¿Conviene participar en concursos de diseño?

Reflexionar sobre las implicancias de este tipo de certámenes nos permite decidir participar o no, evitando frustraciones.

Fernando Alemán, autor AutorFernando Alemán Seguidores: 8

«La mejor victoria es vencer sin combatir».

Sun Tzu. El Arte de la guerra.

Es bonito, resiliente y hasta autocomplaciente no querer sentirse derrotado por más de cinco minutos. Esa es una de las etapas del luto. Es una reacción normal y terapéutica que surge como defensa y perdura hasta que el «Yo» consiga asimilar gradualmente el golpe: shock e incredulidad, negación que dura horas, semanas o meses. Es mejor enfrentar la pérdida sabiendo que no querías ser derrotado, pero eras consiente de esa posibilidad. En este sentido tener esperanzas y lo contrario a la vez, es, a mi entender, una manera sensata de abordar la posibilidad del resultado de una experiencia como esta. 

Los concursos de diseño suponen para los participantes una buena dosis de trabajo especulativo, donde el principal ganador no es el laureado, sino el organizador del concurso, que obtiene por muy poco dinero una enorme cantidad de propuestas creativas que tendrían un costo altísimo si se tratase de contrataciones normales. Pero dejemos de lado ese aspecto, a veces es mejor tener paz que tener razón. Hacer un trabajo sin saber si se obtendrá una recompensa es algo que, evidentemente, no le conviene a nadie.

En general los modelos de convocatoria masiva producen insatisfacción para todos los participantes a excepción del ganador (cuando lo hay). Pese al esfuerzo que se haga (que puede dar excelentes resultados o no) los perdedores pierden vitales horas de trabajo que no les serán reconocidas jamás. Mientras tanto, los organizadores y ganadores se llevan la publicidad y una solución que tendrá repercusión a largo plazo. ¿Acaso es posible organizar un concurso que deje satisfechos a todos los participantes?

No suelo ventilar protesta sin propuesta. En esa línea propongo un modelo de concurso más justo y eficiente, en el cual los participantes sean invitados y presenten sus portafolios antes de invertir horas de trabajo no remuneradas. Luego de filtrar las carpetas, la organización podrá seleccionar a uno o más profesionales con los que desee iniciar un vínculo comercial saludable. Eso sí sería justo, en la medida en que implicaría el respeto por el trabajo ajeno. Por otra parte implicaría reconocer las posibilidades de lo que es posible obtener con un techo presupuestario. No se me escapa que esta propuesta apela más a la ética que a lo conveniencia de quienes organizan concursos. Es por ello que desde las instituciones educativas se discuta este tema con los futuros profesionales, contrastando posiciones respecto a este fenómeno creciente de propuestas de trabajo especulativo.

Entender las implicancias que tienen los concursos de diseño ayuda a evitar frustraciones, para que seamos menos gladiadores de la ofensa perpetua en redes sociales y que seamos más seres humanos e instituciones satisfechas con los resultados. En lo personal ya no participo en concursos en general, pero he reflexionado mucho sobre eso. Lo importante es que ahora tengo una posición sobre el tema.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
22
Votos:
18

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo ¿Conviene participar en concursos de diseño?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 18/10/2017

Descargar PDF

Ilustración principal del artículo ¿Me gusta o funciona?
¿Me gusta o funciona? Muchas veces somos gestores de complacencias y no de soluciones. Si funciona para un propósito, ¿qué es lo que hace que me guste? Y si no me gusta, ¿cuáles son los aspectos que hacen que así sea?
Ilustración principal del artículo La elocuencia muda
La elocuencia muda El mayor peligro que puede presentarse en el desarrollo de una aproximación a la alfabetidad visual, es intentar sobre-definirla.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Claudia Ayala
0
Dic. 2017

Me parece bastante comprensible tu pocisión como Diseñador Gráfico con años de experiencia. En mi caso, yo aún estoy en formación pero entiendo que no es para menos exigir una mejor mecánica de concursos. Aunque no me sorprende tu inconformidad, esta profesión es frecuentemente incomprendida y desvalorada y no es inusual que sufra de este tipo de contratiempos. (Al menos en mi país)

En todo caso, al final del día, creo que queda en cada diseñador ver si le es conveniente el participar o no. Pues, considero que los concursos pueden funcionar como una plataforma de practica para alumnos como yo, para así desarrollar más habilidades y crecer como diseñadores .

0
Retrato de Fernando Alemán
8
Dic. 2017

Claudia, muchas gracias por tus palabras. Mi intención es precisamente recurrir a ese bagaje para estas reflexiones y la idea es dar un panorama desde otra mirada para los que están empezando y reconsideren cada vez que se involucran en un proceso de éstos.

0
Responder
Retrato de Emilio Insua
0
Dic. 2017

Gracias por tu gran aporte Fernando, muy interesante el enfoque realista que expones sobre los concursos de diseño y que en parte no lo había considerado de esa forma. Sin embargo, creo que un elemento fundamental al momento de querer participar en un concurso (sea cual sea su naturaleza) es conocer la dirección, personas encargadas e historia / reputación (si es que la poseen) del concurso a participar. Con el fin tener una noción de qué se puede esperar de aquel concurso y si es beneficioso para nosotros formar parte de aquel concurso.

0
Retrato de Fernando Alemán
8
Dic. 2017

En parte lo que mencionas es clave para considerar participar o no. Creo que la pregunta pricipal sería: ¿Quién se beneficia?

0
Responder
Retrato de Jhon Salazar
0
Jhon Salazar
Nov. 2017

cualquier participación en un concurso de diseño es una ventana que se te puede abrir para dar a conocer tu trabajo, pienso que en realidad no es una perdida de tiempo el echo de tener que participar en un concurso, por el contrario es muy importante para tu portafolio tener una experiencia de estas así no ganes, ademas el tiempo que se invirtió en la propuesta no es tiempo perdido sino horas de aprendizaje.

1
Retrato de Fernando Alemán
8
Dic. 2017

Es cierto lo que mencionas, sin embargo en parte mi punto de vista está vinculado a la idea de la rentabilidad que se supone todo profesional de lograr para garantizar su estabilidad material.

0
Responder
Retrato de Jorge Correa
0
Nov. 2017

Si bien es cierto entiendo tu punto y me gusta tu artículo, no comparto tu opinión. Un estudio previo del portafolio suena más como una entrevista de trabajo que como un concurso de diseño. Además, el tener un portafolio robusto y lleno de trabajos te da una ventaja enorme sobre alguien que recién entra al mundo del diseño y al final de cuentas a quien favorece, aun más que con el modelo actual, es al organizador que se lleva un trabajo ganador y que además tiene el respaldo de un diseñador con el portafolio suficiente como para ser material de concurso.

1
Retrato de Fernando Alemán
8
Dic. 2017

Lo de las desventajas respecto a los novatos es algo a considerar en esta propuesta de modelo. A mi entender sigue siendo concurso porque los organizadores continúan eligiendo al más apto sin el inconveniente de tener que trabajarles gratis.

0
Responder
Retrato de Jorge Luis García Fabela
133
Nov. 2017

Lo que propones es una invitación selectiva de participantes, de conocidos - para que se revisen portafolios - lo que ya sería una selección previa para trabajar con dos diseñadores .un concurso entre dos amigos o conocidos?. Esa no es la idea de un concurso. Un concurso debe ser abierto para todos aquellos que puedan tener la oportunidad para competir sin ser conocidos, para ser seleccionados, ser ganadores por su talento.

Concursar es arriesgarse y dejar abierta la posibilidad para aquellos quienes tengan talento, - y no necesariamente para los que tengan contactos, relaciones, amiguísimos y portafolios - puedan desarrollarse con igualdad de oportunidades.

Quienes no quieren arriesgarse ni frustrarse simplemente no participen. Los concursos son una manera de medir talento por comparación independientemente de que después nos parezca justo o injusto el resultado.

1
Retrato de Fernando Alemán
8
Dic. 2017

Gracias por su opinión. En ninguna parte de mi escrito pretendí invitar al nepotismos de ninguna forma.

0
Responder
Retrato de Daniel Molina
0
Nov. 2017

Gracias por tu consejo, me parece perfecto lo que dices. Lamentablemente es mi pesar informar que yo fui co-organizador de un concurso de dibujo, el organizador tuvo piezas de arte de una muy buena calidad sin casi ninguna inversión peor mas de la mitad de los concursantes sintieron que su tiempo fue desperdiciado. Gracias al método que has propuesto este se reducirá al mínimo.

0
Retrato de Fernando Alemán
8
Dic. 2017

Gracias, Daniel. ¡Qué bueno que te aportó algo!

0
Responder
Retrato de Soraya Boudin
0
Nov. 2017

Siempre es bueno tener la experincia, aunque sea creo que participar una vez puede ser enriquecedor. Muy bueno tu artículo.

0
Retrato de Fernando Alemán
8
Dic. 2017

Gracias, Soraya

0
Responder
Retrato de Asdeideas Panamá
0
Oct. 2017

Totalmente de acuerdo con lo expuesto en este artículo. Los concursos se han convertido en una forma fácil para el que lo implementa de obtener una bandada de propuestas gratis. Me parece mucho mejor lo que propones de un primer filtro donde se estudien los portafolios de los concursantes y que luego pasen a una segunda etapa.

Buen contenido. Saludos!

Asdeideas Panamá.

0
Retrato de Fernando Alemán
8
Oct. 2017

Gracias. Saludos,

0
Responder
Retrato de María Elisa Cedillo
1
María Elisa Cedillo
Dic. 2019

Muchas veces en estos concursos te llaman la atención con remuneraciones muy llamativas, pero resulta que es la inversión total y de ahí dividen para primero puesto, segundo y así. Alguna vez concursé un uno y el proceso es súper largo y al final no te dan justificaciones buenas. Aparte me pongo a pensar en todas las propuestas que les llegan, ¿qué puedes hacer si "no eres el ganador" pero ves tu diseño usado de todas formas? ¿Cómo afrontas a una multinacional siendo tú una persona corriente? Me parece muy buena tu propuesta de concurso, es mucho más honesta y justa para todos.

0
Retrato de Pedro Merchan Valdez
0
Dic. 2019

Hola Fernando, me fascina tu punto de vista de la situación actual de los concursos de diseño. He participado en muy pocos pero entiendo tu punto de la insatisfacción que produce el participar en ellos sabiendo que no están planteados de manera correcta ni evaluados como deberían ser creo que como tu lo mencionas es imprescindible una reestructuración de los mismos para poder captar la atención de más diseñadores y compartir una competencia sana donde podríamos aprender del trabajo del otro y mejorar.

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
1 octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología...

20 horas (aprox.)
1 octubre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
1 octubre