Vivir del diseño es posible

Quieres vivir del diseño como todos los diseñadores. Muchos lo desean, algunos lo consiguen. Y de este último grupo, unos pocos obtienen reconocimiento por su trabajo.

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires Seguidores: 739

Opiniones:
19
Votos:
52
Compartir:

Leí en Linkedin el siguiente post:

«Hago diseños gratis. Por mi falta de experiencia no me llama nadie, pero tengo mucho talento y quiero tener un buen portafolio. Así que si usted precisa diseños para sus flyers, redes sociales y demás, mándeme un mensaje por privado y con gusto atenderé su solicitud».

Si quieres vivir del diseño, como primera medida tienes que dejar de hacer algunas cosas que estás haciendo y comenzar a hacer algunas cosas que no estás haciendo. Además, debes tomar conciencia de algunas actividades que todo el mundo realiza, y que desde el punto de vista de los resultados esperados, están al revés. Resumiendo: para vivir del diseño tienes que hacer lo que tienes que hacer. Voy a contarte algo que ya sabes (y si no lo sabes, sería muy bueno que lo sepas):

Vivir del diseño no es un hecho independiente. Vivir del diseño es una consecuencia, que depende de ganar en forma continua la cantidad de dinero suficiente para poder trabajar únicamente como diseñador. Eso significa que, mes a mes, ingrese a tus bolsillos más dinero –por diseñar– del dinero que te cuesta (que sale de tu bolsillo) la actividad de diseñar. Y ese saldo, o resultado producto de los ingresos menos los egresos, es suficiente para mantener tus gastos. Esto lo entiende casi todo el mundo.

Entonces, tienes que tener una idea de cuánto cuesta tu actividad, para saber si la cantidad de dinero que cobras por un proyecto es superior a lo que te ha costado (para tener un sobrante, que es lo que te permitirá «vivir del diseño»). Esto también lo entiende casi todo el mundo, pero son muy pocos los que logran entenderlo con claridad. Por eso la mayoría no vive del diseño.

Además, para vivir del diseño hay que tener clientes, y para tener clientes hay que tener la habilidad de conseguirlos y mantenerlos (ya sea porque te han sabido recomendar otros clientes que has tenido, porque has salido a buscarlos, o porque has tenido la buena fortuna de estar en el lugar justo en el momento adecuado). Si no tienes clientes o los que has tenido no generan la cantidad de recomendaciones para tener nuevos proyectos, debes trabajar en ese aspecto. Esto también lo sabe casi todo el mundo, pero la mayoría no sale a buscar clientes, porque no sabe cómo hacerlo, ni por dónde empezar. Por eso no viven del diseño.

¿De qué forma piensa su proyecto (o su estudio) un diseñador?

Por lo general, un diseñador piensa la secuencia de su proyecto profesional de la siguiente manera: desde lo que hace (diseñar), a los resultados que quiere (vivir del diseño). Es posible que arme su portafolio de trabajos, lo publique en algún sitio (donde hay otros miles de portafolios de otros diseñadores) y lo empiece a mover entre amigos y colegas (también diseñadores, no potenciales clientes), esperando que esa única acción dispare la consecuencia deseada: conseguir clientes. En algunos casos participa de concursos de diseño, esperando ganar y que, de esa circunstancia, surjan proyectos y clientes. Por eso la mayoría no vive del diseño, porque planifica en función del «milagro», y espera que suceda.

Ahora pensemos la secuencia al revés; o sea, empezando desde el resultado deseado: vivir del diseño. Para esto necesitamos conseguir clientes. De esta forma, podemos pensar en lo que debemos hacer (no lo que queremos o podemos hacer) para lograr la meta.

¿Qué hay que hacer para conseguir clientes que me paguen mayor cantidad de dinero del que me cuesta trabajar para ellos, en forma continua?

El «qué y cómo hacerlo» es parte de un proceso de trabajo por el que ya han pasado varias docenas de creativos que han trabajado conmigo, que hoy están obteniendo resultados positivos y viven del diseño. Algunos de ellos ya están trabajando en otra etapa, porque ya han estabilizado su proyecto —ya pasaron por esta situación— y buscan otro nivel de desarrollo. Los problemas que tienes no son problemas de diseño, son problemas de gestión.

Cuando perfeccionas tus habilidades creativas (de por sí muy buenas), dejando de lado el aprendizaje que te permita vivir de esas habilidades, estás ubicando el carro por delante del caballo. Aprende sobre gestión, sobre comercialización, para complementar lo que ya sabes con aquello que debes saber. Una forma de comenzar, es acceder a mis anteriores artículos en este mismo espacio. Accede a ellos desde mi página de perfil. Para continuar, puedes leer mi libro Diálogos con diseñadores disponible para descargar en forma gratuita.

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires Seguidores: 739

Opiniones:
19
Votos:
52
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Vivir del diseño es posible

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 02/10/2018

Descargar PDF

Fernando Del Vecchio

Más artículos de Fernando Del Vecchio

Título:
Rechazos positivos
Sinopsis:
Si no trabajamos en la comunicación de lo que somos y lo que hacemos, serán los clientes quienes lo definan de acuerdo a su mejor entender.
Compartir:
Título:
¿Cuál es el problema detrás del pedido del cliente?
Sinopsis:
El diseñador debe comprender el problema detrás del pedido del cliente, para poder presentarle una propuesta técnica y económica acorde al nivel profesional que desea proyectar.
Compartir:
Título:
Mis clientes no me valoran, ¿qué puedo hacer?
Sinopsis:
Una excelente excusa para no hacernos cargo de una situación que exige nuestra atención: el perfil de diseñador debe transformarse.
Compartir:
Título:
¿Cómo vender diseño?
Sinopsis:
Cuando el concepto de cliente no está claro, surgen dificultades para desarrollar habilidades de gestión que orienten adecuadamente el proyecto profesional.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Sheyla Torres
0
Sheyla Torres
Hace 9 meses

Es cierto que debemos pensar cuánto se podría cobrar por un diseño, pero también es cierto que se debe ser consciente en el momento de llegar a un acuerdo por la elaboración de ese diseño. Nunca es tarde para aprender algo más acerca de la comercialización de un producto, para cobrar lo justo y, sobre todo, tener la seguridad de que hemos satisfecho las expectativas de un cliente, que a la larga será nuestra mejor referencia para futuros trabajos

0
Responder
Retrato de Antonino Nieto Gando
0
Antonino Nieto Gando
Hace 9 meses

Gran aporte que has dado. Considero que la gestión de clientes en un diseñador es más difícil que el propio diseño a veces. Es por esto que hay que ser precavidos al momento de poner precios, fechas límites, adelantos, etc.. para poder cubrir bien de nuestros gastos. Hay que analizar bien nuestros gastos y considerar los precios para que así podamos vivir del diseño. Nadie dijo que ser diseñador era fácil.

0
Responder
Retrato de Elvira Dominguez
0
Elvira Dominguez
Hace 9 meses

Vivir de diseño es posible, sino no hubiera en el mundo personas que lo hagan. Ahora hay que tomar en cuenta que esto es una profesión y debe apasionarte, debe recorrer por tus venas el deseo de poder lograr conectar con los clientes para poder darles un trabajo de calidad que llegue a comunicar y perdure a lo largo del tiempo, así lograrás enganche y podrás tener la mejor publicidad que es la de boca a boca, mientras más hablen tus clientes de ti, mejor.

El diseño tiene valor, no todos entienden que la creatividad y las horas utilizadas en la creación de un proyecto le quitan importancia y así aparecen aquellos que "regalan su trabajo". Hay que tomar en serio esto, es un trabajo así como muchos otros y debe ser respetado. Ahora bien, para esto no solamente es necesario un portafolio bonito, sino, contenido, sin esto es solo algo más en el mundo.

0
Responder
Retrato de Eduardo Vaca
0
Eduardo Vaca
Hace 9 meses

Es tan cierto esto que por buscar mejoras en el portafolio nos olvidamos de gestionar estos mismos, para que así puedan ser comercializados. En mi opinion el trabajo que hacemos tiene un valor importante como para ir regalándolo, si sucede esto es porque algo de lo que hacemos no esta bien y ahi es el momento de complementar lo que ya sabes con lo que tienes que saber. El valor de un diseño tiene que partir desde el diseñador y así este pueda trasmitirlo. Buen articulo!

0
Responder
Retrato de Christian Benítez
1
Christian Benítez
Hace 10 meses

El diseño no es un hobbie, es una profesión y si deseamos que las personas dejen de percibirlo como algo que pueden recibir gratis o que no tiene valor debemos dejar claro que vivimos del diseño, que nuestro trabajo tiene valor y no simplemente buscar ganar experiencia o un portafolio bonito y llamativo. Es común encontrar casos en los que muchos diseñadores se encuentran con personas que piensan que la creatividad no tiene valor y que las horas que empleamos en crear algo desde cero no tienen importancia y se rehúsan a pagar al final porque no les gusto o porque les parece muy caro, entonces por que cuando van al médico acceden a pagar por una consulta médica donde el doctor solo los envía a realizarse exámenes. El diseño tiene valor y debemos dejar de regalar el trabajo si deseamos ser tomados en serio. Debemos empezar a proponer estrategias para cambiar la percepción que se tiene sobre nuestro trabajo, dejar de esperar el milagro y empezar a trabajar realmente para vivir del diseño.

0
Responder
Retrato de Andres Mendoza
0
Andres Mendoza
Hace 10 meses

Me pareció muy interesante este articulo porque nos da una visión más clara de cómo manejar nuestro trabajo como diseñadores. Si bien es claro, el diseño no es tan bien valorado en todos los países pero es nuestro deber lograr que las personas vean que tan importante es el diseño y como se muestra en nuestro entorno a diario. También es importante que nosotros mismos tengamos bien claro el valor de nuestro trabajo, no solo por lo monetario que puede representar sino lo que demanda en tiempo el diseño desde el momento en el que empezamos estudiarlo, lo mucho que hay que instruirse y crear. Por eso es importante tomar muy en cuenta los puntos que se mencionaron en este articulo porque así podremos ser mejores profesionales.

0
Responder
Retrato de Daniela Zea
1
Daniela Zea
Hace 10 meses

Es muy cierto lo que dices y casi parece muy obvio, pero vale la pena recalcarlo porque al día a día no siempre lo tomamos en cuenta: Salir a buscar clientes es muy importante si realmente queremos vivir de nuestra profesión. También me parece genial que menciones la importancia de aprender de gestión, porque es algo que definitivamente me vendría bien a mí en este momento.

Estoy en un punto en el que estoy cerca de finalizar mis estudios y enfrentarme al mundo real. Ya he tenido la oportunidad de trabajar con algunos clientes freelance. Y a través de esta experiencia he aprendido que tratar con clientes reales no siempre es fácil, a veces puede ser un reto. Y aunque yo si confío en mis habilidades como diseñadora, el siguiente paso que debo tomar es enfrentar el miedo a salir de mi zona de confort y promocionar mis servicios profesionales. Yo y mis amigas planeamos lanzar nuestro propio estudio de diseño, por lo que tus sugerencias nos van a ser muy útiles.

0
Responder
Retrato de Michelle Rivadeneira
1
Michelle Rivadeneira
Hace 10 meses

Considero que tienes mucha razón al hacer el hincapié en que muchas veces, nosotros los diseñadores nos enfocamos en mejorar tanto nuestro portafolio con la intención de que esta funcione como herramienta para conseguir clientes, sin embargo es verdad que la mayoría de las veces solo se queda en Instagram, por dar un ejemplo, y estos no llegan a ser vistos por potenciales clientes; y es aquí donde radica el asunto. Si bien a los diseñadores nos encanta mejorar nuestras técnicas para desarrollar diseño, dejamos en segundo plano técnicas que quizás no se relacionan con nuestra carrera, pero la complementan y son absolutamente necesarias, considero que este artículo pudo haber recalcado un poco más este ámbito, de todas maneras, me ayudó a caer en cuenta que debo practicar mis técnicas tanto como para tratar con clientes, como para poder inculcar la idea de que estas personas están necesitando de mis servicios, y que soy su mejor opción.

1
Responder
Retrato de Miguel Delgado
2
Miguel Delgado
Hace 10 meses

Siento que el punto central de este artículo es el balance entre desarrollar tus destrezas de diseñador y tú para habilidad vender tus servicios. Y esto es algo con lo que me veo reflejado de forma personal. Yo he dedicado muchas horas a dominar el software de diseño o aprender aspectos teóricos, pero no he dedicado ni de cerca el mismo tiempo y esfuerzo en averiguar los temas más prácticos del negocio del Diseño Gráfico: Cuanto y según qué criterios cobrar, donde y como promocionar mis servicios, como manejar la relación cliente/diseñador, manejo de la propiedad intelectual, fianzas/impuestos, etc. En ese sentido, estoy de acuerdo con las opiniones que expresas en este articulo. Me haz abierto la mente a indagar sobre aspectos de mi carrera que tenia descuidados.

0
Responder
Retrato de Paulina Rovayo
2
Paulina Rovayo
Hace 10 meses

Este artículo, a primera vista puede tomarse como un tema que recae en la obviedad, sin embargo, te abre los ojos a una realidad de la que pensamos que estamos salvados. Siento que como una diseñadora gráfica que recién está empezando en el mundo laboral, la secuencia en cuanto a iniciar un proyecto profesional es un balde de agua fría por el que todos deberíamos pasar. La idea de esperar a que las cosas surjan de milagro siento que es un hueco en el que muchos, incluyéndome a mí misma, tendemos a caer. Creo que este artículo fue revelador en el sentido de que deberíamos analizar la secuencia con la que planeamos las cosas empezando por la razón por la cual queremos diseñar, que sería «vivir del diseño.»

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Maria del Pilar Rovira Serrano
Autor:
Maria del Pilar Rovira Serrano
Título:
Me gustan las listas de comprobación
Sinopsis:
«Lista de comprobación»: enumeración, generalmente en forma de columna, que se usa para comprobar que todo está correcto y de que nadie ha olvidado nada.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
21
Opiniones:
6
Seguidores:
336
Retrato de Sebastian Guerrini
Autor:
Sebastian Guerrini
Título:
Soy diseñador antropólogo
Sinopsis:
Mi trabajo, diseñar marcas para clientes que se proyectan internacionalmente, me llevó a realizar una actividad diferente a la del diseñador tradicional.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
51
Opiniones:
17
Seguidores:
151
Ilustración principal del artículo Qué es la tampografía
Autor:
Alukandra Coronado
Título:
Qué es la tampografía
Sinopsis:
Un acercamiento a un sistema de impresión muy utilizado pero del que se conoce poco en el ambiente del diseño gráfico e industrial.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
53
Opiniones:
37
Seguidores:
1
Retrato de Alejandro Merones
Autor:
Alejandro Merones
Título:
¿Por qué es tan difícil conseguir trabajo como diseñador?
Sinopsis:
Mi fallido intento de conseguir trabajo, y mi imposibilidad de desarrollarme en mi área de formación: el diseño gráfico.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
77
Opiniones:
222
Seguidores:
5
Ilustración principal del artículo Claudicar o desdoblarse
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Claudicar o desdoblarse
Sinopsis:
Un doble compromiso del profesional: con el servicio al mercado y con la solidaridad social.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
45
Opiniones:
4
Seguidores:
3323
Retrato de María Alejandra Wuetter
Autor:
María Alejandra Wuetter
Título:
Los 4 perfiles de diseñador
Sinopsis:
No todos los diseñadores desarrollamos las mismas actividades; ni mucho menos tenemos las mismas habilidades. ¿Te has preguntado cuál es tu perfil?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
263
Opiniones:
160
Seguidores:
149

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero