Mi manifiesto de diseño

Siguiendo la línea de discursos que inauguraron corrientes disciplinares, presento una invitación individual con la intención de colaborar en la definición del diseño.

Retrato de Pancho Martínez Pancho Martínez Santiago

Seguidores:
2
Opiniones:
3
Votos:
10
Compartir:
Ilustración principal del artículo Mi manifiesto de diseño

En la academia se tiende a enmarcar el conocimiento y práctica del diseño en el ámbito de las ciencias o la filosofía. Una revisión de los discursos que han orientado a la disciplina y sus escuelas a lo largo de la historia, permite mucho más entender el tiempo de cada uno de ellos, que obtener descripciones positivistas o epistemologías sobre el objeto diseñado o el proceso de diseño.

Los manifiestos son escritos que persiguen convocar o compartir intenciones, a veces a manera de consejo y en otras ocasiones de manera más imperativa, retórica o en tono de «juego de la verdad».1 El diseño, al ser una actividad práctica que desemboca reiteradamente en muchos oficios específicos, con frecuencia ha guiado sus planes educacionales o de acción disciplinar apoyándose en escritos previos o creados, llamados manifiestos. Un ejemplo de las influencias de los manifiestos está descrita en al artículo 50 años del manifiesto First things First», de Samuel López-Lago.2

De los escritos históricos con actitud de manifiesto, les aliento a leer el tratado De Architectura (Vitruvio, ~15 a.C.)3 conocido hoy como Los X libros de la arquitectura. Es uno de los más conocidos e influyentes de la tradición contemporánea, y no solo alienta a los proyectistas a escribir sobre sus prácticas, sino que también presenta categorías y tipologías tecnológicas con sorpresiva vigencia. Otro buen ejemplo es el Tratado de la Pintura4 (a partir de escritos de Da Vinci, 1519) que enumera consejos y opiniones sobre qué, porqué y cómo pintar escenarios de la época, como un cuerpo en movimiento o una batalla en el mar. Ambos extractos de conocimiento disciplinar preservan hasta hoy, algunas inclinaciones prácticas concernientes a las necesidades de aquellos tiempos.

En un compendio de manifiestos de diseño5 que ha sido publicado en la web por John Emerson (2009) es posible encontrar una variedad de ejemplos que van desde el discurso y programa de la escuela Bauhaus de Weimar, firmado por Walter Gropius (1919), conocido como el manifiesto de la Bauhaus, hasta el Karimanifesto de Karim Rashid (2006), entre muchos otros.

Podría ser de utilidad, o al menos materia de aprendizaje, que las organizaciones —tanto escuelas como oficinas y estudios de diseño— realicen el ejercicio de redactar su propio manifiesto de diseño. ¿Qué práctica más beneficiosa que compartir cada verso de sabiduría descubierta durante la práctica de diseño a los que se pueda recurrir en el sin número de eventos donde se hace necesario tomar decisiones o direcciones frente a dilemas o declaraciones de intención recurrentes?

Como ejercicio retórico, con intención de convivir con la actividad entre pares y en relación a mi posición acerca de los debates de lo que es o no es «el diseño», o lo que es o no es «la buena forma», he decidido compartir mi propio manifiesto de diseño, escrito, en principio, para complementar mis cartas de presentación, pero en esta ocasión, a modo de contribución al debate:

El diseño es una actividad inherente y no exclusiva del género humano. Se trata de la acción pre-figurativa de la forma que permite configurar determinada entidad del medio artificial, virtual u organizacional.

El diseño hace tanto lo que sus proyectistas acuerdan e inventan como lo que los usuarios y la sociedad asignan y descubren.​

El buen diseño es aquel que beneficia a la mayor cantidad de personas o soluciona las necesidades más urgentes de la humanidad.

El buen diseño es también aquel que atiende y articula exitosamente la adecuada cantidad de factores y tecnologías en torno a un propósito.

La buena forma es aquella que atiende tanto a requerimientos físicos como trascendentales, acorde a la sociedad de la cual participa o a la cual da soporte.

​El diseño no es una actividad ni un criterio exclusivo de los diseñadores.

​​Los diseñadores son los más aptos para guiar decisiones y desarrollar nuevos o mejorados artificios, dada su experiencia desarrollando técnicas o atendiendo a la práctica; suelen ser los competentes, pues además viven proyectando el futuro.​

Al igual ó a diferencia de los anteriores, este, mi manifiesto, no pretende inaugurar ninguna corriente, sino apenas instalar algunas afirmaciones necesarias, a sumarse o diluirse con las propias de los lectores y proyectistas que las lean, las compartan y/o las asimilen, modifiquen, rebatan, rectifiquen, etc.

Seguidores:
2
Opiniones:
3
Votos:
10
Compartir:
  1. En relación al concepto de «juego de la verdad», explicado por Thomas Kuhn (1962) en La estructura de las revoluciones científicas.
  2. 50 años del manifiesto First things First, por Samuel López-Lago, FOROALFA.
  3. Los Diez Libros de Arquitectura - Marco Lucio Vitruvio Polion (PDF).​
  4. Tratado de la Pintura - Da Vinci​ (PDF).
  5. 100+ Years of Design Manifestos editada y publicada por John Emerson (2009) a partir del trabajo de Mario Piazza.
Código QR de acceso al artículo Mi manifiesto de diseño

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 21/08/2018

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Juan Felipe Enriquez-Fiallo
0
Juan Felipe Enriquez-Fiallo
Hace 8 semanas

Importante invitación, pues a puertas de la cuarta revolución industrial no lo considero solo necesario sino una responsabilidad para todos los diseñadores escribir su manifiesto: ¿Que es el diseño?, ¿Para que estamos?, ¿Que demanda la sociedad y planeta?, ¿Hacia donde vamos?; son algunas interrogantes que debemos plantearnos antes de abrir un nuevo estudio o de ofertar nuestros servicios, pues la naturaleza del diseño tiene un fin social.

Coincido que aún la malla curricular de muchas escuelas de diseño, han sido formuladas en base a las de tradicionales escuelas como Bauhaus o la Hochschule für Gestaltung (ULM), quienes en el siglo XIX establecían los nuevos enfoques para el diseño; pero después de pasar la revolución digital y entrando en la revolución tecnológica es urgente reformular el curriculum de los nuevos diseñadores, con valores, herramientas y estrategias que respondan de forma adecuada la cultura material y visual de una sociedad que se transforma vertiginosamente.

1
Responder
Retrato de Hector Torres
3
Hector Torres
Hace 2 meses

Aunque estoy de acuerdo con tu intención de formular una definición de diseño industrial [asumo que hablas de diseño industrial por lo que citas], tengo que señalar que la formulación que planteas se aleja de los métodos epistemológicos y teorías lexicográficas que le darían respaldo teórico.

Varias preguntas deben ser contestadas antes, tales como: ¿cuáles son las deficiencias de la definición actual y porque se justifica un cambio?; ¿que proceso necesita seguirse para sintetizar una definición válida en el ámbito científico?.

Aunque bien intencionada, tu idea sigue los patrones poco académicos que se suelen relacionar con la tradición escrita de esta disciplina. Sugiero que amplíes este tema en un ensayo relacionado y en todo caso explique ampliamente el significado de cada párrafo para evitar la interpretación poco veraz de los mismos.

hector_torres.di@outlook.es

2
Retrato de Pancho Martínez
2
Pancho Martínez
La semana pasada

Don Hector, agradezco su comentario, sus preguntas son muy adecuadas y nutritivas para la disciplina, no obstante mal entiende el núcleo de mi artículo-manifiesto, el cual en el primer y último párrafo declara que no es mi intención ser una excepción a los discursos disciplinares, afirmando que estos presentan más contextos históricos y culturales, que rigor científico, filosófico y epistemológico; como lo solicita con rigidez y censura, el corpus teórico dominante de las Academias y al parecer, también usted.

No es que desconozca la importancia de las ciencias o academias, o los esfuerzos por ordenar (y controlar) los ʼsaberesʼ, sino que pasado el tiempo, los proyectistas y estudiosos del diseño como nosotros, nos vamos dando cuenta que el Diseño y lo general del mismo, tiene más que ver con ideología, política, creatividad y comercio, que con verdades o modelos que no tienen ni consenso ni vigencia, como si la persiguen (y la obtienen) las ciencias normales.

Tampoco quiero desconocer la importancia de la teoría del diseño, pero creo que fuera de las aulas y los constructos de cada teoría, esas definiciones carecen de relevancia. Son útiles, válidas y funcionales, únicamente para quienes las elaboran. Y quizás un poco para quienes las estudian. Hoy en día, han resultado más influyentes estandarizaciones y acreditaciones de métodos simplificados, que han ayudado a otros campos y profesiones a entender la relevancia del diseño. Pero aún falta mucho para darle al Diseño el espacio e importancia que debe y necesita la humanidad y sus sociedades.

Lo realmente importante, además de todas las técnicas, o sea la creatividad y las capacidades individuales (y singulares) está completamente ausente de los ʼavancesʼ académicos, ya sea por censura, incompatibilidad o complejidad epistémica. Por eso me inclino a estudiar a los creadores, quienes no solicitan más autorización que la de ellos mismos, para opinar de forma honesta y válidamente subjetiva de lo que la historia ha atestiguado que hicieron, a diferencia de quienes intentan explicar, algo que no hacen.

Es posible que algunas licencias poéticas que me he tomado, lo hayan confundido, tampoco niego mi curiosidad por las preguntas que elabora, pero a menos que tenga una invitación a alguna aula deuniversidad en méxico, lo invito a abrazar las interpretaciones aberrantes, a darle una oportunidad a la independencia del campo del diseño y a aprender de cada diseñador por más novato o autodidacta que sea.

Al día de hoy, me aventuro a declarar al Diseño más complejo que la ciencia. Al menos por la diversidad de caminos, maneras, libertades y resultados con las que pretendemos practicarlo los que nos atrevemos a llamarnos Diseñadores.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Angelo Capaldi
Autor:
Angelo Capaldi
Título:
Pensar antes de diseñar
Sinopsis:
¿Cómo pensamos los diseñadores hoy en día? ¿En qué pensamos cuando estamos transitando nuestras primeras experiencias? ¿Y cuando ya logramos años de trayectoria?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
49
Opiniones:
25
Seguidores:
11
Retrato de Ismael T. Vargas Rojas
Autor:
Ismael T. Vargas Rojas
Título:
Experimentación en la investigación y producción de diseño
Sinopsis:
La experimentación en el diseño nos resulta familiar cuando la aboradamos desde la creatividad, sin embargo sus implicaciones van más allá.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
24
Opiniones:
16
Seguidores:
28
Retrato de Nora Karina Aguilar Rendón
Autor:
Nora Karina Aguilar Rendón
Título:
El dibujo para el desarrollo de competencias profesionales del diseño
Sinopsis:
El diseñador construye el dibujo por medio de la observación y la memoria visual. El ejercicio del dibujo representa un medio ideal para adquisición de códigos y elementos gráficos.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
29
Opiniones:
9
Seguidores:
131
Retrato de Carlos Carpintero
Autor:
Carlos Carpintero
Título:
La teoría del diseño está más allá del oficio
Sinopsis:
La reflexión académica sobre diseño implica el manejo de unos saberes y el establecimiento de unos objetivos muy diferentes de los que necesita el diseñador para su tarea diaria.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
87
Opiniones:
74
Seguidores:
60

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
28 Enero 2019

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
15 Abril 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
22 Junio 2019