Te aman, te odian o no les importas

Enfoca tus decisiones hacia quienes te valoran y están dispuestos a que les aportes valor.

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires Seguidores: 743

Opiniones:
31
Votos:
87
Compartir:

Un tercio de los clientes te ama (o ama lo que haces); un tercio, te odia (u odia lo que haces); al último tercio, no le importas (o es indiferente respecto a lo que haces). ¿A qué tercio dirigirás tus esfuerzos?

Somos aquello a lo que dedicamos energía, tiempo y dinero. Aquello que podemos controlar, es nuestro problema. Aquello que no controlamos, no lo es. Las personas enfocadas, trabajan en lo que pueden controlar; es decir, para el primer tercio de los clientes: los que te aman.

Las personas desenfocadas, sin metas ni propósito, orientan su energía, su tiempo y su dinero al segundo tercio, con la intención de que los dejen de odiar, y al tercer tercio, con la intención de que abandonen su indiferencia.

Cuando nos enfocamos en lo que podemos controlar, y respondemos a las inquietudes de quienes nos aman, generamos valor. En ocasiones, nuestra propuesta de valor orientada al primer tercio del público genera una respuesta en forma de recompensa económica. Es decir, rentabilidad positiva de nuestro negocio.

Cuando nos enfocamos en lo que podemos controlar, y respondemos a las inquietudes de quienes son indiferentes, desperdiciamos nuestra energía, nuestro tiempo y nuestro dinero. Es posible que dejen de ser indiferentes, ¿pero a qué precio?

Cuando nos enfocamos en lo que podemos controlar, y respondemos a las inquietudes de quienes nos odian, generamos su rechazo. No solamente desperdiciamos nuestra energía, nuestro tiempo y nuestro dinero, sino que, además, podemos llegar a tener que responder a su rechazo, desperdiciando más energía, más tiempo y más dinero.

Respecto al tercio al que no le importas

Al Gobierno no le importas. Hay solamente un momento en el cual eres importante: el momento en el que decides tu voto. Nunca más. Utilizar tu energía, tu tiempo y tu dinero en lo que el Gobierno hace o deja de hacer es inútil. Al gobierno no le importas, y no tienes capacidad de controlar o torcer la voluntad de quienes forman parte del mismo.

Mi experiencia: en ocasiones, he presentado propuestas de trabajo a un público al que mi trabajo no le importa. Me he dado cuenta a partir de su falta de respuesta o de su indiferencia. No desperdicio más mi tiempo en ellos. Y también he tenido clientes a los cuales parecía no importarles el trabajo que realizábamos en conjunto. En ese caso, cumplí con mi promesa hasta donde se me permitió.

Respecto al tercio que te odia

Hay personas que, no importa lo que hagas, siempre te criticarán. O estarán en contra de tus acciones, tus opiniones y tus decisiones. Como no tienes control sobre sus opiniones, decisiones y acciones, es inútil utilizar tu energía, tiempo y dinero para intentar modificar su forma de evaluar lo que haces.

Mi experiencia: cuando recibo mensajes de parte de ese tercio, los ignoro.

Respecto al tercio que te ama

Hay personas que siguen tu trabajo y les encanta lo que haces, tu propuesta, y el valor que les ofreces. Pero presta mucha atención, porque si utilizas tu energía, tiempo y dinero en los otros tercios y desatiendes este, podrías perder su atención, comprensión y amor. Destina tu energía, tiempo y dinero únicamente a aquello que puedes controlar, orientado a este único tercio de público. Sigue trabajando y ofreciendo un valor extraordinario para este único tercio. Cumple tus promesas y tu marca personal cotizará siempre en alza.

Mi experiencia: he tenido clientes que aman el trabajo que hacemos en conjunto. He tenido clientes con los cuales amo trabajar. La relación que se genera y los resultados que se obtienen son un ejemplo de lo que habitualmente se entiende como sinergia, donde uno más uno es siempre más que dos. Afortunadamente, esto me sucede muy a menudo.

Nunca ha sucedido que algo o alguien obtenga aprobación de estos tres tercios. No ha sucedido en propuestas políticas, no ha sucedido en propuestas comerciales, no ha sucedido en propuestas personales. Ni siquiera los políticos con mayor aprobación popular en la historia hay tenido un índice de aprobación del 100%. Ni siquiera las empresas más valiosas del mundo tienen un 100% de participación de mercado. Ni siquiera los hombres o las mujeres más deseadas del mundo tienen un 100% de aceptación.

Entonces, no dediques tu energía, tu tiempo y tu dinero en aquellos que no forman parte del tercio que te aprueba, valora y ama. Presta atención únicamente al primer tercio. Deja de prestar atención a los otros dos tercios. Verás resultados distintos, como toda persona que toma decisiones diferentes, para lograr efectos diferentes.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora! Necesitamos tu ayuda para continuar produciendo contenidos gratuitos. Considera apoyar el trabajo de FOROALFA con una donación de cualquier valor en PayPal.


Este video podría interesarte👇👇👇

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires Seguidores: 743

Opiniones:
31
Votos:
87
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Te aman, te odian o no les importas

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Fernando Del Vecchio

Más artículos de Fernando Del Vecchio

Título:
Rechazos positivos
Sinopsis:
Si no trabajamos en la comunicación de lo que somos y lo que hacemos, serán los clientes quienes lo definan de acuerdo a su mejor entender.
Compartir:
Título:
¿Cuál es el problema detrás del pedido del cliente?
Sinopsis:
El diseñador debe comprender el problema detrás del pedido del cliente, para poder presentarle una propuesta técnica y económica acorde al nivel profesional que desea proyectar.
Compartir:
Título:
Mis clientes no me valoran, ¿qué puedo hacer?
Sinopsis:
Una excelente excusa para no hacernos cargo de una situación que exige nuestra atención: el perfil de diseñador debe transformarse.
Compartir:
Título:
¿Cómo vender diseño?
Sinopsis:
Cuando el concepto de cliente no está claro, surgen dificultades para desarrollar habilidades de gestión que orienten adecuadamente el proyecto profesional.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Camila Mera
1
Camila Mera
Hace un año

Este es una buena acotación, hay momentos que sólo por conseguir un trabajo o dinero, no tomamos en cuenta la clase de clientes con la que se trabaja al final. Normalmente son desinteresados en lo que haces y sólo quieren un trabajo rápido, lo cual provoca que la valoración de tu trabajo sea mala a los ojos del cliente y en los tuyos también.

Encuentro importante este artículo porque nos ayuda a aterrizar con qué tipo de personas es más factible trabajar, que ayude comentar auto estima y mejora laboral, además trata cómo deberíamos enfrentar los problemas.

0
Responder
Retrato de Clara Montseny
1
Clara Montseny
Feb 2018

Muy bueno. Hace tiempo un comercial me dio un consejo exactamente igual a lo que explicas en el artículo... y entonces pensé que de todas formas merecía la pena intentarlo, porque no todo el mundo va a estar entusiasmado con tu trabajo. Pero según va pasando el tiempo, me doy cuenta por mí misma de que efectivamente, supone mucho más esfuerzo y dinero llegar a la gente a la que no le importa tu trabajo y a veces no lo consigues o las condiciones que consigas pactar no van a ser las mismas que con aquellas personas que te valoran.

0
Responder
Retrato de Ray Marroquin
0
Ray Marroquin
Feb 2018

Mi opinión es que se tiene que tomar las cosas por quienes vienen, y dejar fluir las malas interpretaciones de nosotros como persona tanto como nuestros trabajos, podemos trabajar para el primer tercio pero siempre existirán los otros 2, entonces, si enfocamos bien a donde vamos y tenemos una visión bien marcada no tiene porque los otros dos tercios perjudicarnos en nuestra vida laboral.

0
Responder
Retrato de José Viola
3
José Viola
Feb 2018

He pasado por varios estadios de esta profesión u oficio y me he topado con toda esa clase de gente. Hoy trato de hacer las cosas por una base de vocación y esa misma me guardo como una carta de mérito para mi.

0
Responder
Retrato de Erika Retzlaff
0
Erika Retzlaff
Ene 2018

Tenía el artículo guardado hace tiempo en la casilla de mail y finalmente lo leí. ¡Me gustó mucho! Sólo le agregaría lo siguiente: que haya un tercio que te ame, no quiere decir que todo lo que hagas les va a parecer genial o que sólo vas a oír elogios de su boca. Quiere decir que respetan y admiran tu trabajo, si opinan o critican va a ser en forma constructiva, y siempre están dispuestos a escucharte porque confían en tus habilidades como profesional.

¡Gracias por el artículo!

1
Responder
Retrato de Ali Izaguirre
1
Ali Izaguirre
Ene 2018

Realmente interesante, algo así, pero muy breve leí de Milton Glaser. Sin embargo tu artículo es muy aleccionador, tengo muchos años en este oficio y al hacer retrospectiva miro claramente lo que dices.

Yo le aportaría: Que muchas veces existen clientes quienes te hace creer que aman lo que haces y te ilusiona con el poder o dinero que ostentan, incluso te dicen que te has encontrado con el mejor cliente de tu vida, de esa manera buscan que le restes importancia al tercio que te ama y se la dediques a ellos. Al final se viene la decepción.

Quien te ama desea el bien para ti, y ha de ser correspondido.

Muy bueno.

Gracias Fernando.

2
Responder
Retrato de Jorge Gramajo
0
Jorge Gramajo
Dic 2017

Fernando! Brillante Artículo, nos viene como anillo al dedo!

Precisamente hoy estamos en nuestro estudio en el camino de enfocarnos para identificar a clientes que entiendan nuestra profesión y a su vez que valoren nuestro trabajo, lógicamente para no perder, energía y mucho menos tiempo y dinero. Infinitas Gracias!!!

Un Gran Saludo desde Tucumán, la tierra de las mejores empanadas de la Argentina, Un Abrazo Alicia y Jorge de Estudio Visual

1
Responder
Retrato de Rigoberto Ortega Reyes
1
Rigoberto Ortega Reyes
Dic 2017

Muchas gracias, a veces lo intuyes pero necesitas "escucharlo" de otra persona y es allí donde le hallas todo el sentido.

0
Responder
Retrato de Alexis González
0
Alexis González
Dic 2017

¡Muy buen artículo! Tanto para lo profesional como para lo personal.

Gracias.

1
Responder
Retrato de Ana Laura Juricich
2
Ana Laura Juricich
Dic 2017

Es lo que estaba necesitando para enfocarme¡Excelente!¡¡Gracias!!

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Luis Ramírez
Autor:
Luis Ramírez
Título:
La imagen del creativo juega en contra
Sinopsis:
La imagen que proyectan los diseñadores y creativos atenta contra su propio desarrollo profesional.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
108
Opiniones:
107
Seguidores:
54
Retrato de Luiz Renato Roble
Autor:
Luiz Renato Roble
Título:
¿Quiere probárselo?
Sinopsis:
Todavía hay empresas que compran proyectos de diseño como si fuese una camiseta colgada en la percha de una tienda.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
38
Opiniones:
17
Seguidores:
17
Ilustración principal del artículo El diseño paciente
Autor:
Sebastián Vivarelli
Título:
El diseño paciente
Sinopsis:
Sobre la importancia del feedback en los procesos de diseño.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
123
Opiniones:
43
Seguidores:
296
Retrato de Oriana Suarez
Autor:
Oriana Suarez
Título:
Perder o ganar: el valor de una cotización
Sinopsis:
¿Cuánto vale mi trabajo a la hora de realizar una cotización que me han solicitado? Para algunos «este es mi precio y lo tomas o lo dejas», para otros hay cuestiones a considerar.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
37
Opiniones:
26
Seguidores:
5
Ilustración principal del artículo El cliente siempre miente
Autor:
Carlos Maraver
Título:
El cliente siempre miente
Sinopsis:
La famosa frase del Doctor House, «Everybody lies» (todos mienten), se puede aplicar al diseño y la creatividad.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
91
Opiniones:
76
Seguidores:
112
Retrato de Juan Sebastián Cardona Sánchez
Autor:
Juan Sebastián Cardona Sánchez
Título:
El freelance y los clientes
Sinopsis:
El diseñador gráfico debe aprender a adelantarse a las necesidades de sus clientes, guiándolos por el buen camino.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
122
Opiniones:
41
Seguidores:
46

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Domina las claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Aprende a planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar la creación de marca

15 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
6 Abril