Semáforo en rojo en la ciudad de México

El rojo en los semáforos en la ciudad de México es una muestra de la flexibilidad entre significación teórica y práctica de los signos que conforman la cotidianidad urbana local.

Retrato de Antonio Reyna Antonio Reyna Ciudad de México Seguidores: 2

Opiniones:
4
Votos:
10
Compartir:
Ilustración principal del artículo Semáforo en rojo en la ciudad de México

«Es nada más de precaución, pero si hay chance, hay que aprovechar, ¿no?», me dijo el taxista que me llevaba en mi primera aventura en la ciudad de México. Mientras el hombre se pasaba varios semáforos en rojo, yo tenía un miedo taquicárdico. «No se preocupe, nunca me ha pasado nada, ni a mí ni al pasaje», aclaró, en un intento fallido por tranquilizarme.

Desde el momento de mi llegada a la ciudad, lo que más me impresionó fue la cantidad de representaciones e interpretaciones de los signos que conforman su cotidianidad. El conjunto de signos y su puesta en circulación provocan que la realidad se reinterprete continuamente, produciendo un «collage» urbano que da como resultado una cotidianidad muy diferente a la de otras ciudades del país. En la ciudad de México la «lógica social» es un arte por aprender y el surrealismo se vuelve parte de la realidad.

La vida cotidiana «se presenta como una realidad interpretada por los hombres y para ellos tiene el significado subjetivo de un mundo coherente» (Berger y Luckman, 2001, 36). Esto es: nuestra realidad está conformada por un conjunto de signos, que son a su vez estímulos que nos evocan a elementos almacenados en nuestra memoria y conocimiento histórico. A estos signos les agregamos significados, los cuales para que conformen una realidad social, deben ponerse en circulación, en acuerdo e intercambio con los otros.

Por ejemplo, en mi bagaje histórico personal, el color rojo en el semáforo —signo— debe evocar a detener tu vehículo —significado—. Esto conforma mi realidad histórica y todo aquello que le difiera, será para mí un extraño comportamiento social, sobre el que habré de decidir si critico, adopto o me adapto para sobrevivir, al insertarme en ese contexto que me es ajeno.

A pesar que existen «normas» o «reglas del juego social» que establecen los significados y acciones consecuentes a distintos signos, es la puesta en circulación a través del intercambio la que permite que un signo sea autosustentable y perdure en el imaginario social. Por ejemplo, el artículo 8º del reglamento de tránsito metropolitano del Gobierno del Distrito Federal (2010, 6), señala que «en los cruceros regulados mediante semáforos, debe detener su vehículo cuando la luz del semáforo esté en color rojo». Entonces, si en esta norma establece el significado y acción que conlleva este signo imperativo de tránsito vehicular, ¿por qué diablos es tan común que en esta ciudad la gente se pase los semáforos en rojo?

La respuesta pareciera sencilla a la semiótica social, aunque no tanto a mi entender personal. Es debido a que una cosa es el punto de partida de una significación —significación teórica— y otra diferente la reinterpretación y representación en la cotidianidad de esos signos —significación práctica—. Una cosa es lo que establecen las reglas del juego social y otra es cómo los usuarios de los signos ponen en juego esas reglas.

Así, el contexto cotidiano de la sobrepoblada ciudad de México, donde la conglomeración del tráfico vehicular es algo intrínseco en la normalidad del imaginario social, provoca que en ocasiones una luz roja sea más «perjudicial» para desplazarte de un punto A a un punto B y podría estar provocando rezago vehicular, con sus respectivas consecuencias. Por ejemplo: laborales, psicosociales o ecológicas. Volviendo a la acción de pasarse la luz roja, un acto de beneficio para la sociedad —obviando a los peatones, ciclistas y otros actores urbanos—. Y lo mismo sucede con una amplia variedad de signos que conforman la realidad y cotidianidad en esta ciudad, cuyos tintes surrealistas y expresionistas son parte de la normalidad subjetiva.

La conjunción e interacción de signos, significados y sus representaciones cotidianas, es lo que conforma la realidad social en cualquier contexto. Existen realidades urbanas particulares que parecen desafiar leyes universales sociales y que, a su vez, determinan su naturaleza cultural y su percepción por parte de los agentes externos. La flexibilidad o representación del significado teórico a distintos signos, se ejemplifica en lo que sucede en la realidad cotidiana vial de esta ciudad, donde los acuerdos oficiales establecidos para el significado de signos que permiten una interacción social supuestamente fluida y dinámica, se contextualizan de acuerdo a las necesidades individuales.

Al menos así intento darle comprensión a fenómenos incomprensibles para mi lógica, considerando que estuve a punto de ser atropellado al intentar cruzar una calle controlada por un semáforo, en la que el automovilista se pasó la luz roja y además de casi embestirme, me gritó «¡quítate pendejo, ¿qué no ves que llevo prisa?!», mientras se alejaba mostrándome el dedo medio de la mano en alto.

La puesta en circulación urbana de los signos y la interpretación de estos, se muestra como un ejemplo claro en el momento en que el significado del color rojo de la luz de los semáforos deja de ser un rojo imperativo, para ser un rojo sugerente.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora! Necesitamos tu ayuda para continuar produciendo contenidos gratuitos. Considera apoyar el trabajo de FOROALFA con una donación de cualquier valor en PayPal.


Este video podría interesarte👇👇👇

Retrato de Antonio Reyna Antonio Reyna Ciudad de México Seguidores: 2

Opiniones:
4
Votos:
10
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
  • Berguer, P., Luckmann, T. (2001). La construcción social de la realidad. Amorrortu Editores. Argentina.
  • Gobierno del Distrito Federal. (2010). Reglamento de Tránsito Metropolitano (PDF).
Código QR de acceso al artículo Semáforo en rojo en la ciudad de México

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 20/10/2014

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Vivian Suarez
0
Vivian Suarez
Nov 2014

Acuerdo con este artículo, un símbolo puede ser adoptado de diferente manera dependiendo de la persona y sociedad que lo percibe. Más en nuestro país, donde un lugar de estacionamiento libre con letrero exclusivo para gente con discapacidad significa para muchos "encontré lugar más cerca" o bien establecimientos de "libres de humo" que inclusive te prestan ceniceros.

Es una realidad y los símbolos pasan a ser sugerentes...

0
Responder
Retrato de Jose De Jesus Ruiz Guzman
0
Jose De Jesus Ruiz Guzman
Nov 2014

Es claramente que todos interpretamos muy distinto lo que miramos y sobre todos las señales y hay que recalcar que mas en nuestro país. Nos indican un significado pero nosotros lo hacemos sugerente y así cada quien interpreta cualquier imagen de distinta manera, no todos los miramos con la misma perspectiva. Existe una flexibilidad o representación del significado teórico a distintos signos que permiten una interacción social supuesta mente fluida o dinámica, se conceptual iza de acuerdo a las necesidades individuales.

0
Responder
Retrato de Joan Betancur Ibagón
17
Joan Betancur Ibagón
Oct 2014

Aquí es donde se entra a divergir entre lo que al principio queremos comunicar, lo que después estamos dando a entender y lo que finalmente los receptores terminan pensando/haciendo. Es la total apropiación del mensaje a las necesidades del consumidor.

gracias, el semáforo me parece una analogía de los mensajes que a diario, diseñadores y personas en el ámbito del arte quieren proporcionar, muy buena por cierto

1
Retrato de Antonio Reyna
2
Antonio Reyna
Oct 2014

Gracias, es correcto.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Luciano Cassisi
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
Cómo definir el tipo marcario adecuado
Sinopsis:
Conocer las prestaciones, carencias y características de los megatipos marcarios ayuda a definir, en cada caso, cuál o cuales se ajustan mejor.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
363
Opiniones:
76
Seguidores:
1734
Ilustración principal del artículo Redes sociales de nicho del arte y el diseño
Autor:
Gisela Eblagon
Título:
Redes sociales de nicho del arte y el diseño
Sinopsis:
Los usuarios, los generadores de contenido, los contenidos y las políticas de publicación.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
119
Opiniones:
47
Seguidores:
21
Retrato de Arturo Pérez-Reverte
Autor:
Arturo Pérez-Reverte
Título:
En la ciudad hostil
Sinopsis:
El famosísimo escritor, creador de las aventuras del capitán Alatriste y miembro de la Real Academia Española, apunta contra el urbanismo oficial de una Madrid que trata sin cariño a sus propios habitantes.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
98
Opiniones:
70
Seguidores:
75
Retrato de Luciano Cassisi
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
¡¿Signos olvidados?!
Sinopsis:
«No lo encontré en el teclado», «escribí apurado», «queda más bonito así», «era un texto informal». No hay razón que justifique que, quienes nos dedicamos a la comunicación, no cultivemos el correcto uso del lenguaje escrito.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
277
Opiniones:
233
Seguidores:
1734
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Con o sin símbolo
Sinopsis:
Una alternativa marcaria condicionada por el perfil y la comunicación.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
370
Opiniones:
92
Seguidores:
3644
Ilustración principal del artículo ¿Qué es un imagotipo? Una historia disparatada que seguramente no te contaron
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
¿Qué es un imagotipo? Una historia disparatada que seguramente no te contaron
Sinopsis:
Una sucesión de malentendidos y repeticiones que hace dudar de cómo se construye la terminología técnica y el conocimiento en diseño gráfico y branding.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
121
Opiniones:
73
Seguidores:
1734

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
1 abril

Rediseño Estratégico de Marca

Rediseño Estratégico de Marca

Guía analítica y método de trabajo para determinar estrategias de cambio de marca

15 horas (aprox.)
1 abril

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 mayo

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 junio

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología...

20 horas (aprox.)
1 junio

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
1 septiembre