Me gustan las listas de comprobación

«Lista de comprobación»: enumeración, generalmente en forma de columna, que se usa para comprobar que todo está correcto y de que nadie ha olvidado nada.

Maria del Pilar Rovira Serrano, autor AutorMaria del Pilar Rovira Serrano Seguidores: 364

Antes de iniciar mi labor como docente en una escuela de diseño, trabajé un cierto tiempo en el sector turístico. De hecho, durante una corta pero fructífera etapa de mi vida, desarrollada en una conocida compañía aérea española, descubrí la existencia de las «listas de comprobación». En aviación, la «lista de comprobación» (checklist, lista de verificación, lista de chequeo, inventario, etc.) es una herramientas muy utilizada por todo el personal y en todos los departamentos: desde el comandante hasta los tripulantes de cabina, pasando por el servicio de mantenimiento o el departamento de seguridad en vuelo.

De hecho, como su propio nombre indica, se trata de una enumeración, generalmente en forma de columna, que se usa para verificar, confirmar, inspeccionar, acreditar, evidenciar, ratificar, comprobar que todo está correcto, que todo es exacto, y de que nadie ha olvidado nada.

Por todo ello creo que, como cualquier otro instrumento que las personas utilizamos habitualmente para buscar, documentar o recordar la información —se llame «entrevista», «panel de expertos», «lista de comprobación» o «lista de la compra»—, no es «malo» o «bueno» en sí mismo. Lo que convierte a estos instrumentos en malos o buenos (connotaciones filosóficas, éticas y religiosas aparte) es el uso que hacemos de ellos, especialmente las personas creativas. Es «malo» utilizar la lista de comprobación para:

  • Simplificar nuestro trabajo.
  • Poner límites a nuestro trabajo.

Es «bueno» utilizar la lista de comprobación para:

  • Racionalizar nuestro trabajo.
  • Aprovechar mejor nuestro tiempo.
  • Saber por dónde empezar a trabajar.

La «lista de comprobación» es una útil herramienta profesional que lo mismo sirve para negociar con un proveedor (catalogo de productos, pedido mínimo, precio, descuentos, servicio a domicilio) que para desarrollar una manual de imagen corporativa (libro de estilo: marca verbal, nombre y logotipo, marca gráfica, símbolo, colores, texturas, tipografía, música, lema; aplicaciones: tarjeta de visita, papelería, catálogo de productos, página web, señalética, uniformidad, envases y embalajes, elementos de transporte, etc.).

También sirve para preparar un presupuesto (alquiler del espacio y gastos de decoración; compra de materias primas y/o producto acabado, almacenaje, transporte, seguro, aduana; gastos de personal, viajes y desplazamientos, dietas y suplementos, alojamiento; gastos de comunicación; extras), redactar un texto (introducción, nudo, desenlace), hablar en público (entrada, principio y saludo, introducción, núcleo, conclusión, salida, despedida y final), realizar un análisis de competidores benchmarking (datos básicos de la empresa: nombre, dirección, teléfono, web, forma jurídica, antigüedad; filosofía de empresa, organigrama; segmento de mercado, posicionamiento; catálogo de productos, gama de precios, canales de distribución, logística y transporte, puntos de venta, formas de comunicación; cuota de mercado, volumen de ventas) o un análisis del entorno PEST (factores políticos, factores económicos, factores sociodemográficos, factores tecnológicos), e, incluso, ir a la compra (1 barra de pan, 1 litro de leche, 1 paquete de mantequilla).

La «lista de comprobación» es una herramienta abierta y flexible. Tomemos por ejemplo una receta de galletas, donde necesitaremos (salen 50 galletas, muy ricas, por cierto):

  • 125g mantequilla
  • 150g azúcar
  • 1 huevo
  • 300~350g harina
  • ½ sobre de levadura
  • 2 cucharadas de canela en polvo
  • ralladura de 1 limón

La repostería es una ciencia mucho más exacta que las matemáticas (donde cuatro puede ser igual a cinco), pero permite un cierto margen libertad e improvisación, por lo que podemos añadir más ingredientes a la receta, como fideos de chocolate o frutos secos crudos, antes de hornear, o un glaseado de mermelada después de sacarlas del horno (por eso es abierta y flexible). También podemos sustituir la ralladura de limón por la de naranja o lima, podemos utilizar cualquier otra especia aromática diferente o combinada con canela, podemos cambiar la levadura por bicarbonato, podemos sustituir el azúcar y la harina refinada por azúcar de caña y harina integral, incluso podemos suplir mantequilla por margarina (por esto esta receta de galletas es abierta y flexible). Pero si cambiamos la mantequilla de vaca por manteca de cerdo, en vez de galletas, tendremos mantecados (para eso sirve la lista de comprobación, para no equivocarnos de receta y hacer otra cosa diferente).

En fin, elija cualquier otro ejemplo y verá que siempre es posible elaborar una «lista de comprobación» que nos hará personas más eficaces (en el sentido de cumplir con los objetivos que nos hemos propuesto al tiempo que hacemos lo que quiere nuestro entorno), eficientes (en el sentido de conseguir los mejores resultados posibles en relación con los recursos de los que disponemos y con el menor gasto posible) y rentables (en el sentido de conseguir beneficios económicos, sociales, fiscales, ecológicos, etc.).

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
6
Votos:
22

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Me gustan las listas de comprobación

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 28/02/2012

Descargar PDF

Ilustración principal del artículo Tendencias de la moda: entre el mito y la realidad
Tendencias de la moda: entre el mito y la realidad La opinión de los trendsetters, coolhunters, street fashion hunters e influencers no siempre le sirve a las empresas. A veces pueden obtener muy buenos resultados investigando tendencias por su cuenta.
Ilustración principal del artículo ¿Mood qué? ¡Mood board!
¿Mood qué? ¡Mood board! El mood board sirve para la representación gráfica de la información, en un collage que combina textos, dibujos, imágenes y muestras tridimensionales, de manera simultánea.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de María Guadalupe Mejía Castelán
0
May. 2012

Gracias a este artículo logre entender el termino «checklist«

0
Retrato de Daniel Bericua
1
Daniel Bericua
Abr. 2012

Muy interesante tu nota.

Creo que ademas del checklist, hay otras herramientas como cronogramas, flujogramas (workflow) que nos ayudarian mucho para tener un enfoque con mayor profesionalismo. En Enlace> tools hay información que estimo que puede interesarte.

0
Retrato de Manolo Blemish
2
Mar. 2012

Son un factor imprescindible en mi vida, teniendo en cuenta que tengo mala memoria.

0
Retrato de Agustín González
0
Mar. 2012

Sirven mucho, sobretodo en trabajos tediosos, que normalmente algún detalle se nos puede pasar por alto.

0
Retrato de Sara Van Golden Castro
0
Sara Van Golden Castro
Mar. 2012

Estoy totalmente de acuerdo con que se deben hacer listas de comprobación en muchas ocasiones, ya que nos permite trabajar mejor. Pero aún así creo que si las listas de comprobación se expanden a la vida cotidiana, puede llegar a ser algo peligroso. Creo que se «deja» de pensar en las cosas, porque siempre se tiene ahí esa lista de comprobación que permite acordarnos de algo si se nos olvida. Me parece que yo personalmente ya he caído en esa «trampa» de las listas, pues lo apunto prácticamente todo, y aún así me gustan por que me permiten organizarme a la perfección.

0
Retrato de Nadia Isabel Rodríguez González
0
Nadia Isabel Rodríguez González
Feb. 2012

Como una lista de cotejo ;)

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
1 julio

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología...

20 horas (aprox.)
1 julio