¿Diseño de qué?

Sobre la necesidad de concebir el diseño como principio.

Gabriel Bergmann Borges Vieira, autor AutorGabriel Bergmann Borges Vieira Seguidores: 16

Gabriel Bergmann Borges Vieira, traductor TraducciónGabriel Bergmann Borges Vieira Seguidores: 16

Luciano Cassisi, editor EdiciónLuciano Cassisi Seguidores: 2002

Ilustración principal del artículo ¿Diseño de qué?

La amplitud que el área de diseño deja espacio para diversas especialidades, tales como: diseño de marca, diseño editorial, diseño de empaque, diseño de interfaz, diseño de señalización, diseño de mobiliario, diseño de calzado, diseño de automóviles, diseño de utensilios, diseño de equipamiento, diseño de superficies, entre tantas otras. La especificidad de cada área mencionada, lógicamente exige la apropiación de conocimientos peculiares del contexto en cuestión.

De manera continua, el diseño construye y es construido por la cultura, las situaciones y los comportamientos. El desarrollo del diseño, sea por el propio perfeccionamiento de procesos, métodos y herramientas, o impulsado por las necesidades empresariales de innovación, ha otorgado valor a las actividades creativas. En este sentido, el diseño ha pasado a abarcar otros campos, tales como el diseño de servicios, el diseño del territorio, el diseño estratégico...

Pero... ¿diseño de qué?

Lo que ya era difícil de clarificar, ¡se ha convertido en una tarea aún más complicada! La expectativa de resultados tangibles de diseño por parte del público en general, entendiendo el diseño muchas veces como «atributo estético de algo», puede sostener la cultura del «diseño como fin». Al mismo tiempo, es natural el interés, la experiencia y de importancia fundamental que el diseñador se involucre y se perfeccione en alguna tarea específica (diseño de algo).

Por otro lado, la percepción del «diseño de algo» muchas veces restringe la concepción del diseño como un modo de trabajo a partir de problemas; un proceso que crea empatía con los usuarios al mismo tiempo que entiende las necesidades del contratante, de manera creativa y dinámica, orientado a la creación de soluciones.

Para ampliar la comprensión de las habilidades y competencias profesionales en diseño, aumentando la percepción de valor del área, es importante la adopción de una postura cohesiva que considere el «diseño como diseño»: diseño como principio, diseño como medio de resolver problemas, diseño como un camino, y no sólo como un resultado específico.

Es innegable la importancia de que los diseñadores, las instituciones y las empresas de diseño, sostengan la lógica del «diseño como proceso proyectual», capaz de congregar las más diversas áreas de actuación. Evidentemente, el diseño contribuye a diferentes esferas de la sociedad y tiene como gran artificio el pensamiento de modo abarcador, capaz de conciliar necesidades conflictivas de empresas y usuarios. Como actividad proyectual, el diseño debe contemplar todo el espectro de subcategorías y áreas finales en las que el diseñador puede actuar.

Cuando el diseño se fracciona, pierde fuerza. Considerar y difundir el diseño como un proceso, quien sabe, podrá contribuir a una nueva percepción del mercado y, consecuentemente, al fortalecimiento y consolidación del área.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
5
Votos:
9

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano
Código QR de acceso al artículo ¿Diseño de qué?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 08/05/2023

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Sebastian Andres Sambrano  Venegas
0
Hace 2 meses

Es impresionante la evolución constante que tiene el diseño, tanto que abarca demasiadas ramas que forman un mismo objetivo, crear.

Me parece bastante interesante el pensar para qué parte del diseño estaré al final del día, en qué me puedo especializar y de qué manera aprovecharé al máximo mis talentos. Así es la duda que no sabemos qué parte de nuestra carrera pulir para definir un punto de partida, ya que el esfuerzo y la práctica constante nos permite alcanzar nuevos rumbos del diseño que una persona sin el conocimiento puede ver.

0
Retrato de Juan Armando Ortega Carrillo
0
Hace 4 meses

Me parece increíble de como el diseño desde hace muchísimo tiempo ha sido parte clave de la evolución, estoy también de acuerdo con tu comentario, el cómo mucha gente percibe el diseño como solo algo estético limita la comprensión de su valor y el alcance que puede tener este, nosotros como tú comentas, al considerar el diseño como un proceso y principio, ampliamos las posibilidades abriendo nuevas oportunidades, también el cómo algunos no se especializan en una rama específica pueden adaptarse mejor a las demandas del mercado, el reconocer el diseño como un proceso y un principio no solo final puede ayudar a hacer comprender al público sobre que el diseño tiene una mayor importancia y complejidad más allá de su apariencia exterior.

1
Retrato de Marcela Robalino
0
Hace 4 meses

El diseño es tan necesario en el mundo que existe una gran ramificación de la profesión, pero en general resulta complicado para quienes no son diseñadores entender la práctica más allá de los conceptos superficiales como la esteticidad. Considero que en algunos casos el autodeterminarnos como diseñador de algo en específico puede limitarnos, pero el pensar y ver el diseño como un proceso, como se menciona en el artículo, como un principio, permite entender la práctica no solo como un resultado específico, sino como este medio para la resolución de problemas, abriéndonos puertas a nuevos desafíos y al autodescubrimiento como diseñadores.

1
Retrato de Alejandro Menna
1
Hace 7 meses

Cuando se refiere a " La expectativa de resultados tangibles de diseño por parte del público en general, entendiendo el diseño muchas veces como «atributo estético de algo», puede sostener la cultura del «diseño como fin». " y cuando completa, " Para ampliar la comprensión de las habilidades y competencias profesionales en diseño, aumentando la percepción de valor del área, es importante la adopción de una postura cohesiva que considere el «diseño como diseño»: diseño como principio, diseño como medio de resolver problemas, diseño como un camino, y no sólo como un resultado específico."

Puedo asegurar que no hace falta tal cohesión sino la disciplina del diseñador en jerarquizar su profesión mostrando los resultados de lo que ofrece, separándose del "artista" que no tiene responsabilidad alguna de su obra, sino que si quisiera, podría mostrar "resultados efectivos" de su trabajo. Concibo que la profesión debiera encaminarse a prácticas que jerarquicen el rubro y promuevan la búsqueda de cómo mostrar al comitente los resultados de su trabajo. Como cualquier profesional lo hace de su tarea, pongamos el caso de un abogado o un médico, como suelo hacer, ambos pueden mostrar sus resultados, ya sean efectivos o no de su actuar. Lamentablemente no hay casa de estudio que investigue, promueva, o al menos rescate prácticas profesionales que favorezcan lo mencionado. Dejo aquí entonces bastantes líneas de debates abiertas para seguir ampliando y profundizando el tema.

0
Retrato de Luciano Calvo
1
Hace 9 meses

Cuando vi ese tipo de videos de cómo el agua y la arena formaban patrones según frecuencias sonoras específicas, un rasgo de mi como diseñador, se diluía.

Asumí luego, que más que un aspecto de la disciplina, lo que desvanecía era un aspecto de mi personalidad. Algo parecido a la experiencia de encarar la realidad, cruda, después de años de validar una ilusión, dulce y acomodada.

Y hoy, más allá de incomodarme por ver cómo minions, en forma de diseñadores en base a una inteligencia artificial acaparadora y funcional, he recalibrado mi circuito en ser extremadamente óptimo. Delegando tareas y sabiendo elegir herramientas.

Cuando observo (medianamente) cómo opera el interior de mi organismo y cómo repercute aquello hacia "el exterior", sólo veo automatización, descentralización y una sofisticación de alta tecnología.

No he obligado al romanticismo a doblegarse ante mi nuevo pensar. Más bien, he abierto los ojos sin una alta dosis de cataratas, entre la realidad y lo que yo quería ver.

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo