Lo específico del diseño

Lo que distingue al diseño y la arquitectura, del arte y las ingenierías, no debe buscarse en sus procedimientos técnicos sino en los fines de cada actividad.

Reinaldo Leiro Buenos Aires
Followers:
58
Comments:
2
Votes:
19
Compartir:

Por especificidad del diseño —arquitectura y diseños— entendemos el proceso de innovación cuyo «fin último», si bien comparte el hábitat del hombre con disciplinas de frontera como las ingenierías, el arte y las ciencias sociales, no coincide con el propósito central de dichas disciplinas.

El diseño como ciencia de lo artificial

En 1969, el economista y científico social Herbert Simon, Premio Nobel en 1978, publicó el libro The Science of the Artificial, en cuya introducción proponía considerar el universo de objetos concebido y construido por el hombre como un sistema programado con el propósito de alcanzar metas y objetivos de adecuación al entorno en que dicho sistema opera. A este sistema lo denominó «artificial», en contraposición al ya conocido como «ciencias naturales». Por otra parte, el autor desarrollaba su convicción de que era factible afirmar que «si los fenómenos naturales obedecían a un principio de necesariedad supeditado a la ley natural, tanto los objetos como los fenómenos artificiales configuraban un proceso de ‘contingencia’ debido a la maleabilidad ejercida por el contexto».1 Es decir, un principio referido a «cómo son las cosas» en el primer caso, y a «cómo podrían ser» en el segundo. Así como una ciencia natural, en palabras de Simon, es un cuerpo de conocimiento acerca de determinada clase de objetos y fenómenos (de sus características y propiedades, de la manera en que se comportan e interactúan entre sí y con su entorno), de la misma forma correspondería preguntarse si no es posible considerar la existencia de una ciencia destinada al conocimiento de los fenómenos y productos artificiales en lo referente a la manera en que operan entre sí, y a sus modalidades de interacción con los fenómenos naturales y con las personas para las que fueron creados.

«Ingeniería, economía, arquitectura y pintura», sostenía el economista, «conforman las disciplinas que conciernen, no con lo necesario sino con lo contingente. En síntesis, con el diseño», pero, como veremos, con el «diseño» concebido por Simon.

El proceso de interface con el que este autor define el diseño consta de tres instancias: un contexto interno del objeto mismo, un contexto externo con el que interactúa el artefacto y un propósito referido a los resultados de dicha interacción. El resultado será satisfactorio si la interface permite reemplazar una situación anterior por otra más adecuada. Lo que le permite a Simon englobar en una misma área desde la ingeniería hasta el arte, es una concepción del «propósito que conduce el desarrollo de la interface», dentro de los lineamientos del problem solving, es decir, dentro de un proceso que reduce los objetivos del programa de diseño a aquellos que están referidos a los aspectos metodológicos y objetivables del proyecto. Dentro de esta concepción de «diseño», pueden inscribirse los «proyectos» de la economía, el arte, las ingenierías, la arquitectura, los diseños, etc. Es decir, toda tarea que tenga un propósito. La identidad, la especificidad de cada una de las áreas proyectuales, aparecerá una vez que el «propósito» de cada actividad —su fin último— se defina, más allá del proceso lógico prescriptivo, en términos de los intereses propios de cada una de las disciplinas. Esto significa que la especificidad no reside en el procedimiento, sino en el interés final del mismo.

La condición propia del diseño

Como dijimos al comienzo, si analizamos las fronteras del diseño encontraremos muchos temas y objetivos compartidos con las ingenierías, las ciencias sociales y el arte. Pero si bien la arquitectura y los diseños pueden compartir con la ingeniería las metas técnicas y de «uso», lo hacen a través de una reformulación de las mismas con el fin de alcanzar resultados socio-técnicos, que de esta manera articulan simbología, rituales, creencias, así como determinados sistemas de preferencia referidos al lenguaje, a la comprensión y a la percepción del objeto. Este conjunto de objetivos socio-técnicos constituiría así la «condición específica del diseño», indispensable para traducir y transferir los «útiles» (quizá un deseo protésico colectivo) y su tecnología al ámbito sociocultural. Es decir, el requisito generado por la sociedad para posibilitar la incorporación de las «entidades artificiales», mediante la socialización y la culturización de sus propiedades. Y esta última alcanza el éxito cuando los objetos permiten y facilitan la relación entre las cosas y la gente, y cuando las cosas tienen sentido.

Como ya hemos dicho, el diseño interactúa también en mayor o menor grado con diversas áreas del conocimiento, tales como la sociología, la antropología, la historia, la ética, la estética, la ergonomía, la psicología perceptiva, la ecología, la gestión y las tecnologías. Pero este accionar interdisciplinario va más allá de una gestión coordinadora de factores técnicos y socioculturales, configurando una «disciplina autónoma» en el sistema de las decisiones socio-técnicas ya mencionadas.

En el análisis que hemos realizado hasta aquí, se distinguen tres polos interactivos: técnica, usabilidad y significación. A través de la interacción de estos tres polos que conforman el territorio específico del proyecto, se evidencian además los límites epistémicos del diseño: las ingenierías, si relacionamos técnica y usabilidad; las ciencias sociales, instaladas entre la usabilidad y la significación; y las artes, cuando actúan la técnica y la significación. En este último caso, es conocido que el arte incide de varias maneras en la percepción de la gente sobre el universo de los artefactos, pero su fin es el de plantear los problemas y no el de resolverlos. Es posible que Kant siguiera afirmando que el arte debe ser inútil.

Resulta evidente que el triángulo conformado por las tres variables mencionadas constituye una simplificación, ya que el territorio proyectual incluye, en mayor o menor grado, otras variables como la ética, la economía, el ciclo de vida, la sustentabilidad, la comercialización y la logística, pero sólo a partir de «la técnica, la usabilidad y la significación» es posible definir lo específico del diseño y su posibilidad real de innovar. De innovar con sentido.

Followers:
58
Comments:
2
Votes:
19
Compartir:

2 Comments

Comment
  1. Herbert Simon, The Science of the Artificial, Cambridge, Masachusetts, Londres, The mit Press, 1969.

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 11/03/2006.

Reinaldo Leiro

More articles by Reinaldo Leiro in Spanish

Idioma:
ES
Title:

Cómo será el diseño del siglo XXI

Synopsis:

Las premoniciones rara vez se cumplen, pero revisar la trayectoria y el escenario actual del diseño nos podrá dar lineamientos posibles de su desarrollo futuro.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Investigación de proyecto

Synopsis:

En el ámbito universitario, el proyecto como objeto de investigación no sólo es discutido y difícilmente aceptado por las ciencias de la razón, sino que aun en los espacios académicos del diseño no existe consenso sobre los contenidos y el discurso que deberían caracterizar a la tesis del proyecto.

Share:

You may be interested

Sebastián Charras
Idioma:
ES
Author:

Sebastián Charras

Title:

Carolight

Share:
Interactions:
Votes:
4
Comments:
5
Followers:
1
Kassim Vera
Idioma:
ES
Author:

Kassim Vera

Title:

Retomar el rumbo

Share:
Interactions:
Votes:
18
Comments:
10
Followers:
72
Guillermo Dufranc
Author:

Guillermo Dufranc

Title:

Strategy and Creativity are Part of Design

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
5
Followers:
400
Jorge Luis García Fabela
Idioma:
ES
Author:

Jorge Luis García Fabela

Title:

El diseño gráfico como arte visual

Share:
Interactions:
Votes:
57
Comments:
32
Followers:
120
Ronald Kapaz
Idioma:
ES
Author:

Ronald Kapaz

Title:

Primavera

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
155
Comments:
91
Followers:
32
Hector Torres
Idioma:
ES
Author:

Hector Torres

Title:

Qué es un artefacto

Share:
Interactions:
Votes:
4
Comments:
1
Followers:
3
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

1
Sandra Rubio
Apr 2013

Excelente artículo.

Con el debido cuidado de dar equilibrio a las tres variables: Técnica, usabilidad y significación ya que si nos inclinamos más hacia una sola, la innovación no tendría cabida.

0
Reply
21
Sebastian Urrea Suarez
May 2012

mas que la condición de forma- uso- función, creo que las personas deben ser los ojos por los cuales mira el diseñador al momento de plantear un proyecto, creo que no estamos lejos como diseñadores de plantear una ciencia de diseño fundamentada en las personas y su relación con el entorno y otras personas.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019