfa, de blogs y por sobre todo Twitter me ha ayudado mucho a estar en constante sintonía con lo que pasa en el diseño. Saber de lo que hablamos; eso es lo más importante para tener autoridad (con fundamento) frente a nuestro cliente.

0
Reply
1
Mara Inés Núñez
Mar 2010

Totalmente de acuerdo! A mi me funciona mucho el ejemplificar ciertos colores o formas en comparación con empresas reconocidas o imágenes que están en la memoria visual del común de la gente... Por ejemplo: « el color _____ de (tales empresas o productos) es utilizado para____ ya que denota ___ y ____. Así el cliente puede darse cuenta que no elegimos los diseños por mero o capricho, o porque queda bonito. Arriba diseñadores!

0
Reply
0
Ana María Moya Mantilla
Mar 2010

Realmente si creo que es necesario, que el diseñador busque un valor agregado a su profesión, saber como diferenciarse de los demás e implementar los conocimientos de persuadir a sus clientes de una manera efectiva. Es necesario crear nuevos insight para que la comunicación llegue a la innovación y nuestros clientes estén felices de la efectividad de sus productos mediante el convencimiento de la marca en los consumidores.

0
Reply
0
César Rubén Bosco
Mar 2010

Vivo de mi profesión hace 40 años, a veces mejor, a veces peor (tengan en cuenta que es el inteior, no la capital). Siempre fue igual a lo que aquí se relata. Esto se resuelve cuando se tiene un cliente de diseño por más de 10 años. Allí se consigue la confianza mutua y uno conoce el problema del cliente a fondo. Normalmente no hay cliente de diseño, se hace un trabajo para alguien hoy y vuelve dentro de dos años.

0
Reply
1
Claudia Serrot
Mar 2010

Hay que estudiar, estudiar y estudiar. Y formar a los clientes en la cultura del diseño. Muy interesante el artículo.

0
Reply
0
Marcelo Andrada
Mar 2010

Felicitaciones por el artículo Emanuel! El profesional del diseño siempre tiene que estar actualizando su conocimiento e insertando nuevos conceptos y definiciones, lo que le aportarán mayor respaldo y seguridad a la hora de asesorar a un cliente de manera objetiva.

0
Reply
0
Andrés Moreno
Mar 2010

es una fiel concepcion de la realidad que vivimos como diseñadores a diario, aun mas en un pais (colombia) en el cual el diseño es practicamente nuevo y la concepcion de la sociedad es que el diseñador es el que «dibuja bonito» y ya. si, debemos situarnos en una pocicion fuerte o inquebrantable frente al cliente siempre y cundo tengamos en cuenta factores como la viabilidad del proyecto en cuestion de tendendencias, forma, marketing, etc. tener en cuenta la relacion entre el cliente y el producto hacia el mercado y saber, a que tipo de clientes nos estamos «enfrentando», saludos Andres, Bogotá

0
Reply
0
Deibis Mendoza
Mar 2010

Pienzo que como diseñadores debemos darnos nuestro puesto frente al cliente si dejar de lado sus ideas pero aplicarlas al arte sin desviarnos de los fundamentos del diseño ya que si algo es bonito para el cliente no quiere decir que sea estetico y funcional, el diseño no es menos profecion que las demas y eso es lo que debemos hacer entender a la gente. Esta muy interezante este articulo y dice mucho de lo que vivimos a diario.

0
Reply
0
Silvia Gallerano
Mar 2010

Totalmente de acuerdo con el autor del articulo..... gran parte de la percepción que los potenciales clientes tienen acerca del diseñador es nuestra responsabilidad, el ser «profesionales» del diseño nos exige hacer la diferencia y no quedarnos con la idea de que un titulo nos otorga la sabiduría eterna, hay que seguir aprendiendo. El conocer, aprender nuevas disciplinas nos permite marcar la diferencia y tener mas herramientas para poder plantarnos (tal como expone el autor) ante el cliente y justificar que es lo mas conveniente. Muy buen articulo.

0
Reply
0
Paola Vieta
Mar 2010

Qué buena nota! Me siento totalmente identificada con el redactor y con las varias opiniones de más abajo.

En mi opinión y acerca de los clientes: «que si los hay, los hay»...

Pero lo que siempre rescato de ésta, mi profesión, es que a pesar de las «idas y venidas» de los bocetos, de los cambios y etc. etc. lo que me hace equilibrar mi «mea culpa», es la satisfacción de hacer el trabajo y verlo realizado! Saludos cordiales, desde Buenos Aires.

0
Reply
0
Pablo Fossa
Mar 2010

Muy buena nota, tema clave para los profesionales; desde mi experiencia puedo decir que con el tiempo vamos ganando confianza en cada presentación o cuando tenemos que exponer lo realizado. Pero creo que es fundamental que el diseñador entienda de Marketing. Creo que un trabajo bien realizado se sostiene por si solo y se fundamenta con las ideas que se utilizaron como axioma del proyecto. Aun lo instuitivo tienen su fundamento. No olvidemos que la instuición es aprendizaje adquirido gracias a nuestra experiencia. Hay que saber rastrear dentro de uno mismo esos conocimientos adquiridos!

0
Reply
0
Diego Gonzalez Arias
Mar 2010

Excelente nota! Una de las claves para la valoración de nuestro trabajo es la especialización. El diseño, como sabemos, tiene muchas ramas y no podemos pretender tener argumentos para cubrir todo el abanico de posibilidades que brindamos como servicio a nuestros clientes. La especialización define mejor el perfil del cliente que buscamos y acorta las discusiones que solo son parte de la subjetividad.

0
Reply
0
Erika Schnitter
Mar 2010

El artículo trae un tema muy importante para la formación en diseño y es el tema de comprender el equilibrio que se debe mantener en una relación cliente propuesta, entre los requerimientos o deseos del cliente y las consideraciones y conocimientos propios de la disciplina representada en el diseñador. ¿Como manejamos la información?, ¿Que imagen construimos de nosotros mismos?¿Preparamos a los futuros profesionales para lo anterior?

0
Reply
77
Alejandro Arrojo
Mar 2010

Tiene también que ver con la necesidad del diseñador, el miedo a perder un cliente aveces nos hace ponernos en actitud sumisa. Creo -en lo posible- que tenemos que plantarnos de manera segura e inquebrantable ante el cliente. Cuando presentamos los primeros bocetos no tenemos que quedarnos callados y dejar que opine de entrada, sino presentar el trabajo y dar todo el argumento que lo sustenta. Desarrollar una actitud firme ante el cliente de entrada. Ponerlo en su lugar y yo en el mío, que quede claro que él me contrata por mis conocimientos y experiencia. La primera reunión es la clave.

0
Reply
0
Agustín Jatuff
Mar 2010

Creo mucho que esto tiene que ver con crear confianza al cliente (vendernos bien) de que el resultado que va a obtener es el deseado ya que éste representa los requerimientos antes relevados por el diseñador o agencia. Por otro lado el diseñador tiene que ser un muy buen receptor y escuchar al cliente ya que éste conoce muy bien su negocio y nos puede transmitir muchísimo material conceptual para trabajar. El diálogo entre el cliente y el diseñador tiene que ser fluido, así se llegará a un producto final al cuál el cliente también aportó. Esto en el %90 de los casos no falla. Gracias

0
Reply
0
Pedro Querales
Mar 2010

Excelente punto, yo como estudiante ya he notado ciertas injusticias ya de cierta forma tengo relación con clientes y ya hasta me pregunto esto a lo mejor es culpa de nosotros por tolerar ciertas acciones que de forma inconsciente van creando una cadena de incompetencia que parece interminable en nuestro oficio.

De verdad este artículo me ayuda a tener otra visión y sin duda alguna clarifica un poco más mi panorama como estudiante.

Saludos desde Venezuela.

0
Reply
0
Helena Alexandra Chevery Navarro
Mar 2010

Buen articulo ,tienes toda la razón . los clientes siempre pretenden saber de lo que no conocen en teoria. El por que de este diseño ,¿se veria mejor de tal forma?; pero incluso esto cambiaria totalmente un todo y eso es lo que no entiende, nosotros queremos ignovar y ellos como copiar cambiando algunas cosas (color,tamaño )etc....

0
Reply
0
Angélica Macancela
Mar 2010

Así es todos los diseñadores deberíamos tener argumentos claros que respalden al momento de exponer y justificar nuestras soluciones gráficas y los resultados finalmente no dependerán solo de la buena aplicación de colores , formas o tipografía sino del compendio de plasmar los contenidos de la marca, de nuestro profesionalismo de las necesidades del cliente y principalmente de la investigación teorica y esto en conjunto formará una base formal de respaldo.

0
Reply
0
Julián Cambrón
Mar 2010

Creo que ha llegado el momento de «mercadotecnizar» el diseño. Buscar la forma de hacer cuantitativos los resultados de un proyecto de diseño. Medir nuestros resultados. Una forma de dar valor a nuestro trabajo es hacer ver el impacto que tiene una decisión viceral contra una decisión profesional en temas de diseño. Creo que entre más alejados estemos de lo que piense el cliente y más cerca estemos de lo que piensa el consumidor, nos hará tener la razón de nuestro lado, sólo habrá que medirla y mostrar el impacto.

0
Reply
0
Fernando Liernur
Mar 2010

Exacto.

Todo eso, SIN contar cuanto te dicen: «Quiero que se parezca a..(tal cosa)»... ó.. «Quiero que tenga esto y esto de aquella página web» (me paso la semana pasada).

En algunas cosas, el diseño a caido muy bajo, y como decia en el articulo, se piensan que nomas estamos para hacer dibujitos, y OJO! como ellos (los clientes) quieren!

Excelente articulo!

0
Reply
29
Vicente Sandoval
Mar 2010

Estimado Emanuel,

estoy abosolutamente de acuerdo. He estado algun tiempo leyendo y escribiendo sobre la investigación en el campo del diseño, ¿cómo tendría que ser?, ¿qué tipología resultaría?, etc. y siempre o casi siempre llego a la conclusión que si queremos elevar la disciplina del diseño debemos concentrarnos más en darle un valor a nuestra profesión y dejar de buscar tantos responsables.

Excelente artículo.

bio.vicentesandoval.com

0
Reply
0
Gerardo Bordano
Mar 2010

Somos lo que hacemos. Tenemos que pensar que la profesión es responsabilidad de cada uno. El respeto que nos merecemos llegará cuando empecemos a respetarnos. Tenemos por delante muchas puertas que abrir y caminos que están gestándose en este momento y que indudablemente tendremos que caminar. Algunos fundamentos tenemos, otros llegarán o generaremos, lo importante es el valor que le atribuyamos a nuestro trabajo, siempre dentro de los márgenes de lo razonable y las incumbencias de los mercados.

saludos.

gerardo.

0
Reply
33
Rodolfo Fuentes
Mar 2010

Las bases teóricas para estructurar y defender un trabajo de diseño,existen hace mucho, aplicadas por profesionales en todo el mundo, cuyo negocio de diseño por lo general no se basa en estadísticas y no tienen un economista entre sus empleados. Si yo elijo Pantone 151, por sus características comunicacionales y fundamentalmente porque es un color que cromáticamente despega este producto de su competencia, debo prepararme para argumentar sobre mi decisión, pero lo más importante,esa debe ser una decisión correcta desde el punto de vista teórico. Márketing a aplicar? Convencimiento con fundamento.

0
Reply
29
Mauro Gullino
Mar 2010

En mi ejercicio profesional en el área de sistemas, muchas veces me encuentro en la posición de tener que adelantar presupuestos sin toda la info necesaria: mockups, wireframes, bocetos, a veces ni siquiera una lista exhaustiva de «lo que hay que hacer». Pero uno se suma, porque si no ni siquiera compite por el trabajo.

Vamos moldeando la profesión según nuestra práctica. Construimos la normalidad y lo que se espera de nosotros.

Desde la formación profesional se puede aportar mucho para revertir estas tendencias negativas.

Saludos desde Buenos Aires.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019