Donde no pueden llegar los premios

La estructura de los certámenes que valoran el buen diseño no permite juzgar todos los aspectos de los proyectos. Se premia fundamentalmente lo estético.

Retrato de Pau De Riba Pau De Riba Barcelona

Seguidores:
47
Opiniones:
27
Votos:
45
Compartir:

8 de julio. 10 salas repletas de proyectos, 12 personas de jurado y 10 horas para escoger los mejores proyectos de diseño gráfico de Europa. Si el diseño no es arte y por lo tanto se debe al contexto y a la función, ¿cómo se puede valorar un proyecto sin conocer al público, los objetivos, el contexto cultural y las circunstancias que rodean el proyecto? ¿Cómo podemos comparar proyectos nacidos en condiciones tan diferentes? ¿Cómo podemos valorar un proyecto ucraniano desde Barcelona? ¿Cuánto tiempo necesitamos para presentar un proyecto a un cliente? ¿Cuántos segundos puede dedicar el jurado a cada proyecto? ¿Qué se puede valorar y qué no con un tiempo limitado? ¿Qué aspectos distorsionan la igualdad de oportunidades? ¿Qué factores suman y cuáles restan? ¿Qué proyectos salen beneficiados y cuáles perjudicados?

Recientemente fui invitado a actuar como jurado, primero en los premios Laus del ADG-FAD, y más tarde en los premios del Art Directors Club of Europe (ACDE). A pesar de haber sido crítico con algunas limitaciones de los premios, mi actuación ha sido más o menos como la de cualquier otro jurado antes, porque la limitación de los premios no viene de los miembros del jurado sino del sistema, el proceso y las condiciones en que actúa el jurado. Aunque aquí señalo algunas de las limitaciones, aviso que al día de hoy me parece el mejor sistema que tenemos.

Muchas de las limitaciones de los premios se deben al desconocimiento del contexto del proyecto en el sentido más amplio (condiciones del encargo, impacto de los proyectos). Estos factores no son elegidos ni controlados por el diseñador pero tienen un impacto tan grande en el destino del proyecto, que vale la pena intentar tenerlos en cuenta para no comparar proyectos que no juegan en las mismas condiciones. Un ejemplo: En 2005 publiqué un estudio y un artículo1 que analizaba el perfil de los proyectos ganadores y se mostraba cómo dominaban el sector cultural, los productos caros y los autoencargos. El 73% de los proyectos eran encargos del sector cultural, un 34% sin ánimo de lucro y sólo un 22% de los proyectos iban dirigidos al gran público.

Incorporar estos criterios es muy difícil porque o son difíciles de medir, o es difícil obtener datos fiables o simplemente no se dispone de tiempo para transmitir esa información al jurado. Algunos aspectos serán difíciles de mejorar, otros sencillamente imposibles de evitar, pero no por ello debemos negarlos. Aunque de cara al exterior hay que nominar ganadores, con seguridad las organizaciones que convocan los premios pueden cuestionarse los mecanismos de decisión. Identificar sus debilidades ayudará a mejorar la validez y la legitimidad de los premios, y mirando atrás ya se han hecho unos cuantos pasos en la buena dirección.

Se juzga lo que se ve, no se juzga lo que no se ve

Cuando no hay información del contexto o el impacto de los proyectos, el jurado se basa en la información que sí tiene: la forma. Por eso el modelo de premios actual es muy competente valorando la ejecución, la experimentación formal, el resultado final. Pero también por eso el juicio de los premios es demasiado esteticista. Y, como los premios son una plataforma de proyección, la imagen del sector que se da en los medios resulta también esteticista. Cuando los medios mencionan proyectos con alguna aportación no estética (por ejemplo un mueble hecho de desechos reciclados) a menudo no provienen de los premios de diseño sino de premios de la industria (por ejemplo premios de fabricantes de mobiliario o premios de sostenibilidad). ¿No deberían ser los premios de diseño los que premien estos proyectos? ¿No sería esta la mejor manera de comunicar que el diseño no es sólo estética?

Un criterio demasiado formal reduce la definición del diseñador formalizador, en contra de una visión más amplia y más moderna. El sector está lleno de profesionales que bajo la etiqueta de diseñadores son capaces de hacer aportaciones que van más allá de la estricta formalización, con ideas que mejoran el encargo inicial o propuestas que dan un giro decisivo en el proyecto. Si los premios actuales ya consiguen evaluar bien la calidad formal, debemos mejorar para que la valoración incluya aquellos criterios que quedan por debajo de la superficie, y  premiar así los mejores proyectos de diseño en un sentido más amplio del término. Aquí van cinco tipologías de limitaciones de los premios:

1. Limitaciones por desconocimiento de las condiciones del encargo

  • Objetivo de comunicación: saber qué se quería comunicar y a qué estrategia responde al encargo puede cambiar radicalmente la valoración del proyecto, y obviando o presuponiendo esta información corremos el riesgo de hacer una valoración exesivamente formal.   
  • Rol dentro del proyecto: diseño como ejecutor vs. diseño como líder que da la vuelta al producto o al encargo.
  • Presupuesto: tiempo para dedicar al proyecto, posibilidad de contratar colaboradores, disponibilidad de buenas fotos o tipografías, producción.
  • Relación coste-impacto: proyectos que aprovechan bien presupuestos reducidos vs. proyectos que «malgastan» dinero.
  • Cultura de diseño del cliente: clientes «analfabetos» en diseño vs. cliente habitual de diseño.
  • Comunicación directa con el poder de decisión: clientes con muchos cargos intermedios, clientes asamblearios vs. clientes con jerarquía definida.
  • Tiempo: calendario del proyecto, tiempo disponible para comunicarse con el cliente, tiempo para dejar madurar las ideas.
  • Sector: productos de gran consumo, especializados o culturales.
  • Gama de producto: caro vs. barato.

2. Limitaciones por desconocimiento del entorno de los proyectos

  • Entorno cultural: cuando las diferencias culturales son grandes es difícil juzgar el valor del proyecto en su entorno.
  • Segmento de público al que va dirigido: público masivo vs. público específico.
  • Nivel cultural y cultura de diseño del público al que va dirigido.
  • Adecuación al contenido y al cliente.

3. Limitaciones por desconocimiento del impacto de los proyectos

  • Impacto económico: rentabilidad de la inversión, impacto en el valor de la marca.
  • Impacto ambiental: aprovechamiento del papel, emisiones, uso de tintas o materiales contaminantes, producción y transporte.
  • Impacto social: contribución a la calidad de vida, al cambiar percepciones, actitudes o comportamientos, sintonía con la cultura y valores locales.
  • Cambio de paradigma: game-changing, proyectos que cambian la concepción del producto o del rol de la comunicación.

4. Limitaciones de la presentación de los proyectos

Aunque disponer los proyectos de lado sobre una mesa parezca ecuánime hay multitud de factores que desequilibran la igualdad de oportunidades buscada. Quien haya sido jurado recordará el enorme impacto que tienen los objetos por encima de las imágenes del proyecto impresas, por ejemplo.

  • Material: maquetas con materiales espectaculares vs. proyectos fotografiados.
  • Tamaño: muestras de producto de grandes dimensiones, paneles más grandes de lo estipulado, proyectos presentados con muchos paneles.
  • Video vs. proyectos impresos: la percepción el material impreso nunca tendrá el impacto de un vídeo proyectado a oscuras, con un sonido de calidad y en gran pantalla.
  • Categoría asignada: categorías «fáciles» vs. categorías «difíciles».
  • Proyectos rápidos o lentos: proyectos de impacto vs. proyectos para degustar.
  • Proyectos muy publictados: anuncios que has visto en la calle, proyectos conocidos entre diseñadores.
  • Proyectos presentados en muchas categorías.
  • Proyectos con chiste.
  • Proyectos hechos muchos medios y en muchos formatos.
  • Proyectos de los que conocemos la historia que hay detrás.
  • Proyectos vinculados a un tema que nos gusta.

5. Limitaciones por la influencia en el voto de la dinámica de grupo del jurado

Podríamos añadir un quinto punto sobre las dinámicas de grupo en el proceso de votación. Aquellos que hayáis estado en un jurado recordaréis algún miembro del jurado que quería imponer incansablemente su opinión a los demás y alguno tímido que callaba para evitar la confrontación.

Por otra parte el gregarismo da mucho peso al primero que se pronuncia sobre un proyecto, la psicología hace tiempo que conoce nuestra tendencia a opinar lo mismo que el de al lado y los cambios de opinión que conlleva la dinámica de grupo.

Ideas para mejorar

Como admito al inicio, no es fácil mejorar, pero después de señalar las limitaciones me veo obligado a apuntar algunas ideas que nos permitan ser optimistas.

  • Comparar lo comparable: categorías según sector (gran consumo, industria, ciencia, ONG, cultura, etc.)
  • Recordar que los premios son para el equipo diseñador-cliente. Muchos proyectos no ganan porque el diseñador sea el único capaz de hacer la propuesta sino porque el cliente es el único que tiene la iniciativa de proponerlo o la valentía para aprobar una propuesta.
  • Ayudar al jurado a tener presentes todos los factores comentados para intentar ser ecuánimes. (En los premios Laus se da un pequeño texto con este objetivo, aunque luego cuesta tenerlo presente).
  • Reforzar el papel de los chairman, para recordar los criterios y asegurarse de que la voz de todos los miembros pesa por igual.
  • Valorar otros procesos de selección: premios sin inscripciones como los Nobel, donde los estudios no se presentarían y sería el jurado que investigara), o el proceso del premio Pritzker de arquitectura, donde se pide a ganadores anteriores que aporten candidatos de otros estudios pero los estudios no aportan ninguna presentación.
  • Crear premios especializados que complementen los actuales. Por ejemplo: premios para propuestas de diseño que transformen totalmente el producto inicial.
Seguidores:
47
Opiniones:
27
Votos:
45
Compartir:
  1. Revista Visual, Nº 114
Código QR de acceso al artículo Donde no pueden llegar los premios

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 01/12/2011.

Pau De Riba

Más artículos de Pau De Riba

Título:

Realidad de «reality»

Sinopsis:

Echando de menos la autenticidad pre-marqueting, hemos creado una estética de tradición y artesanía igualmente artificial.

Compartir:
Título:

El diseño invisible

Sinopsis:

Superada la etapa del diseño «premium», signo de calidad, el buen diseño debería convertirse en un «commodity»; otro componente de la sociedad del bienestar que damos por supuesto.

Compartir:

Debate sobre Donde no pueden llegar los premios

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Carlos A. Medina Vilalta
0
Carlos A. Medina Vilalta
Dic 2011

Pau, realmente es un articulo que refleja muy bien las limitaciones de los certámenes de diseño, sería muy interesante hacer una ampliación a los concursos públicos y las licitaciones.

Sobre el tema tratado remarcaría la ventaja que tienen en estos concursos los proyectos «mediáticos», los que ya han tenido cierta notoriedad antes del fallo y de los cuales se sabe ya de antemano el autor.

Un proyecto de diseño tiene múltiples facetas y su éxito puede ser medido desde muchos punto de vista, el de la profesión, el del sector al que pertenece, el target, las ventas, el público...

0
Responder
Retrato de Esther Martínez
13
Esther Martínez
Dic 2011

¡Uy! que buen artículo especialmente cuando es tan cierto que no sólo en los concursos sino en los portafolios en línea, donde no tienes la oportunidad de platicar con el diseñador, el contexto de la solicitud de un diseño suele por lo general quedar en el cajón y nos vemos obligados a evaluar lo de «arribita», lo estético, cuando lo más importante es la función.

0
Responder
Retrato de Xany Reyes
2
Xany Reyes
Dic 2011

ooooo mucha información q no sabia¡¡¡ es interesante saber como se califican a un diseño y cuales son las estrategias para obtener un premio y pues interesante saber tambien que tiene sus pros y contras

0
Responder
Retrato de Pablo Vilalobos
0
Pablo Vilalobos
Dic 2011

a mi gustaria aprender diseño grafico quiero estudiar para eso aunque me gustaria q me explicara alguien q sea professional

0
Responder
Retrato de Lísman Yamil Oliva
0
Lísman Yamil Oliva
Dic 2011

Muy buen artículo. Creo que es aplicable tambien a premios audioviusales en general. Atendiendo algunas de las limitaciones mencionadas en este artículo (sólo algunas), en publicidad generalmente hay 2 tipos de certames para premiar a las mejores piezas, un certamen que premia la creatividad y otro que premia la efectividad.

Como conclusión, pienso que los premios siempre seran injustos, porque no se puede conocer a fondo todas las propuestas y sus entornos. Por eso siempre habra alguien en desacuerdo, y otro que resulte dañado, triste o perdedor, aunque su proyecto sea excelente.

0
Responder
Retrato de Alvaro Díaz
9
Alvaro Díaz
Dic 2011

Un artículo muy interesante y muy bueno. Yo estuve con la misma responsabilidad hace unos años como invitado de la ACDE y me encontré con interrogantes similares que me hicieron replantearme si estaba haciendo lo correcto. El contexto no se puede ignorar. felicitaciones por este gran artículo.

0
Responder
Retrato de Miquel Ángel Higueras
0
Miquel Ángel Higueras
Dic 2011

Totalmente de acuerdo! Pero me gustaría defender las inscripciones gratuitas, de todos es sabido que las inscripciones generan dinero, el dinero gestión, y la gestión puede generar negocio o fines más altruistas, depende de como se planteen. Evidentemente a la opción más comercial supone resultados más espectaculares que racionales.

0
Responder
Retrato de Löytö Esineiden
0
Löytö Esineiden
Dic 2011

Excelente artículo. Realmente interesante, como siempre. Gracias por tus aportaciones.

0
Responder
Retrato de José Machado
11
José Machado
Dic 2011

Interesante aporte. En los premios se debe buscar la mayor objetividad posible, teniendo en cuenta todos los factores que inciden en la propuesta.

De hecho, se sabe que buenos proyectos mal presentados no ganan, mientras otras propuestas no muy buenas, pero «muy bien vendidas» pueden resultar ganadoras. sobre esto escribí un artículo para loa revista Proyctodiseño de Colombia (fui jurado de sus premios), que enviaré a este foro.

0
Responder
Retrato de Miguel Angel
0
Miguel Angel
Dic 2011

Excelente articulo, excelente análisis y reflexión... todo lo que debe corresponder al diseño, y no solo la estética... realmente para tomarse en cuenta en una premiación, y si estamos hablando de premiar lo mejor, porqué no darse a la tarea de hacer todo este análisis y estudio para cada uno de los trabajos concursantes? pienso esto seria de mas valor y añadiría renombre al concurso. Felicidades por el articulo.

0
Responder
Retrato de Pablo Madariaga
0
Pablo Madariaga
Dic 2011

«Un criterio demasiado formal reduce la definición del diseñador formalizador, en contra de una visión más amplia y más moderna.«

no sé, no sé.

un objeto es un deseo. todos seguimos procesos. bien. pero solo pocos consiguen emociones. si no sientes la emoción, el proceso es irrelevante.

¿no?

aparte: ¡qué desilusión! ¡yo quer pensaba que eramos neutrales!

0
Responder
Logotipo de Aníbal Rodríguez
0
Aníbal Rodríguez
Dic 2011

Pau, me pareció una de las notas más responsables de este portal. Gracias por escribirla.

Estoy completamente de acuerdo contigo, el diseño corre con la cultura esa es su función, ni más ni menos; sin embargo en las sociedades globalizadas la ponderación del carácter visual se va natutralizando cada vez más y las funciones pasan a un segundo plano.

0
Responder
Retrato de Claudia Saavedra
0
Claudia Saavedra
Dic 2011

Muy buen artículo, una mirada interesante.

De igual manera creo que nuestros trabajos (fuera de certámen) sufren el mismo proceso al ser juzgados, primero con una mirada esteticista y necesitamos dar o que nos brinden una segunda mirada para lo funcional y tercera para el valor agregado y así según la habilidad o pericia de quien los juzga.

0
Responder
Retrato de Amós Pérez
0
Amós Pérez
Dic 2011

Encuentro que es un artículo muy interesante con el cual estoy bastante de acuerdo. Creo que fácilmente se pueden llevar a cabo muchas de las propuestas que propone Pau con el fin que los premios de diseño sirvan para difundir de un modo riguroso y serio el ejercicio del diseño.

0
Responder
Retrato de Alfredo Texis Michicol
6
Alfredo Texis Michicol
Dic 2011

Es un buen articulo nunca pense encontrar algo interesantes felicitaciones y esperamos muchos mas de estos. saludos

0
Responder
Retrato de Norberto Galay
0
Norberto Galay
Dic 2011

Mejor, ocasiones

0
Responder
Retrato de Victor Mora
14
Victor Mora
Dic 2011

Comparto la idea de un premio debería, ser por procesos la presentación final, del producto, si todo se basa en la estética subjetiva del diseño presentado, se deja de percibir la esencia misma del producto que se quiso crear y por el cual el diseño es importante por su proceso de construcción

0
Responder
Retrato de Norberto Galay
0
Norberto Galay
Dic 2011

Comparto plenamente lo expresado y lo extiendo al campo de la arquitectura y la porción de ingeniería que la completa; soy testigo de la manera en que los jurados valoran los proyectos para concurso casi exclusivamente por su aspecto formal; en muchas ocaciones se eligen trabajos irrealizables o desmesuradamente caros.

0
Responder
Retrato de Ivan Saes
1
Ivan Saes
Dic 2011

Grande!

Un Artículo fantástico que habla de lo que más influencia tiene no sólo en un diseño, sino en todo: «el Contexto».

El contexto que rodea la ejecución y el contexto que rodea el resultado final.

GRACIAS

0
Responder
Retrato de Luis Moreno
7
Luis Moreno
Dic 2011

Hace muchos años, en una reunión el gerente comercial de una empresa que representaba una marca de automoviles, exclamó ....«quiere piezas gráficas que vendan y no que ganen premios». Y creo que esta nota se ajusta al deseo de ese gerente comercial. Con el tiempo comprendí que muchos diseñan pensando en el que van a decir los colegas. Y olvidamos que somos parte de una estructura de imagen y venta.

0
Responder
Retrato de Jose Antonio Olvera Servin
2
Jose Antonio Olvera Servin
Dic 2011

¡BRAVO! Parte MUY importante de la evalución del diseño es el método. Por ello los docentes debemos pedir a los alumnos un planteamiento del problema de cada diseño como punto de partida para el proceso creativo y el desarrollo de bocetos que permitan agotar las posibles soluciones al problema. Lamentablemente sólo se evalúa, en la mayoría de las veces y en la mayoría de los escenarios, el resultado final.

Un abrazo.

0
Responder
Retrato de Miquel Rossy
3
Miquel Rossy
Dic 2011

Molt bé. Mʼha agradat. Gràcies.

0
Responder
Retrato de Octavio Roy
0
Octavio Roy
Dic 2011

ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CONTIGO. LA PREGUNTA ES...¿SIRVEN ENTONCES DE ALGO LAS PREMIACIONES? O ¿DEBEMOS DE IGNORARLAS O COMENZAR A YA NO TOMARLAS TANTO EN CUENTA?

0
Responder
Retrato de Martín Chiquito
0
Martín Chiquito
Dic 2011

Excelente artículo.

0
Responder
Retrato de Sergio Ariel Minutoli
0
Sergio Ariel Minutoli
Dic 2011

Muy bueno el artículo Pau, un libro que propone métodos y reflexiona sobre la evaluación integral de un proyecto de diseño es «Diseño gráfico para la gente», de Jorge Frascara, un buen aporte para el que no lo conozca

0
Responder
Retrato de Leonardo David Baraldi
0
Leonardo David Baraldi
Dic 2011

muy aprovechable el análisis para tener en cuenta a la hora de evaluar trabajos de alumnos, gracias!

0
Responder
Retrato de William Cosme
57
William Cosme
Dic 2011

Hace rato no encontraba algo tan rico de leer, pertinente e interesante en ForoAlfa. Felicitaciones.

0
Responder

Estos artículos te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Premios Motiva 2009
Autor:
Marcelino de la Fuente
Título:

Premios Motiva 2009

Sinopsis:
Se dieron a conocer los galardonados en los premios de diseño asturianos.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
5
Seguidores:
2
Logotipo de Premios Clap
Autor:
Premios Clap
Título:

Ganadores de los Premios CLAP 2017 de Diseño Industrial

Sinopsis:
El jurado ha dado su veredicto y ha seleccionado lo mejor del diseño industrial de Iberoamérica en 2017.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
11
Seguidores:
77
Ilustración principal del artículo Diario Público
Autor:
Fernando Rapa Carballo
Título:

Diario Público

Sinopsis:
Por segunda vez se consagra ganador del premio de la SND/ÑH como diario mejor diseñado de España y Portugal.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
49
Opiniones:
27
Seguidores:
8
Ilustración principal del artículo Premios Motiva 2012
Autor:
Asociación de Diseñadores Gráficos de Asturias
Título:

Premios Motiva 2012

Sinopsis:
Convocatoria a la X edición de los los Premios Motiva de diseño gráfico.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
8
Seguidores:
32
Ilustración principal del artículo Los premios de diseño ponen en valor la profesión
Autor:
Premios Clap
Título:

Los premios de diseño ponen en valor la profesión

Sinopsis:
Las organizaciones y profesionales de toda Iberoamérica, unen sus esfuerzos en beneficio de la profesión del diseño.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
62
Seguidores:
77
Logotipo de Premios Clap
Autor:
Premios Clap
Título:

Ganadores de los Premios CLAP 2016 de Diseño Gráfico

Sinopsis:
El jurado ha dado su veredicto y ha seleccionado lo mejor del diseño gráfico de Iberoamérica.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
48
Seguidores:
77

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
22 Junio 2019