El futuro del diseño industrial

Reflexión sobre la obsolescencia programada, la caducidad de los planteamientos de la enseñanza y el alcance profesional que desde la academia se promueve.

Retrato de Fausto Zuleta Fausto Zuleta Medellín Seguidores: 6

Opiniones:
53
Votos:
85
Compartir:
Ilustración principal del artículo El futuro del diseño industrial

Hace un par de meses un amigo me envió un video de RTVE (Radio y Televisión Española) sobre la caducidad programada. El documental alerta sobre la práctica industrial en la realización de productos y el efecto que comprar, usar, tirar y volver a comprar suele producir en el individuo, la sociedad y el entorno. Ver este video y confrontarlo con la cantidad de información que ensucia y degrada al diseño como disciplina me dejó perplejo. Soy de los que piensan que entre los posibles culpables de esto se encuentra la academia y sus programas. Y aunque no quisiera realizar un planteamiento ético de algo que ya todos conocemos (y dejamos pasar por alto), sí me gustaría reflexionar sobre la caducidad, lo poco práctico y la falta de modernización del diseño industrial.

En su momento el video me hizo reflexionar sobre la poca maniobrabilidad del diseño frente a la maquinaria industrial y todo lo que ello conlleva, pero ahora creo que solo somos un engranaje más en toda esa cadena de montaje productivo (lastimosamente). Ahora bien, si pensamos en el profesional en diseño industrial como producto final, podremos entender que se nos ha programado para caducar dentro de cierto período de tiempo. Las universidades plantean en sus programas académicos asignaturas útiles, valiosas y congruentes, pero también encontramos bastante información obsoleta y desactualizada, sin contar la innumerable basura conceptual que nos regalan. Podríamos definir basura conceptual como todas aquellas labores y tareas que constantemente nos plantean en forma de asignaturas o ejercicios, sobre la forma de actuar, vivir y sentir el diseño, como si fuésemos a vivir de realizar estos «deberes». Para algunos pocos será de gran utilidad, ya que efectivamente podrán vivir (o sobrevivir) traduciendo sus vastísimos conocimientos en seminarios, congresos, simposios y cursos, pero muchos sabemos que ser inteligentemente productivos y creativos es realmente lo que funciona (aunque sea difícil).

En este momento, si analizamos el paso siguiente a la academia, nos damos cuenta de que los profesionales que ejercen el diseño industrial se podrían dividir en dos grupos: los que producen diseño y los estrategas del diseño. Los primeros son más técnicos y los segundos son más administrativos. La basura conceptual en la realización de sus trabajos para ninguno de los dos casos es útil. Podría plantearse como una estrategia más de venta, pero en ningún caso es la directriz de funcionamiento en su labor.

En las escuelas de diseño la basura conceptual proviene en buena medida de áreas cercanas o afines, tales como la arquitectura y el arte, pero se trata de ideas o métodos que en muchos casos ya han sido desechados y encuentran en nuestra disciplina un espacio. No es gratis que esto sea así, puesto que sirven para rellenar en teoría y tiempo académico, y al revisar los programas académicos de algunas universidades en Argentina, Chile, Colombia, México y España entre otros, nos encontramos con varias asignaturas que fácilmente podrían eliminarse o combinarse entre sí. Asignaturas que simplemente mantienen durante más tiempo al estudiante en sus aulas, con lo que las universidades suponen conseguir profesionales mejores y más capacitados.

La idea del documental, su denuncia y reflexión se aplica plenamente a las universidades de hoy en día, las cuales producen profesionales para servir en un pequeño periodo de tiempo, donde lo importante es producir, reemplazar y no construir. En el diseño siempre se nos ha comunicado lo moderno de la disciplina, lo nueva que es y, sobre todo, que tenemos que abrir camino cuando salgamos a la vida real. ¿Pero, de verdad tendremos que hacer todo esto, cuando lo cierto es que los programas de diseño son solo un boom de nuestra cultura y no realmente lo que necesita la industria y la sociedad? Yo creo que las academias deberían replantear sus programas, haciéndolos mas eficaces y eficientes (aunque eso les signifique menos tiempo de permanencia del estudiante) y apoyarse más en docentes con experiencia en investigación y desarrollo. Creo, sobretodo, en que aún se puede corregir el planteamiento final de las competencias que podrá desarrollar un futuro diseñador. Y creo también, que el diseño debería hermanarse más con las ingenierías y las ciencias experimentales.

Todavía queda mucho camino por recorrer, pero ¿acaso queremos ser un producto con los días contados? Debemos entender y hacer entender a las universidades o centros educativos en diseño, que lo ideal es ser útil a largo plazo y no en un periodo corto y determinado. Debemos realizar un esfuerzo para construir una disciplina menos compleja de entender (todavía hay gente que pregunta qué es diseño industrial) y buscar en la verdadera investigación temas con los que el diseñador pueda comprometerse y no solo teorizar. Somos una disciplina más técnica e ingenieril que literaria y humanista.

El diseñador debe hacer y comunicar con sus diseños, y no ser solo un filósofo del racionamiento objetual, que es algo en lo que pretenden hacer énfasis las escuelas de diseño. El que nos enseñen cosas más útiles y en menos tiempo, además de una modernización de programas con enfoques industriales, debería ser el punto clave de cualquier academia, y aunque muchas se llenen la boca promulgando dichas ideas, muy pocas verdaderamente lo realizan. Debemos dejar a un lado el paradigma del diseñador que solo realiza lámparas y sillas, espacios y stands; esas ideas vienen de nuestras universidades, y aunque sean importantes para la historia, es claro que debemos dejarlas ahí, y escribir otra página.

En cualquier caso, creo que el diseñador industrial debe buscar una nueva razón de ser, algo diferente a seguir compitiendo en el mundo que plantean las universidades iberoamericanas. Es eso, o morir en el intento.

Retrato de Fausto Zuleta Fausto Zuleta Medellín Seguidores: 6

Opiniones:
53
Votos:
85
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo El futuro del diseño industrial

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Jesus Gaytan
55
Jesus Gaytan
Ago 2016

Y bien...

¿Cual es entonces tu propuesta?

Aterricemos opiniones en propuestas de acción con nombre y apellidos.

1
Responder
Retrato de Rafael García
0
Rafael García
Ago 2016

no podría estar mas de acuerdo

Después de mas de 40 años de experiencia como diseñador me pregunto si existen las Escuelas de Diseño en México o son solo Academias?

gracias Fausto por tu incomodidad ETICA

0
Responder
Retrato de Ibar Federico Anderson
10
Ibar Federico Anderson
Feb 2014

Soy Diseñador Industrial, egresado en 1999 de la Facultad de Bellas Artes (FBA), Universidad Nacional de La Plata (UNLP), República Argentina. Master es Estética (FBA-UNLP, 2008), Doctor en Arte (FBA-UNLP, 2014). Adicionalmente soy Profesor del Instituto Superior de Formación Docente (ISFD N° 17, 2003). Ti invito a ver este estudio sobre un nuevo plan de estudios: Enlace

0
Responder
Retrato de Fernando Aguilar
0
Fernando Aguilar
Jun 2012

Me parece que un diseñador industrial tiene esa cualidad de cambiar la industria misma. Debe tomar el reto de la obsolencia programada, confrontándola, ante la característica principal del diseñador ( la innovación sustentable ) que determina la seriedad de un diseñador, comprometido con las necesidades de la sociedad, en la que vive. Provocar al cliente esa sensación única de satisfacción, comprobar que el diseño, calidad y utilidad son posibles en un solo producto, y que mejor que darle ese plus de la sustentabilidad, que otorga al producto la quinta estrella de excelencia.

0
Responder
Retrato de Luis Montoto
0
Luis Montoto
Nov 2011

Totalmente de acuerdo, agradecidamente, mi universidad el Diseño Industrial es tomada como Ingeniería, el nombre de la titulación que estudio es: Ingeniería del Diseño Industrial y Desarrollo del producto, y si hechas un vistazo a su programa, encontraras solo en los dos primeros años de carrera: 4 tipos de matemáticas, 2 tipos de física básica, fluido, termodinámica y resistencia de materiales, tecnología eléctrica y electrónica y quimica básica.

1
Responder
Logotipo de Cristian Patricio
0
Cristian Patricio
Oct 2011

Estoy completamente de acuerdo con el autor, las universidades se han transformado en unas burbujas conceptuales, viviendo ajenos a las necesidades reales de las personas, eso hace que la sociedad nos perciba como unos tipos ajenos a la realidad, detrás de esa intelectualidad artística.

Por culpa que las universidades que están tomadas por disciplinas como la arquitectura y el arte , es que no hemos tenido la posibilidad de mostrarle a la gente que si hacemos productos útiles y necesarios para la vida, y no mas sillas de autor, ni lamparas para revistas , ni objetos para museos.

0
Responder
Retrato de Andrea Cabello
0
Andrea Cabello
Ago 2011

La obsolencia prolongada es el motor secreto de nuestra sociedad de consumo, pues estamos cresiendo por crecer, y no crecer para satisfacer las nesesisdades. Por otra parte es posible la exsitencia de diseñadores, arquitectos y la economia se sustenta, por esta produccion sin limites.

0
Responder
Retrato de Ulises Navarro
0
Ulises Navarro
Ago 2011

El título del artículo es bastante ambicioso, y hay mucha tela que cortar en ese tema. Creo que se toca un punto importante, pero no estoy de acuerdo con muchas de las posturas del autor. Cuando éste habla del diseñador industrial como un producto programado para caducar, me parece que es una manera de deslindarse de la responsabilidad que cada uno, como profesional, tiene de ser relevante en la cultura y la sociedad, la responsabilidad de agregar valor. Uno como profesional, caduca en el momento que deja de afectar la cultura y de comprender los cambios sociales, económicos y tecnológicos.

0
Responder
Retrato de Jorge Moya
0
Jorge Moya
Jul 2011

Bueno el vídeo, pero no concuerdo con tu postura, creo que la universidad solo de te da las herramientas para desarrollar tu carrera... cada estudiante tiene la opción y la decisión de orientar el futuro de tu carrera y no ser un ʼ engranajeʼ de la productividad de esta sociedad.

2
Responder
Retrato de Iliana Lorán
2
Iliana Lorán
May 2011

El video esta buenisimo

0
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo El eco del ecodiseño crece
Autor:
Margarita Juliá
Título:
El eco del ecodiseño crece
Sinopsis:
Desde cualquier industria se pueden hacer contribuciones para reducir el impacto ambiental y hasta atrapar nuevos compradores.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
54
Opiniones:
33
Seguidores:
1
Retrato de John A. Rey Galindo
Autor:
John A. Rey Galindo
Título:
Re-pensar el concepto de artificialidad
Sinopsis:
La noción de artificialidad ha sido un factor esencial en el impacto negativo que han tenido las creaciones del hombre en la naturaleza.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
19
Opiniones:
6
Seguidores:
12
Ilustración principal del artículo El problema es el empaque
Autor:
Esteban Garcia
Título:
El problema es el empaque
Sinopsis:
Bolsitas, bolsotas, morrales, contenedores de todo tipo son los que están arruinando el planeta.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
101
Opiniones:
61
Seguidores:
1
Retrato de José Antonio Giménez
Autor:
José Antonio Giménez
Título:
La verdadera diferencia entre paraguas y coches
Sinopsis:
El futuro del diseño y por tanto, de la sociedad actual, pasa porque los diseñadores optemos por productos autónomos o sistemáticos. La moneda está en el aire.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
20
Opiniones:
20
Seguidores:
55
Ilustración principal del artículo El factor sustentable
Autor:
Sofia Luna
Título:
El factor sustentable
Sinopsis:
La sustentabilidad ha influenciado a los distintos personajes que tienen que ver con el diseño industrial, incluyendo a empresarios y consumidores.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
69
Opiniones:
19
Seguidores:
42
Logotipo de FOROALFA
Autor:
FOROALFA
Título:
¿Existe una ética del diseño?
Sinopsis:
¿Está bien que los diseñadores acepten trabajos cuyos fines son socialmente nocivos? ¿Es hora de formular una serie de criterios que regulen la ética profesional del diseño?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
166
Opiniones:
171
Seguidores:
589

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero