Industria vs. Artesanía

Existe la idea generalizada de que el concepto de industria rivaliza con el concepto de artesanía. ¿Es esta una idea correcta, con algún anclaje en la realidad?

Edgar López Jiménez, autor AutorEdgar López Jiménez Seguidores: 43

Ernesto Vidal, editor EdiciónErnesto Vidal Seguidores: 13

Ilustración principal del artículo Industria vs. Artesanía

Hablar de Artesanía en las escuelas de diseño industrial en México suele suscitar opiniones contrapuestas cuando se enfrenta el concepto industrial y tradicional de las instituciones académicas de diseño. Por ese motivo, el diseño artesanal no es un tema que generalmente se incluya en los planes de estudio de las universidades a nivel profesional; no se analiza en profundidad, ni de manera técnica ni de manera teórica, y tampoco suele despertar mucho interés su investigación, porque no comparte los ideales del concepto industrial que persiguen las instituciones educativas.

Existen investigaciones de tesis profesionales de diseño relacionadas al tema artesanal, pero en la vida cotidiana de las universidades, las artesanías generalmente se observan desde la perspectiva de los diseñadores que trabajan tomándolas como referencias para nuevos diseños. Sin embargo, es común que se lleven a cabo conferencias, talleres y cursos extracurriculares para que los estudiantes conozcan experiencias o casos exitosos de diseño artesanal. También se motiva a que los alumnos, por medio de herramientas creativas, realicen nuevas propuestas de mercancías utilizando las técnicas y las herramientas con las que trabajan los artesanos.

En las universidades donde se imparten las carreras de diseño industrial, generalmente se afirma que los alumnos no estudian para ser artesanos sino para ser diseñadores profesionales que deben desarrollar propuestas de objetos por medios repetibles idénticamente, así como también la necesidad de aplicar técnicas y procesos mecanizados y/o automatizados que generan mercancías diferenciadas por medio de colores, decorados prediseñados o acabados similares; pero que a la larga, también son generados y aplicados de forma mecanizada o automatizada.

Bajo ese criterio que conforma el entorno de lo industrial, la academia de diseño generalmente incluye en la categoría de artesanía a las mercancías que los diseñadores producen en tirajes reducidos y bajo procesos de transformación manual o semi-manual, los cuales se califican como la antítesis de lo que se considera industrial. Se torna urgente aclarar la confusión imperante sobre la rivalidad entre lo realizado por la industria y lo hecho por procesos manuales: esa rivalidad sólo existe en el imaginario colectivo de los entornos académicos del diseño.

La definición de «industria» de la RAE1 que la describe como «la destreza para hacer algo». También podemos entender el termino como «el conjunto de operaciones materiales ejecutadas para la obtención, transformación o transporte de uno o varios productos naturales o materias primas en productos semi-elaborados o productos terminados». Esa «obtención, transformación o transporte de materia prima» no se encuentra restringida a su realización con la ayuda de herramientas, maquinaria o moldes. Hacerlo de forma manual también es un proceso industrial. De acuerdo a esta definición, la industria surgió cuando el hombre de la antigüedad comenzó a recolectar y transportar materiales para luego transformarlos en utensilios rudimentarios que le permitieran sobrevivir con mayor comodidad; esos utensilios eran trabajados con las manos o con piedras, huesos, astillas, u otros objetos que sirvieron a modo de herramientas.

No se debe confundir el término industria con «Revolución Industrial», caracterizada por la mecanización, organización y automatización de técnicas y procesos de producción a partir del siglo XVIII, que generó una transformación económica, social y tecnológica, y un cambio en la organización y estilo de vida de la sociedad (en Europa occidental y la América anglosajona). Así, los objetos únicos hechos a mano y los procesos facturados manualmente y de forma rudimentaria, no son ajenos a la categoría de industria. Esos artículos, productos y mercancías producidas una a una de manera manual, así como las artesanías, también son objetos industriales.

Los técnicos que desempeñan un oficio y los artesanos que transforman las materias primas en objetos terminados o semi elaborados, por medio de las manos o con la ayuda de herramientas rudimentarias comparten el título de industriales con los ejecutivos y directores de las grandes trasnacionales productoras y transformadoras. Podríamos decir entonces que la industria incluye al menos dos vertientes:

  1. La industria manufacturera, en la que los productos se elaboran con las manos y con ayuda de algunas herramientas y máquinas impulsadas por energía humana.
  2. La industria automatizada, en la que los productos se elaboran con maquinaria y autómatas alimentados por energía eléctrica y otros combustibles.


Votos:
19

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
  1. Definición tomada de la Real Academia Española (RAE, 2018).

Referencias

  • Guy, Aquiles y Lidia Samar (2007) El diseño industrial en la historia, Córdoba Argentina, Ediciones tec.
  • Salinas, Oscar (1992), Historia del diseño industrial, D.F. México, Trillas.
Código QR de acceso al artículo Industria vs. Artesanía

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 25/04/2019

Descargar PDF

Ilustración principal del artículo Joyería ¿necesidad o lujo?
Joyería ¿necesidad o lujo? Cuando pensamos en objetos superfluos llegan a nuestra mente los objetos de lujo, ¿pero son de verdad artículos que no necesitamos? Seguramente, pero ¿hay algo más detrás de ello?

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo ¿Existe un método para diseñar bien?
FOROALFA ¿Existe un método para diseñar bien? Los años pasan y la discusión sobre el método para diseñar bien no se agota. ¿Hay o no hay unas reglas, normas, o criterios sistematizados que garanticen, a quien los aplique, llegar a soluciones de diseño correctas?
Ilustración principal del artículo ¿Quién es el mejor diseñador?
FOROALFA ¿Quién es el mejor diseñador? Cada uno de nosotros tiene su preferido dentro de la profesión. Es ese diseñador que por la calidad de sus trabajos nos provoca admiración y lo tomamos como ejemplo a seguir. ¿Quién es su diseñador favorito? ¿Por qué?
Ilustración principal del artículo Artesanía y diseño
André Ricard Artesanía y diseño La artesanía no puede limitarse a la reproducción de utensilios y enseres del pasado. Existe un mercado marginal de productos artesanales que precisa ser atendido por el diseño.
Ilustración principal del artículo La eterna e inútil discusión
Joan Costa La eterna e inútil discusión ¿Por qué el diseño no es arte? Para responder a esta pregunta nada mejor que confrontar con los argumentos que suelen esgrimirse en contrario.
Ilustración principal del artículo Cosas de diseñadores
Joan Costa Cosas de diseñadores La palabra «diseño» se ha convertido en todoterreno. Significa al mismo tiempo, lo bueno y lo malo, lo útil, lo inútil y lo fútil, lo mejor y lo peor. La prensa internacional de los días 3, 4 y 5 de Septiembre ha avivado el asunto.

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo