Cómo ponerle precio al trabajo creativo

Cuánto vale la creatividad

El primer reto que enfrenta todo creativo al emprender, es no tener claro cómo y a qué precio vender su trabajo.

Samantha Rangel, autor AutorSamantha Rangel Seguidores: 7

Luciano Cassisi, editor EdiciónLuciano Cassisi Seguidores: 2016

Ilustración principal del artículo Cuánto vale la creatividad
Imagen de jcomp en Freepik

Son pocas, si es que las hay, las carreras de profesiones creativas que enseñan a determinar cuánto vale el trabajo profesional. No existen mallas curriculares o planes de estudios en los que la valuación del proyecto creativo forme parte de las competencias del egresado. Esto no deja de sorprender, por tratarse de profesiones en las que el emprendedor necesita comercializar sus habilidades en forma de servicios o productos «hechos a medida», cuya factura exige una dedicación de tiempo considerable, la aplicación de conocimiento muy específicos, y el uso de herramientas y materiales generalmente costosos, etc.

Al dar nuestros primeros pasos, la mayoría de los profesionales de las áreas creativas nos sentimos inseguros y suponemos que aún no contamos con un nivel profesional suficiente para ponerle a nuestros proyectos un precio que nos resulte rentable. Suponemos que antes debemos pasar años y años, hacer muchos trabajos «a pérdida», aunque logrando satisfacer a muchos clientes. Sin embargo, para conseguir contratos no es necesario presentar un track-record de todos los trabajos realizados previamente. Se trata de una fantasía con la que todos salimos de la universidad pero que no se verifica en la realidad.

Una opción para obtener experiencia y sentirse más confiado, es generar proyectos propios o ayudar a familiares o amigos con los suyos: si vas a regalar tu trabajo es mejor que sea a alguien que aprecias en lugar de beneficiar a un total desconocido. También puedes colaborar con organizaciones sin fines de lucro con cuyas causas te sientas identificado. El material resultante te servirá tanto para aprender de la práctica como para engrosar tu portafolio de trabajos.

Sin embargo, hay que tener muy en claro que los clientes no se consiguen mostrando portafolios sino ofreciéndoles soluciones a los problemas que ellos sienten que tienen. Y la forma de que te elijan entre tus competidores no es demostrando la calidad superior de tu trabajo –porque los clientes no saben distinguirla–, sino transmitiéndoles la tranquilidad de que serás capaz de cumplir con tu promesa. Si un posible cliente te pidiera que le muestres tus trabajos, obviamente tendrás que tener algo para mostrarle, pero solo si te lo pide, si no te lo pide será porque no le interesa. Así que concéntrate en comprender cómo puedes ayudarlo y prepárate para explicárselo con mucha claridad. La clave es ganarte su confianza, porque nadie contrata a alguien en quien que no confíe, salvo que le salga gratis. Y si trabajas gratis, difícilmente te tomen en serio.

Lo más difícil siempre será empezar. No tiene sentido esperar hasta ese momento en el que te sientas completamente preparado. Aún cuando tengas una maestría o dos licenciaturas, el tiempo corre y la competencia aumenta. Nadie desembolsa dinero porque sí. Tienes que ofrecer una solución a un problema que tu cliente tenga y se sienta molesto por tenerlo; y debes ofrecerle una solución clara y evidente, que le de la seguridad de que se lo sacará de encima. El precio ideal para que tu servicio le resulte tentador, tendrá que guardar relación con el grado de molestia que tu cliente sienta respecto de ese problema que le solucionarás.

Aún si no lograras encontrar el cliente que necesita tu solución, jamás debes trabajar gratis o por precios irrisorios, porque aunque a ese cliente no le cierre tu propuesta, tu conocimiento tuvo un precio, el tiempo que te costó adquirirlo, y tu trabajo siempre te llevará tiempo, lo cual es dinero. 

Muchos clientes creen –o te hacen creer que creen— que para ti es muy sencillo realizar el trabajo, y que no debería demorar ni costar mucho. La verdad es que si será difícil o fácil, si llevará mucho o poco tiempo, es un asunto tuyo. Ante la propuesta de cualquier proveedor, un cliente serio se limita a aceptarla o rechazarla. Cuando intenta rebajarte el precio, con el argumento que sea, no te preocupes por lo que diga. Ignóralo, si está negociando contigo es porque ya te seleccionó. Y si le dices que tu precio no se modificará –o que se modificará mínimamente a modo de atención–, aceptará lo que le digas. De lo contrario tendrá que empezar de nuevo, cuando ya te había elegido. Lo más probable es que prefiera no meterse nuevamente en un problema que ¡ya tenía resuelto! A su vez, al mantenerte firme en tu propuesta económica transmitirás esa seguridad que tu cliente necesita para elegirte con confianza. Y si te dijera que no, relájate, lo más probable es que ese no fuera un cliente valioso para ti ni para nadie.

No se sabe exactamente cuánto vale la creatividad, no tiene un precio fijo ni se puede tarifar, porque no todos trabajan igual, ni presentan su propuesta de la misma forma, ni le dedican el mismo tiempo, ni son igual de puntuales, ni tienen los mismos gastos que cubrir, ni las mismas aspiraciones. A unos les lleva mucho tiempo cada trabajo, otros son más rápidos. Las herramientas que cada diseñador utiliza –computadora, tableta gráfica, software...– son diferentes y tienen costos de adquisición y mantenimiento muy diferentes. La cantidad de variables es tan grande que no es posible tarifar seriamente los trabajos de diseño, los trabajos creativos.

Compararse con la competencia es muy difícil, incluso compararse con profesionales que se encuentren en tu mismo nivel de desarrollo. Esa comparación te dará una idea, generalmente muy parcial, de lo que se está pagando en el mercado, pero ese número no necesariamente coincidirá con el que tu cliente esté dispuesto a desembolsar. Porque así como del lado de la oferta las variables que definen los costos son infinitas, del lado de la demanda sucede lo mismo con la disponibilidad de desembolso: un mismo trabajo puede aportarle enorme valor a un cliente y valor muy bajo a otro, y, por lo tanto, el primero estará dispuesto a pagar mucho y el segundo muy poco. ¡Por el mismo trabajo!, ¡que te llevaría exactamente el mismo tiempo!

Supongamos que un precio que cubra tus costos y te deje una rentabilidad aceptable coincida con el del segundo cliente, el que está dispuesto a pagar poco. En ese caso, al primero, el que está dispuesto a pagar mucho más, ¿le cobrarías lo mismo? Como puedes ver, la suma de costos más un margen comercial es solamente el piso por el que puedes realizar un trabajo rentable, pero no hay un techo. Siempre encontrarás creativos que cobra menos que tu. Por eso las referencias de precio nunca te ayudarán, porque te impondrán un techo ficticio, que no tendrá relación ni con tu realidad ni con la de tu cliente.

La clave está en comprender el valor que le otorga tu posible cliente a la solución que le ofreces. Hay mercado para todos, y en lugar de pretender ganar todos los contratos al precio que sea, debes ser tu quien decida para quién te conviene trabajar.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
52
Votos:
61

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Cuánto vale la creatividad

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 17/03/2023

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Kinara Teran
0
Hace 4 meses

El autor tiene mucho razón al decir que debemos iniciar antes de ser unos profesionales ya que el tiempo pasas obviamente los clientes no vendrán por si solo o solo por qué eles muestres tu portafolio, ellos vendrán si tú les das una solución a sus problemáticas y si tú trabajo no está tan valorizado según por los años de experiencia inicia con algún familiar o alguien cercano ya eso te ayudará a ti mismo es mejor que ayudes al local de un conocido que a un desconocido y no valore tu trabajo y jamás debemos estar inseguros de nuestro trabajos y de la cotización

Esforzemos y no tengamos miedo

1
Retrato de Joel Benavides
0
Hace 4 meses

Concuerdo con tu comentario, es importante empezar desde antes a adquirir experiencia en nuestra profesiones para no permitir que nadie desvalorice nuestro trabajo, siempre que demos una buena solución y confiemos en nuestras capacidades no debemos tener miedo de cobrar lo que se debe.

1
Retrato de Pier Alessi
26
Hace 4 meses

Pienso que deberíamos detenernos mas ante los conceptos de "Problema del cliente" y "solución del diseñador", muchas veces el cliente tiende a confundir la idea de "solución" por "dámelo ya y por poco o nada" por el hecho de que no tuviste otra alternativa que engancharlo y según el cliente "no te costo hacerlo ni representó un costo de inversión", si antes muchos clientes insinuaban que con el PC todo estaba hecho, e incluso te imponían las ideas (nada coherentes con la necesidad) con la idea de "darte menos trabajo para pagar menos", ahora con la invasión de la IS (inteligencia sustituta) me imagino que terminaremos siendo literales ejecutores de software, ya hasta hace poco venían con imágenes de mock ups descargados de google y con pretensiones de hacerlo igual y luego sentarse a tu lado a ordenarte modificaciones sin que tengas derecho a intervenir como diseñador (entiéndase persona preparada en la comunicación visual)

0
Responder
Retrato de Joel Benavides
0
Hace 4 meses

El artículo me parce realmente importante puesto que habla sobre una realidad que tarde o temprano todos las personas afines a una carrera creativa tendremos que afrontar, la baja valoración de nuestro trabajo.

Me agrada que se analice el tema de la poca seguridad que podemos sentir acerca de nuestras capacidades lo que nos lleva a cobrar poco o nada por una labor que conlleva un gran esfuerzo y que por lo tanto las personas miren nuestro trabajo como algo sencillo y no valioso.

También estoy de acuerdo que debemos mantener la frente en alto y apreciar nuestro trabajo siempre buscando ofrecer soluciones únicas a los clientes que los convenza de que lo que hacemos vale la pena.

0
Retrato de Kinara Teran
0
Hace 4 meses

Si tienes mucha razón son problemas que se los presentan actualmente y más a futuro jamás debemos dejar pisotear nuestro trabajo y nuestros conocimientos adquiridos por qué somos nosotros los que sabemos más Aserca del tema que cualquier otro

0
Retrato de Camelia Mayté Mota Quilca
0
Hace 4 meses

Concuerdo con los comentarios de los dos, ya que me parece bastante bien que hagamos valorar nuestro trabajo el cual conlleva bastante esfuerzo y es que hasta adquirir un conocimiento para aplicarlo es valioso. Y es muy cierto que es una realidad que tendra que enfrentarse porque es lo que mas pasa con las carreras creativas, la gente muchas veces piensa que por ser creativos el trabajo saldra mas barato o inclusive gratis y eso no es asi. Cualquier trabajo tiene que ser valorado.

0
Responder
Retrato de Nayeli Suarez
0
Hace 5 meses

El autor tiene razón al señalar que la valuación de proyectos creativos es un tema importante que debe ser abordado en la formación de profesionales de estas áreas. La valuación es una parte esencial del proceso de venta y es importante que los profesionales estén preparados para negociar con sus clientes.

Los consejos que ofrece el autor son prácticos y útiles. Se centran en los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de fijar precios, como el valor que el cliente otorga al trabajo y la competencia.

El autor señala que no existe un precio único para el trabajo creativo. Esto es importante tenerlo en cuenta, ya que puede ayudar a los profesionales a sentirse más seguros a la hora de negociar con sus clientes.

0
Retrato de Bruce Erazo
0
Hace 5 meses

Me parece que tu punto de vista sobre este artículo es muy acertado en función a lo que el autor considera. La valoración siempre suele además de importante, muy necesaria al momento de considerar si un proyecto es viable o no.

Destaco el gran acierto de reconocer los consejos útiles que ofrece el autor y señalar cuando es el momento más oportuno para usarlos. Además, remarco la importancia que le diste a determinar que no existe un único precio ya que, como se señala, suele ayudar a que los profesionales se sientan más seguros. En general, me parece que tu análisis sobre este artículo tiene un planteamiento muy acertado y que llega a ser de suma importancia para determinar los puntos más relevantes sobre el mismo.

0
Retrato de Maak Zg
0
Hace 4 meses

Si, es muy acertado lo que menciona este autor y creo que es muy importante e interesante para las futuras personas que desean aprender. Para que las dos personas salgan beneficiadas.

0
Responder
Retrato de Mateo Maldonado
0
Hace 4 meses

Esta reflexión sobre el valor de la creatividad es muy esclarecedora y motivadora para aquellos que se embarcan en el mundo de las profesiones creativas. Aborda con sinceridad el desafío que enfrentan los creativos al determinar el precio de su trabajo, destacando la falta de orientación en las carreras creativas sobre cómo valorar adecuadamente sus habilidades.

Esta reflexión proporciona una guía valiosa para los creativos que buscan encontrar su camino en el mundo laboral, enfocándose en la autenticidad, la confianza y la comprensión del valor único que aportan a sus clientes.

0
Retrato de Evelyn López
0
Hace 4 meses

Estoy de acuerdo con tu opinión Mateo Maldonado, la reflexión sobre el valor de la creatividad tiene un poderoso impacto en la realidad a la que nos enfrentamos como estudiantes y futuros profesionales del ámbito creativo. La sinceridad con la que abordamos el desafío de definir el valor de nuestro trabajo refleja la falta de apoyo que encontramos en nuestra vida profesional. Esta valiosa guía destaca la importancia de la autenticidad y la confianza, aspectos importantes para quienes desean sobresalir en el mundo del trabajo creativo. Además, nuestro enfoque en comprender el valor único que brindamos a nuestros clientes brinda una perspectiva inspiradora y motivadora para enfrentar estos desafíos con tenacidad.

0
Responder
Retrato de Camelia Mayté Mota Quilca
0
Hace 4 meses

Estoy en total acuerdo con el artículo ya que existen muchas profesiones que requieren de creatividad, pero esto es necesario para poder solventar un problema, poder dar una solución eficaz, rápida, eficiente y obviamente creativa. Además está la parte de mostrar un trabajo y es cierto que los clientes no distinguen la calidad sino que se van por aquellos que saben que cumplirán con solucionarles los problemas. La confianza es importante porque vamos a ponernos en las manos de otros y con la carencia de la misma se nos hará difícil poder llegar al cliente. La competencia siempre va a estar presente y de cierta manera es bueno porque nos permite esforzarnos más y sobre todo trabajar de maneras disruptivas para hacernos notar en el campo laboral. La parte que más concuerdo es la de no trabajar de gratis, no se estudia para regalar el trabajo, los conocimientos valen y muchas veces por eso se cobra más que por materiales o algo parecido. Es que el tiempo que conlleva entender un tema y llevarlo a la práctica, aquellos aprendizajes adquiridos valen oro. No se puede cobrar por creatividad porque cada persona es creativa a su forma, se demora tiempo distinto a otros y el trabajo mismo es diferente. El mercado laboral está ahí, ya depende de nosotros el que hagamos valorar nuestro trabajo y a su vez nuestra creatividad.

0
Retrato de Juliana Martina Muñoz Hernández
0
Hace 4 meses

Estoy de acuerdo con tu opinión sobre que no debemos trabajar gratis, ya que se debe considerar el tiempo que se le dedican a los proyectos, los materiales, y en particular debemos tener en cuenta todos los conocimientos que hemos adquirido, siendo los que mas valen al momento de poner un precio a nuestro trabajo.

Asi, es necesario el comprender que nuestro trabajo y todo nuestro esfuerzo no debe ser menospreciado y dejarnos pisotear. Por eso tenemos que comprender todo el valor que tiene al momento de realizar y generar soluciones que resuelvan el problema que nos presenta el cliente.

0
Responder
Retrato de Juliana Martina Muñoz Hernández
0
Hace 4 meses

Considero que este articulo, es una gran ayuda para comprender acerca del valor que tiene la creatividad en los proyectos que se realizan, además, dar una explicación clara, sobre como debemos iniciar a ganar experiencia, sin tener que recibir pagos demasiados pequeños y sin menospreciar todo el tiempo que le dedicamos al proyecto.

También nos dice que podemos tomar referencias de precios y de personas que tengan una mayor experiencia que nosotros, así podemos desarrollar mejor nuestras capacidades.

Otro tema en que se centra el autor es sobre el tiempo que cada persona utiliza para generar una solución a un problema que nos presenta el cliente, en el cual cada persona usa sus propios métodos y herramientas. Conociendo así que cada persona tiene un diferente proceso para la ejecución de una solución, que además estos aspectos varian según el proyecto que se realiza y la persona con la que se trabaja.

0
Retrato de Jhon Morales
0
Hace 4 meses

Estoy de acuerdo con tu opinión, ya que como mencionas este artículo brinda una valiosa perspectiva sobre la importancia de la creatividad en los proyectos, destacando la necesidad de adquirir experiencia sin menospreciar el valor de nuestro tiempo. Ofrece claridad sobre cómo establecer precios y aprender de aquellos con más experiencia. Aborda la diversidad de enfoques y herramientas utilizadas por cada individuo para resolver problemas, reconociendo la singularidad de cada proceso.

0
Responder
Retrato de Miluska Gonzalez
0
Hace 10 meses

Este texto plantea la falta de enfoque en la valoración del trabajo profesional en las carreras de profesiones creativas. Destaca que, a menudo, los profesionales creativos se sienten inseguros al determinar el precio de sus proyectos y esperan tener un historial extenso de trabajos antes de poder establecer tarifas rentables.

Sin embargo, el autor sugiere que la clave no radica en demostrar la calidad superior del trabajo, sino en ofrecer soluciones a los problemas que los clientes perciben, y se enfatiza que los clientes no se obtienen únicamente mostrando el portafolio, sino transmitiéndoles la seguridad de que se cumplirá con sus expectativas, tambien se resalta la idea de que es crucial ganarse la confianza del cliente y ofrecer una solución clara y evidente a sus problemas y se advierte sobre la importancia de no trabajar gratis o por precios irrisorios, ya que el conocimiento y el tiempo invertidos en el trabajo tienen un valor.

2
Retrato de Mau Moreno
0
Hace 8 meses

Me parece un excelente articulo, el cual toca un tema "tabu" de las actividades creativas, puesto que en general hablar del dinero o de cuanto se debe cobrar es un poco pudoroso para algunos, pero un tema tambien frustrante para muchos, ya que es comun que muchos clientes no valoren el trabajo, especialmente cuando se empieza.

Está claro que, superada esa frustración inicial, todos a lo largo del tiempo adquirimos experiencia y le vamos dando un precio acorde al valor de nuestro trabajo, y la idea l seria que existuieran como en otras carreras una especie de tablas de aranceles progresivos segun niveles de experiencia y logros del diseñador.

0
Responder
Retrato de Sebastian Andres Sambrano  Venegas
0
Hace 4 meses

Me ayudó bastante a comprender la realidad de mi situación, vivo con la constante preocupación de que no tengo lo suficiente para demostrar un trabajo que destaque entre los demás (trabajo en general, responsabilidad, puntualidad y esmero). Sin embargo estos puntos de partida que saca a relucir el artículo, el hecho de hacerlo antes de ser profesional fomenta mucho el desarrollo personal para poder posicionarse en un buen punto estratégico y conseguir poco a poco tus clientes confiables, incluso el empezar trabajando desde cero con personas de confianza y enseñar tu trabajo y el cómo cumples tus promesas es un camino seguro que crece poco a poco.

0
Retrato de Alan Roberto Ruiz Barros
0
Hace 4 meses

Este artículo refleja totalmente la experiencia que vivimos nosotros los estudiantes de difernetes áreas creativas cuando nos adentramos al mundo laboral. En mi opinión, una de las partes más complicadas es ponerle precio a nuestro trabajo, porque a menudo caemos en la trampa de pensar que lo que hacemos no es lo suficientemente valioso como para cobrar lo justo. Hasta el momento, son pocos los profesores que nos han orientado sobre cómo negociar con los futuros clientes, y eso hace que todo el asunto de establecer tarifas se vuelva un tanto tedioso.

0
Retrato de Christian Jr
0
Hace 4 meses

Este articulo establece un punto importante en el mundo de la creatividad y el emprendimiento. Determinar el valor de la creatividad es, de hecho, un desafío significativo.

Pero también es una oportunidad para que los diseñadores gráficos demuestren y comuniquen el esfuerzo e impacto que su trabajo puede tener.

Estoy totalmente de acuerdo con la perspectiva expresada de mis compañeros ya que iniciar antes de convertirse en un profesional establecido es un desafío muy difícil, Debemos aprender a construir redes desde un principio y demostrar el valor de nuestro trabajo son pasos muy importantes y efectivos para una buena atención al cliente. Este enfoque también contribuye a superar la inseguridad desvalorizando nuestro trabajo,por eso es bueno establecer una base sólida para el desarrollo profesional de cada diseñador.

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 mayo

Tipología de Marcas

Tipología de Marcas

Criterios y herramientas para seleccionar el tipo adecuado al diseñar marcas

15 horas (aprox.)
1 mayo

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 junio