No hay tiempo para ser creativos

Una semblanza del reto de ser creativo, de la originalidad y del plagio en la vida profesional del diseñador.

Retrato de Pac Drope Pac Drope Zapopan Seguidores: 16

Opiniones:
13
Votos:
47
Compartir:
Ilustración principal del artículo No hay tiempo para ser creativos
Ilustración creada con freepik.es.

Esta frase tan peculiar fue dicha por mí hace algún tiempo, a mi primer becario. No caí en la cuenta de lo que yo mismo había dicho, hasta que descubrí que él la había twitteado. Fue una sorpresa muy grande descubrir que, en su mente, había generado algo interesante:

«Hoy fue mi primer día de trabajo y aprendí lo siguiente: no hay tiempo para ser creativo: plagia».

Hice un gran esfuerzo por recordar lo que había dicho en aquel momento de inspiración aleccionadora, pero no recordé haberlo dicho exactamente de esa forma. Hoy suelo decir cosas por el estilo cuando algo está en el atolladero, cuando no fluye o cuando no transmite o no funciona, pero trato de cuidar mucho las palabras. Es muy importante no dañar a los nuevos talentos con fuertes críticas, dado que los diseñadores recién salidos del cascarón suelen ser muy sensibles en cuanto a recibir críticas francas.

Haciendo memoria logré recordar después la cita «No hay nada nuevo bajo el sol», frase que, según la biblia, acuñó el rey Salomón en el fabuloso libro de Eclesiastes. Ve tu a saber cómo es que la leí siendo yo un «renegado» de la religión católica. Sin embargo cuando la leí me llamó mucho la atención el hecho de que tuviera tanta relación con la labor de diseñar. Muchos lo habla de inspiración, otros referencia y ya los más rebuscados utilizan la palabra «plagio».

El asunto es que los millennials ahora tienen muchísima información a su alcance. Plataformas como Pinterest y Behance, son herramientas indispensables: inspiración de bajo costo, pero de gran alcance. En mis inicios era necesario llamar a algún vendedor de libros (si tu quincena te lo permitía) o visitar alguna tienda especializada de libros para poder encontrar alguna referencia, y, después de memorizarla, bocetarla en alguna hoja de papel que estuviera cerca, para después plasmarla como una «nueva idea».

Recuerdo una vez que, husmeando en algunos libros de diseño de uno de mis jefes, encontré claras referencias de algunos de sus mejores diseños. Haber pasado por esa situación me ayudó mucho luego: ahora hago mis muros de Pinterest de referencias «privadas». Me ayudó bastante a confiar en mi, que dicho sea de paso, tiene que ser un punto fuerte de cualquier creativo. Es imposible salir de la caja si no se tienen los suficientes cojones para atreverse a mostrar un «horrendo diseño novedoso» al cliente. Si no, pregúntenle a cualquier pintor de arte moderno cómo se sentía cuando al mostrar sus primeras pinturas el resto de los mortales las miraban pensando que eran basura. Se necesita mucha confianza en uno mismo para resistir y seguir adelante.

¿Se considera un plagio inspirarte en un diseño que se inspiró en otro diseño, y así sucesivamente? ¡Vaya Dios a saber! Es simpático pensar que eso sólo ocurre en México, pero, sin embargo, también pasa en otras latitudes, aunque probablemente de un modo más civilizado, por así decirlo. Un diseñador suizo amigo que labora en Londres, hace unos extraordinarios trabajos de identidad visual y ha ganado reconocimiento por su estilo tipográfico, que es muy definido. Este diseñador recibió la carta de un colega de arte gráfico, que le decía en pocas palabras:

«Compañero, ¿cómo estás? Sólo te escribo para preguntarte sin has registrado este logo puesto que me parece muy bueno y me gustaría utilizarlo como inspiración, pero no quiero que mi cliente tenga problemas legales por el parecido, gracias». 

¡Menuda situación! Por supuesto que mi amigo suizo no lo autorizó, pero me pareció  simpático el hecho de que en Europa el plagio se haga formalmente y solicitando permiso, mientras que cruzando el océano se hace a diestra y siniestra sin decir «agua va».

Decía una querida maestra que a donde fueras o estuvieras, aproveches el momento para ver todo y llenarte de ideas y conceptos. Es ahí donde nuestro pensamiento lateral, nuestra creatividad, empiezan a maquinar ideas, funcionando como una caja mágica de sorpresas, o como la bolsa mágica del gato Félix, de donde sacaba las cosas más inesperadas. Nuestro cerebro «plagia» o transforma, mediante conexiones entre neuronas que van hilando todas las referencias que tenemos en nuestra «base de datos mental». ¡Mi maestra tenía razón! Todas esas tardes que me sentía culpable por no hacer nada de provecho más que ver imágenes cool en mi computadora, ¡sí pagaban dividendos! Se trata de tener la cabeza llena de buenas ideas, que en algún momento podrán llegar a ser necesitadas para crear un diseño, lleno de referencias de nuestras vivencias, gustos o recuerdos.

A partir del momento en que entendí esto, me di cuenta de que tenía que calmar mis ansias de tomar rápidamente el lápiz y ponerme a bocetar. Soy de la vieja escuela, me encanta hacer muchísimos bocetos antes de sentarme frente a la máquina (aunque hoy en día boceto digitalmente) y tomo con mucha paciencia el proceso de alimentar mi cerebro con buenas ideas. Y cuando me presiona el tiempo, le respondo a esa voz que me hace mirar al reloj: «No interrumpas, que esto que estoy haciendo también es diseñar», y prosigo mi procrastinación con una sonrisa. Me he dado cuenta que mientras más referencias visuales reúno, mis bocetos son más prácticos y útiles, ya que tienen más hilo respecto a lo que quiero transmitir.

Entonces, vamos ya sabiendo que no creamos realmente, sino que reinventamos, re-creamos cosas nuevas a partir de estilos y referencias ya existentes. Esto, a mi parecer, no está mal. Pero... «cuidemos las fuentes». No nos inspiremos en diseños salido de quién sabe dónde, sin lineamientos, que no comunican nada, que solo han sido publicados por su estética aunque funcionen mal. De esos hay muchísimos diseños en internet. Busquemos fuentes de inspiración que hayan sido curadas por expertos en la materia, busquemos buenos libros, buenas fuentes, sigamos a artistas de buena talla, que nos hagan sentir algo al ver sus diseños. No hagamos de aplicaciones vacías, que solo siguen tendencias o cánones superfluos, nuestra fuente de inspiración. Si seguimos el «tren de las tendencias» acabaremos diseñando garabatos sin sentido: nuestro tren acabará descarrilado.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Pac Drope Pac Drope Zapopan Seguidores: 16

EdiciónErika Valenzuela Ciudad Juárez Seguidores: 53

Opiniones:
13
Votos:
47
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo No hay tiempo para ser creativos

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 16/04/2019

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Sharon Vela
0
Sharon Vela
Hace 2 meses

Es excelente el articulo, hoy tenemos muchas herramientas con las cuales podemos generar diseños únicos o generar nuevos conceptos, pero me gusta como deja claro que si debemos de ser creativos, por que se usa mas creatividad en hacer un concepto totalmente nuevo de un trabajo ya usado y que se note tu estilo propio, el basarse en trabajos de otros no es plagio es ver lo que los demás hacen para mejorarlo, para cambiarlo a nuestro estilo, para renovar nuestras ideas.

0
Responder
Retrato de José P.
0
José P.
Hace 3 meses

Excelente artículo, esto nos recalca que en tiempos pasados, las personas REALMENTE les era muy complicado el generar ideas nuevas, en cambio en la actualidad, aplicaciones como Pinterest, Instagram, Behance, entre otras, nos ofrecen una alta gama de diseños innovadores, en donde nosotros como arquitectos, como diseñadores, debemos exprimirlo al 100%, para así lo que veamos, lo hagamos mejor. No por esto significa que fijarse en trabajos ajenos sea malo, al contrario, es algo que debemos de hacer para que exista el progreso, para que con nuestra creatividad, podamos mejorarlo, ya que es muy, pero muy difícil, casi imposible, el pretender crear algo nuevo, ya que casi todo existe en la actualidad, es importante no tener vergüenza en mostrar algo diferente, inspirado en ideas antiguas.

0
Responder
Retrato de Nicole Sfeir
0
Nicole Sfeir
Hace 4 meses

Hay quienes dicen que al cambiar el 70% de un diseño, aquel se convierte en un nuevo bosquejo y los derechos de autoría le pertenecen a la persona que lo cambio. No sé si será posible crear algo plenamente nuevo, incluso los trabajos que claman ser originales de pies a cabeza han sido inspirados de alguna otra idea, aunque sea en el detalle más mínimo; y no necesariamente copiándose de producción ajena, sino alimentando su máquina creativa del sentimiento que produce la otra obra.

La historia del arte se desarrolla de la misma forma que la historia de la ciencia, varios filósofos identifican la ciencia como una constelación; todo conocimiento se suma a esta constelación, nada resta. Las hipótesis probadas y los hechos son una adición, al igual que los errores y el conocimiento que ya dejó de ser vigente, porque aunque esta información ya no sea válida, puede ser utilizada como referencia. Lo mismo sucede con el arte, lo antiguo sirve de guía para innovar y crear lo nuevo, excluyendolo, la constelación no estaría completa.

1
Responder
Retrato de Ana Mujía
0
Ana Mujía
Hace 4 meses

Muy buen artículo! Además de necesario para recordar que la vida se trata de vivir en constante inspiración y como bien lo describes, tomar esa inspiración fuentes con mayor valor y experiencia para lograr trascender y crear de mejor manera, el otro punto acerca de crear sin temor a que no sea perfecto creo que es fundamental en la vida de un diseñador, arquitecto, artista o etc. pues sin experimentar con cosas que no dominamos no lograremos mejorar, inspirarse, probar y practicar hasta lograr buenos resultados es lo ideal.

1
Responder
Retrato de Camila Tufiño Terrazas
3
Camila Tufiño Terrazas
Hace 4 meses

El acceso que hoy tenemos a través de las diferentes plataformas y redes, nos ayuda a tener mejores referencias y ampliar nuestros enfoques, y no tomarlo como un plagio si no como una fuente de inspiración, que nos ayuda a "recolectar ideas", amplia nuestra visión y a partir de ello efectuar diseños implementando nuestra creatividad y ajustándolo a lo que deseamos realizar.

Excelente artículo!

1
Responder
Retrato de Brigitte Vera García
0
Brigitte Vera García
Hace 4 meses

Creo yo como dices a la mayoría de nosotros nos faltan los cojones para publicar o para mostar algo que según nuestro punto de vista es horroroso.

Y en mi opinión el "plagio" se lo comete muy a seguido y lo único que hacemos es transformarlo en algo más o cambiarle algunas cosas, pero el detalle esta en que son pocos que tratan de transmitir algo con esa transformación.

Muy buen artículo, felicitaciones Pac.

1
Responder
Retrato de Luis Fernando Merubia Rodriguez
1
Luis Fernando Merubia Rodriguez
Hace 4 meses

En mi opinión pienso que el tema del «plagio» en el diseño trae resultados buenos si tomamos algo y lo transformamos en algo mucho mejor o al menos que pueda satisfacer en muchos aspectos a su receptor, es más, yo no lo llamaría plagio en sí, sino, le daría la frase de «robar como un artista».

Siempre y cuando las ideas que acumulemos y pongamos en práctica tengan como resultado nuestra satisfacción y la del porque estamos haciendo eso, podemos decir que fuimos creativos y nuestra metodología fue acertada.

Muy buen artículo, felicidades.

1
Responder
Retrato de Lourdes Cortes
0
Lourdes Cortes
Hace 5 meses

hola pac me gusto mucho tu articulo y tu punto de ver el plagio, la verdad es que personalmente creo que hoy en día el plagio es muy común porque es muy fácil hacerlo y puede suceder que lo hagamos sin darnos cuenta. Supongo también que para un buen diseño (estético y funcional) necesitamos regresar a las referencias de la vieja escuela, como tu lo dices; salir a la calle y desconectarnos de la pantalla, ya después de esto aprovechar la tecnología de hoy y con estas herramientas crear nuestro único y original diseño :)

1
Responder
Retrato de Luis Alvarado
0
Luis Alvarado
Hace 5 meses

Hola Pac, me agrada tu artículo, hace mucho no me animaba a comentar uno. Creo que la inspiración es importante, pero creo que la base no reside en el proceso del lado derecho de nuestro cerebro, sino en el izquierdo. Inspiración para mi es como encontrar una resonancia interior de algo que vemos allá afuera, nos conmueve, pero en esencia no nos motiva. Diseñar para mi es un proceso marcado por la motivación, que es lo que hay allá afuera que no solo nos evoca emotivamente, sino que también nos llama a la acción a movernos en cierta dirección. Hablo de los argumentos detrás de cada diseño, las preguntas que debemos hacernos antes de comenzar cualquier proceso de bocetaje; ¿para quién estoy diseñando? ¿qué deseo comunicar? ¿cuál es el tono de la comunicación? ¿que espero generar en el usuario? ¿qué necesidad estoy cubriendo? ¿por que es importante lo que estoy haciendo? ¿cuál es el valor de estoy que estoy diseñando frente a la competencia?, etc... En fin, me parece que para todo diseñador, y en especial para los que recién se integran al mundo del diseño como en el caso de tu becario, es imprescindible este proceso, aún si solo tuviera 10 minutos para hacerlo, es mejor eso que no hacerlo, no sólo para nutrir y darle dirección y luz al proceso creativo (sumado al bagaje cultural que deviene en inspiración como mencionas), sino para ir más allá de ser un mero maquillista estético. Un abrazo.

1
Responder
Retrato de Sergina Ceballos
0
Sergina Ceballos
Hace 5 meses

Si conceptualizas una comunicación y logras que un # significativo puedan dar una nueva mirada...pues lograste tu cometido creativo! 🧐 No es una tarea fácil reinventar pero es una parte importante de lo que se tiene que hacer!

1
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Javier González Solas
Autor:
Javier González Solas
Título:
El diseño como forma de vida
Sinopsis:
El título remite a una frase tópica bastante al uso entre diseñadores cuya defensa de las prácticas del diseño suele ser casi siempre de carácter autorreferencial: «El diseño no es una profesión, es una forma de vida», dicen.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
17
Opiniones:
1
Seguidores:
24
Ilustración principal del artículo Publicidad informal en Cuba
Autor:
Julio Cesar Serrano Caballero
Título:
Publicidad informal en Cuba
Sinopsis:
En el sector estatal cubano la publicidad ha dado un salto exponencial en los ultimos años. Sin embargo los empresarios privados aún no cuentan con canales para comunicarse.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
51
Opiniones:
32
Seguidores:
6
Ilustración principal del artículo Diseño Gráfico y metáfora
Autor:
Mara Serrano
Título:
Diseño Gráfico y metáfora
Sinopsis:
Si profundizamos en el estudio y práctica del diseño gráfico desde la perspectiva epistemológica, es recomendable volcar la atención en la metáfora como catalizador de lo creativo.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
60
Opiniones:
37
Seguidores:
47
Ilustración principal del artículo La creatividad tiene mil puertas y los niños tienen las llaves
Autor:
Joan Betancur Ibagón
Título:
La creatividad tiene mil puertas y los niños tienen las llaves
Sinopsis:
Recordar lo que vivimos y dejar a un lado lo que «aprendimos» es una manera de ser más creativos.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
79
Opiniones:
24
Seguidores:
17
Retrato de Erik Spiekermann
Autor:
Erik Spiekermann
Título:
De crear a desarrollar
Sinopsis:
Los diseñadores debemos cuidar las palabras que utilizamos para para caracterizar nuestro trabajo.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
28
Opiniones:
6
Seguidores:
377
Ilustración principal del artículo Cómo desarrollar la creatividad
Autor:
Lilian Pérez
Título:
Cómo desarrollar la creatividad
Sinopsis:
Nos ayuda a encontrar ideas distintas, mundos alternos y objetos nuevos en conceptos ya existentes. La creatividad es el propulsor de la innovación.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
155
Opiniones:
60
Seguidores:
47

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
2 Marzo

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril