Mi primera vez como estudiante de diseño

La experiencia y la trayectoria tienen su base en el esfuerzo y el sacrificio.

Adrián Pierini, autor AutorAdrián Pierini Seguidores: 469

Edgardo López, editor EdiciónEdgardo López Seguidores: 58

La primera vez que ingresé a la Universidad de Buenos Aires lo hice vestido de traje. Sí, creí que sería como estar en Harvard… ¿y qué? Después de todo, yo era un aficionado a las películas (Perfume de mujer, por ejemplo) y en ellas, los universitarios siempre vestían de ese modo; es más, en esos films las grandes instituciones educativas se peleaban para que los mejores prospectos se inscribieran en ellas, bajo promesa de una enseñanza completa y un éxito a futuro prácticamente garantizado. Yo tenía esa fantasía, me imaginaba que las casas de estudio eran literalmente grandes catedrales del saber, con códigos de conducta intachables y con alumnos agrupados en clanes denominados Beta, Gama o cosas así. Si, lo sé, era un estúpido, pero quisiera aclarar que mi visión no provenía de criterios superficiales, sino que, asociaba equivocadamente esos rituales a una enseñanza de gran exigencia. ¿Pensamiento muy rebuscado? Tal vez. ¿Un trauma de la infancia que no fui capaz de superar? Quizá.

Pero bueno, allí me encontraba, impecablemente vestido, ingresando por primera vez a mi preciada facultad, que lucía imponente, enorme y… sin terminar. El edificio estaba a medio construir y eso lo hacía aún más perturbador. Los grandes jardines ingleses de mis sueños se transformaron en montañas de tierra apilada, lista para ser utilizada como relleno; la elegante recepción eran puestos improvisados de orientación atendidos por partidos políticos, la gran biblioteca de enormes arañas e impactantes vitrales era sustituida por un salón de medianas proporciones dotado de una serie de estantes con escasa bibliografía desactualizada. Un golpe fuerte, sin duda, pero que agradezco en el fondo, pues, sin saberlo, la Universidad de aquellos años me estaba brindando su primera lección: ¡la vida no es como en las películas!

No se confundan, yo terminé por amar a mi Universidad. Sus falencias y defectos eran, después de todo, la manifestación más clara de un país destruido por años de dictadura y represión. Pretender que a fines de los 80 la Universidad de Buenos Aires saliera indemne de aquellos lamentables sucesos, sería un acto de ingenuidad superior a mis fantasías estudiantiles. Burocrática, es cierto. Deficiente en equipamiento, seguramente. Descuidada por momentos, sin dudas. Pero sostenida por un equipo docente increíble y apasionado, cuya principal meta era sembrar, a puro pulmón, la semilla de esa nueva carrera llamada diseño gráfico. La UBA me aportaría la base de lo que llamo «la esencia de la verdadera capacitación»; es decir, las bases para «aprender a aprender».

Comencé hablando de mi decepción inicial, pero algo más fuerte aún que mis sentimientos ante el triste panorama ceremonial y estructural, fue la reacción de mis padres y conocidos frente a mi decisión de estudiar una carrera absolutamente «prescindible», «de escasa demanda» y con un imaginario más próximo a lo femenino que a lo «macho». En aquel entonces, estudiar diseño gráfico era ser directamente un suicida (o muy vago). A uno le daba realmente vergüenza decir que esa era su vocación. Diseño gráfico estaba en las posiciones más bajas del ranking de carreras con futuro. Aún así, miles de jóvenes nos anotamos en ella, pocos sabían para que servía, pero nos anotamos igual. A todos nos gustaba pintar o dibujar, sin saber qué hacer con ese talento pero al menos la denominación de la carrera, solo por incluir la palabra «gráfico», fomentaba nuestro sueño de poder utilizarlo. ¡Aquellos argumentos sin sustento eran magníficos!

Aún recuerdo la cara de mi futura suegra cuando quise explicarle el inmejorable destino de su hija al haber optado por un candidato tan creativo e innovador como yo. Un auténtico paladín de la justicia gráfica que se proponía revolucionar con formas, letras y colores, un mundo ávido de soluciones gráficas revolucionarias. ¡Se quería morir! También recuerdo el enojo y la frustración de mis padres cuando les dije que abandonaba la carrera de arquitectura y me sumergía al maravilloso mundo de lo intuitivo: «¡Nos salió raro el nene! ¡Está arruinando su futuro! ¡Qué salga a laburar!» No era fácil, nada fácil.

A la distancia, su reacción era comprensible. En aquel entonces nadie quería cambiar las cosas, los envases eran feos pero servían, las marcas carecían de equilibrio, pregnancia y otros atributos, pero la gente las entendía. No hacían falta estructuras visuales, posicionamiento, target, daba lo mismo la Helvética que la Garamond. Lo difícil no era que el mundo funcionara así (quizá hasta era mejor) sino que los diseñadores de nuestra generación fuimos ganando espacio a costa de frustración, constancia, auto-convencimiento, esperanza y adaptación a la cruel realidad: el diseño nunca buscó transmitir nuestro amor por lo estético, sino apenas el mensaje liso y llano de quién nos contrata.

Para cerrar quisiera dejar de lado lo anecdótico y expresar seriamente que el diseño gráfico es una carrera gratificante, pero peligrosa para aquellos que no se comprometen a ejercerla con absoluta dedicación. El traje al cual hice referencia al inicio del relato, sería bueno entenderlo como un símbolo del joven estudiante universitario (o joven profesional, ¿por qué no?). Existen muchas maneras de ser formales, la ropa es solo una forma de representación, el compromiso sincero y el esfuerzo por superar las asperezas de la vida profesional visten de manera intangible la personalidad de quién los porte.

 La «primera vez» en cualquier situación es la más difícil, la «primera vez» nos equivocamos, la «primera vez» nos asustamos, la «primera vez» nos frustramos. Lo más importante es salir airosos de ella y tomar en serio los mensajes ocultos que encierra. Saber decodificarlos hará la diferencia entre nuestro éxito y nuestro fracaso.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
84
Votos:
167

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al italiano
Código QR de acceso al artículo Mi primera vez como estudiante de diseño

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 03/02/2014

Ilustración principal del artículo Diez reglas para juzgar diseño gráfico
Diez reglas para juzgar diseño gráfico Las opiniones simplistas, emotivas o de gusto personal deben evitarse a la hora de evaluar piezas de diseño comercial y, en su lugar, hay que aplicar criterios más serios y profesionales.
Ilustración principal del artículo Al marketing le falta un tornillo
Al marketing le falta un tornillo Los diseñadores —en ocasiones ignorados y subestimados por los equipos de marketing, catalogados como simples proveedores de estéticas atractivas— pueden convertirse en aliados estratégicos.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Andrea Fuentes
1
Andrea Fuentes
Feb. 2014

No me gusto este articulo en especial pero respeto totalmente la opinión del autor.

0
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Cual es la razón por la cual no te ha gustado Andrea? Si tienes una experiencia diferente me gustaria conocerla. Un saludo afectuoso desde Argentina!

0
Retrato de Andrea Fuentes
1
Andrea Fuentes
Feb. 2014

Es sumamente personal y no quiero ofender (espero no) pero ya que me lo preguntas seré totalmente directa y sincera. No me gusta la redacción me parece como un cuento de edades para adolescentes y mucho muy detallado en cosas irrelevantes (una que otra); no se me hace algo nuevo (o que algún otro D.G. no allá pasado...muy muy común para contar) y lo que Para MI me pareció importante lo dejaste sumamente resumido en los últimos 2 parrafos. Gracias por preguntar mi opinión y espero no te sea de mal agrado que en absoluto no es ni era mi intención. Saludos desde Irapuato, Gto. Mexico

0
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Por supuesto que no me ofende Andrea! Es un artículo escrito de un modo informal que busca, a través de ese modo, llegar de un modo más profundo a quiénes recien empiezan su largo camino hacia la realización personal dentro de nuestra profesión. Es ciertamente personal pues describe mis vivencias. Gracias por tus comentarios. Todas las opiniones, a favor y en contra, ayudan a mejorar nuestra forma de expresarnos!

0
Retrato de Berenice Harscam
0
Berenice Harscam
Feb. 2014

¿De que sirve un comentario si sólo es para decir muy huecamente "Ay no me gustó" por cierto, es ..."haya pasado"y no "allá pasado".

4
Retrato de Al Clemente
0
Feb. 2014

Coincido, no obstante, que la parte "de cuento" quizá me sobre y se deje algo en el tintero. Igualmente, el trasfondo es bueno, y percibo que se critica un poco la actitud, sin ofender, de la pose del diseñador/aspirante a diseñador cool en una universidad cool bla bla bla. Puede parecer una chorrada, pero lo importante debería ser lo que aprendes y cómo lo aprendes, no la fachada de todo. No?

1
Retrato de Belen Kippes
0
Feb. 2014

Me encanto el artículo, y creo que de todas formas no es una cuestión de gustos en realidad. Me llegó el mensaje que Adrián quizo dejar detrás de sus líneas y creo que es maravilloso poder reflexionar positivamente sobre todas aquellas cosas por las que a veces tenemos que pasar en los comienzos de nuestra profesión: todo en una enseñanza! Hay que lograr verlo así, todo en perspectiva hacia un crecimiento! Gracias Adrián!

4
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Gracias a vos María Belén por saber leer entre líneas!!

0
Responder
Retrato de Al Clemente
0
Feb. 2014

Lo primero de todo, agradecerte hacerme sentir que no es un sentimiento mío el estar en una Universidad estudiando diseño y "asustarme" de cómo está todo allí. Yo estoy pasando por lo mismo que pasaste tú.

Me resulta llamativo que comentes que en tu época estaba todo por hacer debido a la dictadura y crisis argentinas. Curioso, aquí cuarenta años después en democracia también está todo por hacer. No sé si andas un poco al corriente de la situación de España y de los "gobiernos" recortando en Educación. Pero el paralelismo es brutal. E incluso peor, bajo mi punto de vista.

1
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Gracias Al. Es interesante el paralelismo que se dá en distintos paises!!

0
Retrato de Al Clemente
0
Feb. 2014

Crees que intentamos vivir un "sueño americano" respecto a universidades también? Es decir, más allá de los equipamientos y contenidos mínimos?

0
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Creo que las universidades privadas son las que más alimentan ese imaginario. En muchas ocasiones veo que los alumnos son alimentados por fantasias, haciéndoles creer que una gran edificación, televisores de lcd, etc son sinónimo de triunfo. Si algo le tengo que agradecer a la UBA es que siempre se mostró dramaticamente honesta, con sus muchos defectos y sus muchas virtudes.

2
Retrato de Al Clemente
0
Feb. 2014

100% de acuerdo. Lo único que añadiría es no solo las privadas, sino todas aquellas "vender imagen" sea su principal objetivo, como el caso de Elisava. Después, claro, vienen las privadas, como la mía.

Entre todos, se han encargado como dice Joaquín Eduardo, de ponerle mucho glamour al diseño y pienso que esa imagen (porque no deja de ser un trabajo más) de artista/bohemio/rockstar/poser (como Starck) debe acabar para que el diseño siga adelante. Seguir este camino creo que no te deja avanzar y poco aporta a uno y al diseño, si tienes como meta el solucionar necesidades (reales).

0
Responder
Retrato de Andres Torres
0
Feb. 2014

Me gusto la historia personal tuya... pero como que falto nombrar detalladamente las herramientas que existía en esos tiempos para diseño gráfico en vez del uso de la computadora

0
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Existian los cartones montados y la tempera blanca. Los "rotrings" y los "letrasets", el marcador celeste y la regla paralela, el tablero y la fotocopiadora blanco y negro. Existian los cutters (se escribe asi?) y las escuadras, el cemento de contacto y la cartulina ilustración blanca, existía el papel vegetal o calco de 60, 70 o 90 gramos. Existían los recortes de revistas y las malas copias del centro de estudiantes, existían el celofán transparente y la cinta de papel...todo el resto era ingenio y creatividad.

2
Retrato de Cinthia Chavez Ayala
0
Feb. 2014

Todavía se trabaja así en algunas facultades ( al menos en la mía ) ...es lo mas!!! pero siempre terminas el trabajo " fino " en la compu.

0
Retrato de Andres Torres
0
Feb. 2014

Es cierto lo que tu dices Adrián y gracias por compartir tus vivencias en este articulo... me había olvidado de esas clases que compartían también sus experiencias de esa época los profes de la facultad de diseño... pero lo que nunca falta es el papel y lápiz donde sale siempre los mejores diseños... con ingenio y creatividad... cierto.., pero hoy en la actualidad si que nos facilita de mucho la computadora

0
Responder
Retrato de Juan Carlos Cortés Pacheco
0
Feb. 2014

Primer ilusionado y real día. Entonces te dicen que no hay cupo para "me gusta y no me gusta" y sin saber por qué lo asumes, te das cuenta que lo que creías que era el diseño, no lo es.

Estás confundido y miras a 30 más igual que tú, quienes logran orientarse los ves hasta el final de tu -para mí, extraordinaria, apasionante e inigualable- carrera universitaria pero serán menos de la mitad.

Adrián, gracias por recordármelo y por aquella plática por ahí de 2005 en Universidad La Salle, México D.F., sobre tus experiencias.

0
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Cuantos recuerdos Juan Carlos! Que bien la pasé aquellos dias junto a ustedes!! Te mando un abrazo grande y espero en algun momento volver a cruzarnos para hacer un balance del tiempo transcurrido...

0
Responder
Retrato de Esther Analí Beltrán Meza
2
Feb. 2014

¡Me sentí muy identificada con tu historia! excepto por la parte del traje, yo también me imaginaba una universidad completamente diferente a la que me topé en realidad y la verdad es que me sorprendió gratamente pues resultó mejor de lo que esperaba, con algunas dificultades y todo puedo decir ahora a unos cuantos meses de salir que estoy muy orgullosa de haber estudiado en las circunstancias que me tocaron. Ahora me enfrento al mundo laboral como practicante y simplemente espero que todo salga bien, ojalá la vida me sorprenda con más.

0
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Es un camino maravilloso, vale la pena recorrerlo. Un saludo afectuoso Esther!

0
Responder
Retrato de Juan Carlos Cabrera
0
Juan Carlos Cabrera
Feb. 2014

Femomenal

0
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Gracias Elvis! Un saludo afectuoso!

0
Responder
Retrato de Hector Gonzalez
1
Feb. 2014

Bueno, al final de cuentas cuando se es estudiante y se esta sediento de conocimiento no hay obstaculo alguno que pare tu necesidad de aprender (a como se habla de la infraestructura de la Universidad). Yo sigo siendo alumno y espero luego de Diseño Grafico empezar otra carrera similar como puede ser Diseño de Productos y de hecho estoy mas animado hoy (en mi 4to año) que al inicio porque conosco mas este mundo y se que afuera hay mejores que yo y eso me anima a ser mejor. Saludes desde Nicaragua.

0
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Muchos éxitos Hector y saludos desde Argentina!!!

0
Responder
Retrato de Cosntanzax Ib
0
Cosntanzax Ib
Feb. 2014

Wow! leyendo tu historia imagine cada parte que describías sin siquiera conocer Argentina. Me gusto mucho, sobre todo la parte final de nuestra "primera vez" estoy en búsqueda de un lugar para mi práctica profesional y siempre esta ese miedo a elegir un buen lugar o el miedo a equivocarnos. Saludos desde Chile!

0
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Un saludo afectuoso Camila!!! Gracias por tus comentarios!!

0
Responder
Retrato de Nano Montiveros
0
Feb. 2014

Me encantó; describiste mis circunstancias actuales muy de cerca. ¡Gracias!

1
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

A vos tu interés Mariano! Un abrazo!

0
Responder
Retrato de Cinthia Chavez Ayala
0
Feb. 2014

Me encanto!!! la verdad que a punto de recibirme coincido plenamente en todo lo que escribiste...el primer día ,el primer año quizás también...Saludos Adrián

1
Retrato de Adrián Pierini
469
Feb. 2014

Gracias por tu valoración Cinthia!

0
Responder

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo