Debate: ¿El diseño es una actividad «pirata»?

Una realidad de la profesión de la que poco se habla: la gran mayorí­a de los diseñadores desarrolla su profesión con herramientas y recursos pirateados (software, tipografí­as, fotos, ilustraciones, etc.).

FOROALFA Buenos Aires
Followers:
555
Comments:
113
Votes:
40
Compartir:

Recibimos una carta de la diseñadora gráfica chilena Marina Gómez Farías que plantea un problema real de la profesión con el que convivimos diariamente. A continuación reproducimos un resumen de la carta:

Me dedico al diseño gráfico desde 2002. He comenzado haciendo trabajos freelance para otros diseñadores, he pasado por tres oficinas de diseño y actualmente tengo un pequeño estudio unipersonal con clientes propios. Prácticamente todo mi trabajo lo he realizado con software y tipografías pirateadas. Esta situación me inquieta mucho, porque caigo en la cuenta de que la actividad que desarrollo está fuera de la legalidad.

 

Al principio pensaba que a medida que fuera creciendo en la profesión el software se volvería más accesible a mi bolsillo, pero los años pasan y cuando hago la cuenta, me da que necesitaría uno o dos años de trabajo para pagar los programas. Por otra parte, aunque lograra comprarlos, estoy casi segura de que mis clientes no notarían la diferencia ni estarían dispuestos a pagar más por mi condición legal. Con las tipografías me ha sucedido lo mismo. Los clientes no están dispuestos a pagarlas y prefieren utilizar las gratuitas. No notan ninguna diferencia.

 

No me siento cómoda sabiendo que en cualquier momento me puedan hacer una inspección y así se destruya mi fuente de ingresos y mi futuro. Siento estoy inmersa en una práctica que, en alguna medida, es marginal y está fuera de la ley. Si bien sé que no es la única actividad que está en estas condiciones, esta faceta «pirata» de mi profesión me preocupa mucho. Me gustaría conocer otras opiniones al respecto.

 

Followers:
555
Comments:
113
Votes:
40
Compartir:

113 Comments

Comment

Published on 17/09/2009.

FOROALFA

More articles by FOROALFA in Spanish

Idioma:
ES
Title:

Debate: Diseño: ¿oficio o disciplina?

Synopsis:

Una de las tantas cuestiones pendientes en la reflexión dentro del diseño, y que no termina de zanjarse, es el debate sobre si esta actividad es una «disciplina» o un «oficio».

Share:
Idioma:
ES
Title:

Debate: Nuevo logo para el gobierno de Chile: ¿Ud. qué opina?

Synopsis:

Los signos gráficos identificadores del nuevo gobierno electo de Chile han suscitado la polémica entre los diseñadores y expertos chilenos.

Share:
Idioma:
ES
Title:

FOROALFA llega a Santa Fe

Synopsis:

Un encuentro temático sobre la identidad institucional y corporativa, de interés para profesionales de la comunicación y el diseño.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Norberto Chaves en Córdoba y Mendoza

Synopsis:

El exitoso Seminario FOROALFA de Identidad Corporativa se acerca al interior de la Argentina.

Share:

You may be interested

Silvina Rodriguez Picaro
Idioma:
ES
Author:

Silvina Rodriguez Picaro

Title:

Emociones con marca: un nuevo recurso del marketing digital

Share:
Interactions:
Votes:
61
Comments:
19
Followers:
20
Heleno Almeida
Idioma:
ES
Author:

Heleno Almeida

Title:

Bauhaus, estética y capitalismo

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
26
Comments:
18
Followers:
15
Lluïsa Díaz
Idioma:
ES
Author:

Lluïsa Díaz

Title:

La copia en los juegos sociales

Share:
Interactions:
Votes:
24
Comments:
20
Followers:
19
Gabo Carabes
Idioma:
ES
Author:

Gabo Carabes

Title:

El duro deporte llamado Diseño

Share:
Interactions:
Votes:
141
Comments:
130
Followers:
91
Rodrigo Mazza
Idioma:
ES
Author:

Rodrigo Mazza

Title:

Evolución y desvalorización de una profesión

Share:
Interactions:
Votes:
86
Comments:
81
Followers:
38
Rosana Malaneschii
Idioma:
ES
Author:

Rosana Malaneschii

Title:

Los sentidos del logo

Share:
Interactions:
Votes:
10
Comments:
1
Followers:
1
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Lucylle Katrina Castañeda Cordero
Mar 2015

Es mejor ir a la segura, sé honesta pues si en algún momento hay un problema legal y ven tu situación actual...

0
Reply
0
Roger Condo
Apr 2011

la opción es empezar a usar software libre, es un Sistema Operativo de licencia GNU GPL que nos permite compartir de manera gratuita software, tipografía, etc.

sugiero esta opción por experiencia propia.

0
Reply
0
Casandra Alameda
Mar 2011

Considero que muchos piensan que si, porque manejamos softwares piratas, pero como dice mi maestra es absurdo gastar 3000 pesos cada seis mese en un software que se volverá obsoleto en ese tiempo, y si eso justificara la piratería, no creen que los programadores también serian piratas.

0
Reply
0
Pablo Perez
Nov 2010

Hoy en día es indispensable para un diseñador trabajar utilizando los software que necesitamos, pero basta con ver los precios en la pagina de Adobe y como los clientes no le importa los medios si no el fin. Quizás es bueno comprar tus tipografías, o simplemente dibujar cuando hablamos de una tipo para display.

Lo que si es cierto es que hoy en día los diseñadores estamos atados de mano a piratear.

0
Reply
1
Emilius Cuesta
May 2010

He usado windons, he usado Mac, por eso les aseguro que usar Linux está lleno de ventajas y es hacer un mundo mejor.

En Linux las herramientas mejoran cuantos mas usuarios seamos y mejoremos directa o indirectamente el software.

Pasaros a Linux, dejad de lado la codicia demente de esas grandes compañias.

Querer es poder.

1
Reply
0
Rodrigo Valencia
Mar 2010

La condición del mundo actual es tener a disposición todo un mar de información del cual tomamos lo que podemos usar, lo que nos diferencia es la capacidad de encontrar lo que necesitamos.

0
Reply
0
Gilma Romero
Feb 2010

Son importantes las referencia sólo como guía, no para hacer copy, debes sustentarte a ti mismo una y otra vez el concepto para poder crear con originalidad. No debe importante si es un cliente grande o pequeño, al final tu nombre es el que está en juego. Compra un solo software para empezar tu negocio, no importa si está desactualizado un par de versiones atás, poco a poco podrás ir actualizando y comprando nuevos software.

0
Reply
0
Janeth Colin
Jan 2010

En definitiva creo que la economía del país es la que no nos permite tener acceso a esto, y no estoy hablando solo de diseño, esta cuestión es aplicable a todo lo que conocemos y consumimos.

0
Reply
0
Donato Grima
Jan 2010

El diseño no es una actividad pirata, en realidad la pregunta sería ¿Por que lo diseñadores optan por herramientas alternativas y no originales? El tema es complejo pues entra en el territorio de la ética profesional. El camino que queda es corto y sensillo: volver a preparar nuestros pigmentos base, dibujar a plumilla nuestras tipografìas; no usar fotografías sino hacer ilustraciones hiperrealistas etc. etc.

1
Reply
1
Analía Antenucci
Nov 2009

Claro que sí, y está bien que así sea. Quienes aún se quedan con la vieja noción de Copyright, que sepan que ya falta poco para que su violación se separe ya de lo que es considerado «inmoral». Siendo una práctica común -y más entre diseñadores-, aún parece un tabú; pero confío en que eso va a superarse de a poco. Primero llegan la necesidad y la costumbre, luego la ley.

¡Compartir no es un delito! Y el trabajo colectivo es mucho más sano y productivo que la egolatría propia del que se considera único autor de una obra.

0
Reply
0
David Escobar
Nov 2009

Si me parece muy bien tu preocupación y nos dejas con un nudo en la garganta ya que nuestra labor de comunicar un servicio, promocionar un producto, el medio, la herramienta a utilizar al final del proceso en físico son los programas. La ética es el timón en este mundo relativista, esperamos que en un futuro cercano dichas herramientas estén a bajo costo.

0
Reply
21
Fernando Casas
Oct 2009

Si lo que les preocupa es el costo del software, trasladen ese costo a sus clientes, de igual manera que les trasladan el costo de la renta, el teléfono, la gasolina, la computadora, los consumibles, etc. Un diseñador que no sabe cobrar, está perdido.

1
Reply
4
Martín Eschoyez
Oct 2009

para ser sintéticos, creo que es un problema de los usuarios y no del software. La frasecita «Las opciones de código abierto todavía no ofrecen la versatilidad de uso y las posibilidades creativas de los softs pagos. « me tiene un poco cansado. He visto y realizado trabajos de la misma calidad en Open Source y en privativo, y ésta depende de la creatividad y el conocimiento y no de la herramienta. Como usuario de Open Source creo en no sobrevaluar las herramientas. Son sólo eso, y las open source me ofrecen un panorama coherente con mi filosofía de vida. Eso es lo que hay que replantear.

0
Reply
0
Oscar Hernandez
Oct 2009

Ccreo que hablando a oidos sordos, seamos sinceros pues nunca habra una baja de precios considerable, pienso que lo mas importante es el ingenio, mucho mas que la herramienta, ya sea software original o copia, lo que al final se vendera sera nuestro trabajo y esfuerzo y no la herramienta, las malas costumbres nos han hecho ocupar lo que tenemos mas al alcance y nos olvidamos de lo mas importante que es crear, pienso que se puede lograr que compremos software, tipografias, vectores, etc. genuinos pero no por ello seremos mejores o peores profesionistas, ni mas honestos o menos honestos ...

2
Reply
20
Serge Herbiet
Oct 2009

Rebajar costos de software es bastante simple, eficaz y legal, (no se si funciona en cualquier país de AL como en España).

Compre software para estudiante, las suites de Adobe cuestan el 20 o 25% de la versión oficial.

Todos tenemos un primo, amigo o conocido que estudie o enseñe en alguna universidad alguna carrera relativamente afín al diseño. Compra el soft a su nombre y tu lo utilizas para trabajar, luego las actualizaciones anuales las sigues comprando tu mismo.

Así tendrás software legal y a un costo mas favorable.

¿Porque creen que Adobe tiene esta política para estudiantes?...

0
Reply
0
Rodrigo Boetto
Oct 2009

Opino como el profe Arturo Moya: hay que empezar a probar software libre como Inkscape, Gimp o el Open Office. Veo que como diseñadores no averiguamos que herramientas hay disponibles. Bajamos el software que nos enseñaron a usar y no aprendemos a usar nada nuevo.

Con las tipografias pienso que hay que buscar trabajos de tipografos locales(latinos), que no cobran en dolares.

El problema de todo esto pasa por nuestra falta de compromiso de aprender y buscar, en el cual yo tambien me incluyo.

1
Reply
0
Saúl Peñaloza
Oct 2009

Programas de diseño... pues debemos agradecérselo a la tecnología, sin ellos cuanto trabajo no nos costaría hacer un cartel por ejemplo...

El costo del programa esta implícito en la evolución de esta carrera o profesión, la rapidez, las ventas en masa etc. Sin embargo también gracias a la tecnología lo podemos obtener gratis, por nuestra algunas veces gran aliada Internet.

En definitiva... el mundo no se para y nosotros tampoco, es una gran masa que se amolda y hace que nos amoldemos al momento, así que ¿por que sufrir por ello?

0
Reply
0
David Isla
Oct 2009

Estoy de acuerdo en que muchas veces usamos tipografias piratas, igualmente los programas por las licenicas son carisimas, pero si nosotros como diseñadores damos una solucion grafica a el problema de un cliente tambien tenemos que saber como vender esa solucion, el cliente te paga por como uno le proponga la solucion... al hacer esto el diseñador pone el precio y el cliente lo paga, obviamente que no pasa con todos los clientes hay cuentas y hay cuentas...

0
Reply
10
Cristian Ulloa
Oct 2009

Sin duda la mayoria de las actividades, profesionales podrian definirse como piratas .. ya que siempre una idea o un conocimiento anterior te puede servir de inspiración...

respecto de los softwares me pregunto que pasa cuando nuestro trabajo va bajo la firma de la agencia en que trabajamos y que Muchas veces no cuanta con las licencias.. y no estan dispuesto a invertir en ello.. quedando obligados a trabajar al limite de la ética...Creative commons dice que uno es dueño de su idea del momento que en que apretas enter para salvarla pero que pasa si esa idea esta hecha en un software pirata

0
Reply
0
Matias Barrionuevo
Oct 2009

Es obvio que corremos con una desventaja abismal en lo que respecta a poseer software´s legales, debido a un factor socio-económico el cual no podemos escapar. Solo unos pocos en Latinoamerica pueden hoy decir: yo tengo el aval y garantias de un software legal asi como las tipografias.

Pero como la colega chilena hace refencia tampoco el publico consumidor de nuestros servicios esta mentalizado para entender lo que supone tener esas licencias, por lo que siempre nuestro trabajo esta desvalorizado. Muchas veces hemos escuchado en boca de todos: cuanto me vas a cobrar si lo hiciste en 15 min...

0
Reply
2
Daniel Sosa
Oct 2009

El software no hace al diseñador, tu sabes que puedes hacer con o sin programas, estos son solo una herramienta más, no debería influenciar en el valor de tu trabajo si es o no original, lo que tu vendes es la solución grafica al problema de tu cliente, así que si crees que estas cobrando muy poco por tu trabajo solo por tener no legalizados los programas, deberías empezar a cobrar como si lo fueran, pues estas vendiendo tu Diseño.

0
Reply
0
Gonzalo Orellano
Oct 2009

A ver... es dificil decir en el ambito que vivimos «la argentina» donde el adquirir un software legal suele ser algo dificil, todo esto es producto del bajo consumo de los mismos, si vemos detenida mente en otros paises el consumo de software es mayor y el precio es muchisimo menor. en conclución si todos pudieramos adquirilos o empezar a adquirilos pagando creo que bajarian muy consecuentemente.

Cabe destacar el problema no es ser o no ser sino cambiar de actitud.

0
Reply
21
Fernando Casas
Oct 2009

Me parece que es un falso dilema: si la gente gana dinero usando productos de alguien más, debe pagar por aquello que le permite lucrar.

En la escuela no hay lucro, hay aprendizaje de esas herramientas, razón por la cual existen las licencias educativas.

Si un diseñador no quiere que se roben sus ideas, tampoco debería usar el trabajo de alguien más para ganar dinero sin retribuirle. Es inmoral.

Si no quieren pagar por el software, hay alternativas de bajo o nulo costo.

Si lo que quieren es no sentirse culpables por hacer algo que saben que es ilegal, eso es otro asunto.

0
Reply
0
Javier García Alfaro
Oct 2009

Si por actividad pirata entendemos al hecho de «usar la creatividad de otros sin pedir permiso», el diseño lo es, tanto como cierta música electrónica o el hip hop. Por otro lado como se ha señalado por acá la así llamada «piratería» no es más que una consecuencia de un sistema excluyente que a su vez hace posible las condiciones de reproducción de bienes informacionales como el software. Marx diría que se trata de la contradicción de base del capitalismo, que se da entre fuerzas productivas (digitalizadas) y una estructura jurídica (y mental) que arrastramos desde la era Gutenberg.

0
Reply
0
José Luis Esquivel
Oct 2009

No, el diseño no es una actividad pirata, las personas que te quieren copiar tus trabajos sufriran mas al momento de que algo lo tenga que hacer ellos...y no tendran ideas.

los programas piratas no creo que sean un problema, no deben estar checandote lo que usas nadie, tu sabes lo que haces...

«Las personas te veran por lo que haces, lo que tu publicas y promocionas en tu mundo, no por lo que tienes instalado en tu disco duro«

si tuvieramos que comprar todos los programas antes de entrar ala escuela...¿porque estudiamos? mejor trabajo tiempo completo, gasto unos cuantos años que pude estudiar...

0
Reply
0
René Medel
Oct 2009

Trabajo distribuyendo software de diseño 3D en Chile. Soy diseñador industrial y considero que no es necesario usar software pirata. En lo personal compré el software cuando era estudiante (a muy buen precio) y financié la inversión con un par de proyectos. Como dice Eduardo Espinoza, es un tema administrativo (planificación).

Creo adecuado no seguir en la incercia de usar sólo programas que cuentan con años de marketing, sino que evaluar todas las (nuevas) alternativas en el mercado.

Estoy seguro que podemos evitar la pirateria y ser profesionales legales haciendo valer esta condición.

0
Reply
0
Nicole Tracy Layana Zamora
Oct 2009

Es complicado... caer en la es tan recurrente como bajar una canción de algún lugar en la web. El Internet llama a la piratería porque hay un libre acceso de los contenidos, al igual de los trabajos propios que son imitados descaradamente, y publicarlos a la vez nos muestra como diseñadores o bien da el pie para la copia, y podremos reclamar de la copia si nosotros la usamos también!? Por otra parte creo que se debieran bajar los costos de los programas y así poder estar disponibles tanto para estudiantes y profesionales que necesitamos un buen funcionamiento de estos programas.

0
Reply
0
Belén Cosmea Boto
Oct 2009

hay otra cuestión: el coste de desarrollo de una aplicación, en la que intervienen ingenieros, informáticos, diseñadores, fotógrafos, tipógrafos, etc. ¿quien paga todo eso? lógicamente repercute en el precio del producto, que sigue siendo abusivo o imposible para la mayoría, por lo que lo paga quien lo compra (no siempre las grandes empresas, ya lo sabemos). Que profesionales o empresas que tienen presupuesto pirateen es vergonzoso, porque están aprovechándose de un producto cuyo desarrollo han pagado otros.

0
Reply
0
Abiu Santaella
Oct 2009

la economía es la que condiciona a tomar esta decisión, software «pirata», para los «Piratas» de nuestros clientes que no quieren pagar un precio justo... si todos tuviéramos megacuetas la situación seria distinta

0
Reply
0
Gonzalo Mengarelli
Sep 2009

Estoy de acuerdo que el diseño es pirata. Pero es impensado el hecho de poder conseguir un software legal cuando los precios no bajan de los mil dolares. Creo que los diseñadores con software legal no supera el 5%. Yo creo que los sobreprecios de los productos produce un contra efecto que hace que la gente piratee. Si no, pónganse a pensar que estudiante de diseño podría pagar 2 mil dolares (o lo que fuere) por un pack que le es enteramente necesario....nadie sin dudas.

En ves de preocuparnos por si lo usamos o no, deberíamos preocuparnos por el precio con el que los comercializan.

0
Reply
1
Martín, Miguel Bomrad
Sep 2009

Pensando en tiempo y contexto en relación a la utilización de software pirata, yo no me preocuparía por el uso ilegal de los mismos, sino por la monopolización inconciente que estamos proponiendo en el uso de ciertos software, desde todos los ambientes: laboral y hasta universitario -como que el uso de adobe illustra? o adobe? resolviera nuestro problema de diseño. Son programas nada mas. Y si realmente a estas empresas monopólicas y neoliberales les importara el tema piratería, hoy estarían golpeando la puerta de tu casa. Fíjate si sonó el timbre. En cambio a través de la piratería fortalecemos su monopolio. Hay cosas más importantes para discutir, creo. La parte de tipografías, imágenes, es mas complicado. Pero se podría plantea tipografías mas accesibles para Latinoamérica, hechas por latinoamericanos y así poder crecer como diseñadores y aportar a nuestra comunidad. Abrazos.

0
Reply
0
Ivan Maravilla
Sep 2009

Un dia descubri muy amargamente un diseño totalmente pirateado de mi autoria; esto por supuesto me hizo llorar lagrimas de sangre y amargura, despues de superarlo medite sobre el caso: yo uso soft pirata, asi que, me dije: una de cal por tantas de arena!. :-(

0
Reply
0
Rafael Núñez Quezada
Sep 2009

Coincido con los que dicen que se debe empezar por valorar nuestra profesión, darle un valor y «propagar» el valor del trabajo de cualquier diseñador. Ahora cualquiera hace «diseño», y los «clientes» se sienten satisfechos, desde ahí empieza «todo».

¿Tipografías piratas? Bueno, creo que ahí es un problema más de ética y de «principios», preguntarnos: ¿no soy capaz de crear una tipografía para este proyecto?, ¿hasta donde puedo crear de menos los «caracteres» necesarios para este?

En relación al soft: Conozco el mundo de la programación, y realmente «honestidad» no es una palabra muy conocida...

0
Reply
0
Guillermo Espertino
Sep 2009

Si la imprenta no acepta PDFs les envias un TIFF y punto. Y si no te acepta ni un PDF ni un TIFF probablemente lo mejor sea buscar otra imprenta. Coincido plenamente con Edisson, muchos parecen olvidar que el profesional es (o debería ser) el que está sentado frente a la máquina, no el software.

@Gustavo Martín: Es cierto que no hay flash libre, pero se puede vivir sin flash (de hecho las tendencias de Web parecen demostrarlo). En mi caso reemplacé After Effects con Blender+XCF Layers Suite sin mayores inconvenientes. Para lo que hago me alcanza perfectamente.

0
Reply
0
Oscar Freitas
Sep 2009

Lamentablemente no hay forma de competir siendo «legal» con alguien que es «ilegal» sobre todo por un tema de costos (habría que recuperar lo invertido en software). Solo queda que las empresas involucradas en el tema (lease Adobe) busquen la manera de parar esta situación y que ya no veamos «diseñadores» a cada vuelta de esquina, que compitan tan deslealmente usando software pirata, con estudios que apostamos por lo legal y lo correcto, pues no creo que estos puedan hacer sus diseños con lápiz y papel, que hasta para eso hay que tener una formación, que no creo que muchos «piratas» tengan.

0
Reply
0
Jocelyn Salas Tejedas
Sep 2009

Está claro que los soft, tal como el mismo hardware dan lo mismo cuando está el talento (puedes realizar geniales trabajos en un Mac o un PC «tarr lento»).

Marina plantea un punto que se da en todo el mundo y especialmente en Chile. Aquí el soft libre nos limita muchas veces, porque hay imprentas que, por ejemplo, aún manejan Freehand (les dices Illustrator y dicen «what!?») y se complican con los PDF. Entonces muchas veces, seal legal o pirata, no sacamos mucho con actualizarnos, menos cambiar el soft. Aquí en Chile, la producción del diseño en general aún es amateur.

0
Reply
0
Edisson Montoya
Sep 2009

Hoy hemos olvidado, gracias al mal enfoque que muchas veces tiene la educación universitaria y a la saturación creada por la competencia entre las compañías de software, que nuestros ancestros crearon diseños que ahora son referentes para nosotros sin acudir al uso de estos. «El software no hace al diseñador», simplemente es una herramienta que pude agilizar la reproducción de nuestras creaciones y por lo tanto deben primar los verdaderos fundamentos del diseño ante el costo o el tipo de software utilizado. Tal vez así algún día podamos crear una línea entre aquel que es y no es diseñador.

0
Reply
1
José Miguel Alías Ilarri
Sep 2009

No nos engañemos... el ordenador y el software son meras herramientas pero el diseño, hoy en día, depende directamente de ellas. Ocurre lo mismo con muchas otras actividades, profesionales o no.

Un piloto de Fórmula 1 es valorado por su valor y su pericia al volante pero sin un buen coche (y un padrino adinerado) no tiene nada que hacer en este deporte, por virtuoso que sea.

Actualmente todo proyecto gráfico depende del monopolio de Adobe más tarde o más temprano (generalmente todo diseño acaba convertido en PDF para reproducirse en imprenta). Así todo, Adobe no bajará precios jamás...

0
Reply
0
Ernesto Cortés
Sep 2009

No tendrás que preocuparte tanto. En el mercado del Diseño y sus insumos, como lo son los programas de diseño, existe gente que compra la licencia legalmente, y que decide compartirla con más usuarios por una cantidad razonable. Esto es completamente legal, puesto que este proveedor te instala este programa mediante su licencia, te cobra y te expide una factura por la que tu puedes comprobar que hiciste un gasto; que te ha costado y sobre todo que haz pagado un impuesto por este servicio. El precio lo pone el que pagó la licencia. Solo es cuestión de buscar. Eso es lo que crea los monopolios.

0
Reply
2
Gustavo Martin
Sep 2009

Está muy bien el software libre. De hecho el Gimp, el Inkscape y el Blender los miro desde su primeros pasos. ¿Pero que hacemos con flash? ¿After effects?. Desde mi punto de vista, no me genera ningún inconveniente piratearlos. Porque a las empresas multimillonarias monopólicas no les muevo ni las pulgas al hacerlo. Aparte que las cosas que se pueden hacer con los pagos, en los soft libres no se pueden. Es la misma historia Linux/Windows. Mientras haya estos monopolios, voy a seguir pirateando cómo lo hago hace 15 años desde las BBS. Y esto no me hace peor diseñador gráfico... al contrario.

0
Reply
0
Natalia Jacquier
Sep 2009

Nos dan solamente 600 caracteres para opinar así que voy a ir al grano. Me parece que una alternativa a lo que plantea Marina es justamente la utilización de software libre. En el caso del Inkscape (para diseño con vectores) que es el que estoy aprendiendo a usar, el problema más grave que detecté es justamtente lo que tiene que ver con perfiles de colores. Después es cuestión de acostumbrarse. Además es muy liviano, así como el Gimp para edición de mapa de bits o el Blender para diseño 3D.

En el caso de que surjan dudas siempre se pueden hacer consultas online a alguien con más experiencia.

0
Reply
0
Guillermo Espertino
Sep 2009

Me pregunto por qué a tanta gente le molesta tener que aprender a usar las aplicaciones libres, pero ven como una alternativa viable trabajar extra para pagar los precios (muchas veces abusivos) del software comercial. ¿Por qué un esfuerzo parece más justificado que el otro? Yo vivo del diseño con programas libres, tengo gestión de color, puedo enviar archivos a imprenta sin problemas y mi software es legal y gratuito. Haber ocupado algo de mi tiempo en acostumbrarme a usarlo me parece un costo más que razonable. Además poder reportar fallos y contribuir en el desarrollo es valiosísimo.

0
Reply
0
Mercedes Rivera
Sep 2009

Esto es una realidad que no podemos ocultar. Pero debemos hacer un esfuerzo en conseguir los programas de forma legal. Entiendo que de esa manera ponemos la profesión del Diseñador Gráfico en alto y nos evitaríamos pasar un mal rato con alguna auditoría. De los clientes, entiendo que si el trabajo es uno profesional, ellos pagan lo necesario por ese servicio.

0
Reply
0
Guillermo Espertino
Sep 2009

Se puede trabajar en diseño con software libre. Hay algunos inconvenientes, pero en su mayoría son cosas que se pueden superar con un poco de ingenio.

Yo trabajo con software libre haciendo diseño hace casi dos años, y si bien el proceso al principio costó, hoy estoy muy cómodo con las herramientas y cubre mis necesidades.

Tengamos en cuenta que muchísimos diseñadores (me tiento a decir que la mayoría) no suelen tener el conocimiento sobre espacios de color y herramientas avanzadas como para que el software comercial les sea imprescindible. ¡Vamos!, ¿cuántos calibraron siquiera su monitor?

0
Reply
1
Juan Fassino
Sep 2009

Dos cosas:

1) No coincido en que la piratería es por cuestion de precio: nadie paga algo que puede conseguir gratis.

2) El software opensource tiene demasiado camino por recorrer y nadie quiere usarlo para no tener que volver a aprender. Espero que los derechos de autor alguna vez no sean usados para cobrar, sino para reclamar autoría. ¡Igual le pongo todas las fichas al opensource!

0
Reply
0
Mauricio Martínez
Sep 2009

La solución sigue siendo la educación de una sociedad que no paga por el diseño, mientras se siga percibiendo como un oficio antes de una profesión el cliente no estará dispuesto a pagar más por el trabajo de los diseñadores. Si cada uno de los diseñadores comprara software original esto obligaría a incrementar los costos de producción de cada proyecto, esto claro en una utopía donde todos los que nos dedicáramos al diseño fueramos profesionistas y que todos usaramos programas originales.

0
Reply
0
Alberto Rodriguez
Sep 2009

Al final de tanto Fh, Ai, PSD, Ind, etc... Adobe tiene la solución para nosotros: PDF. Así que da igual el programa que uses, si termina en un PSD, x1, x3, x1a, o el que convenga. En un futuro, cuando todos, y sobre todo la industria, este adaptada al PDF, va a ser mucho más fácil, tener un soft libre no va a ser un problema.

0
Reply
0
Esteban Palladino
Sep 2009

El software debería ser más económico. La posición monopólica de Adobe, sobre todo luego de comprar Macromedia, y de Autodesk luego de adquirir Maya y XSI nos afecta a todos. 

El software libre sirve, pero todavía no está maduro y trae problemas porque todo el mundo utiliza formatos propietarios. Estos deberían ser abiertos, no CDR, ni AI, ni FLA, etc. O sea, se debería obligar legalmente a que aplicaciones de varios fabricantes graben y lean el mismo formato.

Con competencia habría baja de precios de software y todos podríamos tener todo legal. También habría que limitar actualizaciones inútiles.

0
Reply
0
Errol Rojas
Sep 2009

Marina y lectores, en CR la piratería pulula, casi que se trabaja a gusto sin miedo a ser sancionado y, por lo que leo, es un «mal» existente en todos lados. ¡Que bueno saber de un profesional honesto!

Pero no vale la pena oprimirse por esta situación-Como comentas tus clientes pagan lo que pueden sea pirata o no, pero si tu trabajo es bueno y te da para una buena calidad de vida, ahorra para que puedas obtener en algún momento soft legal. Eso sí, nunca piratees el diseño de tus colegas.

0
Reply
9
Alirio García
Sep 2009

A pesar de que ciertamente quedaría muy mal parado en una inspección, tal y como lo plantea Marina, sigo sin sentirme «pirata» del diseño. El abismo entre el software legal y la copia lo crea primero la empresa que con su precio se aleja de la realidad, en este caso latina. De buena gana muchos de nosotros invertiríamos en licencias de nuestros programas favoritos, si adquirirlas no significara literalmente, dejar de comer.

0
Reply
0
Cristian Cena
Sep 2009

Podemos hablar de piratería en tanto se robe algo, y sí, robar un Photoshop es piratería. ¿Acaso por aquí alguien pagó por su copia de Windows original? Sin dudas que preferimos T!, Adobe fontfolio y una larga lista de etcéteras.

¿Por que robar el trabajo de los demás si existen alternativas? ¿Le gustaría que le roben su exclusivísimo diseño? ¿No será la hora de migrar a Linux y aprender a diseñar desde el? Esta bien, tienen razón, en la imprenta les piden un «.cdr».

0
Reply
0
José Pérez Lorenzo
Sep 2009

Primero habría que definir pirata, y quien ha utilizado históricamente esta actividad. Yo acuerdo con lo que dice mucha gente, no tienen ganas de facilitar la venta.

En un mercado hay un acercamiento entre vendedor y comprador, ya que uno quiere vender y otro comprar. De esa manera se consigue un justiprecio. Actualmente tenemos una legislación internacional dominada por unos pocos países que dan normas y persiguen lo que no les interesa. Si vas por libre eres pirata, si te amparas en la legislación eres corsario y con derecho a honores.

0
Reply
0
Carlos Suárez
Sep 2009

El hecho de utilizar ciertas herramientas sacadas de internet, o «piratas» no significan un problema en el area del diseño. El problema radica cuando se convierten en una forma de plagio facilitando la actividad para la cual hemos estudiado.

0
Reply
0
Alicia Zúñiga
Sep 2009

Por un momento imaginemos un mundo sin piratería. Los softwares, los libros, la música, etc., estarían al alcance de pocos. Nada más injusto para paises en desarrollo en los que como el mío el salario mínimo nacional alcanza solo los U$S 85 mensuales.

Entonces, ¿quienes son las víctimas? Las corporaciones que condenan la piratería o la gente que se verá privada de herramientas de trabajo y conocimiento.

Ciertamente la piratería responde a una necesidad insatisfecha en Latinoamérica: precios justos.

0
Reply
0
Alberto Rodriguez
Sep 2009

Las empresas de soft, deberían cobrar porcentualmente por el uso (facturación), y ahí si todos tendríamos soft legal.

0
Reply
0
Eugenio Alanis
Sep 2009

El diseño no es pirata solo por la cuestión de licencias, pero debemos de ser flexibles. Debido a que tengo poco espacio en este foro, los invito a leer un texto que puede ayudar en parte a ilustrar la realidad que invita a muchos a irse «por la libre».

0
Reply
77
Alejandro Arrojo
Sep 2009

Con los avances tecnológicos, cada vez debería ser más difícil piratear o crackear un software, sin embargo cada vez es más fácil. LAs estadísticas indican que el 70% es ilegal. Esto significa que las grandes corporaciones son multimillonarias con el 30%. ¿Quien es más pirata entonces? La piratería es su sostén. Si aplican un sistema eficiente para no piratear, el 70% de los diseñadores se pasarían a otro soft, los cual obligaría a que ese otro producto sea el estándar de uso. Por ende ese 30% del que vivían tambien tendría que mudarse. «El que puede pagar que compre, el que no que copie».

0
Reply
0
Raúl París
Sep 2009

En la película El Taxista Ful un desempleado usa taxis que están parados para trabajar un rato. Toma prestada una herramienta que está ahí, para conseguir algo. Luego están los «ocupas», que entran a habitar casas que están vacías. También es sus marchas exigen «dinero gratis». No quieren trabajar porque el desempleo es una justificación del sistema para bajar los salarios. La «política» del software libre es que el conocimiento es universal y no puede ser monopolizado por ninguna corporación. Esto nos deja el camino libre para hablar sobre diseño, calidad, inventiva, destrezas, etc.

0
Reply
1
Germán Vegas
Sep 2009

Es probable que todo lo escrito anteriormente indique un posible escenario en el futuro, en que lo rentable de la profesión gráfica sea su valor creativo e intelectual. Los programas de open source podrían financiarse por las regalías que generan el pago de estos derechos. Lejano, pero posible.

0
Reply
0
Emiliano Ibarra
Sep 2009

Yo creo que la mejor opción es el open source. Todos los programas que se utilizan para hacer diseño, tienen su equivalente en software libre: Gimp, Inkscape, Blender, por nombrar algunos tienen iguales o mejores prestaciones, ademas de las comunidades que existen alrededor para prestar soporte. 

El diseño es solo una actividad pirata en la medida en que le diseñador realice malas decisiones al momento de elegir las herramientas. Para mi es un problema en la mentalidad. Tienen que entender que no hay ninguna cosa que uno haga en software pago que no pueda hacer en opensource.

0
Reply
0
Diego Enríquez
Sep 2009

Trabajo hace siete años en el medio, he pasado por tres empresas y en todas se utilizaba software pirata. Ahora estoy trabajando con dos amigos en un estudio de diseño. Estamos empezando, no tenemos un capital para invertir en software pero creo que es una meta. Acá en Ecuador casi todo el mundo trabaja con software pirata a excepción de algunas agencias de publicidad o estudios de diseño grandes. Hay mucha gente que trabaja en diseño, entre profesionales, estudiantes y empíricos. Ya que no hay un estándar de precios, estos son relativamente bajos y muchas veces no alcanza para trabajar con software legal.

0
Reply
24
Pier Alessi
Sep 2009

Este tema dará mucha línea que trazar. Lo digo porque soy de los que busco emprender un negocio «en serio», ser lo mas legal posible, y digo «posible» porque sabemos lo costoso que es mantener una licencia de paquetes de diseño originales, sobre todo si diseñamos, animamos o montamos páginas, viendo que lo que hacemos no se valora. En cuanto al software libre, deja mucho que desear por su desempeño y he leído por allí que su uso no es para sacarle provecho económico. En mi país hay personas que usan software pirata como algo natural, sin culpa, porque no hay cultura ni información clara de esto.

0
Reply
0
Esteban Acevedo
Sep 2009

Nosotros como diseñadores debemos tener en cuenta que la mayoría de cosas que hacemos no son de invención propia; siempre utilizamos recursos y nos basamos en algo ya inventado. En muchos casos reinventamos. Ahí es donde actúa nuestra creatividad, de nosotros depende complicar o simplificar las cosas, pero siempre los recursos que utilizamos son de alguien más, que a su vez lo tomo de otra fuente. Por otro lado los fabricantes de software saben y en algunas ocasiones crean licencias especiales para estudiantes, porque ellos mismos reconocen que sus licencias son muy costosas. Diseño NO «pirata».

0
Reply
0
Lila Pagola
Sep 2009

Creo que hablar de práctica «pirata» es mirar ésta y otras dinámicas creativas desde la óptica de los interesados en vendernos licencias de software, o pequeños cambios sobre creaciones colectivas con años de historia, como las tipografías. Nada de lo que hacemos es de nuestra absoluta creación, y nadie tiene derecho a monopolizar su uso: por el contrario, la riqueza está en tomar de la Cultura y devolverle cosas nuevas.

El modelo del software libre, ya mencionado, es un buen ejemplo de ello, potenciado por internet, pero sobre la base de un cambio de actitud ética sobre el propio trabajo.

0
Reply
0
Juan Bejar
Sep 2009

Hay que tener en cuenta también, que las licencias de los programas que usamos tienen un valor que es relativamente más o menos caro dependiendo del lugar donde se resida. En Argentina por ejemplo, comprar la licencia de un programa (por ejemplo de Adobe) es tan oneroso como comprar una iMac o, actualizar un hardware o, ampliar el negocio. Creo que en definitiva las licencias de los programas son demasiado caras para la realidad actual del diseño gráfico. En cuanto a los ingresos normales que genera, no es fácil encontrar el cliente que pague una campaña publicitaria completa, al menos aquí.

0
Reply
0
Luis Parra
Sep 2009

El concepto «pirata» tiene tanto de largo como de ancho. Existiendo alternativas como el software libre, lo que se debe hacer es propugnar por su utilización masiva, para forzar a las productoras de software comercial a reducir sus onerosas comisiones en beneficio de los usuarios. La otra alternativa es normatizar la práctica del oficio de tal manera, que todo el mundo se vea obligado a pagar por las licencias, e incluso los clientes a reconocer que el diseño es una práctica tanto o más seria que otras profesiones, aceptando pagar lo que realmente vale el trabajo. A todos nos toca por igual.

0
Reply
0
Fernando Escudero
Sep 2009

El tema es superficial. Se llega a éste debate porque previamente no se quiere reflexionar sobre la necesidad verdadera del diseño para la humanidad: la realidad muestra que no es necesario hoy en día todo esto.

0
Reply
0
Abel Solis
Sep 2009

Cuando era estudiante no tenía dinero para comprar software original, así que recurría a los programas piratas de la plaza de la computación. Ya cuando trabajé tuve el dinero para comprar software original. Moraleja: A la tierra que vieres, haz lo que fueres.

0
Reply
0
Patricio Correnti
Sep 2009

¿Por qué algunos diseñadores prefieren comprar un equipo Apple 100% original y después instalar ahí software ilegal de Adobe? ¿Cuántos diseñadores tienen la cultura de pensar cómo minimizar los gastos de hardware para poder luego gastar algo más en software original? Economizar y saber lo que estamos usando. Me parece que como comunidad estamos atrasados en el debate tecnológico.

0
Reply
0
Alejandra Alemán
Sep 2009

Lamentablemente desde que somos estudiantes de la carrera no se nos enseña esa cultura de adquirir los programas legalmente, y por supuesto que nuestros padres nos mandaran por un tubo si les decimos que a aparte de pagar la mensualidad o el semestre (que no es nada barata con las tareas y materiales) tengan que comprarnos un programita. No es que esté a favor de la piratería o no apoye la Ley, si no que, no estaría mal que Adobe tomara en cuenta ese lado, el estudiante de diseño que todavía no cuenta con sus propios ingresos y que necesita el uso de estos programas para trabajar y aprender.

0
Reply
0
Rodrigo Fabi
Sep 2009

Existe un Sistema Operativo llamado Ubuntu Studio, el cuál es gratuito. Este sistema es específico para la creación multimedia. Contiene todo tipo de aplicaciones que son alternativas, y en muchos casos equivalentes, a las aplicaciones privadas (adobe, autodesk, etc.). En el caso de que no quieras instalar un sistema operativo nuevo, muchas de estas aplicaciones, son multi-plataforma, así que las puedes instalar en tu sistema. Todo esto sin tener que pagar ninguna licencia, ya que esta es gratuita y libre.

0
Reply
0
Alberto Rodriguez
Sep 2009

Todos pasamos por eso, incluso las empresas, agencias de publicidad y estudios importantes, que se pueden permitir pagar software y no lo hacen. En cuanto a lo de las tipografías, es el mismo caso que el software. Todo es caro. Tendría que existir una manera de pagar según el uso... no se. No puede pagar lo mismo por el software alguien que factura 30.000 al año, que quien factura 3.000.000. Pero bueno, teniendo en cuenta de que el que factura 3.000.000, no tiene todo el soft legal, ¿por qué lo va a tener el que factura 30.000 y mucho menos el que factura 10.000?

0
Reply
0
Paul Zumbrink
Sep 2009

Hay dos cuestiones distintas en lo que menciona Marina. Por un lado el tema software y por otro las tipografías. Me parece mucho más importante para nosotros diseñadores el segundo. No hay que tener miedo a comprar tipografías, especialmente cuando se las va a utilizar en algo masivo. No ha sido mi experiencia que el precio de una tipografía decida si un trabajo se ejecuta o no. Estas no suelen costar mas de 50 dólares. Ahí podés sacarte la culpa de no reconocer a un colega tipógrafo, y corres menos riesgos en la difusión masiva. Si no Fontana te manda la policía tipográfica, :)

0
Reply
0
Jim Thompson
Sep 2009

Sencillo: utilicen dos computadores para ejercer diseño, uno con software pirata y otro con algo de programas open source de diseño. Si llegan a revisar tu lugar de trabajo explicas que trabajas con el de software libre y listo el pollo. Ya luego lo compran, cuando la gente de Adobe deje de ser atrevida con sus precios; o sea, por ahí en 85 años.

0
Reply
511
Mario Balcázar
Sep 2009

El software es demasiado caro para trabajar en Latinoamérica, donde el pago por proyectos de diseño es relativamente bajo respecto al equipo que se requiere, por ello la piratería. Además, desde la Universidad no se hace ningún hincapié por licenciar todo el software que usamos una vez graduados. Creo la pelota está de lado de Adobe y demás fabricantes, que encuentren un precio y estrategias razonables para vender su software en países latinoamericanos a costos más accesibles, de acuerdo al nivel de mercado que se maneja.

0
Reply
0
Gabriel Volonte
Sep 2009

Pretender usar soft legal es ir en contra de nosotros mismos. Las corporaciones como Adobe, Apple y Microsoft propician la piratería. Es estratégico, les conviene y las leyes están de su lado. Debemos entender que no nos van a ayudar. La piratería en Internet es parte de un plan de globalización, es necesario para su monopolio. Una alternativa como PHP es ampliamente usada, el open source es el camino.

Adobe está equivocada, ¿qué haría si sus usuarios piratas se mueven hacia un alternativa libre? En este caso, no debemos seguir la ley, la ley está en nuestra contra y no somos un margen.

0
Reply
0
Juana Merlo
Sep 2009

Lamentablemente son las reglas del juego. El diseñador puede ser muy creativo sin tener que usar Adobe, pero las vías para poder publicar algo es a través de estos programas. Hoy día hay un monopolio de ello, pero la realidad es que si estás lucrando con diseño, lamentablemente hay que comprar los programas en algún momento. Dependiendo en qué país se viva y cuan estrictas sean las auditorias, se comprarán más o menos rápido.

No se si es justo o no, pero lamentablemente es la ley y las reglas del juego.

0
Reply
0
Elena Ballinas
Sep 2009

En mi caso particular la mitad de mi suite instalada es legal, la compre directamente en el sitio del fabricante del software y se me entrego vía FTP. Eso disminuyó un 60% el costo. Y la otra mitad de la suite es pirata por razones económicas. No pude hacerlo al 100%, ahora con los proyectos que he tenido. Me he dado cuenta de que al cliente, sea otro profesional que trabaja por su cuenta, Pyme o institución sin fines de lucro, no le importa lo que inviertas o dejes de invertir. Lo que busca es resultados, así que sólo endeudé mi tarjeta de crédito por amor a la legalidad.

0
Reply
0
Eduardo Nava
Sep 2009

Hay que relajarse un poco, tu calidad como diseñador no se basa en si usas un programa original o no, el cual por cierto es bastante caro y sobre todo cuando cada tres semanas lanzan una nueva suite de Adobe. Yo creo que eso no debe de preocuparnos tanto y que me perdone el señor Adobe y el señor Microsoft.

Así mismo apoyo el uso de recursos gratuitos como fuentes, ilustraciones, imágenes, etc., ya que nos pueden llegar a ahorrar bastante tiempo, que como sabemos en esta profesión siempre es necesario. Sin que esto se convierta en una constante en tu trabajo, por que si no eres capaz de diseñar una fuente tipográfica, realizar una ilustración o tomar una buena fotografía por cuenta propia, creo que estas en la profesión equivocada.

0
Reply
2
Gustavo Martin
Sep 2009

Pienso que es una mirada un tanto paranoica. Es real que los precios son inaccesibles para un pequeño emprendedor. Pero quedate tranquila que a las grandes corporaciones poco les afecta esto. El ser profesional del diseño no se pauta por un software. A mi también me gustaría tener el pack de adobe original. Pero sean sinceros, ¿quién tiene Windows original? Hay cosas más importantes a pensar en nuestra disciplina que si uno le piratea a una empresa multimillonaria un soft. No por esto me voy a quedar afuera y no poder aprender cosas nuevas y hacer mi trabajo que tanto amo.

0
Reply
0
Mercedes Rivera
Sep 2009

Lo que estás exponiendo es una realidad que no podemos ocultar. Pero debemos poner en alto la profesión de Diseñador Gráfico a la vez de nuestra consciencia. Sé que es sumamente costoso los software legales, pero debemos hacer un esfuerzo y así evitarnos problemas legales en un futuro. Y si hacemos trabajos de calidad, nuestros clientes reconocen eso y los pagan como lo que es.

0
Reply
0
Juan Carlos Palau
Sep 2009

Siento decir que sólo el tema del debate ya me parece escandaloso. No respetar la propiedad intelectual de los demás (fotógrafos, tipógrafos, ilustradores, desarrolladores de software...), supone no sentir demasiado respeto hacia el trabajo propio, y en ese contexto difícilmente se puede hacer ninguna aportación al diseño. Lograr una cartera de clientes de calidad es la parte más difícil de este trabajo pero también la más gratificante. Un buen cliente es la base fundamental para realizar un buen trabajo.

0
Reply
39
Henry Ramirez Devany
Sep 2009

Inquietante y casi inevitable realidad, no solo se debe a que a los clientes les da igual si su diseño fue hecho con software legal o ilegal, sino también porque como bien lo dijiste casi ningún freelance puede costear la compra de los mismos, al menos no rentablemente. Y si a eso le sumamos que cada vez resulta más fácil la descarga no solo de software sino de trabajos de diseños completos, paquetes de fuentes, tutoriales robados, etc... Ah, y por si fuera poco la misma profesión del diseño gráfico esta pirateada por miles de seudo-profesionales. Como dije: inevitable realidad.

0
Reply
0
Andrea Alfaro
Sep 2009

No eres la única que trabaja con programas piratas o tipografias libres. Si fiscalizaran a todos los diseñadores, creo que ya muchos estarían tras las rejas. Como tu has dicho un cliente no pagara por una tipografía o te dara más dinero si trabajaste en un programa comprado. A ti te pagan por la capacidad que tienes de diseñar, por ser creativa, por tener la capacidad de solucionar problemas. No te pagan por usar un programa, pirata o no. Aparte el programa sólo ayuda a dar un orden a las ideas, ¡no las crea!

0
Reply
0
José Guízar
Sep 2009

Invertir en software legal o usar software pirata depende simplemente del valor que uno le da a su trabajo, de si uno siente que su trabajo vale lo suficiente como para invertir una porción de lo que gana en sus herramientas de trabajo o no. ¿Qué hacemos, diseño que le aporta al mundo, o diseño BASURA, de templates, de garigoles bajados de la red, como el que hacen 80% de nuestros colegas al menos en mí país?, que casualmente usan software pirata. Esto no tiene nada que ver con el precio, no hay excusas, deberíamos estar haciendo la diferencia. Simplemente, ¿qué queremos ser?

0
Reply
30
Luis Jaime Lara Perea
Sep 2009

Por lo que veo es alarmante la preocupación sobre la remuneración de nuestros servicios a tal grado que ahora cuestionamos la legalidad de nuestras herramientas. Cuando hablamos de resultados entre diseñadores usamos términos como PMS, tipografía, layout, etc. Pero, ¿con nuestros clientes?, a nosotros nos ha funcionado hablar de «inversión, utilidades, porcentajes de incremento de ventas, valor de marca, beneficio social, etc.». Cosas que ellos entienden, y muy bien. De este modo el trabajo es mejor remunerado, es más «rentable» para ambos. Así podemos estar actualizados en programas y equipos.

0
Reply
0
Daniel Hosoya
Sep 2009

Pienso que la calidad del diseñador no depende del software, y reconozco que hay esfuerzos que nuestros clientes no valoran como; son el crear una tipografía, pero no es para tener una excusa, no considero que sea una actividad pirata porque estoy de acuerdo de que podríamos comprar el software legal con una buena adm, o remplazarlo con software libre. Además la adm la empezamos desde que sacamos nuestro valor por hora. Lo que me parece trágico es que hay técnicos en diseño que venden como suyos lo que se encuentran en Internet. Al final el cliente te contratará por tu calidad de trabajo.

0
Reply
69
Manuel Guerrero
Sep 2009

Más que trágico, todo esto me parece lógico, es decir, cualquier actividad social es como una pirámide, en este caso al tope los más «legales», en la base los más «ilegales» (que son muchísimos más). Al leer las opiniones anteriores, veo que intuimos que esto se relaciona con la calidad del diseño y esto hace más sentido si pensamos que a medida que aumentas la calidad de tu diseño, también aumenta la atención sobre ti y por ende aumenta tu necesidad de «legalidad», en especial si participas en concursos o premios. Creo que las productoras de soft ven esto y de ahí los precios tan altos.

0
Reply
0
José Luis Alonso Espinosa
Sep 2009

Es un hecho, en México, la falta de creatividad se ha querido disimular con toda la parafernalia de los programas de computo: filtros, filtros y mas filtros caracterizan la «creatividad» del diseño. En la universidad, empieza el tortuoso camino: «si no sabes dibujar, no importa, para eso está el Illustrator o el Photoshop. En el ambiente laboral prefieren plagiar imágenes, fotos, ilustraciones, que contratar los servicios profesionales. En el mejor o peor de los casos las agencias acaparan todo. El software es lo de menos. Dignificar los estudios universitarios sería un buen inicio.

0
Reply
2
Eduardo Espinoza Espinoza
Sep 2009

Si pensamos que una suite cuesta 1400 dólares en la primera compra y lo prorrateamos a 2 años (en lo que sale la actualización), nos da un promedio de 2 dólares por día. Si a cada proyecto que realicemos le cargamos un mínimo % para la adquisición de equipo y software, al final del año podemos comprarlo sin ningún remordimiento. Creo que es más un problema de mala administración y de no querer invertir en nuestra profesionalización aparte de que es deducible.

0
Reply
0
Pablo Quiroga
Sep 2009

Con respecto a este tema, hay mucho para decir. Por un lado, el problema de la piratería radica en los elevados costos del software para trabajo profesional. Existen licencias educativas a precios mas económicos, pero siguen siendo inaccesibles para varias instituciones. La solución parcial es utilizar software Libre (Inkscape para reemplazo de Ilustrator, GIMP para Photoshop, Scribus para InDesign, por nombrar a los mas populares). Pero esto tiene sus problemas. En el articulo «Tecnología de Software en Diseño Gráfico» cubro un poco mas en detalle el tema.

0
Reply
5
Alejandro Merones
Sep 2009

Como bien refieren muchos colegas las empresas que venden sus paquetes de software, parecen no verse muy perjudicados por la piratería. Porque es muy simple, como mencionara con anterioridad, si ofreciera versiones light despojadas de todo tipo de parafernalia publicitaria no sé si todos, pero «una gran mayoría» trataría de tener sus programas en regla.

Evidentemente es una forma solapada de minar el mercado con sus productos, más allá de que distan demasiado de los soft de código abierto, eso los hace todavía más poderosos.

Saludos A Todos

Am DISEÑO

mail : amerones@gmail.com

skype : alemerones

0
Reply
0
Marcelilla Pilla
Sep 2009

El diseño es para todos. Las ganas de los diseñadores (de sofware, de producto, gráficos, de vestuario), de hacer productos fuera del alcance de la gente nos invita a participar de la piratería. ¿Para que hacer cosas que nadie puede usar? ¿De qué se trata el diseño entonces?

0
Reply
0
Miguel Angel Sánchez Rubio
Sep 2009

Lo preocupante es que muchos de mis colegas de profesión han dejado de pensar, de estrujarse el cerebro para comunicar algo mínimamente original y honesto; simplemente entran en Google y buscan lo que sea, o se nutren de Webs de recursos gratuitos (la red Envato, Smashing Magazine, Deviantart, etc.) y al final todos acaban pareciéndose demasiado entre sí. Eso es lo más triste, bajo mi punto de vista.

0
Reply
1
Edy Espindola
Sep 2009

Muy de acuerdo con los que dicen que es la creatividad la que caracteriza la profesión, no el simple uso de un software. Dado que, si hiciera falta, y como hacemos casi todos los días en el proceso de diseño, volveríamos al lápiz y al papel. No es el programa el que soluciona el trabajo, sino la habilidad del diseñador de generar la comunicación.

0
Reply
78
Andrés Gustavo Muglia
Sep 2009

Estimada Marina: creo que tu preocupación por la legalidad de tus herramientas no es compartida por quienes crean ese software. Ellos no se preocupan por las ventas ilegales de sus programas porque saben que eso contribuye más que cualquier campaña publicitaria a su difusión. Sin ese mecanismo Microsoft no hubiese erigido su monopolio. Estate segura de que el fabricante de software prefiere que utilices una copia trucha de su software a que uses una legal de la competencia o programas libres de derechos.

0
Reply
1
Martín Christian Fridman
Sep 2009

El diseño no es una actividad pirata. Deberíamos saber que el diseño no es la mayor o menor habilidad para manejar software, sino algo un poco más profundo. Si el debate es opinar sobre la ética y el fajo de billetes que queramos poner por un soft para no sentirnos ilegales, es otra cosa. Si hay tanto soft copiado dando vueltas y las empresas productoras no quiebran, tanto no les debe molestar. Que el árbol no tape al bosque.

0
Reply
0
Juan Carlos Jiménez Méndez
Sep 2009

Este problema en realidad es para todas las profesiones. ¿Cuantos utilizan software original? Lo que me inquieta más que el software, es el hecho de que pirateemos ilustraciones y fotos. ¡Ojo!, no podemos ser verdugos entre nosotros mismos y tomar lo que otros colegas ya han hecho con anterioridad. En el software el entredicho es el costo. En cuestión de utilizar fotos o ilustraciones, la justificación va a ser: «el cliente no paga lo que corresponde, no hay suficiente tiempo, etc.». Eso sí me preocupa. Ya es tiempo que nosotros los diseñadores valoremos más la profesión.

0
Reply
5
Alfredo Texis Michicol
Sep 2009

Creo que no debe haber software pirata por que así aparece más competencia para nosotros los diseñadores gráficos. Creo que debe haber un control para el software, para que no sea más pirata. Por otra parte estaría bien que no tuviéramos que comprarlo a costos altos, pero hay que tener más cuidado con la pirateria.

0
Reply
0
Sergio Cabrera
Sep 2009

Gracias a que hay software pirata, hay diseñadores piratas. El software ya se puede encontrar en todos lugares a un precio muy muy bajo (no estamos lejos de encontrarlo en una caja de cereal), debido a que la situación económica de la inmensa mayoría de la sociedad hace casi imposible adquirir los programas originales. Eso da lugar a que nos convirtamos en uno más de los piratas. En cuanto a si los clientes notan diferencia o no, pues la verdad no. Si lo haces con software pirata u original, al fin y al cabo es tu creatividad la que habla por ti, no la legalidad.

0
Reply
0
Diegoh Quintero
Sep 2009

El software pirata es un problema cultural como ya han dicho muchos aquí, y es cierto que debe comenzar a solucionarse en la educación. También creo que el software pago, es muy superior al software libre, y creo que podría bien ser mucho más económico (en lo personal conozco al menos cien colegas que utilizan software pirata. Entonces... ¿de que viven los fabricantes? El debate no debe ser qué tan «pirata» es la profesión, sino ¿qué estamos haciendo para transformarla? Quien conoce algún colega que sea legal sin pagar, que nos cuente su experiencia. ¡Todos queremos oír!

0
Reply
5
Alejandro Merones
Sep 2009

Estimada Marina: como bien mencionás hace ya un tiempo te encontrás desarrollando tu tarea de diseñadora Gráfica freelance y todavía observás que es muy difícil tratar de adquirir los paquetes de los soft pagos. Creo que en gran parte de Latinoamérica ocurre algo similar ya que las empresas desarrolladoras miden todos sus costos en dólares.

Una opción interesante sería adquirir esos programas, digamos en versiones light, sin packaging, sin carton contenedor, sin manual (que venga en PDF), en si entregar el DVD en una simple bolsa con el logo. Así los costos serían accesibles para todos.

0
Reply
1
Pilar Arias
Sep 2009

Las opciones de código abierto todavía no ofrecen la versatilidad de uso y las posibilidades creativas de los softs pagos. Sería bueno que éstos últimos fueran más accesibles (nadie está pidiendo que le regalen las herramientas de trabajo). Por momentos se tiene la sensación de que este oficio se vuelve elitista y excluyente. Quizás el sistema lo es. Cuando el diseño gráfico era asunto de tablero y no de computadoras, la situación de quien trabajaba era incuestionablemente legítima; hoy en día es imposible volver atrás en los métodos de trabajo, lo que lleva a mucha gente a quedar entrampada en este limbo laboral.

0
Reply
0
Roberto Herrera Pellizzari
Sep 2009

La alternativa real para que cambiar esta situación está en el software libre. Si bien, aún no tiene las prestaciones del software privativo, la forma de desarrollo necesita del uso de los diseñadores para generar más y mejores servicios. Es decir, en la medida en que usemos software libre y aportemos como diseñadores al desarrollo de este, las herramientas libres avanzarán hacia la perfección dada por la opinión de la masa. El problema es la disposición de los diseñadores de cambiar su mentalidad hacia lo «open source» e iniciar el circulo vicioso de mejorías que estos programas necesitan.

0
Reply
0
Sergio Braguinsky Carrera
Sep 2009

Como premisa me parece indiscutible. Por lo menos es la realidad de muchísimos de nosotros. Ahora bien, desde lo económico quizá haya que debatir muchas cuestiones (realidades de cada mercado, costos, amortizaciones, etc.), pero no sin antes sincerarse (si el soft fuera más barato, ¿lo compraríamos?). Un ejemplo es la tipografía: ¿quién puede decir que es caro que una variable de una excelente y versátil familia cueste 29 dólares? Aún así —estimo que en una notoria mayoría de los casos— seguimos sin incluir ese costo en nuestros presupuestos y apelando al «¿me pasás la Futura Light?».

0
Reply
1
José Miguel Alías Ilarri
Sep 2009

La nuestra es una profesión extraña, muy extraña en todos los sentidos. Qué pasaría si un carpintero tuviera que pagar 3000 euros por un martillo nuevo, 1000 euros más por cada empleado que osara utilizarlo y 1500 euros cada año para actualizar su flamante herramienta? ¿Y si le ocurriera lo mismo con la sierra, la lima, el taladro, el lápiz?, ¿Habría carpinteros en el mundo?

Los auténticos piratas son los fabricantes de software y los legisladores de la propiedad intelectual. Lo tengo muy claro.

0
Reply
0
Pedro Javier Gutiérrez Autero
Sep 2009

Antes que nada amiga Marina, es probable que tengas una inspección si llega este artículo a ojos de los inspectores, ya que tu declaración aparece con nombre y apellidos. 

Entrando al tema, a mi no me parecen excesivamente caros estos softwares. Lo que me parece barato es el precio al que se vende el diseño. Nosotros mismo y la competencia desleal son/somos los verdugos de la profesión.

Deberían de existir colegios oficiales como los de Medicina, Abogados, Arquitectos, Psicólogos, etc., que regulen el mercado profesional y que impongan un precio mínimo. El diseño es economía.

0
Reply
1
Pilar Arias
Sep 2009

Los programas de código abierto todavía no están a la altura de los pagos en cuanto a prestaciones. Es muy difícil trabajar con ellos y no brindan grandes posibilidades creativas. Ojalá algún día se vuelvan una opción o que el soft legal sea más accesible (nadie pide que le regalen las herramientas de trabajo) a los bajos presupuestos. Sería una manera de legitimar, para muchos, la práctica del oficio.

0
Reply
0
Arturo Moya
Sep 2009

Estamos atados «ideológicamente» al software privativo, y esto comienza —en muchos casos— desde la educación formal en todos los niveles. Aprendemos desde chicos a piratear (fotocopiar) libros y luego software. El que nos enseñan a usar en la escuela, en la Universidad (probablemente también pirateado). De eso hay que liberarse primero.

Por otra parte, la lógica de exigir a programas alternativos de Software Libre el grado de complejidad y desarrollo que tiene el software privativo para justificar la migración es errónea. Es comparar peras con manzanas.

Aunque con ambas puedes hacer tortas.

1
Reply
3
Fabricio Victores
Sep 2009

pagar casi 2000 dólares por la licencia Design Premium o 2500 por la Master Collection... casi imposible. Como dices, nuestra legalidad no mejoraría nuestra situación laboral y los clientes no sentirían ni verían la diferencia. Creo que esto va mas allá, estos costos están planeados para agencias, no creo que sean dirigidos al menos para mercados como los nuestros, que ganamos por mayor cantidad de trabajo realizado, especializándonos en las PyMes (que tienen presupuestos limitados).

Alternativas? pue si me muestran un software q tenga igual resultado y gratis lo usaria.

0
Reply
0
Arturo Moya
Sep 2009

Todas las profesiones tienen —lamentablemente— una faceta «pirata» (tampoco los contadores ni los médicos compran software legal). La piratería de soft —al igual que la reprografía ilegal— ya es una «práctica cultural». Se piratea software, se fotocopian libros, se baja música o películas ilegalmente, etc. Pero creo que no hay que rasgarse las vestiduras sino ensayar cambios.

El software que se «piratea» es el software privativo, propietario y comercial. El contenido que se piratea es el regido por el copyright. Pero existe software libre y licenciamientos alternativos. ¿Innovamos la praxis?

0
Reply
0
Ricardo Rojas
Sep 2009

Marina, yo me encuentro en México. trabajo en la profesión desde hace más de 10 años. Creo que en muchas partes del mundo tenemos el mismo problema. Tengo los mismos años trabajando igual que tu, pero creo que debemos de hacer lo posible por invertir en nuestra profesión y cambiar nuestra forma de ver las cosas. Claro, ojalá y los productores de programas voltearan a ver un poco este problema y con su ayuda y bajando costos, podríamos hacerles la compra a ellos y evitar este mal. Productores, véanlo por este lado, tendrían más ventas. Por lo pronto todavía no soy su cliente.

0
Reply
6
Alvaro Sobrino
Jan 2008

«La piratería de tipos es, si cabe, y a juzgar por las experiencias que me cuentan mis amigos tipógrafos, más dolorosa y sangrante que la de los paquetes de software o la de la música, o la del cine, o la de las fotocopias de libros. Porque si programadores, músicos, cineastas o escritores viven o esperan vivir de su talento, el tipógrafo es víctima de su propia obsesión, y no solo renuncia a poder vivir de su trabajo de tipógrafo, sino que además cae en las redes de la distribución, que como suele suceder en estos casos, son peores que el pirata de consumo». [...] «apoyemos a esos pequeños grupos de tipógrafos que anteponiendo la pasión al business investigan, proponen nuevas maneras de hacer, de entender y de vender el diseño de tipos. En ellos y no en los mercaderes está, sin duda, el futuro de la tipografía».

Del artículo Tipopiratería

0
Reply

Upcoming online courses

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
6 Agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019