El futuro del diseño industrial

Reflexión sobre la obsolescencia programada, la caducidad de los planteamientos de la enseñanza y el alcance profesional que desde la academia se promueve.

Retrato de Fausto Zuleta Fausto Zuleta Medellín Seguidores: 6

Opiniones:
53
Votos:
85
Compartir:
Ilustración principal del artículo El futuro del diseño industrial

Hace un par de meses un amigo me envió un video de RTVE (Radio y Televisión Española) sobre la caducidad programada. El documental alerta sobre la práctica industrial en la realización de productos y el efecto que comprar, usar, tirar y volver a comprar suele producir en el individuo, la sociedad y el entorno. Ver este video y confrontarlo con la cantidad de información que ensucia y degrada al diseño como disciplina me dejó perplejo. Soy de los que piensan que entre los posibles culpables de esto se encuentra la academia y sus programas. Y aunque no quisiera realizar un planteamiento ético de algo que ya todos conocemos (y dejamos pasar por alto), sí me gustaría reflexionar sobre la caducidad, lo poco práctico y la falta de modernización del diseño industrial.

En su momento el video me hizo reflexionar sobre la poca maniobrabilidad del diseño frente a la maquinaria industrial y todo lo que ello conlleva, pero ahora creo que solo somos un engranaje más en toda esa cadena de montaje productivo (lastimosamente). Ahora bien, si pensamos en el profesional en diseño industrial como producto final, podremos entender que se nos ha programado para caducar dentro de cierto período de tiempo. Las universidades plantean en sus programas académicos asignaturas útiles, valiosas y congruentes, pero también encontramos bastante información obsoleta y desactualizada, sin contar la innumerable basura conceptual que nos regalan. Podríamos definir basura conceptual como todas aquellas labores y tareas que constantemente nos plantean en forma de asignaturas o ejercicios, sobre la forma de actuar, vivir y sentir el diseño, como si fuésemos a vivir de realizar estos «deberes». Para algunos pocos será de gran utilidad, ya que efectivamente podrán vivir (o sobrevivir) traduciendo sus vastísimos conocimientos en seminarios, congresos, simposios y cursos, pero muchos sabemos que ser inteligentemente productivos y creativos es realmente lo que funciona (aunque sea difícil).

En este momento, si analizamos el paso siguiente a la academia, nos damos cuenta de que los profesionales que ejercen el diseño industrial se podrían dividir en dos grupos: los que producen diseño y los estrategas del diseño. Los primeros son más técnicos y los segundos son más administrativos. La basura conceptual en la realización de sus trabajos para ninguno de los dos casos es útil. Podría plantearse como una estrategia más de venta, pero en ningún caso es la directriz de funcionamiento en su labor.

En las escuelas de diseño la basura conceptual proviene en buena medida de áreas cercanas o afines, tales como la arquitectura y el arte, pero se trata de ideas o métodos que en muchos casos ya han sido desechados y encuentran en nuestra disciplina un espacio. No es gratis que esto sea así, puesto que sirven para rellenar en teoría y tiempo académico, y al revisar los programas académicos de algunas universidades en Argentina, Chile, Colombia, México y España entre otros, nos encontramos con varias asignaturas que fácilmente podrían eliminarse o combinarse entre sí. Asignaturas que simplemente mantienen durante más tiempo al estudiante en sus aulas, con lo que las universidades suponen conseguir profesionales mejores y más capacitados.

La idea del documental, su denuncia y reflexión se aplica plenamente a las universidades de hoy en día, las cuales producen profesionales para servir en un pequeño periodo de tiempo, donde lo importante es producir, reemplazar y no construir. En el diseño siempre se nos ha comunicado lo moderno de la disciplina, lo nueva que es y, sobre todo, que tenemos que abrir camino cuando salgamos a la vida real. ¿Pero, de verdad tendremos que hacer todo esto, cuando lo cierto es que los programas de diseño son solo un boom de nuestra cultura y no realmente lo que necesita la industria y la sociedad? Yo creo que las academias deberían replantear sus programas, haciéndolos mas eficaces y eficientes (aunque eso les signifique menos tiempo de permanencia del estudiante) y apoyarse más en docentes con experiencia en investigación y desarrollo. Creo, sobretodo, en que aún se puede corregir el planteamiento final de las competencias que podrá desarrollar un futuro diseñador. Y creo también, que el diseño debería hermanarse más con las ingenierías y las ciencias experimentales.

Todavía queda mucho camino por recorrer, pero ¿acaso queremos ser un producto con los días contados? Debemos entender y hacer entender a las universidades o centros educativos en diseño, que lo ideal es ser útil a largo plazo y no en un periodo corto y determinado. Debemos realizar un esfuerzo para construir una disciplina menos compleja de entender (todavía hay gente que pregunta qué es diseño industrial) y buscar en la verdadera investigación temas con los que el diseñador pueda comprometerse y no solo teorizar. Somos una disciplina más técnica e ingenieril que literaria y humanista.

El diseñador debe hacer y comunicar con sus diseños, y no ser solo un filósofo del racionamiento objetual, que es algo en lo que pretenden hacer énfasis las escuelas de diseño. El que nos enseñen cosas más útiles y en menos tiempo, además de una modernización de programas con enfoques industriales, debería ser el punto clave de cualquier academia, y aunque muchas se llenen la boca promulgando dichas ideas, muy pocas verdaderamente lo realizan. Debemos dejar a un lado el paradigma del diseñador que solo realiza lámparas y sillas, espacios y stands; esas ideas vienen de nuestras universidades, y aunque sean importantes para la historia, es claro que debemos dejarlas ahí, y escribir otra página.

En cualquier caso, creo que el diseñador industrial debe buscar una nueva razón de ser, algo diferente a seguir compitiendo en el mundo que plantean las universidades iberoamericanas. Es eso, o morir en el intento.

Retrato de Fausto Zuleta Fausto Zuleta Medellín Seguidores: 6

Opiniones:
53
Votos:
85
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo El futuro del diseño industrial

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Jesus Gaytan
54
Jesus Gaytan
Ago 2016

Y bien...

¿Cual es entonces tu propuesta?

Aterricemos opiniones en propuestas de acción con nombre y apellidos.

1
Responder
Retrato de Rafael García
0
Rafael García
Ago 2016

no podría estar mas de acuerdo

Después de mas de 40 años de experiencia como diseñador me pregunto si existen las Escuelas de Diseño en México o son solo Academias?

gracias Fausto por tu incomodidad ETICA

0
Responder
Retrato de Ibar Federico Anderson
10
Ibar Federico Anderson
Feb 2014

Soy Diseñador Industrial, egresado en 1999 de la Facultad de Bellas Artes (FBA), Universidad Nacional de La Plata (UNLP), República Argentina. Master es Estética (FBA-UNLP, 2008), Doctor en Arte (FBA-UNLP, 2014). Adicionalmente soy Profesor del Instituto Superior de Formación Docente (ISFD N° 17, 2003). Ti invito a ver este estudio sobre un nuevo plan de estudios: Enlace

0
Responder
Retrato de Fernando Aguilar
0
Fernando Aguilar
Jun 2012

Me parece que un diseñador industrial tiene esa cualidad de cambiar la industria misma. Debe tomar el reto de la obsolencia programada, confrontándola, ante la característica principal del diseñador ( la innovación sustentable ) que determina la seriedad de un diseñador, comprometido con las necesidades de la sociedad, en la que vive. Provocar al cliente esa sensación única de satisfacción, comprobar que el diseño, calidad y utilidad son posibles en un solo producto, y que mejor que darle ese plus de la sustentabilidad, que otorga al producto la quinta estrella de excelencia.

0
Responder
Retrato de Luis Montoto
0
Luis Montoto
Nov 2011

Totalmente de acuerdo, agradecidamente, mi universidad el Diseño Industrial es tomada como Ingeniería, el nombre de la titulación que estudio es: Ingeniería del Diseño Industrial y Desarrollo del producto, y si hechas un vistazo a su programa, encontraras solo en los dos primeros años de carrera: 4 tipos de matemáticas, 2 tipos de física básica, fluido, termodinámica y resistencia de materiales, tecnología eléctrica y electrónica y quimica básica.

1
Responder
Logotipo de Cristian Patricio
0
Cristian Patricio
Oct 2011

Estoy completamente de acuerdo con el autor, las universidades se han transformado en unas burbujas conceptuales, viviendo ajenos a las necesidades reales de las personas, eso hace que la sociedad nos perciba como unos tipos ajenos a la realidad, detrás de esa intelectualidad artística.

Por culpa que las universidades que están tomadas por disciplinas como la arquitectura y el arte , es que no hemos tenido la posibilidad de mostrarle a la gente que si hacemos productos útiles y necesarios para la vida, y no mas sillas de autor, ni lamparas para revistas , ni objetos para museos.

0
Responder
Retrato de Andrea Cabello
0
Andrea Cabello
Ago 2011

La obsolencia prolongada es el motor secreto de nuestra sociedad de consumo, pues estamos cresiendo por crecer, y no crecer para satisfacer las nesesisdades. Por otra parte es posible la exsitencia de diseñadores, arquitectos y la economia se sustenta, por esta produccion sin limites.

0
Responder
Retrato de Ulises Navarro
0
Ulises Navarro
Ago 2011

El título del artículo es bastante ambicioso, y hay mucha tela que cortar en ese tema. Creo que se toca un punto importante, pero no estoy de acuerdo con muchas de las posturas del autor. Cuando éste habla del diseñador industrial como un producto programado para caducar, me parece que es una manera de deslindarse de la responsabilidad que cada uno, como profesional, tiene de ser relevante en la cultura y la sociedad, la responsabilidad de agregar valor. Uno como profesional, caduca en el momento que deja de afectar la cultura y de comprender los cambios sociales, económicos y tecnológicos.

0
Responder
Retrato de Jorge Moya
0
Jorge Moya
Jul 2011

Bueno el vídeo, pero no concuerdo con tu postura, creo que la universidad solo de te da las herramientas para desarrollar tu carrera... cada estudiante tiene la opción y la decisión de orientar el futuro de tu carrera y no ser un ʼ engranajeʼ de la productividad de esta sociedad.

2
Responder
Retrato de Iliana Lorán
2
Iliana Lorán
May 2011

El video esta buenisimo

0
Responder
Retrato de Hammer Tapias
3
Hammer Tapias
May 2011

El diseñador es un ser transversal. Es cierto que creamos objetos, que nuestra carrera usa elementos de la ingeniería y de la técnica, y que nuestro llamado es al uso de la técnica en pro de la sociedad. Sin embargo, desligar el diseño de la teorización, del campo de la proyectación, hace que nos reduzcamos a eso mismo que se dice en el artículo, a solo «una pieza en el engranaje». Teorizamos, necesitamos teorizar, y solo cuando tengamos la potestad de argumentar un diseño, tenemos el derecho de diseñar. Construir pueden todos, pero «diseñar»... ¿El cambio si es precisamente de la universidad?

2
Responder
Retrato de Elkin Kanola Molina
0
Elkin Kanola Molina
May 2011

Obviamente el autor del articulo es un subproducto del capitalismo salvaje, perdió su horizonte humanistico, por que recuerde que el protagonista de esta ¨pelicula¨ es el HOMBRE; Y es que sus planteamientos son demaciado ligeros, reflajan la tendencia a creer que somos subordinados de la ¨productividad¨

Si la academia asume esa posición solo produce ¨autómatas¨ que saben mucho de HERRAMIENTAS y carecen de masa crítica.

0
Responder
Retrato de Victor Martinez
0
Victor Martinez
May 2011

Con este titulo la verdad esperaba más, el futuro del diseño industrial es enorme y muy estimulante, vivimos en un momento trascendental que da espacio para ideas disruptivas a quienes puedan leer las oportunidades; y ya hay gente en la academia, en la industria y profesionales independientes haciéndolo.

0
Responder
Retrato de Javier Espitia
0
Javier Espitia
May 2011

Sería muy interesante que puntualizara más cuando dice que existen asignaturas que producen basura conceptual. Con todo respeto me parece un poco bago su artículo y general. Se presta a la interpretación que cada cual le quiera dar. Si ejemplificara sería mucho más provechoso y las opiniones podrían aportar más. No es claro el porque el profesional de diseño industrial esta programado para caducar, no lo argumenta. No estoy de acuerdo que con la profesion no se construya ni que no corresponda a la industria ni a la sociedad, la academia hace una parte y el profesional otra.

0
Responder
Retrato de Robertocarlosdg Saldivia Bontes
0
Robertocarlosdg Saldivia Bontes
May 2011

IMPACTANTE, simplemente solo eso puedo decir, y agregar que es muy cierto que vamos a chocar contra un muro si el ser humano elige el negocio por sobe la ecología.

0
Responder
Retrato de Ricardo Raul Guillermo Detarsio
3
Ricardo Raul Guillermo Detarsio
May 2011

Interesante articulo : generó innumerables lineas de debate. Todas son apasionantes pero mi tiempo es escaso por eso me centrare en la preocupacion de los jovenes: el futuro. En la enseñanza de grado de muchas profesiones en hay cierto retraso de la academia con el ejercicio profesional, pero no ocurre lo mismo con los posgrados, es un problema de dificil solucion. Un manera de ir solucionando esto es exigiendo profesores con experiencia profesional, reforzar con profesionales en ejercicio que expongan casos y solicitando a los docentes que expliquen el porque de incluir cada tema.

0
Responder
Retrato de Maria Fernanda Perilla Buitrago
1
Maria Fernanda Perilla Buitrago
Abr 2011

El D.I en su momento respondió a una situación específica pero a nivel mundial esta cambia y sabemos que no podemos seguir en las mismas porque es ahí donde nos vamos volviendo obsoletos de algún modo, en lo personal es nuestro «deber» por amor a lo que somos (en mi criterio el diseño se vuelve una parte inherente a la persona) ser los que empecemos a mostrar otros alcances, cambiar paradigmas, sin sesgar lo que se ha dicho es diseño sino complementando (ya que según mi postura lo que se entiende por diseño no está mal pero no es completa) es ahí donde nos abriremos espacio en campos en los cuales somos capaces pero hemos sido relegados.

0
Responder
Retrato de Pepe Hernandez
0
Pepe Hernandez
Abr 2011

Alejandro Ribadeneira según el video nuestra sociedad de consumo se basa en tres pilares

La publicidad

La OP

El crédito

El pilar del credito está temblando y nos dá para reflexionar

Una huelga de productores equivaldría a una huelga de diseñadores y esta solo la veremos cuando falten materias primas orgánicas

Muerte de las abejas, descongelación de los polos, desforestación de la Amazonía,..

Pueden revelar que al edificio le falta del otro pilar donde apoyarse

Excúsenme si esto suena trágico, prefiero la comedia

0
Responder
Retrato de Fernando Casas
22
Fernando Casas
Abr 2011

Pues según la termodinámica, todo tiende al caos; en términos cotidianos, esto significa que no hay soluciones perfectas y que todo proceso humano genera una cantidad (pequeña o grande) de caos.

Si a esto le sumamos que nuestros procesos tienden a ser en gran escala (después de todo, somos más de 6 mil millones de personas), veremos que el diseño tiene un gran potencial para el caos.

Creo que la ética del diseñador tendría que ir en la búsqueda de soluciones menos caóticas (que contaminen menos, que no reproduzcan las relaciones desequilibradas de poder, y un largo etcétera).

0
Responder
Retrato de Alejandro Ribadeneira
6
Alejandro Ribadeneira
Abr 2011

En diseño y como cualquier otro profesional, nos debemos a nuestro cliente, las formas, el estudio del material, la factibilidad de producción son entregables que negociamos en el mercado de la imagen y la industria en si, lo que nos dicen en la escuela es una verdad al 40% el resto viene de la experiencia y la gana de trascender. Por fortuna estamos inmersos en un mundo dual entre lo real y lo virtual.

La realidad es que nuestra sociedad está basada en el consumo y la obsolescencia programada. Eso vendemos, pero está nuestro «lado B» los blogs que podemos proponer para ser útiles socialmente

0
Responder
Retrato de Jorge Eliécer Camargo Lamo
0
Jorge Eliécer Camargo Lamo
Abr 2011

Hace poco conocí a un diseñador industrial egresado recientemente de una prestigiosa universidad bogotana. Se declaraba desencantado con su profesión, pues decía que era la que más basura producía. Decidió buscar camino por su propia cuenta y aprendió de su abuela a tejer en crochet. Luego tomó bolsas de plástico, transformándolas en «lanas», que ahora teje creando diferentes piezas como bolsos, zapatillas, etc. También tomaba botellas plásticas, las cortaba en finísimos jirones, con los cuales investigaba posibles usos. La escuela puede y debe adoptar estas iniciativas y promoverlas.

0
Responder
Retrato de Adryana Ramosserrano
0
Adryana Ramosserrano
Abr 2011

Es absurdo creer que dar una vida útil a cada objeto fabricado puede una empresa quebrar, ya que vivimos en una época en que todo evoluciona demasiado rápido y es casi imposible que un objeto lo usemos toda la vida, (para algunas personas u objetos); esto nos lleva a pensar que podemos hacer productos para toda la vida y que el diseño puede ser el camino para que los objetos vuelvan a ser adquiridos nuevamente, siendo que el diseño evoluciona tan rápido, y que las personas siempre buscan productos innovadores y con un nuevo diseño.

0
Responder
Retrato de Pepe Hernandez
0
Pepe Hernandez
Abr 2011

Con Emerson Martinez, Ricardo Raul Guillermo Detarsio, Luis Montero, Patricia Luna, Ricardo..

- La obsolescencia programada (OP) es una ideología aberrante si no se diseña también reutilización y reciclado muy eficientes

- Sería absurdo un paro de diseñadores contra la OP. «Nosotros los diseñadores» o «Nosotras las escuelas» no se ha inventado todavía

0
Responder
Retrato de Juan Suárez
17
Juan Suárez
Abr 2011

El artículo enuncia el comienzo de la discusión. ¿Cual es el modelo de pensamiento necesario del DI en la actualidad? y ¿cómo se ajusta a las prácticas socio económicas de nuestros países? ¿en dónde están los diseñadores comprometidos con las realidades de sus países? ¿y las academias? En el marco de la globalización todos creemos que América Latina es mano de obra barata y calificada. ¿En dónde están los diseñadores que buscan soluciones a las condiciones de miseria? El problema es el modelo de pensamiento. Diseñamos como si esto fuera Tokio o NY o Londres o París. Y esto es Latinoamerica.

0
Retrato de Jenny Buitrago Díaz
80
Jenny Buitrago Díaz
Mar 2012

Juan, realmente las preguntas que planteas son un gran tema de discusión, pienso que el hecho de pensar en «el modelo necesario del D.I en la actualidad» es limitante, incluso para la Academia, que de gran manera influye en la formación de diseñadores, considero que no debe existir un modo único de pensamiento, sino, por el contrario, debería existir una gran cantidad de formas distintas para adaptar lo que hacemos a situaciones reales, pienso que el problema no es diseñar como si esto fuera Londres o París, mientras permita solucionar o contribuir idóneamente a algo, bien venido sea.

0
Retrato de Juan Suárez
17
Juan Suárez
Mar 2012

cuando digo Londres o París me refiero a que formamos a nuestros diseñadores dándole la espalda a nuestra realidad, es decir, como si el sueño americano del diseño latinoamericano estuviera alejado de América Latina. ¿De qué sirve un profesional que no es capaz de enfrentar su propia realidad?

0
Retrato de Jenny Buitrago Díaz
80
Jenny Buitrago Díaz
Mar 2012

Comprendo y comparto tu postura, cuando me refiero a que «el problema no es diseñar como si estuviéramos en otro lugar mientras logre contribuir idóneamente a algo», quiero decir que, tal vez no es tan negativo contemplar otros panoramas para adaptarlos a nuestro entorno, es decir, «traer» una solución implementada en otras ciudades puede funcionar correctamente en las nuestras, mientras que esta se adapte adecuadamente a las condiciones específicas de cada contexto, tener una visión global permite enriquecer nuestra perspectiva, el punto está en saber enfocarlo hacia nuestra realidad.

0
Retrato de Juan Suárez
17
Juan Suárez
Mar 2012

Es cierto. No creo que la idea sea no mirar el mundo, sería imposible en este velocidad de la información.

1
Responder
Retrato de Emerson Martinez
0
Emerson Martinez
Abr 2011

Creo que todas las partes involucradas deberian llegar a un acuerdo y poner un stop a la sobreproducción y mostrar que con lo que se tiene se puede volver a producir, la seducción de los productos innecesarios los hace necesarios para el público consumista. creeria yo que si diseñamos para que las cosas duren menos tiempo no estamos innovando, la innovacin sería que las cosas fuesen reutilizables «de la cuna a la cuna» que mejor ejemplo que el de la naturaleza para cambiar nuestro estilo de vida y nuestro entorno

0
Responder
Retrato de Ana Ospino
0
Ana Ospino
Abr 2011

Estoy de acuerdo con el planteamiento del autor sobre que el diseño debe acercarse más a otras disciplinas para poder alimentar y fortalecer la profesión. Sin embargo, el tema que compete a las universidades y la «basura conceptual» a la que se refiere en el artículo esta fuera de contexto, es importante recordar que los programas de pregrado y las universidades están atadas a modelos políticos que muchas veces no son acordes a la realidad de una profesión como el diseño, sin embargo, para poder abrir cualquier programa se debe obedecer a leyes relacionadas a lo operativo de la Educación.

0
Retrato de Kenney Johnson Johnson
1
Kenney Johnson Johnson
Abr 2014

hello Ana

0
Responder
Retrato de Sebastian Chavez
0
Sebastian Chavez
Abr 2011

De acuerdo en cierto sentido con el articulo, el diseño debe moverse, de hecho una actividad creativa, como lo es el diseño, debe ser dinámica y capaz de adaptarse a las circunstancias de un determinado contexto.

Yo veo a lo que se refiere como «basura conceptual» está un poco fuera de contexto, si bien es cierto hay ciertos contenidos en diseño que son completamente anacrónicos no se debe generalizar, hasta estos mismos son útiles en la formación de un diseñador.

0
Responder
Retrato de Alejandro Fernandez
0
Alejandro Fernandez
Abr 2011

Coincido absolutamente con Ricardo Raul Guillermo Detarsio.

0
Responder
Retrato de Luis Montero Hernández
6
Luis Montero Hernández
Abr 2011

Por fortuna el capitalismo neoliberal le queda poco tiempo de vida. La obsolescencia planificada solo es uno de muchas características de este sistema obsoleto y perjudicial a la humanidad.

0
Responder
Retrato de Angela Chavez
0
Angela Chavez
Abr 2011

el problema esta en la incompatibilidad de pensamiento de la academia con la industria; el diseñador frente a cualquier otro profesional logra interpretar la exigencia del medio que lo rodea para traducirlo en lenguajes de uso. el cambio de pensamiento hacia soluciones formales sustentables debe nacer desde el colectivo donde intervengan todos los campos del conocimiento, efectivamente el diseñador es solo una pieza de engranaje en el sistema productivo. de nada sirve enseñar al diseñador a hacer si no sabe pensar.

0
Responder
Retrato de Mikaela Roel
0
Mikaela Roel
Abr 2011

Por mi parte, como estudiante de Diseño Industrial, en la UNC, me identifico totalmente en el artículo con lo de las «materias de relleno» que no te sirven para absolutamente nada, que dan profesores que a veces saben hasta menos que los alumnos. Las horas taller exigidas en mi facultad y los horarios incluso están pensados para personas que no hacen absolutamente nada más que estudiar. Creo que no vendría nada mal replantearse la forma de enseñar diseño... Sin duda como dice Sebastián, los estudiantes deben apasionarse, pero los profesores deberían predicar con el ejemplo...

0
Responder
Retrato de Ricardo Raul Guillermo Detarsio
3
Ricardo Raul Guillermo Detarsio
Abr 2011

A pesar de plantear temas importantes y provocadores, a pesar de dar argumentos ciertos e irrefutables, siento decir que el articulo mezcla, confunde y finalmente sus conclusiones resultan logicamente inconsistentes.

Basta considerar solo la cuestión académica para notar la carencia argumental que contamina la totalidad del artículo.

Aún asi, con las debilidades, señaladas creo que valio ser publicado, por la polemica y el planteo de problematicas importantes.

0
Responder
Retrato de Mario Santiago
6
Mario Santiago
Abr 2011

Argumentos superficiais e falaciosos. Se há algo a criticar na formação dos designers isto passa bem distante das posições do «crítico» autor do texto que dá origem a este debate. A frase a seguir, mesmo com a ressalva, é, para se dizer pouco, absurda: «En las escuelas de diseño la basura conceptual proviene en buena medida de áreas cercanas o afines, tales como la arquitectura y el arte, pero se trata de ideas o métodos que en muchos casos ya han sido desechados y encuentran en nuestra disciplina un espacio». Todavia, sou obrigado a concordar com o autor em alguns outros aspectos.

0
Responder
Retrato de Ricardo Sosa
2
Ricardo Sosa
Abr 2011

Este autor argumenta en el cuarto párrafo: «En las escuelas de diseño..». ¿Qué escuelas?

Luego dice: «al revisar los programas académicos de algunas universidades en Argentina, Chile, Colombia, México y España entre otros, nos encontramos con..». ¿Cuáles programas académicos, de qué Universidades?

Antes que otra cosa, este tipo de artículos necesitan mayor seriedad. No se pueden discutir generalizaciones absurdas. ¿Cómo debatir ante estas afirmaciones sin fundamento ni precisión alguna?

0
Responder
Retrato de Ángel Lautaro Jácome Gallardo
1
Ángel Lautaro Jácome Gallardo
Abr 2011

El diseño, desde una visión industrial preestablece una dependencia conceptual y de principios de la Economía. En diseño se discute como opuestos a la técnica frente al pensamiento, la innovación y creación, la teoría y la práctica, la función y la forma, en síntesis se reduce a una práctica, social, humanista, cultural, naturalista y tecnológica, como lo es el diseño, a una simple disciplina pro científica estructurada global, por suerte aún no se tiene una definición/delimitación práctica/conceptual del quehacer del diseño, aún podemos discutirlo y construir desde cada realidad, social, económica y cultural, pensamiento de diseño.

0
Responder
Retrato de Patricia Luna
0
Patricia Luna
Abr 2011

La obsolescencia programada es una ideología aberrante para los Diseñadores Industriales que diseñamos para la sustentabilidad que sin duda es la nueva tendencia para el desarrollo económico!

0
Responder
Retrato de Efraín Pastor González Escalona
0
Efraín Pastor González Escalona
Abr 2011

El mundo industrial como tal no es sustentable. Si queremos seguir teniendo mundo habrá que mirar sobre las teorías del decrecimiento y de la transdisciplinaridad. Considero que dentro de esos esquemas es posible que al menos logremos contaminar menos y cimentar los valores de consumo en las necesidades verdaderas , más que en el beneficio económico, al mismo tiempo plantearnos las disciplinas científicas y humanísticas como un medio para lograr esto fines y no como un fin profesional, que resolverá solo mis necesidades sin importar las consecuencias.

0
Responder
Retrato de Sebastián Marín
0
Sebastián Marín
Abr 2011

Creo que no debemos confiarnos sólo en las universidades. Creo que los estudiantes de hoy, deben apasionarse también por sí mismos y buscar diseño.

Buscar maneras de entender la mecánica, los procesos, los desarrollos, etc.

Yo tuve suerte, tuve padre diseñador como yo, aunque tuve doble tarea (entre el estudio y las enseñanzas en familia, a veces me confundía).

Por lo pronto no hay que tenerle miedo al diseño que viene desde «la calle». Hay que sali a tomar fotos, a observar, sentarse en cafés a mirar a la gente, ir s museos, en fin, instruirse.

0
Responder
Retrato de Ricardo Rojas Carreño
0
Ricardo Rojas Carreño
Abr 2011

Considero de suma importancia el considerar los programas de diseño industrial, arquitectura e ingeniería desde la perspectiva crítica que se plantea en el artículo con el soporte del video sobre la obsolescencia programada, es construir la escuela de pensamiento estructurado en el saber pensar, saber hacer y hacer sabiendo, soportado en las ciencias naturales y exactas que nos estructuran un pensamiento lógico, un comportamiento de la materia y conocimiento de los sistemas desde las enseñanzas de la naturaleza para lograr una calidad de vida humana que integre todos los aspectos de sostenibilidad.

0
Responder
Retrato de Federico López
0
Federico López
Abr 2011

Estoy de acuerdo con lo expresado por el Sr. Lacruz Rangel. El diseño industrial, como cualquier otra actividad del ser humano debería en el fondo perseguir un proyecto de vida en común (base en todo caso para hacer un análisis crítico) y no sólo circunscribirse a la disciplina.

0
Responder
Retrato de Rafael Ignacio Lacruz Rengel
7
Rafael Ignacio Lacruz Rengel
Abr 2011

Aunque entiendo la idea de fondo y la preocupación del autor, no comulgo con el uso de calificativos como «basura conceptual» ni con la generalizada descalificación de conocimientos que, si bien no tienen una aplicación práctica directa, ayudan a formar la manera de pensar del diseñador y su ethos profesional. Diseñar no es simplemente un oficio del cual uno se deshace al salir de la oficina... es una forma de entender la vida. ¿No es acaso la simple acumulación de técnicas y destrezas prácticas una forma de hacer las carreras más obsoletas?

0
Responder
Retrato de Ismael Abedin
0
Ismael Abedin
Abr 2011

Hemos llegado a una cultura en la que si se diseña algo util pero no «espectacular» no se nos valora. Solo se valora algo vanal que produzca mucha polemica, que salga en muchas revistas y blogs de diseño, pero que carezca de utilidad practica. Habria que cambiar ese punto de vista, pero no se puede cambiar de un dia para otro. Para eso estamos todos los que trabajando en el sector. Si por algo no nos respeta mucha gente entre la «poblacion comun» es por eso mismo, hagamosnos respetar haciendo soluciones utiles, ensenando cosas que merecen la pena y aplicado etica y rigurosidad.

0
Responder
Retrato de Alfredo Gutiérrez Borrero
281
Alfredo Gutiérrez Borrero
Abr 2011

Como académico, Fausto, su texto me hace pensar. Lo acepto: en la comunidad educativa tenemos que rediseñar continuamente lo que brindamos; ciertamente hay fallas en la labor Universitaria: sin embargo, considero que las generalizaciones casi siempre entrañan grados de injusticia: desde mi óptica el documental de RTVE cuestiona PARTE de la industria (más que PARTE de la academia); y de ahí a asumir que ¡Toda la academia y todos los académicos iberoamericanos! hagamos ʼbasura conceptualʼ hay trecho. Bien dijo Paracelso:«todo es veneno, nada es veneno, la dosis hace al veneno. O a la basura...

0
Responder
Retrato de Luis Carlos Romero
2
Luis Carlos Romero
Abr 2011

La aparicion y desarrollo del diseño industrial en el siglo xx, como una disciplina separada de las artes y de la arquitectura, hace que nos planteemos constantemente si hemos alcanzado conocimientos propios o solo somos un conjunto de tecnicas prestadas de otros saberes, pienso que el diseño industrial aun no ha encontrado todo el espacio que deberia por que aun sigue en esa dicotomia, me gustaria ver un futuro donde el diseñador industrial sea un artifice de cultura humana, y no un operario de planta enclaustrado en un pc , y tampoco un pensador sin un diseño propio que mostrar

0
Responder
Retrato de Omar Guerra
0
Omar Guerra
Abr 2011

La Caducidad Programada es una de las tantas maneras de hacer Diseño, no es la única. Ciertamente esas estrategias degradan al DI y en parte la Academia es algo responsable, pero no por la «basura conceptual» (vamos que este artículo entra en el ámbito conceptual), sino por la falta de una formación Ética. La caducidad programada es un tema de ética. Dentro de un abanico de posibilidades para desarrollar el Diseño el estudiante debería escoger la que mejor se adapte a sus intereses. Ahora, la Caducidad Programada no es un tema de tecnología, ingeniería o materiales; Es un tema conceptual...

0
Responder
Retrato de Germán Alberto Mónaco
0
Germán Alberto Mónaco
Abr 2011

Debemos darle identidad a las cosas y diseñar cosas estrategicamente utiles para el futuro. No debemos hacer la lampara loca o cualquier cosa basica. Debemos ser parte importante dentro del desarrollo futuro. Y eso se logra trabajando sobre cosas racionales para los usuarios del mañana. No debemos hacer la sillita para que la compre solo el ricachon, debemos diseñar la nueva forma de sentarse.........entonces ahi nos van a mirar con los ojos que se debe

0
Responder
Retrato de Rodolfo Álvarez
83
Rodolfo Álvarez
Abr 2011

Es indudable que tanto la profesión de diseñador como los contenidos de las escuelas de diseño existen en función de un mercado de productos masivos, dónde lo aparente es más valorado que lo funcional o necesario. La economía necesita producir bienes para sostener el sistema, la industria necesita consumir materiales, las personas necesitan trabajar y su única posibilidad es en esta estructura«mientras no haya otra» la destrucción de lo que conocemos como equilibrio natural es más que evidente. ¿Tiene razón de ser una profesión que no respeta su propio hábitat? Un diseñador debería solucionar.

0
Responder
Retrato de Enrique De La Rosa Montoya
7
Enrique De La Rosa Montoya
Abr 2011

Debemos volver a lo básico, pensar en el futuro, ser diseñadores responsables.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Kassim Vera
Autor:
Kassim Vera
Título:
La sustentabilidad no se encuentra en el cartón
Sinopsis:
Más que en hacer de un neumático en desuso una maceta, lo que debe hacerse es controlar el consumo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
99
Opiniones:
35
Seguidores:
74
Ilustración principal del artículo Diseño cómplice o diseño ético
Autor:
Rodolfo Álvarez
Título:
Diseño cómplice o diseño ético
Sinopsis:
¿Hasta cuándo los diseñadores seguiremos colaborando con un sistema que conduce a la catástrofe del planeta?
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
101
Opiniones:
31
Seguidores:
83
Ilustración principal del artículo Entrevista a Joan Costa
Autor:
Red de Diseñadores con Conciencia Social
Título:
Entrevista a Joan Costa
Sinopsis:
«La ética del diseñador consiste en la libertad de rechazar un proyecto cuyo objetivo no esté de acuerdo con sus principios personales».
Compartir:
Interacciones:
Votos:
94
Opiniones:
16
Seguidores:
132
Ilustración principal del artículo Proyectos florero
Autor:
Vivian Urmeneta
Título:
Proyectos florero
Sinopsis:
Sostenibilidad y sustentabilidad son aspectos cruciales para el futuro de la humanidad, y muchos diseñadores los consideran solamente una moda o una tendencia políticamente correcta.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
0
Seguidores:
3
Retrato de Antoni Mañach
Autor:
Antoni Mañach
Título:
Manifiesto S
Sinopsis:
Los alumnos de segundo curso de diseño de la Escuela Superior de Diseño-ESDi, de Sabadell (Barcelona), escriben un manifiesto a favor de un diseño regido por valores éticos.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
31
Opiniones:
20
Seguidores:
2
Retrato de Reinaldo Leiro
Autor:
Reinaldo Leiro
Título:
Cómo será el diseño del siglo XXI
Sinopsis:
Las premoniciones rara vez se cumplen, pero revisar la trayectoria y el escenario actual del diseño nos podrá dar lineamientos posibles de su desarrollo futuro.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
71
Opiniones:
19
Seguidores:
60
Ilustración principal del artículo Ecomaquetas
Autor:
Camilo A. Angulo
Título:
Ecomaquetas
Sinopsis:
Los docentes de las carreras de diseño debemos difundir procesos pedagógicos para un mundo verde que reduzca el impacto de nuestros ejercicios académicos sobre el medio ambiente local.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
158
Opiniones:
89
Seguidores:
203
Retrato de André Ricard
Autor:
André Ricard
Título:
Diseño y medio ambiente
Sinopsis:
El diseño, lejos de «salvar al mundo», puede contribuir a paliar algunos de los problemas que lo aquejan. Aquí va un ejemplo concreto.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
27
Opiniones:
1
Seguidores:
454

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
29 Julio

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
2 Septiembre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre